Venta del cuidado de piel de Life Extension

Asma

Causas, disparadores, y factores de riesgo

Alergias y sensibilidades. Las alergias son la base de muchas cajas de asma. Una alergia es una inmunorespuesta inadecuada contra un compuesto inofensivo. Una amplia variedad de alergénicos ambientales pueden causar un ataque de asma (joven 2011), incluyendo las alergias alimentarias (Wang 2011).

Para los cuyo asma se asocie a las alergias ambientales, inmunoterapia (e.g., “tiros de la alergia” o inmunoterapia sublingual) puede ayudar a prevenir las exacerbaciones (Abramson 2003; Morris 2012, Fujimura 2012).

En el caso de sensibilidades de la comida, la investigación experimental sugiere eso crónico, las reacciones inflamatorias de bajo nivel accionadas por una inmunorespuesta a las partículas de la comida pueden fijar la etapa para la inflamación de la vía aérea (Lee 2011; Shakib 1986). Ésos con asma serían sabios de probar para ver si están produciendo niveles de los anticuerpos de IgG hacia algunas comidas particulares. Un ciertas pruebas sugieren que la prueba del anticuerpo de IgG pueda detectar las reacciones inmunes menos severas que una alergia pública, pero que no obstante puede accionar la inflamación (Lee 2011; Shakib 1986; Oehling 1984).

Más información sobre el papel de alergias y sensibilidades en accionar reacciones inflamatorias en el cuerpo está disponible en el protocolo de las alergias.

Humo de tabaco. Los estudios han mostrado constantemente una relación entre fumar y asma. El fumar también se relaciona con el control disminuido del asma, un riesgo más alto de los ataques de asma, y la muerte. Las mejoras en síntomas de la función pulmonar y del asma se han observado entre las que abandonaron el fumar (Stapleton 2011).

Exposición profesional. Los empleos asociados comúnmente a asma incluyen carpintería, la fabricación detergente, algunas profesiones de la atención sanitaria, y la hornada (salud 2011 de PubMed; Bakerly 2008; Vandenplas 2011).

Infecciones. Una variedad de infecciones virales comunes adquiridas durante infancia y niñez temprana aparecen aumentar el riesgo de niñez que jadea los episodios que pueden llevar eventual al asma (Lemanske 2010). En cambio, otras pruebas sugieren que la exposición de la niñez a los patógeno microbianos y a los péptidos extranjeros pueda proteger contra el desarrollo del asma de la niñez – una teoría conocida como la hipótesis de la higiene (lobreguez 2011; Mannie 2010).

Medicaciones. Ciertas medicaciones, incluyendo las drogas antiinflamatorias no-esteroidales (NSAIDs) y los Ace-inhibidores, pueden accionar un ataque de asma en algunas personas (Sanfiorenzo 2011).

Ejercicio.El ejercicio puede accionar exacerbaciones del asma, así que la gente con asma debe ejercitar con cautela (las instrucciones de NHLBI).

Otras dolencias asociadas comúnmente a asma incluyen rinitis crónica, sinusitis crónica/rhinosinusitis, la enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD), el apnea de sueño obstructor, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD), desordenes, obesidad, la depresión, y la ansiedad hormonales. La tensión se ha asociado a asma también (Yonas 2012). Estas condiciones pueden compartir algunos mecanismos patofisiológicos con asma y pueden influenciar su expresión. Las enfermedades asociadas pueden también influenciar cómo un paciente con asma responde al tratamiento. Asimismo, la condición asmática y los procesos inflamatorios en asma pueden influenciar cómo estas condiciones asociadas se convierten o progresan en un cierto plazo (Boulet 2011; Cazzola 2011).