Venta del cuidado de piel de Life Extension

Síndrome agitado de las piernas

Intervenciones alimenticias apuntadas

Hierro. Debido al vínculo supuesto entre la deficiencia de hierro o el metabolismo de hierro alterado en el cerebro y a RLS (Conner 2008), uno de los tratamientos alternativos mas comunes para RLS es la suplementación del hierro (Trotti 2009).

Las diversas rutas para la suplementación del hierro se han estudiado como tratamiento para RLS. La suplementación oral del hierro se ha encontrado para mejorar perceptiblemente RLS en pacientes con los niveles bajo-normales de hierro en su sangre (Wang 2009). Sin embargo, es confuso si los suplementos orales del hierro están como eficaces para los pacientes sin muestras de la deficiencia de hierro (Davis 2000). La suplementación oral del hierro es también beneficiosa para tratar RLS en los ancianos, particularmente ésos con los niveles bajos del hierro (O'Keeffe 1994). La suplementación intravenosa del hierro bajo la forma de dextrano del hierro también se ha encontrado para reducir perceptiblemente los síntomas de RLS (Sloand 2004; Earley 2004). Aunque el hierro intravenoso pueda ser más eficaz que la suplementación oral del hierro, puede causar complicaciones severas incluyendo la anafilasis (Silverstein 2004). Es importante observar que solamente ésos con una sangre prueba-verificaron que deficiencia de hierro tomara el hierro suplemental. La ingestión de exceso del hierro se ha ligado al cáncer, a la ateroesclerosis y a otras enfermedades degenerativas.

Folato. Las deficiencias del folato pueden también desempeñar un papel en el desarrollo de RLS. El embarazo precipita a menudo muestras de RLS (Manconi 2004) y los niveles del folato son de importancia suprema durante el embarazo para el desarrollo fetal sano. Los investigadores también han encontrado que las mujeres embarazadas con los niveles bajos del folato son más probables desarrollar RLS (Lee 2004), mientras que las mujeres que toman las vitaminas durante embarazo son menos probables desarrollar RLS (Tunc 2007). Los niveles bajos del folato pueden también desempeñar un papel en los pacientes no embarazadas de RLS (Patrick 2007). Más viejos estudios han encontrado que la suplementación del ácido fólico puede ayudar a tratar ciertos paresthesias y otros desordenes del sistema nervioso periférico también (Botez 1976 y 1977).

Magnesio. Los niveles bajos del magnesio pueden hacer las neuronas excitarse más fácilmente, así afectando a la situación mental de una persona. Como consecuencia, los suplementos del magnesio son de uso frecuente estabilizar las membranas neuronales y prevenir actividad anormal en el sistema nervioso (Trenkwalder 2008). La suplementación del magnesio se ha estudiado como tratamiento para RLS. Un estudio de caso encontró que los suplementos del magnesio podían aliviar síntomas de RLS y mejorar el sueño (Hornyak 1998). Una forma nueva de magnesio – magnesio-l-threonate – puede ser aún más eficaz para RLS porque puede mejor acceder al sistema nervioso central (Slutsky 2010). Sin embargo, el impacto del magnesio-L-THREONATe en RLS tiene todavía ser validado clínico.

Diosmin. El vínculo entre la enfermedad venosa crónica y RLS secundario es establecido (véase arriba) (McDonagh 2007). Aunque pueda ser difícil tratar problemas venosos crónicos, una terapia que ha ganado la ayuda es diosmin.

Diosmin es un venotonic natural que apoya la función venosa, de tal modo previniendo o invirtiendo algunos de los cambios de la enfermedad venosa crónica. Utilizado e investigado extensivamente en Europa, el diosmin micronizado se ha introducido a los Estados Unidos y se ha demostrado recientemente ser un tratamiento eficaz para la enfermedad venosa crónica (Carpentier 1998; Maksimovic 2008). Aunque la eficacia del diosmin para tratar RLS no se haya probado, sigue siendo un tratamiento posible prometedor.

Extracto verde del café. La diabetes es un factor de riesgo bien conocido para RLS secundario. Sin embargo, apreciado menos es que la pre-diabeteselevaciones subclínicas en azúcar de sangre – puede también causar RLS mientras que permanece debajo del radar de diagnóstico de la mayoría de los médicos (Gemignani 2007; Bosco 2009).

Los temas de examen de un estudio con metabolismo empeorado de la glucosa desenterraron un riesgo perceptiblemente creciente de RLS en esta población. RLS afectó al 41% de ésos con pre-diabetes, mientras que el solamente 18% de ésos con tolerancia sana de la glucosa experimentaron la condición (Bosco 2009).

El metabolismo sano de la glucosa que mantiene, incluso para ésos no diagnosticado con diabetes, puede ser útil en RLS. Incluso el azúcar de sangre levemente elevado puede dañar las células nerviosas delicadas y contribuir a las sensaciones desagradables llamadas los paresthesias (Yagihashi 2007). Las pruebas sugieren que un extracto de los granos de café verdes, que contiene un antioxidante potente llamado ácido chlorogenic, pueda apoyar el metabolismo sano de la glucosa (Vinson 2012).

Life Extension sugiere que todos los individuos del envejecimiento se esfuercen mantener niveles de la glucosa en sangre entre 70 y 85 mg/dL para la salud óptima. El extracto verde del café, con el contenido mínimo del cafeína, representa una herramienta potente para ésos que apuntan mantener niveles de azúcar de sangre sanos. Puede también ayudar a las elevaciones de la glucosa del control, que se han asociado a RLS. Sin embargo, esta teoría tiene todavía ser probada en ensayos clínicos.

Raíz de la valeriana. Often utilizado como sedativo herbario, raíz de la valeriana ha mostrado promesa en la reducción de la severidad del síntoma de RLS. En un ensayo clínico de ocho semanas, la suplementación con el magnesio 800 de la raíz de la valeriana dio lugar diariamente a mejoras en la somnolencia diurna y los síntomas de RLS (Cuellar 2009). Los datos adicionales también apoyan la eficacia de la raíz de la valeriana en tratar insomnio en las mujeres posmenopáusicas (Taavoni 2011).

Terapias alternativas experimentales

Otras intervenciones menos establecidas también se están explorando para el tratamiento de RLS, incluyendo:

  • D-ribosa. la D-ribosa es un carbohidrato natural que es esencial para el cuerpo. Puede disminuir los síntomas de RLS cuando está tomado diariamente (Shecterle 2008).
  • Vitaminas C y E. En un ensayo clínico entre pacientes de diálisis con RLS, la suplementación con las vitaminas C y E mejoraron perceptiblemente los síntomas de RLS (Sagheb 2012).
  • Luz del infrarrojo cercano. Otro tratamiento de RLS que ha mostrado promesa está exponiendo las piernas a la luz del infrarrojo cercano para varias sesiones durante una semana. Este tratamiento puede afectar a los vasos sanguíneos de la pierna de una manera que alivie los síntomas de RLS (Mitchell 2011; Mitchell 2010).