Liquidación de la primavera de Life Extension

Neuropatía (diabética)

Diagnosis y tratamiento

Diagnosis

La diagnosis de la neuropatía diabética se basa típicamente en la presencia de síntomas así como de hallazgos característicos en un examen físico (Feldman 2012c; Cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes; Morales-Vidal 2012). Un cuestionario llamó el instrumento de la investigación de la neuropatía de Michigan o MNSI que pide “sí” o “no” las preguntas sobre síntomas comunes de la neuropatía diabética, tales como entumecimiento más bajo de la extremidad, dolor, la sensibilidad, la sequedad, la debilidad, la dificultad que camina, y la pérdida de sensación de la temperatura es de uso frecuente ayudar a identificar síntomas de la neuropatía diabética (Edwards 2008; Feldman 1994). Sin embargo, la presencia de síntomas clínicos solamente no es el indicador más confiable de la neuropatía diabética (Inglaterra 2005). Como consecuencia, estos síntomas se deben correlacionar con un examen físico enfocado que busque muestras de un déficit neurológico.

Los hallazgos comunes del examen físico indicativos de la neuropatía diabética incluyen la presencia de piel seca, las úlceras o las infecciones en la sensación disminuida/ausente de los pies, de vibración en el dedo gordo, y los reflejos reducidos o ausentes del tobillo (Feldman 1994; Inglaterra 2005; Feldman 2012c; Tesfaye 2010; Edwards 2008; Meijer 2005). Otras muestras que pueden ser observadas son sensación disminuida en los pies para fijar pinchazos, debilidad muscular/el perder, y sensibilidad disminuida a la temperatura (Feldman 2012c). La información adicional puede ser obtenida realizando estudios o los electromyograms de la conducción del nervio en el pie, que son las técnicas que miden la actividad de nervios; los resultados anormales en estas pruebas sugieren la presencia de neuropatía diabética (cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes; Asociación americana 2012 de la diabetes; Inglaterra 2005).

Las muestras de la neuropatía diabética autonómica se pueden también diagnosticar en un examen físico. Los efectos de la neuropatía diabética sobre los nervios que gobiernan la circulación pueden ser medidos comprobando la variabilidad del ritmo cardíaco sobre el esfuerzo y comprobando los cambios de la presión arterial debido a los cambios en la posición de cuerpo, también conocida como presión arterial ortostática (Morales-Vidal 2012; Tesfaye 2010; Edwards 2008).

Tratamiento

Uno de los apoyos principales del tratamiento de la neuropatía diabética, y la estrategia más importante para prevenirlo, es control mejorado de la glucosa en sangre (Callaghan 2012a; Edwards 2008; Feldman 2013; Cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes; Topiwala 2012). Los tratamientos farmacológicos para los neuropathies diabéticos pueden centrarse en el mecanismo subyacente o intentar aliviar los síntomas; muchas terapias convencionales entran en el segundo grupo (Edwards 2008).

La neuropatía diabética dolorosa se trata típicamente usando una variedad de diversas medicaciones. Pregabalin (Lyrica®), un anticonvulsivo, es a menudo el primer tratamiento intentado (Topiwala 2012). Los efectos secundarios comunes incluyen vértigos, vértigo, la visión borrosa, la sedación, y problemas con la coordinación (Feldman 2013). Otra medicación que ha sido aprobada por Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento del dolor neuropático diabético es duloxetine (Cymbalta®), un inhibidor del reuptake de la serotonina-noradrenalina (cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes; Ziegler 2009). Los mecanismos por los cuales el duloxetine alivia dolor son confusos, pero bloqueo de los canales neuronales del sodio están probablemente implicados (Wang 2010). Los efectos secundarios mas comunes del duloxetine son náusea, vértigos, somnolencia, boca seca, estreñimiento, y apetito disminuido (Ziegler 2009). Otras medicaciones que, mientras que están autorizadas no específicamente para el tratamiento de la neuropatía diabética, son de uso general incluyen el bupropion (Wellbutrin®), el paroxetine (Paxil®), el amitriptyline (Elavil®), el doxepin (Sinequan®), el venlafaxine (Effexor®), y el citalopram (Celexa®) (cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes; Ziegler 2009; Topiwala 2012; Feldman 2013). Aunque estas medicaciones sean todos los antidepresivos, pueden proporcionar alivio a ésos que sufren de la neuropatía diabética incluso en ausencia de la depresión (cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes).

Las medicaciones usadas para tratar asimientos, tales como gabapentin (Neurontin®), un análogo de GABA, pueden también ayudar a aliviar dolor neuropático diabético en algunos casos (Ziegler 2009). Los mecanismos por los cuales el gabapentin alivia dolor no han estado bien definidos (Tanabe 2008). Las medicaciones del opiáceo, tales como tramadol y oxycodone, pueden también proporcionar el alivio del dolor eficaz (cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes; Ziegler 2009; Topiwala 2012; Feldman 2013).

Los tratamientos convencionales se pueden también utilizar para ayudar con las otras complicaciones de la neuropatía diabética. Por ejemplo, la gente que sufre de vaciar gástrico retrasado puede llevar la eritromicina (Eryc®) y el metoclopramide (Reglan®) la digestión de la velocidad (cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes). La disfunción eréctil se puede tratar usando el sildenafil (Viagra®), el tadalfil (Cialis®), y el vardenafil (Levitra®) (cámara de compensación nacional 2009 de la información de la diabetes; Topiwala 2012).