Venta del cuidado de piel de Life Extension

Neuropatía (diabética)

Mecanismos implicados en el desarrollo de la neuropatía diabética

El desarrollo y la progresión de la neuropatía diabética es complejos. Hay varios mecanismos metabólicos, vasculares, y hormonales implicados (Feldman 2012b).

Glycation

Un factor clave implicado en el desarrollo y la progresión de la neuropatía diabética es glycation creciente, un proceso en el cual la glucosa y otros azúcares obren recíprocamente con las proteínas. Glycation hace las proteínas en el cuerpo llegar a ser disfuncionales. Las moléculas disfuncionales creadas por el glycation se llaman los productos finales avanzados del glycation (edades) (Sugiyama 1996; Ahmed 2007; Sugimoto 2008).

Porque la gente con diabetes ha elevado niveles de la glucosa en sangre, ella generalmente también tiene niveles más altos de edades. Estos productos finales del glycation tienen la capacidad de destruir las células o de interrumpir la función en muchos tejidos, incluyendo los nervios (Brownlee 2001; Feldman 2012b; Morales-Vidal 2012). El daño hecho a los nervios por el glycation ocurre vía dos diversos mecanismos. Primero, el glycation de las proteínas del nervio inhibe su función, que afecta directamente a actividad del nervio. En segundo lugar, las edades pueden atar a las superficies de las células nerviosas y accionar una respuesta inflamatoria, más futuras dañando las neuronas (Vincent 2011). Los niveles crecientes de especies reactivas del oxígeno también contribuyen a la formación de edades (Brownlee 2001).

Inflamación

La inflamación también desempeña un papel crítico en neuropatía diabética, como gente con tipo 1 y el tipo - la diabetes 2 tiene niveles más altos de factor-alfa C-reactiva de la proteína y de la necrosis del tumor (TNF-α), que son dos sustancias químicas implicadas en la respuesta inflamatoria. Niveles más altos de TNF-α se asocian a la neuropatía diabética (Edwards 2008; Gonzalez-Clemente 2005). Todas estas diversas sustancias químicas favorable-inflamatorias llevan a la presencia de un mayor número de células inmunes, llamada los macrófagos, alrededor de los nervios. Estos macrófagos contribuyen a la neuropatía por varios mecanismos, incluyendo la producción de especies reactivas y de enzimas del oxígeno que analicen el myelin, que es una proteína que forma una capa protectora alrededor de los nervios (Edwards 2008).

Disfunción vascular

Los niveles elevados de la glucosa en sangre también causan la disfunción vascular, llevando a los problemas circulatorios. Los altos niveles de la glucosa activan una proteína llamada la cinasa de proteína C, que acciona la constricción de los vasos sanguíneos; estos vasos sanguíneos estrechos llevan al flujo de sangre reducido a las neuronas (Evcimen 2007; Brownlee 2001; Feldman 2012b). Los vasos sanguíneos también son dañados por las edades, flujo de sangre de interrupción adicional (Ahmed 2005; Halushka 2009). Este flujo de sangre empeorado a las neuronas las priva del oxígeno, también conocido como isquemia. La privación del oxígeno puede dañar y destruir las neuronas. 

Tipos de neuropatía diabética

Hay tipos múltiples de neuropatía diabética. La forma más común, neuropatía periférica, tiende a afectar a los nervios sensoriales, y puede causar dolor o la falta de sensación. Una segunda forma es la neuropatía autonómica, en la cual se dañan los nervios que gobiernan muchas funciones corporales involuntarias, tales como digestión, transpiración, el ritmo cardíaco, y el control de la presión arterial. La neuropatía próxima (también conocida como amyotrophy neurophagy o diabético sacrolumbar del radioplexus) afecta a la parte inferior del cuerpo y puede causar dolor y la debilidad, generalmente en los muslos, las caderas, o las nalgas. Neuropatía focal e influencia mononeuropathy un nervio específico que causa la debilidad y/o dolor al área suministrada por ese nervio o muestras y síntomas que son característicos para el nervio afectado (Callaghan 2012b; Tesfaye 2010; Asociación americana 2013 de la diabetes; Manual de Merck 2013).

La neuropatía periférica es la forma más común de neuropatía diabética y del mejor caracterizado. La neuropatía periférica afecta típicamente a las manos y a los pies primero, como éstas son las áreas con los nervios periféricos más largos, seguidos por las piernas y los brazos (Callaghan 2012a; Edwards 2008; Mayo Clinic 2012; Morales-Vidal 2012). La neuropatía puede afectar a los nervios grandes de la fibra, que transmiten la información sobre sensaciones de la poca injerencia y de presión, la vibración, y la posición de cuerpo, así como a las pequeñas fibras, que transmiten la información con respecto el dolor y a la temperatura (Bansal 2006; Vinik 2006). Las pequeñas fibras se afectan más con frecuencia que las fibras grandes (Hsieh 2010).