Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Osteoporosis

Prevención de la osteoporosis y protocolo de tratamiento

Al contrario de convencional medicina reactivo, acercamiento del después--hecho a la osteoporosis, Life Extension recomienda una estrategia completa, integrante para dirigir todas las causas subyacentes y factores de la exacerbación implicados en osteoporosis. Como la mayoría de las condiciones crónicas, la prevención de la osteoporosis es una opción mucho mejor que el tratamiento.

Terapia de reemplazo hormonal de Bioidential

En vista de la importancia del estrógeno, de la progesterona y de la testosterona en la salud del hueso, impulsos de Life Extension sus miembros de obtener regularmente un perfil completo de la hormona. La terapia de reemplazo hormonal convencional (Premarin® y Provera®) proporciona las hormonas que son artificiales al cuerpo humano. Las hormonas del Bioidentical, por otra parte, tienen la misma estructura molecular exacta que las hormonas produjeron naturalmente dentro del cuerpo. Como consecuencia, las hormonas bio-idénticas se utilizan correctamente, y pueden entonces ser metabolizado y ser excretado naturalmente del cuerpo. El uso del bioidentical HRT ha aumentado durante el último varios años mientras que las mujeres han buscado un acercamiento más natural a restablecer el equilibrio hormonal. Son pasados por alto generalmente por la medicina de la corriente principal los hallazgos de la investigación que sugieren que las mujeres pueden beneficiarse más con seguridad de dosis individualizadas de estrógenos y de la progesterona naturales.

El estriol (un tipo de estrógeno del bioidentical), se ha documentado para la densidad cada vez mayor del mineral del hueso. Un estudio japonés que implicaba a 75 mujeres posmenopáusicas encontró que después de 50 semanas del tratamiento con 2 mg/día del estriol cíclico y 800 mg/día del lactato de calcio, las mujeres tenían un aumento en densidad mineral del hueso sin riesgo creciente de hiperplasia endometrial (el crecimiento excesivo uterino que puede preceder el cáncer) (Minaquchi, 1996) del tejido. En un segundo estudio que emanaba de Japón, los investigadores trataron a mujeres posmenopáusicas y mayores con 2 mg/día del estriol y 1.000 mg/día del lactato de calcio contra el lactato de calcio de 1.000 mg/día solamente. Deshuese la densidad mineral creciente perceptiblemente de las mujeres que recibieron estriol, mientras que las mujeres que no tomaron estriol experimentaron una disminución de la densidad mineral del hueso (Nishibe A, 1996).

La investigación similar ha confirmado estos hallazgos. En esta investigación, dieron 25 mujeres posmenopáusicas 2 mg/día del estriol más 2 gramos/día de lactato de calcio, o 2 gramos/día de lactato de calcio solamente por un año. La densidad mineral del hueso fue reducida perceptiblemente en el grupo que recibió el calcio solamente (sin estriol). En cambio, el grupo que recibió estriol más el calcio experimentó un aumento 1,66% en densidad mineral del hueso después de un año. Además, disminuyeron a los marcadores bioquímicos de la resorción del hueso perceptiblemente en el grupo del estriol. “Estos datos indican que la aceleración del volumen de ventas del hueso generalmente observada después de que la menopausia fuera prevenida por el tratamiento con E3 [estriol],” los autores de este estudio observaron (Nozaki, 1996).

Un estudio 2009 comparó los efectos del reemplazo convencional de la hormona (los estrógenos y medroxyprogesterone equinos conjugados) al del estriol en 34 mujeres posmenopáusicas. Después de un año de tratamiento, deshuese la densidad mineral así como los lípidos fueron medidos. En ambos grupos deshuese la densidad mineral mostró la mejora sin embargo, las mujeres que toman HRT convencional tenía un aumento en triglicéridos que no fue considerado en las mujeres que tomaban estriol del bioidentical. Los autores concluyeron que el estriol pudo ser una alternativa eficaz a HRT convencional (Kika, 2009).

Dado el grado de pruebas, la maduración de mujeres debe entender que reemplazo de la hormona del bioidentical, cuando está prescrita apropiadamente, las ofertas una alternativa al reemplazo convencional de la hormona para ayudar a aliviar síntomas menopáusicos y a optimizar densidad del hueso, y que acumulando pruebas sugiere que el reemplazo de la hormona del bioidentical aparece ofrecer ventajas sobre terapia de reemplazo hormonal convencional.

El equilibrio hormonal es crítico para mantener metabolismo óptimo del hueso y salud total. Además de restaurar el estrógeno, la testosterona, y los niveles a las gamas jóvenes, niveles de la progesterona de DHEA deben también ser mantenidos. DHEA es una hormona que es activa en el cuerpo; también sirve como precursor a la testosterona y al estrógeno. De hecho, un ciertas pruebas sugieren que la suplementación de DHEA pueda apoyar salud del hueso en las mujeres del envejecimiento (Weiss 2009; von Muhlen 2008).

Nota: Para más información sobre el reemplazo de la hormona del bioidentical, vea por favor el protocolo femenino de la restauración de la hormona.

Isoflavonas

Los isoflavonas, derivados principalmente de las sojas, químicamente se asemejan al estrógeno; como consecuencia se refieren a menudo como los phytoestrogens – literalmente, los estrógenos de la planta (Morabito 2002). Después de las cuestiones de seguridad preocupantes asociadas al riesgo de cáncer creciente demostración de la iniciativa de la salud de las mujeres en mujeres en la terapia de reemplazo hormonal sintética (HRT), ha habido interés dramáticamente creciente en phytoestrogens como alternativa.

Los isoflavonas primarios de la soja (en orden de abundancia) son genistein, daidzein, y glycitein; los tres han confirmado los efectos phytoestrogenic (Anderson 1999). Genistein y el daidzein se han mostrado en los estudios animales y del ser humano para contribuir a la mineralización del hueso y a la fuerza crecientes del hueso, mientras que reduce la resorción del hueso (Harkness 2004, Newton 2006, tejedor 2009, Sehmisch 2010). Un estudio 2002 mostró que la suplementación del genistein (54 mg/día) redujo a los marcadores urinarios del volumen de ventas del hueso en una moda similar a HRT convencional (Morabito 2002). El mismo estudio demostrado aumentó a los marcadores del suero de la formación de proteínas del hueso en beneficiarios del genistein; Niveles disminuidos realmente mostrados de los beneficiarios de HRT de esas proteínas. Y los estudios animales muestran que el genistein reduce la resorción del hueso por un mecanismo diferente de las drogas y del estrógeno (Lee 2004) del bisphosphonate. Finalmente, los isoflavonas del phytoestrogen tienen efecto antiinflamatorio sustancial, añadiendo a su capacidad de romper la cadena de los eventos que contribuyen a la osteoporosis (Ji 2011).

Las inquietudes se han despertado por los efectos posibles de phytoestrogens sobre riesgo del cáncer de seno, dados su semejanza bioquímica al estrógeno (Marini 2008). Los estudios del largo plazo, sin embargo, no han demostrado ningún riesgo creciente de cáncer o de cambios precancerosos en las mujeres que tomaban 54 mg/día del genistein (Marini 2008). De hecho, el “consumo de genistein en la dieta se ha ligado a los índices disminuidos de cáncer metastático en varios estudios sobre la base de la población. Las investigaciones extensas se han realizado para determinar los mecanismos moleculares que eran la base de la actividad antimetastatic de los genistein, con los resultados indicando que esta pequeña molécula tiene actividad inhibitoria significativa en casi cada paso de la cascada metastática“(Pavese 2010).

Una dosis diaria del isoflavona del total del magnesio cerca de 54-110 para prevenir la pérdida de contenido mineral del hueso y reducir a los marcadores de la resorción del hueso aparece razonable basado sobre la literatura (Uesugi 2002, Harkness 2004, Atteritano 2009).

Vitamina K

La vitamina K regula varios procesos bioquímicos que requieran el equilibrio exquisito funcionar normalmente, incluyendo la coagulación de sangre, la mineralización del hueso y la salud vascular. Con la promesa diversa de los asimientos de la vitamina K de las acciones en la ayuda prevenir y manejar algunas de las condiciones que lisiaban lo más se asoció a edad de avance, incluyendo osteoporosis, enfermedad de la arteria coronaria, y coágulos de sangre.

La vitamina K es un cofactor esencial para construir la matriz de la proteína que atrapa cristales del calcio en el hueso (Sogabe 2011, Rejnmark 2006). Como la vitamina D, la vitamina K es también esencial para prevenir la acumulación del calcio en las paredes arteriales (Okura 2010). La gente con los niveles inferiores de la vitamina K está en el riesgo creciente para la calcificación de las arterias importantes (Okura 2010). La vitamina K también reduce la actividad de las células del hueso-resorbing disminuyendo niveles de complejos de regulación de la inflamación (Morishita 2008). La situación de la vitamina K y el uso bajos warfarin-como de los anticoagulantes (que ponen la acción en contra de la vitamina K minando un proceso llamado carboxilación) se asocian a la densidad mineral y al riesgo creciente de la fractura (Rezaieyazdi 2009, Binkley 2009) del hueso bajo. La suplementación de la vitamina K2 (1.500 magnetocardiogramas/día) se ha mostrado para acelerar la formación de proteínas del hueso apropiado (Koitaya 2009).

La vitamina K viene en dos formularios principales, K1 (phylloquinone), y K2 (menatetrenone, o M4). La vitamina K2 se ha mostrado a la salud del hueso de la ayuda cuando está utilizada como suplemento en los seres humanos (Binkley 2009, Bunyaratavej 2009, Sato 2002).

La suplementación de la vitamina K2 reduce la cantidad de proteína de circulación del hueso, una medida de formación inadecuada del hueso (Yasui 2006, Shiraki 2009). La suplementación también aumenta fuerza del contenido mineral del hueso y del hueso en muchos diversos sitios del cuerpo, aunque las exploraciones de DEXA puedan o no puedan mostrar la mejora en la densidad mineral del hueso (Knapen 2007). La suplementación K2 añadida a la medicación del bisphosphonate trae ventaja adicional a la densidad mineral y a la proteína del hueso (Hirao 2008) del hueso.

Algunos individuos con la osteoporosis que puede beneficiarse de la suplementación con la vitamina K también está tomando warfarin, y así que evitan la vitamina K porque se refieren que puede ser que interfiera con su terapia del anticoagulante. Sin embargo, la vitamina K (de la bajo-dosis magnetocardiograma 100 diario) se ha mostrado para ayudar a estabilizar la INR (tiempo de coagulación) de pacientes en terapia del anticoagulante en un pequeño ensayo (Reese 2005). De hecho, la investigación emeregente sugiere que algo los efectos beneficiosos de la vitamina K2 para promover densidad mineral del hueso pueda estar totalmente sin relación a la carboxilación K-dependiente de la vitamina, y resistente a los efectos antagónicos del warfarin (Atkins 2009; Rubinacci 2009). Los individuos en terapia del anticoagulante que están interesados en el complemento con la vitamina K deben discutir la vitamina K de la bajo-dosis con sus médicos.

Vitamina D

Junto con el calcio, la vitamina D es el alimento que la mayoría de la gente reconoce como importante para la salud del hueso (Holick 2007). Pero, incluso hoy, pocas personas entienden las maneras potentes y complejas que la vitamina D actúa para promover no sólo salud del hueso, pero la manera el cuerpo entero maneja el calcio, de las maneras sanas e indeseables (Holick 2007). La vitamina D acciona la absorción del calcio del intestino y deposición del calcio en hueso — y también retiro del calcio de las paredes del vaso sanguíneo. Inversamente, la toma escasa de la vitamina D da lugar al agotamiento del calcio de los huesos — y deposición creciente del calcio en paredes arteriales, contribuyendo a la ateroesclerosis (Celik 2010, Tremollieres 2010).

La deficiencia de la vitamina D (o la escasez) también causa la debilidad muscular y los déficits neurológicos, aumentando el riesgo de caer, que por supuesto todavía hace fracturas más probablemente (Bischoff-Ferrari 2009, Pfeifer 2009, Janssen 2010). La dosis de la vitamina D requerida para alcanzar el neuroprotective y otra los efectos relacionados no-hueso son substancialmente más altas que ésas requeridas simplemente para alcanzar la buena absorción del calcio (Bischoff-Ferrari 2007).

Una medida validada de situación de cuerpo entero de la vitamina D en sangre es la vitamina hidroxi D del suero 25 (también conocida como 25 (OH) D, o calcidiol). Observe que esta medida está divulgada en dos diversas unidades, nmol/L y ng/mL, así que es vital comprobar cuál fijó de unidades que un laboratorio está utilizando. La deficiencia de la vitamina D se define como nivel del suero 25 (OH) D de menos de 50 nmol/L, o de menos de 20 ng/mL. Los expertos recomiendan un de alto nivel de 75 nmol/L, o 30 ng/mL (Bischoff-Ferrari 2007, 2009). Para obtener las muchas subsidios por enfermedad de la vitamina D, la prueba científica actual sugiere que un umbral mínimo de la blanco para la salud óptima está sobre 50 ng/ml o 125 nmol/L (Aloia 2008, Dawson-Hughes 2005, Heaney 2008).

La dosis óptima de la vitamina D se ha discutido caliente estos últimos años. Más de 13.000 miembros de Extension® de la vida han hecho su nivel de la vitamina D comprobar. Los resultados de estas pruebas proporcionan la información importante sobre niveles de sangre alcanzados de la vitamina D en un grupo grande de individuos dedicados, salud-enfocados. Dosificación de la vitamina D de hasta 5000 a 8000 IU por día se pueden requerir para alcanzar un nivel de blanco mínimo para la salud óptima en los individuos del envejecimiento (Faloon 2010).

Un nuevo estudio en el diario que la investigación anticáncer repitió la recomendación de Life Extension, observando que las tomas tradicionales de la vitamina esencial apenas no son bastantes (guirnalda 2011), “nosotros encontró que las tomas diarias de la vitamina D de los adultos en el rango de 4.000 a 8.000 IU [unidades internacionales] son necesarias mantener niveles de sangre de metabilitos de la vitamina D en la gama necesaria para reducir por alrededor mitad del riesgo de varias enfermedades -- cáncer de seno, cáncer de colon, esclerosis múltiple y diabetes del tipo 1,” dijo al autor en una nota de prensa sobre sus hallazgos.

Calcio

El calcio es el mineral predominante en hueso, y los cristales de los compuestos del calcio dan a hueso su dureza y fuerza. La mayoría de los americanos no resuelven la toma adecuada diaria para el calcio, así que la suplementación se recomienda generalmente (Straub 2007). La suplementación del calcio también suprime la resorción del hueso, cambios osteoporotic de la lucha adicional (Ortolani 2003). Los ensayos grandes de la suplementación del calcio, con y sin la vitamina D, han mostrado resultados variados en la prevención de osteoporosis, pero un examen más cercano de esos estudios ha revelado que muchos de los pacientes que no consiguieron ninguna ventaja no tomaron los suplementos regularmente (los labios 2009, Nordin 2009, Spangler 2011).

Los individuos que están en de alto riesgo o que se han diagnosticado con osteoporosis pueden necesitar consumir hasta 1.200 mg/día. Los suplementos del calcio están disponibles en muchas formas. Para la absorción y la conveniencia óptimas de la dosificación, utilice una combinación de malato dicálcico (DimaCal®), del quelato del glycinate del calcio (TRAACS®), y de fructoborate del calcio. El citrato del calcio es también una forma soluble en agua, y se puede tomar en cualquier momento; es el suplemento de la opción para la gente con la secreción ácida gástrica suprimida, tal como ésos que toman los antiacidos y los inhibidores de la bomba del protón (Straub 2007).

Estroncio

El estroncio es químicamente relacionado con el calcio, y es tomado por las células de hueso en una moda idéntica (Fonseca 2008, Hamdy 2009). El ranelate del estroncio, aprobado en Europa para la osteoporosis posmenopáusica (Przedlacki 2011), es la primera medicina osteoporotic anti que tiene bimodal formación del hueso de la acción, simultáneamente del aumento y resorción de disminución del hueso, así reequilibrando la formación del volumen de ventas del hueso (Delannoy 2002, Fonseca 2008, Cesareo 2010). El diario del ranelate 2g del estroncio se ha estudiado bien en mujeres posmenopáusicas con la osteoporosis (meunier 2004; Reginster 2005; Reginster 2008), las reducciones significativas del hasta 43% en el riesgo de fracturas de la cadera fueron observadas durante cinco años (Reginster 2008).

El ranelate del estroncio tiene menos efectos secundarios gastrointestinales que los bisphosphonates (Fisch 2006). Un estudio reunido de la fase 3 observó un riesgo levemente creciente de coágulo de sangre (Cortet 2011), por lo tanto de agentes antitrombóticos como la bajo-dosis aspirin, aceite de pescado, y envejeció el extracto del ajo debe ser tomado diariamente si el estroncio se está utilizando para reconstruir Massachusetts del hueso. Ésos en el anticoagulante o la terapia antiplaquetaria deben alertar a su doctor si están utilizando el estroncio. Un informe reciente asoció el estroncio a una forma de reacción de la droga con la avería de piel severa (Le Merlouette 2011).

El ranelate del estroncio tiene todavía ser aprobado por el FDA en los Estados Unidos, no obstante varias sales del estroncio tales como estroncio tratan con citrato o carbonato del estroncio está disponible como suplementos dietéticos, proporcionando cerca del contenido recomendado del elemento del estroncio del ranelate del estroncio. Pocos datos clínicos existen para sugerir que otras sales del estroncio tendrán los mismos efectos. A pesar de la falta de pruebas clínicas, otras sales del estroncio suplemental se teorizan para promover salud del hueso puesto que el catión (elemento del estroncio) es responsable del efecto farmacológico del ranelate del estroncio (Takaoka 2010).

Digno de mención, el estroncio no es un mineral esencial (no tiene ninguna función fisiológica sabida en cuerpo humano), estroncio dietético se estima en 2-4 mg/día de las verduras y de los granos (Nielsen 2004), y el contenido estimado del estroncio del entero-cuerpo de un ser humano medio (70 kilogramos) es 320mg (Emsley 1998). Además, la absorción de un estroncio más pesado en lugar del calcio en matriz del hueso da lugar a un aumento falso en densidad del hueso según lo evaluado por la exploración de DEXA, haciendo la continuación adicional de densidad del hueso por DEXA más dura interpretar (Reginster 2005). Por lo tanto, los suplementos farmacológicos del estroncio de la dosis deben ser reservados para ésos con la pérdida significativa de densidad del hueso, y ésos en el estroncio suplemental deben alertar a sus médicos antes de una prueba de la densidad del hueso (Nielsen 1999, Reginster 2005).

Magnesio

El magnesio es un microalimento importante que regula transporte activo del calcio en seres humanos, y es por lo tanto importante en la salud del hueso (Aydin 2010). Más viejos adultos tienden a ser magnesio deficiente debido a la ingestión dietética y la absorción disminuidas juntados con las pérdidas urinarias crecientes (Barbagallo 2009). Los niveles de hormona crónico elevados de tensión también contribuyen a los niveles deprimidos del magnesio (Barbagallo 2009). Juntos estos efectos conspiran dañar salud del hueso.

La suplementación del magnesio en animal y estudios humanos reduce el volumen de ventas del hueso, tendiendo a favorecer la formación del hueso sobre la resorción del hueso (Aydin 2010, Aydin 2010).  La mineralización mejorada resultante del hueso contribuye a una reducción en la frecuencia de la fractura (Sojka 1995).

Boro

El boro es un elemento del ultra-rastro que se ha descubierto para ser esencial para la salud del hueso (Volpe 1993). Su efecto primario parece ser sus interacciones con minerales más frecuentes tales como calcio y magnesio, pero también tiene efectos antiinflamatorios independientes que puedan contribuir a su utilidad (Scorei 2011).

En la deficiencia humana del boro de los estudios causada cambia en metabolismo del calcio que se asemeja a los vistos en osteoporosis, y que fueron exacerbadas por el magnesio bajo nivelan (Nielsen 1990). Los estudios animales muestran que la suplementación del boro estimula la formación del hueso e inhibe la resorción del hueso (Xu 2006).

Una dosis diaria del magnesio 3-9 del boro del fructoborate del calcio, un suplemento boro-basado que también tenga acciones antioxidantes y antiinflamatorias, es razonable para la salud del hueso basada sobre la literatura científica (Scorei 2005, Scorei 2011).

Silicona

El silicio es uno de los elementos más abundantes de la corteza de tierra. Tiene pocas funciones biológicas sabidas, pero la silicona (dióxido de silicio) se ha descubierto recientemente para desempeñar un papel importante en la formación y la salud (Li 2010) del hueso. La deficiencia del silicio en animales da lugar a los defectos del hueso (Calomme 2006).

La suplementación con los compuestos orgánicos del silicio, por otra parte, mejora densidad mineral del hueso y previene la pérdida del hueso (Kim 2009, Calomme 2006). Un estudio humano demostró que la adición de silicio orgánico a un régimen del calcio y de la vitamina D3 mejoró la producción de proteínas del hueso (Spector 2008).

Colágeno

Los investigadores ahora están descubriendo la importancia vital del colágeno para alcanzar resistencia a la tensión óptima del hueso. El colágeno, un tipo resistente de molécula de proteína, compone la mayor parte de la estructura del hueso (Ailinger 2005). La matriz esponjosa de las fibras del colágeno y de las sales cristalinas dentro del hueso es crucial a las fuerzas de compresión absorbentes resistir fracturas de tensión, mucho pues las ayudas extensibles de los puentes de acero proporcionan flexibilidad de modo que el puente pueda soportar los vientos de la fuerza del vendaval y la circulación densa.

Los científicos desarrollaron una nueva forma de calcio que ata molecular el colágeno. Esta forma única de quelato del calcio del colágeno se diseña para aumentar la ayuda y el volumen de ventas del colágeno mientras que aumenta la densidad y la fuerza minerales del hueso (datos del hueso de AIDP sobre fichero).

Los científicos en la universidad de Tokio encontraron que la suplementación con el quelato del calcio del colágeno mejoró fuerza del hueso en mayor medida que las mismas cantidades de calcio y de colágeno cualquier determinado por separado o junta pero en una forma no-quelatada. Las mejoras específicas con el quelato del calcio del colágeno fueron consideradas no sólo en densidad mineral del hueso pero apenas como importantemente en peso del fémur (hueso del muslo), producción del colágeno del hueso, y flexibilidad y fuerza del hueso.

En un modelo experimental de la osteoporosis, el grupo de prueba recibió una dieta del bajo-calcio para una semana. Además de su dieta del bajo-calcio, algo del grupo de prueba consumió un quelato del calcio del colágeno de la alto-dosis. La cohorte que recibía el quelato del calcio del colágeno de la alto-dosis tenía un aumento en peso del hueso del fémur por 9,6% impresionantes, comparado con el grupo determinado la misma cantidad de calcio en forma no-quelatada. El grupo de prueba que recibía el quelato del calcio del colágeno tenía aumentos dosis-dependientes en densidad mineral del hueso, que eran 3,5% a 11,1% más altos que ésos considerados en el grupo que recibía la misma cantidad de calcio no-quelatado. Los investigadores concluyeron que el quelato del calcio del colágeno tenía un efecto aditivo sobre densidad mineral del hueso, lo mejoran que el del calcio solamente o de una mezcla simple del calcio y del colágeno (datos de AIDP sobre fichero).

El quelato del calcio del colágeno también fue asociado a aumentos en fuerza del hueso del fémur, por cerca de 9,9% al 25%, comparado con el grupo que recibía la misma cantidad del calcio (datos de AIDP sobre fichero). Notable, las ventajas del quelato del calcio del colágeno eran evidentes después de solamente ocho semanas de la suplementación. Dado estos resultados encouraging, un estudio clínico grande está actualmente en curso, en colaboración con el Ejército de los EE. UU., mirar el efecto del quelato del calcio del colágeno sobre fracturas de hueso en reclutas del duro-entrenamiento.

Vitaminas antioxidantes

La tensión del oxidante, particularmente de que impuesta por el LDL-colesterol oxidado, es un contribuidor significativo a la pérdida del hueso en la osteoporosis (Zinnuroglu 2011, Mehat 2010). Algunas drogas pueden ellos mismos del bisphosphonate aumentar realmente daño del oxidante también (Zinnuroglu 2011). Las vitaminas antioxidantes y otros suplementos, por lo tanto, tienen un papel importante en la prevención (Chuin 2009, Sugiura 2011).

Las vitaminas antioxidantes C y E desempeñan papeles importantes en la producción de proteínas, el desarrollo de células de hueso-formación, y la mineralización del hueso (Zinnuroglu 2011, Pasillo 1998). La vitamina C también suprime la actividad de las células del hueso-resorbing mientras que promueve la maduración de las células de hueso-formación (Gabbay 2010). La vitamina E mejora la estructura del hueso, contribuyendo a un hueso más fuerte (Shuid 2010).

Las mujeres con una toma más alta de la vitamina C tienen densidad mineral de un hueso perceptiblemente mejor, siempre y cuando su toma del calcio está también sobre 500 mg/día (Pasillo 1998). Las mujeres posmenopáusicas que tomaron la vitamina C 600 la vitamina E del magnesio y 1000 del magnesio alcanzaron diariamente la densidad mineral del hueso estable comparada con los beneficiarios del placebo, cuya densidad cayó durante un período de seis meses (Chuin 2009). Las dosis similares de ambas vitaminas eran útiles en la prevención de pérdida del hueso en los hombres y las mujeres mayores (Ruiz-Ramos 2010).

Las dosis diarias de la vitamina C 1000 del magnesio, y el magnesio 600 de la vitamina E (como tocoferoles mezclados) son razonables para la prevención de la osteoporosis; el alfa-tocoferol solamente es probable ser ineficaz (Ruiz-Ramos 2010, Mehat 2010, Chuin 2009, Ima-Nirwana 2004). El estudio reciente investigó los efectos anabólicos del hueso de la vitamina E en ratas y divulgó por primera vez que el isómero gamma mejora todos los parámetros de la fuerza biomecánica del hueso, mientras que los tocoferoles alfa mejoraron solamente algunos de los parámetros (Shuid 2010).

Ácidos grasos Omega-3 (aceites de los pescados y del lino)

Los ácidos grasos omega-3 encontrados en aceite de pescado (EPA y DHA) y aceite del lino (ALA) tienen efectos antiinflamatorios y antioxidantes potentes (triple 2004, Fernandes 2008, Maggio 2009). Eso les hace a los candidatos ideales a la inclusión en un régimen de la anti-osteoporosis, dados el papel de la inflamación en la osteoporosis (triple 2004). EPA y el DHA también reducen la actividad de las células del hueso-resorbing, aumentan el de células de hueso-formación, y mejoran la balanza del calcio (Maggio 2009).

Lo hacen los hombres y las mujeres que consumen cantidades más altas de los pescados aceitosos (atún, caballa, salmones, etc) tienen densidad mineral del mayor hueso que ésos con un consumo de pescados más bajo (harina de cereales 2011). Los estudios animales han mostrado hueso creciente el contenido mineral y fuerza en los animales complementados con los aceites de pescado u omega-3 los ácidos grasos EPA y DHA, así como el ALA aceite-derivado de la semilla de lino (Sun 2004, a sala 2007, Matsushita 2008, Salari 2008, Sacco 2009). Intrigantamente, el aceite de pescado más la suplementación del isoflavona de la soja dio lugar a una capacidad más alta del peso-transporte de la vértebra lumbar (sala 2007).

EPA y el DHA tienen efectos específicos de la anti-resorción sobre las células de hueso en cultura, y también estimulan la diferenciación y la actividad de las células de hueso-formación (Rahman 2008, Rahman 2009). La ingestión dietética creciente de omega-3 en animales protege contra pérdida del hueso abajo-regulando N-F-Kappa-b importante inflamación-que controla el complejo (Fernandes 2008). En estudios humanos, la suplementación con un omega-6 de EPA (omega-3) y de GLA (ácido gamma-linolenic, beneficioso), junto con 600 mg/día del calcio, mantuvo densidad mineral del hueso de la espina dorsal y de la cadera durante 18 meses, mientras que en beneficiarios del placebo la densidad del hueso bajó perceptiblemente (Kruger 1998). Los suplementos del aceite de pescado que contenían un total de 2,7 g/day de EPA y del DHA redujeron la producción inflamatoria del cytokine en los seres humanos (triple 2004). Y los 900 mg/día diarios de los ácidos grasos mezclados omega-3 disminuyeron la resorción del hueso en mujeres posmenopáusicas con la osteoporosis (Salari 2010).

Curcumina

La curcumina es un componente bioactivo de la cúrcuma india de la especia (Shishodia 2005). Tiene acciones antioxidantes y antiinflamatorias potentes, particularmente reduciendo la expresión génica de N-F-Kappa-b complejo inflamación-regulador principal (Shishodia 2005, oh 2008).

Los estudios de laboratorio muestran que la curcumina disminuye la actividad de las células del hueso-resorbing reduciendo la expresión de N-F-Kappa-b (oh 2008). Los estudios animales revelan efectos beneficiosos del múltiplo de la curcumina sobre el contenido mineral y la estructura (Yang 2011) del hueso. La curcumina mejora densidad mineral del hueso en modelos de la rata de la osteoporosis posmenopáusica, y aumenta la fuerza del hueso (francés 2008).

Resveratrol

El Resveratrol es una molécula potente de la fitoalexina producida por las plantas, especialmente las vides y japoneses de uva knotweed, para la protección contra la tensión del oxidante, y los patógeno (Kupisiewicz 2010). Como el principal componente salud-que promovía del vino rojo, ha alcanzado la prominencia para que su capacidad imite los efectos beneficiosos de la restricción de la caloría sobre muchos genes que contribuyen a la longevidad y a la salud (Pearson 2008). Entre los genes que el resveratrol modula son varios que son cruciales para la salud del hueso.

Ciertas células madres pueden distinguir en la grasa o el tejido del hueso, dependiendo de cómo se regulan sus genes. El Resveratrol activa los genes que inclinan las células para convertirse en el hueso que forma las células, y suprime los que crearían las células gordas (Kupisiewicz 2010, la canción 2006, Backesjo 2009, Shakibaei 2011). El Resveratrol también previene la maduración inflamación-inducida de las células resorbing del hueso (él 2010). En los estudios animales, la suplementación del resveratrol da lugar a la densidad mineral creciente y a la resorción reducida del hueso (Liu 2005) del hueso.

Quercetina

La quercetina es un polifenol de la planta encontrado en una amplia variedad de frutas. Es un phytoestrogen antioxidante y suave potente también (las botas 2008, Wattel 2004). La quercetina estimula directamente la diferenciación y la actividad de células de hueso-formación en los estudios de laboratorio (Yang 2006, Prouillet 2004). También reduce la actividad de las células del hueso-resorbing con su abajo-regulación de la inflamación (Wattel 2004).

La quercetina fue mostrada recientemente para aumentar la actividad del receptor de la vitamina D en células intestinales, que a su vez ayuda en la regulación apropiada del metabolismo del calcio (Inoue 2010). Junta estos efectos proporcionan la ayuda para la observación que la suplementación de la quercetina en modelos experimentales inhibe la pérdida del hueso que sigue la menopausia inducida (Horcajada-Molteni 2000).

Berberine

Berberine es un alcaloide de la planta usado extensivamente en la medicina china y japonesa antigua para el uso en promover la salud del hueso (Li 1999, Li 2008). Los estudios del animal y de laboratorio revelan que el berberine previene la disminución de la densidad mineral del hueso inhibiendo las actividades de las células del hueso-resorbing (Li 1999). Utilizado como suplemento dietético en modelos experimentales, el berberine dio lugar a un aumento en la densidad mineral del hueso (Li 2003). Berberine también aumenta la diferenciación de células de hueso-formación con la activación de los caminos celulares de la señalización (Lee 2008, Xu 2010).

Saltos

Los saltos son una hierba más conocida para producir el sabor amargo típico de la cerveza, y se han sabido de largo para tener subsidios por enfermedad (Kondo 2004). Los ingredientes activos en saltos tienen efectos biológicos múltiples, particularmente en su capacidad de actuar como moduladores selectivos del receptor del estrógeno (SERMs). En esta capacidad, los extractos de los saltos pueden impulsar efectos beneficiosos del estrógeno sin accionar resultados estrógeno-relacionados tales como cáncer de seno (Effenberger 2005). Entre sus ventajas son los efectos positivos sobre densidad del hueso y la prevención minerales de la osteoporosis (Stevens 2004). Los extractos de los saltos aumentan la expresión génica y la diferenciación de células de hueso-formación en los estudios de laboratorio (Effenberger 2005).