Venta del cuidado de piel de Life Extension

Aumento del ejercicio

Ejercicio-aumento de suplementos

Varios suplementos han sido mostrados para promover fuerza apoyando la función de músculo. Éstos incluyen el siguiente:

Carnitina. La carnitina es un aminoácido que ayuda a la grasa del transporte en las mitocondrias, donde se metaboliza. La capacidad del ejercicio se aumenta entre gente con enfermedad arterial después de la suplementación de la carnitina (Barker 2001). Además, los estudios muestran que la suplementación de la carnitina aumenta la función de músculo y la capacidad del ejercicio en gente con la enfermedad de riñón (latón 1998).

Carnosine. Carnosine se encuentra en altas cantidades en músculo esquelético; los niveles del músculo de carnosine se elevan durante la actividad máxima (Suzuki 2002). Entre otras ventajas divulgadas, el carnosine limpia radicales libres, que es importante porque el ejercicio produce la actividad abundante del radical libre (Boldyrev 1997; Wang 2000; Yuneva 1999; Nagasawa 2001). Además, el carnosine protege contra interconexión y la formación avanzada del producto final del glycation, que dañan la proteína (Hipkiss 1995; Masque 1997). Carnosine también actúa como almacenador intermediario del pH, protegiendo muscles de la oxidación durante el ejercicio vigoroso (Burcham 2000).

Coenzima Q10 (CoQ10). CoQ10 es un componente crítico en la conversión de la comida y del oxígeno a ATP (la fuente de la energía universal del cuerpo). El ATP actúa como reserva a corto plazo para accionar todo de actividad de músculo al trabajo de cerebro. En un cierto plazo, el daño mitocondrial del oxidante agota las tiendas CoQ10 (Lnnrot1995 del ö; Di Meo 2001; Génova 2004). CoQ10 agotados y la disfunción mitocondrial relacionada son principales contribuyentes a las enfermedades así como al envejecimiento relativos a la edad sí mismo (Wallace 2009). Las mitocondrias envejecidas y dañadas con CoQ10 escaso actúan ineficazmente, produciendo menos energía y especie más reactiva del oxígeno (Choksi 2007). Esto produce un daño más mitocondrial del oxidante, conduciendo un ciclo vicioso (Di Lisa 2009).

Shilajit. Sabido de largo a los médicos de Ayurvedic para su poder curativo, el shilajit es una sustancia orgánica cosechada de alto de la biomasa en el Himalaya (Schepetkin 2009; Goel 1990). Actúa como adaptogen potente, proporcionando la defensa sistémica amplia contra la tensión y la enfermedad. El análisis científico punta ha aislado sustancias húmicas como los ingredientes activos principales que aumentan el flujo de energía mitocondrial (Agarwal 2007).

En 2009, una serie de estudios de la señal detallados por primera vez cómo el shilajit trabaja en metabolismo energético.

Los ratones sujetados al ATP experimentado ejercicio vigoroso disminuyen en músculo, sangre, y tejido cerebral. Cuando estaba complementada con el shilajit, la pérdida del ATP fue reducida agudamente (Bhattacharyya 2009) y otros marcadores bioquímicos de la situación de la energía fue mejorada dramáticamente. CoQ10, particularmente, bajó dos veces tan rápidamente en ratones del control como en ratones complementados. Cuando estaba dado en la combinación, CoQ10 y el shilajit exhibieron un efecto sinérgico más potente que cualquiera solamente.

El análisis adicional trajo algunos de sus mecanismos dominantes de la acción a la luz. Shilajit contiene dos componentes primarios, el ácido fulvic y las dibenzo-uno-pironas (DBPs). El ácido de Fulvic estimula independientemente metabolismo energético mitocondrial, protege las membranas mitocondriales contra daño oxidativo, y ayuda al canal DBPs electrón-rico en las mitocondrias para apoyar la cadena de la transferencia del electrón (es decir, una serie de reacciones juntadas a la formación de ATP) (Piotrowska 2000; Ghosal 2006). El ácido de Fulvic trabaja como electrón “lanzadera,” aumentando CoQ10 para apresurar flujo del electrón dentro de las mitocondrias (Visser 1987; Royer 2002; Kang 2009).

Cuando los ratones del laboratorio fueron complementados con CoQ10 oral solo, los niveles CoQ10 aumentaron de corazón, de hígado, y del tejido del riñón (Bhattacharyya 2009). Cuando DBPs del shilajit fue añadido al suplemento, los niveles CoQ10 crecientes más lejos-como mucho como 29% en el hígado (Bhattacharyya 2009).

Un estudio reciente sugiere que DBPs del coto CoQ10 del shilajit en su forma superior del ubiquinol (Bhattacharyya 2009).

Los hallazgos preliminares sugieren que el shilajit proteja el tejido humano contra energía perdida bajo la forma de ATP, mientras que la maximización se beneficia de CoQ10, con la mejora espectacular en el funcionamiento del ejercicio (PAL 2006). En un estudio inédito, la gente que tomó magnesio del shilajit 200 por 15 días registró una vez diariamente niveles más altos del ATP del posts-ejercicio del 14% en el sangre-equivalente a los niveles en la gente que no había ejercitado en absoluto. El número medio de medidas adquiridas una prueba dinámica estandardizada del ejercicio subió perceptiblemente, y las cuentas de la aptitud del medio aumentaron en el 15%— sin ningún entrenamiento de intervención del ejercicio.

Creatina. Los estudios muestran que los aumentos de la suplementación de la creatina inclinan con eficacia la masa y la fuerza (Nissen 2003 del músculo; Kreider 2003; Gotshalk 2002). La creatina dona una molécula del fosfato al difosfato de adenosina (ADP) para producir más ATP para las demandas energéticas. La acumulación del ácido láctico se puede también retrasar después de la suplementación de la creatina.

Los estudios apoyan el uso de la creatina de aumentar fuerza en una más vieja gente (Gotshalk 2002; Chrusch 2001). Otros estudios demuestran que la creatina puede ayudar a ésos con desordenes neurológicos degenerativos y aumentar memoria en más viejos adultos (Wyss 2002; Beal 2003; Tarnopolsky 2001; Matthews 1998; Tabrizi 2003; Laakso 2003; Yeo 2000; Valenzuela 2003; Watanabe 2002; Rae 2003).

Aminoácidos con cadenas conectadas. Los aminoácidos son las unidades de creación de proteína. Los aminoácidos esenciales, (es decir, ésos no sintetizados por el cuerpo humano) se deben obtener de fuentes exteriores. Los aminoácidos con cadenas conectadas esenciales (isoleucina, leucina, y valina) mejoran funcionamiento y previenen metabolismo del músculo durante el ejercicio de la resistencia (trabajador 2002; Shimomura 2006; Ohtani 2006). En un estudio que compara suplementos del aminoácido y del carbohidrato, el aminoácido complementa caminar mejorado y fuerza muscular isométrica en más viejos participantes (Scognamiglio 2004).

Glutamina. Aunque el aminoácido más abundante del cuerpo, el cuerpo no pueda producir a veces toda la glutamina necesita debido a la tensión extrema causada por la cirugía, el ejercicio prolongado, o la infección (Talbott 2003; Trabajador 2002; Hendler 2001; Bassit 2002).

Los diversos estudios han mostrado las propiedades beneficiosas de la glutamina durante ejercicio. Los atletas que enganchan a actividad vigorosa están en el riesgo elevado de desarrollar una infección respiratoria superior. Este riesgo aumentado podría ser debido a la glutamina disminuida como resultado del ejercicio intenso (Castell 2002; Rechazar-facturaciones 1990). La suplementación de la glutamina dio lugar a una reducción de la infección respiratoria en un estudio de los corredores de maratón (Castell 1996).

La glutamina, conjuntamente con la L-cisteína y la glicocola, las ayudas promueve la síntesis del glutatión (un antioxidante potente) y regula el metabolismo del músculo (Rennie 1998). Las ayudas de la glutamina construyen y mantienen el tejido magro del músculo (trabajador 2002). Si los niveles son bajos, el cuerpo puede analizar el músculo para obtener la glutamina, dando por resultado Massachusetts bajo del músculo. La glutamina suplemental puede prevenir avería del músculo así como promover mayor síntesis de la proteína (Antonio 2002; Hankard 1996).

Proteína metabólica. La suplementación de la proteína ha sido utilizada por los entusiastas y los atletas de la aptitud durante muchos años. Después de ejercicio, cuando el cuerpo está en un estado catabólico, la suplementación de la proteína puede ayudar a proteger los músculos del cuerpo contra la metabolización para la energía. La proteína, particularmente, está fácilmente digestible e inmediatamente disponible para el cuerpo. En un estudio que comparaba suplementos de la proteína y del carbohidrato, los participantes en el grupo de la proteína mostraron la mayor función de músculo mecánica durante el entrenamiento de la resistencia que participantes en el grupo del carbohidrato (Andersen 2005).

Fitoproteína. Además de ser una fuente de proteína conveniente para los vegetarianos, investigación ha mostrado que el consumo de proteína vegetal de alta calidad ejerce efectos beneficiosos numerosos en seres humanos del envejecimiento. La proteína del guisante contiene más glutamina que la proteína del suero o del huevo, con valores comparables de BCAA al suero, al huevo, y a la caseína. También contiene más arginina que estas “proteínas animales del patrón oro”. La arginina es esencial para la síntesis del óxido nítrico, que promueve la función y dilatación y relajación endoteliales sanas (Zhou 2001) del vaso sanguíneo.

Polyenylphosphatidylcholine. Polyenylphosphatidylcholine (PPC) es un fosfolípido que contiene los ácidos grasos poliinsaturados, incluyendo el ácido linoleico y linolenic. Además de proporcionar flexibilidad a la membrana celular, el PPC puede ayudar a mantener niveles de la colina del plasma durante ejercicio. La colina, que se agota durante ejercicio, ayuda a la formación de la acetilcolina. La acetilcolina está implicada en la retransmisión de las señales de la contracción del músculo a través de las sinapsis del nervio (Buchman 2000).

Vitamina D. Mientras que los científicos han sabido de largo que la vitamina D desempeña un papel importante en salud del hueso, los estudios recientes sugieren que sea también esencial para la masa del músculo que mantiene en el envejecimiento de la población. Las ayudas de la vitamina D preservan el tipo fibras de músculo de II que son atrofia propensa en los ancianos. Los científicos observaron que las ayudas de la vitamina D apoyan el músculo y el tejido del hueso, y los niveles bajos de la vitamina D considerados en más viejos adultos se pueden asociar a la formación del hueso y a la función de músculo pobres. Así, asegurar la toma adecuada de la vitamina D puede ayudar a reducir la incidencia de la osteoporosis y del sarcopenia en el envejecimiento de la población (Montero-Odasso 2005).

D-ribosa. la D-ribosa, una molécula del carbohidrato encontrada en cada organismo vivo, facilita la producción de ATP (Dodd 2004).

Un estudio encontró que el cansancio físico ejercicio-inducido era la gente de la razón más importante paró sus entrenamientos (Annesi 2005). El ejercicio vigoroso puede caer niveles del ATP del músculo por el hasta 20%, con hasta un período de la recuperación de 72 horas para los músculos que se han trabajado difícilmente (Hellsten-Westing 1993; Stathis 1994).

La sensación “limpiada-hacia fuera” muchos de nosotros experiencia después de que el ejercicio también sea causado por la salida de los productos de descomposición del ATP de los músculos en la circulación sanguínea (Hellsten 1999). De nuevo, la D-ribosa es vital a guardar las tiendas ATP-basadas de la energía de nuestros músculos en la capacidad máxima (Tullson 1988; Zarzeczny 2001), que puede significar menos “afterburn” y más entusiasmo para el entrenamiento siguiente.

Ejercite a los fisiólogos mostró que eso el complemento de los músculos con la D-ribosa dio lugar hasta a un aumento cuádruple en la cantidad total de ATP producida, proporcionando un “banco sustancial” de la energía que se invitará para el uso cuando estaba necesitado (Tullson 1991). Cuando los fisiólogos proporcionaron la D-ribosa a los músculos de trabajo, demostraron hasta una subida multiplicada por seis de la tarifa en la cual los componentes del ATP fueron reciclados para el uso (el reciclaje del ATP es mucho más rápido y más eficiente que construyéndolo a partir de cero) (Zarzeczny 2001; Brault 2001).

Los fisiólogos del deporte y del ejercicio mostraron que el músculo humano perdió el ATP después de que ejercicio extremo (que imita modelos experimentales) y también observado que los músculos agotados duraron para llenar niveles del ATP que los músculos descansados (Hellsten-Westing 1993). Eso los llevó a especular eso que complementaba a esprinteres humanos con la D-ribosa pudo apresurar la recuperación de los niveles del ATP de sus músculos.

En 2004, un papel de la señal mostró que la suplementación diaria de los tres-tiempos con la D-ribosa por tres días que seguían el entrenamiento extremo del sprint hizo niveles del ATP volver a normal en el plazo de 72 horas, mientras que los niveles del ATP seguían siendo deprimidos en los beneficiarios del placebo (Hellsten 2004).

Para más información

Los protocolos siguientes pueden también estar de interés: