Venta del cuidado de piel de Life Extension

Gripe

Intervenciones naturales apuntadas

Además de consumir una dieta sana, equilibrada y el ejercicio regularmente, las intervenciones naturales siguientes pueden ayudar a evitar los síntomas de la gripe de la infección o de la facilidad de la gripe (Siu 2012; Gardner 2011; Louria 2007).

Vitamina D – La vitamina D tiene un papel significativo en la regulación del sistema inmune humano y puede reducir el riesgo de ciertas infecciones virales y bacterianas modulando inmunorespuesta a tales patógeno (barba 2011; Grant 2010). Los niveles de sangre de la vitamina D aparecen ser relacionados con las infecciones respiratorias, en que un aumento de 4 ng/mL en niveles de la vitamina D corresponde alrededor de a una disminución 7-10% del riesgo de la infección (baya 2011; Cannell 2011). Además, la deficiencia de la vitamina D se puede ligar a un riesgo creciente de infección de la gripe y de las vías respiratorias (barba 2011; Cannell 2008). En un ensayo clínico, el diario de 1200 unidades internacionales (IU) de la vitamina D3 redujo incidencia de la gripe estacional por el cerca de 67% en los alumnos comparados a los niños que no tomaban ningunos suplementos D-que contenían de la vitamina (Urashima 2010). Semejantemente, en un ensayo de tres años, las mujeres afroamericanas posmenopáusicas que tomaban 2000 IU de la vitamina D divulgaron diariamente perceptiblemente menos la incidencia de la gripe comparada a ésas que tomaban un placebo (Aloia 2007).

La vitamina D es derivada en la piel de su deshidrocolesterol del precursor 7 después del estímulo por la luz ultravioleta de B (UVB) (eg., luz del sol). Entonces se convierte eventual al dihydroxyvitamin 1,25 D3, que combina con los receptores de la vitamina D para accionar una inmunorespuesta que pueda ser eficaz contra la infección de la gripe (chamán 2011). Los estudios sugieren que las ayudas de la vitamina D también prevengan la expresión excesiva de los cytokines inflamatorios (Cannell 2006, 2011). Debido a esto, puede ayudar a prevenir el acontecimiento de la tormenta del cytokine (Grant 2009).

Life Extension sugiere 25 un nivel de sangre óptimo del hydroxyvitamin D de 50 – 80 ng/mL. Si usted no mantiene ya un nivel de sangre de 25-hydroxyvitamin D sobre 50 ng/mL, después tome 50, 000 IU de la vitamina D el primer día y continúe por 3 más días. Reduzca lentamente la dosis a la vitamina D de alrededor 5000 IU diaria. Si usted toma ya alrededor 5000 IU de la vitamina D de diario, después usted no necesita probablemente aumentar su toma.

Vitamina C – para proteger contra las infecciones (particularmente virales), el sistema inmune humano requiere una suficiente toma diaria de la vitamina C. La vitamina C aumenta la producción y la acción de los glóbulos blancos; por ejemplo, aumenta la capacidad de los neutrófilos (un tipo de glóbulo blanco) de atacar y de engullir los virus (Heimer 2009; Jariwalla 1996; Anderson 1984). Las dosis diarias de 1 (G) del gramo de la vitamina C se han mostrado para reducir la incidencia y la severidad de un frío (Holt 2010). Además, dosis muy altas de la vitamina C administradas antes o después de que el inicio del síntoma se ha mostrado para reducir síntomas divulgados del frío y de la gripe. Entre adultos jovenes asintomáticos 18-30 años de edad, tres 1000 dosis del magnesio de vitamina C diarias, o las dosis por hora de la vitamina C 1000 del magnesio para el primer 6 horas después de que el inicio del síntoma seguido antes de las dosis 1000 del magnesio de la vitamina C 3 mide el tiempo diario en individuos sintomáticos, gripe divulgada reducida y síntomas fríos por el 85% comparó al placebo (Gorton 1999).

Cinc – el cinc se requiere para los procesos metabólicos y los servicios numerosos como cofactor para un gran número de enzimas (Eide 2011; Classen 2011). Cubra con cinc los juegos un papel importante en mantener la función inmune sana (Roxas 2007). La deficiencia de cinc, que es común entre los ancianos, puede empeorar inmunidad transmitida por células. Esto, a su vez, puede aumentar el riesgo de infección. La rectificación de deficiencia de cinc con la suplementación se ha mostrado para ser eficaz para una variedad de infecciones. Esto es porque el cinc afecta a la expresión de interleukin-2, que ayuda al sistema inmune a rechazar los virus (Roxas 2007). En un análisis completo de los efectos de los rombos del cinc sobre infecciones superiores virales de las vías respiratorias, el mayor diario del magnesio de 75 de las dosis fue mostrado para reducir la duración del síntoma por 20 al 42%. Los autores de este estudio acentuaron que un diario más bajo del magnesio de 75 de las dosis no acortó la duración de la enfermedad (Hemila 2011).

Selenio – el selenio sirve como antioxidante potente en casi todos los tejidos humanos (Hoffmann 2008). Además, el selenio impulsa el sistema inmune y puede proporcionar la protección contra algunos patógeno (Hoffmann 2008; Goldson 2011). Los datos muestran que la deficiencia del selenio promueve la extensión de la gripe aumentando su virulencia, y aumentan susceptibilidad a la infección viral en la interferencia con las respuestas gripe-inducidas ser humano de la defensa del huésped (jaspes 2007; Stỳblo 2007; Beck 2003). Un modelo animal mostró que una dieta selenio-deficiente fue asociada a una mortalidad perceptiblemente más alta de la gripe que una dieta selenio-complementada (Yu 2011).

Vitamina E – La vitamina E es no sólo un antioxidante potente, pero también está implicada en una variedad de procesos fisiológicos, extendiéndose de funcionamiento cognoscitivo a la función inmune (Dror 2011). Por ejemplo, la suplementación de la vitamina E se ha mostrado para aumentar ciertas funciones del sistema inmune humano y para disminuir títulos del virus de gripe en modelos preclínicos de la gripe (Han 2000). Los estudios animales han mostrado que la deficiencia de la vitamina E puede precipitar los cambios virales del genoma que aumentan virulencia y puede contribuir a la mayor severidad de la gripe (Louria 2007).

Lactoferrina – la lactoferrina es un componente hierro-obligatorio de la proteína (Roxas 2007; Orsi 2004). Se sabe para poseer algunos efectos de inmune-modulación así como una capacidad de ejercer un espectro amplio de la actividad contra bacterias, hongos, protozoos, y virus (Roxas 2007; Orsi 2004). Los estudios de laboratorio revelan que la lactoferrina inhibe la infección viral interfiriendo con la capacidad de ciertos virus de atar al receptor de la célula localiza y previene la entrada de virus en las células huesped (Waarts 2005; Berlutti 2011). La lactoferrina puede ser beneficiosa para aliviar síntomas o complicaciones de infecciones virales, como la gripe, porque suprime daño libremente radical-mediado y disminuye la disponibilidad de metales esenciales a los patógeno microbianos de las células (Roxas 2007).

Baya del saúco – las frutas purpurino-negras de la planta de la baya del saúco son una fuente rica de antioxidantes y de largo se han considerado un remedio popular para el tratamiento de la gripe (Ozgen 2010). Los estudios clínicos han revelado que el extracto de baya del saúco aparece ser una opción segura, de manera efectiva, y rentable del tratamiento para ésos infectados con gripe. La investigación del laboratorio indica que este efecto clínico está alcanzado con la capacidad de la baya del saúco de interferir con el proceso de la réplica de los virus de gripe (Zakay-Rones 2004). Un estudio 2009 demostró que el extracto de la baya del saúco era capaz de inhibir la infección de la gripe H1N1 atando al exterior del virus y guardándolo de las células huesped invasoras (Roschek 2009).

Té verde – el té verde, que contiene un antioxidante potente llamó el galato del epigallocatechin (EGCG), se ha utilizado como producto medicinal por los 4700 años pasados (tonelero 2012; Rowe 2007). EGCG tiene una variedad de propiedades beneficiosas con respecto a gripe. Por ejemplo, se ha mostrado para matar directamente al virus de gripe y para disminuir el número de virus encontrados en sangre durante la infección viral crónica. Además, EGCG puede disminuir gripe-como síntomas reduciendo la inflamación (Rowe 2007). Los efectos antivirus del té verde se han demostrado para casi todos los grupos de la misma edad (parque 2011; Rowe 2007; Guralnik 2007).

Beta-glucanos - los Beta-glucanos son los polímeros naturales de la glucosa que constituyen las membranas celulares de las ciertos plantas y hongos (Akramiene 2007; Medeiros 2012; Cordeiro 2012). Estos polisacáridos se han mostrado a la defensa inmune del anfitrión del aumento y se asocian a la función del macrófago aumentado y de la célula de asesino natural (peniques 2012; Akramiene 2007).

Los investigadores coreanos demostraron propiedades antivirus de beta-glucanos contra gripe en un modelo de los cerdos. En este experimento, un grupo de cochinillos recibió los beta-glucanos por 3 días antes de ser infectada con gripe de cerdos, mientras que otro grupo recibió solamente placebo. Los pulmones de los beta-glucanos no dados de los cochinillos mostraron significantly more daño que los que recibieron los beta-glucanos. Además, los cochinillos pretratados con el beta-glucano tenían concentraciones perceptiblemente más altas de sustancias de inmune-aumento naturales, incluyendo interferón-gamma, en el líquido obtenido de los pulmones dentro de una semana de la infección. Los investigadores concluyeron que los beta-glucanos redujeron muestras de la enfermedad pulmonar y de la tarifa viral de la réplica en los cochinillos (Jung 2004).

En otro experimento, los cochinillos jovenes fueron expuestos al virus reproductivo y respiratorio porcino del síndrome. Quitaron y después fueron expuestos a los glóbulos blancos a las concentraciones diversas de beta-glucanos. los Beta-glucanos aumentaron la producción de interferón-gamma de una manera dosis-dependiente, científicos principales para concluir que los beta-glucanos solubles pueden aumentar la inmunidad viral natural (Xiao 2004).

Andrographisel paniculata de Andrographis, una planta anual usada como hierba medicinal entre culturas asiáticas durante siglos, se ha divulgado para tener propiedades antiinflamatorias, anti-hipertensas, antivirus, y de inmune-modulaciones (Yang 2010; Akbar 2011). El jefe entre los componentes activos de los androgrpahis es andrographolides. Los investigadores chinos mostraron que un andrographolide llamado andrographanin aumenta la movilidad de los glóbulos blancos en respuesta al estímulo del cytokine (Ji 2005), que puede permitir una inmunorespuesta más eficiente contra patógeno. Un estudio 2009 encontró que un extracto de andrographis aumentó la función inmune, e invirtió la immunosupresión inducida por las drogas (Naik 2009). En un ensayo clínico conducido en 540 personas diagnosticadas con gripe, los andrographis fueron mostrados a la recuperación de la gripe de la velocidad y reducen el riesgo de complicaciones (Kulichenko 2003).

Probiotics – Probiotics es microorganismos “amistosos” las subsidios por esa confer enfermedad al anfitrión (Gilliland 2001; MacDonald 2010; Leyer 2009). Los estudios clínicos sugieren que cierto probiotics pueda ayudar a prevenir infecciones virales de las vías respiratorias modulando el sistema inmune. Probiotics puede también ser útil para tratar gripe, dado su asociación con una reducción en severidad y la duración de los síntomas causados por las infecciones superiores comunes de las vías respiratorias (de Vrese 2008; MacDonald 2010; Wolvers 2010; Vouloumanou 2009; Barón 2009).

Probiotics puede ser útil para manejar enfermedades infecciosas debido a su potencial para estabilizar la microflora de la tripa, aumentar resistencia contra la colonización patógena, y modular la función inmune (Wolvers 2010). Por ejemplo, una tensión probiótica del bacilo coagulans se ha mostrado perceptiblemente a la producción del linfocito T del aumento sobre la exposición experimental de muestras de sangre de la gente sana a un virus de la gripe A (Kimmel 2010; Barón 2009). Probiotics, tal como plantarum de lactobacilo, también ha demostrado los efectos inmune-estimulantes que pueden ayudar a mejorar respuestas de la vacunación de la gripe entre los ancianos (Bosch 2012).

Ataque de las setas de Reishi - de Reishi e immunosenescence reverso – disminución relativa a la edad en la función de sistema inmune – con los efectos combinados de tres compuestos: primero, un grupo de carbohidratos de cadena larga llamados los polisacáridos, segundos, una proteína única nombró LZ-8 y el tercero, un pequeño grupo esteroide-como de moléculas llamó los triterpenos (Bao 2001; Xu 2011; Yeh 2010). Los efectos inmune-estimulantes de las setas de Reishi juegan directamente en su capacidad de luchar apagado las infecciones bacterianas y virales (Karaman 2010). Los componentes del polisacárido y del triterpeno de las setas contribuyen a esta actividad (Iwatsuki 2003; Z. Li 2005). Los extractos de Reishi se han mostrado para inhibir el crecimiento de varios gérmenes bacterianos, especialmente las infecciones del urinario y los aparatos digestivos. También aumentan la actividad de antibióticos estándar en tratar infecciones bacterianas. Los científicos evaluaron combinaciones de Reishi con cuatro diversos antibióticos, y encontraron un efecto aditivo en la mayoría de los casos. Y la sinergia verdadera (el efecto de ambos excede los efectos combinados de cualquiera solamente) fue demostrada con la combinación de Reishi y del cefazolin, un antibiótico común para las infecciones quirúrgicas (Yoon 1994).

Pero es en el reino de la enfermedad viral que las setas de Reishi doblan verdad sus músculos (Eo 1999a, b). En cultivos celulares del laboratorio, las setas de Reishi paran o crecimiento lento de la gripe, del VIH, de la hepatitis B, y de muchos otros virus (Eo 1999a, b; Y.Q. Li 2006; EL-Mekkawy 1998). Los estudios de laboratorio adicionales han mostrado que los extractos de Reishi son especialmente eficaces contra los virus en la familia del virus de herpes, que incluyen las infecciones bien conocidas del herpes no sólo oral y genital, pero también los virus que causan varicela y tablas, y el virus de Epstein- Barr, una causa viral de ciertos linfomas (Iwatsuki 2003; Eo 1999a, b; Eo 2000; Oh 2000). En estudios humanos, la suplementación con Reishi acorta dramáticamente el tiempo hasta alivio sintomático por más el de 50% en gente con herpes oral o genital, y en gente con las tablas, la consecuencia adulta atroz a la infección de la varicela de la niñez (Hijikata 2005; Hijikata 2007).

Hormonas de Inmune-modulación

Dehydroepiandrosterone (DHEA)

  • Dehydroepiandrosterone (DHEA), una hormona esteroide multifuncional derivada del colesterol, tiene actividad antivirus y aumenta resistencia del anfitrión a las infecciones (Romanutti 2010; EL Kihel 2012; Torres 2012; Kuehn 2011; Padgett 2000b; Baile de fin de curso-Wormley 2011). La inmunorespuesta aumentada confirió por DHEA permite que tenga actividad contra una amplia gama de infecciones virales, bacterianas, y parásitas (Caetano 2009; Powell 2006). Los niveles bajos de DHEA han sido mostrados para suprimir la respuesta del anticuerpo del anfitrión alterando la producción del cytokine (eg., TNF-α e IL-10) (Powell 2006). Niveles más altos de la línea de fondo DHEA aparecen dar lugar a una mejor inmunización contra la gripe (Corsini 2006; Degelau 1997). En un ensayo clínico de 20 semanas, el magnesio 50 de DHEA alentó diariamente las poblaciones blancas del glóbulo entre hombres del envejecimiento. La actividad de la célula inmune fue aumentada también (Khorram 1997).

Melatonin

  • El Melatonin es una hormona producida en el cerebro por la glándula pineal. Además de regular el ciclo de la sueño-estela y de la actuación como antioxidante, el melatonin es también capaz de influenciar el estado del sistema inmune ambos directa e indirectamente. El Melatonin se ha mostrado para combatir muchos tipos de infecciones virales (Srinivasan 2012; Arushanian 2002; Boga 2012). Mientras que el mecanismo detrás de la implicación del melatonin con la función inmune todavía se está estudiando, la investigación ha mostrado que su atascamiento a las células de inmune-gobierno llamadas las células del T-ayudante puede accionar una cascada de los eventos que llevan a una sensibilidad inmune aumentada. Además, la administración del melatonin puede aumentar la producción de anticuerpos (Bonilla 2004). A veces, el melatonin también actúa como mediador antiinflamatorio (DA Silveira Cruz-Machado 2012); así, puede ser preventivo o de apoyo para la tormenta del cytokine. Porque la debilitación relativa a la edad del sistema inmune comienza a ocurrir alrededor de la edad 60 y coincide generalmente con concentraciones disminuidas del melatonin, la suplementación del melatonin puede ser beneficiosa entre los mayores (Srinivasan 2005).