Venta del cuidado de piel de Life Extension

Gripe

Tratamiento convencional de la gripe

El tratamiento de la gripe apunta típicamente facilitar síntomas y prevenir complicaciones. En muchos casos, las medicinas sin receta pueden aliviar síntomas tales como dolores y fiebre. Sin embargo, este acercamiento puede no ser suficiente para ésos en de alto riesgo para las complicaciones gripe-relacionadas. En casos de alto riesgo, tales como gente hospitalizada con enfermedades severas, se emplea la terapia antivirus (el Doctor en Medicina consulta 2012).

La decisión para iniciar la medicación antivirus para el tratamiento de la gripe depende de varios factores, tales como características pacientes individuales, el tiempo transcurrió puesto que los síntomas comenzaron, así como el predominio y la virulencia de la gripe que circulan en la comunidad circundante (Afilalo 2012; Fiore 2008; Ebell 2005). La meta del tratamiento con las drogas antivirus es reducir muestras y síntomas de la gripe y prevenir hospitalizaciones o muerte en pacientes con la enfermedad severa (Hsu 2012).

Las drogas antivirus más de uso general tratar gripe incluyen los inhibidores de la neuraminidasa (eg., oseltamivir [Tamiflu®] y zanamivir [Relenza®]) y los adamantanos (eg., amantadina [Symmetrel®] y rimantadine [Flumadine®]).

  • Los inhibidores de la neuraminidasa interfieren con las neuraminidasas virales, que promueven la infección viral de células sanas, conducen la inflamación, y atenúan la inactivación viral por el moco respiratorio (el Doctor en Medicina consulta 2011). Producen efectos secundarios gastrointestinales tales como náusea y vomitar en el cerca de 10% de los que los tomen y se han divulgado raramente para causar el bronchospasm en asthmatics (el Doctor en Medicina consulta 2007). Deben ser administrados en el plazo de 24-48 horas de inicio de síntomas.
  • Los adamantanos son pensados para ejercer la acción antivirus inhibiendo el lanzamiento del material genético viral en la célula huesped vía la interferencia con uncoating de la partícula del virus (el Doctor en Medicina consulta 2009). Estas drogas pueden causar efectos secundarios potencialmente serios, tales como irregularidades del ritmo del corazón, alucinaciones, y desolación respiratoria, especialmente en los ancianos o ésos con la función empeorada del riñón (el Doctor en Medicina consulta 2007). Durante últimos años, la CDC ha hecho recomendaciones a favor o en contra del uso de los adamantaes para el tratamiento o de la prevención de la gripe, dependiendo de la cual la tensión está circulando activamente en la población. Por ejemplo, durante la temporada de gripe 2005-06 y el brote 2009 H1N1, la CDC recomendada contra el uso de los adamantanos (CDC 2006; CDC 2011f).

Los pacientes infectados con una forma altamente patógena (por ejemplo, H5N1) o resistente de gripe pueden ser prescritos el ribavirín antivirus de la droga (eg., Copegus®, Rebetol®, Virazole®) (Fediakina 2011). El ribavirín, aunque esté indicado no no directamente para la gripe, tiene usos clínicos potenciales múltiples (debido a su actividad antivirus del espectro amplio) y se ha utilizado para tratar gripe de forma limitada (Razonable 2011; Schleiss 2011; Beigel 2008). Los efectos nocivos del ribavirín pueden incluir náusea, junta y dolor muscular, depresión de la médula, las irregularidades del ritmo del corazón, y pancreatitis (el Doctor en Medicina consulta 2007).

Una de las cosas más importantes a saber antes de tomar las drogas antivirus es cuánto tiempo ha estado desde el inicio gripe-como de síntomas. El tratamiento antivirus de la droga se debe comenzar generalmente en el plazo de 48 horas del inicio del síntoma (MMWR 2012); los estudios clínicos han demostrado poca ventaja cuando estos agentes se dan fuera de esta ventana del tiempo (Fiore 2008). Sin embargo, los resultados de una encuesta de pacientes en una clínica de la medicina interna mostraron el solamente 13% divulgado la llamada de su médico en el plazo de 48 horas después del inicio inicial de los síntomas (Gaglia 2007).

La CDC recomienda que el tratamiento antivirus de la droga solamente esté utilizado en las poblaciones de pacientes selectas (CDC 2011b). Esto puede ser porque la mayoría de los casos de la gripe estacional uno mismo-están limitando (NIH 2008), porque las drogas antivirus pueden causar efectos secundarios, y porque las drogas son solamente capaces de disminuir síntomas por 1 día entre los individuos sanos (Bijl 2011). Sin embargo, los individuos se hospitalizan que, seriamente enfermos, o en de alto riesgo de la infección deben ser tratados con una droga antivirus en el plazo de 48 horas de inicio del síntoma. Los grupos de alto riesgo pueden incluir años de los niños <2 y los años de los adultos ≥65, haber immunocompromised, los residentes mórbidamente obesos (IE, índice de masa corporal [BMI] ≥40), y a largo plazo del cuidado. Los grupos de alto riesgo pueden también ser drogas antivirus prescritas sobre una base preventiva. Aunque las medicaciones antivirus estén entre 70-90% eficaz para prevenir infecciones de la gripe, no deben ser utilizadas caprichosamente porque pueden promover la aparición de las tensiones virales resistentes (CDC 2011b). Puesto que la gripe es causada por un virus y no una bacteria, tomar los antibióticos no se recomienda y podría llevar a los efectos secundarios indeseados y/o a una infección resistente a los antibióticos futura (CDC 2012a).