Liquidación de la primavera de Life Extension

HIV/AIDS

La calidad de vida para los pacientes de HIV/AIDS ha mejorado dramáticamente estos últimos años con la llegada de nuevas terapias sofisticadas, y la innovación científica está desenredando los misterios del virus de inmunodeficiencia humana a una tarifa expeditiva. Los tratamientos punta bajo investigación en las fronteras de la ciencia están redefiniendo la discusión de HIV/AIDS y la “curación” es no más una palabra de cuatro letras en las mentes de algunos investigadores principales del VIH (Singh 2011).

Identificando los aspectos múltiples giratorios en las drogas de antiretroviral de la infección VIH que controlaba y el convertirse para apuntar muchos de ellos, la comunidad científica han hecho enormes pasos grandes en la gestión del VIH latente. La tasa de mortalidad para los individuos seropositivos ha disminuido considerablemente y continúa haciendo tan (Killian 2011; Bhaskaran 2008; Giusti 2011).

Alas, las drogas de antiretroviral imprescindibles ellos mismos causan varios efectos secundarios preocupantes. Los pacientes trataron con terapia a largo plazo del antiretroviral desarrollan generalmente, entre las otras preocupaciones, lipodistrofia, resistencia a la insulina, y el riesgo cardiovascular creciente. Desafortunadamente, estas condiciones inducidas por las drogas disminuyen la calidad de vida de los pacientes y contribuyen a un índice creciente de eventos y de diabetes cardiovasculares (Escote 2011; Tien 2008; Tebas 2008; Palios 2012).

Life Extension cree que un hueco importante en regímenes de tratamiento convencionales del VIH es el fracaso para manejar agresivamente el riesgo cardiio-metabólico de los pacientes usando las drogas prueba-basadas como metformin, y los compuestos naturales científico estudiados como el extracto verde del café y los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado. Por otra parte, la terapia de la restauración de la hormona aparece promover la redistribución gorda sana y mejorar la composición del cuerpo en los pacientes de VIH masculinos, y se asocia a más poco arriesgado de la muerte en mujeres seropositivas.

En este protocolo de Life Extension usted aprenderá algunos fundamentos de la biología del virus de inmunodeficiencia humana y cómo destruye el sistema inmune de su anfitrión. Usted también descubrirá varios compuestos naturales que puedan mejorar su calidad de vida apuntando varios efectos secundarios relacionados con drogas del antiretroviral, y leerá sobre las terapias médicas vanguardistas que apuntan mejorar la perspectiva para los pacientes de VIH incluso más futuros en el futuro no-tan-distante.

HIV/AIDS de comprensión

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) causa síndrome adquirido de la inmunodeficiencia (AYUDA) por CD4+ de destrucción “células de T del ayudante”. En individuos sanos, las células de T del ayudante organizan las inmunorespuestas que protegen el cuerpo contra la infección. Cuando el VIH invade el sistema humano, ata a los co-receptores (típicamente CXCR4 o CCR5) en las superficies de las células y de los macrófagos de CD4+, e introduce el material genético viral en estas células.

Una vez que el VIH ha ganado la entrada en la célula huesped, el ARN viral es revés transcrito en la DNA viral y combina con la DNA de la célula-tan del anfitrión pues las réplicas infectadas de la célula, hacen así pues, también el virus (Campbell 2008). La transcripción reversa del ARN viral a la DNA viral es una blanco para algunas drogas de antiretroviral. Mientras que los niveles de la célula de CD4+ se agotan con la infección VIH de avance, la réplica viral dentro de macrófagos, de células dendríticas, y de otros tipos de la célula sostiene la carga viral.

El VIH puede ser categorizado basó en su interacción con los co-receptores superficiales durante el accesorio y la entrada en las células huesped. Tres métodos primarios de la entrada comprenden un porcentaje grande de los casos de VIH – R5, que utiliza el receptor CCR5 para ganar la entrada, X4, que utiliza el co-receptor CXCR4, y X4R5, que utiliza ambos (Coakley 2005).

Dado la dependencia sobre estos co-receptores de la célula-superficie para la entrada, algunas tensiones del VIH no pueden infectar a los individuos que abrigan mutaciones en el gen que codifica el co-receptor. Esta gente es resistente a los subtipos del VIH que utilizarían normalmente un salvaje-tipo receptor para ganar la entrada en las células huesped.

Además de atacar el sistema inmune, el VIH tiene la capacidad de escapar ataque inmune. Durante la réplica de la célula, algunos virus del VIH se transforman a una tarifa tan rápida que llegan a estar irreconocibles al sistema inmune. Esto permite al virus guardar el multiplicarse y también permite otras mutaciones. Además, la DNA viral que entra en el cromosoma de la célula infectada (donde combina con la propia DNA de la célula por la acción de la enzima VIH-integrase) puede permanecer en un estado latente. Como consecuencia, puede seguir siendo desapercibido por el sistema inmune (Agosto 2011; Campbell 2008). Esto ha presentado un enorme obstáculo para alcanzar la eliminación completa de la enfermedad.

A medida que el VIH continúa sobreviviendo y replicando dentro de su anfitrión humano, debilita eventual el sistema inmune; esto sale de susceptible individual infectado a las infecciones oportunistas, incluyendo la pulmonía de Pneumocystis (PCP), la tuberculosis, el virus del herpes simple, y el sarcoma de Kaposi (Onyancha 2009; Campbell 2008).

Distinción de HIV-1 y de HIV-2

El término ampliamente utilizado, “VIH”, refiere generalmente a HIV-1, la forma más frecuente por todo el mundo. Sin embargo, se han identificado dos tipos: HIV-1 e HIV-2. Ambos se transmiten vía las mismas rutas (Markovitz 1993), ambos se asocian a infecciones oportunistas similares, y ambos causa AYUDAN (de Silva 2008). Sin embargo, HIV-2 tiene una carga viral más baja (tostador de palomitas de maíz 1999; de Silva 2008; MacNeil 2007), es menos patógeno (el tostador de palomitas de maíz 1999; MacNeil 2007), progresa generalmente más lentamente que HIV-1 (MacNeil 2007; Foxall 2011), y se confina sobre todo a las Áfricas occidentales.

La avería del sistema inmune de la infección HIV-2 es menos dramática y ocurre a una tarifa más lenta que hace con HIV-1 (Pepin 1991). También, la neutralización escape-que es, la capacidad de transformar y de esquivar un ataque de la neutralización anticuerpo-es menos comunes en las infecciones HIV-2 (Shi 2005). Así, las características de HIV-1 incluyendo una carga viral más alta, una mayor patogenicidad, y la capacidad de escapar la neutralización más a menudo, contribuyen a su predominio extenso.

Ambos tipos de VIH aparecen haber originado de los virus de inmunodeficiencia símica (SIV) en los chimpancés (trogloditas de la cacerola) y los mangabeys fuliginosos (atys del Cercocebus; SM) (Chan 2010; Hahn 2000). El SIV es los retroviruses que infectan a primates; ciertas tensiones del SIV se piensan para haberse transformado en VIH y los seres humanos posteriormente infectados (Chan 2010; Gao 1999).

Transmisión

El VIH puede ser transmitido vía la exposición a los fluídos corporales contaminados, tales como sangre (Pilcher 2007; Cohen 2008), semen (Pilcher 2007; Kaul 2008), o leche materna (Salazar-Gonzalez 2011; Gantt 2010; Permar 2010; Gris 2011). Las rutas de la transmisión potenciales incluyen las transfusiones de sangre (Dwyre 2011), uso intravenoso de la droga (Raguin 2011; Cohen 2008), y cópula sexual desprotegida (Boily 2009); las hembras VIH-infectadas pueden transmitir el virus a sus niños in utero (Marinda 2011; Arya 2010), durante la entrega (Arya 2010), o vía el amamantamiento (Liang 2009).

El sexo anal se asocia a un riesgo mucho más alto de la transmisión del VIH que sexo vaginal. Un factor que puede contribuir a esto es que el recto contiene una membrana fina (el propria de la lámina) esa los puertos a la abundancia de blanco del VIH célula-y solamente una capa de tejido separa estas células de blanco del lumen rectal (Royce 1997; McGowan 2008).

Aunque el sexo oral presente generalmente un relativamente poco arriesgado de la transmisión del VIH (Baggaley 2010), el riesgo de transmitir el VIH aumenta si la boca o los órganos genitales contiene los cortes o los dolores abiertos (e.g., trabajo dental reciente) que podrían proporcionar una entrada para el virus (Saini 2010). Semejantemente, el riesgo de transmisión durante sexo anal o vaginal aumenta en presencia de las enfermedades de transmisión sexual, tales como herpes o sífilis, que producen las úlceras o los dolores que comprometen integridad de la mucosa, saliendo del individuo más susceptible a la infección (Sandlin 2011; Corbett 2002). Los factores de riesgo adicionales incluyen sexual - las infecciones transmitidas tales como gonorrea o chlamydia, que producen la inflamación genital que puede debilitar las barreras de la mucosa que ayudarían normalmente a blindar el cuerpo de la infección. La gonorrea también interfiere con la activación y la proliferación de la célula CD4, potencialmente aumentando la oportunidad para la infección (Boulton 2002).

Los hombres de Uncircumcised están en un riesgo más alto de contratar el VIH que los se circunciden que. Esto puede ser porque el prepucio posee las células numerosas de Langerhans, que contienen una proteína llamada Langerin. Las ayudas de Langerin protegen el cuerpo contra la infección VIH rápidamente degradando el virus. Sin embargo, si ocurre un impacto viral y las células corren de Langerin disponible, estas células se convierten en transportadores virales para la infección y entregan el virus a los ganglios linfáticos. Así, la eliminación del prepucio disminuye la oportunidad para que las células de Langerhans promuevan la infección viral como transportadores (Pask 2008; Donoval 2006).

Síntomas/curso de la enfermedad

La progresión del VIH comprende el agudo, latente, y tarde/avanzó etapas. La etapa aguda comprende las primeras semanas después de la infección, mientras tanto el paciente puede experimentar “gripe-como” síntomas incluyendo dolor de cabeza, náusea, la garganta dolorida, o la fiebre (Bell 2011); otros síntomas posibles incluyen ganglios linfáticos hinchados, el dolor muscular, y dolores orales y del esófago. Mientras que el VIH entra y las réplicas dentro de las células de CD4+ en el sistema inmune, la carga viral aumenta agudamente, y hay una inmersión correspondiente en el número de células de CD4+, y un aumento en células de CD8+ en la sangre. Durante esta etapa, el paciente es extremadamente infeccioso.

Esta fase termina generalmente algunas semanas más adelante, cuando el sistema inmune puede montar una respuesta eficaz: La carga viral disminuye, y el número de CD4+ sube otra vez, marcando el principio de la etapa latente. A este punto, la enfermedad incorpora un período de inactividad clínica que podría durar durante muchos años, aunque pueda ser mucho más corto en algunos pacientes. Durante este tiempo, no puede haber síntomas, y el portador puede estar totalmente inconsciente que él o ella está llevando el VIH. El virus, sin embargo, todavía continúa progresando.

Mientras que el recuento celular de CD4+ disminuye debajo de 350 cells/µL, los pacientes desarrollan a menudo síntomas constitucionales, tales como cansancio y noche suda, y hace diversas infecciones más propensas. Cuando el sistema inmune puede no más luchar apagado la infección, la etapa avanzada comienza y es caracterizada por los recuentos celulares debajo de 200 cells/µL, el desarrollo de CD4+ de infecciones oportunistas, y un sistema inmune seriamente empeorado, en el cual culmine AYUDA (Bell 2011).

Cuadro 1: Timecourse del VIH (Pantaleo 1993)

Diagnosis

La diagnosis del VIH comienza típicamente con una prueba que detecte los anticuerpos naturales producidos contra el virus. Si el resultado de la prueba del anticuerpo es positivo, una prueba más sensible se realiza, por ejemplo un análisis occidental o un análisis de la inmunofluorescencia indirecta (una prueba de la mancha blanca /negra que utiliza compuestos fluorescentes de modo que los anticuerpos del VIH presentes en el verde fluorescente del resplandor de la sangre cuando está colocada bajo luz ultravioleta).

El cuerpo humano no produce generalmente los anticuerpos del VIH hasta varias semanas después de la infección, así que si las pruebas del anticuerpo se administran antes de ese punto, pueden volver resultados del falso negativo. Éste es particularmente preocupante dado que la gente con el VIH aparece ser la más infecciosa durante la etapa aguda (Hollingsworth 2008; Wawer 2005; Pilcher 2004). Por lo tanto, animan a los pacientes con un resultado de la prueba negativo a ser probados otra vez tres meses más adelante, así como seis meses más adelante. Las pruebas de Virologic, que detectan el virus o los componentes reales de eso, son útiles para identificar la infección aguda en los pacientes que prueban la negativa para los anticuerpos del VIH (leídos 2007).

Las opciones de diagnóstico actuales para detectar el VIH incluyen:

  • Pruebas de carga viral: Estas pruebas miden la cantidad de VIH en la sangre. Los ejemplos incluyen la prueba de la reacción en cadena de polimerasa (polimerización en cadena), que puede identificar el VIH detectando su material genético.
  • Prueba del antígeno P24: Esta prueba detecta p24 el antígeno, una proteína producida por el VIH. Los niveles perceptibles de p24 se producen durante los primeros tiempos de la infección VIH, haciendo esto una prueba útil en caso de que sospechen a un paciente asintomático para tener el VIH (debido a comportamientos de alto riesgo, por ejemplo) y pruebas negativas para los anticuerpos (Pilcher 2010).
  • Análisis de cuarta generación: En 2010, el aprobado por la FDA un nuevo, la prueba “de cuarta generación”, llamó el VIH Ag/Ab del ARQUITECTO análisis combinado. Esta prueba detecta el antígeno p24 y los anticuerpos del VIH, con el objetivo de facilitar el diagnóstico precoz de la infección. Ha demostrado altas sensibilidad y especificidad de diagnóstico en la detección de VIH (Chavez 2011; Bischof 2011; Pandori 2009).
  • Pruebas ácidas nucléicas: Las pruebas ácidas nucléicas (NAT) pueden identificar la infección VIH aproximadamente 12 días antes de que los anticuerpos llegan a ser perceptibles (Fiebig 2003). Esto permite la detección anterior del virus, que podría prevenir la extensión de la infección debido a la conciencia temprana. En un estudio de más de 3.000 personas que fueron probadas para el VIH, usando el NAT mejorado la producción de la detección por el 23% comparado con una prueba rápida del VIH (Morris 2010).
  • Pruebas rápidas: Las pruebas rápidas del VIH presentan una opción asequible que permita la colección fácil de la muestra (e.g., vía pinchazo oral de la esponja o del finger) y produzca resultados en apenas 15 minutos. Sin embargo, se asocian a una alta tasa de resultados del falso positivo. Por lo tanto, los pacientes que prueban el positivo con una prueba rápida deben entonces ser comprobados vía una prueba convencional del VIH para confirmar la diagnosis.

    Una vez que se ha diagnosticado una infección VIH, las medidas dominantes usadas para la evaluación y la supervisión son:
  • Recuento celular de CD4+. Esto se considera el sello de la progresión de la enfermedad. En individuos sanos, de la cuenta CD4 gama generalmente a partir del 500 a más de 1.000 cells/µL; cuando estos niveles caen debajo de 200, es un criterio para AYUDA (Schneider 2008). Además de ser un indicador de la progresión de la enfermedad, cuenta CD4 puede ayudar a evaluar cuando comenzar terapia del antiretroviral. Un ensayo reciente encontró que una combinación de prueba de la supervisión clínica y del recuento celular de CD4+ era la estrategia más eficaz para supervisar la progresión del VIH (UCSF 2011).

    La Organización Mundial de la Salud recomienda que los pacientes con el VIH comienzan el tratamiento cuando su cuenta CD4 cae a ≤350 cells/µL, incluso si no tienen síntomas. Aunque, las pruebas recientes indiquen que si VIH-está infectada la terapia iniciado del antiretroviral de los individuos más pronto ellos es mucho menos probable transmitir la enfermedad a otras (Cohen 2011).
  • Carga viral. Si el paciente se adhiere a su régimen de la medicación y la terapia del antiretroviral es eficaz, la carga viral caerá generalmente a menos de 50 copies/mL en 16 a 24 semanas, dependiendo del nivel antes de que el tratamiento fuera iniciado (Rizzardi 2000). Si la carga viral no aparece disminuir con el tratamiento, ésta podría ser una muestra de la resistencia a los medicamentos.
  • Resistencia a los medicamentos. Estas pruebas determinan si una tensión del VIH es resistente a algunas medicaciones anti-VIH. Durante la prueba genotípica, por ejemplo, la estructura genética de la muestra del VIH se estudia para las mutaciones que se reconocen como crear resistencia del VIH a ciertas drogas. Durante la prueba fenotípica, el VIH se expone a diversas concentraciones de diversos antiretrovirals para determinar resistencia.

Los pacientes que prueban el positivo para el VIH deben también experimentar la investigación para otras condiciones que se asocien al VIH, incluyendo las otras enfermedades de transmisión sexual, tuberculosis, y hepatitis B (Aberg 2009).

Tratamiento

Los pacientes tienen hoy acceso a un arsenal de las drogas de antiretroviral potentes para disminuir la carga viral:

  • Inhibidores de la entrada: Estas drogas atan a los receptores CCR5 en las células inmunes, evitando que el VIH la atadura a ellas e inicie la infección. Ejemplo: maraviroc (Selzentry®).
  • Inhibidores de la fusión: Los inhibidores de la fusión bloquean la proteína gp41 en la superficie del VIH, que evita que se funda con la célula huesped (Cervia 2003). Ejemplo: enfuvirtide (Fuzeon®).
  • Inhibidores reversos de Transcriptase del nucleósido/del nucleótido (NRTIs/NtRTIs): Estas medicaciones interfieren con la capacidad del VIH de ser importado en la DNA de células inmunes sanas limitando la transcripción reversa del ARN viral en la DNA viral. Ejemplos: abacavir (Ziagen®), emtricitabine (Emtriva®), lamivudine (Zeffix®), tenofovir (Viread®), zidovudine (Retrovir®).
  • Inhibidores reversos de Transcriptase del No-nucleósido (NNRTIs): Estas drogas también inhiben la transcripción reversa del ARN viral. Ejemplos: etravirine (Intelence®), efavirenz (Sustiva®), nevirapine (Viramune®).
  • Inhibidores de Integrase: Estas medicaciones inhiben el integrase, una enzima que facilite la inserción de la DNA viral en la DNA de las células infectadas (Jegede 2008). Ejemplo: raltegravir (Isentress®)
  • Inhibidores de proteasa: Estas drogas inhiben la proteasa, una enzima que se utilice para ayudar a montar el VIH después de que se haya incorporado en la DNA del anfitrión. Ejemplos: atazanavir (Reyataz®), fosamprenavir (Lexiva®), ritonavir (®) de Norvir, darunavir (Prezista®).

Una variedad de estas drogas, y otras, son de uso frecuente en la combinación manejar el VIH; esta estrategia se refiere como terapia de antiretroviral altamente activa, o HAART. Los regímenes de la droga típicamente se eligen basados en varios factores, incluyendo tolerabilidad paciente, la formación genética paciente, y la experiencia del médico.

Un descubrimiento de la señal

Las drogas de Antiretroviral no eliminan totalmente el virus-uno que el paciente que recibe HAART puede todavía infectar otros, por ejemplo, con la distribución de la aguja o la cópula sexual. Sin embargo, los hallazgos de la brecha emergieron en 2011 con el ensayo clínico 052, que de la red de los ensayos de la prevención del VIH (HPTN) encontró que si un heterosexual con el VIH inicia el tratamiento del antiretroviral temprano (antes de las etapas avanzadas de la enfermedad), esto pueden reducir la probabilidad de la transmisión sexual a los socios no infectados por un 96% de escalonamiento. Estos hallazgos monumentales sugieren que, además de tratar la infección VIH, las drogas de antiretroviral puedan también disminuir dramáticamente la probabilidad de la transmisión del VIH entre los socios heterosexuales si estén tomadas temprano bastante. El estudio comparó a los participantes “tempranos” que comenzaron el tratamiento del antiretroviral inmediatamente al principio del estudio, contra los que iniciaron el tratamiento cuando sus cuentas de CD4+ bajaron al ³ de 250 cells/mm o menos, o cuando experimentaron una enfermedad Ayuda-asociada (Cohen 2011). Pues los autores realizan la investigación adicional, estos hallazgos representan un descubrimiento innovador en la gestión del VIH.