Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Hepatitis C

Terapéutica natural apuntada

Glutatión de impulso y facilitación del hígado de la tensión oxidativa

El glutatión actúa como más detoxifier celular y las ayudas previenen daño de los radicales libres (Cacciatore 2010). Sin embargo, el agotamiento del glutatión es un hallazgo común entre los pacientes HCV-infectados (Tapryal 2010). Los compuestos siguientes pueden ayudar a aumentar niveles del glutatión.

N-acetilo-cisteína. la N-acetilo-cisteína (NAC) se deriva de la L-cisteína, un aminoácido condicional esencial. Este antioxidante potente disminuye radicales libres y aumenta los niveles del glutatión (Nguyen-Khac 2011). En medicina convencional, el NAC se ha utilizado para tratar el envenenamiento del acetaminophen. En niños con la insuficiencia hepática aguda de causas con excepción del envenenamiento del acetaminophen, recibiendo el NAC fue asociado a una estancia más corta del hospital, a una mayor incidencia de la recuperación del hígado, y a una mejor supervivencia después del trasplante (Kortsalioudaki 2008). En un ensayo temprano, la adición de NAC al interferón impulsó niveles del glutatión en los glóbulos blancos de pacientes con la hepatitis crónica C y normalizó niveles del ALT en el 41% de los no respondedores del interferón (Beloqui 1993). Mientras que ensayos más recientes han no podido confirmar el papel terapéutico del NAC en la hepatitis crónica C, la han establecido se toleran muy bien (Grant 2000; Gunduz 2003).

S-adenosyl-L-metionina. la S-adenosyl-L-metionina (lo mismo), donante metílico para las reacciones numerosas de la metilación, se ha estudiado para sus propiedades del antidepresivo (Nahas 2011). Lo mismo también regula la síntesis del glutatión (Medici 2011). En los pacientes HCV-infectados que eran no respondedores a la terapia antivirus anterior, el adición lo mismo a un interferón pegylated más régimen del ribavirín (PEG-IFN/RBV) mejoró la respuesta viral temprana (Feld 2011). En un ensayo separado, mismo y el trimethyglycine (otro donante metílico) fueron dados junto con el interferón pegylated más el ribavirín a los pacientes crónicos de la hepatitis C. El tratamiento dio lugar a una respuesta virológica temprana (EVR) en el 59% de temas, mientras que el interferón pegylated más el ribavirín solamente había alcanzado previamente solamente un 14% EVR (Filipowicz 2010).

Ácido lipoico. Este limpiador libre-radical ayuda a reparar el daño causado por la tensión oxidativa, ayudando en la regeneración de antioxidantes importantes tales como glutatión y vitamina E (Shay 2009). En animales, el ácido lipoico se ha encontrado para prevenir la enfermedad del higado grasa (parque 2008). En ensayos humanos, la administración de las mezclas antioxidantes que contenían el ácido lipoico fue mostrada para modular favorable las enzimas del hígado, los niveles del ARN de HCV, y la cuenta de la biopsia del hígado en los pacientes de HCV (Melhem 2005; Berkson 1999).

Proteína. La proteína impulsa niveles del glutatión y mejora el funcionamiento del sistema inmune (EL-esencia 2009). En un modelo animal de la hepatitis, la suplementación de la proteína atenuada sustancia-indujo las elevaciones de la enzima del hígado (Kume 2006). Por otra parte, un estudio clínico encontró la carga viral reducida proteína oral, inflamación disminuida, niveles bajados del ALT, y ejerció otros efectos beneficiosos en los pacientes HCV-infectados crónicos compensados (EL-esencia 2009).

Selenio. El selenio es un componente esencial de la peroxidasa del glutatión, una enzima que proteja las células contra el daño del radical libre (Khan 2012). Han encontrado a los pacientes con la hepatitis C o B para tener concentraciones más bajas del selenio del suero que los individuos sanos (Khan 2012). Por otra parte, la deficiencia del selenio se piensa para contribuir a la resistencia a la insulina en gente con enfermedad del higado crónica HCV-relacionada; y los niveles reducidos del selenio se han observado en pacientes con el carcinoma hepatocelular (Rohr-Udilova 2012; Himoto 2011).

Glutatión. Un estudio 1989 encontró el consumo de niveles crecientes glutatión oral del glutatión del plasma (Jones 1989). Los ensayos preclínicos encontraron niveles orales del glutatión de los aumentos del glutatión en tejidos tales como los pulmones, el hígado, y los riñones (Hagen 1990; Kariya 2007; Aw 1991; Iantomasi 1997; Favilli 1997).

Alcance de exceso de niveles del hierro

Lactoferrina. La lactoferrina, una glicoproteína hierro-obligatoria, puede ser beneficiosa como tratamiento adjunctive para la sobrecarga del hierro de suero en pacientes de la hepatitis. La lactoferrina es un agente antioxidante, antivirus potente, y limpiador del hierro libre (actor 2009). Además, está implicado directamente en el upregulation de la actividad de la célula de asesino natural, haciéndole a un mediador natural de la función inmune (actor 2009). Como mediador inmune, la lactoferrina puede trabajar sinérgico con interferón para reducir la carga viral (Ishii 2003). En otro estudio entre pacientes con HCV crónico, la lactoferrina solamente bajó perceptiblemente el título del ARN de HCV y mejoró eficacia del tratamiento subsiguiente con el interferón y el ribavirín (Kaito 2007).

Té verde. Epigallocatechin-3-gallate (EGCG) del té verde ha sido encontrado para interrumpir el primer paso de la infección de HCV bloqueando el virus de las células de blanco que entraban. Además, EGCG inhibió la transmisión de la célula-a-célula de HCV. Ambos efectos fueron observados sin importar el genotipo probado. Estos hallazgos llevan las implicaciones importantes para la prevención de la reinfección de HCV en los pacientes trasplantados del hígado (Ciesek 2011). Además, el té verde se ha mostrado para inhibir la absorción del hierro en las células intestinales (mA 2011) y la acumulación en el tejido del hígado (Saewong 2010), que puede contribuir a la tensión oxidativa excesiva.

Calcio elemental. El calcio inhibe la absorción del hierro (Shawki 2010). Tomar a 600 el magnesio del calcio elemental puede reducir la absorción del hierro cerca tanto como el 60% (Hallberg 1991).

Protección natural adicional del hígado

Cardo de leche. Silymarin y su principal ingrediente activo, silibinin, se derivan del cardo de leche, miembro de la familia de la margarita. La ayuda de ambas sustancias el hígado evita daño tóxico y regenera después de lesión.

Silymarin

Los hallazgos de varios estudios sugieren que el silymarin tenga antivirus potencial (Polyak 2007), antioxidante (Bonifaz 2009), anti-en el fl ammatory (Polyak 2007; Morishima 2010), y efectos brotic del fi anti (EL-Lakkany 2012) dentro del hígado. Puede también mejorar niveles de la enzima del hígado en los pacientes de HCV (Mayer 2005).

En un estudio reciente del cultivo celular, un silymarin entrada inhibida de HCV en las células, una expresión viral inhibida del ARN y de la proteína, y una transmisión disminuida de la célula-a-célula de HCV (Wagoner 2010).

Un estudio clínico que implicaba a 1.145 participantes HCV-infectados mostró que los pacientes que usaban silymarin tenían menos síntomas hígado-relacionados y algo más arriba - las cuentas de la calidad de vida (Seeff 2008). El mayor magnesio de 700 de las dosis puede mejorar la biodisponibilidad del silymarin; y las dosis orales de hasta 2,1 g por día se han encontrado para ser seguras y se han tolerado bien (Hawke 2010).

Silibinin

Los efectos antioxidantes, antifibrotic, y metabólicos del silibinin se han demostrado en los estudios numerosos (Loguercio 2011; Trappoliere 2009). Silibinin también tiene capacidades antivirus (Ahmed-Belkacem 2010; Ferenci 2008).

La eficacia clínica del silibinin oral en la hepatitis crónica activa C todavía no se ha establecido claramente (Loguercio 2011; Verma 2007). Sin embargo, el silibinin intravenoso trató con eficacia la reinfección de HCV después del trasplante del hígado en una pequeña cantidad de pacientes en un ensayo (Eurich 2011), y los 85% ayudados de no respondedores a la asistencia estándar alcanzan niveles imperceptibles del ARN de HCV en otro (Rutter 2011). Asimismo, la administración de altas dosis del silibinin además del interferón pegylated más terapia del ribavirín bajó intravenoso cargas virales en los pacientes HCV-infectados que eran no respondedores anteriores al tratamiento (Ferenci 2008); y magnesio 1.400 del silibinin intravenoso diario para la respuesta virologic continua con éxito inducida de 14 días (SVR) en un paciente trasplantado de 57 años del hígado (Neumann 2010).

Un comentario de literatura médica no encontró ningún efecto secundario significativo con el silybin phytosome en las dosis hasta 10 gramos por día, y ninguna interacción significativa con otras medicaciones (Loguercio 2011).

Polyenylphosphatidylcholine. Polyenylphosphatidylcholine (PPC) es un componente importante de los fosfolípidos esenciales (Okiyama 2009). Además de mejorar las enzimas del hígado en HCV (Singal 2011), el PPC llena los niveles de S-adenosyl-L-metionina (lo mismo), un precursor al glutatión antioxidante potente (Lieber 2005). El PPC protege contra el daño hepático (Okiyama 2009) y mejora la función hepática (Zhao 2011; Singal 2011). En los estudios animales, ha demostrado efectos antioxidantes, cytoprotective, antiinflamatorios, y antifibrotic, la tensión oxidativa de inhibición y el desarrollo de la enfermedad del higado alcohólica (Okiyama 2009; Singal 2011). Los ensayos clínicos de doble anonimato, placebo-controlados numerosos han mostrado que los fosfolípidos esenciales mejoran hepatitis crónica entre los temas humanos (Gundermann 2011).

Schisandra chinensis. Las bayas de la planta chinensis de Schisandra(S.chinensis) contienen los ingredientes activos que protegen el hígado (Azzam 2007). El schisandra crudo y sus extractos han llevado a cabo tradicionalmente un papel en la medicina china y japonesa (Azzam 2007), y el S. chinensis se ha utilizado para tratar la hepatitis química y viral (Chien 2011). Un estudio que examinaba los efectos de una combinación herbaria japonesa que contenía la fruta indicada chinensis del S. Schisandra podría inhibir la infección de HCV (Cyong 2000). El extracto de la semilla del S. chinensis aparece tener capacidades de hígado-desintoxicación; los componentes del extracto de la semilla se piensan para tener anticáncer, antiinflamatorio, hígado-protector, el anti-VIH, y efectos inmunomoduladores (Wang 2007).

Extracto de la raíz de regaliz. El extracto de la raíz de regaliz (glycyrrhizin) se sabe para ejercer un efecto antivirus contra HCV (Ashfaq 2011). En pacientes japoneses de HCV, el uso a largo plazo del glycyrrhizin ha mostrado para ser útil en la prevención de la inflamación, de la cirrosis del higado, y del carcinoma hepatocelular (Guyton 2002; Kumada 2002). La actividad antiinflamatoria amplia (Schröfelbauer 2009) y las capacidades antioxidantes (Li 2011) del glycyrrhizin también se han observado. El adición de un suplemento alimenticio que contenía vitamina C, el ácido glicirrícico, y otros antioxidantes al interferón pegylated estándar más el tratamiento del ribavirín se ha ligado a un índice notablemente más alto de mejoras bioquímicas e histologic en pacientes a HCV crónico (Gómez 2010; Vilar Gómez 2007). En pacientes crónicos de HCV, la tensión oxidativa y los parámetros inmunológicos mostrados marcaron el tratamiento de siguiente de la mejora con esta mezcla (Gómez 2010).

Una preparación conocida como C nea-Minophagen más fuerte (SNMC) contiene el glycyrrhizin como componente activo y se ha utilizado en Japón por más de 30 años para tratar la hepatitis crónica (Kumada 2002). En animales con HCV, SNMC ha sido encontrado para prevenir la enfermedad del higado grasa (Korenaga 2011) y para proteger las células de hígado contra la tensión oxidativa tetracloruro de carbono-inducida restaurando los niveles agotados del glutatión (Hidaka 2007). Un efecto secundario posible asociado a la ingestión de una gran cantidad de regaliz es hipertensión (Nielsen 2012); por lo tanto, la presión arterial se debe supervisar regularmente.

Vitamina D. Los niveles disminuidos de la vitamina D se han observado en los pacientes de HCV (Arteh 2010; Petta 2010). Los niveles bajos de la vitamina D del suero se asocian a fibrosis severa, así como un punto bajo sostuvo respuesta virológica al interferón pegylated más el tratamiento del ribavirín en pacientes con la infección crónica de HCV (Petta 2010); y la suplementación de la vitamina D se ha encontrado para aumentar respuesta de HCV al interferón pegylated más la terapia del ribavirín (Abu-Mouch 2011). En un estudio reciente la participación de pacientes con interferón pegylated de recepción del genotipo 2-3 de HCV más el tratamiento del ribavirín, complementando con la vitamina oral D mejoró perceptiblemente respuesta viral. Veinticuatro semanas después del tratamiento, el 95% del tratamiento (grupo de la vitamina D) era negativa del ARN de HCV contra el 77% del grupo de control (Nimer 2012).

Café. Un estudio reciente mostró que los pacientes con la enfermedad del higado crónica HCV-relacionada avanzada que bebió 3 o más tazas de café cada día eran cerca de 3 veces más probablemente de responder al interferón pegylated más el tratamiento del ribavirín que no bebedores. Estos pacientes eran no respondedores anteriores al tratamiento del interferón (liberto 2011). Los informes publicados del estudio han documentado una asociación entre el consumo del café y los riesgos bajados de cirrosis del higado (Modi 2010; Klatsky 2006), carcinoma hepatocelular (Larsson 2007; Bravi 2007), progresión de la enfermedad del higado en la infección de HCV (liberto 2009), y una actividad más baja del ALT del suero (Ruhl 2005a). Los estudios de población han mostrado que consumición del café reduce el riesgo de enfermedad del higado crónica clínico significativa (Ruhl 2005b). Estos efectos pueden ser debidos en parte a la actividad antivirus del ácido chlorogenic, un polifenol del café encontrado en especialmente altas concentraciones en los extractos verdes del café (Wang 2009).

Cinc y cinc-carnosine. El cinc tiene capacidades de HCV-inhibición (Yuasa 2006). La suplementación del cinc ha dado lugar a un índice divulgado más alto de erradicación de HCV entre los pacientes que recibían el tratamiento del interferón (Takagi 2001), los disturbios y pérdida de pelo gastrointestinal disminuida, y salud mejorada de la uña en pacientes con HCV crónico. Puede también mejorar tolerancia paciente a IFN-alpha-2a y al ribavirín (Ko 2005b).

Un compuesto de quelato que consiste en el cinc y L-carnosine puede inducir funciones antioxidantes en el hígado, de tal modo disminuyendo lesión de la célula de hígado (Murakami 2007). La suplementación con cinc-carnosine quelatado se ha encontrado para disminuir el grado de daño hepático y para mejorar el resultado a largo plazo de pacientes con la infección o la cirrosis del higado crónica (Matsuoka 2009) de HCV. En pacientes con enfermedad del higado crónica HCV-relacionada, aparece tener un efecto antiinflamatorio beneficioso sobre el hígado disminuyendo la sobrecarga del hierro (Himoto 2007). Además, menos efectos secundarios gastrointestinales fueron observados cuando la suplementación del cinc-carnosine fue añadida al interferón pegylated combinación más la terapia del ribavirín (Suzuki 2006).

Curcumina. La curcumina es un pigmento amarillo presente en la cúrcuma de la especia del curry. Posee las capacidades antioxidantes, antiinflamatorias, antihongos, antibacterianas, y antiproliferativas (Aggarwal 2003; Rahman 2006; Aggarwal 2007). Además, la curcumina se ha encontrado para ejercer actividad antivirus contra una variedad de virus incluyendo el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) (Li 1993), el virus de gripe (Chen 2010), y el coxsackievirus (Si 2007). Un equipo de investigadores encontró que la curcumina reduce la expresión génica de HCV, y combinar curcumina con el tratamiento de la IFN-alfa tenía “efectos inhibitorios profundos” sobre la réplica de HCV. Los autores concluyeron curcumina pueden tener valores como agente anti-HCV nuevo (Kim 2010). La curcumina también se ha mostrado para proteger contra el cáncer de hígado (Darvesh 2012).

Quercetina. La quercetina es un flavonoide presente en fruta, verduras, vino, y el té que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Los estudios indican que también posee las propiedades anti-hipertensas, antibacterianas, anti-fibróticas, antis-atherogenic, y antiproliferativas (botas 2008). La quercetina también se ha encontrado para atenuar la producción del virus de HCV (Gonzalez 2009; Bachmetov 2012).

L-carnitina. Los pacientes crónicos de HCV recibidos pegylated el interferón más el ribavirín más la L-carnitina del aminoácido o pegylated el interferón más el ribavirín solamente por 12 meses. Una mejora significativa en respuesta virologic continua fue observada en el 50% del grupo de la L-carnitina contra el 25% del grupo de la no-L-carnitina (Malaguarnera 2011a). Complementando el interferón pegylated más el tratamiento del ribavirín con L-carnitina también se ha asociado cansancio mental y físico, así como a calidad de vida relativa a la salud mejorada disminuida en pacientes con HCV crónico. Estos últimos resultados podrían potencialmente mejorar conformidad paciente con interferón pegylated más el tratamiento del ribavirín (Malaguarnera 2011b).