Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Hepatitis C

Terapias emergentes

Los solamente cerca de 40% de pacientes con la infección del genotipo 1 de HCV (el genotipo más común de Norteamérica) alcanzan respuesta virologic continua con interferón pegylated más la terapia del ribavirín (PEG-IFN/RBV) (Zeuzem 2011; Alkhouri 2012). Por lo tanto, esfuerzos de investigación rigurosos se dirigen que desarrollan estrategias más eficaces del tratamiento.

Antivirals de actuación directa (DAAs)

Telaprevir y boceprevir, antivirals de actuación directa (DAAs) que inhiben la réplica de HCV, aprobación recibida del FDA en 2011. Se utilizan conjuntamente con el interferón pegylated más el ribavirín para tratar la infección crónica del genotipo 1 HCV (Kim 2012; Feret 2011).

Telaprevir

En los pacientes HCV-infectados crónicos que o no habían sido tratados o para quién era fracasado el tratamiento convencional, el adición del telaprevir al interferón pegylated más terapia del ribavirín dio lugar a las tasas de respuesta virologic perceptiblemente más arriba continuas (Jacobson 2011; Zeuzem 2011).

El índice de infección crónica de HCV es notablemente alto en la población afroamericana (CDC 2012b). La investigación mostrada cuando el telaprevir fue utilizado conjuntamente con el interferón pegylated más el ribavirín en afroamericanos, la tasa de respuesta virologic continua era el 61% contra el 25% sin el telaprevir (universidad americana de la gastroenterología 2011).

Las pruebas adicionales indican usando telaprevir pueden acortar el tiempo del tratamiento (Sherman 2011). El poder acortar la duración del tratamiento es extremadamente importante, pues algunos pacientes paran el cumplir con el tratamiento en un cierto plazo o pueden necesitar parar el tratamiento debido a los eventos adversos (Lo con referencia a 2011; Kim 2012). Si la exposición prolongada a estas terapias puede ser minimizada, ésta pudo animar conformidad paciente.

Boceprevir

El adición del boceprevir al interferón pegylated más el tratamiento del ribavirín también ha rendido mejoras importantes en las tasas de respuesta virologic continuas (Poordad 2011). En pacientes previamente no tratados, el tratamiento con el boceprevir más el interferón pegylated más terapia del ribavirín rindió tasas de respuesta virologic continuas alto en la mayoría de los pacientes en 28 semanas; el boceprevir también fue encontrado para ser seguro y de manera efectiva por hasta 48 semanas (cuando sea necesario). Tener un período de entrada de cuatro semanas de interferón pegylated más el tratamiento del ribavirín antes de añadir el boceprevir rindió una mejor respuesta virologic continua así como una brecha y una recaída virales disminuidas sobre una duración de 48 semanas (Kwo 2010).

Las limitaciones de los DAAs incluyen una mayor frecuencia de eventos adversos que el interferón pegylated más el ribavirín (Ghany 2011), el régimen de dosificación complejo (Lo con referencia a 2011), el potencial para las interacciones de la droga-droga (Ghany 2011), y la aparición de HCV tratamiento-resistente filtra (Sarrazin 2010; Kim 2012; Susser 2009; Kuntzen 2008). También, ninguna de las dos drogas es igualmente eficaces contra todos los genotipos de HCV. Las nuevas terapias se están desarrollando para dirigir una gama más amplia de genotipos (Shiffman 2012).

Metformin: Más que una droga de la diabetes

Life Extension ha estado divulgando sobre las ventajas del metformin por años. La nueva investigación indica el metformin, usado normalmente a la diabetes de la invitación, puede ser una terapia útil para los pacientes de HCV. Los datos ines vitro sugieren que el metformin pueda tener un efecto represivo sobre la réplica de HCV (Nakashima 2011). En las mujeres con la infección del genotipo 1 de HCV que fueron encontradas para exhibir resistencia a la insulina, tomar metformin además de terapia estándar de HCV dio lugar a una respuesta virologic continua doblada y la mayor disminución de la carga viral comparó al placebo en las primeras 12 semanas del tratamiento (del Campo 2010). Varios otros estudios clínicos también han mostrado tasas de respuesta virologic continuas mejoradas entre los pacientes insulina-resistentes de HCV que recibían metformin además de la terapia estándar (Yu 2012; Romero-Gómez 2009). El uso de Metformin también fue correlacionado con un pronóstico perceptiblemente mejor entre 99 pacientes diabéticos de HCV con cirrosis. Comparado a la no utilización, el tratamiento del metformin fue asociado a una reducción del 81% en riesgo de carcinoma hepatocelular y a una reducción del 78% de la muerte hígado-relacionada o a necesidad del trasplante del hígado (Nkontchou 2011).

Ezetimibe: Una droga de colesterol-baja que inhibe la entrada viral de HCV

Los nuevos hallazgos revelan ciertas medicaciones del colesterol pueden ser útiles en el tratamiento de HCV. Los receptores de la Niemann-selección C1-like 1 (NPC1L1) son mediadores importantes de la absorción del colesterol en el cuerpo humano. Interesante, los científicos encontraron recientemente los receptores NPC1L1 también para ayudar al virus de HCV a incorporar las células.

El ezetimibe de la droga del colesterol apunta específicamente los receptores NPC1L1. Los investigadores probaron sus efectos sobre HCV y encontrado le inhibe la infección por todos los genotipos importantes de HCV. Por otra parte, en ratones con el hígado humano injerta, ezetimibe redujo el establecimiento de infección del 1b del genotipo de HCV. Estos hallazgos representan un descubrimiento de la brecha identificando un factor de la entrada para HCV y revelando una nueva blanco del tratamiento (Sainz 2012).

Tratamiento Interferón-libre

En un estudio de 2012 fases II, trataron a los pacientes con una terapia interferón-libre de investigación (combinación del BI 201335 del inhibidor de proteasa y del BI 207127 del inhibidor de la polimerasa) con y sin el ribavirín y para las duraciones diversas del tratamiento. El tratamiento por 28 semanas dio lugar a una curación viral en el casi 82% de pacientes con los genotipos la infección cc y 1b de 1a de HCV, los genotipos mas comunes de Asia y Europa. Por otra parte, el 68% de todos los pacientes en el estudio alcanzaron una curación viral, incluyendo individuos con el genotipo 1a no-cc, que es normalmente muy difícil de tratar. Si estuvo demostrada ser una opción viable del tratamiento, la terapia interferón-libre eliminaría los efectos secundarios del interferón. Esto, a su vez, potencialmente animaría la conformidad paciente (Zeuzem 2012).

Vacunación de HCV en el horizonte

Un informe de febrero de 2012 indica a Michael Houghton, uno de los científicos que descubrieron HCV en 1989, desarrollado una vacuna de una tensión de HCV. Los resultados han sido de forma aplastante los positivo-pacientes que recibieron los anticuerpos producidos esta vacuna que neutralizaron todas las tensiones sabidas de HCV, una hazaña pensaron previamente imposible dado la virulencia de HCV. Aunque la prueba adicional sea necesaria, y tardaría probablemente cinco a siete años antes de que la vacuna podría recibir la aprobación, los hallazgos preliminares son encouraging (Hanlon 2012).

Thymosin alpha-1

Life Extension ha estado divulgando sobre las ventajas del thymosin alpha-1 desde el principios de los 80. Este agente de inmune-impulso se ha estudiado para su papel potencial en tratar el cáncer y la hepatitis viral. Los resultados del estudio sugieren que el thymosin alpha-1 además del interferón pegylated más el tratamiento del ribavirín pueda mejorar la eficacia del tratamiento en los pacientes que no eran previamente responsivos a la terapia (Poo 2008; Baek 2007). Otros hallazgos del estudio han indicado que tomando thymosin además del tratamiento estándar de HCV pudo bajar el índice de recaída (Ciancio 2010). Por otra parte, el thymosin alpha-1 muestra promesa como terapia complementaria potencial en pacientes de la difícil-a-invitación con HCV, pero más estudios son necesarios (Sherman 2010). En otro ensayo entre 552 pacientes de la hepatitis C que eran no respondedores al cuidado estándar, la adición de dos 1,6 inyecciones subcutáneas del magnesio del thymosin alpha-1 por semana al interferón pegylated más el ribavirín por 48 semanas dio lugar a una respuesta virologic continua el 41% comparada hasta el 26% en los beneficiarios del placebo (Ciancio 2012).