Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Fibromyalgia

Consideraciones dietéticas y modalidades físicas alternativas

Dieta

Dado la asociación sabida entre la obesidad y el fibromyalgia, no es de extrañar que la adherencia a una dieta sana puede tener ventajas significativas. Según pruebas recientes, las dietas vegetarianas son particularmente beneficiosas para disminuir el dolor asociado a fibromyalgia; no sólo porque pueden inducir pérdida de peso, pero también porque son ricos en los antioxidantes (Arranz 2010). Esto se recomienda sobre la base de pruebas que el daño oxidativo (es decir, radicales libres) desempeña un papel importante en el desarrollo del fibromyalgia (Altindag 2006; Bagis 2005). Sin embargo, la adherencia a un modelo dietético específico puede no ser necesaria si las comidas antioxidante-ricas se consumen regularmente como parte de una dieta sana (Sendur 2009; USDA 2007).

Modalidades físicas complementarias y alternativas

En el caso de la acupuntura, un ciertos datos sugieren que produzcan alivio del dolor a corto plazo, pero estas ventajas no aparecen ser a largo plazo (Terry 2012). Otras intervenciones alternativas prometedoras incluyen terapias movimiento-basadas tales como yoga, Tai-ji, meditación del mindfulness, e hidroterapia (en cuál experimenta terapia física mientras que en el agua o se baña simplemente el paciente para aliviar los síntomas) (Terhorst 2011; Carson 2010; Schmidt 2011; Wang 2010).