Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

El fenómeno de Raynaud

Terapias y/o estrategias médicas nuevas y emergentes de la droga

Terapia tópica del nitrato

Una contribución al fenómeno de Raynaud aparece provenir cambios en la expresión de las diversas sustancias químicas producidas por el endotelio, particularmente el óxido nítrico vasodilatador potente (NO) (Cooke 2005; Herrick 2011; Herrick 2012). Los estudios de investigación encontraron eso el aplicar de una preparación tópica de la nitroglicerina, que aumenta la señalización del óxido nítrico, vasodilatación de los disparadores (Herrick 2012).

Uno compuesto, llamado Vascana® (MQX-503), cosechadoras la formulación propietaria AmphiMatrix (TAM™) de la droga-entrega, que permite que las drogas penetren la piel, con nitroglicerina. A partir de la época de esta escritura, el fabricante está conduciendo un ensayo de la fase III para la consideración final del FDA (MediQuest 2008, 2012). Los datos publicados demuestran que esta terapia es segura y de manera efectiva en pacientes con el fenómeno de Raynaud primario o secundario (Chungkin 2009; Hummers 2012). En un estudio 2009 del cual alistó a 219 pacientes con el fenómeno de Raynaud primario y secundario, 212 momentos antes quién terminó el estudio, el Vascana® aplicado los participantes o un placebo o hasta 5 minutos después de que el ataque del fenómeno de un Raynaud. Ésos que recibían la droga (aplicada como 0,9% geles) demostraron una reducción media en la cuenta de la condición del Raynaud (una evaluación estandardizada) de 14,3%, perceptiblemente más grande que el 1,3% en el grupo del placebo, pero la frecuencia y la duración de los ataques no eran estadístico diferentes entre los dos grupos. Además, sobre la base de los valores de cuenta de la condición del Raynaud malo, los pacientes con esclerosis sistémica y el fenómeno de Raynaud secundario mejoraron menos (mejora de 12,3% y del 15%, respectivamente) que ésos con el fenómeno de Raynaud primario (mejora 21,3%). Los efectos secundarios eran similares en el grupo de MQX-503 y del placebo (Chungkin 2009).

Otro estudio en Vascana®, publicado en diciembre de 2012, implicado 37 participantes con el fenómeno de Raynaud que fueron tratados con 0,5% o 1,25% geles de la nitroglicerina o con un gel del placebo. Ambos grupos activos del tratamiento tenían una mayor mejora en flujo de sangre en los fingeres que los participantes que recibían el placebo (Hummers 2012).

Toxina Botulinum (Botox®)

Utilizado médicamente para tratar espasticidad del músculo, jaqueca, y sudar excesivo, la toxina botulinum también se está evaluando para el fenómeno y otros desordenes de Raynaud caracterizados por la vasoconstricción. Por lo menos 5 estudios se han conducido desde 2004 en qué toxina botulinum A fue inyectado en los fingeres y las manos. Mientras que los estudios tenían limitaciones múltiples, ellas todo el demostrado una cierta mejora en dolor y la ulceración disminuida de los tejidos suaves. La toxina Botulinum A aparece trabajar por los mecanismos múltiples: disminuye tono muscular, inhibe el lanzamiento de la noradrenalina (una sustancia química que causa la vasoconstricción), y bloquea los receptores específicos implicados en la constricción y el dolor frío-inducidos (Iorio 2012) del vaso sanguíneo. Botox® está disponible para otras indicaciones y se puede utilizar “de etiqueta” para el fenómeno de Raynaud es algunos casos bajo supervisión del médico.

Receptor del Endothelin inhibidores

Ambrisentan (Letairis®), aprobado por la FDA tratar la hipertensión pulmonar, se está evaluando como vasodilatador en pacientes con escleroderma y el fenómeno de Raynaud. Aunque un pequeño estudio que evaluó a 18 pacientes sistémicos de la esclerosis no encontrara ninguna mejoras en flujo de sangre a los fingeres sobre 12 semanas, el dolor y cuentas relativas a la salud de la calidad de vida mejorados (Bena 2011). Otros estudios han mostrado una cierta ventaja en resultados funcionales usando el antagonista del receptor del endotelin bosentan (Tracleer®), pero los resultados han sido contrarios (Nguyen 2010; Selenko-Gebauer 2006; Rosato 2010).