Venta del cuidado de piel de Life Extension

Tensión arterial alta

Factores de riesgo para la tensión arterial alta

La edad de avance, el género, los antecedentes familiares y la predisposición genética toda contribuyen al desarrollo de la tensión arterial alta. Sin embargo, se consideran los factores de riesgo sin poder modificarse, significando que no es posible reducir el riesgo que estos factores plantean tomando medidas preventivas. Los factores de riesgo modificables, por otra parte, también contribuyen perceptiblemente al desarrollo de la tensión arterial alta, pero se pueden dirigir con la acción preventiva. Los factores de riesgo modificables para la hipertensión incluyen:

  • Alta toma del sodio – según hipótesis emergentes, exceso del sodio aparece alterar el equilibrio entre los receptores adrenérgicos excitadores e inhibitorios de una manera tal que vasoconstricción de los favores, llevando a la presión arterial creciente (Gavras 2012). Un estudio 2011 encontró que los individuos con la hipertensión consumen significantly more sodio cada día que ésos sin la tensión arterial alta (Shi 2011). El Overindulging con la sal también aumenta el riesgo para el movimiento, la enfermedad de riñón, y la enfermedad cardiovascular (él 2010; Demarin 2010). Para evitar los efectos hipertensos del sodio, la toma se debe limitar a 2,4 gramos de sodio, o a 6 gramos de cloruro sódico (sal de tabla) de diario (Chobanian 2003).
  • Toma baja del potasio – la toma adecuada del potasio ayuda a la balanza los efectos hipertensos del sodio. Las dietas que contienen exceso de sodio requieren cantidades amplias de comidas potasio-ricas ayudar a atenuar las consecuencias hipertensas de la indulgencia excesiva moderna del sodio. La toma sugerida del potasio para los adultos es 4,7 gramos de diario, pero la mayoría de los americanos consumen lejos menos.
  • Obesidad y resistencia a la insulina el aumento del peso corporal explica tanto como el 75% del riesgo para la tensión arterial alta (Marion 2004). Los casi 70% de americanos son gordos. Mientras que los aumentos totales de las grasas de cuerpo, el volumen de la sangre aumentan también, que contribuye a la presión arterial creciente. La resistencia a la insulina, que ocurre a menudo con obesidad, contribuye a la resistencia vascular y a la presión arterial creciente (Reisin 2009).
  • Tensión – las situaciones agotadoras causan el lanzamiento (la presión arterial que aumenta) de hormonas hipertensas, tales como epinefrina. Mientras que la tensión crónica causa el lanzamiento continuo de hormonas hipertensas, las elevaciones continuas en la presión arterial llegan a ser peligrosas. Un estudio después de los empleados del gobierno que participaron en esfuerzos de ayuda humanitaria en la prefectura de Niigata de Japón después del terremoto 2004 encontró que ésos con las cargas de trabajo más agotadoras eran mucho más probables desarrollar la tensión arterial alta. Los individuos bajo tensión más grande eran también más probables ganar el peso y tener niveles ricos en colesterol (Azuma 2010).
  • La forma de vida sedentaria, el fumar, y demasiado alcohol pueden todo el aumento el riesgo para la tensión arterial alta. El consumo ligero del alcohol hace confer las ventajas para la salud cardiovascular, mientras que la ingestión pesada del alcohol aumenta el riesgo de hipertensión. Por lo tanto, la toma se debe limitar a dos bebidas diariamente para los hombres y una bebida diariamente para las mujeres (Chobanian 2003).

Aunque los médicos convencionales consideren generalmente los factores de riesgo ya mencionados, la medicina de la corriente principal ha pasado por alto a dos contribuidores importantes que pueden desempeñar un papel significativo en la regulación de la presión arterial – vitamina K y vitamina D.

  • Toma baja de la vitamina D – las tomas escasas de esto hormona-como la vitamina se implican en la patología de la tensión arterial alta junto con numeroso otras enfermedades. Los estudios sugieren que la vitamina D pudiera apuntar muchos de los factores que contribuyen a la hipertensión incluyendo la supresión de la renina (una enzima hipertensa) y la protección de la función del riñón (Pillz 2010). En un comentario de 10 seleccionó al azar los ensayos controlados, suplementación de la vitamina D fue mostrado para reducir suavemente la presión arterial. Por otra parte, los individuos con niveles de sangre más altos de la vitamina D estaban en menos riesgo de desarrollar la enfermedad cardiovascular (Pillz 2010). Life Extension sugiere que todos los individuos mantengan un nivel del hydroxyvitamin D de la sangre 25 de 50 – 80 ng/ml.
  • Toma baja de la vitamina K – la vitamina K se requiere mantener las paredes arteriales suaves y flexibles. La toma inadecuada de la vitamina K puede dar lugar a una acumulación de calcio en la pared arterial, llevando al endurecimiento de las arterias y de la resistencia periférica creciente (Schurgers 2007). Asegurar la toma adecuada de la vitamina K permite la asignación apropiada del calcio en los huesos mantener integridad esquelética y lejos de la pared arterial, ayudando prevenga la “tiesura arterial” esa los robos tan muchos individuos del envejecimiento de la circulación apropiada.