Liquidación de la primavera de Life Extension

Desordenes de sangre
(Anemia, leucopenia, y trombocitopenia)

Intervenciones naturales apuntadas

Anemia

El tratamiento de la anemia implica típicamente el hierro y las B-vitaminas suplementales; ambas intervenciones se discuten en la sección de este protocolo referente al tratamiento convencional de la anemia. Sin embargo, una variedad de intervenciones naturales pueden complementar tratamientos convencionales de la anemia y apoyar el desarrollo y la función rojos sanos del glóbulo.

Fórmulas de Multinutrient (multivitamins). El Multivitamin/los suplementos multimineral puede ser beneficiosos en anemia simultáneamente satisfaciendo requisitos alimenticios múltiples. Un estudio mostró que en tan poco tiempo como 26 semanas, un suplemento múltiple del microalimento tomado dos veces la hemoglobina perceptiblemente creciente nivela semanalmente en las chicas jóvenes anémicas pero de otra manera sanas (Ahmed 2010). Otro estudio mostró que una síntesis mejorada un suplemento de la hemoglobina del microalimento suplemento múltiple así como del hierro, a pesar de contener menos hierro, en una población de mujeres embarazadas (Allen 2009). Estos suplementos también mejoraron los resultados del embarazo (en términos de nacimientos de la pequeño-para-gestacional-edad) comparados a la suplementación del hierro-folato solamente (Haider 2011).

Taurino. El taurino (un derivado de la cisteína del aminoácido) desempeña un papel importante en la respuesta de cuerpo a la inflamación aguda y tiene propiedades antioxidantes (Marcinkiewicz 2012; Laidlaw 1988). Se encuentra naturalmente en la carne y los mariscos animales. Un estudio demostró una situación perceptiblemente reducida en los veganos (Laidlaw 1988), población del taurino en quien la anemia aparece con frecuencia. Interesante, el taurino sí mismo puede tener un papel en tratar anemia. En un estudio en anemics de la deficiencia de hierro, la adición del taurino 1000 del magnesio al hierro del magnesio 325 diario por 20 semanas dio lugar a mejoras perceptiblemente mejores en hemoglobina, cuenta de glóbulo roja, y la situación del hierro comparada al hierro solamente (Sirdah 2002).

Vitamina D. Hay algunos correlativos interesantes entre la vitamina D y la función roja del glóbulo, que sugieren esta vitamina pudo desempeñar un papel importante en mantener la salud de glóbulos rojos. Por ejemplo, la vitamina D puede reforzar la eritropoyetina en la síntesis roja estimulante del glóbulo (Alon 2002). Otro estudio mostró una correlación significativa entre la situación de la vitamina D y el predominio de la anemia en los pacientes de enfermedad cardíaca (Zittermann 2011). Este resultado se ha confirmado independientemente en un estudio transversal más grande (Sim 2010). Además, los suplementos de la vitamina D de la alta dosis fueron mostrados para abrogar totalmente síntomas del dolor en un paciente con la anemia de la célula falciforme (Osunkwo 2011). Life Extension recomienda 25-hydroxy un nivel de sangre óptimo de la vitamina D de 50 – 80 ng/mL.

N-acetilcisteína. Además de sus efectos establecidos como antioxidante potente (Sagias 2010; Czubkowski 2011; Radtke 2012), la N-acetilcisteína (NAC) ha demostrado eficacia en anemia. Un estudio mostró que 200 el magnesio NAC tardado tres veces aumentaron diariamente perceptiblemente a los glóbulos rojos y redujo la tensión oxidativa en una población de pacientes con enfermedad de riñón de la anemia y de la fase final en la hemodialisis (Hsu 2010). Tomar a 600 el magnesio NAC por 10 días también atenuó dos veces al día perceptiblemente el aumento en la tensión oxidativa asociada a la administración intravenosa del hierro en una población similar (Swarnalatha 2010). Un estudio del NAC en tratar anemia de la célula falciforme mostró que el diario 1200-2400 del magnesio por 6 semanas mejoró perceptiblemente perfil rojo del glóbulo y redujo la tensión oxidativa comparada al placebo (Nur 2012).

Leucopenia y trombocitopenia

Aceite de hígado de tiburón. El aceite de hígado de tiburón es una fuente potente de alkylglycerols, que son compuestos bioactivos del lípido con una amplia gama de propiedades salud-que promueven (Deniau 2010). Se han mostrado para prevenir la disminución en leucocitos y plaquetas en los pacientes que experimentaban la radioterapia, que dio lugar a la mortalidad reducida (Magnusson 2011). En otro estudio en seres humanos, el aceite de hígado de tiburón mejoró la situación antioxidante de la sangre mientras que aumentaba la función del neutrófilo (Lewkowicz 2005), sugiriendo que puede beneficiar a pacientes con anemia hemolítica y neutropenia tensión-inducidas oxidativas. Además, los datos de los estudios animales muestran que los alkylglycerols estimulan la formación de glóbulos así como de agregación rojos de la plaqueta (Iannitti 2010).

Chlorophyllin. Chlorophyllin es un componente de la clorofila del pigmento de la planta. Los estudios sugieren que pueda proteger contra el daño toxina-inducido de la DNA (Egner 2003; Shaughnessy 2011). Además, un estudio en 105 temas leukopenic encontró el magnesio 60-120 del chlorophyllin diario para estar alrededor como efecto como medicación que contenía el filgrastim (un factor colonia-estimulante del ganulocyte que estimula el desarrollo de los glóbulos blancos) en el tratamiento de la leucopenia (Gao 2005).

Astrágalo. El membranaceus adaptogenic del astrágalo de la hierba se ha utilizado tradicionalmente durante siglos en el tratamiento de muchas denuncias comunes de la salud (Amr 2003). En un estudio en 115 temas con leucopenia, una preparación del astrágalo, administrada dos veces al día por 8 semanas, fue mostrada para aumentar las cuentas de glóbulo blancas de una manera dosis-dependiente (Weng 1995). En una experiencia con animales, otra preparación herbaria adaptogenic que contenía el astrágalo impulsó la cuenta de glóbulo blanca de ratones con la leucopenia químico-inducida (Huang 2007).

Compuesto correlacionado hexosa activo (AHCC). AHCC, un compuesto derivado de la familia de hongos a los cuales la seta de shiitake pertenezca, tiene propiedades de inmune-modulación y se ha mostrado bien-para ser tolerado en los temas humanos del estudio (Spierings 2007). En una experiencia con animales, AHCC prolongó la supervivencia de ratones leukopenic conforme a la infección mortal y aumentó sus cuentas de glóbulo blancas (Ikeda 2003). Un experimento similar encontró que AHCC aumentó la capacidad de ratones leukopenic de resistir los efectos mortales del areus meticilina-resistente del estafilococo (MRSA) (Ishibashi 2000). Estos hallazgos sugieren que AHCC pueda ayudar a mejorar defensas inmunes durante la leucopenia, que se asocia a susceptibilidad creciente a las infecciones oportunistas.

Alimentos potencialmente beneficiosos en desordenes de sangre múltiples

Las intervenciones naturales siguientes pueden apoyar generalmente salud de la sangre y potencialmente proporcionar la ventaja en más de una de los desordenes de sangre descritos en este protocolo.

Melatonin. El Melatonin es una hormona multifuncional con una variedad de independiente de las propiedades salud-que promueve de sus efectos más extensamente sabidos sobre calidad del sueño. Por ejemplo, como antioxidante, el melatonin del magnesio 18 embotó perceptiblemente la tensión oxidativa inducida por infusiones del hierro o de la eritropoyetina cuando estaba administrado 1 hora antes del tratamiento (Herrera 2001). Este resultado fue asociado a la actividad creciente de dos enzimas antioxidantes, de la catalasa y del glutatión del eritrocito nativo. Los efectos del melatonin sobre el glutatión se han confirmado en eritrocitos humanos in vitro (Erat 2006). En otro estudio, el tratamiento con melatonin del magnesio 6 cada noche por 30 días en pacientes con anemia de la enfermedad crónica (ACD) dio lugar a valores perceptiblemente mejorados de la situación y de la hemoglobina del hierro. Estos resultados fueron invertidos casi totalmente en el plazo de 2 semanas de interrumpir el tratamiento del melatonin, sugiriendo un efecto robusto y específico del melatonin (Labonia 2005). El Melatonin puede también ser beneficioso en trombocitopenia. Las pruebas sugieren que la hormona desempeñe un papel en la generación de la plaqueta. En un estudio en 200 pacientes trombocíticos, el magnesio 20 del melatonin tomado oral por las tardes por lo menos un mes dio lugar a un aumento rápido y significativo en el número malo de la plaqueta (Lissoni 1997,1999). Además, las pruebas sugieren que el melatonin pueda modular el volumen de ventas del glóbulo y la leucopenia blancos de la ventaja. En un modelo animal de la leucopenia, el melatonin ayudado a mantener la función hematopoyética, llevando a los investigadores a concluir “resultadosdel ur de o indica que el guardapolvo [melatonin] ejerce una actividad que contradice notable hacia leucopenia y anemia…” (Pacini 2009). En un estudio en 6 temas humanos cuya producción del glóbulo era empeorado debido a la quimioterapia, el magnesio 20 del melatonin administrado oral cada día mejoró las cuentas de glóbulo rojas y blancas (Viviani 1990).

Antioxidantes. Determinado su función biológica total, los glóbulos rojos se expone a una alta cantidad de oxígeno y es así probable experimentar la tensión y la ventaja oxidativas de la suplementación antioxidante (Kosenko 2012). La vitamina antioxidante soluble en la grasa E se ha mostrado para mejorar perfil rojo del glóbulo en niños prematuros, anemics hemolítico, anemics de la célula falciforme, y gente al parecer sana con solamente los niveles modesto reducidos de la hemoglobina (Jilani 2011). La vitamina C es útil en la anemia de deficiencia de hierro debido a su capacidad de aumentar la absorción del no-heme-hierro; sin embargo, la vitamina C también previene el daño oxidativo dentro de los glóbulos rojos, que es totalmente independiente de su papel en la absorción del hierro (Berns 2005).

Los polifenoles, encontrados en arándanos y té verde, han demostrado la protección contra daño oxidativo en los glóbulos rojos (Youdim 2000). Carnosine, otro antioxidante potente, se ha mostrado en los modelos animales a la tensión oxidativa relativa a la edad de la disminución en los glóbulos rojos (Aydin 2010). Carnosine también protege eritrocitos contra la tensión oxidativa homocisteina-inducida; los altos niveles de la homocisteina se pueden causar por deficiencia en el folato y/o la vitamina B12 (Arzumanyan 2008). Por otra parte, algunos antioxidantes pueden también estar de ventaja en leucopenia y/o trombocitopenia. Por ejemplo, un estudio encontró que las plaquetas de individuos con trombocitopenia autoinmune expresaron pruebas de la tensión oxidativa elevada, que es contradicha por los antioxidantes (Kamhieh-Milz 2012). En un experimento intrigante del laboratorio, los científicos mostraron que una combinación del arándano antioxidante de los alimentos, de los catecoles del té verde, del carnosine, y de la vitamina D3 actuaba sinérgico y dosis-dependiente para promover la proliferación de las células madres de la médula. Este estudio innovador sugiere que la suplementación con los antioxidantes múltiples pudiera ser los medios eficaces de alentar las poblaciones de glóbulos rojos, de glóbulos blancos, y de plaquetas (Bickford 2006).

  • La anemia de la Hierro-deficiencia de las vitaminas C y del E. ocurre más con frecuencia en vegetarianos porque el hierro de fuentes otra cosa que carne tiene biodisponibilidad pobre. Sin embargo, la vitamina C se ha mostrado para mejorar la absorción del nonheme-hierro (Atanasova 2005; Fishman 2000). Un estudio mostró que una intervención 500 que consistían en vitamina C del magnesio por 2 meses mejoró dos veces al día la situación del hierro y corrigió anemia en una población de vegetarianos (Sharma 1995). Además, un comentario completo de estudios en anemics con enfermedad de riñón de la fase final mostró que la suplementación de la vitamina C mejoró concentraciones de la hemoglobina y redujo su dosis media de la eritropoyetina (Deved 2009). En el contexto de talasemia, por lo menos un estudio sugiere que suplementación de la vitamina E pueda ayudar a apoyar la integridad de las membranas celulares de glóbulo rojas (Sutipornpalangkul 2012). La suplementación con la vitamina E puede también estar de ventaja en niños con anemia de la célula falciforme, como un estudio mostró que seis semanas de la suplementación del alfa-tocoferol mejoraron varias métricas de la severidad de las enfermedades en esta población (Jaja 2005). Las vitaminas C y E pueden también tener cierto valor en la gestión de la leucopenia. Un estudio animal mostró que la vitamina C, conjuntamente con la vitamina E, atenuó la leucopenia inducida por las drogas (García-de-la-Asuncion 2007). En otro estudio animal, la vitamina E ayudó a facilidad leucopenia quimioterapia-inducida (Branda 2006).
  • Coenzima Q10. La coenzima Q10 es un antioxidante endógeno que ayuda a la producción energética intracelular. Un estudio mostró que los pacientes con la tensión arterial alta habían reducido la dismutasa del superóxido del eritrocito y aumentado gente sana en relación con de la tensión oxidativa; esto fue corregida totalmente complementando con el magnesio 120 del diario de la coenzima Q10 por 12 semanas (Kedziora-Kornatowska 2010).

Cobre y cinc. El cobre y el cinc son cofactores para la enzima antioxidante endógena llamada dismutasa del superóxido. El cobre también se requiere para la absorción del hierro (Olivares 2006; Nazifi 2011). Como tal, la deficiencia en ambos u o minerales predispone a gente a la anemia (Bushra 2010; Hegazy 2010; De la Cruz-Gongora 2012; Maret 2006; Mocchegiani 2012; Salzman 2002). Por otra parte, la deficiencia de cobre se asocia a la leucopenia (Lazarchick 2012). Es importante observar que el cobre y el cinc se deben tomar junto, puesto que, por ejemplo, exceso del consumo del cinc puede llevar para revestir la deficiencia y la leucopenia con cobre subsiguiente (Hoffman 1988; Salzman 2002; Porea 2000).