Liquidación de la primavera de Life Extension

Prevención del coágulo de sangre

Usted no puede conocerlo, pero si usted está sobre 50 la amenaza más grande para su existencia continua es la formación de coágulos de sangre anormales en sus arterias y venas.

La forma más común de ataque del corazón ocurre cuando un coágulo de sangre (trombo) bloquea una arteria coronaria que alimente su músculo cardíaco. La causa principal del movimiento ocurre cuando un coágulo de sangre ocluye, u obstruye, una sangre de abastecimiento de la arteria a su cerebro. La formación de coágulos de sangre vasculares es también una causa de la muerte principal en enfermos de cáncer porque las células cancerosas crean las condiciones que favorecen la coagulación.

Mientras que los coágulos de sangre normales son una parte natural de cura, los coágulos de sangre arterial y venosa anormales son una causa de la muerte significativa e incapacidad (Mannucci 2011).

Las buenas noticias son que los individuos salud-conscientes toman una amplia variedad de alimentos con su dieta y complementan ya programa que reduzcan drástico su riesgo de desarrollar la trombosis, que es el término médico para un coágulo de sangre vascular anormal.

Ciertos individuos, sin embargo, tienen dolencias subyacentes que las predispongan a desarrollar eventos trombóticos. Éstos incluyen ateroesclerosis, las válvulas de corazón mecánicas, la fibrilación atrial, el venostasis, desordenes de la coagulación de la sangre, y el cáncer. Estos individuos deben tomar precauciones especiales para proteger contra trombosis.

La medicina convencional ofrece las drogas demostrada reducir riesgo trombótico vía mecanismos específicos. Estas drogas no pueden, sin embargo, neutralizar el arsenal amplio de los mecanismos que pueden inducir un evento trombótico, que es porqué un programa completo de la prevención de la trombosis es tan críticamente importante para ésos en de alto riesgo.

Este protocolo primero discute algunos detalles técnicos sobre la trombosis, las drogas convencionales que los doctores prescriben, y los análisis de sangre importantes para considerar. Entonces revela métodos poco conocidos de inhibir una multitud de factores de riesgo trombóticos que los doctores de la corriente principal pasen por alto.

Life Extension cree que los pacientes sucumben a los eventos trombóticos, incluso cuando toman la anticoagulación potente drogan por ejemplo warfarin, porque sus doctores no pudieron suprimir los muchos otros factores de riesgo subyacentes que hacen coágulos anormales formar dentro de un vaso sanguíneo.

Los defectos de las terapias de la corriente principal

Los medios más eficaces de la gestión del coágulo de sangre son prevención. Para los pacientes de alto riesgo, la profilaxis de la corriente principal contra trombosis y sus complicaciones incluye a menudo medicaciones de anti-coagulación potentes. Éstos requieren la supervisión cuidadosa y restricciones dietéticas incómodas.

Las medicaciones convencionales usadas para prevenir coágulos de sangre, tales como warfarin (Coumadin®), aumentan el potencial para la sangría seria así como el riesgo de mortalidad de lesiones traumáticas (Dossett 2011). Por otra parte, el warfarin puede llevar a los efectos secundarios a largo plazo significativos, tales como riesgo creciente de ateroesclerosis y de osteoporosis.

Life Extension ha identificado una estrategia para reducir los detrimentos de la terapia a largo plazo del warfarin. El uso juicioso de la vitamina K2 se ha mostrado en estudios par-revisados para reducir la fluctuación en la situación de la coagulación asociada a terapia del warfarin. Esta noción corre contrariamente al de la medicina convencional, cuyo mejor consejo es eliminar totalmente la vitamina K de la dieta durante terapia del warfarin, una pauta anticuada que comprometa salud vascular y esquelética.

Las medicaciones del anticoagulante de la siguiente generación que superan estos vasculares y están emergiendo los riesgos esqueléticos, con todo ellas todavía carecen suficientes datos de ensayos clínicos para solidificar ellos como tratamientos de primera línea. El más prometedor de estas nuevas drogas es dabigatran (Pradaxa®); sin embargo, los ensayos tempranos indican que el dabigatran puede ser más eficaz para reducir riesgo del movimiento en pacientes con la fibrilación atrial (Peetz 2010; Houston 2009).

Life Extension acentúa que la reducción óptima del riesgo de la trombosis se puede nunca ver en el aislamiento, pero debe abarcar una estrategia global. Las medidas para reducir el riesgo de coágulos de sangre incluyen la reducción de la inflamación crónica, peso corporal sano que mantiene, reduciendo el colesterol, suprimiendo niveles de la homocisteina, y bajando la presión arterial. Además, el uso de alimentos científico estudiados de apuntar la agregación anormal de la plaqueta puede intervenir en el proceso trombótico antes de que cause una emergencia médica peligrosa para la vida.

¿Cuál es un coágulo de sangre?

Un coágulo de sangre normal consiste en un “grupo” de partículas sangre-nacidas que “se han pegado” juntas dentro de un vaso sanguíneo; esto ocurre en el sitio de lesión del vaso sanguíneo y es parte generalmente del proceso curativo normal. Sin embargo, la coagulación también puede ocurrir en áreas donde está lento o estancado el flujo de sangre, por ejemplo adentro un vaso sanguíneo ocluido, u obstruido, por la placa aterosclerótica. Un coágulo de sangre que se convierte en un vaso sanguíneo o el corazón y los restos allí se llama un trombo, mientras que un coágulo de sangre que se ha roto flojamente y los flotadores libremente a través del sistema circulatorio se llama un émbolo.

Los coágulos de sangre se componen de:

Plaquetas: Los pequeños fragmentos de células más grandes llamadas los megakaryocytes, plaquetas circulan con la sangre y llevan sustancias importantes tales como proteínas y otras moléculas celulares de la señalización. Una plaqueta tiene una vida útil de cerca de 7-10 días.

Glóbulos rojos: El tipo más común de glóbulo, los glóbulos rojos transporta el oxígeno de los pulmones y lo distribuye a todos los tejidos del cuerpo.

Glóbulos blancos: Las células del sistema inmune, los glóbulos blancos originan en la médula como células madres que distingan en los diversos tipos de células inmunes.

Fibrina: A Web-como el gel proteico, fibrina ata los otros componentes del coágulo juntos.

Enfermedad trombótica

Una formación del coágulo puede ser especialmente peligrosa si bloquea el flujo de sangre a los órganos o a los tejidos. Por ejemplo, el bloqueo de las arterias coronarias (los vasos sanguíneos que suministran directamente el oxígeno al músculo cardíaco sí mismo) puede dar lugar al infarto del miocardio (un ataque del corazón), y a la muerte del tejido del músculo cardíaco.

Un trombo inestable puede romperse lejos de la pared y de la cascada del buque libremente a través de la circulación sanguínea. Este trombo puede llegar a ser problemático si se convierte acuñado en un vaso sanguíneo demasiado pequeño para permitir su paso, obstruyendo el flujo de sangre y empeorando entrega del oxígeno al tejido. Este bloqueo se llama una embolia. La embolia cerebral es una tal embolia del ejemplo-uno en las pequeñas arterias del cerebro puede causar un movimiento embolic.

La trombosis arterial se asocia a varias complicaciones peligrosas para la vida (cuadro 1). Los coágulos en las venas (trombosis venosa) de las piernas son relativamente comunes, y plantean un riesgo significativo de formar los émbolos que pueden viajar a los pulmones, causando una embolia pulmonar potencialmente fatal.

Complicaciones del cuadro 1. de la trombosis

Condiciones causadas por la trombosis arterial (bloqueo de las arterias que llevan sangre oxígeno-rica del corazón a otros tejidos):

  • Movimiento: lento-desarrollo causado por los trombos, o rápido-inicio causado por embolia.
  • Ataque isquémico transitorio (TIA): un “mini-movimiento” sin muerte del tejido.
  • Infarto del miocardio (ataque del corazón): bloqueo de las arterias coronarias que suministran el oxígeno al músculo cardíaco.
  • Embolia pulmonar: bloqueo peligroso para la vida de arterias en los pulmones, muriendo de hambre el cuerpo del oxígeno. Algo estima el lugar la incidencia de la embolia pulmonar en más de 180.000 nuevos casos por año, haciéndole la enfermedad cardiovascular peligrosa para la vida más común del tercero de los E.E.U.U. (Cushman 2004). Un coágulo de sangre que ése lleva a la embolia pulmonar forma a menudo en las piernas como trombosis profunda de la vena (DVT; vea abajo), pero puede también formar en el atrio en ésos con la fibrilación atrial. En el cerca de 40% de casos, el origen de los émbolos es desconocido (Flegel 1999).
  • Angina de pecho: reducción de la fuente de sangre al corazón, típicamente dando por resultado dolor de pecho severo.

Condiciones causadas por la trombosis venosa (bloqueo de las venas que llevan sangre oxígeno-pobre de nuevo al corazón):

  • Trombosis profunda de la vena (DVT): un coágulo formó en una vena profunda, generalmente en las piernas. Muy común; los datos sugieren que el riesgo del curso de la vida de DVT sea el cerca de 5% (Silverstein 1998). Los coágulos inestables formados de DVT tienen el potencial para romperse libremente y para viajar a la arteria que suministra sangre deoxygenated a los pulmones, donde pueden causar una embolia pulmonar potencialmente fatal. El daño de DVT puede también llevar al síndrome posts-trombótico, a una condición caracterizada por dolor de pierna, a la pesadez, a la hinchazón, o a la ulceración. Más de una mitad de mujeres con DVT desarrolla el síndrome posts-trombótico (Kahn 2011).
  • Trombosis de la vena porta: un bloqueo raro de la vena que lleva sangre del abdomen al hígado. La trombosis de la vena porta es relativamente infrecuente y generalmente asociada con la enfermedad del higado (Rajani 2010).
  • Trombosis de la vena renal: un bloqueo de la vena que sale sangre del riñón. Este tipo de trombosis es relativamente infrecuente y a menudo asociado con trauma al abdomen.

Factores de riesgo para la trombosis

Los factores de riesgo para la trombosis se creen aumentar la coagulación con uno o más de estos tres mecanismos: 1) alterando o dañando la guarnición del vaso sanguíneo (endotelio); 2) empeorando o reduciendo el flujo de sangre; o 3) promoviendo un estado ese favorece exceso de la coagulación (hypercoagulation).

La alteración de la guarnición del vaso sanguíneo (endotelio) produce las áreas del disturbio que no son necesariamente rasgones, pero puede no obstante imitar la fisiología de lesión vascular, así animando el reclutamiento de plaquetas y del proceso de coagulación. Los factores que plantean un riesgo a la salud endotelial de la célula incluyen:

  • Los lípidos anormales de la sangre, particularmente colesterol total elevado, colesterol de LDL (lipoproteína de baja densidad), los triglicéridos, y colesterol bajo de HDL (lipoproteína de alta densidad), plantean un riesgo a la salud endotelial de la célula. Los valores del lípido de la sangre fuera de gamas óptimas (véase el cuadro 2, abajo) son uno de los factores de riesgo para la ateroesclerosis, que causa placas arteriales en las paredes del vaso sanguíneo. Los coágulos pueden formar en o cerca de las placas arteriales lípido-ricas en paredes del buque, riesgo del movimiento de interrupción del flujo de sangre y del aumento ataque del corazón o. Las estrategias científicas para la reducción del riesgo del colesterol están disponibles en el protocolo de la gestión del colesterol de Life Extension.
  • Proteína C-reactiva elevada de la alto-sensibilidad (hsCRP). el hsCRP es un indicador de la inflamación y de lesión del vaso sanguíneo; los niveles son proféticos del riesgo futuro de ataque del corazón o de movimiento (Ridker 2008). CRP también ejerce varias actividades favorable-trombóticas, y se puede asociar a riesgo de trombosis venosa (Lippi 2010).
  • Hipertensión. La tensión arterial alta continua compromete la integridad del endotelio, y puede causar la activación y la iniciación endoteliales de la coagulación (Schmieder 2010). Para la prevención endotelial óptima del coágulo de la protección y de sangre, una presión arterial de la blanco de 115/75 mmHg se sugiere. Se anima a ésos con la presión arterial más arriba que la gama óptima que lean el protocolo de la gestión de la presión arterial de Life Extension.
  • Glucosa elevada. La glucosa en sangre elevada nivela, incluso los que permanezcan en la gama laboratorio-normal, puede aumentar perceptiblemente el riesgo de desarrollar un coágulo de sangre. De hecho, un estudio clínico que implicaba a pacientes con la enfermedad de la arteria coronaria (cad), encontrada que los pacientes con glucosa de ayuno nivelan sobre 88 mg/dl tenía trombosis dependiente de la mayor plaqueta que ésos con los niveles debajo de 88 mg/dl. Los autores de este estudio comentado: “La relación es evidente incluso en el rango de los niveles de la glucosa en sangre considerados normales, indicando que el riesgo asociado a glucosa en sangre puede ser continuo y calificó. Estos hallazgos sugieren que el riesgo creciente del cad asociado a glucosa en sangre elevada pueda estar, en la parte, relacionada con la trombogénesis plaqueta-mediada aumentada“(Shechter 2000).

Life Extension sugiere que los niveles de ayuno de la glucosa estén guardados entre 70-85 mg/dL para limitar la agregación glucosa-inducida de la plaqueta y para promover salud total óptima.

  • Exceso de grasas de cuerpo abdominales. La obesidad abdominal, también conocida como obesidad androide, consiste en la deposición excesiva del tejido gordo alrededor del tronco del cuerpo (e.g el vientre). El tejido graso alrededor del tronco es propenso secreta las sustancias químicas inflamatorias y causa el alto azúcar de sangre y la hipertensión, todos los factores que planteen riesgo calamitoso a la salud de las células endoteliales. Mantener un peso corporal ideal es crítico a reducir riesgo de la trombosis.
  • La homocisteina elevada se ha asociado a un aumento del 60% en el riesgo venoso de la trombosis para cada aumento de 5 µmol/L en la concentración (guarida Heijer 2005). La homocisteina daña el endotelio, aumenta la activación endotelial de la célula y de la plaqueta, y baja (la actividad fibrinolótica de la avería del coágulo) (Di Minno 2010). Life Extension recomienda el guardar de niveles de la homocisteina debajo de 7-8 µmol/L para la salud óptima (cuadro 2); las instrucciones para hacer tan se discuten en el protocolo de la reducción de la homocisteina.
  • La historia del movimiento, el ataque isquémico transitorio, el ataque del corazón, o la enfermedad de la arteria coronaria toda indican una susceptibilidad a la trombosis arterial y están entre los calculadores más fuertes de los eventos trombóticos futuros.

*Note: Además de estos factores enumerados arriba, la discusión adicional de los factores de riesgo que comprometen salud endotelial (y por lo tanto el riesgo del aumento para la trombosis) se puede encontrar en el artículo de revista de Life Extension titulado “cómo evitar 17 factores de riesgo independientes del ataque del corazón”.

El flujo de sangre interrumpido estimula trombosis permitiendo la acumulación localizada de plaquetas de circulación y de factores de coagulación y aumentando la probabilidad de reacciones de coagulación. Los factores de riesgo incluyen:

  • Comportamiento sedentario, o como forma de vida inactiva, o debido a la inmovilización extendida por ejemplo durante la hospitalización o el viaje de larga distancia (Lippi 2009). Según la CDC, los adultos 18+ envejecido deben enganchar por lo menos a 2,5 horas de ejercicio aeróbico moderado de la intensidad cada semana, y a la fuerza del lleno-cuerpo que entrena por lo menos dos veces por semana. Incluso mayores subsidios por enfermedad están disponibles con 5 horas de ejercicio aeróbico de la moderado-intensidad que cada semana combinó con la fuerza del lleno-cuerpo que entrenaba a dos o más días a la semana.
  • Las cirugías de las extremidades más bajas (cadera, rodilla, tobillo) aumentan el riesgo de la trombosis debido al trauma a las venas durante la manipulación quirúrgica, o la inmovilización durante la recuperación (Stamatakis 1977). Sin el tratamiento, la incidencia de la trombosis profunda de la vena que sigue cirugía total del reemplazo de la rodilla de la cadera o del total es tan alta como 40-60% (un 2011 más bajo).
  • La fibrilación atrial, el tipo más común de ritmo anormal del corazón, puede llevar a la sangre que reúne en el corazón y la formación subsiguiente del coágulo en el atrio izquierdo, aumentando riesgo del movimiento cinco veces (Xue 2010).

Los estados de Hypercoagulable (a veces llamados los thrombophilias) son las condiciones en las cuales la naturaleza o la composición de la sangre anima la coagulación. Algunos estados hypercoagulable son los desordenes heredados que aumentan la actividad de los factores de coagulación o reducen la actividad de anticoagulantes naturales. Algunos de los estados hypercoagulable no genéticos mas comunes incluyen:

  • Desordenes de la tiroides, que alteran el equilibrio de los factores de coagulación y de los anticoagulantes y pueden aumentar el riesgo de trombosis. El hipertiroidismo (alta función de la tiroides) aumenta el riesgo de trombosis debido a la interrupción del proceso de coagulación, tal como producción creciente de factores de coagulación, actividad creciente de la trombina, y índice reducido de fibrinólisis (avería) del coágulo (Erem 2011). El hipertiroidismo también puede aumentar el volumen de la sangre, que puede llevar a la tensión arterial alta y a las arritmias cardiacas, que es factores de riesgo para la trombosis (Franchini 2006). En pacientes del hyperthyroid, la incidencia de la trombosis arterial, especialmente trombosis cerebral, está entre 8 y el 10% (Burggraaf 2001). El hipotiroidismo (función baja de la tiroides) también aumenta el riesgo de trombosis. Los pacientes hipotiroideos no pueden los factores de coagulación claros de la sangre como rápidamente, haber elevado niveles de fibrinógeno, y haber reducido índices de fibrinólisis (Erem 2003).
  • Fibrinógeno elevado del plasma, la proteína principal de la coagulación, que puede resultar de una variedad de condiciones tales como fumar, desordenes de la tiroides, o infección (Folsom 1995). Un comentario completo de estudios de observación estimaba que una reducción de 98 mg/dL en la concentración el fibrinógeno llevaría a una reducción relativa del riesgo del 80% en la enfermedad cardíaca coronaria (Folsom 1995).
  • Embarazo, que desplaza el equilibrio de factores hemostáticos hacia la coagulación y aumenta la activación de plaquetas, especialmente en el pre-eclampsia (hipertensión preganacy-asociada), que puede afectar a 2-4% de los embarazos (de Maat 2011).
  • Cáncer, que puede aumentar riesgo de la trombosis venosa 4 - a siete veces, especialmente en cánceres metastáticos o ésos donde la infiltración de tumores o la compresión de los vasos sanguíneos interrumpe el flujo de sangre (Streiff 2011). Pancreático, cerebro, y los cánceres gástricos aumente especialmente el riesgo de trombosis (Streiff 2011).

Los coágulos de sangre pueden ser proféticos de riesgo de cáncer también. En un estudio del caso-control que implicaba a casi 60.000 pacientes, la probabilidad de desarrollar cualquier cáncer en el plazo de 6 meses de la diagnosis del thromboembolism venoso (VTE) era el 420% más alto que el de la población en general (Murchison 2004). Particularmente, el cáncer del ovario era más el de 700% más probable, mientras que el linfoma y la enfermedad no--Hodgkins de Hodgkins eran 500-600% más probable dentro de un año de VTE.

Los tumores ejercen varios efectos favorable-trombóticos sobre la sangre, al igual que la quimioterapia sí mismo (Kirwan 2003). Desafortunadamente, una vez que el cáncer ha progresado suficientemente para causar un coágulo de sangre, está generalmente en una etapa avanzada, y la tasa de supervivencia de pacientes diagnosticados con el cáncer en el plazo de un año de VTE es pobre (Sorensen 2000).

Alarmantemente, el vínculo cercano entre el cáncer y la trombogénesis aparece ser infravalorados por los médicos convencionales. Una pequeña encuesta de oncólogos reveló que el 27% creyeron que los enfermos de cáncer no estaban en el riesgo creciente para coagular (Kirwan 2003). Semejantemente, otra encuesta encontró que la mayoría de oncólogos utiliza thromboprophylaxis en enfermos de cáncer muy raramente, a pesar de que VTE es una causa de la muerte principal en esta población (Kakkar 2003).

Los factores de riesgo adicionales incluyen edad, el sexo femenino, fumar, y obesidad; además, la cirugía puede aumentar riesgo de la trombosis.

El cuadro 2 muestra las gamas de referencia estándar y los niveles óptimos recomendados por el Life Extension Foundation para los parámetros de la sangre asociados al riesgo de trombosis o de sus complicaciones.

El cuadro 2. recomendó valores y la presión de la sangre de reducir la trombosis Risk*
Análisis de sangre Gama de referencia estándar Óptimo
Colesterol total 100-199 mg/dL 160-180 mg/dL
Colesterol de LDL 0-99 mg/dL bajo 70-100 mg/dL
Colesterol de HDL sobre 39 mg/dL sobre 50-60 mg/dL
Triglicéridos de ayuno 0-149 mg/dL bajo 80 mg/dL
Glucosa de ayuno 65-99 mg/dL 70-85 mg/dL
Homocisteina 0-15 µmol/L debajo de 7-8 µmol/L
Fibrinógeno 150-450 mg/dL 295-369 mg/dL
TSH 0.45-4.5 μIU/mL 1.0-2.0 μIU/mL
CRP 0-3.0 mg/l Hombres: bajo 0,55 mg/l
Mujeres: bajo 1,0 mg/l
Presión arterial Hipertensión: sobre 139/89 mmHg 115 /75 mmHg
(Chobanian 2003)

hormona *TSH=thyroid-stimulating; Lipoproteína de LDL=low-density; Lipoproteína de HDL=high-density; Proteína de CRP=C-reactive; μU/dL=microunits por decilitro; mg/dL=milligrams por decilitro; µmol/L=micromoles por litro; mg/L=milligrams por litro; mmHg: milímetros de mercurio.

Mecanismos de la coagulación de la sangre

Hemostasis, un proceso que mantenga la sangre en un estado de flujo libre y las ayudas paran el sangrar durante lesión, es crítico para la supervivencia. La coagulación de la sangre o la coagulación es necesaria reparar no sólo lesiones grandes a los vasos sanguíneos, pero también los millares de rasgones internos microscópicos que sucedan diariamente en circunstancias normales. Sin una respuesta hemostática apropiada, el más pequeño de lesiones del buque llevaría a la hemorragia fatal (sangría).

Sin embargo, si el equilibrio complejo entre mecanismos hemostáticos se perturba, la tendencia para que un coágulo llegue a ser patológica aumenta dramáticamente. Los pasos debajo de brevemente resumen los aspectos claves del proceso de coagulación. Esta lista también destaca los puntos en los cuales algunas drogas y compuestos naturales pueden combatir el trastorno del riesgo de coagulación de la trombosis del sistema y de la compensación.

La coagulación de la sangre normal es un proceso complejo, consistiendo en tres fases importantes: 1) vasoconstricción, 2) bloqueo temporal de una rotura por un enchufe de la plaqueta, y 3) coagulación de sangre, o formación de un coágulo que sella el agujero hasta que ocurra la reparación del tejido.

Los cuatro pasos siguientes resumen la formación del coágulo, y también destacan los ámbitos fundamentales que las drogas farmacéuticas y una cierta blanco de compuestos natural para impedir la coagulación:

  1. Vasoconstricción: El daño endotelial ocurre, llevando a la constricción neurogénica del buque y al flujo de sangre disminuido cerca del sitio de lesión. Esto crea un ambiente local esa coagulación de los favores. Los ejemplos de lesiones que puedan iniciar el proceso de coagulación incluyen la ruptura de una placa aterosclerótica, o el daño endotelial homocisteina-inducido.
    1. El daño al endotelio libera el factor subendotelial del colágeno y del tejido (factor III), que inician los caminos de coagulación intrínsecos y extrínsecos, respectivamente, en el área inmediata (detalles en “hemostasis secundario” abajo).
      • Intervención: Los antioxidantes polifenólicos, tales como punicalagins de la granada, los procyanidins oligoméricos de la semilla de la uva, y el resveratroltransporte, protegen las células endoteliales contra lesión y ayudan a mantener la flexibilidad de los vasos sanguíneos.

Hemostasis primario

  1. Adherencia y activación de la plaqueta
    1. Mientras que las plaquetas de circulación pasan por el sitio de lesión de la pared del buque, los receptores en sus superficies atan a las proteínas expuestas del colágeno y de la membrana en las células endoteliales activadas, causando la adherencia de plaquetas en y alrededor del sitio de lesión. Esta adherencia es mediada por el factor y P-selectin de von Willebrand.
      • Intervención: Curcumina, un compuesto bioactivo derivado de la cúrcuma de la especia, actos para suprimir la expresión de P-selectin y la adherencia de la plaqueta de los límites por este mecanismo (Vachharajani 2010).
    2. El atar de los receptores superficiales lleva a varios eventos moleculares que “active” las plaquetas, causando el lanzamiento del difosfato de adenosina (ADP) de los gránulos secretores dentro de la plaqueta.
      • Intervención: Compuestos bioactivos en el trabajo del ajo para suprimir el lanzamiento del gránulo de la plaqueta (Mousa 2010).
    3. El ADP ata para emerger los receptores llamados P2Y1 y P2Y12 en las plaquetas próximas. Este atascamiento causa la síntesis creciente del tromboxano A2 (TXA2) vía la conversión del ácido araquidónico inflamatorio del ácido graso omega-6 por la enzima cyclooxygenase-1 (COX-1).
      • Intervención: Aspirin inhibe la actividad de COX-1 para la vida útil entera de la plaqueta, que es cerca de 7-10 días.
      • Intervención: Omega-3 los ácidos grasos EPA y DHA del aceite de pescado contrarrestan la síntesis de TXA2 compitiendo con los ácidos grasos omega-6 como substratos para la enzima de $COX (Tapiero 2002).
    4. El atar de P2Y1 y de P2Y12 por el ADP también causa la expresión de otro receptor superficial, llamada la glicoproteína IIb/IIIa (GPIIb/IIIa). La significación de GPIIb/IIIa será examinada en “la sección de la agregación de la plaqueta” abajo.
      • Intervención: Las drogas de reducción Plavix® (clopidogrel ) de la “sangre” y ADP del bloque de Ticlid® (ticlopidine) de atar al receptor P2Y12 para la vida útil entera de la plaqueta, que es cerca de 7-10 días. La droga Effient® (prasugrel) es un inhibidor reversible de P2Y12; sus efectos duran cerca de 5-9 días.
    5. Los factores adicionales, incluyendo el tromboxano nuevamente sintetizado A2, aumentan la expresión del receptor superficial GPIIb/IIIa también.
    6. Este proceso de la activación de la plaqueta uno mismo-está propagando entre las plaquetas que suceden estar cerca de uno a, y cerca del sitio de lesión de la pared del vaso sanguíneo.
  1. Agregación de la plaqueta
    1. Después de la activación de plaquetas como se describe anteriormente, los receptores expresados de la superficie de GPIIb/IIIa atan una proteína de circulación llamada el fibrinógeno, que comprende el cerca de 4% de la proteína de sangre total.
      • Intervención: La niacina de la B-vitamina, que es bien sabido para ser corazón-sana, ejerce algunas de sus acciones cardioprotective bajando niveles el fibrinógeno del plasma, así atenuando la propensión para que las plaquetas agreguen y formen un coágulo (Philipp 1998; Johansson 1997).
      • Intervención: La vitamina C también aparece bajar niveles el fibrinógeno del plasma, según lo sugerido por algunos ensayos clínicos y estudios epidemiológicos (Khaw 1995; Wannamethee 2006).
    2. El fibrinógeno puede atar los receptores de GPIIb/IIIa en las plaquetas adyacentes, ligándolas juntas en un proceso conocido como agregación de la plaqueta.
      • Intervención: Los bioactives del tomate inhiben la función de GPIIb/IIIa, de tal modo bloqueando las plaquetas a partir 1) del fibrinógeno de circulación obligatorio, y 2) atando el uno al otro (O'kennedy 2006).
    3. En cuestión de segundos después de daño de la pared del buque, la adherencia de la plaqueta, la activación, y la agregación culminan en la formación de un enchufe de la plaqueta, aislando temporalmente lesión.

Hemostasis secundario

  1. Coagulación: Simultáneamente a la formación del enchufe de la plaqueta, del factor del tejido y del colágeno que fueron liberados sobre el iniciado dos de lesión de la pared del buque separado pero caminos relacionados de la coagulación.
    1. El colágeno obra recíprocamente con el factor XII para iniciar la cascada intrínseca de la coagulación.
    2. Concurrentemente, el factor del tejido obra recíprocamente con el factor VII para iniciar la cascada extrínseca de la coagulación.
    3. Los caminos intrínsecos y extrínsecos convergen en el camino común, que, con una serie compleja de interacciones, convierte la protrombina (el factor II) en una enzima llamó la trombina. Este proceso localmente uno mismo-está propagando vía un proceso conocido como amplificación, en la cual la trombina retroactúa en el camino intrínseco para conducir la conversión adicional de la protrombina.
    4. La trombina entonces actúa sobre el fibrinógeno de circulación para convertirlo en la fibrina.
      • Intervención: La heparina es un anticoagulante natural que aumenta la acción de la antitrombina, una glicoproteína que suprima la capacidad de la trombina de convertir el fibrinógeno a la fibrina, así reduciendo el proceso de la coagulación. La heparina es útil cuando está administrada durante las emergencias médicas que implican la trombosis de la fibrilación atrial y de la profundo-vena (DVT).

      Raramente, algunos individuos desarrollan una condición llamada thrombycytopenia heparina-inducido (GOLPE) después de recibir la heparina. Esto es debido a las diferencias genéticas en la inmunorespuesta de estos pacientes. Los pacientes que desarrollan GOLPE pueden ser tratados más con seguridad con una nueva alternativa de la heparina llamada fondaparinux.

      • Intervención: Dabigatran (Pradaxa®) es un inhibidor directo de la trombina. Dabigatran inhibe directamente la acción de la trombina, evitando que convierta el fibrinógeno a la fibrina.
    1. Las partículas individuales de la fibrina se asocian el uno con el otro para formar los polímeros, que ellos mismos asocie en a Web-como el gel que atrapa los glóbulos blancos de circulación, los glóbulos rojos, y las plaquetas adicionales.
      • El warfarin ampliamente utilizado de la droga del anticoagulante (Coumadin®) interfiere en varios pasos a lo largo de los caminos intrínsecos y extrínsecos de la coagulación inhibiendo la actividad de la vitamina K.
      • La vitamina K se requiere para la activación de varios factores (II, VII, IX, X, de la proteína C, y de la proteína S) implicados en la coagulación. La vitamina K facilita las reacciones de la carboxilación requeridas para activar estos factores de coagulación. Después de la vitamina K con éxito “carboxylates” un factor de coagulación, él transiciones a una forma menos activa. Para que la vitamina K a los factores de coagulación adicionales del carboxilaato, debe ser reciclado en su forma activa; esto es lograda por una enzima llamada reductasa del epóxido de la vitamina K. El Warfarin inhibe la reductasa del epóxido de la vitamina K y empeora el reciclaje de la vitamina K, así reduciendo la activación de los factores requeridos para la coagulación.
    1. El gel de la fibrina y los glóbulos y las plaquetas incluidos entonces se funden con el enchufe de la plaqueta para reforzar lesión y para sellarla totalmente apagado hasta que la reparación del tejido pueda comenzar.

Fibrinólisis

Después de coagular y de la coagulación son completas (generalmente entre 3-6 minutos después de lesión), las plaquetas atrapadas dentro del coágulo comienzan a contraer. Esto hace el coágulo encogerse, y tira de los bordes de lesión más cercana juntos, exprimiendo hacia fuera cualquier exceso de factor de coagulación. Entonces el proceso de la reparación del buque puede comenzar. Una vez la cura es completa, el coágulo innecesario es disuelto y quitado por un proceso llamado fibrinólisis.

La fibrinólisis implica la hendidura (“corte”) de la malla de la fibrina por la plasmina de la enzima para lanzar a los glóbulos atrapados y las plaquetas, permitiendo el coágulo “disuelven.”

    1. Una enzima llamada el activador plasminógeno de tejido (TPA) convierte la proteína inactiva plasminógena en la plasmina activa, que entonces hiende el Web de la fibrina.
      • Intervención: En algunas emergencias médicas que implican un evento embolic, tal como movimiento embolic, la embolia pulmonar, y el infarto del miocardio (ataque del corazón), TPA se pueden administrar intravenoso para disolver el coágulo de sangre y para mejorar resultado clínico. TPA se debe administrar cuanto antes después de un evento embolic para la ventaja máxima.
      • Intervención: Nattokinase, un producto de la fermentación de la soja, es una enzima que se ha mostrado para aumentar la actividad fibrinolótica del plasma en los estudios de laboratorio (Fujita 1995).

Regulación de la coagulación durante condiciones sanas

En ausencia de lesión del vaso sanguíneo, las cascadas de la activación de la plaqueta y de la coagulación se deben mantener control o el riesgo para los aumentos trombóticos de la enfermedad. Varios factores inhabilitan coagulación de la sangre cuando no es necesario:

Proteína C y proteína S – estas proteínas se asocian a otra proteína llamada thrombomodulin, producido por las células endoteliales sanas, para formar un complejo que bloquee la activación del factor V y por lo tanto la conversión de la protrombina a la trombina.

  • Interesante, la acción del complejo de la proteína C/S depende de la vitamina K. Por lo tanto, la vitamina K es no sólo crítica para la coagulación óptima cuando ha ocurrido lesión del vaso sanguíneo, pero también se necesita para limitar la formación de trombos durante condiciones sanas. La toma adecuada de la vitamina K es suprema en asegurar el equilibrio hemostático siempre.

Antitrombina – el hígado produce esta pequeña proteína y se encuentra en concentraciones relativamente altas en plasma de sangre. Inhibe la activación de varios factores de coagulación y sigue siendo constantemente activo limitar riesgo trombótico de la enfermedad. Cuando la coagulación es necesaria reparar lesión, la cascada de la coagulación inició por la exposición del colágeno y el factor del tejido abruma la antitrombina y la coagulación puede proceder.

Según lo observado arriba, la heparina del anticoagulante aumenta dramáticamente actividad de la antitrombina. Cuando está administrada intravenoso, la heparina puede causar la tendencia anticoagulatory de la antitrombina a inhibir la cascada de coagulación, así reduciendo la formación del coágulo.

Inhibidor del camino del factor del tejido – este polipéptido embota la capacidad del camino extrínseco de activar la trombina bajo condiciones sanas. Sin embargo, como con antitrombina, lesión de la pared del buque abruma este inhibidor de la coagulación liberando una gran cantidad de factor del tejido, permitiendo que la coagulación proceda.

Plasmina – las células endoteliales sanas secretan el activador plasminógeno de tejido, una enzima que convierta plasminógeno en la plasmina. La plasmina analiza el Web de la fibrina que sostiene coágulos juntos. Por lo tanto, la plasmina está contribuyendo constantemente a la fibrinólisis analizando cualquier coágulo que no sea necesario.

Prostaciclina (PGI2)este derivado del ácido graso es producido por las células endoteliales sanas y por las plaquetas vía la acción de la enzima cyclooxygenase-2. PGI2 contrarresta la acción del tromboxano A2, de tal modo suprimiendo la activación de la plaqueta durante condiciones sanas. PGI2 también actúa como un vasodilatador para ayudar a mantener el flujo de sangre libre durante condiciones sanas.

El óxido nítrico (NO) – NINGÚN es una molécula de la señalización implicada en un arsenal extenso de funciones bioquímicas. Durante condiciones sanas, el endotelio produce NO vía una enzima llamada synthase endotelial del óxido nítrico (eNOS). el eNOS contribuye a la vasodilatación, así reduciendo el riesgo de trombosis.

Terapias convencionales para los coágulos de sangre y la reducción del riesgo de la trombosis

Dos clases de drogas farmacéuticas reducen el riesgo de trombosis y sus complicaciones, drogas antiplaquetarias y anticoagulantes. Reservado para las situaciones de emergencia, una tercera clase llamó thrombolytics/que el fibrinolytics rompe para arriba coágulos de sangre y que limita daño tisular; el activador plasminógeno de tejido (Activase®) y el urokinase (Abbokinase) son dos ejemplos.

Drogas antiplaquetarias

Las drogas antiplaquetarias inhiben la activación y la agregación, un paso temprano de la plaqueta en el proceso de coagulación. Varias clases de drogas antiplaquetarias inhiben la agregación y la activación de la plaqueta en un diverso punto en metabolismo de la plaqueta.

La droga antiplaquetaria más común es aspirin. Inhibe el cyclooxygenase de la enzima ($COX), que es responsable de sintetizar el tromboxano A2 (Pasillo 2011). El tromboxano A2 es un factor secretado por las plaquetas para reclutar otras plaquetas al sitio de lesión durante las etapas iniciales del proceso de coagulación. El efecto inhibitorio del cyclooxygenase de aspirin es permanente para la vida de la plaqueta (cerca de 7-10 días). Aspirin se ha mostrado eficaz en la prevención de complicaciones de varios desordenes, incluyendo la hipertensión, el ataque del corazón, y el movimiento (Patrono 2008). Importantemente, el ibuprofen puede atenuar la acción inhibitoria de $COX de aspirin en plaquetas; por lo tanto, si la bajo-dosis aspirin se está tomando preventivo, el ibuprofen para el alivio del dolor se debe tardar por lo menos 8 horas aparte de aspirin para asegurar eficacia máxima.

Interesante, aspirin también inhibe la enzima de $COX en células endoteliales, pero no ejerce una acción irreversible aquí. A diferencia de las plaquetas, las células endoteliales contienen la DNA y el ARN y pueden por lo tanto sintetizar las nuevas enzimas de $COX incluso después aspirin ha limitado a las enzimas existentes de $COX. Esta dicotomía de la acción de aspirin en plaquetas contra las células endoteliales es significativa porque la enzima de $COX es crítica para la síntesis de la prostaciclina compuesta antiplaquetaria, vasodilatadora (PGI2). Las células endoteliales sanas secretan la prostaciclina para contrarrestar la acción de TXA2 y para asegurarse de que un coágulo no continúa creciendo y ocluyendo el vaso sanguíneo.

La diferencia entre la biología celular y la biología endoteliales de la plaqueta también explica porqué la bajo-dosis aspirin es cardioprotective. la Bajo-dosis aspirin no empeora la secreción endotelial de la prostaciclina porque estas células sintetizan rápidamente las nuevas enzimas de $COX y abruman concentraciones bajas de aspirin. Sin embargo, las plaquetas no sintetizan nuevo $COX de modo que aspirin, incluso en concentraciones bajas, suprima TXA2 plaqueta-derivado hasta que las nuevas plaquetas se presenten de la médula. Así, la bajo-dosis aspirin es eficaz para reducir el riesgo de formación patológica del coágulo mientras que mantiene la función endotelial óptima.

La inhibición de Aspirin de las ayudas de $COX también explica su potencial en la reducción del cáncer según lo observado en varios estudios (Rothwell 2011; Rothwell 2010; Salinas 2010; Flossmann 2007). Varios tipos de cánceres (particularmente pecho, próstata, y dos puntos) sobreproducen la enzima favorable-inflamatoria COX-2, que aparece desempeñar un papel en el aumento de la proliferación de células, de la formación del tumor, de la invasión del tumor, y de la metástasis transformadas (revisada en Cerella 2010; Sobolewski 2010). COX-2 puede también contribuir a la resistencia a los medicamentos en algunos cánceres, y su expresión en cáncer se ha correlacionado con un pronóstico pobre (Sobolewski 2010).

Un segundo grupo de drogas antiplaquetarias comúnmente prescritas, incluyendo el clopidogrel (Plavix™), prasugrel (Effient™), y ticagrelor (Brilinta™), es caracterizado por su capacidad de atar a la superficie de plaquetas y de bloquear el receptor del ADP P2Y12, inhibiendo la plaqueta del activarse. Clopidogrel, el antiplaquetario lo más extensamente posible prescrita, es más eficaz que aspirin en su capacidad de reducir la agregación de las plaquetas (comité de dirección de CAPRIE 1996). La actividad de Clopidogrel puede ser aumentada cuando está combinada con aspirin (Becker 2008), y esta combinación se ha probado para su eficacia, seguridad, y rentabilidad para una variedad de usos clínicos. En algunos casos, la combinación representa una mejora significativa sobre clopidogrel solamente.

En pacientes con síndrome coronario agudo, el ensayo de la CURACIÓN (Clopidogrel en la angina inestable para prevenir eventos periódicos) demostró eso que combinaba el clopidogrel y aspirin dio lugar a una reducción del 20% en riesgo de muerte, de ataque del corazón, o de movimiento cardiovascular, con respecto a aspirin solamente después de una continuación de un año. Sin embargo, ésos en el grupo del clopidogrel tenían un riesgo creciente de sangría (Yusuf 2001). Los resultados similares también fueron observados en el ensayo del CONFIAR (Clopidogrel y metoprolol en ensayo del infarto del miocardio), en el cual la terapia a corto plazo de la combinación (4 semanas) bajó el riesgo de ataque del corazón, de movimiento, y de muerte en pacientes con un ataque del corazón anterior (reducción) del riesgo del 9% (Chen 2005). En ambos ensayos las ventajas de la terapia de la combinación sobrepasaron el aumento moderado del coste en el tratamiento. Sin embargo, para otros usos, tales como prevención del ataque del corazón en individuos de alto riesgo sin enfermedad cardiovascular establecida, o en el tratamiento de la enfermedad de la arteria coronaria estable, el tratamiento con aspirin solo ha probado más seguro y más rentable que la terapia de la combinación (Bhatt 2006; Arnold 2011).

Otros antiplatelets orales clínico importantes incluyen el dipiridamol (Persatine™) y el cilostazol (Pletal™), que son inhibidores de la fosfodiesterasa de la plaqueta. Estas drogas se utilizan menos con frecuencia pues los ensayos clínicos en grande no las han demostrado ser más eficaces que aspirin y Plavix®.

Anticoagulantes

Los anticoagulantes inhiben la transformación del fibrinógeno en la fibrina, uno de los pasos pasados en el proceso de coagulación que estabiliza un trombo.

El Warfarin tiene una lista muy larga de interacciones que puedan aumentar el riesgo de sangría (hemorragia). Las interacciones de más de 205 farmacéuticos, alimenticias, y herbarias medicinas se han identificado para el warfarin. Algunas medicaciones que pueden potencialmente obrar recíprocamente con warfarin incluyen aspirin, la cimetidina, el lovastatin, las hormonas tiroideas, y los contraceptivos orales. Las comidas y los ingredientes alimenticios tales como cebollas, ajo, jengibre, CoQ10, pescados grasos, y vitamina E se han divulgado para aumentar el riesgo de sangría cuando están combinadas con warfarin; sin embargo, muchos de estos informes son anecdóticos y pueden no representar las preocupaciones significativas (Ulbricht 2008; Shalansky 2007). Muchos ingredientes alimenticios que “fino la sangre” hace tan por diversos mecanismos que warfarin. Por ejemplo, bastante que interfiriendo con la coagulación pueden inhibir la agregación de la plaqueta, un diverso paso en la formación del coágulo de sangre.

Mientras que es prudente seguir un acercamiento conservador con respecto al potencial del warfarin para la interacción con una variedad de agentes farmacéuticos y alimenticios, el haber terminado prudente puede hacer subsidios por enfermedad cardiovasculares potenciales ir sin realizar.

De hecho, el warfarin combinado con las drogas antiplaquetarias convencionales se ha estudiado ya en pacientes en de alto riesgo para la trombosis (Vedovati 2010). Las pruebas adicionales sugieren que el warfarin se pueda combinar con seguridad con los alimentos antiplaquetarios, tales como ajo (Macan 2006), mientras uno tome estos alimentos responsable. Las consideraciones más importantes para los individuos que desean tomar este acercamiento están supervisando y conciencia; los pacientes deben trabajar de cerca con su médico de la atención sanitaria y experimentar la sangre regular que prueba para medir actividad del coagulante (véase la “función de coagulación de la prueba” abajo).

Dos otros anticoagulantes orales se han aprobado recientemente en los E.E.U.U. para el uso bajo circunstancias muy específicas: rivaroxaban (Xarelto™), un inhibidor del factor de coagulación XA como profilaxis contra la coagulación después de cirugía ortopédica; y dabigatran (Pradaxa™), un inhibidor de la trombina, para la prevención del movimiento en pacientes con la fibrilación atrial (Mannucci 2011).

Ambas más nuevas terapias pueden tener ventajas significativas sobre warfarin y los anticoagulantes relacionados que interfieran con metabolismo de la vitamina K. Primero, ambos inhiben los factores de coagulación que no dependen de la vitamina K, así que son menos sensibles a las fluctuaciones dietéticas de la toma de la vitamina K. En ensayos, ni dabigatran ni interacciones importantes exhibidas rivaroxaban con otras comidas o medicaciones (Steffel 2011). A diferencia de warfarin, estas medicaciones no necesitan la supervisión regular del análisis de sangre de la situación del coagulante ni repiten el ajuste de la dosificación (Thethi 2011). En ensayos clínicos, ambos tratamientos eran por lo menos tan eficaces como el warfarin para reducir riesgo del movimiento en pacientes con la fibrilación atrial, y la prevención/que trataba trombosis profunda de la vena, con un riesgo reducido de sangría (Connolly 2009; Schulman 2009; Eriksson 2008).

De estas dos drogas, el dabigatran aparece más prometedor.

Por ejemplo, en un estudio duro importante de la punto final de Pradaxa® (dabigatran) contra el warfarin (el ensayo de la CONFIANZA), Pradaxa® era superior para la eficacia del anticoagulante en el magnesio 150 2 veces al día con riesgo importante similar de la sangría como tratamiento del warfarin (cuando los pacientes mantuvieron su INR 2,0 a 3,0).

La INR (ratio internacional de la normalización) es una prueba que evalúa la tendencia de coagulación de la sangre. Una lectura normal de la INR es 0.8-1.2, pero en los pacientes predispuestos a la coagulación de la sangre vascular anormal (tal como ésos con las válvulas de corazón mecánicas o la fibrilación atrial), los médicos intentan impulsar la INR a 2.0-3.0, que reduce la propensión de coagulación. La INR cada vez mayor a este de alto nivel (2.0-3.0) también aumenta riesgo de la sangría. Cuando Pradaxa® fue utilizado en una dosis más baja 110 del magnesio 2 mide el tiempo del diario, él mostró eficacia similar al warfarin pero con riesgo importante reducido de la sangría.
Las ventajas de Pradaxa® contra warfarin incluyen: 

  • Inicio rápido de la acción
  • Efectos fiables, constantes del anticoagulante
  • Potencial bajo para la interacción de la droga-droga
  • Ningún requisito para la supervisión del análisis de sangre del anticoagulante
  • Ventajas preliminares de la eficacia y de la seguridad contra el warfarin basado en comparativo inicial, datos de la duro-punto final

Las desventajas de Pradaxa® contra warfarin incluyen: 

  • Ningún antídoto para la revocación del efecto excesivo de la anticoagulación. Cuando se da demasiado warfarin y la INR del paciente indica que ella está en riesgo de un corrimiento importante (o están sangrando patológico), la vitamina K se puede inyectar para invertir inmediatamente el efecto del anticoagulante del warfarin. Si se toma demasiado Pradaxa®, no hay antídoto inmediato.
  • Ningunos datos a largo plazo de la seguridad sobre Pradaxa® (el caso con las drogas virtualmente todo nuevamente aprobadas)
  • Más costoso que warfarin

Los resultados totales, preliminares sugieren la ventaja (contra warfarin), pero estudios más largos más grandes deben ser conducidos antes de que las conclusiones definitivas puedan ser extraídas. Un ciertos datos hacen alusión que el dabigatran puede trabajar mejor conjuntamente con aspirin debido a los efectos plaqueta-que activan paradójicos asociados al dabigatran (Houston 2009). Un comentario completo reciente de datos reunidos a partir de siete ensayos clínicos que implicaban sobre 30.000 temas encontró que los usuarios del dabigatran eran estadístico los 33% más probables sufrir un ataque del corazón o un síndrome coronario agudo que usuarios del warfarin, del enoxaparin (Lovenox®), o del placebo (Uchino 2012). Los investigadores concluyeron que “el equilibrio total de la ventaja y del riesgo del uso del dabigatran aparece ser favorable en pacientes con [fibrilación atrial] debido a la reducción en movimiento isquémico. Sin embargo, el riesgo cardiaco de dabigatran se debe investigar más lejos, especialmente si se utiliza en poblaciones en de alto riesgo de [ataque del corazón] o [el síndrome coronario agudo].”

Vitamina K y Warfarin

Además de su papel dualístico en la coagulación (memoria que los factores de coagulación II, VII, IX, y X son vitamina K-dependiente, pero así que es la proteína antitrombótica C de los factores y S), la vitamina K es central deshuesar y salud vascular también. Apenas mientras que varios factores de coagulación deben experimentar la carboxilación K-dependiente de la vitamina antes de que lleguen a ser activos, varias proteínas implicadas en la formación y la estabilidad del hueso requieren esta misma activación; el warfarin puede inhabilitar estas proteínas también, llevando a la integridad comprometida del hueso. Por otra parte, una proteína en vasos sanguíneos, proteína de la matriz GLA, trabaja para mantener los vasos sanguíneos flexibles inhibiendo la calcificación de células vasculares (e.g. “endureciendo” de las arterias). La proteína de la matriz GLA se debe también carboxylated por la vitamina K para funcionar correctamente; así, la inhibición de la reductasa del epóxido de la vitamina K puede comprometer elasticidad vascular.

Trágico, hay aprecio pobre dentro de la medicina de la corriente principal para el riesgo aumentado de condiciones asociadas al tratamiento del antagonista de la vitamina K, incluyendo la calcificación vascular (Schurgers 2004), la densidad mineral de un hueso más bajo (Rezaieyazdi 2009), y la fractura osteoporotic (indicador 2006).

Muchos médicos convencionales han sido reacios complementar un régimen del warfarin con la vitamina baja K de la dosis para estabilizar tiempo de la coagulación y guardar contra los detrimentos a largo plazo asociados a terapia del antagonista de la vitamina K. la literatura científica Par-revisada indica que esta estrategia puede disminuir fluctuaciones peligrosas en la situación del coagulante durante el tratamiento del warfarin (según lo medido por amplias variaciones en el tiempo de la protrombina [pinta] estandardizado para el ratio normalizado internacional [INR]) (aplique 2005; Couris 2006).

Hay varias razones potenciales de valores de la INR que fluctúan durante el tratamiento del warfarin, incluyendo polimorfismos genéticos en genes K-relacionados de la vitamina, interacciones con otras drogas, y toma dietética de la vitamina K (Lurie 2010). La anticoagulación inestable se ha asociado a dietas bajo en la vitamina K (aplique 2005), y una asociación fuerte entre las variaciones en la INR y la toma altamente variable de la vitamina K existe (Couris 2006). La toma constante de una dosis baja de la vitamina K, con el ajuste apropiado de la dosificación del warfarin, se ha mostrado en varios estudios para estabilizar valores de la INR. Esto es probablemente debido al mantenimiento de las tiendas constantes del cuerpo de la vitamina y de minimizar los efectos de las fluctuaciones dietéticas (aplique 2007).

En un pequeño, el estudio de la cruce de la abierto-etiqueta, 9 pacientes (edad media 50 años) con una historia de la INR inestable recibió 500 magnetocardiogramas/el día de la vitamina K por 8 semanas. En 5 de los 9 pacientes, la variabilidad en la INR disminuyó (según lo medido por la reducción en viabilidad entre las medidas de la INR en varios tiempo-puntos) y alcanzado una gama terapéutica dentro de una media de 14 días. Por término medio, las dosis del warfarin fueron aumentadas en el 50% para alcanzar un valor estable de la INR durante la suplementación de la vitamina K (Ford 2007).

El periodo de tiempo que la INR permanece dentro de una gama terapéutica (llamada el TTR) es otra medida de la variabilidad de la INR. Por término medio, los pacientes en terapia del anticoagulante de la cumarina mantienen solamente su INR dentro de la gama terapéutica 50-60% del tiempo, a pesar de la supervisión cuidadosa (Reynolds 2004). Tres estudios han mostrado que la terapia de la combinación de la vitamina K y de los anticoagulantes de la cumarina puede aumentar perceptiblemente TTR, especialmente en pacientes con control inestable de la coagulación. Un pequeño estudio por el aplique y otros (2007) comparó a dos grupos de 35 pacientes en terapia del warfarin con la INR que fluctuaba valora el recibir de la vitamina K1 del magnesio 150 o de un diario del placebo por 6 meses. La variabilidad en el grupo de prueba disminuyó en el final del estudio comparado al grupo de control, y el periodo de pacientes del tiempo mantuvo su INR en la gama terapéutica creciente en el 13%.

En un segundo estudio, asignaron dos grupos de 100 pacientes en un anticoagulante de la cumarina para recibir la vitamina K1 de 100 magnetocardiogramas o el placebo. A diferencia de estudios anteriores, sin embargo, este estudio no fue limitado a los pacientes con el control inestable de la anticoagulación. Comparado al grupo de control, los pacientes que recibían la vitamina K mostraron a 3,6% aumento en TTR (Rombouts 2007).

Un estudio más grande de 400 pacientes a partir de dos clínicas de la anticoagulación fue seleccionado al azar para recibir un placebo o 100, el magnetocardiograma 150, o 200 de la vitamina K una vez diariamente con su anticoagulante de la cumarina por un período entre 6 y 12 meses. Aunque este estudio también no fuera limitado a los pacientes con una historia de la INR inestable, los resultados mostraron que las dosis de 100 o 150 que el magnetocardiograma aumentó al periodo de pacientes del tiempo tenían una INR dentro de la gama terapéutica (por 2,1% y 2,7%), comparada al grupo de control. Por otra parte, estos pacientes tenían dos veces la ocasión de mantener su INR dentro de la gama terapéutica por los periodos de tiempo extendidos (Gebuis 2011).

La suplementación de la vitamina K en ésas que toman warfarin se debe conducir bajo supervisión cuidadosa por un médico de la atención sanitaria.

La heparina es un anticoagulante natural que estimula la actividad de la antitrombina III y previene el montaje de las moléculas el fibrinógeno en la fibrina. Varios derivados de la heparina, incluyendo la heparina de poco peso molecular, heparina unfractionated, y fondaparinux (un derivado sintético de la heparina) son también clínico importantes. La heparina y sus derivados se dan por inyección (Mannucci 2011).

Otras terapias potenciales que son investigadas actualmente hacen uso de agentes del thrombolytic (coágulo-disolución). Éstos incluyen: la co-administración de una droga de coágulo-disolución y de un anticoagulante (warfarin) del thrombolytic para el tratamiento profundo de la trombosis de la vena; directamente infusión del activador plasminógeno de tejido de la droga del thrombolytic (tPA) en coágulos en el cerebro (con una técnica quirúrgica como mínimo invasor) o coágulos en la pierna (por inyección) (Johnson 2011; Chang 2011); y la administración de los glóbulos rojos cubiertos con el tPA a los pacientes, que aumenta el curso de la vida de la droga y reduce la probabilidad que causará exceso de la sangría (Murciano 2003).

Función de coagulación de prueba

Varios diversos pruebas de laboratorio evalúan la función de coagulación. La conveniencia de cada prueba depende de varias variables (es decir que el tipo de medicación de “sangre-reducción” la persona esté tomando, si la persona tiene cualesquiera predisposiciones genéticas a la disfunción de coagulación, etc.). Un médico de la atención sanitaria debe ayudar a determinar la prueba más apropiada de cada situación.

los análisis Coágulo-basados prueban el tiempo que lleva para una muestra de plasma de sangre el coágulo. Se utilizan para probar la función de los estados avanzados de coagulación (formación de la fibrina). Diversos tipos de análisis coágulo-basados existen para probar para las deficiencias en diversas partes de la cascada de la coagulación. (Memoria allí es tres “caminos” implicados en hemostasis secundario: caminos intrínsecos, extrínsecos, y comunes.)

El tiempo de la protrombina (prueba de la pinta o PT/INR) mide el tiempo (en segundos) que toma para una muestra de sangre al coágulo después de la adición de un inhibidor y de un factor de coagulación (factor del activador de la plaqueta del tejido). La prueba de la pinta es la más de uso frecuente supervisar la situación de la coagulación durante terapia del warfarin. Esta prueba es útil para evaluar actividad del factor VII.

Debido a la variación en la metodología del laboratorio, los resultados de esta prueba se divulgan como el ratio normalizado internacional (INR), que puede corregir para esta variabilidad. Las condiciones que afectan a la coagulación (como deficiencia en K de la vitamina o uso del warfarin) prolongan tiempo de coagulación, mientras que las que afectan a actividad de la plaqueta (como tomar aspirin) no tienen ningún efecto sobre la prueba.

Una gama de la INR de la blanco de 2,0 a 3,0 se recomienda típicamente para los individuos que son tratados con la medicación del anticoagulante.

Porque la prueba de la pinta no revela actividad antiplaquetaria, los pacientes en warfarin de la combinación/terapia antiplaquetaria con o las drogas antiplaquetarias y/o los alimentos antiplaquetarios deben experimentar pruebas regulares del tiempo de la sangría (véase abajo) y pruebas de la pinta. Usando estas dos pruebas en concierto, un programa equilibrado de la terapia convencional del anticoagulante más las drogas antiplaquetarias y/o los alimentos antiplaquetarios se pueden adaptar únicamente a un individuo.

El tiempo parcial activado de la tromboplastina (aPTT) es una prueba relacionada esa mide el coagular en respuesta a diversos factores de coagulación; específicamente, la prueba del aPTT no mide actividad del factor VII (es decir esta prueba se centra en el camino intrínseco). Esta prueba se utiliza típicamente para medir la eficacia de la heparina en la coagulación (heparina prolonga el tiempo del aPTT) pero otros anticoagulantes pueden aumentar tiempo de coagulación del aPTT también.

La función de la plaqueta prueba la prueba la capacidad de plaquetas de llegar a ser activada o global, que ocurre en las etapas iniciales del proceso de coagulación. Son menos sensibles a los efectos de los factores de coagulación. Es decir la función de la plaqueta prueba hemostasis primario de la prueba, mientras que la coagulación prueba hemostasis secundario de la prueba.

La prueba del tiempo de la sangría es una prueba simple en la cual la presión arterial se mantiene por medio de un puño de la presión arterial mientras que los pequeños cortes o “pinchazos” se hacen en la yema del dedo o el brazo más bajo. La época para que el sangrar pare (una medida de la formación del enchufe de la plaqueta) se mide. Un resultado normal es 1 a 9 minutos, dependiendo de los cuales se utiliza el método.

La transmitencia ligera aggregometry (LTA) es una técnica estándar en la cual el plasma plaqueta-rica se expone a un agente de agregación (como el colágeno o el ADP), y el agrupar de plaquetas es medida por su capacidad de bloquear la transmisión de la luz. Esta técnica se puede utilizar para supervisar la eficacia de drogas antiplaquetarias, o puede detectar defectos genéticos de la plaqueta tales como enfermedad de von Willebrand.

El analizador de la función de la plaqueta (PFA) es un instrumento relativamente nuevo que mide el efecto de un agente de agregación (colágeno, ADP, u otros) sobre la agregación de la plaqueta en las condiciones que simulan el flujo de sangre arterial. Mientras que las plaquetas atraviesan el instrumento, son forzadas con una pequeña abertura (que simula un rasgón del buque), y la época para que un trombo forme sobre la abertura (llamada tiempo del cierre) se divulga. Algunos laboratorios locales ofrecen típicamente esta prueba, y ésos interesados en tener la prueba de PFA deben discutirla con sus médicos.

La cuenta de plaqueta determina si las plaquetas de sangre caen dentro de una gama sana, (cerca de 150.000 a 400.000 plaquetas por μL) aunque no determine si están funcionando las plaquetas correctamente.

De (Samama 2011; Rechner 2011)

​​