Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Enfermedad degenerativa del hígado

Daño y peroxidación Libre-radicales del lípido

El daño oxidativo de la producción de radicales libres tiene consecuencias de gran envergadura. La peroxidación del lípido describe las grasas que químicamente han sido dañadas por los radicales libre de oxígeno. Las membranas celulares consisten principalmente en capas de fosfolípidos. Pues los radicales libres atacan la membrana celular, lesión y la muerte eventual a la célula ocurren debido a la fractura del filamento de la DNA. La DNA es el modelo celular requerido para la réplica. La tensión oxidativa también afecta a los lípidos de circulación en el cuerpo incluyendo el colesterol, el 80% cuyo se produce en el hígado. El colesterol peroxidizado se ha mostrado a las arterias del daño, llevando a la ateroesclerosis; un cuerpo cada vez mayor de las pruebas apoya un papel de la peroxidación del lípido en el desarrollo continuo del daño hepático.

Mientras que el daño de célula en el hígado humano es probablemente multifactorial, los radicales libres se han implicado en una variedad de enfermedades del higado, particularmente en presencia de la sobrecarga del hierro, del consumo del etanol, y de lesión de la isquemia/de la reperfusión, iniciando o perpetuando daño hepático. Además, la peroxidación libremente radical-iniciada del lípido aparece desempeñar un papel en el fibrogenesis hepático (Britton 1994). El papel de radicales libres es significativo en la lesión del higado tóxica inducida a menudo por las drogas y las sustancias químicas. El daño primero es causado por la toxina sí mismo y en seguida continuado cuando la toxina es metabolizada por el hígado (Feher 1992).