Venta del cuidado de piel de Life Extension

Síndrome del intestino irritable (Crohn y colitis ulcerosa)

Anatomía del aparato digestivo e inmunología del síndrome del intestino irritable

El aparato digestivo consiste en un solo tubo largo que tenga muchos dobleces y circunvoluciones y extiende de la boca al ano. El tubo se divide en piezas distintas (tales como el esófago, el estómago, el intestino delgado, y el intestino grueso), cada uno con una estructura específica y la función. Los órganos sólidos tales como el hígado y el páncreas también se consideran las porciones del sistema digestivo.

Las piezas huecos son responsables de analizar porciones grandes de comida en las pequeñas moléculas que se pueden absorber fácilmente en la circulación. La circulación sanguínea estéril es separada de la masa de alimentos, de toxinas, y de organismos en diversas piezas del aparato digestivo hueco por solamente un muy de capa delgada de células, colectivamente llamado la mucosa intestinal. Esta guarnición delicada y compleja es responsable de secretar las sustancias que ayudan en la digestión y la absorción de alimentos, y de defender el cuerpo contra las toxinas y otros contaminantes en el intestino sí mismo.

La mucosa intestinal debe permitir selectivamente la entrada de moléculas beneficiosas mientras que excluye las toxinas y los organismos que podrían ser dañinos. Para hacer esto, la mucosa se equipa de varias clases de células incluyendo las células secretores que producen una capa de moco para atrapar los contaminantes, las células inmunes que atacan y destruyen directamente los organismos invasores (macrófagos), y otras células inflamatorias (neutrófilos, células de T del asesino, y otras) que respondan a la presencia de moléculas extranjeras produciendo los cytokines proinflammatory (pequeñas moléculas de proteína de la célula-señalización) (Abraham 2009).

Durante condiciones sanas, las células inmunes en la guarnición intestinal hacen frente a los invasores de manera rápida y eficiente, sin producir cantidades excesivas de inflamación localizada. Sin embargo, en síndrome del intestino irritable, la inflamación llega a ser incontrolada. Cytokines lanzó por las células inflamatorias en el intestino atrae las células inmunes adicionales que producen las sustancias químicas destructivas y propagan la inflamación (Neuman 2004). Particularmente, un subconjunto de células inmunes inflamatorias llamadas las células Th17 es principalmente responsable de conducir la inflamación en la enfermedad de Crohn, mientras que inflamación de la impulsión de células Th2 en colitis ulcerosa. Varios factores hacen las células Th17 y Th2 producir la inflamación excesiva incluyendo la penetración del epitelio intestinal por los microbios de la tripa, composición del microbiota intestinal, lesión a la pared intestinal, producción escasa de la capa del moco, y las alergias o las sensibilidades a las comidas. Las genéticas contribuyen a la susceptibilidad del síndrome del intestino irritable, pero la inmunorespuesta así como el microambiente y la dieta intestinales se pueden modificar para atenuar la propensión inflamatoria, incluso en individuos genético predispuestos.

Puesto que las reacciones inflamatorias que ocurren en la tripa pueden promover la gente sistémica de la inflamación con IBD debe supervisar los niveles de cytokines inflamatorios en su sangre. La prueba del Cytokine se puede utilizar como medida de la eficacia de terapias antiinflamatorias, y puede también ayudar a determinar el riesgo para otras condiciones asociadas a la inflamación, tal como ateroesclerosis. Los perfiles de sangre del Cytokine miden la factor-alfa de la necrosis del tumor (TNF-α), interleukin-1 (beta) (IL-1b), e interleukin-6 (IL-6).