Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Enfermedad del reflujo gastroesofágico (GERD)

Intervenciones alimenticias apuntadas

Balsa-formación de agentes. Balsa-formando reflujo los suppressants se han utilizado para tratar a GERD por más de 30 años (Hampson 2010). los Balsa-formadores son combinaciones de una fibra gelificadora (e.g., alginato o pectina) con un almacenador intermediario antiácido (comúnmente bicarbonato del sodio o del potasio). Cuando la combinación alcanza el estómago, las reacciones químicas causan el lanzamiento de las burbujas del dióxido de carbono. Estas burbujas se atrapan en la fibra gelificada, convirtiéndolo en una espuma que flote en la superficie del contenido de estómago (por lo tanto “balsa-formando” el agente). Varios estudios han demostrado que las balsas reducen los síntomas de GERD de la independiente de los mecanismos de la reducción ácida. Pueden trasladarse al esófago delante del contenido de estómago durante el reflujo (que lo protege contra la exposición) o pueden actuar como barrera para refundir los episodios (Mandel 2000). Un estudio multicentro reciente de pacientes con suave para moderar los síntomas de GERD demostró que un agente de balsa-formación alginato-basado era tan eficaz como el omeprazole de PPI en alcanzar un período ardor de estómago-libre inicial y la reducción del dolor del reflujo (Pouchain 2012).

Las propiedades de balsa-formar agentes pueden ser modificadas añadiendo las sales del calcio, que pueden las fibras de la interconexión y formar geles más tiesos (Mandel 2000). los Balsa-formadores son los más eficaces cuando están tomados después del menú del día más pesado. Si están tomados con una comida, pueden mezclarse con el contenido de estómago y no poder formar una “balsa” (Mandel 2000).

Melatonin. El Melatonin es una hormona lo más a menudo posible asociada con el ciclo del sueño, pero se encuentra en los centenares de los niveles de épocas más altas en la tripa que en el cerebro (Werbach 2008). Los ensayos animales del melatonin para los síntomas de GERD lo han encontrado para ser no sólo eficaces en la prevención de daño del esófago ácido-inducido, pero también dañan causado por las enzimas digestivas y la bilis (Konturek 2007). Dos ensayos humanos han investigado el melatonin suplemental en los síntomas de GERD. En el primer, compararon a 176 pacientes en una combinación de /multi-nutrient del melatonin del magnesio 6 a 175 pacientes en un PPI (omeprazole del magnesio 20). Los efectos fueron medidos por la longitud del tiempo que tomó para que los pacientes lleguen a ser asintomática (definido como ningún ardor de estómago o regurgitación) por 24 horas. Todos los pacientes en el grupo del melatonin divulgaron la mejora en los síntomas de GERD comparados a dos tercios en el grupo de PPI. El alivio fue alcanzado más rápidamente en el melatonin (7 días) contra grupo de PPI (9 días), con una incidencia mucho más baja de los efectos secundarios (Pereira 2006). Un segundo estudio comparó a 3 grupos de 9 pacientes de GERD, cada uno en un diverso régimen (omeprazole melatonin del magnesio 3, del magnesio 20, o ambos) a un grupo de temas sanos del control. El ardor de estómago y el dolor gástrico fueron disminuidos después de cuatro semanas y totalmente resuelto después de ocho semanas en todos los grupos del tratamiento. Sin embargo, solamente los dos grupos del melatonin tenían mejoras significativas en la función de LES (Kandil 2010).

Regaliz de Deglycyrrhizinated (DGL). Los extractos del regaliz se han mostrado para apoyar la salud de la guarnición del estómago y para combatir los píloros del H. – la bacteria que puede causar las úlceras (Wittschier 2009). Esto puede transportar ventajas a ésas que sufren de GERD, puesto que las pruebas recientes indican que la erradicación de los píloros del H. aparece mejorar los síntomas de GERD (Saad 2012). A diferencia del regaliz entero, los extractos deglycyrrhizinated del regaliz (DGL) proporcionan compuestos beneficiosos del regaliz sin el glycyrrhizin (un componente del regaliz entero que se ha mostrado para causar efectos secundarios). Mientras que está publicada, la literatura par-revisada que apoya el uso de DGL en GERD está careciendo, algunos doctores innovadores emplea DGL con los resultados positivos (Martin 2011).

Protección contra el esófago y el cáncer del esófago de Barrett

GERD aumenta el riesgo (es decir, transformación del tejido) de eventos metaplastic que lleven al esófago de Barrett, que a su vez aumenta perceptiblemente el riesgo de cáncer del esófago. Por lo tanto, la mayoría del modo eficaz de reducir el riesgo de estas dos condiciones serias es controlar los síntomas de GERD. Sin embargo, las consideraciones adicionales siguientes pueden ser beneficiosas también.

 

Varios estudios de observación han examinado los efectos de modelos dietéticos sobre la incidencia del esófago o del cáncer del esófago de Barrett (independientemente de GERD). Algunas comidas y suplementos aparecen reducir riesgo del cáncer y de la metaplasia.

La toma total de la fruta y verdura se ha asociado a reducciones en el riesgo de adenocarcinoma del esófago en algunos estudios (Chen 2002; Navarro Silvera 2008; Navarro Silvera 2011). Se ha observado que las reducciones del riesgo asociadas a agrios así como amarillo, brassica, o las verduras crudas eran constantemente positivo (Gonzalez 2006; Steevens 2011; Chen 2002). Las fresas, debido a sus antioxidantes potentes, también piqued el interés de los investigadores que buscaban los compuestos capaces de proteger el tejido del esófago. Para probar la hipótesis que las fresas pudieron proteger contra cáncer del esófago, los científicos administrados liofilizaron el polvo de la fresa a 75 pacientes con las lesiones del esófago precancerosas por seis meses. En una dosis de 60 gramos de diario, el polvo liofilizado de la fresa mejoró el aspecto del tejido del esófago bajo examen microscópico. Por otra parte, redujeron a varios marcadores inflamatorios, incluyendo una reducción del 63% en la actividad cyclooxygenase-2 (COX-2) y una reducción del 62% en actividad del N-F-kB. Los investigadores comentaron que “nuestros actuales resultados indican el potencial del polvo liofilizado de la fresa para prevenir el cáncer del esófago humano” (Chen 2012).

La fibra del cereal o del grano entero fue asociada generalmente a riesgo reducido de cáncer del esófago (Chen 2002; Mayne 2001; Terry 2001; Navarro Silvera 2008). Por otra parte, consumo creciente de proteína animal, de grasa saturada, y de colesterol dietético llevado constantemente al riesgo creciente de cáncer del esófago (Mayne 2001; Navarro Silvera 2008).

Vitaminas C, E, betacaroteno (Mayne 2001; Bollschweiler 2002; Kubo 2007; Carman 2009), y folato dietético (Mayne 2001; Ibiebele 2011; Bollschweiler 2002) aparezca confer a una reducción en riesgo de cáncer del esófago en la mayoría de estudios. Asimismo, el uso general del suplemento (es decir multivitamin) fue asociado a la reducción del riesgo en un estudio de población (Dong 2008).

Varias frutas y verduras contienen un ácido ellagic llamado (antioxidante) potente del polifenol. Ejerce la protección celular en una variedad de ajustes y está bien documentado en los estudios animales como inhibidor del cáncer del esófago así como la ayuda en la úlcera que cura (Whitley 2005; Beserra 2011).

Los otros componentes dietéticos se han investigado en modelos del cultivo celular o del animal del cáncer del esófago con resultados positivos. Éstos incluyen el sulforaphane (del bróculi) (Qazi 2010), la vitamina E con la cisteína del N-acetilo (Hao 2009), proanthocyanidins (de las manzanas) (Pierini 2008) y los arándanos (Kresty 2008). La toma de la betaína (trimethylglycine) fue asociada a una reducción en el esófago de Barrett en un estudio (Ibiebele 2011).