Liquidación de la primavera de Life Extension

Desordenes digestivos 

Acercamientos dietéticos para mejorar desordenes digestivos

Fosfatidilcolina. Los fosfolípidos extracelulares, sintetizados en la mucosa gástrica, ayudan a las características (no-mojables) hidrofóbicas del epitelio, rindiendo la protección contra el ácido de estómago y los materiales perjudiciales. La situación no-mojable del epitelio es extremadamente importante para la salud de la zona del SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO. Esta protección valiosa es, sin embargo, vulnerable y se puede transformar por aspirin o NSAIDs contra un no-mojable (resistente a las sustancias nocivas) (la mucosa es susceptible a lesión de sustancias cáusticas) a un estado mojable.

Una vez que se ha perturbado la mucosa gástrica, las úlceras asoman como amenaza en curso. La fosfatidilcolina poliinsaturada (PPC) se ha mostrado para reducir la incidencia de úlceras gástricas, incluso después el estímulo experimental agresivo de la úlcera. Los individuos en de alto riesgo para las úlceras gástricas, tales como ésos que tomaban altas dosis de aspirin o de NSAIDs, han disminuido la naturaleza perjudicial de las drogas cuando los fosfolípidos están limitados a las drogas antiinflamatorias (Leyck 1985).

Según lo observado anterior, la causa básica de muchas úlceras es los píloros espiral-formados de la bacteria H. (axón 1993). Para investigar el efecto de la infección de los píloros del H. sobre la barrera musocal gástrica, la composición del fosfolípido y de ácido graso de la mucosa gástrica era analizada en voluntarios sanos con y sin la infección de los píloros del H. El contenido gástrico del PPC de los píloros del H.- voluntarios sanos positivos era menos que el de los píloros del H.- voluntarios sanos negativos (p < 0,05) (Wakabayashi 1998). Estos hallazgos sugieren que los resultados de la infección de los píloros del H. en cambios en el contenido de la mucosa gástrico del fosfolípido y su composición de ácido graso, haciendo la mucosa gástrica ser debilitado. Las tentativas de aumentar el mérito de la mucosa gástrica aparecen indicadas, particularmente en individuos con una historia de úlceras gástricas o de ésas en los protocolos medicinales sabidos para afectar la confiabilidad de la mucosa.

Más allá de las funciones de la protección gástrica, el PPC poliinsaturado ayuda a la digestión de la grasa. La presencia de PPC luminal es importante para el transporte linfático normal de los productos absorbentes de la digestión del triglicérido, la grasa dietética principal (TSO 1981; Richmond 2001). La ayuda al metabolismo y el transporte de la grasa pueden explicar porqué algunos individuos encuentran valor al usar la lecitina en condiciones de hipercolesterolemia.

El PPC estimula avería del colágeno en modelos experimentales de la cirrosis del higado. Tan importante como este hallazgo es salud en relación con del hígado, también tiene implicaciones pertinentes con respecto la integridad y al mantenimiento de la zona del SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO. El estrecharse de las restricciones del intestino (anormal, temporal o permanente del intestino) son caracterizados por exceso de la deposición del colágeno en la pared intestinal. Un estudio fue conducido para determinar el efecto del PPC en la prevención de las restricciones del intestino. Tres grupos de ratas fueron evaluados: un grupo de control, un grupo confirmado de la colitis, y un grupo de ratas diagnosticadas con colitis, pero la recepción del PPC. Conjuntamente con el estudio, la deposición del colágeno y la actividad de la colagenasa en tejido colónico fueron medidas en todos los grupos. Ningunas de las ratas del control, pero 12 de 16 ratas con colitis, restricciones colónicas desarrolladas.

En cambio, solamente 2 de 15 PPC-alimentaron ratas con las restricciones desarrolladas colitis. El contenido del colágeno era mucho más alto en las ratas con colitis que las ratas PPC-alimentadas con colitis y las ratas del control. La actividad de la colagenasa en tejido colónico era también mucho más alta en las ratas PPC-alimentadas (Mourelle 1996). El PPC aparece aumentar el catabolismo del colágeno, restringiendo la acumulación del colágeno en tejido intestinal inflamado y la formación resultante de la restricción.

Los individuos que desean aumentar la integridad de su ayuda de la zona o del aumento del SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO en metabolismo gordo pueden desear considerar el uso del PPC no saturado. Juzgan bien-tolerado al PPC no saturado y sin factores de riesgo importantes.

Cinc-Carnosine. El cinc es un mineral del microalimento que tiene funciones múltiples en biología humana, actuando principalmente como coenzima en muchos sistemas de la enzima que defiendan contra el daño del radical libre (Gotz 1996; Gotz 1997; Langmead 2001; Noguchi 2002). El reconocimiento de que la infección de los píloros del H. causa aumentó la tensión oxidativa, grupo de científicos ecuatorianos investigados si la deficiencia de cinc pudo causar la inflamación creciente en los estómagos de la gente infectada con el organismo (Sempertegui 2007). Estudiaron a 352 pacientes con la dispepsia (dolor y disfunción de estómago) que tenía muestras de la biopsia recogidas durante la endoscopia. Los pacientes con infecciones de los píloros del H. tenían concentraciones perceptiblemente más bajas del cinc en sus muestras de tejido que pacientes no infectados. De hecho, cuanto más severa la inflamación, más bajo el cinc nivela en los temas infectados (Sempertegui 2007). Estos resultados y otros han llevado a algunos investigadores a considerar el cinc para ser un alimento “cytoprotective” gástrico (del célula-ahorro) (D'Souza 1991).

El cinc también tiene efectos antiinflamatorios directos, ayudando a estabilizar las membranas de las células de palo. Las células de palo lanzan explosiones de cytokines inflamatorios cuando son estimuladas por lesión o la alergia (Cho 1991; Cho 1992). Además, el cinc es un modulador inmune que puede reducir el índice de la repetición de ciertos cánceres inflamación-sensibles (Barrera 2000).

Otro alimento esencial llamado carnosine puede impulsar esos efectos incluso más futuros. Los científicos japoneses han llevado la manera en desarrollar este compuesto del cinc-carnosine. Hasta hace poco tiempo, el cáncer gástrico (el resultado de la gastritis y de la enfermedad de la úlcera) era el cáncer superior del asesino en Japón; la disminución dramática en cáncer gástrico se ha atribuido en pieza grande a la educación dietética del pueblo japonés (Matsuzaka 2007). De hecho, el compuesto del cinc-carnosine, vendido como polaprezinc, es una droga regulada de la anti-úlcera de la prescripción en Japón (Matsukura 2000) afortunadamente, este compuesto nutritivo simple está disponible en los E.E.U.U. como suplemento sin prescripción que sea seguro para el uso a largo plazo.

El cinc-carnosine también apresura la erradicación de la infección con los píloros del H. sí mismo, como se muestra por otro equipo japonés en 1999 (Kashimura 1999). El grupo alistó a 66 pacientes con infecciones y síntomas sabidos de los píloros del H., aleatoriamente asignándolos al cinc-carnosine o al placebo. Todos los pacientes también recibieron un cóctel de dos antibióticos potentes (dirigidos a contener las infecciones) más un inhibidor de la bomba del protón (dirigido a promover la cura gástrica). El solamente 86% del grupo del inhibidor de la bomba de antibiótico-Proton alcanzaron la curación completa (erradicación de organismos perceptibles), mientras que 100% de ésos que recibían el cinc-carnosine fue curado.

A principios de 2007, los científicos occidentales comenzaron a examinar el modo del cinc-carnosine's de acción y de eficacia. Un equipo británico, usando un modelo del laboratorio del daño y de la reparación de la tripa, también condujo un ensayo clínico (Mahmood 2007). En el primer estudio, examinaron los efectos del cinc-carnosine sobre las células que alineaban los aparatos digestivos animales después de la exposición a la indometacina (un NSAID potente notorio para sus tendencias gastritis-que producen) o a la tensión. La combinación nutritiva redujo lesión del estómago por el 75% y pequeña lesión intestinal por el 50%. También estimuló la migración y el crecimiento de células en y cerca de los sitios de lesión, acelerando el proceso curativo casi triple. En el ensayo clínico, 10 voluntarios sanos tardaron a indometacina (50 magnesio) tres veces diariamente con placebo o cinc-carnosine. La indometacina aumentó la permeabilidad de la tripa (función empeorada de la barrera de la guarnición de la tripa que permite que la inflamación consiga su comienzo) en un factor de tres en el grupo del placebo, mientras que no había aumento en permeabilidad en el grupo complementado. Los investigadores concluyeron que el cinc-carnosine estabilizó las células de alineación de la mucosa del estómago y del intestino delgado.

Arándanos. Está montando prueba clínico de cómo los arándanos eficaces y sus extractos pueden estar en la atenuación de los píloros del H. y de otras dolencias de estómago. Los investigadores chinos dieron el jugo de arándano o una bebida del placebo (cerca de dos tazas por día) a 189 adultos con la infección de los píloros del H. (Zhang 2005). Comprobaron para saber si hay pruebas químicas de la infección continua en los días 35 y 90 del tratamiento. Más el de 14% del grupo jugo-complementado contra el 5% del grupo del placebo mostraron la erradicación completa del organismo.

Un comentario sistemático grande de los expertos alimenticios ahora ha concluido que la toma regular del jugo de arándano y de otros productos dietéticos “pudo constituir una solución alternativa barata, en grande aplicable para las poblaciones en riesgo de la colonización de los píloros del H.” (Gotteland 2006). Parece claro que los arándanos y sus extractos pueden tomar su lugar junto al cinc-carnosine como componentes importantes de un régimen eficaz de la salud del estómago.

Regaliz. Reconocido de largo para sus subsidios por enfermedad del múltiplo (Langmead 2001; Olukoga 2000), los extractos del regaliz (con potencialmente la molécula de presión-elevación del glycyrrhizin de la sangre quitada) proporcionan otra arma alimenticia en luchar la infección de los píloros del H. (Petry 2001). Los diversos estudios de laboratorio han mostrado que estos extractos tienen actividades antiinflamatorias potentes, reduciendo la producción del cytokine mientras que aumentan la producción de moco protector del estómago (Khayyal 2006; Kim 2006). Los extractos del regaliz pueden también matar a los píloros en el tejido del estómago (O'Mahony 2005), incluso tensiones resistentes a los antibióticos del H. del organismo (Fukai 2002; Krausse 2004). De hecho, en una comparativa del laboratorio, los extractos del regaliz eran tan eficaces como el famotidine en la prevención de las úlceras (Aly 2005), y los estudios animales han mostrado un efecto potente sobre apresurar la cura de las úlceras existentes (panadero 1994). Estas características del regaliz complementan cuidadosamente los de los extractos del cinc-carnosine y del arándano.

Picrorhiza. Las noticias sobre otro remedio natural llamado picrorhiza (kurroa de Picrorhiza) ahora están generando el entusiasmo intenso en la comunidad médica (Anon 2001; Govindarajan 2003). Bien sabido a los médicos de la medicina de Ayurvedic, picrorhiza es un alto encontrado hierba perenne en el Himalaya. Sus extractos ahora se están encontrando para tener antioxidante potente (Chander 1992; Chander 1998; Dom 2007), inmune-estimulante (Vaidya 1996; Gupta 2006; Puri 1992; Sharma 1994; Smit 2000), y antiinflamatorio (Barbieri 2004; Thomas 2007; Zhang 2004) propiedad-actividades que tienen claramente un papel en la protección gástrica. Puesto que el picrorhiza combate tan dramáticamente mismo los cambios causados por los píloros del H. (es decir, infección, inflamación, tensión del oxidante, y lesión del tejido), es como cabe esperar que esta hierba antigua ahora está en la vanguardia de la investigación sobre salud del estómago.

Utilizado ya para apresurar la cura en otras condiciones gastrointestinales infecciosas tales como hepatitis A (Vaidya 1996; Luper 1998), los extractos del picrorhiza también demuestran propiedades herida-curativas únicas, crecimiento estimulante del tejido, la recuperación de la célula nerviosa, y la formación del vaso sanguíneo que puede promover la recuperación del daño tisular (Gaddipati 1999; Li 2000; Singh 2007). En un ejemplo dramático de la capacidad del extracto de combatir úlceras estomacales, los científicos indios la administraron a las ratas con las úlceras inducidas por la indometacina potente de NSAID (Ray 2002). Comparado con un grupo no tratado de animales, el grupo complementado tenía índices mucho más rápidos de úlcera que curaban, acompañados por un descenso profundo en los niveles de componentes oxidados del tejido. Y mientras que la actividad enzimática antioxidante fue disminuida en los animales no tratados, ésos trataron con picrorhiza habían elevado actividad antioxidante.