Venta del cuidado de piel de Life Extension

Síndrome premenstrual

El ciclo menstrual, las hormonas, y el PMS

Un ciclo menstrual normal se caracteriza por la subida y la caída regulares de las hormonas de sexo, más importante estrógeno y progesterona, culminando en la menstruación. El ciclo se divide generalmente en cuatro fases:

  • Fase folicular. Durante esta fase, una subida de la hormona el estimular de folículo (FSH) hace varios folículos (cada uno que contiene un huevo) comenzar a crecer en la superficie del ovario. Bajo los efectos de la hormona luteinizing pituitaria, estos folículos secretan el estradiol, una forma de estrógeno. Este estrógeno desalienta la producción de FSH por un mecanismo de voto negativo, causando una ralentización en el crecimiento de los folículos. El estrógeno también anima al tejido endometrial (de la guarnición uterina) que se acumule con objeto de un huevo fertilizado. Eventual, un folículo emerge como el folículo dominante.
  • Ovulación. En esta fase, el folículo dominante estalla, lanzando un huevo en el tubo de falopio. Esta fase es causada por un alza en la producción de hormona luteinizing. La ovulación ocurre generalmente alrededor del día 14 del ciclo, pero la sincronización varía de mujer a la mujer. Una vez que el huevo está en el tubo de falopio, está disponible para la fertilización.
  • Fase luteal. Después de que se haya lanzado el huevo, el tejido restante del folículo se conoce como el luteum de la recopilación. Durante las dos semanas próximas del ciclo menstrual, el luteum de la recopilación secreta una cantidad cada vez mayor de progesterona para preparar el cuerpo para el embarazo temprano y a la recepción de un huevo fertilizado. Si el huevo no se fertiliza, los niveles de la progesterona disminuyen.
  • Menstruación. La menstruación es caracterizada por los niveles bajos de la progesterona y del estrógeno. Ocurre cuando el huevo no se ha fertilizado. En esta fase, la porción urbanizada de la pared uterina muda de y pasa a través de la vagina como sangre, moco, y remanente del tejido. Esto que muda apagado es causada por la contracción de las arteriolas que suministran el endometrio espesado sangre, así como la contracción de la pared muscular lisa del endometrio. Estas contracciones musculares causan obstaculizar y están bajo el control de las enzimas del cyclooxygenase ($COX). Las enzimas de $COX son inhibidas no selectivamente por las drogas sin receta del antiinflamatorio no esteroideo (NSAIDs).

Entre mujeres con PMS, una cierta forma de disfunción hormonal ocurre durante la fase luteal. Sin embargo, PMS todavía no es haber entendido bien, y muchas teorías se han propuesto para explicar los síntomas subyacentes. Hasta que la diagnosis clínica de PMS fuera establecida, había desacuerdo significativo si era una dolencia legítima.

Varias teorías nuevas se han propuesto para ayudar a explicar PMS. Hay evidencia de que en casos graves, los síntomas asociados a desordenes menstruales severos son causados por un trastorno de la serotonina, un neurotransmisor importante que regule el humor y el comportamiento (Clayton 2006).

Las pruebas también sugieren la sensibilidad disminuida del ácido gamma-aminobutírico del cerebro (GABA) - receptores alfa, la sensibilidad creciente de las células del motor del cerebro, y disturbios del eje hipotalámico-pituitario-suprarrenal, que los niveles de hormona de tensión de los controles (Smith 2003; Sundstrom 1998; Rabin 1990). la GABA-alfa es un neurotransmisor inhibitorio asociado a la relajación y a una disminución de la ansiedad.

Junto, estos efectos pudieron explicar algunos de humor y de los problemas del motor comúnmente - considerado en PMS. Hay también las pruebas que PMS corre en familias, y las mujeres con PMS también tienden a tener antecedentes familiares personales o del abuso de alcohol y de los desordenes psiquiátricos humor-relacionados (Berga 2005). También, encontraron a las mujeres con una historia de los abusos sexuales para ser más probables sufrir de PMS severo. Los estudios han mostrado ese hasta 95% de las mujeres que los abusos sexuales experimentados, a menudo en las edades tempranas, eran probables sufrir de PMS (Golding 2000).

Finalmente, las prostaglandinas (hormona-como las sustancias químicas que controlan diversas funciones corporales) pueden desempeñar un papel en PMS. Las prostaglandinas se saben para promover la contracción del músculo liso y la dilatación del vaso sanguíneo, que son esenciales para el ciclo menstrual normal. Los estudios han mostrado que la excreción de la prostaglandina es desordenada en mujeres con PMS comparado con las mujeres sin PMS (Piccoli 1993). La producción de la prostaglandina aparece ser perceptiblemente más baja a finales de la fase luteal de mujeres con PMS comparado con controles, sobre la base de un estudio de 20 mujeres con PMS y 12 controles, mientras que la producción de la prostaglandina es mucho más alta en la fase folicular y la fase luteal temprana (Koshikawa 1992).

Modulación de la hormona y síndromes menstruales

La influencia de hormonas en PMS y síndromes menstruales se ha estudiado extensivamente, a menudo con resultados contradictorios. Las mujeres sufren típicamente de PMS durante la fase luteal de su ciclo menstrual, que es caracterizado aumentando niveles de progesterona y los niveles que fluctúan de otras hormonas esteroides. Esperando desenredar la conexión entre las hormonas y los síntomas premenstruales, investigadores han estudiado a mujeres con PMS para ver si tienen niveles anormales de diversas hormonas comparadas a las mujeres sin PMS. En un estudio, lo hicieron los investigadores encontraron que 20 mujeres con PMS tenían niveles más altos del dehydroepiandrosterone (DHEA) y de testosterona libre durante la fase luteal de menstruación, junto con niveles reducidos de allopregnanolone, que 20 controles (Lombardi 2004). Allopregnanolone es un metabilito de la progesterona y de un neurosteroid activo mostrado al humor y al comportamiento de la influencia.

Usando los contraceptivos convencionales de la estrógeno-progestina (progesterona sintética), muchos estudios han examinado el papel de la terapia de la hormona para controlar los síntomas asociados a PMS. Estas preparaciones de la hormona se utilizan para inducir un estado del anovulation (ninguna ovulación), que permite que las mujeres puenteen las fluctuaciones hormonales que ocurren durante la ovulación y así, los síntomas de acompañamiento (Mayo Clinic 2005). Desafortunadamente, las pruebas de su eficacia son mezcladas.

Algunas mujeres intentan controlar sus síntomas con las progestinas, o la progesterona sintética. Estas drogas no han podido constantemente mostrar buenos resultados. Sin embargo, una progestina llamada drospirenone se ha introducido para el tratamiento de PMS. Drospirenone se deriva de una fuente (spironolactone 17-alpha) diferente de las progestinas usadas generalmente en la contracepción oral. Tiene actividad del antimineralocorticoid y así, no se asocia a aumento de peso y a la retención flúida, a diferencia de algunas otras preparaciones de la hormona.

Cuando se trata de la modulación de la hormona para controlar síntomas de PMS, Life Extension aboga un acercamiento más natural que puede ser alcanzado con estrógenos y progestinas sintéticos. Las progesteronas naturales, seguras derivadas de los ñames se pueden utilizar en lugar de las progestinas. Además, los phytoestrogens, o estrógeno-como los compuestos derivados de las plantas, han mostrado una cierta eficacia en el alivio de síntomas de PMS. En uno de doble anonimato, el estudio placebo-controlado, seleccionado al azar, phytoestrogens derivados de la soja fue examinado para que su capacidad reduzca síntomas de PMS. Después de 2 meses, los voluntarios dolor de cabeza reducido experimentado, la dulzura del pecho, los calambres, y la hinchazón durante períodos al tomar productos de la soja compararon al placebo (Bryant 2005).

El melatonin de la hormona, que se asocia generalmente a sueño y a insomnio, puede también desempeñar un papel en el alivio de síntomas de PMS y de PMDD. El Melatonin, implicado en una variedad de desordenes del humor y de ansiedad, se relaciona íntimo con las hormonas de sexo y otras hormonas de hipotalámico-pituitario-suprarrenal-AXIS. Los estudios han mostrado que los niveles del melatonin son bajos entre mujeres con PMDD (rechace 1989).