Venta del cuidado de piel de Life Extension

Síndrome policístico del ovario

Protocolo alimenticio de PCOS

Inositol

El “inositol” es un término usado para referir a un grupo de compuestos naturales del carbohidrato que existan en nueve orientaciones químicas posibles llamadas los estereoisómeros. El ser más común myo-inositol, que se vende a menudo como un suplemento dietético etiquetó simplemente como inositol.

El inositol, particularmente el myo-inositol y otro estereoisómero menos común llamaron el D-chiro-inositol, juega un crítico, pero infravalorado, papel en la señalización de la insulina. Las condiciones tales como hiperglucemia y diabetes se asocian a la señalización interrumpida del inositol, llevando a muchos investigadores a sugerir que ésta puede ser una característica patológica dominante de la resistencia a la insulina (que sirve 2010, Larner 2010).

La investigación ha mostrado que los tres miembros de la familia del inositol ayudan a mejorar las condiciones en las cuales la resistencia a la insulina desempeña un papel importante, especialmente PCOS.

D-chiro-inositol (DCI)

El inositol de D-chiro es quizás el compuesto más prometedor del inositol para PCOS. Nuestros cuerpos producen el D-chiro-inositol sólo después de metabolismo extenso del inositol. DCI obra recíprocamente con los azúcares selectos en el cuerpo para formar las conjugaciones conocidas como phosphoglycans del inositiol, que desempeñan un papel dominante en acciones de la insulina de la mediación. Los niveles bajos de DCI, y los phosphoglycans del inositol se han observado en individuos con la sensibilidad empeorada y PCOS (Susuki 1994, Jung 2005, Cheang 2008, Baillargeon 2010) de la insulina.

En un estudio, dieron 44 mujeres gordas con PCOS una dosis diaria 1,200mg del inositol de D-chiro por seis a ocho semanas. Durante el curso del estudio, los que tomaron DCI exhibieron mejoras significativas en sensibilidad de la insulina, la presión arterial, y niveles del triglicérido, así como una disminución marcada de niveles de la testosterona del suero. Por otra parte, 19 de 22 temas que recibían DCI ovularon durante el período del estudio, comparado a solamente 6 de 22 en el grupo del placebo. Los investigadores que concluyen la declaración destacan la eficacia de DCI en PCOS: el “D-Chiro-inositol aumenta la acción de la insulina en pacientes con el síndrome policístico del ovario, de tal modo mejorando la función ovulatoria y disminuyendo concentraciones del andrógeno del suero, la presión arterial, y las concentraciones del triglicérido del plasma.” (Nestler 1999).

Los resultados semejantemente prometedores fueron extraídos de otro estudio que implicaba a mujeres magras con PCOS. Aquí, los participantes recibieron el diario del magnesio 600 de DCI o un placebo por seis a ocho semanas. Los participantes DCI-tratados mejoraron perceptiblemente, exhibiendo una disminución grande del 73% de niveles de la testosterona contra ningún cambio en el grupo del placebo. Las mujeres que tomaban DCI también experimentaron reducciones en niveles de la insulina y del triglicérido y la presión arterial, mientras que ningunos de estos cambios eran evidentes en el grupo del placebo (Luorno 2002).

Los investigadores que miraban los efectos del metformin en mujeres de PCOS concluyeron que las ventajas de la droga se podrían relacionar con su capacidad de mejorar la función de los phosphoglycans de DCI en el cuerpo. Así, aparece que DCI puede ser altamente eficaz cuando está utilizado conjuntamente con el metformin para PCOS (Baillargeon 2004).

Myo-inositol

el Myo-inositol es un estereoisómero de DCI. Como DCI, es factor clave en la señalización de la insulina, y sirve también como precursor a DCI en metabolismo endógeno del inositol. Debe entonces venir como ninguna sorpresa que estudie con myoinositol en mujeres con los resultados producidos PCOS tan prometedores como ésos obtenidos con DCI.

Las investigaciones de doble anonimato, placebo-controladas fueron realizadas en 42 mujeres con PCOS, los temas que recibían el myo-inositol se fueron mucho mejor cuando estaban comparados al grupo del placebo, exhibiendo disminuyen en testosterona, triglicéridos, y la presión arterial; una mejora significativa en sensibilidad de la insulina; y una frecuencia grandemente creciente de la ovulación (Constantino 2009).

En otro estudio, dieron 20 mujeres con PCOS 2 gramos de myo-inositol más el ácido fólico de 200 magnetocardiogramas, o un placebo del ácido fólico de 200 magnetocardiogramas diario. Después de 12 semanas, las mujeres que tomaban el myo-inositol mostrado mejoraron niveles de la sensibilidad y del andrógeno de la insulina. Llamativo, todos los temas que recibían el myo-inositol volvieron a los ciclos menstruales normales (Genazzani 2008).

En un estudio italiano de 92 pacientes de PCOS, el casi 50% mostraron pérdida de peso significativa y redujeron niveles del leptin después de recibir el myo-inositol más el ácido fólico (myo-inositol de 4 g más el ácido fólico de 400 magnetocardiogramas). Después de un tratamiento de 14 semanas, el myo-inositol más grupo del ácido fólico perdió el peso, mientras que el grupo del placebo ganó el peso (Gerli 2007).

Un estudio de seis meses que implicaba a 50 mujeres de PCOS rindió resultados similares y dio a investigadores la época de evaluar los efectos del myo-inositol sobre hirsutismo. Junto con disminuciones de niveles de la testosterona y de la insulina, los participantes que complementaron con myo-inositol experimentaron una reducción en hirsutismo, y mejoras en el aspecto de la piel, llevando investigan para concluir, la “administración de Myoinositol es un tratamiento simple y seguro que mejora el perfil metabólico de pacientes con PCOS, reduciendo hirsutismo y acné.” (Zacchè 2009).

En otros ensayos clínicos bien diseñados para la inducción folicular de la madurez y de la ovulación, el myoinositol ha producido los resultados prometedores, cementando su posición como terapia nueva para la gestión de PCOS (Papaleo 2007, Papaleo 2009).

D-pinitol

D-Pinitol es 3-O-methyl-D-chiro-inositol que ocurre naturalmente en varias diversas comidas, incluyendo las legumbres y los agrios (Kang 2006). D-Pinitol se convierte en el d-chiro-inositol en el cuerpo. Como el d-chiro-inositol, el pinitol aparece influenciar favorable la acción de la insulina (Bates 2000). En un estudio de doble anonimato de pacientes con el tipo - 2 diabetes, la administración del magnesio 600 del pinitol por tres meses redujeron dos veces al día la concentración de la glucosa en sangre por 19,3%, la concentración disminuida de la hemoglobina A1C (HbA1C) por 12,4% y la resistencia a la insulina perceptiblemente mejorada (Kim 2007). En un estudio de doble anonimato más a corto plazo, la administración del pinitol en una dosis del magnesio 20 por el kilogramo de peso corporal por el día para la concentración de ayuno mala disminuida cuatro semanas de la glucosa del plasma por 5,3% (Kim 2005).

cisteína del N-acetilo (NAC)

la N-acetilo-cisteína (NAC) es un derivado estable de la cisteína con sulfuro del aminoácido y de un antioxidante que sea necesario para la producción de glutatión, uno de los antioxidantes naturales más importantes del cuerpo y detoxifiers. Mientras que la cisteína se encuentra en las comidas de alto valor proteico, la cisteína del n-acetilo no es. Un cuerpo grande de las pruebas apoya el uso del NAC en mujeres con PCOS.

  • Mejora de sensibilidad de la insulina
    Las mujeres con PCOS tienen con frecuencia una respuesta anormalmente alta de la insulina a los azúcares y a los almidones refinados. Un estudio 2002 evaluó el efecto del NAC sobre la secreción de la insulina y la resistencia a la insulina periférica en mujeres con PCOS (Fulghesu 2002). Los temas del estudio que tenían una respuesta exagerada de la insulina a un desafío de la glucosa y fueron tratados con el NAC mostraron una mejora en la función de la insulina en sus tejidos periféricos. El tratamiento del NAC también produjo una disminución significativa en niveles de la testosterona y en valores de índice libres del andrógeno. Los investigadores concluidos, “NAC pueden ser un nuevo tratamiento para la mejora de los niveles de la insulina y de la sensibilidad de circulación de la insulina en pacientes hyperinsulinemic con síndrome policístico del ovario.” (Abu 2010)
  • Restauración de fertilidad
    El NAC puede también ser útil para mejorar fertilidad en mujeres con PCOS. En un estudio, el NAC aparecía mejorar los efectos de Clomid®, la droga de fertilidad ampliamente utilizada. Clomid® más el NAC mejoró perceptiblemente tarifas de la ovulación en un estudio de 573 mujeres con PCOS. Según los investigadores, el 52% de los participantes del estudio que tomaron Clomid® más el NAC ovularon, mientras que el solamente 18% ovularon en el grupo solo de Clomid®. Los autores concluidos: La “cisteína del N-acetilo es eficaz probado en la inducción o aumentar de la ovulación en pacientes policísticos del ovario.” (Badawy 2007).

Semejantemente, un estudio de mujeres Clomid®-resistentes ha mostrado que el NAC aparece hacer Clomid® más eficaz. En el estudio, dividieron a 150 mujeres Clomid®-resistentes con PCOS en dos grupos: un grupo tomó Clomid® y el NAC. El otro grupo tomó Clomid® y un placebo. En el grupo del NAC, 49,3% ovulados y 1,3% se quedaban embarazadas. En cambio, en el grupo del placebo, el solamente 21% ovularon y no había embarazos (Rizk 2005).

Digno de mención, los mismos investigadores compararon los efectos de una combinación del NAC Clomid® con la combinación de Clomid® del metformin- sobre la inducción de la ovulación en mujeres Clomid®-resistentes anovulares con PCOS. La eficacia de la terapia de la combinación de Clomid® del metformin- es perceptiblemente más alta que la del ®NAC-Clomid para inducir la ovulación y alcanzar embarazo entre los pacientes Clomid®-resistentes de PCOS (Abu 2010).

  • Abordar la homocisteina
    Dan las mujeres con PCOS a menudo el metformin a ocuparse de sus problemas de la insulina. Pero el metformin puede aumentar niveles de la homocisteina y muchas mujeres con PCOS tienen altos niveles de la homocisteina a comenzar con (Badaway 2007). La homocisteina elevada se asocia a enfermedad de la arteria coronaria, a ataque del corazón, a cansancio crónico, a fibromyalgia, a la debilitación cognoscitiva, y al cáncer de cuello del útero. Un estudio 2009 mostró que la gente que tomaba el NAC por dos meses tenía una disminución significativa de los niveles de la homocisteina (Rymarz 2009).

Magnesio

Muchas mujeres con PCOS tienen el suero perceptiblemente bajo y magnesio total, contribuyendo a la progresión de la resistencia a la insulina al tipo - 2 diabetes y enfermedad cardíaca (Kauffman 2011).

La escasez del magnesio es común en el tipo mal controlado - 2 pacientes de la diabetes. En un estudio, 128 pacientes con el tipo mal controlado - la diabetes 2 recibió un placebo o un suplemento con 500 el magnesio o el magnesio 1000 del óxido de magnesio (magnesio del elemento magnesio 300 o 600mg) por 30 días. Trataron también con dieta o adietan a todos los pacientes más la medicación oral para controlar niveles de la glucosa en sangre. Los niveles del magnesio crecientes del grupo que recibía el diario del óxido de magnesio del magnesio 1.000 pero no cambiaron perceptiblemente en el grupo del placebo o el grupo que recibía el magnesio 500 del magnesio. El autor sugirió el uso prolongado del magnesio en las dosis que son más altas que usual se necesita en pacientes con el tipo - diabetes 2 para mejorar control o para prevenir las complicaciones crónicas (De Lourdes Lima 1998).

En un estudio relacionado, 63 diabéticos con los niveles normales abajo del magnesio del suero recibieron 2,5 gramos de cloruro oral del magnesio diario o un placebo. En el final de la semana 16 estudie el período, los que recibieron el suplemento tenían niveles de sangre más altos de magnesio y control mejorado de la diabetes, según lo sugerido por niveles más bajos de la hemoglobina A1C (HbA1C) (Rodriguez-Moran 2003).

Otro estudio encontró que los individuos resistentes ayudados los suplementos orales de la insulina del magnesio evitan desarrollar el tipo - diabetes 2 (Mooren 2011).

Puesto que el magnesio mejora la secreción insulina-mediada de la absorción y de la insulina de la glucosa en el tipo - 2 pacientes de la diabetes, se considera un mineral crítico para las mujeres con PCOS.

Cromo

La investigación muestra un vínculo claro entre el cromo y el metabolismo de la glucosa. De hecho, el cromo es una de las intervenciones alimenticias lo más extensamente posible estudiadas del tratamiento de la glucosa y de las irregularidades insulina-relacionadas. El picolinate del cromo es específicamente la forma que se ha utilizado en varios estudios en resistencia a la insulina. Los investigadores en la universidad de Texas Health Science Center en San Antonio encontraron que el picolinate del cromo (200 magnetocardiogramas/día) mejora tolerancia de la glucosa en comparación con un placebo (Lucidi 2005) en mujeres con PCOS.

Ácido lipoico

Las pruebas abrumadoras sugieren que el ácido lipoico pueda ser crítico no sólo para mantener niveles de azúcar de sangre óptimos (ayudando a la glucosa del uso del cuerpo), pero también para la sensibilidad favorable de la insulina y los aspectos claves de la salud cardiovascular, tales como función endotelial. Un comentario de estudios experimentales revela que las ayudas ácidas lipoicas alivian varios componentes de la constelación metabólica del síndrome-uno de factores de riesgo que precede a menudo el verdadero tipo - diabetes 2. Aparece que el ácido lipoico reduce la presión arterial y la resistencia a la insulina, mejora perfil del lípido, y reduce el peso. De acuerdo con los resultados de los estudios clínicos dominantes, los científicos son sanguíneos sobre el potencial del ácido lipoico como agente terapéutico para los individuos con el síndrome metabólico (Pershadsingh 2007). Los efectos semejantemente positivos se han observado en mujeres con PCOS. En un estudio de 16 semanas, dieron el magnesio 600 del ácido lipoico dos veces al día, y, a lo largo del período del estudio, exhibieron las mujeres con PCOS una mejora aguda en sensibilidad de la insulina, y una reducción en triglicéridos. La terapia ácida lipoica también se asocia a un modelo mejorado de la LDL-partícula (o a las “malas” partículas del colesterol), indicando una reducción en el riesgo cardiovascular (Masharani 2010).

Vitamina D

En un estudio asociativo profundo que destacó el vínculo entre PCOS y la situación de la vitamina D, los investigadores encontraron que las mujeres con niveles de sangre más altos de la vitamina D eran mucho menos probables ser insulina resistente (Wehr 2011). Un estudio separado encontró esa vitamina D cuando estaba administrado con metformin era útil para regular los ciclos menstruales en las mujeres de PCOS (Rashidi 2009).

Un estudio conducido por los investigadores en la Universidad de Columbia encontró que la vitamina D combinada con la suplementación del calcio ayudada para normalizar los ciclos menstruales para siete de 13 mujeres con PCOS. De los siete, dos se quedaban embarazadas y los otros mantuvieron ciclos menstruales normales. Estos resultados sugieren que las anormalidades en balanza del calcio puedan ser responsables, en parte, del desarrollo folicular arrestado en mujeres con PCOS y contribuir a su patogenesia (Thys-Jacobs 1999).

Ácidos grasos Omega-3

Las pruebas sugieren que la actividad antiinflamatoria de los ácidos grasos omega-3 mejore enfermedad del higado grasa sin alcohol, una condición común en mujeres con PCOS. En un estudio australiano, la suplementación del ácido graso omega-3 redujo el contenido de grasa del hígado y otros factores de riesgo cardiovasculares en mujeres con PCOS, incluyendo los triglicéridos, y la presión arterial sistólica y diastólica. Particularmente, dijo a los investigadores, ácidos grasos omega-3 eran útil en la reducción de la grasa hepática en mujeres de PCOS con la esteatosis hepática, que se define como contenido de grasa del hígado mayor el de 5% (Cussons 2009).

Linazas

Los compuestos potentes de la lignans-planta que tienen estrogenic y antiestrogenic propiedad-en la linaza pueden ayudar a reducir niveles del andrógeno en mujeres de PCOS. El consumo de la linaza se ha mostrado para estimular la síntesis hormona-obligatoria de la globulina del sexo (SHBG) (Shultz 1991). Los cambios en la concentración de SHBG dan lugar a cambios relativamente grandes en la cantidad de hormonas libres y encuadernadas.

En un estudio 2007, la suplementación diaria de la linaza redujo niveles del andrógeno e hirsutismo en los pacientes de PCOS, investigadores destacados a concluir, “la disminución clínico-significativa de niveles del andrógeno con una reducción concomitante en el hirsutismo divulgado en este caso estudia demuestra una necesidad de la investigación adicional de la suplementación de la linaza sobre niveles hormonales y de síntomas clínicos de PCOS.” (Nowak 2007).

Canela

Los científicos en el Ministerio de Agricultura de los E.E.U.U. (USDA) han estado estudiando el efecto del canela sobre la glucosa en sangre por encima una década, llevando a varios descubrimientos interesantes, incluyendo el de compuestos únicos en la corteza de canela que de la producción de los estudios de laboratorio un doblez 20 aumenta el metabolismo del azúcar (Broadhurst 2000, Cao 2010). Según un experto de gobierno, “estos polímeros polifenólicos encontrados en canela pueden funcionar como los antioxidantes, refuerzan la acción de la insulina, y pueden ser beneficiosos en el control de la intolerancia y de la diabetes de la glucosa.” (Anderson 2004).

En 2003 estudios, 60 diabéticos que tomaban 1, 3, o 6 gramos/día de canela en polvo por 40 días bajaron su glucosa de ayuno del suero por el 18% al 29%; triglicéridos por el 23% al 30%; Colesterol de LDL por el 7% al 27%; y sume el colesterol por el 12% hasta el 26% (Khan 2003).

Un estudio 2007 de los investigadores en la Universidad de Columbia encontró que el canela redujo resistencia a la insulina en quince mujeres con PCOS. En el estudio, dividieron a las mujeres en dos grupos: un grupo tomó el extracto del canela mientras que el otro grupo tomó un placebo. Después de 8 semanas, el grupo del canela mostró reducciones significativas en resistencia a la insulina mientras que no lo hizo el grupo del placebo. Los autores señalaron eso, “un ensayo más grande es necesario confirmar los hallazgos de este estudio experimental y evaluar el efecto del extracto del canela sobre ciclicidad menstrual.”(Wang 2007).

Raíz de regaliz

Un estudio 2004 de los investigadores italianos investigó el efecto del regaliz sobre metabolismo del andrógeno en nueve mujeres sanas de 22-26 años en la fase luteal de su ciclo menstrual y encontró que el regaliz reduce la testosterona del suero. Los autores sugirieron que el regaliz se podría considerar una “terapia complementaria del hirsutismo y del síndrome policístico del ovario. Este estudio era el primer a seguir en ensayos anteriores, que encontraron que una fórmula herbaria que contenía el regaliz redujo la secreción de la testosterona en mujeres con el síndrome policístico del ovario (Armamani 2004, Takahashi 1988, Takeuchi 1991).

Utilizan Spironolactone (Aldactone), a un antagonista del mineralocorticoide y los receptores del andrógeno, como tratamiento médico primario para el hirsutismo y la pérdida de pelo femenina del modelo. También se asocia a varios efectos secundarios relacionados con la actividad diurética del spironolactone. Interesante, el regaliz fue mostrado en un estudio de mujeres con PCOS para contrarrestar los efectos secundarios del spironolactone cuando los dos fueron utilizados en la combinación (Armanini 2007).

Té verde: (galato del epigallocatechin, EGCG)

El té verde puede estar de ventaja a las mujeres con PCOS. El té verde se sabe para tener efectos positivos sobre el metabolismo de la glucosa (Tsuneki 2004). En estudios humanos y animales, el té verde se ha mostrado para mejorar la sensibilidad de la insulina (Potenza 2007, Venables 2008). La investigación animal sugiere que el galato del epigallocatechin del té verde (EGCG) pueda ayudar a prevenir el inicio del tipo - la diabetes 2 y a reducir su progresión (volframio 2006). Un estudio clínico de Japón encontró que la suplementación diaria del extracto del té verde bajó el nivel de la hemoglobina A1C (HbA1C) en individuos con la diabetes de la frontera (Fukino 2008). La hemoglobina A1C es una forma de hemoglobina que se utilice para ayudar a identificar la concentración de la glucosa del plasma durante un tiempo.

El té verde también se piensa para bajar la TNF-alfa (Ivanov 2006). el factor de necrosis de la TNF-alfa o de tumor está implicado con la inflamación sistémica. El té verde es un antioxidante potente y, un estudio en el diario americano de la nutrición clínica mostró que apenas 90 magnesio de EGCG antes de que cada comida aumentara la tarifa de 24 horas del metabolismo del cuerpo en el 4% y el metabolismo de la grasa por un 40% impresionante (Dulloo 1999).

Menta verde

Un estudio reciente de los investigadores británicos publicados en la investigación de Phytotherapy del diario encontró un vínculo positivo entre el consumo del té de la menta verde y una reducción en hirsutismo en mujeres de PCOS. En el estudio, dividieron a 42 mujeres en dos grupos: uno que tomó té de la menta verde dos veces al día para un período de un mes y el otro una infusión de hierbas del placebo. El grupo del té de la menta verde mostró disminuciones significativas de niveles libres y totales de la testosterona y un aumento en la LH y FSH, llevando a los investigadores a concluir que la “menta verde (el té) tiene el potencial para el uso como tratamiento útil y natural para el hirsutismo en PCOS.” (Grant 2010).

Palma enana americana

La palma enana americana inhibe la actividad de una enzima, reductasa de la alfa 5, de tal modo reduciendo la conversión de la testosterona al dihydrotestosterone, la forma más androgénica de hormona masculina. Esto puede tener implicaciones para reducir acné, exceso de facial y de pelo del cuerpo, así como la pérdida de pelo masculina del modelo. La palma enana americana administrada oral se ha estudiado como parte de una fórmula que redujo pérdida de pelo y la densidad mejorada del pelo en pacientes con testosterona relacionó la pérdida de pelo (Prager, 2002).

Estilo de vida y recomendación de los cambios de la dieta

Para las mujeres con síndrome policístico del ovario, la actividad física y la participación diarias en un régimen del ejercicio regular son esenciales para tratar o prevenir resistencia a la insulina, bajando niveles de azúcar de sangre y para esfuerzos de ayuda del peso-control.

Puesto que una mayoría de mujeres de PCOS es obesa, y la resistencia a la insulina desempeña un papel crítico en el desarrollo de PCOS, una dieta que sea alta en fibra, bajo en ácidos grasos saturados y grasa monounsaturated, y arriba en vitaminas, los minerales y los fito-alimentos que luchan de la enfermedad pueden reducir ciertos factores de riesgo y mejorar bienestar total.

La investigación adicional puede determinar qué acercamiento dietético específico es el mejor para PCOS, pero está claro que el peso perdidoso reduciendo la aportación calórica total beneficia a la salud total de mujeres con síndrome policístico del ovario.

Un estudio clínico, tratamiento a corto plazo de las mujeres obesas de PCOS en una dieta ultra baja en calorías (350-450 kcal por día) disminuyó la señalización del andrógeno y redujo la insulina del suero (niño 1992).

Un estudio de los investigadores italianos concluyó que el cambio dietético completo diseñado para bajar la insulina dio lugar a una disminución significativa de la testosterona, del peso corporal, del ratio de la cintura/cadera, del colesterol total, de la glucosa en sangre de ayuno y de la insulina (Berrino 2001).

Las dietas altas en grasas monounsaturated se han mostrado a la sensibilidad de la insulina del aumento y bajan el índice glycemic total. Las altas comidas de la fibra se absorben lentamente, haciendo menos insulina ser lanzado; Las altas dietas de la fibra aumentan SHBG, que ata a y baja la testosterona libre; Las fibras también pueden bajar PAI-1 (inhibidor plasminógeno del activador, una proteína glycosylated que desempeña un papel significativo en síndrome metabólico) así como el colesterol y los lípidos de la sangre (niño 1992).

Un estudio divulgó que apenas una reducción moderada en carbohidratos dietéticos redujo el ayunar y las concentraciones entre mujeres con PCOS, resultados reproductivos/endocrinos de la mejora (Douglas 2006) de la insulina del posts-desafío. Repitió un informe 2005, “en el equilibrio de las pruebas hasta la fecha, una dieta bajo en grasa saturada y arriba en fibra de las comidas del bajo-glycemic-índice-carbohidrato se recomienda predominante [en la gestión dietética de PCOS]” (pantano 2005).