Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Enfermedad de pecho fibroquístico

Los nódulos del pecho son con frecuencia una actual denuncia ginecológica. Estos nódulos tienen dos principales causas: enfermedad y cáncer benignos del pecho. Sin embargo, la enfermedad benigna del pecho es la causa más común de nódulos y puede provenir la formación del quiste, conductos obstruidos, la inflamación, o la infección. Aunque los nódulos benignos del pecho tengan varias causas y se manifiesten diferentemente, con objeto de esta discusión, todos los nódulos fibrosos o los terrones serán referidos como enfermedad de pecho fibroquístico (FBD).

Según el Instituto Nacional del Cáncer/los institutos de la salud nacionales (2001a, b), la enfermedad de pecho fibroquístico (FBD) es una condición común que afecta a muchas mujeres en algún momento en sus vidas. El FBD es el más común entre las edades de 30 y 50 (AMA 1989), pero mujeres más jovenes así como las mujeres menopáusicas que toman la terapia de reemplazo hormonal (HRT) pueden también experimentar FBD (Imaginis 2000). Más recientemente, algunos médicos han preferido llamar el FBD, el pecho fibroquístico “condición” o el “cambio” (FBC).

Los síntomas del FBD pueden variar perceptiblemente. Algunas mujeres experimentan dulzura y dolor severos del pecho con los terrones múltiples en ambos pechos. Otras mujeres tienen solamente dulzura suave sin terrones perceptibles. En algunas mujeres los síntomas son relativamente constantes, mientras que en otros que los síntomas vienen y que van mensual o durante varios meses. Según el Instituto Nacional del Cáncer (2001a), las ocasiones de desarrollar el FBD son mayores en las mujeres que nunca han tenido niños, tienen ciclos menstruales irregulares, o tienen antecedentes familiares del FBD o del cáncer de seno.

El FBD es una condición caracterizada generalmente por los terrones que se mueven libremente en el tejido del pecho y varían de la textura y tamaño (alondra 1996). Sin embargo, porque las muestras clínicas del cáncer de seno no se distinguen fácilmente de condiciones benignas del pecho, todos los terrones del pecho se deben examinar por un médico y no asumir para ser benignos. Solamente un médico puede determinar la naturaleza de los terrones o de los cambios (Instituto Nacional del Cáncer 2001a) del pecho.

Porque el FBD es una condición benigna, no lleva generalmente al cáncer de seno (Sociedad del Cáncer americana 1991, 1997; Instituto Nacional del Cáncer 2001b). Afortunadamente, los solamente cerca de 5% de cajas del FBD implican el tipo de cambios que serían considerados un factor de riesgo para el cáncer de seno que se convierte. Sin embargo, las condiciones benignas pueden dar lugar eventual a calcificaciones (Anon. 1998). Las calcificaciones son muy pequeñas--a veces tan pequeño como un grano de sal--y no puede ser detectado durante un examen rutinario; sin embargo, las calcificaciones se pueden detectar por mamografía rutinaria. Puesto que las calcificaciones se pueden asociar a algunos tipos de lesiones premalignas, es importante seguir las recomendaciones de su médico referentes a la frecuencia de la mamografía (AMA 1989).