Venta del cuidado de piel de Life Extension

Retinopatía

Nuestra interpretación visual del mundo es dependiente sobre la función sana de la retina, una capa de tejido sensible a la luz en el interior posterior del ojo. Con posterioridad a la entrada de la luz en el ojo a través del alumno, los impulsos de nervio se transmiten de las células especializadas en la retina llamada los fotorreceptores al cerebro vía el nervio óptico; esta comunicación del retina-cerebro facilita vista como la conocemos (Dugdale 2011; Marshall 1987). Daño retiniano, conocido como retinopatía, puede empeorar seriamente y permanentemente la visión e incluso llevar a la ceguera (Cunha-Vaz 1998; Buch 2001; Torpy 2007).

Desafortunadamente, la retina es muy delicada, que lo hace especialmente vulnerable para dañar (Sim 2013; Heng 2013). La retinopatía es, en gran parte, una manifestación del daño a los vasos sanguíneos minúsculos que suministran la retina. Como tal, la retinopatía es a menudo reflexiva de enfermedad vascular sistémica, tal como eso causada por los niveles de azúcar de sangre y la tensión arterial alta elevados (Torpy 2007).

Una de las causas mas comunes de la retinopatía es diabetes. A pesar de avances en la investigación y el tratamiento, la retinopatía diabética está presente en el casi 50% de la población diabética en cualquier momento y ocurre probablemente a un cierto grado a casi toda la gente con la diabetes (Tremolada 2007). Global, 93 millones de personas de tienen retinopatía diabética, haciéndole uno de las causas mas comunes de la pérdida de la visión entre adultos en las naciones desarrolladas (Heng 2013; Rosberger 2013). La mayoría de la gente con retinopatía diabética no tiene ninguna síntomas hasta que las últimas etapas, en cuyo punto la eficacia del tratamiento puede ser limitada (Fraser 2013).

La retinopatía puede también ocurrir en no-diabéticos. Los individuos con la tensión arterial alta pueden desarrollar la retinopatía hipertensa (Wong 2004).

La retinopatía es generalmente una condición evitable (Simo 2014). Sin embargo, la medicina convencional no puede a menudo animar a individuos del envejecimiento a iniciar estrategias dietéticas y de la forma de vida específicas para minimizar riesgo de la retinopatía, en lugar esperando para dirigir la condición después de que manifieste como discapacidad visual para ésos afectados. Los procedimientos utilizados en el tratamiento de la retinopatía tienen el potencial para causar los efectos secundarios o las complicaciones serios (Arrigg 1998; Smiddy 1999; Singh 2008).

Afortunadamente, varios científico-estudiaron intervenciones integrantes pueden apoyar la fisiología sana de diversas estructuras en el ojo y pueden reducir el riesgo de retinopatía. Por otra parte, puesto que la retina es metabólico muy activa, la adhesión a una dieta alimento-rica, planta-basada, bajo-glycemic es importante para asegurar este tejido único consigue los alimentos que necesita funcionar óptimo (Delahanty 2013; Vlassara 2014).

Este protocolo se centrará sobre todo en retinopatía diabética e hipertensa entre adultos. Proveerá de lectores la información general adicional sobre retinopatía y revisará las opciones convencionales así como emergentes del tratamiento para esta condición. Discutirán la importancia de la dieta y de la forma de vida en la prevención de la retinopatía y la gestión también, y varios agentes naturales que pueden apoyar salud retiniana serán resumidos. Porque el azúcar de sangre elevado y la presión arterial son dos causas principales de la retinopatía entre adultos, animan a los lectores a revisar los protocolos en la tensión arterial y la diabetes alta conjuntamente con ésta.