Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Cataratas

Intervenciones naturales apuntadas

Protección antioxidante

Glutatión.  Puesto que el glutatión está presente en concentraciones muy altas en la lente y es esencial para la transparencia de la lente, es una molécula antioxidante endógena importante en la lente (Giblin 2000). El glutatión limpia directamente especie reactiva del oxígeno y los radicales libres, previniendo la oxidación de proteínas estructurales en la lente; esto es particularmente importante en varios tipos de cataratas, donde el daño oxidativo a las proteínas de la lente aparece desempeñar un papel dominante (Kamei 1993; Boscia 2000).  Después de limpiar especie reactiva del oxígeno y radicales libres, la forma oxidada de glutatión es reciclada fácilmente por una enzima especializada (Lou 2003). Mientras que envejecemos, el reciclaje del glutatión disminuye progresivamente, la piscina del glutatión reducido disminuye, y las formas oxidadas de glutatión comienzan a acumularse (Xing 2010). Esto es especialmente verdad en el centro de la lente adulta, conocido como el núcleo, donde incluso las pequeñas cantidades de exposición ULTRAVIOLETA pueden conducir la formación radical libre y la generación de cataratas (Giblin 2000; Spector 1995). Alimentos tomados actualmente por la mayoría de los miembros de Life Extension, tales como N-acetilcisteína, ácido lipoico, melatonin, y selenio, naturalmente actividad del glutatión del aumento en el cuerpo (Atkuri 2007; Jariwalla 2008; Limon-Pacheco 2010; Jiang 2012).

Vitamina C. También conocido como ácido ascórbico, la vitamina C proporciona la ayuda extraordinariamente antioxidante en la lente actuando como “fregadero” para el ROS y los radicales libres. Su forma oxidada, ácido deshidroascórbico, entonces es convertida de nuevo al ácido ascórbico por el glutatión e indirectamente en las reacciones que dependen del glutatión (Giblin 2000; Lou 2003; Michael 2011). Por lo tanto, la vitamina C y el glutatión se piensan para trabajar juntos para promover el equilibrio de agua apropiado dentro de la lente y para prevenir agrupar de la proteína.

La importancia de la vitamina C para la salud del ojo es apoyada por el hallazgo que las concentraciones de la vitamina C en la lente son 20-30 veces más arriba que ésos en el plasma (Ravindran 2011). Además, su importancia es apoyada por los experimentos que muestran que los inhibidores de la enzima que recicla causa del glutatión un aumento marcado en ácido deshidroascórbico, y que puede causar el ácido deshidroascórbico a pérdida de transparencia en la lente en animales si no se convierte nuevamente dentro de la vitamina C (Giblin 2000; Michael 2011). Un estudio que examinaba el efecto de la suplementación dietética a largo plazo con vitamina C en mujeres mostró que la suplementación durante 10 años disminuyó perceptiblemente la incidencia de cataratas relativas a la edad tempranas en cualquier ubicación en la lente. Importantemente, este estudio excluyó a las mujeres diagnosticadas previamente con las cataratas, para asegurarse de que los que comenzaron la suplementación de la vitamina C en la recomendación de sus doctores, y como resultado de sus diagnosis, no eran incluidos (Jacques 1997). Otro estudio, que incluyó un gran número de hombres y de mujeres, reveló ese alto consumo de vitamina C, solamente o así como otros antioxidantes (vitamina E, betacaroteno, y cinc), protegidos contra el desarrollo de las cataratas nucleares (moreno 2009). Un estudio que alistó sobre 4000 participantes divulgó que para cada 1 mg/dL aumente de vitamina C en el suero, había una disminución del 26% de las cataratas (Simon 1999). Además, en un estudio en la India que alistó sobre 5600 individuos, una asociación fuerte fue encontrada entre los altos niveles de la vitamina C del suero y las incidencias bajas de la catarata (Ravindran 2011).

Vitamina B2. También conocido como riboflavina, la vitamina B2 es un componente vital del dinucleótido de la adenina del flavin (NOVEDAD). La NOVEDAD, que está implicada directamente en la subdivisión de los carbohidratos y de los lípidos, es importante para el balance energético celular apropiado, y también es utilizada por la enzima que recicla el glutatión nuevamente dentro de su forma bioactiva. Fue mostrado en varios modelos animales que la deficiencia de la riboflavina dietética puede llevar a las cataratas (Bunce 1990). Varios estudios en seres humanos divulgaron que la riboflavina es importante en la prevención de la formación de cataratas. En un estudio, las mujeres con la toma dietética más alta de la riboflavina, con respecto a ésos con la toma más baja, tenían un más poco arriesgado para las cataratas (yeguas-Perlman 1995). Otro estudio divulgó que los individuos con la toma dietética más alta de la riboflavina tenían un aproximadamente 50% más poco arriesgado de las cataratas que se convertían (Cumming 2000).

La vitamina E. Vitamin E ocurre naturalmente en ocho diversas formas químicas, incluyendo el alfa-tocoferol y el gamma-tocoferol (Albanes 1996; MayoClinic 2012). Posee propiedades antioxidantes distintas y previene la acumulación de radicales libres producidos durante avería del ácido graso. Puesto que es soluble en la grasa, la vitamina E protege tejidos grasos y las membranas celulares neutralizando radicales libres y el ROS. Un estudio entre mujeres reveló que ésos con la toma más alta de la vitamina E de la comida y suplementos tenían un 14% más poco arriesgado de las cataratas (Christen 2008). Otro estudio que examinó a participantes 40-79 años reveló opacities de la lente era más frecuente en gente con nivel E más bajos de la vitamina (Leske 1995). Otro estudio mostró que el nivel de tocoferol total, que es la suma del alfa-tocoferol del suero y de gamma-tocoferol, fue asociado a un riesgo disminuido de desarrollar las cataratas (Lyle 1999).

Ácido lipoico. Las pruebas sugieren que el ácido lipoico antioxidante potente pueda ayudar a prevenir la formación diabética de la catarata (embalador 1995; Maitra 1996; Kojima 2007). Puesto que se distribuye en áreas solubles en la grasa y solubles en agua de células y de tejidos, el ácido lipoico neutraliza una variedad de radicales libres (estopa 1988; Embalador 1995). El ácido lipoico existe en dos formas: ácido R-lipoico y ácido S-lipoico. De estos dos, el ácido R-lipoico en el aislamiento fue mostrado para prevenir la formación de la catarata (Maitra 1996). La eficacia más alta del ácido R-lipoico con respecto al ácido alfa-lipoico, que es una mezcla de ambas formas, se puede relacionar con el índice más alto de absorción ácida R-lipoica por la lente.

N-acetilcisteína. la N-acetilo-L-cisteína (NAC), que es un antioxidante y un derivado potentes de la cisteína del aminoácido, se ha mostrado para prevenir el opacification en la lente (Wang 2009). El NAC también apoya la producción de glutatión (Pizzorno 1999; Zafarullah 2003; Radtke 2012). Combinando el NAC con disulfuro del diallyl, un organosulfide importante encontrado en el aceite del ajo, investigadores descubrió que estes último podrían impulsar las propiedades antioxidantes del anterior, y la combinación previno la formación de cataratas (Zhao 1998). En los modelos animales, el NAC se ha mostrado para prevenir el opacification de la lente y para inhibir la formación de la catarata (Wang 2009; Carey 2011). Otro estudio encontró que la combinación de NAC y del éster de etilo del glutatión (GSH-EE), administrada como descensos de ojo, inhibió levemente la progresión de cataratas diabéticas en los primeros tiempos en las ratas (Zhang 2008).

Melatonin.  El Melatonin, una hormona natural, se ha mostrado para reducir la tensión oxidativa en la lente y para protegerla contra la formación de la catarata (Yaqci 2006; Taysi 2008). Aunque los mecanismos implicados tengan todavía ser determinados, la producción creciente de glutatión o el barrido directo de radicales libres está probablemente implicado (Abe 1994). Dado que los niveles del melatonin disminuyen con edad, y a la luz de la incidencia de levantamiento de cataratas en la última parte de vida, la suplementación del melatonin puede ser útil para la prevención de la catarata entre los individuos del envejecimiento (Abe 1994).

Reacciones de lucha de Glycation y estructura y función de protección de la lente

Carnosine. Carnosine, junto con uno de sus derivados N-acetilo-carnosine, es un inhibidor potente de las reacciones del glycation y del daño oxidativo; se ha mostrado para penetrar eficientemente la lente (Hipkiss 2000; Babizhayev 2012; Wang 2000). Como el glutatión, los niveles del carnosine disminuyen con la edad (Bellia 2009; Everaert 2011). En las concentraciones moderado altas, el carnosine podía atenuar la agregación Ultravioleta-inducida de las proteínas de la lente (Babizhayev 2009). Cuando está entregada tópico como descensos de ojo dos veces al día, una solución del N-acetilo-carnosine se ha mostrado al inicio del retraso de las cataratas diabetes-inducidas (Attanasio 2009; Shi 2009;). 

los descensos de ojo del N-acetilo-carnosine también se han mostrado para ser eficaces en perros. Las mejoras visuales fueron divulgadas en el 80% de los descensos de ojo administrados los perros participantes que contenían el N-acetilo-carnosine (Williams 2006). Tomado así como la información de ensayos y de experimentos humanos en roedores, aparece que los descensos de ojo del N-acetilo-carnosine pueden ofrecer la considerable protección contra la formación y la progresión de las cataratas (Quinn 1992; Attanasio 2009; Babizhayev 2009; Shi 2009).

Carnitina y Acetilo-L-carnitina. La carnitina es una natural, amino ácido-como el compuesto encontrado en todos los mamíferos con papeles esenciales en la función normal de las mitocondrias, las centrales eléctricas de la energía de células; su derivado, acetilo-L-carnitina, es un antioxidante potente y se ha mostrado a las reacciones del glycation del combate (Reuter 2012; Amr 2010; Swamy-Mruthinti 1999). Un examen de lentes cataractous humanas extraídas mostró que como el opacification creciente, concentraciones de la carnitina disminuyó, con las lentes conteniendo el opacification más grande que tenía concentraciones más bajas de la carnitina del cerca de 30% que ésos con el menos opacification (Gawecki 2004). En un modelo animal de cataratas, cataractogenesis sustancia-inducido fuertemente inhibido de la acetilo-L-carnitina. Los investigadores atribuyeron los efectos de la acetilo-L-carnitina a su papel como antioxidante dentro de la lente (Elanchezhian 2007). En un estudio subsiguiente, los investigadores de este mismo grupo mostraron que la acetilo-L-carnitina también guarda contra la “autodestrucción”, o apoptosis de las células de la lente (Elanchezhian 2010). Las pruebas también indican que la acetilo-L-carnitina protege contra el desarrollo de la catarata con posterioridad a la exposición de la radiación ionizante upregulating los mecanismos de defensa antioxidantes intrínsecos (Kocer 2007).

Bioflavonoides.  Bioflavonoides, una clase de moléculas planta-derivadas con las propiedades antioxidantes, que pueden ser beneficiosas en cataratas ayudando a combate la acumulación de agua dentro de las células de la lente, que interrumpe la refracción ligera normal (cabeza 2001; Matsuda 2002). Específicamente, la quercetina del bioflavonoide, el flavonoide lo más extensamente posible consumido de la dieta humana, fue mostrada para inhibir el desarrollo diabético de la catarata, posiblemente actuando en caminos múltiples, y mantiene la transparencia de la lente en respuesta a la tensión oxidativa (McLauchlan 1997; Stefek 2011). Otra experiencia con animales mostró que quercetina ayudada a mantener la transparencia de la lente equilibrando el calcio, el sodio, y los iones del potasio dentro de la lente (Ramana 2007).

Vitamina B6. La vitamina B6, o la piridoxina, es un cofactor soluble en agua importante necesario para el metabolismo de aminoácidos y la síntesis de los ácidos nucléicos requeridos para la réplica y la reparación de la DNA. Se ha mostrado para reducir perceptiblemente la producción de edades en la lente diabética (2002 Jain; Padival 2006). Los estudios humanos en pacientes de la catarata todavía necesitan sin embargo ser conducidos, un ensayo en el cual la vitamina B6 y la vitamina B1 fueron administradas a los pacientes diabéticos mostraron el glycation perceptiblemente inhibido de la DNA de la combinación en los glóbulos blancos, sugiriendo la ventaja sistémica (Polizzi 2012).

Ayuda adicional para los ojos sanos

Carotenoides.  Los carotenoides, un tipo de pigmento encontrado en plantas, absorben la luz y la salvaguardan contra los efectos oxidativos de rayos ULTRAVIOLETA. Varios carotenoides, incluyendo la luteína, zeaxantina y meso-zeaxantina están no sólo presentes en los niveles en la retina, pero también ayudan a prevenir la formación y la degeneración macular (Arnal 2009 de la catarata; Gao 2011; Kijlstra 2012). Un estudio en un grupo grande de mujeres, edades 45-71, reveló esa luteína y zeaxantina dietéticas, y las comidas ricas en estos carotenoides, redujeron el riesgo de cataratas que eran suficientemente severas requerir la cirugía (Chasan-Taber 1999). Otro estudio grande que alistó años de la gente >40 encontró que ésos con una alta ingestión dietética de la luteína y de la zeaxantina tenían un más poco arriesgado para las cataratas nucleares (Vu 2006). En otras mujeres del estudio 1802, los temas en el quintile más alto (un quinto) de la distribución para los niveles de sangre o la ingestión dietética de la luteína y de la zeaxantina eran los 32% menos probables tener catarata nuclear comparada a las mujeres en el quintile más bajo (Moeller 2008). En un pequeño ensayo clínico de doble anonimato, seleccionado al azar en 17 pacientes con las cataratas, suplementación con la luteína (15 magnesios, el semanario de 3 veces por hasta 2 años) fue asociado a la agudeza visual mejorada (Olmedilla 2003).

Arándano.  El arándano es rico en las antocianinas, que son los pigmentos de la planta que ejercen una variedad de efectos beneficiosos en el cuerpo humano, incluyendo el funcionamiento como los antioxidantes y procesos inflamatorios de modulación (Tsuda 2012; Karlsen 2010). Importantemente, estos efectos antiinflamatorios y antioxidantes fueron observados dentro del ojo en un modelo animal (Miyake 2012). En un modelo experimental que implicaba enfermedades oculares relativas a la edad propensas de los animales tales como degeneración macular y cataratas, la administración a largo plazo del extracto del arándano abrogó totalmente debilitaciones en la lente y las retinas, mientras que el 70% de animales de control desarrollaron la catarata y la degeneración macular (Fursova 2005). El arándano tiene todavía ser estudiado en ensayos grandes para evaluar sus efectos sobre cataratas en seres humanos, pero los estudios controlados han encontrado ventajas asociadas a la suplementación del arándano, solamente o conjuntamente con otros alimentos que apoyan salud del ojo, para la fatiga visual y el glaucoma (Kawabata 2011; Cuña 2012).

Té verde y té trasero. Los tés verdes y negros contienen las moléculas antioxidantes llamadas los catecoles y los polifenoles, que se han estudiado en muchas condiciones de salud humana (Singh 2011; Miyazawa 2000; Kerio 2013). Varios estudios animales muestran que el verde y/o el té negro pueden atenuar la formación o la progresión de la catarata. En un tal estudio en ratas con diabetes sustancia-inducida, los tés verdes y negros, administrados en agua potable, fueron mostrados al desarrollo de la catarata del retraso reduciendo los efectos perjudiciales de la glucosa elevada sobre las lentes (Vinson 2005). Otro estudio encontró que el extracto del té verde alentó defensas antioxidantes y redujo la incidencia de cataratas sustancia-inducidas en un modelo animal (Gupta 2002). Un estudio similar en un modelo animal de cataratas sustancia-inducidas reveló que los extractos del verde y del té negro redujeran la progresión del opacification de la lente (Thiagarajan 2001).

Resveratrol. El Resveratrol, un polifenol natural encontrado en varias plantas (uvas incluyendo, los cacahuetes, y los pinos), tiene subsidios por enfermedad múltiples debido a su función como antioxidante (Zheng 2010). En un modelo animal de cataratas químico-inducidas, el resveratrol fue mostrado para reducir la tensión oxidativa en la lente y para suprimir la formación de la catarata (Doganay 2006). El Resveratrol podía también aumentar la supervivencia de los cultivos celulares epiteliales de la lente humana que fueron sujetados a la tensión oxidativa, y disminuye a los marcadores celulares del envejecimiento (Li 2011). Estos efectos se podrían explicar por su capacidad de aumentar la actividad de las enzimas antioxidantes intrínsecas – dismutasa del superóxido, catalasa, y oxigenasa del heme (Zheng 2010).

Selenio.  El selenio está un implicado mineral del rastro en muchas funciones biológicas dentro del cuerpo humano. Los estudios han mostrado que el selenio puede reducir el desarrollo de cataratas bajando la tensión oxidativa en la lente (Zhu 2012). Aunque los estudios adicionales se requieran determinar cómo el selenio previene daño oxidativo en la lente, se ha mostrado para aumentar el reciclaje del glutatión (Chada 1989; Panadero 1993).