Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Déficit de atención/desorden de la hiperactividad (ADHD)

Intervenciones integrantes

Ácidos grasos

Un análisis de varios los estudios publicados (IE, dietético y psicológico) de las intervenciones “no-farmacológicas” para ADHD encontró que la suplementación con los ácidos grasos libres y la exclusión del colorante alimentario artificial de la dieta tenían estadístico efectos significativos sobre la reducción de los síntomas de ADHD (Sonuga-Barke 2013). Considerando que dopamina-produciendo las terminaciones nerviosas contienen el hasta 80% omega-3 los ácidos grasos (Rucklidge 2009), estas moléculas aparecen tener un papel en el sistema nervioso central y sus funciones.

Los niños con ADHD pueden tener niveles inferiores de los ácidos grasos omega-3 en su sangre (cuchilla del arado 2008). Mientras que la dieta occidental típica contiene a menudo los niveles excesivos de ciertos ácidos grasos omega-6, está careciendo en las grasas omega-3, que incluyen el ácido eicosapentaenoic (EPA) y el ácido docosahexaenoic (DHA) (Patterson 2012; Carlson 2013). En niños, la severidad de los síntomas de ADHD se liga a los niveles inferiores de omega-3 y a niveles más altos de los ácidos grasos omega-6. La hiperactividad y la inatención en general también se ligan a la deficiencia omega-3, así indicando que esto puede ser un factor de riesgo para ADHD (Arnold 2013). Un estudio establecido en el Reino Unido en 493 alumnos envejeció 7-9 años encontró que la escasez del ácido graso omega-3 era muy común y asociada con síntomas ADHD-relacionados tales como comportamiento contrario e inestabilidad emocional (Montgomery 2013). La investigación de otro grupo encontró que los niveles de sangre bajos de los ácidos grasos omega-3 correlacionaron con el comportamiento calloso-impasible, rasgos antisociales, y empeoraron el proceso emocional (Gow, Sumich 2013; Gow, Vallee-Tourangeau 2013).

Los científicos suecos estudiaron los efectos de omega-3 combinado (558 diario del magnesio EPA, 174 del magnesio DHA) y del ácido linolenic gamma beneficioso del ácido graso omega-6 (GLA) (diario del magnesio 60) suplementación en 75 niños y adolescentes con ADHD durante un período de seis meses. Encontraron que después de 6 meses, casi la mitad de temas respondió al tratamiento omega-3/6 con una reducción en los síntomas de ADHD (Johnson 2009). En un análisis subsiguiente de estos datos del estudio, los mismos investigadores encontraron que los temas con por lo menos una reducción del 25% en síntomas exhibieron una disminución perceptiblemente mayor del ratio de omega-6 a omega-3 en su sangre en 3 y 6 meses (Johnson 2012).

Un comentario completo conducido por los investigadores en Yale University examinó pruebas a partir de 10 ensayos que implicaban a 699 niños con ADHD. Fue encontrado que la suplementación con los ácidos grasos omega-3 mejoró modesto síntomas de ADHD entre participantes del estudio. En sus observaciones que concluyen, los investigadores conocidos “… le pueden ser razonables utilizar la suplementación grasa omega-3 para aumentar intervenciones farmacológicas tradicionales…” (Bloch 2011).

Los niveles del ácido graso de la sangre se pueden medir con los análisis de sangre, y la gente que toma suplementos del ácido graso puede tener análisis de sangre de la repetición para medir su efecto.

Fosfatidilserina

La fosfatidilserina (picosegundo) es un componente importante de las membranas celulares y se considera uno de los alimentos más importantes del cerebro. El picosegundo tiene una variedad de funciones dentro del cerebro incluyendo fluidez favorable y beneficioso la influencia de la membrana celular de los sistemas del neurotransmisor (eg., acetilcolina, dopamina, serotonina). Varios ensayos clínicos han examinado el papel del picosegundo en la mejora de los síntomas de ADHD (Hirayama 2013).

En 2013 seleccionó al azar ensayo controlado, dieron 36 niños diagnosticados con ADHD el magnesio 200 por el día de picosegundo o el placebo por 2 meses. La suplementación del picosegundo dio lugar a la mejora significativa en síntomas de ADHD incluyendo la inatención, el impulsivity, y la memoria a corto plazo. No se divulgó ningunos efectos nocivos y el suplemento fue tolerado bien (Hirayama 2013).

Otro ensayo controlado seleccionado al azar de la duración de 15 semanas estudió los efectos del picosegundo combinados con los ácidos grasos omega-3. En este estudio, dieron 200 niños de ADHD el magnesio 300 del picosegundo más 120 el magnesio EPA y DHA o placebo. El tratamiento dio lugar a la mejora significativa en síntomas de ADHD. Un subgrupo que el análisis reveló este tratamiento puede ser especialmente eficaz en niños de ADHD con un comportamiento hiperactivo e impulsivo más pronunciado (señorío 2012).

Acetilo-L-carnitina

la Acetilo-L-carnitina (ALC) es un derivado natural de la L-carnitina. Sirve un papel dominante en el metabolismo de los ácidos grasos y de la producción energética celular (Torrioli 2008). Las pruebas del animal y de estudios humanos sugieren que puedan ayudar a aliviar síntomas de ADHD. En un modelo animal de ADHD, la administración a largo plazo de ALC a las ratas disminuyó constantemente impulsivity. Este estudio también encontró que los animales impulsivos habían alterado los niveles de ciertos metabilitos del neurotransmisor, y ALC ayudado para mejorar este desequilibrio (Adriani 2004). En un ensayo placebo-controlado en 112 temas, ALC fue encontrado para mejorar síntomas en niños con el subtipo desatento de ADHD (Arnold 2007). En un ensayo seleccionado al azar, de doble anonimato separado, ALC fue encontrado para tener un efecto beneficioso sobre hiperactividad y comportamiento social en 51 temas con ADHD (Torrioli 2008).

Vitaminas y minerales

Vitamina B6 y magnesio. La vitamina B6 (piridoxina) está implicada en la producción de serotonina, y los niveles de la serotonina de los aumentos de la suplementación B6 y puede mejorar hiperactividad en ADHD (Pellow 2011). En una encuesta alimenticia que comparaba a 100 personas con ADHD a 150 individuos sanos, los niveles de la toma de la vitamina B6 eran perceptiblemente más bajos en ésos con ADHD (Dura Trave 2013). Un estudio de ocho semanas en 40 niños con ADHD encontró que la suplementación con el magnesio y la vitamina B6 llevó a las mejoras en hiperactividad y la atención de la escuela. Interesante, cuando el régimen de tratamiento fue interrumpido, los síntomas de los niños reaparecieron en pocas semanas (Mousain-Bosc 2006). Un régimen similar de la vitamina B6 y de la terapia del magnesio mejoró síntomas del hyperexcitability en un estudio anterior de los mismos investigadores. En este estudio, la combinación magnesium-B6 fue dada a 52 niños hyperexcitable por 6 meses, y los síntomas tales como agresividad y atención físicas en escuela mejoraron en todos los temas durante el tratamiento (Mousain-Bosc 2004).

Los estudios han mostrado que la deficiencia del magnesio es común entre individuos con ADHD (Ghanizadeh 2013; Kozielec 1997). En un ensayo placebo-controlado, el magnesio del magnesio 200 por el día por seis meses mostró una disminución significativa de la hiperactividad en niños de 7-12 años con ADHD (Starobrat-Hermelin 1997).

Cinc e hierro. El cinc y el hierro están ambo implicados en la producción de la dopamina, así que las deficiencias en estos minerales podrían tener efectos sobre la neurotransmisión de la dopamina en ADHD (Patrick 2007). Los niños con ADHD trataron con Ritalin® por seis semanas recibieron mejores grados del comportamiento de profesores y de padres cuando también tomaron el sulfato de cinc (55 mg/día) comparado a los niños que recibieron Ritalin® y un placebo (Akhondzadeh 2004).

La deficiencia de hierro está presente en un porcentaje significativo de niños con ADHD, y la severidad de la deficiencia de hierro se relaciona con la severidad de los síntomas (Konofal 2004). Los niños que hacen ADHD conjuntamente con trastornos del sueño tales como síndrome agitado de la pierna también haber observado para tener bajo hierro nivelan (Cortese, Angriman 2012). Un estudio seleccionado al azar, placebo-controlado en 23 temas envejeció 5-8 años mostró que el diario del hierro del magnesio 80 por doce semanas dio lugar a una disminución significativa de los síntomas (Konofal 2008). Otro ensayo con catorce temas (7-11 años) mostró que el hierro 5mg/kg por el día por 30 días redujo perceptiblemente grados del padre de los síntomas de ADHD (separe 1997).  Dosis más altas del hierro (tales como ésos usados en estos ensayos) se deben utilizar solamente bajo supervisión médica para la deficiencia de hierro.

Intervenciones Planta-basadas

Biloba y ginseng del Ginkgo. Entre los suplementos planta-basados probados para ADHD, una combinación de extracto del ginseng y de biloba del Ginkgo mejoró una gama de síntomas de problemas sociales al impulsivity (Lyon 2001). El Ginkgo solamente fue mostrado para ser eficaz en otro ensayo. En este estudio, el ginkgo (magnesio 80-120 diario en 25 niños con ADHD por 6 semanas) produjo una mejora significativa en grados subjetivos del profesor y del padre; sin embargo, no superó el methylphenidate (diario del magnesio 20-30 bajo mismos parámetros) (Salehi 2010). En otro ensayo, dieciocho niños (6-14 años) recibieron una dosis 1000 del magnesio del ginseng rojo coreano dos veces al día. En el final del ensayo de ocho semanas, una reducción significativa en síntomas attentional y el nivel de ansiedad fueron observados (Lee 2011).

Pycnogenol. Pycnogenol es un extracto del pino marítimo francés, pinaster del pinus. Es de uso frecuente en ADHD para sus propiedades antioxidantes y vasodilatadoras (IE, puede aumentar el flujo de sangre cerebral, una medida de actividad cerebral, a las regiones afectadas). Un de doble anonimato, el ensayo aleatorizado en 61 niños que recibían 1 mg/kg Pycnogenol o el placebo por el día por 4 semanas mostraron una disminución significativa de la hiperactividad, la mejora en la atención, y el aumento en la coordinación de la representación visual y de motor en el grupo de Pycnogenol (Trebaticka 2006). Otro ensayo de doble anonimato, seleccionado al azar, placebo-controlado mostró que Pycnogenol disminuyó hiperactividad y la tensión oxidativa en niños con ADHD (Dvorakova 2007).

Estudio: Fórmula de Multinutrient tan eficaz como el Methylphenidate para la gestión de ADHD

Los orígenes multifactoriales de ADHD sugieren que una intervención que apuntaba factores que contribuían que eran la base específicos múltiples pudiera ser beneficiosa. Para probar esta hipótesis, los investigadores en el hospital de McLean en Massachusetts dividieron a 20 niños con ADHD en 2 grupos. Un grupo de 10 niños recibió el magnesio 5-15 de Ritalin® 2-3 veces diariamente y el otro recibió una fórmula completa del multi-alimento diseñada para apuntar varios factores que desempeñan posiblemente un papel en el desarrollo de ADHD (Harding 2003).

La fórmula del multi-alimento usada en este estudio incluyó la ayuda gastrointestinal (eg., lactobacilo acidófilo y bifidus), los aminoácidos (eg., tirosina, histidina, glutamina, glicocola, metionina y cisteína), los ácidos grasos y los fosfolípidos (eg., EPA, DHA, y fosfatidilcolina), y las vitaminas y los minerales esenciales.

Una evaluación estandardizada de la atención visual y auditiva fue administrada a los niños al principio del estudio para cuantificar sus síntomas de ADHD. Entonces, los niños tomaron Ritalin® o la fórmula del multi-alimento por 4 semanas. En el final del período de cuatro semanas, el investigador administró la misma evaluación del síntoma de ADHD otra vez.

Impresionante, síntomas de ADHD entre los niños que tomaron la fórmula del multi-alimento mejorada apenas tanto como entre los que recibieron Ritalin®. Sobre concluir su estudio, las “mejoras conocidaslos investigadores…… fueron encontradas para ser significativas y esencialmente idéntico en ambos grupos…