Liquidación de la primavera de Life Extension

Linfoma

Diagnosis

Si un médico sospecha el linfoma basado sobre la presentación paciente inicial, una evaluación más profundizada puede ayudar a confirmar la diagnosis e identificar el tipo de linfoma que el paciente tiene. Una historia completa y examen físico es necesaria determinar la presencia de sin dolor, los ganglios linfáticos hinchados (que sea una característica prominente en muchos casos del linfoma) y grado de la enfermedad (vidrio 2008; Sisson 2013).

La realización de una diagnosis exacta es crucial porque apenas como las propiedades biológicas de los diversos subtipos del NHL diferencie, así que hace los acercamientos del tratamiento que son probables ser la mayoría del acertados (Kobrinsky 2012; Sociedad 2011a de la leucemia y del linfoma).

La diagnosis del linfoma puede implicar varios pruebas clínicos y de laboratorio, incluyendo (Kobrinsky 2012; Sociedad 2011a de la leucemia y del linfoma; Uniforme-Sapir 2003):

  • una evaluación completa del historial médico
  • examen físico
  • la proyección de imagen estudia (eg., la tomografía computada [CT] y tomografía por emisión de positrones [ANIMAL DOMÉSTICO] y las exploraciones del galio)
  • biopsia del tejido
  • análisis de sangre tales como hemograma completo (CBC), el panel de la química, y tarifa de sedimentación de eritrocito (ESR), deshidrogenasa del lactato del suero, y microglobulin beta 2
  • técnicas de laboratorio tales como immunohistochemistry, cytometry de flujo, y análisis genético
  • evaluación para la infección (eg., píloros del H. en linfoma gástrico sospechoso de la MALTA)

El distinción de un tumor (no-cacerígeno) benigno de un tumor cacerígeno puede ser complejo porque las células cacerígenas en muchos linfomas se asemejan de cerca a las células benignas. Siempre que una diagnosis del linfoma se sospeche, una biopsia del ganglio linfático implicado más grande y más accesible debe ser realizada (Kobrinksy 2012; Portlock 2012). Una biopsia implica el recoger de una muestra del ganglio linfático afectado y el enviar de ella para la evaluación microscópica de un patólogo. Esto permite que las técnicas moleculares sean realizadas para determinar la célula del origen y para delinear el mejor acercamiento del tratamiento (Ramsay 2013; Troxell 2005).