Liquidación de la primavera de Life Extension

Cirugía del cáncer

Prevención de la supresión inmune Cirugía-inducida

El sistema inmune es esencial en cáncer de lucha. Las células naturales del asesino (NK) son un tipo de glóbulo blanco que busque y destruya a las células cancerosas. Investigue ha mostrado que las células de NK pueden reconocer y matar espontáneamente a una variedad de células cancerosas (Herberman 1981).

En un estudio que examinaba actividad de la célula de NK en mujeres poco después de la cirugía para el cáncer de seno, fue divulgado que los niveles bajos de la actividad de la célula de NK fueron asociados a un riesgo creciente de muerte del cáncer de seno (Mccoy 2000). De hecho, la actividad reducida de la célula de NK era un mejor calculador de la supervivencia que la etapa real del cáncer sí mismo. En otro estudio, pacientes de cáncer de colon con una actividad reducida de la célula de NK antes de que la cirugía tuviera un riesgo creciente el 350% de metástasis durante los 31 meses siguientes (Koda 1997).

La probabilidad de la metástasis cirugía-inducida requiere el sistema inmune ser altamente activo y vigilante en la entrebúsqueda y la destrucción de las células cancerosas renegadas durante el período perioperative (el tiempo inmediatamente antes, durante, y después de la cirugía). Los estudios numerosos han documentado que la cirugía del cáncer da lugar a una reducción sustancial en la actividad de la célula de NK (costa 1998 de DA; Shakhar 2003; McCulloch 1993; Rosenne 2007). En una investigación, la actividad de la célula de NK en las mujeres que tenían cirugía para el cáncer de seno fue reducida cerca sobre el 50% en el primer día después de la cirugía (McCulloch 1993). Un grupo de investigadores indicó que “por lo tanto creemos que poco después de cirugía, incluso la disfunción inmune transitoria pudo permitir que los neoplasmas [cáncer] incorporen la etapa siguiente del desarrollo y que formen eventual metástasis importantes” (Shakhar 2003).

El procedimiento quirúrgico sí mismo reduce actividad de NK. Es decir la actividad de la célula de NK se empeora cuando es la más necesaria luchar la metástasis. Con eso dicha, el período perioperative presenta una oportunidad para consolidar activamente la función inmune aumentando actividad de la célula de NK. Afortunadamente, las intervenciones nutraceutical (e.g., los suplementos dietéticos, los productos herbarios), farmacéuticas, y médicas numerosas sabidas para aumentar actividad de la célula de NK están disponibles para la persona que experimenta cirugía del cáncer.

Un suplemento natural prominente que puede aumentar actividad de la célula de NK es PSK (polisacárido del proteína-límite K), un extracto especialmente preparado de la seta coriolus - versicolor. PSK se ha mostrado para aumentar actividad de la célula de NK en los estudios múltiples (Ohwada 2006; Fisher 2002; García-Lora 2001; Pedrinaci 1999), de tal modo mejorando supervivencia en enfermos de cáncer. Por ejemplo, 225 pacientes con el cáncer de pulmón recibieron radioterapia con o sin PSK (3 gramos de diario). Para ésos con el cáncer de la etapa 3, los 26% PSK que tomaba estaban vivos después de cinco años contra el 8% PSK que no tomaba. PSK más que doblado la tasa de supervivencia de cinco años en esos individuos con la etapa 1 (el 39%) o efectúan 2 el cáncer (del 17%) (Hayakawa 1997).

Seleccionaron al azar a un grupo de pacientes de cáncer de colon para recibir la quimioterapia solamente o la quimioterapia con PSK, que fue tomado por dos años. El grupo que recibía PSK tenía una tasa de supervivencia de diez años del 82% contra el 51% en el grupo que recibía la quimioterapia solamente (Sakai 2008). En un ensayo similar, la tasa de supervivencia de cinco años era el 75% en el grupo de PSK con respecto al 46% en el grupo que recibía la quimioterapia solamente (Ohwada 2004). La investigación ha confirmado que PSK también mejora supervivencia en los cánceres del pecho, del estómago, del esófago, y del útero (Okazaki 1986; Nakazato 1994; Ogoshi 1988; Toi 1992).

Otros nutraceuticals que se han documentado para aumentar actividad de la célula de NK son ajo, glutamina, IP6 (hexaphosphate del inositol), y lactoferrina (Ishikawa 2006; Baten 1989; Kuhara 2006; Klimberg 1996; Matsui 2002). Un experimento en ratones con el cáncer de seno encontró que la suplementación de la glutamina dio lugar a una disminución del 40% del crecimiento del tumor emparejado con un aumento de 2,5 dobleces en la actividad de la célula de NK (Klimberg 1996).

Los científicos en Alemania exploraron los efectos del extracto del muérdago sobre actividad de la célula de NK en 62 pacientes que experimentaban la cirugía para el cáncer de colon. Seleccionaron al azar a los participantes para recibir cualquiera una infusión intravenosa del extracto del muérdago inmediatamente antes de la anestesia general o de la anestesia general solamente. Las medidas de la actividad de la célula de NK fueron tomadas antes y 24 horas después de la cirugía. El grupo que recibía anestesia solamente experimentó una reducción del 44% en actividad de la célula de NK 24 horas después de la cirugía. Los científicos divulgaron que el grupo que recibía el muérdago no experimentó una disminución significativa de la actividad de la célula de NK después de cirugía. Se encendieron concluir que la “infusión perioperative de los extractos del muérdago puede prevenir una supresión de la actividad de la célula de NK en enfermos de cáncer” (Schink 2007).

Los productos farmacéuticos usados para aumentar actividad de la célula de NK incluyen factor colonia-estimulante de la interferón-alfa y del granulocyte-macrófago. Estas drogas fueron mostradas para prevenir la supresión inmune cirugía-inducida cuando estaban dadas perioperatively (los melios 2001; Bhandarkar 2007). Otra droga de impulso inmune a considerar en el ajuste perioperative es interleukin-2 (Brivio 2002).

Aumento de vigilancia inmune con las vacunas del cáncer

Usando las vacunas para el cáncer está lo mismo que usando las vacunas para las enfermedades infecciosas, salvo que las vacunas del tumor apuntan a las células cancerosas en vez de un virus. Otra característica de distinción de las vacunas del tumor es que son autólogos, es decir, están producidos de las propias células cancerosas de una persona y quitados durante cirugía. Esto es una distinción crítica puesto que puede haber considerables diferencias genéticas entre los cánceres. Esta vacuna altamente individualizada del cáncer amplifica grandemente la capacidad del sistema inmune de identificar y de apuntar a cualquier célula cancerosa residual presente en el cuerpo. Las vacunas del cáncer proveen del sistema inmune el específico que identifica a los marcadores del cáncer que se puede entonces utilizar para montar un ataque acertado contra las células cancerosas metastáticas.

Las vacunas autólogas del cáncer se han estudiado extensivamente, con los resultados más encouraging conocidos en seleccionado al azar, controlaron ensayos clínicos incluyendo más de 1.300 enfermos de cáncer colorrectales en quienes las vacunas del tumor fueron dadas después de cirugía. Estos ensayos divulgados redujeron tarifas de la repetición y mejoraron la supervivencia (Mosolits 2005). A diferencia de la quimioterapia, que puede causar efectos secundarios y toxicidad severos, las vacunas del cáncer son una terapia apacible con la seguridad a largo plazo probada (Choudhury 2006).

En señal un estudio divulgó en 2003, seleccionaron al azar a 567 individuos con el cáncer de colon para recibir cirugía solamente o la cirugía combinada con las vacunas derivadas de sus propias células cancerosas. La supervivencia mediana para el grupo vaccíneo del cáncer era durante 7 años (66,5% tasas de supervivencia de cinco años) comparados a 4,5 años (45,6% tasas de supervivencia de cinco años) para el grupo que recibía cirugía solamente (Liang 2003). Esta diferencia en tasas de supervivencia de cinco años exhibe claramente el poder de las vacunas individual-adaptadas del cáncer de enfocar grandemente la propia inmunidad de una persona para apuntar y para atacar a las células cancerosas metastáticas residuales.