Venta del cuidado de piel de Life Extension

Brain Tumor

Extractos botánicos o herbarios

Berberine: Berberine es un alcaloide encontrado en diversas diversas hierbas medicinales. La hierba más popular que contiene berberine es probablemente Goldenseal (Hydrastis Canadensis), seguido por la uva de Oregon (aquifolium del Berberis) y el Isatis chino (tinctoria del Isatis).

Un estudio 1990 probó el efecto de la tumor-matanza del berberine comparado al BCNU de la droga de la quimioterapia (carmustine) en cultivos celulares de la glioma y en los roedores implantados con los tumores. Berberine solamente produjo una tarifa de la matanza del 91% en los cultivos celulares, comparados hasta el 43% para el BCNU. Combinar berberine con el BCNU rindió un índice de la matanza del 97% (Zhang, RX y otros 1990).

Un papel 1994 describió experimentos ines vitro usando berberine solamente, o conjuntamente con tratamientos del laser, en las células de la glioma. La combinación era especialmente eficaz, sugiriendo “la posibilidad del berberine como agente fotosensible” (Chen KT y otros 1994).

Un papel 2004 nos dice que el berberine aumenta la ventaja de la radioterapia haciendo las células del glioblastoma más sensibles al daño de radiación, sin afectar a las neuronas sanas (Wallace J y otros 2004). Un efecto similar se considera en cáncer de pulmón en donde el berberine sensibiliza las células del tumor del pulmón a la radiación (Peng PL y otros 2008, Liu Y y otros 2008).

Berberine reduce la extensión del carcinoma nasofaríngeo, disminuyendo la movilidad de las células del tumor (Liu SJ y otros 2008). Berberine inhibe la expresión génica y la actividad enzimática necesarias para el crecimiento del glioblastoma y del astrocytoma (Wang DY y otros 2002). También inhibe una enzima llamada la N-acetiltransferasa del arylamine (NAT). El NAT puede iniciar el cáncer y se ha correlacionado con el efecto carcinógeno de aminas aromáticas heterocíclicas, la clase de sustancias químicas formadas cuando se cocina la carne roja (CF colgados y otros 2000).

La comprensión científica de cómo los trabajos del berberine continúan realmente avanzando. Una descripción 2007 sugirió que el berberine actúe “con varias maneras, tales como regulación de la expresión génica apoptotic, suprimiendo la formación de camino de la transducción de la señal de bloqueo del angiogenesis del tumor [y]” (Yang J y otros 2007). Un estudio 2008 explicó ese apoptosis de los disparadores del berberine en células del glioblastoma con el camino mitocondrial de los caspases (Eom KS y otros 2008). 2009, la investigación divulgó que el berberine mata a las células de la glioma a través de varios mecanismos: La “citotoxicidad es atribuible al apoptosis principalmente a través de las células inducidas de G2/M-arrested, de una manera ER-dependiente, vía un camino mitocondria-dependiente del caspase regulado por Bax y Bcl-2” (Chen TC y otros 2009). En 2010 las explicaciones para la acción ampliada para incluir la inhibición del N-F-KappaB y la reducción de una serie de sustancias químicas que ayudan a las células cancerosas a sobrevivir, incluyendo una llamaron el survivin (Pazhang Y y otros 2010). Survivin retrasa apoptosis, permitiendo que las células del tumor sobrevivan. Las células sanas no producen survivin pero las células cancerosas hacen típicamente (Pandey MK y otros 2008).

Varios cientos de papeles publicados sugieren que el berberine es eficaz contra no sólo tumores cerebrales pero una gama de cánceres. En los meses últimos solos, se han publicado varios papeles interesantes. Entre sus conclusiones sea: el berberine previene crecimiento de la célula e induce apoptosis en las células del cáncer de seno (Kim JB y otros 2010; Patil JB y otros 2010); el berberine es citotóxico a las células cancerosas cervicales (Lu B y otros 2010); el berberine inhibe crecimiento de la célula en células cancerosas pancreáticas induciendo el daño de la DNA (Pinto-García L y otros 2010); y suicidio celular de los disparadores del berberine en cáncer de la lengua (Ho YT y otros 2009).

Boswellia: La resina del serrata del Boswellia también tiene un papel importante en tratar el cáncer de cerebro. El Boswellia es de uso general para tratar la inflamación porque actúa como inhibidor N-F-KappaB. Es neuroprotective, antiinflamatorio, y reduce la ansiedad (Moussaieff A y otros 2009).

Un uso importante del boswellia está en el tratamiento de lesiones cerebrales traumáticas. El Boswellia disminuye la hinchazón del cerebro del glioblastoma, permitiendo una disminución del uso de la prednisona y así reduciendo sus efectos secundarios (Janssen G y otros 2000).

El Boswellia inhibe el neurodegeneration hippocampal y ejerce un efecto beneficioso sobre resultado funcional después de la lesión en la cabeza cerrada, según lo evidenciado por las cuentas neurológicas reducidas de la severidad y la capacidad cognoscitiva mejorada en una prueba del reconocimiento de objeto (Moussaieff A y otros 2008).

2006 informes de papel que el serrata del Boswellia ganaba importancia en el tratamiento de los tumores circundantes del edema y de otras enfermedades inflamatorias crónicas. Este estudio sugirió que el boswellia se pudiera considerar como alternativa a los corticosteroides en la reducción del edema peritumoral cerebral (Weber CC y otros 2006).

Las maneras del hallazgo de reducir o de substituir uso esteroide en el tratamiento de tumores cerebrales son importantes, puesto que las drogas esteroides pueden proteger las células del tumor cerebral. Según un artículo 2000 en neurología, los “glucocorticoids son de uso frecuente en el tratamiento de gliomas aliviar el edema cerebral, la inhibición del apoptosis por estos compuestos podrían potencialmente interferir con la eficacia de drogas quimioterapéuticas.” (Gorman AM y otros 2000)

Un estudio 2006 divulgó que los esteroides interfieren con el apoptosis de la célula de la glioma (Ní Chonghaile T y otros 2006). Los esteroides bloquean la acción del camptothecin , una droga de la cáncer-matanza de la quimioterapia usada en tratar la glioma (Qian YH y otros 2009).

Boswelliamay sea doble útil para los tumores cerebrales primarios. Los estudios publicados en 2000 (guiñando a M y otros 2000) y 2002 (Park YS y otros 2002) nos dicen que además de la ayuda reduzca la hinchazón cerebral alrededor del tumor, boswellia también mata a las células del glioblastoma de una manera dosis-dependiente.

El Boswellia es también útil para tratar tumores cerebrales secundarios. En 2007 los investigadores divulgaron con boswellia para tratar a un paciente con la metástasis del cáncer de seno al cerebro. El familiar con la investigación alemana sobre usar boswellia en el tratamiento de tumores cerebrales primarios, el equipo lo intentó con estos tumores cerebrales secundarios y divulgó la ventaja. Después de diez semanas del tratamiento del boswellia conjuntamente con la radioterapia, todas las muestras de las metástasis del cerebro en las exploraciones del CT del paciente habían desaparecido (Flavin DF 2007).

Curcumina: La curcumina se extrae de los rizomas de la cúrcuma (longa)de la cúrcuma, una planta que se ha comido para los millares de años. A partir de esta escritura, el instituto nacional del Web site de la salud, PubMed, listas 1.335 publicó los papeles en curcumina y cáncer en la literatura científica par-revisada.

Un número creciente de éstos estudia el foco específicamente en usar curcumina con respecto a cáncer de cerebro. 2006 de papel nos dice que la curcumina suprime el crecimiento del glioblastoma accionando los caminos apoptotic que destruyen las células del glioblastoma (Karmakar S y otros 2006). La curcumina apaga las señales en las células que protegen las células del glioblastoma contra apoptosis, permitiendo que el proceso del suicidio destruya a las células cancerosas (Karmakar S y otros 2007, Luthra PM y otros 2009).

La curcumina tiene una acción similar contra otros tipos del tumor cerebral, incluyendo las células y los cánceres pituitarios (Bangaru ML y otros 2010, Elamin MH y otros 2010) del meduloblastoma. La curcumina inhibe el cáncer pituitario de la formación (Schaaf C y otros 2010). También reduce el crecimiento de tumores pituitarios e inhibe la producción de exceso de hormonas pituitarias por los tumores (Schaaf C y otros 2009, Miller M y otros 2008).

Los mecanismos de la curcumina de la acción son complejos. Actúa con caminos múltiples, interfiriendo con el crecimiento y la destrucción estimulante del cáncer (Choi BH y otros 2010) del cáncer. La curcumina disminuye el factor neurotrophic línea-derivado de la célula de Glial (GDNF), una sustancia química que promueva la migración y la invasión (Lu DY y otros 2010, Song H y otros 2006) del tumor. También actúa como inhibidor del angiogenesis (Perry MC y otros 2010).

Un artículo en Brain Research confirma que la curcumina cruza la barrera hematoencefálica; así alcanzando el cerebro y cualquier células del tumor allí (Purkayastha S y otros 2009).

Un estudio publicado en el diario de la neuroquímica divulgó que las células sensibilizadas curcumina de la glioma a varias de las drogas de la quimioterapia utilizadas a menudo a los cánceres de cerebro de la invitación (cisplatin, etoposide, camptothecin, y doxorubicin) así como a la radiación. “Estos hallazgos apoyan un papel de la curcumina como adjunto a la quimioterapia y a la radiación tradicionales en el tratamiento del cáncer de cerebro” (Dhandapani KM y otros 2007).

La curcumina se ha sabido de largo para el bioavilability pobre, requiriendo altas dosis alcanzar niveles de sangre deseados. Se ha desarrollado una formulación nueva de la curcumina,®BCM-95. Entrega una curcumina hasta siete veces más bioactiva a la sangre que anterior formulaciones de la curcumina. Las pruebas humanas de la biodisponibilidad creciente del ®BCM-95 fueron publicadas en un estudio 2008 en el diario indio de la ciencia farmacéutica (Antonio B y otros 2008). Un ensayo animal anterior fue publicado en la especia la India en 2006 (Merina B y otros 2006).

Otros ingredientes naturales

Quercetina: La quercetina aumenta la muerte celular de la glioma (Siegelin MD y otros 2009). Mientras que mata a las células cancerosas, la quercetina protege a las neuronas sanas (Braganhol E y otros 2006).

Un estudio especialmente interesante probó una combinación de quercetina y del temozolomide de la droga de la quimioterapia (Temodar®) en las células del tumor del astrocytoma. Temozolomide es de uso general para el tratamiento de la glioma conjuntamente con radioterapia. Esta droga mata típicamente a las células del tumor cerebral accionando un proceso llamado autophagy, mientras que la quercetina promueve necrosis de una manera del dependiente de la dosis. Este estudio divulgó por primera vez que la quercetina combinada con temozolomide era mucho más eficaz en la inducción de apoptosis, muerte celular programada, en células de la glioma que cualquier sustancia solamente. Para citar a los autores, “nuestros resultados indican que la quercetina actúa en sinergia con temozolomide y cuando está utilizada en la combinación bastante que en el uso farmacológico separado, ambas drogas son más eficaces en la inducción programada de la muerte celular. Temozolomide administró con quercetina parece ser una combinación potente y prometedora que pudo ser útil en terapia de la glioma” (Jakubowicz-Gil J, y otros 2010).

Resveratrol: El Resveratrol también inhibe fuertemente las células del tumor cerebral (Leone S y otros 2008, Shao J y otros 2009, Gagliano N y otros 2010). Quercetina y resveratrol, cuando estaba tomado junto “presentó una sinergia fuerte en la inducción senectud-como la detención de crecimiento. Estos resultados sugieren que eso combinar estos polifenoles pueda reforzar su actividad antitumoral, de tal modo reduciendo la concentración terapéutica necesaria para el tratamiento de la glioma” (Zamin LL y otros 2009).

Té verde y café: La gente que bebe cinco tazas por el día de té o de café es los 40% menos que es probable que consiga la glioma (Holick CN y otros 2010).

Un estudio 2006 nos informó que el EGCG en té verde reduce la radioresistencia de las células del glioblastoma potencialmente que aumentan la ventaja del tratamiento estándar de la radiación y de quimioterapia de este cáncer (Karmakar S y otros 2006).

El cafeína, encontrado en cantidades significativas en café y té verde, inhibe la migración de las células del glioblastoma y aumenta la supervivencia (Kang SS y otros 2010). También hace las células de la glioma más sensibles a la radiación ionizante y a la quimioterapia (Sinn B y otros 2010). El cafeína aumenta el efecto del temozolomide en las radioterapias (Chalmers AJ y otros 2009).

Por lo menos la parte de la explicación para estas ventajas es que el café es un agonista gamma proliferator-activado peroxisome del receptor (PPAR) (Choi SY y otros 2009). Los agonistas gammas de PPAR inhiben el crecimiento y posiblemente incluso a las células madres del cáncer de cerebro (Grommes C y otros 2010, Chearwae W 2008) del tumor cerebral.

Sulforaphane: Sulforaphane es uno de los compuestos activos en verduras crucíferas, especialmente bróculi, responsable de su acción anticáncer.

Sulforaphane activa los “mecanismos moleculares múltiples para el apoptosis en células del glioblastoma después del tratamiento” (Karmakar S y otros 2006).

El Resveratrol y el sulforaphane actúan sinérgico contra las células del tumor cerebral. Los estados 2010 de un artículo, el “tratamiento de la combinación con resveratrol y el sulforaphane inhibe la proliferación y la migración de célula, y reduce viabilidad de la célula. El Resveratrol y el sulforaphane, pueden ser un acercamiento viable para el tratamiento de la glioma.” (Jiang H y otros 2010)