EL LIFE EXTENSION FOUNDATION
www.lef.org

TIPO I (DIABETES JUVENIL) DE LA DIABETES
EXTRACTOS
Página 4

Mejora de la tolerancia oral de la glucosa en diabetes gestacional por la piridoxina.
Bennink HJ, Schreurs WH
Br MED J 1975 5 de julio; 3(5974): 13-5

La prueba de tolerancia de glucosa mostraron catorce mujeres embarazadas oral para tener diabetes gestacional. En 13 una excreción urinaria creciente del xanthurenic-ácido después de una carga oral del L-triptófano indicó una deficiencia relativa de la piridoxina. Trataron a todos los pacientes con la vitamina B6 (piridoxina) 100 mg/día por 14 días de palabra, después de lo cual la deficiencia de la piridoxina desapareció y la tolerancia oral de la glucosa mejorada considerablemente. Solamente dos pacientes entonces habían empeorado suficientemente tolerancia de la glucosa para justificar la diagnosis de la diabetes gestacional; Nuestros resultados verificaron nuestra hipótesis que la síntesis creciente del xanthurenic-ácido durante embarazo puede causar la diabetes gestacional. El tratamiento con la vitamina B6 hace la producción del xanthurenic-ácido normal restaurando metabolismo del triptófano y mejora la tolerancia oral de la glucosa en pacientes con diabetes gestacional.

Situación de la vitamina B6 en embarazo.
Heller S, RM de Salkeld, Korner WF
J Clin Nutr DEC 1973; 26(12): 1339-48

No extracto.

[Estudio del metabolismo de la vitamina B6 durante diversas etapas de la diabetes experimental]
TI de Shuvalova, Smurnov MI
Probl Endokrinol (Mosk) 1970 enero-febrero; 16(1): 79-81

No extracto.

[Estudios en deficiencia de la vitamina B6 durante pregnacy y en diversos estados patológicos usando prueba de la saturación de la piridoxina]
Karlin R, Croizat P, Revol L, Pommatau E, Viala JJ, Dumont M
Biol el 1968 de Pathol de nov; 16(21): 917-24

No extracto.

[Estudios en metabolismo de carbohidrato en rata del albino de la vitamina B6-deficient]
Watanabe K
Nipón Naibunpi Gakkai Zasshi 1968 20 de mayo; 44(2): 154-67

No extracto.

[Contribución al estudio de los avitaminoses latentes B6 en mujeres embarazadas]
Karlin R, Dumont M
Gynecol Obstet (París) 1967 junio-agosto; 66(3): 339-46

No extracto.

[Efecto de la vitamina B6 sobre la fracción del ratio y de la proteína de la lecitina-colesterina del suero de sangre de pacientes con la diabetes mellitus]
Shifrin mA
Ter Arkh el 1966 de enero; 38(1): 96-9

No extracto.

[Estudios clínicos en la relación entre la función y el metabolismo endocrinos de la vitamina B6. II. Metabolismo de la vitamina B6 en pacientes con enfermedades pituitarias, suprarrenales y la diabetes mellitus]
Azechi S
Naika Hokan el 1966 de abril; 13(4): 205-16

No extracto.

Dehydroepiandrosterone, sulfato del dehydroepiandrosterone, obesidad, ratio de la cintura-cadera, y diabetes noninsulin-dependiente en mujeres posmenopáusicas: el Rancho Bernardo Study.
Barrett-Connor E, Ferrara A
Departamento de familia y de medicina preventiva, Universidad de California, San Diego, La Jolla 92093, los E.E.U.U.
J Clin Endocrinol Metab el 1996 de enero; 81(1): 59-64

Dehydroepiandrosterone (DHEA) y los niveles del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEAS) fueron determinados en especímenes de la mañana a partir de 659 mujeres posmenopáusicas de ayuno que no utilizaban la medicación de la terapia o del anti-diabético del estrógeno. Todas las mujeres tenían pruebas de tolerancia de glucosa y medidas orales concurrentes del índice de masa corporal (BMI) y del ratio de la cintura-cadera (WHR). Los niveles de DHEA fueron asociados débil e inverso a BMI pero no a WHR o a la situación de la tolerancia de la glucosa. Los niveles de DHEAS no fueron asociados a BMI sino fueron asociados positivamente a WHR, diabetes, y empeoraron tolerancia de la glucosa. En los análisis ajustados según o estratificados por WHR, la asociación de DHEAS con tolerancia anormal del carbohidrato fue reducida pero aún independiente de la distribución gorda. Porque esto era un estudio transversal, no era posible determinar si los niveles de DHEAS fueron aumentados por obesidad central o vice versa. Al mínimo, estos datos sugieren fuertemente que la asociación positiva de DHEAS con obesidad central y tolerancia anormal de la glucosa no apoye la tesis que DHEAS protegen contra la diabetes o la obesidad en más viejas mujeres como había sido sugerido por los estudios animales.

Diferencias en metabolismo del substrato entre la “grande-consumición selperceived” y la “pequeño-consumición” de mujeres.
Clark DG, Tomas FM, Withers RT, Brinkman M, manganeso de la baya, JR de Oliverio, PC de Owens, Butler RN, Ballard FJ, Nestel PJ
CSIRO, división de nutrición humana, Adelaide, Australia.
Internacional J Obes Relat Metab Disord el 1995 de abril; 19(4): 245-52

OBJETIVO: Para comparar diversos aspectos del metabolismo intermediario en el uno mismo percibió la “pequeño-consumición” de hembras y selperceived el peso casi normal “grande-que comía” a hembras y se relacionan los datos con ésos divulgados para los indios de Pima que tienen el predominio más alto del mundo de la diabetes dependiente de la no-insulina mellitus y de la obesidad.

DISEÑO: Haga las medidas de la repetición de índices de consumo del oxígeno, de producción del dióxido de carbono y de metabilitos de sangre en “grande” y la “pequeño-consumición” de hembras en descanso, durante diversas actividades y después de la ingestión de una comida líquida estandardizada.

TEMAS: El uno mismo nueve percibido, “grande-comiendo” a hembras y el uno mismo nueve percibieron la “pequeño-consumición” de hembras.

MEDIDAS: Tasas metabólicas de reclinación (RMR), valores del cociente respiratorio (RQ) e insulina del plasma, glucagón insulina-como el factor de crecimiento (IGF-1), sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4) y glucosa.

RESULTADOS: RMR (ajustado según FFM) hizo un promedio de 3891 +/- 93 J/min en los “pequeño-comedores” y de 3375 +/- 107 J/min en los “grande-comedores” para diez medidas consecutivas conducidas en 30 intervalos mínimos durante el período de control para la medida del efecto térmico de la comida. Durante este período el RQ medio para la “pequeño-consumición” de las mujeres (0,81) era perceptiblemente mayor que el de “grande-comer” a las mujeres (0,78). Los dos grupos respondieron semejantemente a una prueba de tolerancia de glucosa oral pero la concentración de DHEA-SO4 en plasma era el 35% más arriba en los “pequeño-comedores”.

CONCLUSIÓN: La “pequeño-consumición” de mujeres puede tener un mayor riesgo de aumento de peso pero contrarrestan esta tendencia manteniendo altos niveles de actividad.

[43 casos de síndrome vacío primario del sella: una serie del caso]
Bragagni G, Bianconcini G, Mazzali F, Baldini A, Brogna R, Iori I, Sarti G
Divisione di Medicina Generale, USL 30 di Cento.
Ann Ital Med Int 1995 abril-junio; 10(2): 138-42

El síndrome vacío primario del sella (ESS) es una imagen anatomo-radiológica caracterizada por la presencia de un herniation aracnoide llenado del licor que comprime el pituitary contra la pared selar. El ESS ocurre particularmente en mujeres obesas, hipertensas, cephalalgic. Es a menudo asintomático pero puede ser asociado a oftalmológico, a neurológico y a no-caracterizar desordenes endocrinos. Divulgamos aquí 43 casos de ESS primario observados y evaluados en nuestros departamentos de medicina interna de junio de 1983 a mayo de 1993. Los procedimientos de diagnóstico endocrinológicos siguientes fueron realizados: (RIA) perfil básico hormonal: PIE3S, FT4, TSH, PRL, HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS, FSH, LH, 8,00 mañanas y P.M., cortisol de la sangre, Aldo, PRA, DHEA-S, FTe, E2, P, PTH, CT, y calcemia y phosphoremia; pruebas provocativas: TRH, GnRH, etc.; pruebas de la inhibición: dexamethasone de la alta dosis. (Fondo, los campos de visión) las evaluaciones clínicas, neurológicas (las radiografías del cráneo, estratigrafía selar, exploración de la tomografía computada y de resonancia magnética), y oftalmológicas también fueron hechas. Nuestros hallazgos cabidos con los datos en la literatura referente a síntomas comunes del ESS, de los endocrinopathies asociados y de la otra enfermedad. Encontramos la obesidad (62,7%), oligo-amenorrea (16,6%), galactorrhea (14,6%), hyperPRL (11,6%), hipopituitarismo (9,3%), hipogonadismo (4,6%), insipidus de la diabetes (2,3%), el síndrome policístico (micro) del ovario (el 19%), hyperACTH (2,3%). En 9,3% de los casos, adenomas pituitarios referidos endocrinopathy. Por otra parte, observamos un de alta frecuencia de desordenes psicológicos, a nuestro conocimiento divulgado no previamente en la literatura, incluyendo ansiedad o desordenes dysthymic con el comportamiento alterado (obligación principalmente oral). También hacemos la hipótesis que obesidad (que ocurre en 62,7% de nuestros pacientes) y la hipertensión (62,7%) se puede relacionar con las alteraciones hipotalámicas.

Expresión diferenciada de los sulphotransferases hepáticos del estrógeno, del fenol y del dehydroepiandrosterone en (ob/ob) ratones masculinos y femeninos diabéticos genético obesos.
Borthwick EB, Burchell A, Coughtrie MW
Departamento de medicina bioquímica, de universidad de Dundee, del hospital y de la Facultad de Medicina, Reino Unido de Ninewells.
J Endocrinol el 1995 de enero; 144(1): 31-7

Sulphotransferases (STs) es una familia de enzimas estrechamente vinculadas que desempeñan un papel dominante en la regulación de la biodisponibilidad y actividad de moléculas endógenas importantes tales como hormonas esteroides. Una relación entre la expresión del esteroide STs y el estado diabético se ha demostrado en diversos modelos del animal de laboratorio, y los sulfatos esteroides tales como sulfato del dehydroepiandrosterone se saben para tener propiedades antidiabéticas. Para fomentar nuestra comprensión de la base molecular para la asociación del sulphation y de la diabetes de la hormona esteroide, hemos examinado la expresión del estrógeno, del fenol y del dehydroepiandrosterone (DHEA) STs en los ratones que llevaban la mutación de la obesidad (ob), que en el estado homocigótico (ob/ob) produce los ratones que son obesos y diabéticos. Nuestros datos muestran que, en los ratones machos, las actividades del ST hacia la estrona (E1), el estriol (E3), DHEA y el 1 naftol xenobiótico están elevados en ratones de ob/ob, mientras que en ratones femeninos, sólo las actividades del ST del estrógeno fueron elevadas, con las actividades de DHEA y de 1 ST del naftol reducidas. Usando los anticuerpos dirigidos contra el ST del estrógeno, fue demostrado que la inducción de la actividad del ST E1 y E3 en ratones de ob/ob correlacionó con la expresión de un isoenzima del ST no no constitutivo expresado en hígado del ratón del control.

[Deficiencia aislada de la gonadotropina y discrepancia secretor del cortisol y del andrógeno suprarrenal por la hemocromatosis secundaria a la anemia dyserythropoietic congénita]
Okano J, Yanase T, Takayanagi R, Mimura K, Nawata H
Tercer departamento de la medicina interna, facultad de medicina, universidad de Kyushu, Fukuoka
Nipón Naibunpi Gakkai Zasshi 1994 20 de enero; 70(1): 57-64

Admitieron a una mujer de 37 años a nuestro hospital para la evaluación de la diabetes mellitus, de la cirrosis del higado y de la amenorrea primaria. Los exámenes serológicos y hematológicos revelaron que ella sufrió de la hemocromatosis secundaria a la anemia dyserythropoietic congénita (CDA), caracterizada por hematopoyesis ineficaz y displasia erythropoietic. La deposición del hierro fue sugerida por MRI en el páncreas, el hígado y la glándula pituitaria. Los exámenes endocrinológicos demostraron que ella había aislado deficiencia de la gonadotropina y fracaso ovárico, dando por resultado hipogonadismo hypogonadotropic. Además, a pesar de respuestas normales del cortisol del suero y de la aldosterona del plasma a las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS y a las pruebas furosemida-permanentes, respectivamente, el dehydroepiandrosterone del suero (DHEA) respondió mal a la prueba de las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS, sugiriendo el daño selectivo de los reticularis del zona en steroidogenesis adrenocortical en asociación con hemocromatosis.

Las concentraciones disminuidas de la testosterona y del sulfato del dehydroepiandrosterone se asocian a concentraciones crecientes de la insulina y de la glucosa en hombres nondiabetic.
Haffner SM, RA de Valdez, Mykkanen L, P.M. severa, ms de Katz
Departamento de la medicina, universidad de Texas Health Science Center, San Antonio, TX 78284
Metabolismo 1994 mayo; 43(5): 599-603

Aunque muchos estudios indiquen que el androgenicity creciente está asociado a resistencia a la insulina y a hyperinsulinemia en mujeres premenopausal y posmenopáusicas, relativamente pocos datos están disponibles en esta relación en hombres. Examinamos la asociación de la testosterona hormona-obligatoria de la globulina del sexo (SHBG), totales y libres, del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4), y del estradiol a las concentraciones de la glucosa y de la insulina antes y durante una prueba de tolerancia de glucosa oral en 178 hombres del San Antonio Heart Study, un estudio sobre la base de la población de la diabetes y de la enfermedad cardiovascular. La testosterona total y libre y DHEA-SO4 fueron asociados perceptiblemente inverso a concentraciones de la insulina. La testosterona libre y DHEA-SO4 también fueron correlacionados perceptiblemente inverso con concentraciones de la glucosa. SHBG fue asociado débil positivamente a concentraciones de la glucosa. Estradiol no fue relacionado con las concentraciones de la glucosa o de la insulina. Después del ajuste para la edad, la obesidad, y la distribución de las grasas de cuerpo, concentraciones de la insulina seguían correlacionadas perceptiblemente inverso con testosterona libre (r = -.23), testosterona total (r = -.21), y DHEA-SO4 (r = -.21; todo el P < .01). En conclusión, observamos que la testosterona creciente y DHEA-SO4 están asociados a concentraciones más bajas de la insulina en hombres. Esto está en contraste llamativo a las mujeres, donde el androgenicity creciente se asocia a resistencia a la insulina y a hyperinsulinemia.

Actividad adrenocortical aumentada como factor que contribuye a la diabetes en mujeres hyperandrogenic.
Buffington CK, JR de Givens, Kitabchi AE
Departamento de medicina, University of Tennessee, Memphis.
Metabolismo 1994 mayo; 43(5): 584-90

La alta incidencia de la diabetes no-insulina-dependiente mellitus (NIDDM) en mujeres con el síndrome ovárico policístico (PCO) se cree para ocurrir secundario a la resistencia a la insulina asociada a su androgenicity. En el actual estudio, hemos examinado las correlaciones entre la tolerancia de la glucosa, el androgenicity, y diverso in vivo y los parámetros ines vitro de la sensibilidad de la insulina en 11 pacientes obesos de PCO con NIDDM, 14 pacientes de PCO sin diabetes, y 14 controles peso-hechos juego. Ambos grupos de pacientes de PCO eran hypertestosteronemic, hyperinsulinemic, e insulina-resistentes en comparación con un grupo de controles peso-hechos juego. Sin embargo, los pacientes de PCO con NIDDM diferenciaron de ésos sin diabetes en que habían elevado los esteroides suprarrenales básicos y corticotropin-estimulados (cortisol, dehydroepiandrosterone [DHEA], el sulfato del dehydroepiandrosterone [DHEAS]). La hiperglucemia de nuestros pacientes diabéticos no fue relacionada con sus niveles elevados de la testosterona o con su grado de resistencia a la insulina, pero fue correlacionada perceptiblemente y positivamente con la hipersecreción suprarrenal, que a su vez fue asociada a defectos del postreceptor en la acción de la insulina. Estos hallazgos sugerirían que la actividad adrenocortical aumentada pueda ser un factor importante que es la base del desarrollo de NIDDM en mujeres con PCO.

Obesidad, distribución de las grasas de cuerpo y hormonas de sexo en hombres.
Haffner SM, RA de Valdez, P.M. severa, ms de Katz
Departamento de la medicina, universidad de Texas Health Science Center en San Antonio 78284-7873.
Internacional J Obes Relat Metab Disord el 1993 de nov; 17(11): 643-9

Una distribución desfavorable de las grasas de cuerpo puede causar anormalidades metabólicas incluyendo la diabetes y el dyslipidemia. Estos efectos se pueden mediar por alteraciones en hormonas de sexo. En mujeres los datos disponibles sugieren que la adiposidad del cuerpo superior esté relacionada con el androgenicity creciente (especialmente según lo indicado por concentraciones bajas de globulina obligatoria de la hormona de sexo). Pocos datos, sin embargo, están disponibles en estas relaciones en hombres. Por lo tanto examinamos la asociación de la testosterona total, de la testosterona libre, del estradiol, del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4) y de la globulina obligatoria de la hormona de sexo (SHBG) al ratio de la cintura-a-cadera (WHR) y al índice de la conicidad en 178 hombres del San Antonio Heart Study, de un estudio sobre la base de la población de la diabetes y de la enfermedad cardiovascular. El índice de la conicidad es igual a la circunferencia abdominal dividida por 0,109 x la raíz cuadrada de (peso/altura). El índice de la conicidad y los WHR fueron relacionados perceptiblemente inverso con DHEA-SO4 y la testosterona libre. SHBG fue asociado solamente débil al índice de masa corporal (r = -0,18, P < 0,05). Después del ajuste para la edad y el índice de masa corporal, DHEA-SO4 seguía correlacionado inverso con WHR (r = -0,22, P < 0,01) y índice de la conicidad (r = -0,31, P < 0,001) y la testosterona libre seguía asociada inverso a índice de la conicidad (r = -0,21, P < 0,01). Así, en hombres, la asociación entre la distribución desfavorable de las grasas de cuerpo y el androgenicity creciente es inversa en contraste con la situación en mujeres.

Relación de las hormonas de sexo a los lípidos y a las lipoproteínas en hombres nondiabetic.
Haffner SM, Mykkanen L, RA de Valdez, ms de Katz
Departamento de la medicina, universidad de Texas Health Science Center, San Antonio.
J Clin Endocrinol Metab DEC 1993; 77(6): 1610-5

Aunque muchos estudios muestren que el androgenicity creciente está asociado al triglicérido creciente (TG) y al colesterol disminuido de la lipoproteína de alta densidad en mujeres pre- y posmenopáusicas, relativamente pocos datos están disponibles en la asociación de las hormonas de sexo para los lípidos y las lipoproteínas en hombres. Examinamos la asociación de la testosterona hormona-obligatoria de la globulina del sexo (SHBG), totales y libres, del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4), y del estradiol con los lípidos y las lipoproteínas en 178 hombres nondiabetic del San Antonio Heart Study, un estudio sobre la base de la población de la diabetes y de la enfermedad cardiovascular. La concentración del TG fue relacionada perceptiblemente inverso con SHBG (r = -0,22), la testosterona libre (r = -0,15), la testosterona total (r = -0,22), y DHEA-SO4 (r = -0,16). El colesterol de la lipoproteína de alta densidad (HDL) fue correlacionado perceptiblemente positivamente a SHBG (r = 0,21), a la testosterona libre (r = 0,15), a la testosterona total (r = 0,17), y a DHEA-SO4 (r = 0,16). La testosterona total fue relacionada perceptiblemente con el colesterol total (r = -0,17) y el colesterol de la lipoproteína de la baja densidad (r = -0,15). Después del ajuste para la edad, el índice de masa corporal, la cintura al ratio de la cadera, y las concentraciones de la glucosa y de la insulina, concentraciones del TG seguían siendo perceptiblemente relacionados a SHBG (r = -0,20), a la testosterona libre (r = -0,15), y a DHEA-SO4 (r = -0,18), y el colesterol de HDL seguía siendo perceptiblemente asociado con SHBG (r = 0,17), testosterona libre (r = 0,15), testosterona total (r = 0,14), y DHEA-SO4 (r = 0,16). En conclusión, observamos un perfil menos atherogenic del lípido y de la lipoproteína con concentraciones crecientes de la testosterona. Esto no fue explicada por diferencias en concentraciones de la glucosa o de la insulina. Sin embargo, las hormonas de sexo explicaron solamente un pequeño porcentaje de la variación en las concentraciones del colesterol total del TG y de HDL. Estos hallazgos están en contraste llamativo a los datos de las mujeres, de quienes aumentó androgenicity se asocia fuertemente al TG creciente y a los niveles de colesterol disminuidos de HDL.

Las respuestas suprarrenales del esteroide y del adrenocorticotropin al estímulo de corticotropin-liberación humano de la hormona prueban en adolescentes con el tipo diabetes de I mellitus.
Ghizzoni L, Vanelli M, Virdis R, Alberini A, Volta C, Bernasconi S
Departamento de la pediatría, universidad de Parma, Italia.
Metabolismo el 1993 de sept; 42(9): 1141-5

Para determinar si las anormalidades de la función hipotalámico-pituitario-suprarrenal del eje ocurren en el tipo diabetes de I mellitus, el corticotropin, el cortisol, el hydroxyprogesterone 17 (17-OHP), la androstenediona (D4-A), el rone del dehydroepiandroste (DHEA), y los niveles del sulfato de DHEA (DS) fueron medidos después (iv) de una inyección intravenosa de 1 hormona de corticotropin-liberación humana de microgram/kg (CRH) en adolescentes diabéticos y temas de edad comparable normales. CRH produjo un aumento constante en niveles de sangre del corticotropin que era comparable en los dos grupos. En cambio, la línea de fondo y las concentraciones estimuladas del cortisol eran mayores en pacientes diabéticos. Los niveles de 17-OHP creciente después de la administración de CRH, y la magnitud de aumento eran similares en todos los temas. El estímulo con CRH determinó una respuesta integrada atenuada del DS en los diabéticos comparados con los temas normales con un diverso modelo de la secreción de la hormona, mientras que no se detectó ningunas diferencias en concentraciones de D4-A entre los dos grupos. Los niveles del suero de DHEA de temas de ambos grupos experimentaron cambios similares después de la administración de CRH. En conclusión, los pacientes con el tipo diabetes de I tienen una respuesta discreta de esteroides suprarrenales al estímulo de CRH que aparece ser independiente de la secreción del corticotropin. Este fenómeno se pudo relacionar con un efecto directo de la insulina sobre los sistemas de la enzima implicados en el camino biosintético de esteroides suprarrenales o, alternativamente, con un mecanismo intra-suprarrenal de CRH/corticotropin que actuaba sobre la corteza suprarrenal en una manera del paracrine.

Exceso del androgenicity explica solamente parcialmente la relación entre la obesidad y la densidad del hueso en mujeres premenopausal.
Haffner SM, Bauer RL
Departamento de la medicina, universidad de Texas Health Science Center, San Antonio.
Internacional J Obes Relat Metab Disord el 1992 de nov; 16(11): 869-74

Los temas obesos han aumentado temas no-obesos en relación con de la densidad del hueso con todo esta relación no se entiende completamente. Examinamos si las alteraciones en hormonas de sexo o proteínas obligatorias pudieron explicar el efecto de la obesidad sobre osteoporosis en 83 mujeres premenopausal del San Antonio Heart Study, un estudio sobre la base de la población de la diabetes. Medimos la testosterona total, el estradiol, la estrona, la globulina obligatoria de la hormona de sexo (SHBG), y el sulfato del dehydroepiandrosterone del suero (DHEA-SO4). La densidad del hueso fue evaluada por un absorptometer dual del fotón de Hologic. La espina dorsal lumbar y la densidad femoral del cuello fueron correlacionadas positivamente con el índice de masa corporal (BMI). Además, la densidad femoral del cuello fue correlacionada positivamente con DHEA-SO4. BMI fue correlacionado negativamente con SHBG. Después de que todavía exista el ajuste para las hormonas de sexo por la regresión linear múltiple una asociación positiva entre la densidad del hueso y la obesidad sugiriendo que la asociación entre la obesidad y la densidad del hueso es por lo menos parcialmente independiente de los esteroides del sexo en mujeres premenopausal.

Baje los niveles y el dyslipidemia endógenos del andrógeno en hombres con la diabetes no-insulina-dependiente mellitus
Barrett-Connor E
Departamento de medicina de la comunidad y de familia, Universidad de California, San Diego, La Jolla 92093-0607.
Ann Intern Med 1992 15 de noviembre; 117(10): 807-11

OBJETIVO: Para comparar niveles del andrógeno del plasma en hombres diabéticos y nondiabetic y determinar su relación al dyslipidemia diabético.

DISEÑO: Un sobre la base de la población, estudio del caso-control.

DETERMINACIÓN: Comunidad.

PARTICIPANTES: Hombres 53 a 88 años de edad del Rancho Bernardo, California, cohorte que fueron defendidos para la diabetes usando una prueba de tolerancia de glucosa oral.

MEDIDAS: Los niveles del andrógeno del plasma fueron comparados en 44 hombres con los hombres de edad comparable mellitus y 88 no-insulina-dependientes no tratados de la diabetes que tenían una prueba de tolerancia de glucosa normal. La relación de los niveles del lípido y de la lipoproteína al nivel del andrógeno y la situación diabética fueron evaluadas antes y después del ajuste según covariates.

RESULTADOS: Los hombres con diabetes tenían niveles perceptiblemente más bajos del plasma de libre (4,96 nmol/L comparados con 5,58 nmol/L) y la testosterona del total (14,7 nmol/L comparados con 17,4 nmol/L), el dihydrotestosterone (428 pg/mL comparados con 533 pg/mL), y el sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-S) (1,92 mumol/L compararon con 2,42 mumol/L) que hombres nondiabetic. También tenían un colesterol perceptiblemente más bajo de la lipoproteína de alta densidad (HDL) y niveles perceptiblemente más altos del triglicérido. Las diferencias no fueron explicadas por la obesidad, el uso del alcohol, o el hábito del cigarrillo. Total, el nivel total de la testosterona, pero no el nivel libre de la testosterona, fue correlacionado positivamente con el nivel de colesterol de HDL (P = 0,009) y correlacionado negativamente con el nivel del triglicérido (P = 0,0001). Las asociaciones similares fueron consideradas en los análisis restringidos a los hombres sin diabetes.

CONCLUSIONES: Los niveles inferiores de andrógenos endógenos se consideran en más viejos hombres diabéticos, y los niveles bajos del andrógeno se asocian a dyslipidemia diabético.

Testosterona creciente en el tipo temas diabéticos de I con retinopatía severa.
Haffner SM, Klein R, Dunn JF, SE del musgo, Klein SEA
Departamento de la medicina, universidad de Texas Health Science Center, San Antonio.
Oftalmología 1990 oct; 97(10): 1270-4

La retinopatía diabética ocurre raramente antes de la pubertad, sugiriendo que los cambios en hormonas de sexo pueden influenciar el desarrollo de esta condición. Los autores midieron la testosterona del suero, el estradiol, DHEA-S, y niveles obligatorios de la globulina de la hormona de sexo en 26 hombres y 22 mujeres con el tipo diabetes de I del estudio epidemiológico de la retinopatía diabética (WESDR), un estudio sobre la base de la población de Wisconsin de complicaciones diabéticas. La edad media era 23 años y la duración mala de la diabetes era 14 años. Los temas con retinopatía proliferativa o preproliferative (mayor o igual el nivel 51-80 de la retinopatía) fueron hechos juego por la duración de la diabetes (+/- 2 años) y el sexo a los temas con mínimo o ninguna retinopatía (inferior o igual el nivel 21 de la retinopatía). Siete fotografías retinianas estereoscópicas de cada ojo fueron obtenidas y las fotografías fueron leídas por la universidad del centro de la lectura de Wisconsin. Las concentraciones de la testosterona del suero eran perceptiblemente más altas en los temas diabéticos masculinos con ng/dl proliferativo de la retinopatía (648 +/- 36) que en los temas diabéticos masculinos con ningún de la retinopatía (512 +/- 43 ng/dl) mínimo o (P = 0,017). No otras diferencias estadístico significativas en hormonas de sexo entre los temas con y sin retinopatía proliferativa fueron observadas. Aunque estos resultados se deban mirar como preliminar debido al pequeño número de temas, apoyan la hipótesis que las concentraciones de la testosterona se pueden asociar al desarrollo de la retinopatía en el tipo pacientes diabéticos de I.

Aumente de la alfa alpha-androstane-3, glucuronide del plasma 5 de 17 beta-dioles como marcador de la acción periférica del andrógeno en hirsutismo: un efecto secundario inducido por el cyclosporine A.
Vexiau P, Fiet J, Boudou P, Villette JM, Feutren G, N resistente, Julien R, Dreux C, Bach JF, Cathelineau G
Departamento de la diabetología y de la endocrinología, Hopital St. Louis, París, Francia.
Bioquímica 1990 del esteroide de J enero; 35(1): 133-7

la hipertricosis Dosis-dependiente es un efecto secundario dermatológico común que afecta a la mayoría de pacientes tratados con el cyclosporine A (CSA). Los estudios anteriores no han demostrado la influencia de CSA en niveles de hormona específicos de sexo. El objetivo de este estudio es investigar si CSA aumenta la actividad de la alfa-reductasa 5, una enzima que transforme los andrógenos en dihydrotestosterone en tejidos periféricos. El metabilito que refleja mejor esta actividad es 5 alpha-androstane-3 la alfa, glucuronide de 17 beta-dioles (Adiol G). El estudio fue realizado en 49 pacientes insulina-dependientes de la diabetes que participaban en el ensayo clínico de doble anonimato de “Cyclosporine-Diabete-Francia”, cuyo 28 fueron tratados con CSA (16 varones y 12 hembras), y 21 recibieron solamente el placebo (10 varones y 11 hembras). Todos los pacientes experimentaron evaluaciones clínicas y del laboratorio extensas antes y durante del actual estudio. Además de Adiol G, la testosterona (t), el sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA S) y la globulina hormona-obligatoria del sexo (SHBG) fueron probados. Los niveles de Adiol G aumentaron perceptiblemente de grupos CSA-tratados: varones, 11,86 +/- 2,58 contra 7,83 +/- 2,30 nmol/l; hembras, 4,48 +/- 2,70 contra 2,10 +/- 1,22 nmol/l; P menos de 0,02 (comparación de medios). No había diferencias significativas en este parámetro antes y durante el tratamiento en los grupos masculinos o femeninos del placebo (t-prueba emparejada). Durante el período del tratamiento, T, DHEA S, SHBG y el ratio de T/SHBG no cambiaron perceptiblemente en cuanto a sus valores de línea de fondo en los grupos uces de los estudiados (comparación de medios). La comparación (usando t-prueba emparejada) mostró un aumento significativo de DHEA S en grupos CSA-tratados: varones, delta = 3,08 +/- 3,33 nmol/l, P menos de 0,01; hembras, delta = 0,98 +/- 1,13 nmol/l, P menos de 0,05. En conclusión, es posible que CSA induce hipertricosis o hirsutismo aumentando actividad de la alfa-reductasa 5 en tejidos periféricos. Sin embargo el papel de DHEA creciente S como precursor posible de Adiol G no puede ser excluido.

[Dehydroepiandrosterone. Renacimiento después de 13 años]
Sonka J
Cas Lek Cesk 1989 8 de septiembre; 128(37): 1157-60

DHEA, un precursor esteroide de andrógenos y los estrógenos tiene también un efecto inhibitorio sobre varias enzimas, a saber en la beta-hidroxilasa 11, la oxidasis del NADH y la deshidrogenasa de fosfato de la glucosa 6. Este último es la tarifa que limita la enzima del ciclo del fosfato de la pentosa. Este camino metabólico provee de las células los fosfatos extramitochondrial de NADPH y de la pentosa. NADPH se utiliza para la síntesis de ácidos grasos y de esteroides. Así como el fosfato de la ribosa 5, NADPH (como coenzima de los reductases del folato) se requiere para la síntesis de ácidos nucléicos. Una producción deficiente de DHEA se ha encontrado para ser responsable de varias enfermedades obesidad, el tipo de la diabetes - 2, hipertensión, arteriosclerasis y hyperuricemia así como crecimiento malo (síndrome bajo de DHEA). La administración de DHEA modificó favorable varios de estos desordenes metabólicos. Estos estudios fueron comenzados en nuestro laboratorio en 1962 y parados en 1976 porque éramos cortocircuito de DHEA. En aquel momento la respuesta a nuestros resultados era bastante teórica, pero los años pasados a la nueva ola del interés en DHEA pidieron dos simposios consecutivos, donde los hallazgos importantes fueron presentados (París en enero y Jena en abril de 1989). Es un daño que esta nueva tendencia, comenzada en nuestro laboratorio, no se podría perseguir hasta ahora sin la interrupción.

[Efecto del andrógeno sobre el inicio de la diabetes en los ratones de KK tratados con el aspartato monosódico]
Higuchi N, Sasaki M, Arai T, Oki Y
Departamento de bioquímica veterinaria, de universidad veterinaria y zootécnica de Nipón, Tokio, Japón.
Jikken Dobutsu el 1989 de enero; 38(1): 25-9

La diabetes obesa fue inducida por la administración monosódica del aspartato (MSA) en los ratones machos de KK y los ratones diabéticos de KK fueron divididos en dos grupos, más joven (12-week-old) y más viejo (35-week-old). Los ratones diabéticos de KK fueron castrados y administrado con el andrógeno y el efecto del andrógeno sobre aspecto de la glucosuria fue investigado. Las proteínas dependientes del rasgón del andrógeno (Mtp-M) fueron detectadas por el método de electroforesis del gel de poliacrilamida. El nivel del andrógeno de la sangre era estimado por la observación del cambio del modelo de Mtp-M. En los ratones más jovenes grupo, la glucosuria desapareció temporalmente después de la castración y después apareció naturalmente otra vez. El Mtp-M disminuido con la castración, pero no desapareció en este período experimental. En los ratones más viejos grupo, la glucosuria y Mtp-M desaparecieron totalmente y el nivel de la glucosa en sangre disminuyó considerablemente después de la castración. Sin embargo, en los ratones más viejos castrados, la glucosuria y el Mtp-M aparecieron otra vez después de la administración del dehydroepiandrosterone (DHEA), y el aumento del nivel de la glucosa en sangre fue observado. Estos resultados sugirieron fuertemente que el andrógeno tuviera un papel importante en el inicio de la diabetes en los ratones de KK tratados con MSA.

La influencia del fondo genético en la expresión de mutaciones en el lugar geométrico de la diabetes en el ratón. V. Interacción entre el gen del DB y los correlativos esteroides de los sulfotransferases del sexo hepático con susceptibilidad género-dependiente a la hiperglucemia.
Leiter EH, buhonero HD, Coleman DL
Jackson Laboratory, puerto de la barra, Maine 04609.
Endocrinología el 1989 de febrero; 124(2): 912-22

El sulfurylation esteroide representa un mecanismo potencial para controlar el nivel de esteroides activos dentro de un tejido. Hemos aclarado una interacción fondo-dependiente de la tensión innata entre la mutación de la diabetes (DB) y las enzimas del sulfotransferase del esteroide (ST), potencialmente modulando el nivel de hormonas esteroides activas o de sus precursores en el hígado. Los mutantes de Gonadectomized eran analizados para correlacionar cómo la variación de la tensión y género-dependiente en actividades del ST obró recíprocamente con el DB para alcanzar diabetogenesis. Ambos sexos en el fondo de C57BL/KsChp (BKs) desarrollaron hiperglucemia severa del temprano-inicio, y gonadectomy no podida para prevenir la diabetes. En cambio, C3HeB/FeChp (C3HeB) - varones de db/db, pero no las hembras, eran diabetes susceptible, y la susceptibilidad masculina era totalmente dependiente sobre la testosterona testículo-derivada endógena. La resistencia femenina, a su vez, era dependiente sobre los esteroides ováricos del sexo. Los requisitos diferenciados de BKs- y los varones y las hembras de C3HeB-db/db para los esteroides gonadales del sexo se podían explicar en base de la fuerza diferenciada de la interacción entre la mutación del DB y las actividades hepáticas del ST. El ST hepático de hembras adultas normales sulfurylated el dehydroepiandrosterone (DHEA), mientras que esta actividad desapareció en los cytosols de varones adultos normales por 8 semanas de la edad. Esta incapacidad sexual dimorfa a los andrógenos del sulfurylate (pre) fue controlada por la testosterona. La susceptibilidad diabetógena en los ratones del mutante de BKs de ambos sexos fue asociada a la depresión marcada del sulfurylation del preandrogen/del andrógeno [mutantes femeninos que exhiben por lo menos un sulfurylation reducido de cinco veces de DHEA en una concentración cercano-fisiológica (0,2 microM)]. Este sulfurylation reducido del preandrogen/del andrógeno ocurrió concomitante a una aceleración de diez veces del sulfurylation de la estrona (E1) en una concentración limitadora (de 0,2 microM), esencialmente produciendo un estado hepático hyperandrogenized del tejido. Estos cambios extremos en preferencias del substrato del ST no fueron observados en las hembras diabetes-resistentes de C3HeB-db/db. El análisis cinético del ST hepático semipurificado de hembras de BKs-db/db mostró una disminución de diez veces del kilómetro para E1 (evidente kilómetro = 0,9 microM en mutantes contra el microM 9,0 en normals). Considerando que el kilómetro para DHEA no diferenció del valor del control, el ST hepático de hembras de BKs-db/db mostró una velocidad máxima diez veces disminuida para el sulfurylation de DHEA (1230 contra 12750 pmol/mg.h en preparaciones del control). Los efectos antihiperglicémicos de la terapia dietética E1 fueron asociados al sulfurylation aumentado del andrógeno en hembras de BKs-db/db y a la restauración del sulfurylation del andrógeno en varones de BKs-db/db.

Efectos terapéuticos del dehydroepiandrosterone (DHEA) y de sus metabilitos en ratones obesos-hyperglycemic del mutante.
Coleman DL
Jackson Laboratory, puerto de la barra, YO 04609.
Biol Res 1988 de Prog Clin; 265:161-75

Dehydroepiandrosterone (DHEA) alimentado en 0,4%, y sus metabilitos, 3 alfa-hydroxyetiocholanolone (alfa-Y) y 3 beta-hydroxyetiocholanolone (beta-Y), alimentado en 0,1%, habían marcado propiedades antihiperglicémicas y de la anti-obesidad en ratones del mutante con las solas mutaciones de la obesidad del gen (diabetes, DB; obeso, ob; amarillo viable, Avy). Los efectos terapéuticos diferenciaron dependiendo de la mutación así como del fondo innato en los cuales la mutación fue mantenida. Estos esteroides previnieron el inicio de la hiperglucemia y redujeron el índice de aumento de peso en ratones de C57BL/6J-db/db y de ob/ob, mientras que en ratones de C57BL/KsJ-db/db, sólo la hiperglucemia fue prevenida. El mutante amarillo viable (de Avy), exhibiendo una condición de la obesidad más lentamente que se convertía, respondió a todos los esteroides con una disminución marcada del índice de aumento de peso asociado a concentraciones disminuidas de la insulina del plasma. El tratamiento esteroide de la mayoría de los mutantes del ratón fue asociado a la toma de comida normal o creciente, una característica que sugiere una disminución de la eficacia metabólica. Para evaluar cualquier despilfarro de la energía potencial por el estímulo esteroide de ciclos vanos mirábamos los índices de lipogenesis, de gluconeogénesis y de consumo del oxígeno en ratones normales y del mutante esteroide-tratados. Con la excepción posible del índice de gluconeogénesis que en mutantes de la obesidad fue reducida constantemente a normal por el tratamiento, no hay cambios metabólicos de la suficiente magnitud para explicar la disminución marcada de la eficacia metabólica. Todos los tratamientos reforzaron la acción de la insulina. Esta potenciación puede cambiar el equilibrio hormonal tales que los cambios de menor importancia en los índices de muchos caminos metabólicos pueden obrar recíprocamente para producir una disminución grande de la eficacia metabólica.

Intervención hormonal: “proteja las hormonas” o la “dependencia del estado”. El papel del dehydroepiandrosterone (DHEA), de la hormona tiroidea, del estrógeno y de la hipofisectomia en el envejecimiento.
Regelson W, Loria R, Kalimi M
Departamento de la medicina, universidad médica de Virginia, Richmond 23298.
Ana N Y Acad Sci 1988; 521:260-73

No extracto.

Modulación del crecimiento, de la diferenciación y de la carcinogénesis por dehydroepiandrosterone.
Gordon GB, Shantz LM, Talalay P
Departamento de farmacología y de ciencias moleculares, Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins, Baltimore, Maryland 21205.
Enzima Regul 1987 de los Adv; 26:355-82

Dehydroepiandrosterone (3 beta-hydroxy-5-androsten-17-one; DHEA) y sus conjugaciones son los esteroides de circulación abundantes que originan en gran parte de la corteza suprarrenal. Sus niveles disminuyen profundo con edad en los seres humanos de ambos sexos, pues sube la incidencia de la mayoría de los cánceres. Los niveles bajos de estos esteroides se han asociado a la presencia y arriesgan el ofdevelopment del cáncer. La administración de DHEA a los roedores produce la protección contra tumores espontáneos y carcinogénesis química, suprime aumento de peso sin perceptiblemente afectar a la toma de comida, mejora la severidad de la diabetes en ratones genético diabéticos, y refrena procesos autoinmunes. DHEA y los esteroides relacionados también presionan los efectos mitogénicos de agentes carcinógenos, de promotores del tumor y de lectins de la planta, y bloquean transformaciones virales y agente-inducidas de la célula. DHEA y ciertos congeners son también inhibidores potentes y muy específicos de las deshidrogenasas de mammalianglucose-6-phosphate. Hemos observado que la conversión de las copias del preadipocyte 3T3-L1 y 3T3-F442A al fenotipo del adipocyte, en respuesta a los estímulos apropiados de la diferenciación (suero fetal del becerro, insulina, dexamethasone, y 1 methyl-3-isobutylxanthine), es bloqueada por DHEA y otros inhibidores esteroidales de la deshidrogenasa de glucose-6-phosphate. Los requisitos estructurales para bloquear la diferenciación del adipocyte y para inhibir la deshidrogenasa de glucose-6-phosphate se correlacionan de cerca. Las pruebas se revisan que sugieren que la inhibición de glucose-6-phosphatedehydrogenase es central a las acciones anticarcinogenic y de diferenciación-bloqueos de DHEA y de esteroides relacionados. Las copias del preadipocyte 3T3 proporcionan un sistema valioso para el análisis de los mecanismos de los efectos de DHEA sobre crecimiento, la diferenciación y la carcinogénesis. (94 Refs.)

Los metabilitos androgénicos y estrogenic en el suero de ratones alimentaron dehydroepiandrosterone: relación a los efectos antihiperglicémicos.
Leiter EH, WG de Beamer, Coleman DL, Longcope C
Metabolismo el 1987 de sept; 36(9): 863-9

El prehormone esteroide, dehydroepiandrosterone (DHEA) tiene efectos hyperglycemic del potentanti cuando está alimentado adentro la dieta de los ratones genético diabéticos de C57BL/KsJ-db/db. El propósito de esta investigación era analizar cambios en niveles esteroides del sexo en el suero de los ratones alimentados DHEA, y comparar las potencias antihiperglicémicas de los diversos metabilitos para aclarar el mecanismo de la acción de DHEA. Los radioinmunoanálisis esteroides mostraron que DHEA dietético incorporó la sangre en altas concentraciones y fue metabolizado activamente a ambos andrógenos (testosterona, T; dihydrotestosterone, DHT) y estrógenos (estrona, E1; 17 beta-estradiol, E2). Este metabolismo no requirió las glándulas suprarrenales o las gónadas intactas. En varón normales de C57BL/KsJ (+/+), la conversión de DHEA a los andrógenos era la característica prominente; en los varones de db/db, DHEA que alimenta no sólo el suero creciente T y DHT, pero también suero E1 y niveles E2. Los ratones de db/db habían aumentado las cantidades de tejido adiposo que secuestraron 3H-E2 más intravenoso inyectado; estas grasas de cuerpo adicionales podían explicar la aromatización creciente de los precursores DHEA-derivados del estrógeno. Las comparaciones de las potencias antihiperglicémicas relativas de metabilitos esteroides androgénicos y estrogenic de DHEA en ratones de db/db mostraron que los estrógenos y los metabilitos con las propiedades estrogenic (androstenediol) o eso el convertible a los estrógenos (sulfato de DHEA) era el más potente. Aunque 17 beta-E2 fueran eficaces por inyección o per os, DHEA era eficaz solamente cuando estaba administrado per os, implicando la conversión de la zona alimenticia de DHEA a reactivo más biológicamente activos. De acuerdo con la posición giratoria de DHEA como prehormone para los andrógenos, los estrógenos, los andetiocholanolones, una explicación de los efectos aparentemente paradójicos ejercidos por este compuesto en el bloqueo de enfermedad autoinmune, la hiperglucemia, la obesidad, y la neoplasia fueron propuestos.


Haga clic para ir al Web site del Life Extension Foundation


Todo el © 1995-2000 de Copyright del contenido por el Life Extension Foundation