Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Vértigo

EXTRACTOS

imagen

Vértigo episódico: causas del sistema nervioso central.

Baloh RW. Departamento de la neurología, división de cirugía (cabeza y cuello), Facultad de Medicina del UCLA, Los Ángeles, California 90095-1769, los E.E.U.U. rwbaloh@ucla.edu

Curr Opin Neurol. El 2002 de febrero; 15(1): 17-21.

Tipo episódico de la ataxia - 2 es un síndrome episódico prototípico del vértigo y de la ataxia que es causado por mutaciones en el gen CACNA1A del canal del calcio. Los descubrimientos recientes con respecto a los mecanismos moleculares que son la base de este síndrome proporcionan un modelo para entender los síndromes episódicos familiares mas comunes del vértigo, particularmente ésos asociados a jaqueca. El vértigo debido a la enfermedad cerebrovascular puede estar de origen periférico o central, y puede imitar desordenes vestibulares periféricos más benignos. Los pequeños infartos en el cerebelo y la médula lateral pueden presentar con vértigo sin otros síntomas que localizan.

¿La habituación vestibular todavía tiene un lugar en el tratamiento del vértigo posicional paroxismal benigno?

Banfield GK, madera C, caballero J. Department de la otorrinolaringología, hospital del primero de mayo, Thornton Heath, Surrey, Reino Unido.

J Laryngol Otol. El 2000 de julio; 114(7): 501-5.

La partícula que colocaba procedimientos de nuevo tales como la maniobra de Epley ha llegado a ser popular en la gestión del vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) a expensas de terapias más tradicionales tales como habituación vestibular. Analizábamos anticipado la respuesta de los pacientes consecutivos que presentaban con BPPV al tratamiento con ejercicios vestibulares de la habituación usando una hoja de la cuenta del síntoma antes y después del tratamiento. Entonces siguieron a este mismo grupo paciente, por término medio tres años, ocho meses después de la descarga, para determinar su respuesta a largo plazo al tratamiento. Los resultados del estudio demostraron una tasa de respuesta a corto plazo excelente al tratamiento pero un de alto nivel de la repetición después de descarga. La mayoría de los pacientes que experimentaron otros síntomas que seguían descarga eran sin embargo independientes y podían volver a su habituación ejercitan sin la necesidad de la entrada médica adicional. El objetivo en la gestión de estos pacientes debe ser proporcionar independencia a largo plazo así como la curación a corto plazo y pueden ser que esto todavía no se haya demostrado bien con la maniobra de Epley. Debe también ser recordado que la partícula que coloca maniobras de nuevo no se puede utilizar en todos los pacientes por ejemplo los que sufran con patología cervical o torácica de la espina dorsal y que algo no podrán responder en absoluto. Creemos que la habituación vestibular conserva un papel útil en el tratamiento de BPPV.

Respiración mitocondrial mejorada del cerebro y del músculo con CoQ. In vivo un estudio por la espectroscopia 31P-MR en pacientes con los cytopathies mitocondriales.

Barbiroli B, Iotti S, di Medicina Clinica e Biotecnologia Applicata D. Campanacci, Universita di Bologna, Italia de Lodi R. Dipartimento. barbirol@med.unibo.it

Biofactors. 1999;9(2-4):253-60.

Utilizamos in vivo la espectroscopia de resonancia magnética del fósforo (31P-MRS) para estudiar el efecto de CoQ10 sobre la eficacia de la respiración mitocondrial del cerebro y del músculo esquelético en diez pacientes con los cytopathies mitocondriales. Antes de CoQ, el cerebro [polimerización en cadena] era notable más bajo en pacientes que en controles, mientras que [pi] y [ADP] eran más alto. Libres cytosolic del cerebro [Mg2+] y el delta G de la hidrólisis del ATP eran también anormales en todos los pacientes. La SEÑORA también reveló la función mitocondrial anormal en los músculos esqueléticos de todos los pacientes, como se muestra por un índice disminuido de recuperación de la polimerización en cadena del ejercicio. Después de seis-meses del tratamiento con CoQ (150 mg/día), todas las variables Señora-mensurables del cerebro así como el índice de respiración mitocondrial del músculo fueron mejorados notable en todos los pacientes. Estos in vivo hallazgos muestran que el tratamiento con CoQ en pacientes con los cytopathies mitocondriales mejora la respiración mitocondrial en cerebro y músculos esqueléticos, y son constantes con la opinión de Lenaz que aumentó la concentración de CoQ en los aumentos mitocondriales de la membrana la eficacia de la fosforilación oxidativa independientemente de déficit de la enzima.

Nistagma abajo de derrota posicional en 50 pacientes: desordenes cerebelosos y canalithiasis semicircular anterior posible.

Bertholon P, Bronstein, RA de Davies, Rudge P, Thilo kilovoltio. CHU de Saint Etienne, Hopital Bellevue, St. Etienne, Francia.

Psiquiatría de J Neurol Neurosurg. El 2002 de marcha; 72(3): 366-72.

OBJETIVOS: Para aclarar la significación clínica abajo del nistagma posicional del golpe (pDBN).

MÉTODOS: Una discusión de los hallazgos neuro-otológicos en 50 pacientes consecutivos con el pDBN.

RESULTADOS: En 38 pacientes había pruebas de la enfermedad del CNS (grupo central) pero en 12 no había (grupo idiopático). En el grupo del CNS, presentando los síntomas eran paso, discurso, y disfunción autonómica mientras que en grupo idiopático los pacientes divulgaron sobre todo vértigo posicional. El neurológico principal y el oculomotor firma adentro el grupo del CNS fueron explicados por la disfunción cerebelosa, incluyendo 13 pacientes con atrofia del sistema múltiple. En pacientes con atrofia del sistema múltiple con un componente extrapiramidal prominente, la presencia de pDBN era útil en la diagnosis diferenciada del parkinsonismo anormal. Ningún paciente con el pDBN tenía la malformación de Arnold-Chiari, una causa común abajo del nistagma constante del golpe (DBN). En el grupo idiopático, el pDBN tenía características que sugirieron un desorden periférico del laberinto: vértigo, adaptación, y habituación. En seis pacientes un componente torsional adicional fue encontrado (simultáneamente al pDBN en tres). Las características inusuales para el desorden periférico eran: la maniobra bilateral del DIX-Hallpike del positivo en nueve de 12 pacientes y la provocación selectiva por la cabeza-ejecución recta maniobran en dos.

CONCLUSIÓN: Se discute que algunos pacientes con el pDBN idiopático tienen vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) con el lithiasis del canal anterior. El componente torsional puede ser débil, debido a la orientación predominante sagital del canal anterior, y no se puede considerar fácilmente clínico. La provocación del nistagma por el DIX-Hallpike bilateral y la cabeza-ejecución recta se puede explicar por la orientación ascendente de la vertical del segmento ampullary del canal anterior en la posición principal vertical normal. Tal orientación hace especificidad de derecha a izquierda con la maniobra DIX-Hallpike menos importante que para el canal posterior BPPV. Esta orientación requiere otro a la baja movimiento de la cabeza, alcanzado a menudo con la posición recta de la cabeza-ejecución, para provocar la migración de los canaliths. La maniobra recta de la cabeza-ejecución se debe realizar en todos los pacientes con una historia del vértigo posicional y de una maniobra negativa DIX-Hallpike.

[Vértigo posicional paroxismal benigno del canal horizontal. Características clínicas en 25 pacientes] [Artículo en francés]

Bertholon P, MB de Faye, Tringali S, Martin Ch. Mantenga ORL, Hopital Bellevue, cedex 02, Francia de 42055 Saint-E'tienne.

Ann Otolaryngol Chir Cervicofac. El 2002 de abril; 119(2): 73-80.

OBJETIVOS: Para revisar las características clínicas del vértigo posicional paroxismal benigno del canal horizontal (HC-BPPV).

PACIENTES Y MÉTODOS: Estudio retrospectivo (septiembre de 1999 a marzo de 2001) de 25 pacientes con HC-BPPV. Los pacientes se quejaron del vértigo posicional asociado a la dirección que cambiaba el nistagma posicional horizontal, geotrópico o ageotropic.

RESULTADOS: El nistagma horizontal fue accionado en todos los pacientes cuando era rodado a cualquier lado en una posición supina (la cabeza aumentó 30 grados) y en 14 pacientes por la maniobra del DIX Hallpike. El nistagma era geotrópico en 15 pacientes y ageotropic en 10. Varía a tiempo en 4 pacientes con un cambio en 3 (de geotrópico a ageotropic en 2 y a ageotropic a geotrópico en 1) y 4 cambios en 10 días en otro paciente. En un paciente con traumatismo craneal, el HC-BPPV fue asociado actualmente al vértigo posicional paroxismal benigno del canal posterior ipsolateral (PC-BPPV), y a su nistagma rotativo-para arriba característico del golpe. Interesante, 4 pacientes tenían una historia anterior de PC-BPPV ipsolateral y en 5 otros un PC-BPPV ipsolateral ocurrió después del HC-BPPV. Aunque la recuperación espontánea de HC-BPPV fuera común en la mayoría de los pacientes, los 270 grados “asan a la parilla la rotación” o una “posición prolongada respecto al lado sano” era eficaz en algunos pacientes.

CONCLUSIÓN: Los pacientes con vértigo posicional deben experimentar DIX colocación de Hallpike y las vueltas principales laterales supinas pues esta última maniobra es más eficiente diagnosticar un HC-BPPV. La transformación del nistagma horizontal posicional (geotrópico-ageotropic) y la asociación con una ayuda de PC-BPPV la diagnosis de un HC-BPPV.

Vértigo cervical.

Brandt, T., Bronstein, mañana.

J. Neurol. Neurosurg. Psiquiatría el 2001 de julio; 71(1): 8-12.

DISPONIBLE NO ABSTRACTO

Biloba del Ginkgo (EGb 761) en el tratamiento de los desordenes del equilibrio.

Cesarani A, Meloni F, Alpini D, Barozzi S, Verderio L, Boscani PF. Instituto de la otorrinolaringología, universidad de Sassari, Italia.

Adv Ther. 1998 septiembre-octubre; 15(5): 291-304.

En un abierto, el estudio controlado, 44 quejarse de los pacientes del vértigo, vértigos, o ambos, causados por desordenes vestibulares vasculares fueron tratados aleatoriamente con el extracto del magnesio 80 del biloba del Ginkgo (EGb 761) dos veces al día o con el magnesio 16 del diclorhidrato del betahistine (BI) dos veces al día por 3 meses. Un examen neuro-otologic y equilibrimetric completo fue realizado en la línea de fondo y después de 3 meses del tratamiento, con la evaluación de hallazgos clínicos. En el primer mes de la terapia, el vértigo y los vértigos mejoraron en 64,7% de pacientes tratados con BI y en el 65% de los que recibieron EGb 761. Comparado a la línea de fondo, no se observó ningunos cambios estadístico significativos en las exploraciones craneales para los pacientes con un modelo craneal “central”. Asimismo, no se observó ningunos cambios contra línea de fondo en ambos grupos para la cuenta del equilibrio. La batería completa de la prueba mostró los hallazgos siguientes: EGb 761 indujo una disminución leve del retraso sacádico y aumentó considerablemente velocidades sacádicas; El BI mejoró exactitud sacádica pero no modificó retraso; EGb 761 mejoró aumento liso de la búsqueda en 0,4 herzios 40 degrees/s tres veces más que el BI; ambas drogas asimétrico redujeron velocidad máxima del nistagma en 40 degrees/s; ambas drogas asimétrico mejoraron el reflejo vestibulo-ocular sinusoidal; BI reducido considerablemente--considerando que EGb 761 mejorado considerablemente--reflejo ocular visuovestibular. No se registró ningunos efectos secundarios durante el ensayo a excepción de dolor de cabeza suave transitorio y trastorno gástrico en 2 pacientes que recibían EGb 761 y cianosis transitoria de clavos y de labios en 1 BI dado paciente. Estos resultados sugieren que EGb 761 y el BI actúen en diversos sitios del receptor del equilibrio y muestran que EGb 761 puede mejorar considerablemente la función oculomotora y visuovestibular.

La enfermedad de Meniere: descripción, epidemiología, e historia natural.

costa SS, de Sousa LC, Sr. de DA de Piza. El departamento de cirugía de la cabeza y del cuello de la otorrinolaringología, Facultad de Medicina, Universidade federal hace Río Grande del Sur, el Brasil. sadycosta@hotmail.com

Norte de Otolaryngol Clin. El 2002 de junio; 35(3): 455-95.

La enfermedad de Meniere es una enfermedad del oido interno caracterizado por una tríada de síntomas: síntomas vestibulares, síntomas auditivos, y presión. El correlativo patológico de la enfermedad de Meniere es hydrops endolinfáticos y el etiopathogenesis implica una deficiencia en la absorción de la endolinfa. La patofisiología de los síntomas todavía se disputa: las rupturas membranosas, la presión y la dislocación mecánica de los órganos de extremo, o la obstrucción siguieron por una liquidación precipitada del conducto endolinfático. El curso de la enfermedad puede ser progresivo o nonprogressive y, además de la presentación típica de la enfermedad de Meniere, dos variaciones del desorden se han identificado: la enfermedad de Meniere coclear, y la enfermedad de Meniere vestibular. Puede estar roto más a fondo en dos subconjuntos: El síndrome de Meniere, con una causa sabida y establecida, y la enfermedad de Meniere, en la cual la causa parece ser idiopática. Es probable que haya los factores raciales (genético) así como ambientales que influencian diferencias en incidencia entre países y entre diversas secciones de países. La enfermedad es mucho más común en adultos, con una edad media del inicio en la cuarta década, los síntomas comenzando generalmente entre las edades 20 y 60 años. La enfermedad de Meniere es (grueso) igualmente común en cada sexo, y los oídos derechos e izquierdos se afectan con frecuencia bastante igual. La diagnosis de la enfermedad de Meniere está por la exclusión, y una historia cuidadosa es la guía más importante a una diagnosis correcta. Su tratamiento médico es en gran parte empírico. La cirugía puede ser considerada cuando, incluso después terapia médica, la enfermedad progresa y los síntomas llegan a ser insuperables. La cirugía puede ser conservadora o destructiva. Bilaterality debe ser considerado al decidir a la mejor opción quirúrgica para un paciente con la enfermedad de Meniere. Es la opinión de los autores que la cirugía endolinfática del saco es una extensión del tratamiento conservador.

Diagnosis y tratamiento de la iniciación para los desordenes periféricos del sistema: desequilibrio y vértigos con la audiencia normal.

EL-Kashlan HK, Telian SA. División de otología Neurotology/de la cirugía baja del cráneo, departamento de otorrinolaringología, Universidad de Michigan, Ann Arbor, Michigan 48109-0312, los E.E.U.U. hussam@umich.edu

Norte de Otolaryngol Clin. El 2000 de junio; 33(3): 563-78.

Los desordenes que afectan al sistema vestibular periférico implican comúnmente el sistema auditivo periférico que causa pérdida de oído. Hay varios desordenes, sin embargo, que implican selectivamente el sistema vestibular periférico que causa vértigos sin pérdida de oído. Estos desordenes incluyen vértigo posicional paroxismal benigno, neuritis vestibular, vestibulopathy idiopático vestibulopathy, y bilateral vestibulopathy, familiar periódico. Este artículo revisa estos desordenes y su diagnosis y gestión.

El canalith que coloca el procedimiento de nuevo para el tratamiento del vértigo posicional paroxismal benigno: un ensayo controlado seleccionado al azar.

Froehling DA, Bowen JM, Mohr DN, derecho de Brey, Beatty CW, PC de Wollan, Doctor en Medicina de Silverstein. División de medicina interna general del área, Mayo Clinic, Rochester, Minnesota. 55905, los E.E.U.U.

Mayo Clin Proc. El 2000 de julio; 75(7): 695-700.

OBJETIVO: Para comparar el canalith que coloca el procedimiento de nuevo (CRP) con una maniobra del impostor para el tratamiento del vértigo posicional paroxismal benigno.

PACIENTES Y MÉTODOS: Reclutamos a 50 pacientes con una historia del vértigo posicional y del nistagma posicional unilateral en el examen físico (maniobra DIX-Hallpike). Seleccionaron al azar a los pacientes al CRP (n = 24) o a una maniobra del impostor (n = 26). Los resultados medidos incluyeron la resolución del vértigo y del nistagma posicional en el examen de la continuación.

RESULTADOS: La duración mala de la continuación era 10 días para ambos grupos. La resolución de síntomas fue divulgada por 12 (el 50%) de los 24 pacientes en el grupo de CRP y por 5 (el 19%) de los 26 pacientes en el grupo del impostor (P = .02). Los resultados de la maniobra DIX-Hallpike eran negativos para el nistagma posicional en 16 (el 67%) de 24 pacientes en el grupo de CRP y en 10 (el 38%) de 26 pacientes en el grupo del impostor (P = .046).

CONCLUSIÓN: El CRP es tratamiento eficaz del vértigo posicional paroxismal benigno, y este procedimiento se puede realizar por los internos generales en pacientes no internados con este desorden.

Anormalidades posturales a largo plazo en vértigo posicional paroxismal benigno.

PÁGINA de Giacomini, Alessandrini M, Magrini A. Department de la otorrinolaringología, universidad de Roma Tor Vergata, Roma, Italia. digirolamo@med.uniroma2.it

Espec. de ORL J Otorhinolaryngol Relat. 2002 julio-agosto; 64(4): 237-41.

El vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) es un desorden en el cual los pacientes sufren del vértigo rotativo agudo debido a la presencia de ruina otoconial libre que emigran en uno o más canales semicirculares durante los movimientos principales y dando por resultado el estímulo anormal de la cresta ampullary. Una pérdida prolongada de equilibrio del origen confuso está también presente. El posturography estático es una herramienta útil para el estudio de los sistemas de control posturales y de su papel en estas anormalidades. El objetivo del actual estudio era evaluar la frecuencia de la oscilación del cuerpo y la inestabilidad del largo plazo de los pacientes de BPPV por análisis de frecuencia del posturography. Sujetaron a veinte pacientes con el canalithiasis del canal semicircular posterior y 20 controles normales al posturography estático. El consentimiento informado fue obtenido de todos los temas. Probaron a los pacientes 1 h después de diagnosis, y 3 días y 12 semanas después del Epley característico que colocaba maniobra de nuevo. Los pacientes con la oscilación perceptiblemente creciente mostrada BPPV del cuerpo en el lateral (x) y (y) los aviones anteroposteriores compararon a los temas normales. La oscilación corporal con un espectro de la amplio-frecuencia fue observada en cerrado y abre pruebas del ojo. La maniobra que colocaba de nuevo disminuyó la oscilación del cuerpo del avión de X, mientras que la oscilación anteroposterior era sin cambios. Doce semanas después del tratamiento, una normalización de la oscilación anteroposterior fue observada. Los resultados de este estudio sugieren que el disturbio postural a largo plazo asociado a BPPV diferencie del desequilibrio agudo que se desploma después del canalith que coloca de nuevo: el anterior es un avión sagital/una oscilación amplia del cuerpo del espectro, mientras que este último es sobre todo un avión frontal/una oscilación de baja fricción. La maniobra de Epley fue mostrada para reducir la oscilación frontal, una anormalidad postural que se pudo por lo tanto ligar a la función posterior del canal semicircular. Inversamente, la oscilación sagital observada del cuerpo fue aliviada solamente parcialmente por la restauración de la función del canal, y por lo tanto, puede ser relacionado más con los vértigos crónicos observados en estos pacientes. Copyright S. 2002 Karger AG, Basilea

[Vértigo posicional paroxismal benigno] [Artículo en noruego]

Goplen F, Nordahl SH. Kompetansesenter para el mineral-nese-halsavdelingen Haukeland Sykehus 5021 Bergen del sykdommer del vestibulaere. frederik.goplen@ore.uib.no

Tidsskr ni Laegeforen. 10 de junio 2002; 122(15): 1463-6.

FONDO: El vértigo posicional paroxismal benigno es un desorden del oido interno que causa breves ataques del vértigo intenso y del nistagma rotativos que ocurren poco después de ciertos movimientos principales bien definidos. El actual comentario discute el tratamiento de esta enfermedad en relación con nuevo conocimiento sobre su epidemiología y patogenesia.

MATERIAL Y MÉTODOS: Un comentario se da basado en nuestra experiencia y una búsqueda de Medline de la literatura relevante publicada durante los diez años pasados.

RESULTADOS: El desorden es común; aumentos del predominio con edad. Ahora hay acuerdo general que los síntomas son causados por las partículas flojas en la endolinfa del oido interno. El tratamiento colocando maniobras de nuevo ha probado eficaz.

INTERPRETACIÓN: El tratamiento del vértigo posicional paroxismal benigno es seguro, de manera efectiva, y barato. Debe comenzar a la hora de diagnosis. La gestión de casos típicos debe ser posible en un ajuste de la práctica general.

[Vértigo posicional paroxismal benigno traumático: diagnosis y tratamiento] [Artículo en hebreo]

CR de Gordon, Joffe V, Levite R, Gadoth N. Department de la neurología, Meir General Hospital, Kfar Saba.

Harefuah. El 2002 de nov; 141(11): 944-7, 1012, 1011.

Aunque el traumatismo craneal sea la causa del vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) en el cerca de 15% de casos, las características y la respuesta clínicas al tratamiento en este grupo particular de pacientes no fueron evaluadas previamente. Presentamos 20 casos de BPPV traumático: 12 casos identificados a partir de 150 pacientes consecutivos de BPPV diagnosticados en nuestra clínica de los vértigos; y 8 cajas diagnosticadas a partir de 75 pacientes consecutivos del traumatismo craneal vistos en la sala de urgencias. En todos los pacientes la diagnosis clínica fue confirmada por la maniobra DIX-Hallpike y todos fueron tratados por el procedimiento de Epley. Los resultados de tratamiento fueron comparados a los de 40 pacientes consecutivos con BPPV idiopático. Había una amplia gama y una severidad del traumatismo craneal incluyendo el accidente de carretera (7), diversas caídas (5), soplo al (5) principal y (3) diverso. Dos pacientes experimentaron la breve pérdida de conciencia. Diagnosticaron a solamente dos pacientes como BPPV antes de la remisión a nuestra clínica. Cuando estaban presentados a nuestra clínica de los vértigos diagnosticaron a los pacientes como sigue: vértigos sin especificar (7), vértigo cervical (4) y ataque isquémico transitorio (1). Cinco pacientes (el 25%) tenían BPPV bilateral. Ocho pacientes (el 40%) tenían resolución completa de los síntomas y de las muestras que seguían un solo tratamiento mientras que 12 tratamientos físicos adicionales requeridos de los pacientes (el 60%) hasta la resolución completa de BPPV fueron alcanzados. Durante la continuación, 11 pacientes (el 55%) tenían ataques periódicos de BPPV. Treinta y cuatro pacientes con BPPV idiopático (el 85%) tenían una sola sesión acertada del tratamiento mientras que los otros requeridos repitieron tratamientos físicos hasta la resolución completa de BPPV. Concluimos que BPPV traumático debajo-está reconocido o diagnosticado probablemente en práctica clínica. La respuesta a un solo tratamiento físico parece ser menos favorable que en BPPV idiopático. La maniobra DIX-Hallpike es obligatoria en todos los pacientes con vértigos y vértigo después de traumatismo craneal.

Síntomas del vértigo en práctica general: un estudio anticipado de la diagnosis.

Hanley K, O Dowd T. Rathmullen, Co Donegal, Irlanda. nunan@gofree.indigo.ie

Br J Gen Pract. El 2002 de oct; 52(483): 809-12.

FONDO: Hay pocas pruebas publicadas de la experiencia de la práctica general de los resultados de diagnóstico cuando los síntomas del presente del vértigo. Es qué investigación allí ha sido dominado por los centros del especialista. Esto da una vista sesgada del predominio de las causas de tales síntomas. AIM: Para describir la diagnosis probable de síntomas del vértigo.

DISEÑO DE ESTUDIO: Estudio ficticio anticipado

MÉTODOS: Reclutaron a trece GPs y entrenado para evaluar y para seguir clínico a todos los pacientes que presentaban con síntomas del vértigo sobre datos del Edad-sexo del semestre fueron recolectados simultáneamente en las que consultaron con vértigos no-vertiginosos.

RESULTADOS: Las diagnosis principales asignadas por los GPs en 70 pacientes eran vértigo posicional benigno, neuronitis vestibular agudo y la enfermedad de Meniere, que juntos explicó el 93% (intervalo de confianza del 95% el = 71% a 100%) de los síntomas de los pacientes. Manejaron al noventa y uno por ciento de pacientes en práctica general y el 60% recibieron una prescripción para un sedativo vestibular.

CONCLUSIÓN: Este estudio sugiere que las presentaciones de síntomas del vértigo se puedan diagnosticar clínico en la mayoría de los casos. Las diagnosis registradas por los GPs diferencian en proporción a ésas en centros del especialista, con un número más grande de pacientes que sufren de vértigo posicional benigno y de neuronitis vestibular agudo en práctica general, al contrario de los centros del especialista, que consideran a más pacientes con la enfermedad de Meniere.

Tratamiento del vértigo posicional benigno usando la maniobra del semont: eficacia en los pacientes que presentan sin nistagma.

Haynes DS, JR de Resser, Labadie RF, CR de Girasole, Kovach BT, Scheker LE, caminante DC. Vanderbilt Bill Wilkerson Center para la otorrinolaringología y las ciencias comunicativas, Nashville, Tennessee, los E.E.U.U.

Laringoscopio. 2002 mayo; 112(5): 796-801.

OBJETIVO: Para evaluar y comparar la eficacia de la maniobra liberatory de Semont en el vértigo posicional paroxismal benigno “objetivo” (BPPV) definido como vértigo con el nistagma geotrópico en el DIX-Hallpike que coloca contra BPPV “subjetivo” definido como vértigo sin nistagma en la colocación DIX-Hallpike.

DISEÑO DEL ESTUDIO: Comentario retrospectivo de la carta.

MÉTODOS: Identificaron a cientos sesenta y dos pacientes con vértigo posicional durante la colocación del DIX Hallpike. Evaluaron a los pacientes para la presencia o la ausencia de nistagma. Todos los pacientes experimentaron la maniobra liberatory de Semont. La condición del paciente en la continuación fue documentada en 3 semanas como completa, parcial, o fracaso. Los procedimientos repetidos fueron realizados en caso de necesidad.

RESULTADOS: Había 127 casos de BPPV objetivo y 35 casos de BPPV subjetivo. Total, el 90% de todos los pacientes probados tenían mejora significativa de su vértigo después de 1,49 maniobras por término medio. La mejora fue considerada en el 91% de pacientes con BPPV objetivo después de 1,59 maniobras por término medio, comparado con el 86% en BPPV subjetivo después de 1,13 maniobras por término medio (la prueba chi2, no significativas [P = .5]). Los pacientes con una historia del origen o de la causa traumático tenían un índice de éxito total del 81% comparado con el 92% para las causas o los orígenes nontraumatic (prueba chi2, no significativas [P = .1]). Las repeticiones fueron consideradas en el 29% de pacientes después de una maniobra inicial acertada; sin embargo, el 96% de estos pacientes respondieron a otras maniobras. Cuatro pacientes con síntomas persistentes después de la gestión conservadora experimentaron la obstrucción posterior del canal semicircular con la resolución de síntomas.

CONCLUSIÓN: La maniobra liberatory de Semont provee del alivio del vértigo en pacientes vértigo posicional, incluso en pacientes sin nistagma objetivo.

La maniobra de Epley para el vértigo posicional paroxismal benigno--un comentario sistemático.

Hilton M, Pinder D. Department de la otorrinolaringología, hospital unido real, baño, Reino Unido. mhilton@doctors.org.uk

Clin Otolaryngol. DEC 2002; 27(6): 440-5.

El vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) es un síndrome caracterizado por episodios efímeros del vértigo en asociación con cambios rápidos en la posición principal. Los acercamientos actuales del tratamiento incluyen ejercicios rehabilitativos y maniobras físicas incluyendo el manouevre de Epley. Los ensayos clínicos seleccionados al azar de la maniobra de Epley fueron identificados. Las medidas del resultado que eran consideradas incluyen: frecuencia y severidad de ataques del vértigo; proporción de pacientes mejorados mediante cada intervención; y conversión de una prueba “positiva” DIX-Hallpike a una prueba “negativa” DIX-Hallpike. Los pacientes que recibieron la maniobra de Epley eran más probables tener resolución completa de sus síntomas [ratio 4,92 (el 95% C.I. 1.84-13.16) de las probabilidades], y más probable convertir de un positivo a la prueba negativa DIX-Hallpike [ratio 5,67 (el 95% C.I. 2.21-14.56) de las probabilidades]. Había efectos nocivos no serios del tratamiento. Hay un ciertas pruebas que el manouevre de Epley es un tratamiento eficaz seguro para el canal posterior BPPV.

Función vertical del canal semicircular: un estudio en pacientes con vértigo posicional paroxismal benigno.

Iida M, Hitouji K, Takahashi M. Department de la otorrinolaringología, Facultad de Medicina de la universidad de Tokai, Kanagawa, Japón.

Acta Otolaryngol Suppl. 2001;545:35-7.

Una prueba colgada de la rotación en una posición cabeza-inclinada (60 grados al revés y girado 45 grados el al derecho o izquierdo) fue realizada en 7 pacientes con el vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV). Giraron a los pacientes 360 grados en una frecuencia de 0,1 herzios (velocidad máxima 114 degrees/s). La excitabilidad de canales semicirculares verticales fue evaluada usando este método de prueba. Usando una cámara CCD infrarroja y una PC, el nistagma evocado era analizado para determinar la morbosidad de BPPV. Una diferencia estadístico significativa (p < 0,05) fue encontrada en la velocidad máxima del ojo de la lento-fase entre el nistagma del canal semicircular anterior y el nistagma del canal semicircular posterior. La excitabilidad del canal semicircular posterior en el oído afectado era más baja que la del canal semicircular anterior. Sin embargo, cuando desaparecieron el vértigo y el nistagma, la diferencia en excitabilidad fue mejorada. Los actuales resultados indican un cierto deterioro funcional del canal semicircular posterior en casos de BPPV, sugiriendo la participación de los factores mecánicos (descargando por la masa) y orgánicos (del órgano de extremo periférico) en causar morbosidad.

Vértigo en pacientes con vértigo posicional paroxismal benigno.

Kentala E, Pyykko I. Department de la otorrinolaringología, hospital de la universidad de Helsinki, Finlandia. erna.kentala@huch.fi

Acta Otolaryngol Suppl. 2000;543:20-2.

Recuperamos la información sobre 59 pacientes, 19 hombres y 40 mujeres, con el vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) de la base de datos del sistema experto otoneurologic (UNO). El número original de pacientes era mayor, pero excluimos todo el ésos con pérdida de oído de cualquier origen. Los pacientes completaron un cuestionario referente a sus síntomas, enfermedades anteriores, accidentes y tabaco y uso del alcohol. Esta información entonces fue integrada con resultados de los estudios audiométricos, otoneurologic y de la proyección de imagen. La edad media en el inicio de síntomas era 44 años. La mayoría de los pacientes habían tenido encantos vertiginosos por < 1 año. Ningunos de los pacientes tenían pérdida de oído. El zumbido fue experimentado por el 32% de pacientes, y estos pacientes experimentaron más ansiedad que las otras [r (53) = 0,40, p < 0,01]. La duración mala de los ataques del vértigo se extendió a partir de algunos segundos al minuto 5, y eran bastante suaves (el 26%) o moderados (el 41%) en intensidad. Los ataques fueron percibidos como más intensos si el vértigo era rotatorio [r (54) = 0,60, p < 0,01] o si fue acompañado por la náusea [r (58) = 0,42, p < 0,01]. Los pacientes con dolor de cabeza tenían ataques más intensos [r (58) = 0,36, p < 0,01]. Los ataques del vértigo ocurrieron en encantos; los pacientes tenían varios ataques a la semana (el 23%) o durante el curso de 1 día (el 52%). El vértigo era rotatorio en el 80% de pacientes, y el 47% experimentaron una sensación flotante. El vértigo flotante fue provocado lo más a menudo posible por la presión cambia [r (54) = 0,41, p < 0,01] o los cambios en los alrededores visuales [r (54) = 0,52, p < 0,01].

Un comentario de alimentos y de botanicals en la gestión integrante de la disfunción cognoscitiva.

Kidd P.M.

Altern Med Rev. El 1999 de junio; 4(3): 144-61.

Las demencias y otros estados cognoscitivos severos de la disfunción plantean un desafío desalentador a las estrategias de gestión médicas existentes. Un acercamiento integrante, temprano de la intervención parece autorizado. Considerando que, las opciones alopáticas del tratamiento son altamente limitadas, las terapias alimenticias y botánicas están disponibles que han probado grados de eficacia y de perfiles generalmente favorables del ventaja-a-riesgo. Este comentario cubre cinco tales terapias: fosfatidilserina (picosegundo), acetilo-l-carnitina (ALC), vinpocetine, extracto del biloba del Ginkgo (GbE), y monniera de Bacopa (Bacopa). El picosegundo es un fosfolípido enriquecido en el cerebro, validado con los ensayos de doble anonimato para mejorar memoria, aprender, la concentración, memoria de la palabra, y el humor en temas de mediana edad y mayores con demencia o la disminución cognoscitiva relativa a la edad. El picosegundo tiene un perfil excelente del ventaja-a-riesgo. ALC es un activador y un cofactor metabólico que también beneficia a diversas funciones cognoscitivas en el de mediana edad y mayor, pero con un perfil levemente menos favorable del ventaja-a-riesgo. Vinpocetine, encontrado en el poco menor del Vinca del bígaro, es un reforzador metabólico vasodilatador y cerebral excelente con las ventajas probadas para la disfunción cognoscitiva vascular-basada. Dos meta-análisis de GbE demuestran la mejor las ventajas limitadas de las preparaciones oferta para las escaseces vasculares y las ventajas aún más limitadas para Alzheimer, mientras que los productos de GbE de la “materia” ofrecen poca ventaja, si ningunos en absoluto. GbE (y probablemente también vinpocetine) es incompatibles con las drogas de sangre-reducción. Bacopa es un Ayurvedic botánico con la anti-ansiedad evidente, antifatiga, y memoria-consolidando efectos. Estas contribuciones interesantes de la oferta de cinco sustancias a un acercamiento personalizado para restaurar la función cognoscitiva, quizás eventual conjuntamente con el uso juicioso de los factores de crecimiento.

Acontecimiento de la implicación del canal semicircular en vértigo posicional paroxismal benigno.

Korres S, Balatsouras DG, Kaberos A, Economou C, Kandiloros D, Ferekidis E. Ear, nariz, y departamento de la garganta, universidad nacional de Atenas, hospital de Ippokration, Grecia.

Otol Neurotol. El 2002 de nov; 23(6): 926-32.

OBJETIVOS: Para estudiar el acontecimiento de cada variante del vértigo posicional paroxismal benigno (BPVV) y presentar algunas características clínicas específicas y los resultados de su tratamiento por maniobras que colocan de nuevo apropiadas.

DISEÑO DEL ESTUDIO: Un comentario retrospectivo de los expedientes de pacientes con BPPV.

DETERMINACIÓN: Clínica de Neurotology del oído, de la nariz, y del departamento de la garganta de un Hospital General.

PACIENTES: Incluyeron a cientos veintidós pacientes en el estudio, 54 masculinos y 68 femeninos, edades medias 61,8 y 59,6 años, respectivamente, extendiéndose en edad a partir de 25 años a 86 años y con los síntomas que duraban para una media de 124 días. La diagnosis de cada tipo de BPPV fue basada en la historia de los pacientes y en los resultados positivos de la maniobra de causa apropiada.

MÉTODOS: De todos los pacientes, una historia completa fue obtenida, seguido por el examen clínico de los oídos, nariz, y garganta y un examen audiologic y neurotologic completo, incluyendo electronystagmography. Trataron a todos los pacientes con una maniobra que colocaba de nuevo apropiada, dependiendo del tipo de BPPV.

RESULTADOS: De 122 pacientes, 110 tenían implicación posterior del canal, 10 tenían implicación horizontal del canal, y solamente 2 tenían la variante anterior del canal. El canalith que colocaba procedimiento de nuevo era inmediatamente acertado en 106 pacientes y en 8 más pacientes probó acertado después de su repetición en una segunda sesión, dando por resultado un índice de éxito total de 93,4%.

CONCLUSIONES: Todas las variantes de BPPV compartieron las mismas características clínicas y demográficas y respondieron igualmente bien al tratamiento. Sin embargo, la diagnosis diferenciada era necesaria aplicar el canalith apropiado que colocaba procedimiento de nuevo. Aunque los datos de estudios clínicos e histologic no expliquen completamente el acontecimiento relativo observado de cada variante de BPPV, una explicación satisfactoria se puede proporcionar por la ubicación anatómica de cada canal semicircular y además por el uno mismo-tratamiento de la mayoría de los casos de la variedad horizontal y anterior del canal.

[Diagnosis de causas comunes del vértigo usando una historia clínica estructurada] [Artículo en español]

López-Escamez JA, López-Nevot A, Gamiz MJ, Moreno P.M., Bracero F, Castillo JL, Salinero J. Servicio de ORL, hospital Universitario Virgen de las Nieves, Granada, Espana.

Acta Otorrinolaringol especialmente 2000 enero-febrero; 51(1): 25-30.

La historia clínica estructurada es la prueba más sensible para diagnosticar vértigo. Su eficacia de diagnóstico en la primera visita era analizada y las muestras y los síntomas dominantes con el alto valor profético para las causas comunes del vértigo fueron identificados. Evaluaron a cientos pacientes no internados que se quejaron de vértigos o de la pérdida de balanza usando una entrevista clínica estructurada. Cada cuestionario fue examinado independientemente por tres investigadores cegados, que asignaron una diagnosis e identificaron los elementos de la historia que figuró lo más prominente posible en la diagnosis. El patrón oro fue definido como selección independiente de la misma categoría de diagnóstico por los tres investigadores. Una diagnosis de la primero-visita fue obtenida en el 40% de los pacientes (intervalo de confianza del 95% 30-50%): mujeres del 38% y hombres del 42%. Las causas incluyeron el vértigo paroxismal posicional benigno (BPPV, 13 pacientes), el vértigo dolor de cabeza-asociado (9), la enfermedad de Meniere (7), el vértigo cervical (3), los vértigos psiquiátricos (2), el vértigo posts-traumático (2), el ataque isquémico transitorio vertebrobasilar (1), la neuritis vestibular (1), el asimiento convulsivo (1), y el presyncope (1). Los mejores calculadores de BPPV eran el mecanismo de la precipitación (especificidad [SP] 100%), nistagma posicional (sensibilidad [SE] el 90%, SP el 63%), y la prueba DIX-Hallpike (SE el 82%, SP el 71%). Los elementos proféticos de vértigo dolor de cabeza-asociado eran duración del ataque (minutos) y una historia personal del dolor de cabeza (ambas, SP 100%). Otros calculadores eran el hypoesthesia facial (SE el 92%, SP el 47%) y la enfermedad neurológica asociada (SE el 82%, SP el 58%).

Restricciones posturales en labyrintholithiasis.

Marciano E, Marcelli V. Department de la neurología y de la ciencia del comportamiento, unidad de la audiología, Facultad de Medicina, universidad de Nápoles, Federico II, degli Astronauti 19, Italia de Viale. marciano@unina.it

Arco Otorhinolaryngol del EUR. 2002 mayo; 259(5): 262-5. Epub 2002 19 de marzo.

El vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) es el labyrinthopathy más frecuente de seres humanos. El tratamiento consiste principalmente en las maniobras liberatory que apuntan quitar la ruina otolithic y restricciones posturales subsiguientes para evitar que la ruina vuelva en el canal. La reaparición de síntomas después de que una maniobra liberatory eficaz fuera estudiada en un grupo sujetado a las restricciones y en un segundo grupo libremente de restricciones. Los efectos de estas restricciones fueron evaluados. No se encontró ninguna diferencia estadístico significativa entre los grupos. Por consiguiente, las restricciones parecen no tener ningún efecto sobre la repetición del síntoma. La supremacía leve de la maniobra de Semont y del predominio de la recaída subsiguiente comparados con la maniobra de Epley sugiere que estas maniobras podrían actuar encendido diversos desordenes (cupulolithiasis contra canalolithiasis). Finalmente, el último reconocimiento de la recaída en los pacientes que experimentan restricciones pudo incluso hacer la maniobra liberatory menos eficaz.

Los aspectos fisiopatológicos, clínicos y terapéuticos del vértigo en lesiones vestibulares periféricas.

Megighian D.

Arco Otorhinolaryngol. 1984;241(1):23-34.

Las características del vértigo en la patología de lesiones periféricas vestibulares se distinguen y se describen. Symptomatological y los aspectos clínicos también se discuten teniendo en cuenta los mecanismos fisiopatológicos de la remuneración vestibular. El problema terapéutico del vértigo se trata en base de la investigación experimental sobre el efecto inhibitorio de algunas drogas sobre el reflejo vestibulo-ocular.

Vértigo posicional paroxismal benigno desconocido en pacientes mayores.

Oghalai JS, Manolidis S, Barth JL, Stewart MG, Jenkins ha. Bobby R. Alford Department de la otorrinolaringología y de las ciencias comunicativas, universidad de Baylor de la medicina, Houston, TX 77030, los E.E.U.U.

Cuello Surg de la cabeza de Otolaryngol. 2000 mayo; 122(5): 630-4.

Los desordenes de la balanza en pacientes mayores se asocian a un riesgo creciente de caídas pero son a menudo difíciles de diagnosticar debido a problemas médicos crónicos del comorbid. Realizamos un estudio transversal para determinar el predominio del vértigo posicional paroxismal benigno desconocido (BPPV) y de las secuelas asociadas de la forma de vida en un público, población geriátrica del centro de la ciudad. Los vértigos fueron encontrados en el 61% de pacientes, mientras que los desordenes de la balanza fueron encontrados en el 77% de pacientes. El nueve por ciento fue encontrado para tener BPPV desconocido. El análisis multivariante demostró que la presencia de una sensación de giro y de la ausencia de una sensación del mareo predijo la presencia de BPPV desconocido. Los pacientes con BPPV desconocido eran más probables haber reducido actividades de cuentas vivas diarias, para haber sostenido una caída en los 3 meses anteriores, y tener depresión. Estos datos indican que BPPV desconocido es común dentro de la población mayor y ha asociado morbosidad. Se autorizan otros estudios anticipados.

[Resultados del tratamiento combinado para la debilitación vestibular del receptor con el extracto de la terapia física y del biloba del Ginkgo (Egb 761)] [Artículo en polaco]

Orendorz-Fraczkowska K, Pospiech L, Gawron W. Katedra i Klinika Otolaryngologii ES nosotros Wroclawiu.

Político de Otolaryngol. 2002;56(1):83-8.

La debilitación vestibular del receptor causa los síntomas llamados síndrome periférico de la lesión del órgano vestibular. Los síntomas subjetivos y objetivos de la lesión vestibular disminuyen gradualmente en curso de remuneración vestibular. Estimular a un paciente a la acción es un factor básico que influencia en el proceso de la remuneración. El objetivo de nuestros estudios era una evaluación de los resultados de tratamiento en pacientes con vértigo del origen periférico con el uso del extracto del biloba del gingko así como kinezytherapy. El extracto del biloba del Ginkgo muestra efectos vasoactivos, reológicos, metabólicos y de los nervios. Hemos examinado a 45 personas envejecidas entre hembra 38 por término medio, 35, varón de 35 y 48 años (13) con síntomas clínicos de la lesión vestibular periférica. En cada caso nos realizamos como sigue: Posturography del examen físico de ORL, de la audiometría del tono puro, de la audiometría del suprathreshold, del electronystagmography (los ojos se abren y nistagma cerrado, las pruebas cervicales, las pruebas calóricas según Hallpike), estático y dinámico. En toda la rehabilitación vestibular de los casos programada originalmente en nuestra clínica era aplicado. El varón (17 femeninos y 6) de los casos de N 23 elegidos al azar, kinezytherapy así como biloba del gingko en tableta era aplicado: 2 tabletas dos veces al día por 3 meses. El examen del control fue realizado en 30, 60 y 90 días de tratamiento. La evaluación de los resultados de tratamiento fue basada en el posturography de la anamnesis, del electronystagmography, estático y dinámico.

CONCLUSIONES: 1. En casi todos los casos con la lesión periférica del órgano vestibular, después de 30 días de uso del extracto del biloba del gingko así como kinezytherapy y sin biloba del gingko había remuneración vestibular confirmada en electronystagmography pero había disturbios en posturography estático y dinámico. 2. Controle el examen en el curso del tratamiento reveló la mejora gradual en pruebas vestibulares en ambo grupo (con y sin el extracto del biloba). Pero en pacientes trató con el extracto del biloba del gingko que la mejora era más clara y más rápidamente un posturography dinámico. Implica el efecto central del extracto del biloba del gingko que permite ganar la remuneración vestibular completa más pronto.

[Patología bilateral del canal semicircular] [Artículo en italiano]

Petrone D, De Candia N, di Otorinolaringoiatria ASL BA/4, Ospedale Civile di Bitonto, Bari de Cassano P. Divisione.

Acta Otorhinolaryngol Ital. El 1997 de junio; 17(3): 215-8.

Los casos del informe 12 de los autores del cupulolithiasis bilateral encontraron en 142 temas diagnosticados como teniendo vértigo posicional paroxismal benigno. Los antecedentes fueron tomados para estos pacientes (4 varones, 8 hembras; la edad media 28 años) y 10 divulgó un trauma craneal anterior mientras que el resto no refirió ninguna condición anterior de la nota. Todos los pacientes tenían resultados de la prueba cochleovestibular normales y no mostraron ninguna muestra de patologías internas y/o centrales concomitantes. La maniobra de Hallpike podía evocar un vértigo paroxismal simétrico intenso y esto fue acompañada a menudo por fenómenos neurovegetativos mientras que apareció el nistagma paroxismal siempre. Trataron a los pacientes con una técnica rehabilitativa: prefirieron al Brandt-Daroff mientras que se tolera mejor. En el plazo de 15 días todos los pacientes tenían remisión completa de síntomas y en 6 meses después de que el tratamiento allí no ha sido ninguna muestra de la repetición. La conclusión, así, se extrae que mientras que las características técnicas de la maniobra de Semont hacen conveniente solamente para el uso como rehabilitación en vértigo posicional paroxismal benigno unilateral, esta experiencia indica que la técnica de Brandt-Daroff está adaptada mejor para las formas bilaterales de este desorden.

[El efecto del tratamiento farmacológico en la remuneración del vértigo] [Artículo en español]

Pons Rocher F. Servicio de O.R.L. Hospital Dr. Peset-S.V.S. Valencia.

Un Otorrinolaringol Ibero. 1999;26(3):271-91.

De la edad de sesenta, el vértigo es principalmente debido a la escasez vertebrobasilar. Se ha descrito que la asociación de Dihydroergocristine-Piracetam (DP) es un tratamiento útil para la escasez vertebrobasilar. Por eso hemos diseñado un estudio comparativo entre el DP un placebo, de modo que para probar si esta asociación puede ser útil en el tratamiento del vértigo ocasionado por la escasez cerebrovascular. El quejarse de cincuenta pacientes del vértigo fue incluido en el estudio después de un término no tratado. 19 recibieron una cápsula diaria de placebo, y los otros 31, tratado con el DP, fueron divididos en dos grupos: 16 pacientes recibieron una dosis 3 del magnesio Dihydroergocristine + 1,6 g Piracetam cada 12 horas per os; y 15 otros fueron tratados con 1,5 el magnesio Dihydroergocristine + 0,8 g Piracetam cada 8 horas durante 90 días. Evaluaron a los pacientes al principio del estudio y de los 90 días después, con anamnesis y las pruebas vestibulares. En la consulta pasada los pacientes autoevaluated el efecto y la tolerancia a las drogas recibidas. En el grupo del placebo que fue observado una mejora o una desaparición de síntomas vertiginosos en los 68,5% de los casos, mientras que con el DP estaban 93,7% en la dosis 3 del magnesio Dihydroergocristine + 1,6 g Piracetam cada 12 horas y 100% con el magnesio Dihydroergocristine de la dosis 1,5 + 0,8 g Piracetam cada 8 horas. Ningunos de los pacientes tratados con el DP empeoraron sus síntomas. Observamos una considerable disminución del número de pacientes con síntomas vegetativos en el grupo tratado con el DP relacionado con el grupo del placebo, aunque los síntomas persistieron más tiempo en el grupo tratado con el DP que en el grupo del placebo. El grupo trató con el DP consigue un porcentaje más alto de mejoras y la desaparición de los síntomas auditivos y cervicales que los grupos trataron con placebo. En las pruebas vestibulo-espinales y cerebellous fue observado que una mejor mejora con el DP en la dosis del magnesio 1,5 de Dihydroergocristine + 0,8 g Piracetam que cada horas compararon con los otros dos grupos. Puede ser concluido que el DP de la asociación es un tratamiento eficaz para el vértigo, consiguiendo también una normalización más alta de las pruebas vestibulares que placebo.

[Diagnosis y gestión del vértigo posicional paroxismal benigno] [Artículo en alemán]

Schmal F, DES Universitatsklinikums Munster de Stoll W. Hals-Nasen-Ohrenklinik.

Laryngorhinootologie. 2002 mayo; 81(5): 368-80.

El vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) es un desorden común del laberinto vestibular que se debe sospechar en todos los pacientes con una historia del vértigo durante cambios de la posición principal. El BPPV aparece ser causado por la ruina de flotación libre en el canal semicircular posterior. La diagnosis es confirmada sacando síntomas característicos durante la prueba DIX-Hallpike. Aunque el BPPV esté generalmente un tratamiento uno mismo-limitado del desorden con una maniobra específica de la cabecera es eficaz y puede acortar la duración de síntomas.

Vértigo paroxismal benigno: un estudio anticipado comparativo de la eficacia de los ejercicios de Brandt y de Daroff, Semont y Epley maniobran.

Soto Varela A, Bartual Magro J, Santos Perez S, Velez Regueiro M, Lechuga García R, Pérez-Carro Rios A, complejo de L. University Hospital del caballero, clínica de la otorrinolaringología, Travesia DA Choupana, s/n. Santiago de Compostela, España.

Rev Laryngol Otol Rhinol (Bord). 2001;122(3):179-83.

Realizamos un estudio anticipado para evaluar la eficacia de tres tratamientos físicos para el vértigo posicional paroxismal benigno: Ejercicios de la habituación de Brandt y de Daroff, el manoevre de Semont (previsto como maniobra de la statoconia-separación), y la maniobra de Epley (prevista como una maniobra statoconia-que coloca de nuevo). Asignaron un total de 106 pacientes de BPPV aleatoriamente a uno de los tres grupos del tratamiento, y las respuestas fueron evaluadas una semana, un mes y tres meses después del tratamiento inicial. En la continuación de una semana, las tarifas similares de la curación fueron obtenidas con la maniobra de Semont y de Epley (el 74% y el 71% respectivamente), las tarifas de la curación que eran perceptiblemente más altas que lo obtenida con los ejercicios de Brandt y de Daroff (el 24%). Por la continuación de tres meses, sigue habiendo la tarifa de la curación obtenida con la maniobra de Epley era más alta (el 93%) que lo obtenida con la maniobra de Semont (el 77%), aunque más arriba que lo obtenida con la maniobra de Brandt y de Daroff (el 62%). Sin embargo, la proporción de pacientes inicialmente de respuesta que mostraban recaída subsiguiente era más baja entre los pacientes tratados por la maniobra de Semont que entre los pacientes tratados por la maniobra de Epley. Debido a estos hallazgos, proponemos un algoritmo del tratamiento para los pacientes con BPPV.

[Vértigo posicional paroxismal benigno del canal horizontal (HC-BPPV) con el dirección-cambio de nistagma apogeotrópico: un caso con el lado más-que acciona que altera sobre un a corto plazo] [Artículo en japonés]

Takaya S, Yamamoto T. Department de la neurología, Osaka Saiseikai Nakatsu Hospital, 2-10-39 Shibata, Kita-ku, Osaka 530-0012, Japón.

No a Shinkei. El 2002 de abril; 54(4): 321-5.

Divulgamos a un hombre de 44 años que tenía nistagma apogeotrópico con la rotación de su cabeza a cualquier lado de la posición supina. Su nistagma duró más de 2 minutos y era difícil de tratar con. No había anormalidades neurológicas a excepción del nistagma y ningunos hallazgos que sugerían enfermedad intracraneal en MRI. La cabeza-posición en la cual un nistagma más intenso fue evocado cambió una y otra vez en un a corto plazo. Diagnosticamos su enfermedad pues el cupulolithiasis del canal horizontal, sin embargo, el oído afectado no se podría explicar por los mecanismos previamente supuestos uces de los. En nuestro caso, especulamos el mecanismo siguiente. Otoliths fue situado en el lado utricular correcto del cupula. Todos fueron atados en el cupula (atado al principio fase) y entonces, algunos de ellos eran separados de ellos (fase separada). El grado de la desviación cupular diferenció en cada fase en que los otoliths estaban debajo del cupula con su cabeza dada vuelta a la posición lateral izquierda. Según la ley de Ewald segundo, se evoca un nistagma más intenso cuando el cupula se desvía hacia el utricle que lejos de él. La cabeza-posición del paciente en la cual un nistagma más intenso fue evocado cambió según el equilibrio entre el efecto de la ley de Ewald segundo y la cantidad de otoliths separados de cupula. Nuestro caso mostró que, en HC-BPPV con el dirección-cambio de nistagma apogeotrópico, no podríamos estar seguros sobre qué oído era enfermo. Por lo tanto, puede ser difícil aplicar terapia del ejercicio determinando el oído afectado basado en la cabeza-posición en la cual se evoca un nistagma más intenso.

Eds.

Tierney, L., McPhee, S.J., Papadakis, M.A.,

En diagnóstico médico y el tratamiento actuales, cuadragésima edición 2001, págs. 226-31. Nueva York: McGraw-colina.

Vértigo agudo del laberinto.

Turner, J.S., JR.

Medicina para el médico practicante, cuarta edición 1996, págs. 1874-5. Stamford, CT: Appleton y Lange.

Vértigo posicional paroxismal benigno.

Tusa RJ. Departamento de la neurología, centro para la medicina de la rehabilitación, Emory University, 1441 Clifton Road, NE, Atlanta, GA 30322, los E.E.U.U. rtusa@rmy.emory.edu

Representante de Curr Neurol Neurosci. El 2001 de sept; 1(5): 478-85.

El vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) es la causa más común y más tratable del vértigo. En la mayoría de los casos, una maniobra simple que toma menos que algunos minutos para hacer resoluciones el problema. BPPV es causado por los cristales equivocados del carbonato de calcio (otoconia) en el canal semicircular del oido interno que se han roto libremente del utricle. Cuando estos cristales se rompen libremente, siguen siendo flojos en uno de tres diversos canales semicirculares o atan a las células de pelo dentro de un canal. Varios diversos tipos de maniobras del tratamiento se han descrito. La maniobra a utilizar varía según el canal semicircular implicado y si los cristales son flojos o atados a las células de pelo.

[Características clínicas del vértigo posicional paroxismal benigno] [Artículo en japonés]

Uno A, Moriwaki K, Kato T, Nagai M, Sakata Y. Department de la otorrinolaringología, hospital municipal de Suita, Osaka.

Nipón Jibiinkoka Gakkai Kaiho. El 2001 de enero; 104(1): 9-16.

Nuestra comprensión del pathomechanism del vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) ha mejorado dramáticamente. Un tipo de BPPV que ofrece el nistagma torsional y vertical mezclado inducido por la maniobra DIX-Hallpike implica el canal semicircular posterior (P-BPPV). El otro tipo de BPPV que ofrece el nistagma horizontal inducido por la colocación principal espina-a-lateral implica el canal horizontal BPPV (H-BPPV). En denuncias del vértigo o de los vértigos, 619 pacientes visitaron nuestro departamento el año pasado. De éstos, 142 (el 23%) eran nistagma posicional tenido constante con una diagnosis de BPPV, 118 (el 19%) no tenían ningún nistagma sino fueron sospechados de BPPV debido a los episodios del vértigo. BPPV era la diagnosis más frecuente. H-BPPV era el 30% no raro, sino explicado de BPPV. De H-BPPV, el 73% ofrecieron la dirección que cambiaba nistagma geotrópico, y la dirección del 27% que cambiaba nistagma apogeotrópico. Más rápido resuelto de H-BPPV que P-BPPV. La mayoría de los casos causados por traumatismo craneal eran P-BPPV. La transición entre el p y H-BPPV fue encontrada en 6 casos. Las mujeres excedieron en número a hombres por cerca de 3 a 2 en el p y H-BPPV. La incidencia máxima fue encontrada en ésos en su 60s y 70s, sugiriendo que las etiologías de ambos tipos de BPPV son esencialmente lo mismo.

[Gestión médica de pacientes con vértigo posicional paroxismal benigno] [Artículo en alemán]

von Brevern M, Lezius F, Tiel-Wilk K, Lempert T. Neurologische Klinik Charite, campus Virchow-Klinikum, Augustenburger Platz 1, 13353 Berlín. michael.von_brevern@charite.de

Nervenarzt. El 2002 de junio; 73(6): 538-42.

El vértigo posicional paroxismal benigno (BPPV) es el desorden vestibular más común que puede ser diagnosticado simplemente. La evolución de maniobras de colocación altamente eficaces ha hecho BPPV lo más con éxito posible la causa tratable de vértigo. Evaluamos a pacientes con BPPV con respecto a historial médico del pasado y a procedimientos de diagnóstico y terapéuticos enfermedad-relacionados. Reclutaron a cuarenta y dos pacientes de una clínica especializada de los vértigos, y reclutaron a 29 pacientes más de una práctica neurológica. La duración mala de la enfermedad era 3,2 años, con una media de 2,4 episodios que duraban típicamente varias semanas a los meses. Más que la mitad de los pacientes sentían seriamente discapacitados por BPPV. Por término medio, tres diversas especialidades médicas fueron consultadas. La proyección de imagen cerebral (el 42%), la prueba calórica (el 46%), y la audiometría (el 49%) fueron realizadas más a menudo que la colocación del diagnóstico (el 28%). La mayoría de los pacientes recibieron ineficaz o ninguna terapia, y los solamente 4% fueron tratados con una maniobra de colocación terapéutica específica. El vértigo posicional paroxismal benigno es una enfermedad duradera y con frecuencia periódica que lleva a la morbosidad significativa y a los costes médicos. El progreso reciente en la diagnosis y la terapia de BPPV todavía no se ha establecido extensamente en práctica médica en Alemania.

  • Página
  • 1
  • 2