Liquidación de la primavera de Life Extension

Extractos

Deficiencia de la tiroides
Actualizado: 08/26/2004

EXTRACTOS

ADVANCEDATA. Centro nacional para las estadísticas de salud.

ADVANCEDATA. Centro nacional para las estadísticas de salud.

Estadísticas vitales y de salud del departamento de U S de la salud y del bienestar I. 1977 de la educación; No. 5 del 22 de febrero de 1977

Uso del suplemento de la proteína de soja y de la necesidad resultante de la dosis creciente del levothyroxine.

Bell DS, Ovalle F.

Endocr Pract. 2001 mayo; 7(3):193-4.

OBJETIVO: Para divulgar un caso de la dificultad en la realización de niveles represivos del suero de hormona tiroidea debido a la mala absorción del levothyroxine exógeno atribuible a la ingestión diaria en la relación temporal cercana a la toma de un suplemento con proteínas de la comida de la soja. MÉTODOS: Presentamos la historia y los datos relevantes del laboratorio del caso actual y proporcionamos la documentación de apoyo de la literatura. RESULTADOS: Una mujer de 45 años que tenía hipotiroidismo después de una tiroidectomía cuasitotal y terapia ablativa del yodo radiactivo para el carcinoma papilar de la tiroides requirió dosis orales inusualmente altas del levothyroxine alcanzar niveles represivos del suero de tiroxina libre (T (4)) y tirotropina (hormona tiroides-estimulante o TSH). Ella había estado tomando rutinario “un suplemento de la proteína del cóctel de la soja” inmediatamente después de su levothyroxine. La separación temporal de la toma del cóctel de la proteína de soja de la administración del levothyroxine dio lugar al logro de los niveles represivos del suero de T libre (4) y TSH con el uso de dosis más bajas del levothyroxine. CONCLUSIÓN: La administración del levothyroxine simultáneamente a un suplemento dietético de la proteína de soja da lugar a la absorción disminuida del levothyroxine y a la necesidad de dosis orales más altas del levothyroxine de lograr niveles de hormona tiroidea terapéuticos del suero

Efectos de la tiroxina con respecto a la tiroxina más el triiodothyronine en pacientes con hipotiroidismo.

Bunevicius R, Kazanavicius G, Zalinkevicius R, y otros.

MED de N Inglés J. 11 de febrero 1999; 340(6):424-9.

FONDO: Tratan a los pacientes con hipotiroidismo generalmente con la tiroxina (levothyroxine) solamente, aunque la tiroxina y el triiodothyronine sean secretados por la glándula tiroides normal. Si la secreción de la tiroides del triiodothyronine es fisiológico importante es desconocido. MÉTODOS: Comparamos los efectos de la tiroxina solamente con los de la tiroxina más el triiodothyronine (liothyronine) en 33 pacientes con hipotiroidismo. Estudiaron a cada paciente por dos períodos de cinco semanas. Durante un período, el paciente recibió su dosis usual de la tiroxina. Durante el otro, el paciente recibió un régimen en el cual el microg 50 de la dosis usual de la tiroxina fue substituido antes del microg 12,5 del triiodothyronine. La orden en la cual cada paciente recibió los dos tratamientos fue seleccionada al azar. Las pruebas bioquímicas, fisiológicas, y psicológicas fueron realizadas en el final de cada período del tratamiento. RESULTADOS: Los pacientes tenían concentraciones sin suero y totales más bajas de la tiroxina y concentraciones más altas del triiodothyronine del total del suero después del tratamiento con tiroxina más el triiodothyronine que después de tiroxina solamente, mientras que las concentraciones de la tirotropina del suero eran similares después de ambos tratamientos. Entre 17 cuentas en pruebas del funcionamiento cognoscitivo y evaluaciones del humor, 6 eran mejores o más cercano a normal después del tratamiento con tiroxina más el triiodothyronine. Semejantemente, entre 15 escalas visual-análogas usadas para indicar humor y la situación física, los resultados para 10 eran perceptiblemente mejores después del tratamiento con tiroxina más el triiodothyronine. Las concentraciones hormona-obligatorias de la globulina del sexo del pulso y del suero eran levemente más altas después del tratamiento con tiroxina más el triiodothyronine, pero la presión arterial, las concentraciones del lípido del suero, y los resultados de pruebas neurophysiologic eran similares después de los dos tratamientos. CONCLUSIONES: En pacientes con hipotiroidismo, la substitución parcial del triiodothyronine para la tiroxina puede mejorar humor y la función neurofisiológica; este hallazgo sugiere un efecto específico del triiodothyronine secretado normalmente por la glándula tiroides

Homocisteina, hipotiroidismo, y efecto del reemplazo de la hormona tiroidea.

Catargi B, loro-Roulaud F, Cochet C, y otros.

Tiroides. DEC 1999; 9(12):1163-6.

La elevación de la concentración total del plasma de homocisteina (t-Hcy) es un factor de riesgo importante y independiente para la enfermedad cardiovascular. El hipotiroidismo también se asocia posiblemente a un riesgo creciente para la enfermedad de la arteria coronaria, que se puede relacionar con los cambios atherogenic en perfil del lípido. Porque el hipotiroidismo disminuye niveles hepáticos de enzimas implicadas en el camino del remethylation de la homocisteina, evaluamos anticipado t-Hcy del ayuno y del postload en pacientes antes y después de la recuperación del euthyroidism. Los niveles del t-Hcy del ayuno y del postload eran más altos en 40 pacientes con el hipotiroidismo periférico (14 con tiroiditis autoinmune y 26 tratados para el cáncer de tiroides) en comparación con los de 26 controles (13,0 +/- 7,5 contra 8,5 +/- 2,6 micromol/L, p < .01, respectivamente, y 49,9 +/- 37,3 contra 29,6 +/- 8,4 micromol/L p < .001, respectivamente). En análisis univariante, Hcy de ayuno fue relacionado positivamente con la tirotropina (TSH) y relacionado inverso con los folatos. El análisis multivariante confirmó TSH como el calculador más fuerte de la independiente del t-Hcy de la edad, del folato, de la vitamina B12, y de la creatinina. El reemplazo de la hormona tiroidea disminuyó perceptiblemente el ayuno pero no el t-Hcy del postload. Concluimos que el t-Hcy está elevado en hipotiroidismo. La asociación de las anormalidades del hyperhomocysteinemia y del lípido que ocurren en hipotiroidismo puede representar un estado atherogenic dinámico. Hormona tiroidea no podida para normalizar totalmente t-Hcy. La ventaja potencial del tratamiento con el ácido fólico conjuntamente con el reemplazo de la hormona tiroidea tiene que ser probada dado que encontraron a los pacientes hipotiroideos para tener niveles inferiores del folato

Las concentraciones de la tiroglobulina de las disminuciones del selenio pero no afectan al ratio creciente del tiroxina-a-triiodothyronine en niños con hipotiroidismo congénito.

Chanoine JP, Neve J, Wu S, y otros.

J Clin Endocrinol Metab. El 2001 de marcha; 86(3):1160-3.

Comparado con controles eutiroides, los pacientes con la demostración congénita del tratamiento del hipotiroidismo (CH) que está recibiendo a L-T (4) elevaron el suero en relación con T (4) las concentraciones y T creciente (4)/T del suero TSH (3) ratio. Estas anormalidades podrían ser la consecuencia de la actividad empeorada de los deiodinases de los selenoenzymes en los cuales los pacientes con el CH confían para convertir al L-T injerido (4) en T activo (3). Dieciocho pacientes (0.5-15.4 años), diagnosticados con el CH en infancia, recibieron la selenometionina (SeM, selenio del microg 20-60/día) por 3 meses. El estudio ocurrió en Bélgica, un país donde está frontera la toma del selenio. Comparado con los valores observados en la edad y controles eutiroides sexo-hechos juego, los pacientes con el CH habían disminuido el selenio, la tiroglobulina y T (3) las concentraciones y TSH creciente, T reverso (3), y T (4) las concentraciones y T (4)/T (3) ratio en la línea de fondo. La suplementación del selenio causó un aumento del 74% en valores del selenio del plasma pero no afectó a la actividad de la peroxidasa del glutatión del selenoenzyme usada como marcador de la situación del selenio. Los SeM suprimieron la diferencia de TSH observada entre los pacientes del CH y los controles eutiroides en la línea de fondo y causaron una disminución significativa de valores de la tiroglobulina. Las concentraciones de la hormona tiroidea no fueron afectadas por los SeM. En conclusión, nuestros datos sugieren que el selenio no sea un factor de limitación para T periférico (4) - a-T (3) conversión en pacientes del CH. En cambio, encontramos pruebas indirectas que los SeM mejoran la reacción de las hormonas tiroideas en el nivel hypothalamo-pituitario y disminuyen el estímulo del tejido residual de la tiroides, sugiriendo posiblemente mayor T intracelular (4) - a-T (3) conversión

Efectos de la deficiencia del selenio sobre necrosis, fibrosis y la proliferación de la tiroides: un papel posible en cretinismo myxoedematous.

Contempre B, Dumont JE, Denef JF, y otros.

EUR J Endocrinol. El 1995 de julio; 133(1):99-109.

Se ha sugerido que la deficiencia del selenio es un cofactor a la deficiencia del yodo en la patogenesia del cretinismo myxoedematous. El mecanismo propuesto es que la generación de peróxido de hidrógeno esté aumentada grandemente de glándulas tiroides yodo-deficientes, y que el selenio está implicado en el control del peróxido de hidrógeno y de sus radicales libres derivados. Este estudio fue realizado para investigar el efecto del mecanismo de defensa celular posiblemente empeorado asociado a deficiencia del selenio sobre necrosis de la tiroides y la reparación del tejido. Con este fin, estudiamos el tejido de la tiroides del selenio (SE) y/o de las ratas yodo-deficientes (i) antes y después de una sobrecarga tóxica aguda del yodo. En tiroides del i, las células necróticas eran numerosas. La administración aguda del yodo aumentó este efecto. La necrosis fue asociada a la infiltración transitoria de células inflamatorias. En tiroides de I-SE+ el tejido reanudó su aspecto normal. En glándulas tiroides de I-SE-, la toxicidad del yoduro era más fuerte, con mayor necrosis y la reacción inflamatoria. La inflamación resuelta pero fue substituida por el tejido fibrótico. Quince días después de la sobrecarga tóxica, el volumen del tejido conectivo era dos veces el valor del control. Antes de sobrecarga del yoduro, la proporción de dividir las células era igual en tiroides de I-SE+ y de I-SE-. Tres días después de la sobrecarga del yoduro, esta proporción fue aumentada de tiroides de I-SE+ pero reducida en las tiroides de I-SE-. Totales, las tiroides de I-SE- tenían cuatro veces menos células de división que las tiroides de I-SE+. En resumen, la deficiencia del selenio se juntó a la necrosis creciente deficiencia del yodo, fibrosis inducida e impidió la proliferación de célula epitelial compensatoria. Estos resultados son compatibles con la descripción histológica y funcional del tejido de la tiroides de cretinos myxoedematous

De quién función normal de la tiroides es mejor--¿el suyo o el mío?

Dayan cm, Saravanan P, Bayly G.

Lanceta. 3 de agosto 2002; 360(9330):353.

Determinantes de cambios en homocisteina del plasma en hipertiroidismo e hipotiroidismo.

Diekman MJ, NM de van der Put, Blom HJ, y otros.

Clin Endocrinol (Oxf). El 2001 de febrero; 54(2):197-204.

OBJETIVO: Hyperhomocysteinaemia es un factor de riesgo para la enfermedad vascular aterosclerótica prematura y la trombosis venosa. El objetivo del actual estudio era evaluar concentraciones totales de la homocisteina del plasma (tHCys) en pacientes del hypo así como del hyperthyroid antes y después del tratamiento, y evaluar el papel de determinantes potenciales de los tHCys del plasma nivela en estos pacientes. DISEÑO: Estudio complementario anticipado. PACIENTES: Estudiaron a cincuenta 46 del hyperthyroid pacientes hipotiroideos y en el estado no tratado y otra vez después de la restauración del euthyroidism. MEDIDAS: Niveles de ayuno del plasma de tHCys y de sus determinantes supuestos (los niveles del plasma de la tiroxina libre (fT4), de folato, de la vitamina B (12), de función renal, de sexo, de edad, de situación que fumaba y del polimorfismo de C677T en el gen de la reductasa del methylenetetrahydrofolate (MTHFR) fueron medidos antes y después del tratamiento. RESULTADOS: La restauración del estado eutiroide disminuyó ambos 4,7 micromol/l de los tHCys (17,6 +/- 10.2-13.0 +/-; P < 0,005) y micromol/l de la creatinina (83,9 +/- 22.0-69.8 +/- 14,2; P < 0,005) en pacientes hipotiroideos y aumentado ambos 3,3 micromol/l de los tHCys (10,7 +/- 2.5-13.4 +/-; P < 0,005) y micromol/l de la creatinina (49,0 +/- 15.4-66.5 +/- 15,0; P < 0,005) en los pacientes del hyperthyroid (valores como medio +/- SD). Los niveles del folato eran más bajos en el grupo hipotiroideo comparado nmol/l del grupo del hyperthyroid a los 15,1 +/- 7,6 (11,7 +/- 6,4 y; P < 0,05). Los niveles de los tHCys del tratamiento previo correlacionaron con el registro pie (4) (r = - 0,47), folato (r = - 0,21), creatinina del plasma (r = 0,45) y edad (r = 0,35) pero no con genotipo de C677T. El análisis multivariante indicó que registro del tratamiento previo los niveles y la edad (del pie (4)) explicaron el 28% la variabilidad de los tHCys del tratamiento previo (tHCys = el registro 14.2-5.50 (pie (4)) + 0,14 edades). Después del tratamiento el logaritmo del cambio (delta) en el pie (4) (expresado como el posts-tratamiento pie (4)/pre-treatment pie (4) ratio) explicó el 45% de la variabilidad en el cambio de los tHCys (tHCys = - 0.07-4.94 registros (los pies (4))); no había contribución independiente de cambios en la creatinina que, sin embargo, fue relacionada fuertemente con los cambios en tHCys (r = 0,61). CONCLUSIONES: Las concentraciones de los tHCys del plasma aumentaron de hipotiroidismo y disminuyeron en hipertiroidismo. Plasma pie (4) es un determinante de la independiente de las concentraciones de los tHCys. Niveles más bajos del folato y una liquidación más baja de la creatinina en hipotiroidismo, y una liquidación más alta de la creatinina en hipertiroidismo explican solamente parcialmente los cambios en tHCys

Isoflavonas del antitiroideo de la soja: aislamiento, caracterización, y mecanismos de la acción.

Divi RL, Chang HC, el Dr. de Doerge.

Bioquímica Pharmacol. 15 de noviembre 1997; 54(10):1087-96.

La soja ha sido implicada en bocio dieta-inducido por muchos estudios. El consumo extenso de productos de la soja en fórmulas infantiles y en dietas vegetarianas hace esencial definir el potencial bociogénico. En este informe, fue observado que un extracto metanólico ácido de sojas contiene los compuestos que inhiben las reacciones catalizadas de la peroxidasa de la tiroides (TPO) esenciales para la síntesis de la hormona tiroidea. El análisis del extracto de la soja usando la espectrofotometría de la CLAR, de UV-VIS, y LC-MS llevó a la identificación del genistein y del daidzein de los isoflavonas como componentes importantes por la comparación directa con los isoflavonas estándar auténticos de la referencia. El fraccionamiento de la CLAR y el análisis enzimático del extracto de la soja mostraron que los componentes responsables de la inhibición de reacciones TPO-catalizadas coeluted con el daidzein y el genistein. En presencia del ion del yoduro, el genistein y el daidzein bloqueados TPO-catalizaron la yodación de la tirosina por la actuación como substratos alternos, el rendimiento mono, di, y triiodoisoflavones. Genistein también inhibió síntesis de la tiroxina usando la caseína yodada o la tiroglobulina humana del bocio como substratos para la reacción de soldadura. La incubación de cualquier isoflavona con TPO en presencia de H2O2 causó la inactivación irreversible de la enzima; sin embargo, la presencia de ion del yoduro en las incubaciones suprimió totalmente la inactivación. Los valores IC50 para la inhibición de reacciones TPO-catalizadas por el genistein y el daidzein eran microM del CA 1-10, las concentraciones que se acercan a los niveles totales del isoflavona (microM del CA 1) medidos previamente en plasma de los seres humanos que consumen productos de la soja. Porque la inhibición de la síntesis de la hormona tiroidea puede inducir neoplasia del bocio y de la tiroides en roedores, la delineación de los mecanismos del antitiroideo para los isoflavonas de la soja puede ser importante para extrapolar los peligros bociogénicos identificados en pruebas biológicas crónicas del roedor para los seres humanos que consumen productos de la soja

Diabetes de amamantamiento e insulina-dependiente mellitus en niños.

Fuerte P, carriles R, Dahlem S, y otros.

J Coll Nutr. 1986; 5(5):439-41.

Hemos evaluado la hipótesis de un efecto protector de la leche humana sobre el desarrollo de la diabetes dependiente de la insulina mellitus (IDDM). Estudiamos las historias de alimentación de 95 niños diabéticos y los comparamos con los controles que consistían en sus hermanos no-diabéticos y un par hizo juego al grupo de pares nondiabetic de la misma edad, sexo, ubicación geográfica, y fondo social. La incidencia del amamantamiento en niños diabéticos era el 18%. Esto era similar al grupo de control. La duración de las alimentaciones del pecho era también similar entre los tres grupos. No había diferencia en la edad de la introducción de comida sólida entre los niños diabéticos y nondiabetic. Tantos niños diabéticos, sin embargo, recibieron dos veces la soja que contenía fórmula en infancia con respecto a niños del control. La edad media del inicio de IDDM no fue relacionada con el tipo de alimentación durante infancia. La incidencia de los anticuerpos positivos de la tiroides era dos y una mitad de las épocas más arriba en niños diabéticos fórmula-alimentados que en los criados al pecho. En nuestros estudios no podíamos documentar cualquier relación entre la historia del amamantamiento y el desarrollo subsiguiente de IDDM en niños

Pecho y alimentaciones de la soja-fórmula en infancia temprana y el predominio de la enfermedad de tiroides autoinmune en niños.

Fuerte P, Moses N, Fasano M, y otros.

J Coll Nutr. 1990 abril; 9(2):164-7.

Se ha sugerido que las prácticas de alimentación en infancia pueden afectar al desarrollo de diversas enfermedades autoinmunes más adelante en vida. Puesto que las alteraciones de la tiroides están entre lo más frecuentemente las condiciones autoinmunes encontradas en niños, estudiamos si el pecho y soja-contener alimentaciones de la fórmula en vida temprana fueron asociados al desarrollo subsiguiente de la enfermedad de tiroides autoinmune. Una historia detallada de las prácticas de alimentación fue obtenida en 59 niños con enfermedad de tiroides autoinmune, sus 76 hermanos sanos, y 54 niños no relacionados sanos del control. No había diferencia en la frecuencia y la duración del amamantamiento en vida temprana entre los tres grupos de niños. Sin embargo, la frecuencia de alimentaciones con fórmulas a base de soja de la leche en vida temprana era perceptiblemente más alta en niños con la enfermedad de tiroides autoinmune (predominio el 31%) con respecto a sus hermanos (predominio el 12%; ji 2 = 7,22 con factor de la continuidad; p menos que 0,01), y niños no relacionados sanos del control (predominio el 13%, ji 2 = 5,03 con factor de la continuidad; p menos que 0,02). Por lo tanto, este análisis de la retrospectiva documenta la asociación de las alimentaciones de la fórmula de la soja en infancia y enfermedad de tiroides autoinmune

Inhibición de la proliferación y expresión del T1 y de los genes del cyclin D1 por la hormona tiroidea en células epiteliales mamarias.

Gonzalez-Sancho JM, Figueroa A, López-Barahona M, y otros.

Mol Carcinog. 2002 mayo; 34(1):25-34.

La relación entre la hormona tiroidea (el triiodothyronine, T (3)) y el cáncer de seno es confusos. Estudiamos el efecto del proto-oncogene alfa de c-erbA/TR que codificaba un T funcional (3) receptor (alfa del TR 1), de su ligand T (3), y de sus contrapartes retroviral, transformadas, el oncogene del v-erbA, en la capacidad de la proliferación de las células epiteliales mamarias nontumorigenic (EpH4). Encontramos que las células EpH4 que expresan ectopically el TR (la alfa de EpH4 + del TR 1) o el v-erbA (EpH4 + v-erbA) proliferó más rápidamente las células que parentales EpH4 que contuvieron niveles bajos del TR endógeno. T (3) síntesis inhibida y proliferación de la DNA en células de la alfa 1 de EpH4 + del TR pero no EpH4 o EpH4 + células del v-erbA. El estudio de los genes del célula-ciclo mostró que T (3) disminuyó niveles del ARN y de la proteína del cyclin D1 en las células de la alfa 1 de EpH4 + del TR. Además, T (3) downregulated la expresión del T1, un gen que overexpressed en adenocarcinomas humanas del pecho y es inducido por los mitógenos, suero, y varios oncogenes y cytokines. Inhibición del gen T1 por T (3) requirió de novo mRNA y síntesis de la proteína. Además, T (3) suprimió la inducción del T1 del promotor 12-O-tetradecanoylphorbol-13-acetate del tumor e inhibió la actividad de un promotor dependiente de la proteína 1 de la activación (- 73-Col-CAT) en las células de la alfa 1 de EpH4 + del TR, sugiriendo que interferencia con factor de la transcripción de la proteína 1 de la activación hace una parte en la inhibición del gen T1. Nuestros resultados mostraron que T (3) redujo la proliferación de células epiteliales mamarias e inhibió la expresión de los genes D1 y T1 del cyclin

¿Bajo el tri iodothyronine predice independientemente mortalidad en pacientes hospitalizados los ancianos?

Gupta A, Haboubi N, Thomas P.

Internacional J Clin Pract. El 2001 de julio; 55(6):409-10.

Una caída en el tri iodothyronine del suero (T3) es la anormalidad más temprana de pruebas de función hormonales de la tiroides en enfermedades no-thyroidal. Nuestro estudio muestra una asociación del T3 bajo del suero con mortalidad paciente en pacientes hospitalizados los ancianos

Predominio bajo del dolor de cabeza entre mujeres con altos valores de TSH.

Hagen K, Bjoro T, Zwart JA, y otros.

EUR J Neurol. El 2001 de nov; 8(6):693-9.

El objetivo de este estudio sobre la base de la población seccionado transversalmente grande era examinar una asociación positiva o negativa posible entre la disfunción de la tiroides y el dolor de cabeza. Entre 1995 y 1997, se invitó a los 92 566 adultos en el condado de Nord-Trondelag en Noruega que participaran en una encuesta sobre la salud. Un total de 51 383 (el 56%) respondidos a un cuestionario del dolor de cabeza, de lo que la hormona tiroides-estimulante (TSH) fueron medidos en 28 058 individuos. Éstos incluyeron 15 465 mujeres y a 8019 hombres sobre 40 años de edad, 1767 individuos aleatoriamente seleccionados entre 20 y 40 años de edad, y 2807 (el 97%) con la disfunción de la tiroides. Las asociaciones entre la disfunción de la tiroides y el dolor de cabeza fueron evaluadas en los análisis multivariantes, estimando ratios de las probabilidades del predominio (O) con los intervalos de confianza del 95% (CIs). Los altos valores de TSH fueron asociados al predominio bajo del dolor de cabeza. Esto era la más evidente entre mujeres sin la historia de la disfunción de la tiroides. Entre éstos, el dolor de cabeza era menos probable (OR=0.5, ci 0.3-0.7 del 95%) si TSH > o = 10 mU/l que en mujeres con TSH normal (0.2-4 mU/l). En todos los grupos de la misma edad entre 40 y 80 años, TSH era más bajo entre las víctimas del dolor de cabeza, especialmente migraineurs, que en ésos sin denuncias del dolor de cabeza

El hipotiroidismo subclínico es un factor de riesgo independiente para la ateroesclerosis y el infarto del miocardio en mujeres mayores: el estudio de Rotterdam.

Hak AE, políticos ha, Visser TJ, y otros.

Ann Intern Med. 2000 15 de febrero; 132(4):270-8.

FONDO: El hipotiroidismo público se ha encontrado para ser asociado a enfermedad cardiovascular. Si la autoinmunidad subclínica del hipotiroidismo y de la tiroides es también factores de riesgo para la enfermedad cardiovascular es polémico. OBJETIVO: Para investigar si la autoinmunidad subclínica del hipotiroidismo y de la tiroides está asociada a ateroesclerosis aórtica y al infarto del miocardio en mujeres posmenopáusicas. DISEÑO: Estudio transversal sobre la base de la población. DETERMINACIÓN: Un distrito de Rotterdam, los Países Bajos. PARTICIPANTES: Muestra escogida al azar de 1149 mujeres (edad media +/- años del SD, 69,0 +/- 7,5) participando en el estudio de Rotterdam. MEDIDAS: Los datos sobre la situación de la tiroides, la ateroesclerosis aórtica, y la historia del infarto del miocardio fueron obtenidos en la línea de fondo. El hipotiroidismo subclínico fue definido como nivel de hormona tiroides-estimulante elevado (>4.0 mU/L) y un ng/dL sin suero normal de pmol/L del nivel de la tiroxina (11 a 25 [0,9 a 1,9]). En las pruebas para los anticuerpos a la peroxidasa de la tiroides, un nivel mayores de 10 IU/mL del suero era considerado un resultado positivo. RESULTADOS: El hipotiroidismo subclínico estaba presente en 10,8% de participantes y fue asociado a un mayor predominio edad-ajustado de la ateroesclerosis aórtica (ratio de las probabilidades, 1,7 [ci del 95%, 1,1 a 2,6]) y del infarto del miocardio (ratio de las probabilidades, 2,3 [ci, 1,3 a 4,0]). El ajuste adicional para el nivel de colesterol del índice de masa corporal, total y de alta densidad de la lipoproteína, la presión arterial, y la situación que fumaba, así como la exclusión de las mujeres que tomaron los betabloqueadores, no afectó a estas estimaciones. Las asociaciones eran levemente más fuertes en las mujeres que tenían hipotiroidismo subclínico y anticuerpos a la peroxidasa de la tiroides (ratio de las probabilidades para la ateroesclerosis aórtica, 1,9 [ci, 1,1 a 3,6]; ratio de las probabilidades para el infarto del miocardio, 3,1 [ci, 1,5 a 6,3]). No se encontró ninguna asociación entre la autoinmunidad sí mismo de la tiroides y la enfermedad cardiovascular. El porcentaje atribuible del riesgo de la población para el hipotiroidismo subclínico asociado al infarto del miocardio estaba dentro de la gama de eso para los factores de riesgo importantes sabidos para la enfermedad cardiovascular. CONCLUSIÓN: El hipotiroidismo subclínico es un indicador fuerte del riesgo para la ateroesclerosis y del infarto del miocardio en mujeres mayores

Efectos de la baja y de la bajo-dosis intensivas aspirin de la sangre-presión en pacientes con la hipertensión: resultados principales del ensayo aleatorizado (CALIENTE) óptimo del tratamiento de la hipertensión. Grupo de estudio CALIENTE.

Hansson L, Zanchetti A, SG de Carruthers, y otros.

Lanceta. 13 de junio 1998; 351(9118):1755-62.

FONDO: A pesar del tratamiento, hay a menudo una incidencia más alta de complicaciones cardiovasculares en pacientes con la hipertensión que en individuos normotensivos. La reducción inadecuada de su presión arterial es una causa probable, pero la presión arterial de la blanco óptima no se sabe. El impacto del ácido acetilsalicílico (aspirin) nunca se ha investigado en pacientes con la hipertensión. Apuntamos evaluar la presión arterial diastólica de la blanco óptima y la ventaja potencial de una dosis baja del ácido acetilsalicílico en el tratamiento de la hipertensión. MÉTODOS: asignaron 18790 pacientes, a partir de 26 países, envejecidos 50-80 años (medio 61,5 años) con la hipertensión y presión arterial diastólica entre 100 milímetros hectogramo y 115 milímetros hectogramo (medio 105 milímetro hectogramo) aleatoriamente a blanco la presión arterial diastólica. asignaron 6264 pacientes a la presión de la blanco < o =90 milímetro hectogramo, 6264 < o =85 milímetro hectogramo, y 6262 a < o =80 milímetro hectogramo. Felodipine fue dado como terapia de la línea de fondo con la adición de otros agentes, según un régimen del cinco-paso. Además, asignaron 9399 pacientes aleatoriamente a 75 mg/día el ácido acetilsalicílico (Bamycor, Astra) y asignaron 9391 pacientes placebo. HALLAZGOS: La presión arterial diastólica fue reducida por 20,3 milímetros hectogramo, 22,3 milímetros hectogramo, y 24,3 milímetros hectogramo, en < o =90 milímetro hectogramo, < o =85 milímetro hectogramo, y < o los grupos destinatarios de =80 milímetro hectogramo, respectivamente. La incidencia más baja de eventos cardiovasculares importantes ocurrió en una presión arterial diastólica alcanzada medio de 82,6 milímetros hectogramo; el más poco arriesgado de la mortalidad cardiovascular ocurrió en 86,5 milímetros hectogramo. La reducción adicional debajo de estas presiones arteriales era segura. En pacientes con la diabetes mellitus había una reducción del 51% en eventos cardiovasculares importantes en grupo destinatario < o =80 milímetro hectogramo comparado con el grupo destinatario < o =90 milímetro hectogramo (p para trend=0.005). El ácido acetilsalicílico redujo eventos cardiovasculares importantes por el 15% (p=0.03) y todo el infarto del miocardio por el 36% (p=0.002), sin efecto sobre movimiento. Había siete fatales sangra en el grupo del ácido acetilsalicílico y ocho en el grupo del placebo, y 129 contra el comandante no fatal 70 sangra en los dos grupos, respectivamente (p<0.001). INTERPRETACIÓN: La baja intensiva de la presión arterial en pacientes con la hipertensión fue asociada a un de tarifa reducida de eventos cardiovasculares. El estudio CALIENTE muestra las ventajas de bajar la presión arterial diastólica a 82,6 milímetros hectogramo. El ácido acetilsalicílico redujo perceptiblemente eventos cardiovasculares importantes con la ventaja más grande vista en todo el infarto del miocardio. No había efecto sobre la incidencia del movimiento o fatal sangra, pero el comandante no fatal sangra era dos veces tan común

Normalización del hyperhomocysteinemia con L-tiroxina en hipotiroidismo.

WI de Hussein, R verde, Jacobsen DW, y otros.

Ann Intern Med. 7 de septiembre 1999; 131(5):348-51.

FONDO: Hyperhomocysteinemia es un factor de riesgo independiente para la enfermedad coronaria, periférica, y cerebrovascular. Los niveles elevados de la homocisteina del plasma fueron descritos en un informe preliminar sobre hipotiroidismo primario. OBJETIVO: Para determinar si la restauración del euthyroidism por terapia del reemplazo de la L-tiroxina reduciría o normalizaría niveles de la homocisteina del plasma. DISEÑO: Estudio ficticio anticipado. DETERMINACIÓN: Departamento de la endocrinología del paciente no internado de un centro terciario. PACIENTES: 14 pacientes (10 mujeres y 4 hombres; 25 a 77 años de edad): 4 con el hipotiroidismo crónico nuevamente diagnosticado (de Hashimoto) y 10 quién había sido hecha agudo hipotiroideo (nivel de hormona tiroides-estimulante > 25 mU/L) por la tiroidectomía total para el carcinoma de la tiroides. MEDIDAS: Los niveles totales de la homocisteina del plasma fueron medidos en la línea de fondo y 3 a 9 meses más adelante, después de que el euthyroidism hubiera sido logrado por terapia del reemplazo de la L-tiroxina. RESULTADOS: La homocisteina mediana del plasma de la línea de fondo nivela en ambos sexos (mujeres, 11,65 26,5 micromol/L de micromol/L [gama, 7,2 a]; los hombres, 15,1 16,3 micromol/L de micromol/L [gama, 14,1 a]) eran más altos (P = 0,002) que ésos en femenino sano (n = 35) y el varón (n = 36) se ofrece voluntariamente (mujeres, 7,52 14,0 micromol/L de micromol/L [gama, 4,3 a]; hombres, 8,72 14,98 micromol/L de micromol/L [gama, 5,94 a]). Ocho pacientes (el 57%) tenían niveles de la homocisteina del plasma de la línea de fondo que excedieron el límite superior de las gamas de referencia propias de cada sexo. Sobre el logro del euthyroidism, todos los pacientes tenían una disminución en niveles de la homocisteina del plasma. El cambio total mediano de -5,5 micromol/L (la gama, -15,4 a -1,8 micromol/L) corresponde a una diferencia de -44% (gama, -58% a -13%) (P < 0,001). Los niveles de la homocisteina volvieron a normal en 7 de los 8 pacientes con valores elevados del tratamiento previo. CONCLUSIONES: El hipotiroidismo puede ser una causa tratable del hyperhomocysteinemia, y los niveles elevados de la homocisteina del plasma pueden ser un factor de riesgo independiente para la ateroesclerosis acelerada considerada en hipotiroidismo primario

[Tratamiento del bocio eutiroide en los ancianos].

Imbrogno N, De Angelis G, Salandri A, y otros.

Clin Ter. El 2001 de julio; 152(4):231-4.

PROPÓSITO: Un estudio fue conducido para evaluar la eficacia de la terapia médica con el levothyroxine sintético de la hormona (L-T4) en los temas mayores con el bocio eutiroide multinodular. PACIENTES Y MÉTODOS: 187 temas mayores (34 varones y 153 hembras) que se extendían entre 63 y 85 años de edad con el bocio multinodular del euthyroide fueron examinados. Para cada tema se ha calculado el índice de la masa del cuerpo (BMI) que ha consentido la identificación dos grupos de temas: los pacientes mayores con el peso normal y los temas obesos. RESULTADOS: En sobre todo de los pacientes (el 82%), el peso y obeso normales, la terapia L-T4 no ha determinado cambios significativos de las dimensiones o del número de los nódulos. En los temas obesos la terapia L-T4 no ha causado la disminución del peso por lo menos al 20% del peso corporal inicial. CONCLUSIONES: Los resultados de la investigación han probado la eficacia limitada de la terapia represiva con levothyroxine en la reducción del volumen y/o del número de los nódulos, sin sin embargo la negación de la utilidad en la prevención del empeoramiento de la enfermedad nodular de la tiroides. El estudio también ha revelado que la terapia con levothyroxine es ineficaz para la perdida de peso del cuerpo en los temas obesos

Pruebas de función anormales de la tiroides en niños con hipotiroidismo congénito: la influencia de la fórmula a base de soja.

Jabbar mA, Larrea J, Shaw RA.

J Coll Nutr. El 1997 de junio; 16(3):280-2.

OBJETIVO: Para evaluar la etiología del hyperthyroxinemia o del hyperthyrotropinemia en los niños con hipotiroidismo congénito que están en terapia del reemplazo con L-tiroxina. MÉTODOS: Trataron a estos niños con las dosis recomendadas de la L-tiroxina después de la diagnosis del hipotiroidismo congénito. Debido al hyperthyroxinemia (2 pacientes) y hyperthyrotropinemia (1 paciente), conformidad y práctica dietética (tipo de la fórmula, edad de la introducción, y discontinuación o cambio de la medicación de la fórmula) fueron evaluados. La evaluación clínica también fue realizada. RESULTADOS: El nivel elevado de la tiroxina en 2 niños fue asociado a la discontinuación de la fórmula de la soja 4 semanas previamente; la reducción de la dosis de la L-tiroxina normalizó niveles del suero en ambos niños. En el tercer niño, que recibió fórmula de la soja a partir de 1 semana de la edad, TSH seguía elevado a pesar de las dosis ampliadas de la L-tiroxina de 19 micrograms/kg/day; la discontinuación de la fórmula de la soja fue seguida por la normalización del TSH en 3 semanas y ayudada para lograr un decremento subsiguiente de la dosis de la L-tiroxina a 8,6 micrograms/kg/day. Ni el hyperthyroxinemia ni el hyperthyrotropinemia en estos niños fue asociado a cualquier consecuencia del comportamiento-de desarrollo adversa. CONCLUSIÓN: Al iniciar la soja-fórmula que alimenta en niños con hipotiroidismo congénito, la dosis de la L-tiroxina se debe aumentar debido a la reducción significativa en la absorción intestinal: inversamente, cuando se interrumpe la alimentación de la soja, la dosis de la L-tiroxina debe ser disminuida

Enfermedad de tiroides y reproducción femenina.

Krassas GE.

Fertil Steril. DEC 2000; 74(6):1063-70.

OBJETIVO: Para revisar la función y la fertilidad menstruales en enfermedad de tiroides, principalmente en hipertiroidismo e hipotiroidismo. También para registrar consecuencias (las 131) de la terapia de I, que se utiliza extensamente en el tratamiento de la enfermedad de sepulcros y del cáncer de tiroides, en embarazos subsiguientes y en fertilidad en estos pacientes. DISEÑO: Una búsqueda del ordenador de MEDLINE fue utilizada para identificar estudios relevantes. El tipo de disturbios menstruales y la situación de la fertilidad fueron registrados de todos los estudios encontrados. También, la fertilidad y el peligro genético de los pacientes femeninos con la enfermedad de sepulcros y el cáncer de tiroides que fueron tratados con (131) mí fueron registrados. RESULTADOS: El hipertiroidismo y el hipotiroidismo pueden dar lugar a disturbios menstruales. Las anormalidades menstruales son menos comunes ahora que en serie anterior. En un estudio reciente, encontramos que solamente 21,5% de 214 pacientes thyrotoxic tenían algún tipo de disturbio menstrual, comparado a 50 al 60% en un ciertas más viejas series. Las manifestaciones mas comunes son hypomenorrhea y oligomenorrhea. Según los resultados de biopsias endometriales, la mayoría de las mujeres thyrotoxic siguen siendo ovulatorias. Por otra parte, el incidente genético del peligro a la terapia del radioyodo en la enfermedad de sepulcros y el carcinoma de la tiroides es muy pequeño; la exposición (131) a I no causa fecundidad reducida, y el riesgo de pérdida de fertilidad no es una contraindicación para su uso en estos pacientes. el hipotiroidismo mínimo, la frecuencia de irregularidades menstruales se ha divulgado muy recientemente para ser 23,4% entre 171 pacientes hipotiroideos estudiados. Éste es mucho menos que lo divulgada en los estudios anteriores, que mostraron que 50 al 70% de pacientes femeninos hipotiroideos tenían anormalidades menstruales. La manifestación más común es oligomenorrhea. El hipotiroidismo severo se asocia comúnmente al fracaso de la ovulación. La ovulación y el concepto pueden ocurrir en hipotiroidismo suave. Estos embarazos, sin embargo, se asocian a menudo a abortos, a los partos muertos, o a la precocidad. Estes último pueden ser de mayor importancia clínica en mujeres estériles con infertilidad inexplicada. CONCLUSIONES: Estos nuevos datos, principalmente referentes a anormalidades menstruales en el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, son contrarios con qué se cree y se escribe generalmente en los libros de texto clásicos de la tiroides e indican que tales opiniones deben ser revisadas

[Efecto de la ventaja sobre la función de la tiroides].

Lasisz B, Zdrojewicz Z, Marcinkowski Z.

Leks de Wiad. El 1992 de febrero; 45(3-4):116-9.

La ventaja en compuestos orgánicos e inorgánicos es un factor del riesgo para la salud que lleva después de la exposición de alto grado al envenenamiento. Puede acumular en el organismo y ejercer efectos tóxicos, especialmente sobre el sistema hemopoyético y el sistema nervioso. Su acción incluye daño a las membranas celulares y a los desordenes de los procesos oxidoreductive en las células. El hipotiroidismo que ocurre en temas con la exposición a la ventaja profesional puede evidenciar un efecto negativo del elemento sobre la función de la tiroides

Investigación para el hipotiroidismo en mujeres estériles.

SENIOR de Lincoln, KE RW, Kutteh WH.

MED de J Reprod. 1999 mayo; 44(5):455-7.

OBJETIVO: Para determinar la frecuencia de un nivel tiroides-estimulante elevado de la hormona (TSH) en 704 pacientes que buscan el tratamiento para la infertilidad. DISEÑO DEL ESTUDIO: Los sueros a partir de 704 mujeres evaluadas para la infertilidad fueron probados para los niveles de TSH usando mIU/mL (normal, 0.45-4.09) del radioinmunoanálisis. Todas las mujeres tenían por lo menos un año de infertilidad. Excluyeron a las mujeres con una historia sabida de la enfermedad de tiroides del comentario. RESULTADOS: Dieciséis de 704 pacientes (2,3%) habían elevado niveles de TSH y fueron tratados con levothyroxine para normalizar TSH. Ningunas de estas mujeres tenían muestras o síntomas clínicos públicos del hipotiroidismo. De estas mujeres, 11 de 16, o el 69%, tenían disfunción ovulatoria, y 7 (el 64%) se quedaban más adelante embarazadas mientras que en el reemplazo de la tiroides. Cinco de 704 (0,7%) mujeres con la infertilidad que presentó sin una historia de la disfunción ovulatoria no habían elevado niveles de TSH, y ningunos se quedaban embarazadas con el tratamiento. CONCLUSIÓN: El predominio de TSH elevado en 704 mujeres con por lo menos un año de infertilidad era 2,3%. La mayoría de mujeres diagnosticadas con el hipotiroidismo (11 de 16, o el 69%) tenía disfunción ovulatoria. Con el tratamiento para el hipotiroidismo, los embarazos acertados dieron lugar a 7 de 11 (el 64%) de pacientes. Las mujeres con infertilidad y la disfunción ovulatoria deben ser defendidas para el hipotiroidismo. La investigación para el hipotiroidismo como parte de un workup rutinario de la infertilidad en mujeres con la función ovulatoria normal rendirá pocas pruebas anormales

Homocisteina y restenosis después de la intervención coronaria percutánea.

Mahanonda N, Leowattana W, Kangkagate C, y otros.

J Med Assoc Thai. DEC 2001; 84 Suppl 3: S636-S644.

Los estudios clínicos numerosos en países occidentales y asiáticos sugieren que los individuos con los niveles de sangre elevados de homocisteina tengan un riesgo creciente de ateroesclerosis, de infarto del miocardio, de infarto cerebral, y de trombosis profunda de la vena. La homocisteina también se sabe para inducir a mediadores atherogenic y thrombogenic en células vasculares cultivadas de modo que la homocisteina pueda influenciar el daño de células endoteliales, promueva crecimiento liso de la célula muscular, induzca mediadores atherogenic y la formación del trombo después de angioplastia coronaria. La asociación entre la homocisteina y el restenosis después de que se haya discutido la intervención coronaria percutánea (PCI). En este estudio, la relación entre los niveles de la homocisteina del plasma y el restenosis después de que PCI a investigar si los niveles de la homocisteina del plasma pueden ser un calculador del restenosis después de que el PCI fuera examinado. Midieron a cientos pacientes consecutivos que experimentaron el PCI acertado fueron alistados y el nivel de la homocisteina del plasma en todos los pacientes antes del PCI. El plasma para el nivel de la homocisteina fue obtenida en 99 de 100 pacientes que tenían angioplastia. La concentración mala de la homocisteina del plasma en los pacientes alistados era 13,61 +/- 6,04 micromol/L. El mínimo y el máximo de la homocisteina del plasma eran 4,40 micromol/L y 50,00 micromol/L, respectivamente. En temas sanos, la gama de referencia normal de nivel de la homocisteina es 5-15 micromol/L sin embargo, los datos recientes sugieren que algunos pacientes puedan estar en el riesgo cardiovascular y cerebrovascular creciente en los niveles de hasta sólo 12 micromol/L. Por este motivo, corte los puntos del nivel de la homocisteina > o = 15 micromol/L o > o = 12 micromol/L para identificar el alto grupo del nivel de la homocisteina fueron utilizados. De 99 pacientes, alto nivel de la homocisteina (> o = 15 micromol/L) fue establecido en 9 pacientes con restenosis contra 20 pacientes sin restenosis. Si el punto cortado del nivel de la homocisteina > o = 12 micromol/L fue utilizado, el alto nivel de la homocisteina fue establecido en 14 pacientes con restenosis contra 39 pacientes sin restenosis. De ambos los puntos cortados del nivel de la homocisteina, allí no eran ninguna correlación entre el nivel de la homocisteina del plasma y el grupo del restenosis. (p>0.05)

Nutrición médica de Marz.

RB de Marz.

1997;

Altos niveles de colesterol de suero en personas con los niveles “alto-normales” de TSH: ¿debe uno ampliar la definición del hipotiroidismo subclínico?

Michalopoulou G, Alevizaki M, Piperingos G, y otros.

EUR J Endocrinol. El 1998 de febrero; 138(2):141-5.

OBJETIVO: La asociación entre el hipotiroidismo establecido y los niveles ricos en colesterol es bien sabido. El objetivo del actual estudio era investigar el efecto de la administración de la tiroxina (T4) sobre niveles de colesterol en temas hipercolesterolémicos con los niveles de TSH dentro de la gama normal (TSH “alto-normal” comparado con TSH “bajo-normal”). DISEÑO Y MÉTODOS: Determinamos niveles de TSH en 110 pacientes consecutivos referidos para la hipercolesterolemia (colesterol de suero >7.5 mmol/l). Ésos con TSH “alto-normal” (2.0-4.0 microU/ml) así como ésos con TSH “bajo-normal” (0.40-1.99 microU/ml) fueron asignados aleatoriamente para recibir 25 o 50 el microg T4 diario por dos meses. Así, los grupos A y B (TSH bajo-normal) recibieron 25 y 50 el microg T4 respectivamente y agrupan C y D (TSH alto-normal) recibió 25 y 50 el microg T4 respectivamente. El suero T4, el tri iodothyronine (T3), TSH, el índice libre de la tiroxina, la absorción del T3 de la resina y los autoanticuerpos de la tiroides (ThAab) así como el colesterol total, el colesterol de la lipoproteína de la densidad del cielo y tierra (HDL, LDL), y los triglicéridos eran resueltos antes y en del final del período de dos meses del tratamiento. RESULTADOS: Los niveles de TSH fueron reducidos en todos los grupos. El efecto más llamativo fue observado en el grupo D (niveles de TSH antes: 2.77+/-0.55, después: 1.41+/-0.85 microU/ml, P < 0,01). Los temas en los grupos C y D tenían una probabilidad más alta del tener ThAabs positivo. Una reducción significativa en colesterol total (P < 0,01) y LDL (P < 0,01) fue observada después del tratamiento solamente en el grupo D. En esos temas en el grupo D que eran negativa de ThAab, no había efecto significativo de la tiroxina sobre niveles de colesterol. CONCLUSIONES: Los temas con los niveles alto-normales de TSH combinados con ThAabs pueden, de hecho, tener hipotiroidismo subclínico que presenta con los niveles de colesterol elevados. Es posible que estos pacientes pudieron beneficiarse de la administración de la tiroxina

La homocisteina total del plasma nivela en hyperthyroid y pacientes hipotiroideos.

Nedrebo BG, Ericsson UB, Nygard O, y otros.

Metabolismo. El 1998 de enero; 47(1):89-93.

Encontramos una concentración más alta de homocisteina total (tHcy), un factor del plasma de riesgo independiente para la enfermedad cardiovascular, en pacientes con el hipotiroidismo (medio, 16,3 micromol/L; intervalo de confianza del 95% [ci], 14,7 a 17,9 micromol/L) que en los controles sanos (medio, 10,5 micromol/L; Ci del 95%, 10,1 a 10,9 micromol/L). El nivel del tHcy de pacientes del hyperthyroid no diferenció perceptiblemente del de los controles. La creatinina del suero era más alta en pacientes hipotiroideos y más baja en pacientes del hyperthyroid que en controles, mientras que el folato del suero era más alto en los pacientes del hyperthyroid comparados con los dos otros grupos. En análisis multivariante, estas diferencias no explicaron la concentración más alta del tHcy en hipotiroidismo. Confirmamos la observación del colesterol de suero elevado en el hipotiroidismo, que así como el hyperhomocysteinemia puede contribuir a un atherogenesis acelerado en estos pacientes

El fumar--un factor de riesgo para el hipotiroidismo.

Nystrom E, Bengtsson C, Lapidus L, y otros.

J Endocrinol invierte. El 1993 de febrero; 16(2):129-31.

El fumar se asocia a un espectro de desordenes. Los informes recientes han mostrado concentraciones disminuidas del suero de tirotropina en fumadores eutiroides, y hay una asociación entre fumar y el desarrollo del bocio (tóxico y eutiroide). En una continuación de 12 años de una muestra aleatoriamente seleccionada de mujeres encontramos una asociación fuerte entre fumar a la hora de la investigación inicial y el último desarrollo del hipotiroidismo, el riesgo relativo para que un fumador femenino desarrolle el hipotiroidismo que era 3,9 (el intervalo de confianza del 95% 1.6-9.1). No había, sin embargo, asociación entre los vicios de fumar en el final de la continuación y el hipotiroidismo. Esto indica que varias mujeres que desarrollaron hipotiroidismo pudieron haber hecho tan en asociación con un cambio en vicios de fumar

La situación baja del selenio en los ancianos influencia las hormonas tiroideas.

Olivieri O, Girelli D, Azzini M, y otros.

Clin Sci (Lond). DEC 1995; 89(6):637-42.

1. Iodothyronine 5' - el deiodinase, que es principalmente responsable de la producción periférica del triiodothyronine (T3), se ha demostrado recientemente para ser una enzima selenio-que contenía. En los ancianos, la conversión periférica reducida de la tiroxina (T4) al T3 y el hipotiroidismo público se observan con frecuencia. 2. Medimos la peroxidasa del glutatión del selenio y del eritrocito del suero (como índices de la situación del selenio), las hormonas tiroideas y la hormona tiroides-estimulante en 109 temas eutiroides sanos (52 mujeres, 57 hombres), seleccionados cuidadosamente excluir los niveles de hormona tiroidea anormalmente bajos inducidos por enfermedades agudas o crónicas o la restricción de la caloría. Los temas fueron subdivididos en tres grupos de la misma edad. Para evitar condiciones de la desnutrición o de la desnutrición, los expedientes dietéticos fueron obtenidos para una muestra de 24 temas, seleccionada aleatoriamente y el representante de la población entera para la edad y el sexo. 3. Para evaluar correctamente la influencia de la situación del selenio en el iodothyronine 5' - el tipo actividad del deiodinase de I, un ensayo placebo-controlado de doble anonimato también fue realizado en 36 temas mayores, residente en una clínica de reposo de propiedad privada. 4. En la población disipada, una reducción progresiva del ratio T3/T4 (niveles crecientes debidos T4) y de la peroxidasa del glutatión del selenio y del eritrocito actividad fue observada con edad de avance. Una correlación linear altamente significativa entre T4, T3/T4 y el selenio fue observada en la población en conjunto (para T4, R = -0,312, P < 0,002; para el ratio T3/T4, R = 0,32, P < 0,01) y en más viejos temas (para T4, R = -0,40, P < 0,05; para el ratio T3/T4, R = 0,54, P < 0,002). 5. El resultado principal del ensayo placebo-controlado de doble anonimato era una mejora significativa de índices del selenio y de una disminución del nivel T4 en temas selenio-tratados; el selenio del suero, la actividad de la peroxidasa del glutatión del eritrocito y las hormonas tiroideas no cambiaron en temas placebo-tratados. 6. Concluimos que la situación del selenio influencia las hormonas tiroideas en los ancianos, modulando principalmente los niveles T4

Deficiencia e hipotiroidismo del selenio: una nueva etiología en la diagnosis diferenciada del hipotiroidismo en niños.

Pizzulli A, Ranjbar A.

Biol Trace Elem Res. DEC 2000; 77(3):199-208.

Tres niños femeninos presentaron con diversos síntomas clínicos que se podrían relacionar con la función empeorada de la tiroides. Experimentaron una diagnosis pediátrica-endocrinologic exacta. Los pruebas de laboratorio no revelaron ningún hallazgo patológico, excepto hipotiroidismo y deficiencia latentes del selenio. El hipotiroidismo fue diagnosticado por TSH básico elevado y por un i.v patológico. - prueba del TRH-estímulo. Después de tratar a los niños con selenita del sodio oral por 4 semanas, su metabolismo había vuelto a normal y vimos una mejora marcada de todos los síntomas clínicos. Por primera vez, hemos podido describir el hipotiroidismo causado exclusivamente por la deficiencia del selenio, la patofisiología cuyo puede ser expresado como malfuncionamiento del ser humano 5' - los deiodinases

Tratamiento de la tiroxina en pacientes con síntomas de las pruebas de función del hipotiroidismo pero de la tiroides dentro de la gama de referencia: ensayo controlado seleccionado al azar de la cruce del placebo de doble anonimato.

Pollock mA, Sturrock A, Marshall K, y otros.

BMJ. 20 de octubre 2001; 323(7318):891-5.

OBJETIVOS: Para determinar si el tratamiento de la tiroxina es eficaz en pacientes con síntomas del hipotiroidismo pero con las pruebas de función de la tiroides dentro de la gama de referencia, e investigar el efecto del tratamiento de la tiroxina sobre bienestar psicológico y físico en participantes sanos. DISEÑO: Ensayo controlado seleccionado al azar de la cruce del placebo de doble anonimato. DETERMINACIÓN: Ambulatorio en un Hospital General. Participantes: 25 pacientes con los síntomas del hipotiroidismo que tenían pruebas de función de la tiroides dentro de la gama de referencia, y 19 controles. Métodos: Dieron los participantes a tiroxina 100 microgramas o placebos para tomar una vez al día por 12 semanas. El período del desastre era seis semanas. Entonces fueron dados el otro a tomar una vez al día por 12 semanas. Evaluaron todos los participantes fisiológico y psicológicamente en la línea de fondo y en la realización de cada fase. MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: Pruebas de función de la tiroides, medidas de la función cognoscitiva y de bienestar psicológico y físico. RESULTADOS: 22 pacientes y 19 controles sanos terminaron el estudio. En la línea de fondo, las cuentas de los pacientes en 9 medidas psicológicas de 15 fueron empeoradas en comparación con controles. Los pacientes mostraron una respuesta perceptiblemente mayor al placebo que controles en 3 medidas psicológicas de 15. Los participantes sanos tenían cuentas perceptiblemente más bajas para la vitalidad al tomar la tiroxina compararon al placebo (medio (SD) 60 (17) v 73 (16), P<0.01). Sin embargo, las cuentas de los pacientes de pruebas psicológicas al tomar la tiroxina eran no diferentes de ésas al tomar placebo a excepción de una degradación de las prestaciones en una reproducción visual prueban al tomar la tiroxina. Las concentraciones del suero de tiroxina libre crecientes y las de la hormona estimulante de la tiroides disminuyeron en los pacientes y los controles mientras que tomaban la tiroxina, confirmando conformidad con el tratamiento. Aunque las concentraciones del suero de triiodothyronine libre aumentaran de los pacientes y de los controles que tomaban la tiroxina, la diferencia entre la respuesta al placebo y a la tiroxina era significativa solamente en los controles. CONCLUSIONES: La tiroxina era más eficaz que placebo en la mejora de la función cognoscitiva y del bienestar psicológico en pacientes con síntomas de las pruebas de función del hipotiroidismo pero de la tiroides dentro de la gama de referencia. La tiroxina no mejoró la función cognoscitiva y el bienestar psicológico en participantes sanos

¿Se relacionan la disfunción y la depresión autoinmunes de la tiroides?

Haga estallar VJ, LH de Maartens, Leusink G, y otros.

J Clin Endocrinol Metab. El 1998 de sept; 83(9):3194-7.

El objetivo de este estudio era examinar la relación entre la enfermedad de tiroides y la depresión autoinmunes en mujeres perimenopausal. Función de la tiroides [TSH, T4 libre, y anticuerpos de la peroxidasa de la tiroides (TPO-Ab)] y la depresión (usando la escala de la depresión de Edimburgo) fue evaluada seccionado transversalmente así como otros determinantes de la depresión. Los temas eran 583 mujeres perimenopausal aleatoriamente seleccionadas (envejecidas 47-54 año) de una cohorte de la comunidad de 6846 mujeres. Las medidas principales del resultado eran el acontecimiento de la disfunción de la tiroides (T4 y/o TSH libre anormal o los niveles elevados de TPO-Ab) y la presencia concomitante de depresión según la escala de la depresión de Edimburgo. Ni la disfunción bioquímica de la tiroides ni la situación menopáusica fue relacionada con la depresión. Aparte de varios determinantes sicosociales (el acontecimiento de un evento de vida importante, un episodio anterior de la depresión, o problemas financieros), un nivel elevado de TPO-Ab (> o = 100 U/mL) fue asociado perceptiblemente a la depresión (el intervalo de confianza del ratio, de 3,0, del 95% de las probabilidades, 1.3-6.8). Concluimos que las mujeres con los niveles elevados TPO-Ab son especialmente vulnerables a la depresión, mientras que la situación posmenopáusica no aumenta el riesgo de depresión

Hyperhomocysteinemia y fosfato bajo del piridoxal. Factores de riesgo reversibles comunes y independientes para la enfermedad de la arteria coronaria.

Robinson K, EL de Mayer, DP de Miller, y otros.

Circulación. 15 de noviembre 1995; 92(10):2825-30.

FONDO: La alta homocisteina del plasma se asocia a enfermedad de la arteria coronaria prematura en hombres, pero la concentración del umbral que define este riesgo y su importancia en mujeres y los ancianos son desconocidas. Además, aunque la situación baja de la vitamina de B aumente la homocisteina, el vínculo entre estas vitaminas y enfermedad coronaria es confuso. MÉTODOS Y RESULTADOS: Comparamos a 304 pacientes con enfermedad coronaria con 231 temas del control. Factores de riesgo y concentraciones de homocisteina del plasma, de folato, de la vitamina B12, y del piridoxal 5' - el fosfato fue documentado. Una concentración de la homocisteina de 14 mumol/L confirió un ratio de las probabilidades de la enfermedad coronaria de 4,8 (P < .001), y 5 incrementos de mumol/L a través de la gama de homocisteina confirieron un ratio de las probabilidades de 2,4 (P < .001). Los ratios de las probabilidades de 3,5 en mujeres y de 2,9 en esos 65 años o más viejo fueron considerados (P < .05). Homocisteina correlacionada negativamente con todas las vitaminas. Piridoxal bajo 5' - fosfato (< 20 nmol/L) fue visto en el 10% de pacientes pero en el solamente 2% de temas del control (P < .01), rindiendo un ratio de las probabilidades de la enfermedad coronaria ajustado según todos los factores de riesgo, incluyendo la alta homocisteina, de 4,3 (P < .05). CONCLUSIONES: Dentro de la gama considerada actualmente ser normal, el riesgo para la enfermedad coronaria sube con el aumento de la homocisteina del plasma sin importar edad y sexo, sin efecto de umbral. Además de un vínculo con homocisteina, pyridoxal-5'-phosphate bajo confiere un riesgo independiente para la enfermedad de la arteria coronaria

Desordenes y cáncer de seno de la tiroides.

SG de Shering, Zbar AP, Moriarty M, y otros.

Cáncer Prev del EUR J. DEC 1996; 5(6):504-6.

Hemos investigado la asociación polémica entre las enfermedades de la glándula tiroides y el carcinoma del pecho usando la metodología que permite la exclusión positiva de casos de la enfermedad del pecho de grupos de control y la detección de alteraciones subclínicas en volumen de la tiroides usando sonografía de alta resolución, así dirigiendo las deficiencias de estudios anteriores. Considerando que el predominio del hipertiroidismo y del hipotiroidismo en pacientes con carcinoma del pecho y en controles sanos sin pruebas clínicas de la enfermedad del pecho era similar, el bocio no tóxico era más de dos veces tan común en los pacientes del carcinoma del pecho. Los volúmenes de la tiroides eran también perceptiblemente más altos en pacientes del carcinoma del pecho que en controles; usando criterios de la Organización Mundial de la Salud, 45,5% de pacientes del carcinoma del pecho tenían ampliación de la tiroides comparada con solamente 10,5% de controles. Finalmente, los autoanticuerpos de la peroxidasa del antitiroideo eran dos veces tan comunes en pacientes del cáncer de seno que en controles. Estos hallazgos proporcionan pruebas claras de una relación entre la enfermedad de tiroides y el carcinoma del pecho, aunque los mecanismos que son la base de esta relación requieran estudio adicional, los estudios futuros de los factores de riesgo del cáncer de seno debe por lo tanto incluir la evaluación de la función de la tiroides, de la situación del anticuerpo y del volumen

La tiroides y el cáncer de seno: ¿una asociación significativa?

Smyth págs.

Ann Med. El 1997 de junio; 29(3):189-91.

La coincidencia de los desordenes y del cáncer de seno de la tiroides ha sido de largo un tema del discusión. Las asociaciones con hipertiroidismo, hipotiroidismo, tiroiditis y el bocio no tóxico se han divulgado. Aunque ningunas pruebas convincentes existan de un papel causal de la enfermedad de tiroides pública en cáncer de seno, la preponderancia de trabajo publicado favorece una asociación con hipotiroidismo. Las variaciones geográficas en la incidencia del cáncer de seno se han atribuido a las diferencias en toma dietética del yodo y un efecto del yoduro sobre el pecho se ha postulado. Los informes recientes han mostrado una asociación directa entre la ampliación de la tiroides, según lo evaluado por ultrasonido, y el cáncer de seno. Aunque siga habiendo el mecanismo exacto para la asociación demostrada entre las enfermedades de la tiroides y el cáncer de seno ser aclarado, hay por lo menos la posibilidad que la presencia de anormalidades de la tiroides puede influenciar la progresión del cáncer de seno y este solo debe estimular conciencia en la coincidencia de los dos desordenes

La jaqueca diaria con aureola visual se asoció a una malformación arteriovenosa occipital.

Spierings ELÉCTRICO.

Dolor de cabeza. El 2001 de febrero; 41(2):193-7.

Describen a una mujer de 51 años con ataques diarios de la jaqueca con aureola visual. La aureola ocurrió siempre a la derecha y el dolor de cabeza siempre en el lado izquierdo de la cabeza, sugiriendo una lesión estructural en el lóbulo occipital izquierdo. La lesión aparecía ser una malformación arteriovenosa cuyo la borradura casi completa dio lugar a una disminución de la frecuencia de la aureola y de la intensidad del dolor de cabeza. El tratamiento subsiguiente del hipotiroidismo de la frontera con levothyroxine trajo alrededor de una mejora espectacular en frecuencia de la aureola y del dolor de cabeza. El caso se discute teniendo en cuenta nuestra actual comprensión de la patogenesia del ataque de la jaqueca

[Niveles de hormonas tiroideas y de hormona thyrotropic en el suero de mujeres con la hipertensión arterial perimenopausal].

Stanosz S.

Político de Ginekol. 1992; 63(3):130-3.

La prueba realizada en 96 mujeres envejeció entre 43 a 55 años (50,46 +/- 4,7), que no tomaron ninguna drogas durante los 3 meses pasados. Dividieron a las mujeres en dos grupos: posmenopáusico premenopausal y temprano. Subdividieron a cada grupo según la presión arterial: con la presión normal y con la hipertensión arterial. La concentración de T4, el T3 y TSH fueron medidos usando un método radioimmunologic. La saturación de las proteínas de portador fue establecida con el T3/test, el resultado cuyo fue utilizado para dividir T4 y el T3 y para obtener FT4I y FT3I respectivamente. Fue encontrado que las mujeres con la hipertensión arterial tienen (p < 0,001) concentración perceptiblemente más alta de TSH. El T3 y los FT3I de la concentración eran perceptiblemente más altos (p < 0,01) en mujeres con la hipertensión arterial en el período posmenopáusico

Dehydroepiandrosterone del suero, sulfato del dehydroepiandrosterone, y concentraciones del sulfato del pregnenolone en pacientes con hipertiroidismo e hipotiroidismo.

Tagawa N, Tamanaka J, Fujinami A, y otros.

Clin quím. El 2000 de abril; 46(4):523-8.

FONDO: Dehydroepiandrosterone (DHEA) y el sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-S) se han sugerido para tener efectos protectores contra enfermedad cardiovascular, cáncer, enfermedades inmune-moduladas, y el envejecimiento. Examinamos concentraciones del suero de DHEA, de DHEA-S, y del sulfato del pregnenolone (PREG-S) en pacientes con la disfunción de la tiroides. MÉTODOS: Los esteroides extraídos con metanol de muestra del suero fueron separados en una fracción sin conjugar (DHEA) y una fracción del monosulfate (DHEA-S y PREG-S), usando una extracción de la sólido-fase y una columna de intercambio iónico. Después de la separación de esteroides sin conjugar por CLAR, la concentración de DHEA fue medida por immunoensayo de la enzima. La fracción del monosulfate fue tratada con arylsulfatase, y los esteroides liberados fueron separados por la CLAR. Las fracciones de DHEA y de PREG fueron determinadas por la cromatología gaseosa-espectrometría de masa, y las concentraciones fueron convertidas en las de DHEA-S y de PREG-S. RESULTADOS: Las concentraciones del suero de DHEA, de DHEA-S, y de PREG-S eran todo el perceptiblemente más bajas en pacientes con hipotiroidismo (n = 24) que en los controles sexo-hechos juego de la edad y sanos (n = 43). Por el contrario, en pacientes con hipertiroidismo (n = 22), el suero DHEA-S y las concentraciones de PREG-S eran perceptiblemente más altos, pero la concentración del suero DHEA estaba dentro del intervalo de la referencia. Las concentraciones del suero de estos tres esteroides correlacionaron con concentraciones del suero de hormonas tiroideas en estos pacientes. Las concentraciones hormona-obligatorias de la albúmina de suero y de la globulina del sexo no fueron relacionadas con estos cambios en la concentración de esteroides. CONCLUSIONES: Las concentraciones del suero de DHEA, DHEA-S, y PREG-S fueron disminuidos en hipotiroidismo, mientras que el suero DHEA-S y las concentraciones de PREG-S fueron aumentadas pero DHEA era normal en hipertiroidismo. La hormona tiroidea puede estimular la síntesis de estos esteroides, y el sulfotransferase de DHEA se pudo aumentar de hipertiroidismo

Reemplazo de la hormona tiroidea--¿una hormona o dos?

ANUNCIO de Toft.

MED de N Inglés J. 11 de febrero 1999; 340(6):469-70.

[Evaluación de la función de la glándula tiroides en infertilidad indeseada--indicaciones para la prueba de TRH y el impacto clínico desde el punto de vista del endocrinólogo].

Vierhapper H.

Acta Med Austriaca. 1997; 24(4):133-5.

Los desordenes de la función de la tiroides pueden causar infertilidad en mujeres. La substitución con tiroxina facilitará el concepto no sólo en mujeres con hipotiroidismo evidente, pero también en pacientes con hipotiroidismo subclínico. Así, cualquier programa de cribado en infertilidad femenina debe incluir una TRH-prueba

¿Cuál es el tratamiento óptimo para el hipotiroidismo?

Walsh JP, Stuckey BG.

MED J Aust. 5 de febrero 2001; 174(3):141-3.

El tratamiento estándar del hipotiroidismo primario está con tiroxina, con el objetivo de aliviar síntomas y de traer la concentración del suero TSH (hormona tiroides-estimulante) dentro de la gama de referencia. La investigación reciente sugiere que ésa en síntomas de algunos pacientes del hipotiroidismo persista a pesar de terapia estándar del reemplazo de la tiroxina. El tratamiento óptimo de estos pacientes no se sabe. Ajustando la tiroxina dosifique hasta que la concentración del suero TSH esté en la parte más inferior de la gama de referencia (eg., 0.3-2.0 mU/L) puede ser beneficiosos. Los estudios animales y un solo pequeño ensayo clínico sugieren que una combinación de tiroxina y de T3 (triiodothyronine), bastante que la tiroxina solamente, se pueda requerir para la terapia óptima del reemplazo de la tiroides. La investigación adicional es necesaria determinar porqué algunos pacientes aparecen tener una respuesta subóptima a la tiroxina, y si el tratamiento combinado thyroxine/T3 es preferible a la tiroxina solamente en estos pacientes