Liquidación de la primavera de Life Extension

Extractos
















MENOPAUSIA


¿Impresión? ¡Utilice esto!
Contenido

barra

libro Menopausia antes de la edad de 40 años
libro Cáncer endometrial y terapia de reemplazo hormonal: Apropíese del uso de progestinas de oponerse al estrógeno endógeno y exógeno
libro Los corazones de las mujeres son diferentes
libro Estrógeno y la prevención y el tratamiento de la osteoporosis
libro Terapia de la progesterona de Neoadjuvant para el cáncer de seno primario: Análisis razonado para un ensayo clínico
libro Patofisiología cardiovascular de hormonas ováricas
libro Hemostasis durante terapia de reemplazo hormonal
libro Andrógenos y la menopausia; un estudio de las mujeres de 40-60 años
libro Efectos cardiovasculares de las hormonas ováricas
libro El efecto de hormonas sobre la zona urinaria más baja
libro Sustancias de la hormona y su eficacia en terapia hormonal del reemplazo
libro Los efectos de los diversos regímenes de la terapia de reemplazo hormonal sobre densidad mineral del hueso después de 2 años de tratamiento
libro Haber seleccionado al azar, de doble anonimato, placebo-controlado, estudio de la cruce en el efecto del estradiol oral sobre síntomas menopáusicos agudos
libro La serie continua hypoestrogenic del cerebro femenino del síndrome premenstrual a la menopausia: Una hipótesis y un comentario de datos favorables
libro Tratamientos para el oestoporosis
libro Variaciones en contenido del receptor de la hormona esteroide en edad y períodos menopáusicos, y ciclo menstrual en pacientes del cáncer de seno
libro Terapia y Phytoestrogens de la hormona
libro La menopausia y la terapia de reemplazo hormonal: Lípidos, lipoproteínas, coagulación y factores fibrinolóticos
libro Prevención de la enfermedad cardiovascular por terapia de reemplazo hormonal en el ostmenopause
libro Menopausia y osteoporosis: El papel de HRT
libro Caracterización de la dinámica hormonal reproductiva en el perimenopause


barra



Menopausia antes de la edad de 40 años

Aubard Y.; Teissier M. - P.; Grandjean M. - H.; Le Meur Y.; Baudet J. - H.
Y. Aubard, servicio Gynecologie-Obstetrique I, CHRU Dupuytren, 87042 Limoges Cedex Francia
Journal de Gynecologie Obstetrique y Biologie de la Reproduction (Francia), 1997, 26/3 231-237

La menopausia temprana debido al anexhaustion de los folículos ováricos antes de la edad de 40 años ocurre en el aproximadamente 1% de mujeres en este rango de edad. Los signes clínicos de la deficiencia del estrógeno con amenorrea y esterilidad son confirmados generalmente por hipogonadismo del hypergonadotrope en los pruebas de laboratorio. El síndrome debe ser distinguido de ovarios resistentes del gonadotrophine y de adenomas raros del gonadotrope. La biopsia del ovario muestra más o menos destrucción completa de los folículos. Hay muchas causas de la menopausia temprana incluyendo número anormal o de la estructura del cromosoma X en 15- 20% de los casos. Ciertos desordenes metabólicos y las infecciones virales pueden también incrimined. Finalmente la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia pueden ser la causa de la menopausia yatrogénica. Para determinar pronóstico, la capacidad folicular de la mujer debe ser estimada. La terapia del estrógeno es actualmente la mejor opción para preservar las ocasiones para la ovulación y el embarazo. Cuando hay capacidad folicular no restante, la donación del huevo puede ser una solución. Finalmente, todos los pacientes deben ser dados la terapia de la substitución de la hormona debido al riesgo a largo plazo de deficiencia de la progesterona del estrógeno.



Cáncer endometrial y terapia de reemplazo hormonal: Apropíese del uso de progestinas de oponerse al estrógeno endógeno y exógeno

Sulak P.J.
El Dr. P.J. Sulak, Scott y clínica blanca, 2401 31ro calle del sur, templo, TX 76508 los E.E.U.U.
Clínicas de la endocrinología y del metabolismo de Norteamérica (los E.E.U.U.), 1997, 26/2 (399-412)

La mayoría de los casos del cáncer endometrial son potencialmente evitables. El estímulo endógeno sin oposición del estrógeno del endometrio se ha mostrado para ser el factor de riesgo de la predisposición en la mayoría de los casos. Bien-se han delineado los factores de riesgo, y es importante reconocer y tratar al paciente deficiente de la progesterona. las píldoras anticonceptivas orales de la Bajo-dosis en mujeres reproductivo-envejecidas sanas, no fumadoras, más viejas son una modalidad inutilizada del tratamiento. Las muchas ventajas noncontraceptive del contraceptivo oral a largo plazo utilizan hasta que la menopausia se deba explicar al paciente, incluyendo la prevención del cáncer ovárico y endometrial, del mantenimiento de la densidad del hueso, y de una reducción en los muchos procedimientos quirúrgicos realizados para los desordenes menstruales. La terapia de la progestina en más viejas mujeres reproductivo-envejecidas y mujeres posmenopáusicas con la producción sin oposición del estrógeno es obligatoria prevenir el cáncer endometrial. El conocimiento y la habilidad en las técnicas de muestreo endometriales simples realizadas en pacientes con los factores de riesgo sabidos para el cáncer endometrial detectarán a menudo las lesiones premalignas que son tratables con terapia o cirugía de la progestina.



Los corazones de las mujeres son diferentes

Reis S.E.; Holubkov R.; Zell K.A.
El Dr. S.E. Reis, LHAS WPWHC, división de la cardiología, universidad del MED de Pittsburgh. Centro, Pittsburgh, PA los E.E.U.U.
Problemas actuales en la obstetricia, ginecología y la fertilidad (los E.E.U.U.), 1997, 20/3 (72-92)

La enfermedad cardiovascular explica casi 500.000 muertes en mujeres americanas cada año, mitad cuyo puede ser atribuido a la enfermedad cardíaca coronaria (CHD). Sin embargo, la mayoría de las mujeres y muchos médicos de la atención primaria no son conscientes que la enfermedad cardiovascular es la causa de la muerte principal de mujeres en los Estados Unidos. Esta falsa valoración pudo haber contribuido a la exclusión relativa de mujeres de ensayos clínicos cardiovasculares tempranos; sin embargo, los resultados de estos ensayos se han generalizado rutinario a las mujeres. Es confuso si las estrategias de diagnóstico y terapéuticas cardiovasculares estudiadas en hombres se pueden aplicar a las mujeres, porque las discrepancias del género pueden existir en la patofisiología de síntomas cardiovasculares, la exactitud de la prueba de diagnóstico, los efficacies de terapias, y los resultados después de eventos cardiacos. La ateroesclerosis, la anormalidad patofisiológica subyacente en pacientes con CHD, puede causar angina “típica” limitando el flujo de sangre coronario durante períodos de demanda del miocardio creciente del oxígeno (e.g., esfuerzo o tensión emocional). La presentación de CHD diferencia entre los hombres y las mujeres. La manifestación inicial predominante de CHD en mujeres es la angina, que ocurre en el 47% de mujeres con CHD comparado con el solamente 32% de hombres. La presentación predominante de hombres con CHD es el infarto del miocardio (MI), que ocurre en el 46% de hombres comparados con el 32% de mujeres. Aunque la angina sea la manifestación inicial predominante de CHD en mujeres, los 58% de mujeres contra el 88% de hombres con angina “típica” del exertional angiographically han definido ateroesclerosis coronaria. La angina “anormal” se asocia a CHD en el solamente 35% de mujeres contra el 67% de hombres. Por lo tanto la patofisiología del dolor de pecho es género-dependiente. De hecho, las mujeres son más probables hacer dolor de pecho causar por el tono vasomotor coronario anormal que causa espasmo grande del buque o el vasodilatation inadecuado de la microvascularización coronaria. El dolor de pecho que resulta de ateroesclerosis coronaria se asocia a una frecuencia creciente de eventos cardiacos adversos. Aunque las mujeres premenopausal tengan una incidencia baja de CHD, las mujeres posmenopáusicas están en el riesgo creciente, sugiriendo que el análisis y el tratamiento ateroscleróticos agresivos del factor de riesgo está autorizado. Además de género y de la situación menopáusica, los factores de riesgo ateroscleróticos tradicionales incluyen la hipertensión, la diabetes, el dyslipidemia, el uso del cigarrillo, y antecedentes familiares de CHD prematuro. Sin embargo, muchos de éstos no son factores de riesgo independientes debido a sus asociaciones con género. La magnitud de los efectos de estos factores de riesgo también diferencia entre los hombres y las mujeres. Porque ambos mecanismos patofisiológicos del dolor de pecho y los predominios de CHD significativo son relativos a las diferencias entre los sexos, debe ser esperado que las sensibilidades y las especificidades de pruebas cardiovasculares diferencian por género. De hecho, las mujeres tienen tarifas más altas del falso positivo y bajan las sensibilidades de la prueba de tensión electrocardiográfica del ejercicio de rueda de ardilla. Los hallazgos similares se han divulgado para las pruebas de tensión del ejercicio Thallium-201. La especificidad baja de evaluaciones no invasores del dolor de pecho en mujeres puede contribuir a un prejuicio en la evaluación clínica de mujeres. Varios estudios han demostrado que las mujeres con dolor de pecho o los síndromes cardiovasculares reciben diagnosis y están tratados menos agresivamente que sus contrapartes masculinas, según lo manifestado por una probabilidad más baja de la remisión para la angiografía coronaria de diagnóstico y la revascularización coronaria percutánea y quirúrgica. El uso inferior de procedimientos cardiovasculares de diagnóstico y terapéuticos invasores en mujeres se puede relacionar con las discrepancias del género en resultados cardiacos. Por ejemplo, las mujeres que tienen un infarto del miocardio son más probables que hombres morir en-hospital o en el plazo de 1 año y tener insuficiencia cardiaca congestiva y el movimiento del infarto del miocardio de los posts. Después de ser referido para la cirugía coronaria de la angioplastia o de puente, el precio de las mujeres peores según lo manifestado por mortalidad creciente del en-hospital y menos alivio de la angina. Estas discrepancias del género están por lo menos en la parte relacionada con una más vieja edad, los predominios crecientes de las enfermedades del comorbid, y las arterias coronarias de un calibre más pequeño en mujeres. Las mujeres pueden reducir su riesgo de CHD usando terapia de reemplazo hormonal posmenopáusica. Los meta-análisis de estudios clínicos sugieren que el reemplazo posmenopáusico de la hormona esté asociado a una disminución del 35% a del 50% del riesgo cardiovascular. La alteración favorable del perfil del lípido explica menos que la mitad del efecto cardiio-protector clínico del estrógeno. Otros mecanismos propuestos incluyen la inhibición directa de la hiperplasia íntima arterial, la inhibición de la oxidación de la lipoproteína de baja densidad, y la prevención de la vasoconstricción coronaria anormal. El último mecanismo sugiere que la terapia del estrógeno pueda ser eficaz en síntomas de disminución del dolor de pecho en mujeres posmenopáusicas con el vasospasm coronario o la angina microvascular.



Estrógeno y la prevención y el tratamiento de la osteoporosis

Battistini M.
El Dr. M. Battistini, departamento de la obstetricia/de ginecología, 5 Penn Tower, Universidad de Pensilvania, 33ro calle/bulevar del centro municipal, Philadelphia, PA 19104 los E.E.U.U.
Diario de la reumatología clínica (los E.E.U.U.), 1997, 3/2 Suppl. (S28-S33)

La osteoporosis es una enfermedad esquelética sistémica caracterizada por la masa disminuida del hueso y la integridad estructural empeorada del hueso restante. Debido a una disminución en estrógeno de circulación, una aceleración de la pérdida del hueso ocurre después de la menopausia. La actividad osteoclasta se aumenta, llevando a un desequilibrio de la resorción del hueso sobre la formación, dando por resultado pérdidas netas de hueso. El estrógeno es un agente antiresorptive eficaz usado en la prevención y el tratamiento de la osteoporosis. El reemplazo del estrógeno mantiene con eficacia la masa del hueso y previene fracturas. La terapia del reemplazo es la más eficaz cuando se inicia pronto después del cese de menses y es largo plazo continuo. Históricamente, hay una tarifa baja de la conformidad con terapia a largo plazo en este país. La adición de una progestina al reemplazo del estrógeno es necesaria para la protección endometrial pero afecta negativamente a conformidad paciente. La identificación de otras ventajas médicas significativas, tales como la reducción del riesgo cardiovascular y mejoramiento posible de la demencia de Alzheimer, afirma la rentabilidad del reemplazo del estrógeno y puede aumentar su atracción a los pacientes. La clarificación del riesgo del cáncer de seno y la mejora del perfil del efecto secundario de un individuo con el uso de diversos regímenes, de preparaciones hormonales, y de rutas de la administración pueden aumentar conformidad.



Terapia de la progesterona de Neoadjuvant para el cáncer de seno primario: Análisis razonado para un ensayo clínico

Jatoi I.
El Dr. I. Jatoi, departamento de cirugía, Attn: MCHE-SDG, Brooke Army Medical Center, 3851 Roger Brooke Drive, San Antonio, TX 78234-6200 los E.E.U.U.
Terapéutica clínica (los E.E.U.U.), 1997, 19/1 (56-61)

El entorno hormonal a la hora de la cirugía puede influenciar mortalidad y supervivencia sana en pacientes con el cáncer de seno primario. De hecho, hay evidencia de que el estrógeno sin oposición de circulación es perjudicial y ése la presencia de resultados de circulación de la progesterona en una tasa de supervivencia sana y total mejorada. Así los pacientes que reciben terapia neoadjuvant de la progesterona pueden tener un mejor resultado. Un ensayo controlado seleccionado al azar en el cual las mujeres con el cáncer de seno primario reciben la progesterona o el placebo antes de que la cirugía se necesite urgente para confirmar esta hipótesis.



Patofisiología cardiovascular de hormonas ováricas

De Ziegler D.
Suiza
Piel Medizin/praxis (Suiza), 1997, 86/5 de Schweizerische Rundschau (138-144)

Los datos epidemiológicos indican que las mujeres son menos probables sufrir de la enfermedad cardíaca coronaria (CHD) que hombres de la misma edad. Esta diferencia desaparece sin embargo después de la menopausia que sugiere que es las hormonas producidas por los ovarios que son responsables del cardioprotection relativo de que las mujeres gozan antes de menopausia. A pesar del impacto favorable de los tratamientos orales del estrógeno en el perfil del lípido se cree hoy que los estrógenos actúan principalmente con efectos directos sobre los buques. Los estrógenos tienen propiedades vasodilative, ejercen efectos proliferativos antis sobre el endotelio y después de la respuesta de buques a los diversos estímulos (vaso-reactividad) por ejemplo la acetilcolina (Ach). La evaluación directa del grueso de pared grande del buque o grueso del Intima del medios (IMT) se considera como el parámetro más profético del riesgo cardiovascular hoy y puede servir destacar a las mujeres que deben recibir HRT por razones cardiovasculares.



Hemostasis durante terapia de reemplazo hormonal

Mammen E.F.
EE.UU.
Infertilidad y clínicas reproductivas de la medicina de Norteamérica (los E.E.U.U.), 1997, 8/1 (35-48)

Hay una diferencia principal en el riesgo de enfermedad cardiovascular entre los hombres y las mujeres antes de la edad de 50 años. Las mujeres tienen menos ateroesclerosis hasta esa edad que se pueda relacionar con un perfil más favorable del lípido. Fije la menopausia, sin embargo, la ateroesclerosis se convierte rápidamente, y se ha encontrado un perfil de deterioro del lípido. El estrógeno y la progesterona endógenos pueden ejercer un efecto protector contra enfermedad cardiovascular antes de menopausia. Además de perfiles alterados del lípido, las mujeres posmenopáusicas tienen cambios en el sistema del hemostasis, caracterizado generalmente por los factores de coagulación crecientes, especialmente el fibrinógeno y el factor VII. Estos dos procoagulants se han identificado como factores de riesgo independientes para la enfermedad arterial. Thechanges no es específico para las mujeres posmenopáusicas solamente sino es bastante una reflexión de la edad cada vez mayor. Algunos anticoagulantes, especialmente antitrombina, también parecen aumentar con edad. Estos cambios en el sistema de coagulación son equilibrados por un aumento total en la actividad fibrinolótica, aunque algunos inhibidores de este sistema aumenten con edad, sugiriendo el potencial para un estado hypofibrinolytic. Las alteraciones hemostáticas podían ser una reflexión del desarrollo creciente de la enfermedad aterosclerótica del buque. La terapia de reemplazo hormonal lleva a un perfil más favorable del lípido en mujeres posmenopáusicas, incluyendo la lipoproteína reducida (a) nivela. Lipoproteína (a) es atherogenic y trombótico, probablemente interfiriendo con el sistema fibrinolótico. Durante HRT, se reducen los niveles el fibrinógeno y del factor VII, mientras que sigue habiendo la mayoría de los otros parámetros sin cambiar. La reducción observada en nivel S de la proteína es probablemente clínico sin setido. En la mayoría de los estudios, no se ha encontrado ningunos aumentos en marcadores moleculares in vivo de la activación del hemostasis, sugiriendo que el sistema de coagulación no es activado por HRT. El sistema fibrinolótico parece ser activado levemente, que contrarrestaría cualquier clottability creciente. Todos estos cambios están implicados muy probablemente en la protección de las mujeres posmenopáusicas que experimentan HRT de complicaciones cardiovasculares arteriales. No parece haber riesgo creciente para el thromboembolism venoso con HRT. La suplementación exógena del estrógeno/de la progesterona bajo la forma de HRT en mujeres posmenopáusicas parece proteger contra los riesgos para la enfermedad cardiovascular. HRT altera perfiles del lípido de una manera más favorable y activa el sistema fibrinolótico sin al contrario afectar al sistema de coagulación. No hay pruebas que HRT aumenta el riesgo para los eventos thromboembolic arteriales o venosos.



Andrógenos y la menopausia; un estudio de las mujeres de 40-60 años

Bancroft J.; Cawood E.H.H.
El Dr. J. Bancroft, Kinsey Inst. para la investigación en el sexo, el género y la reproducción, Indiana University, Bloomington, EN los 47405-2501 E.E.U.U.
Endocrinología clínica (Reino Unido), 1996, 45/5 (577-587)

Objetivo: El impacto de la menopausia en la producción del andrógeno es mal entendido. Hemos investigado el impacto de la menopausia, así como otros factores tales como edad, índice de masa corporal (BMI) y tabaquismo, en niveles ováricos y suprarrenales del andrógeno en las mujeres envejecidas 40-60 años.

Diseño: El estudio transversal de las hormonas de la sangre muestreó el semanario durante un mes en voluntario las mujeres de 40-60 años.

Temas: Cientos y cuarenta y uno mujeres, envejecidas entre 40 y 60, reclutado de las fuentes de la comunidad (no-clínicas), no usando el reemplazo de la hormona o los contraceptivos esteroidales, y con un socio sexual actual. Cincuenta eran tan premenopausal categorizado (ovulando), 37 como perimenopausal y 54 como posmenopáusicos.

Medidas: Las variables siguientes fueron evaluadas; situación menopáusica (basada en la progesterona menstrual de la historia y del modelo y del plasma), edad, BMI, el fumar, estradiol (E2), estrona (E1), LH, FSH, testosterona total (TT), androstenediona (a), SHBG, índice libre del andrógeno (FAI), dihydroepiandrosterone (DHEA), sulfato del dihydroepiandrosterone (DHEAS) y cortisol.

Resultados: Los resultados se basan en análisis de regresión múltiple. El TT fue relacionado positivamente con A, BMI y la LH. A fue relacionada negativamente con la edad y FSH, y positivamente con DHEA, DHEAS y la situación premenopausal. SHBG fue relacionado negativamente con BMI y positivamente con E1 y no fumador. DHEA y DHEAS fueron relacionados negativamente con la edad y eran más altos en fumadores. E1 y E2 fueron relacionados con la situación menopáusica y con FSH. Asombrosamente, E2 fue relacionado negativamente con BMI.

Conclusiones: Una variedad de factores influencian la producción del andrógeno en esta categoría de edad. Considerando que es difícil predecir el efecto de la menopausia sobre niveles del andrógeno, estímulo de la LH de células intersticiales posmenopáusicas, modulado por una variedad de factores incluyendo la nutrición, y fumar, sea probable ser relevante.



Efectos cardiovasculares de las hormonas ováricas

De Ziegler D.
El Dr. D. De Ziegler, laboratorios de investigación de Dept. de Gynecologie Obstetrique, de Hopital de Nyon, de Suisse y de Columbia., París Francia
DES Maladies du Coeur de los archivos y DES Vaisseaux (Francia), 1996, 89/Spec.Iss. 7 (9-16)

Las mujeres tienen menos eventos cardiovasculares antes de que la menopausia que hombres de la misma edad pero de esta diferencia desaparezca después de la menopausia. Esta observación sugiere que la función ovárica pueda ser responsable de la protección cardiovascular. Pues la terapia estrógena oral mejora el perfil del lípido, el efecto cardioprotective de la función ovárica fue atribuido rápidamente a los estrógenos solamente. Sin embargo, se ha reconocido que los estrógenos tienen efectos directos sobre los buques que son probablemente más importantes que sus efectos sobre los lípidos. En todos los territorios vasculares estudiados, la terapia del estrógeno a las mujeres ovariectomised llevó a diversos grados de vasodilatation. Todos los puntos al hecho de que este efecto vasodilatador de estrógenos endógenos y exógenos esté inducido por no aumentaron NINGUNA producción en el endotelio. Aún más importante, es que los estrógenos también modifican la respuesta vascular a la acción de mediadores vasoactivos; el ambiente hormonal se dice para afectar a la reactividad vascular. Se ha reconocido que la acetilcolina que causa la vasoconstricción en ausencia de los estrógenos, tiene, por el contrario, un efecto vasodilatador en presencia de los estrógenos. Clínico, el efecto de estrógenos sobre reactividad vascular se expresa como un cambio en la reacción a esfuerzo observado en las mujeres que sufren de angina de pecho. En estas mujeres, el oestrogenisation aumenta la capacidad de esfuerzo (duración de esfuerzo a la depresión del ST), un efecto beneficioso que sea amplificado más a fondo por la prescripción de un no--oral administrada progesterona natural cíclica, mientras que, en las mismas condiciones, uno de los progestatives más de uso general, el acetato del medroxyprogesterone (MPA), aparece oponerse a los efectos beneficiosos de la terapia del estrógeno.



El efecto de hormonas sobre la zona urinaria más baja

Gleeson C.; Cardozo L.
Departamento de Urogynaecology, Coll de rey. Sch. de MED. /Dentistry, colina de Dinamarca, Londres SE5 8RX Reino Unido
Archivos de la investigación de STD/HIV (los E.E.U.U.), 1996, 10/3 (145-150)

El envejecimiento puede ser responsable de una amplia variedad de síntomas urogenitales, influenciando el funcionamiento social y mental de mujeres mayores. Algunos síntomas se relacionan con la menopausia, y se deben por lo tanto tratar con terapia de reemplazo hormonal, sin embargo, otros requieren el tratamiento de la posterior investigación y de la alternativa. Ha habido pocos los ensayos placebocontrolled seleccionados al azar que evalúan la eficacia de la terapia del estrógeno en el tratamiento de la incontinencia urinaria, llevando a mucho discusión sobre el tipo, la dosis y la ruta de la administración si, de hecho, los estrógenos son útiles en absoluto. De las pruebas disponibles, aparecería que la incontinencia de tensión es poco probable ser curado por terapia de reemplazo de estrógeno solamente aunque la ventaja puede ser obtenida cuando está utilizada conjuntamente con un agente alfa-adrenérgico tal como phenylpropanolamine. Los estrógenos alivian síntomas irritantes de la vejiga tales como urgencia, incontinencia del impulso, frecuencia, nicturia y disuria. Pueden también estar de ventaja en la prevención de infecciones de vías urinarias periódicas. La suplementación del estrógeno mejora otros síntomas climatéricos tales como flashes calientes, oscilaciones de humor y lleva para mejorar modelos de sueño. Esto mejora la calidad de vida de mujeres posmenopáusicas, haciéndoles un mejor capaz de hacer frente a otros problemas tales como disfunción más baja de la zona urinaria, que puede explicar las altas tarifas objetivas subjetivas pero bajas de la mejora consideradas. Un acercamiento holístico necesita ser llevado la prescripción de la terapia de reemplazo hormonal cuyo los problemas urogenitales hacen a una parte significativa.



Sustancias de la hormona y su eficacia en terapia hormonal del reemplazo

Fischl F.
Klinische Abt. Gynakologische, Endokrinologie, Universitatsklinik Frauenheilkunde, Wahringer Gurtel 18-20, A-1090 Wien Austria
Acta Chirurgica Austriaca (Austria), 1996, 28/5 (259-262)

Antecedentes: Los hormons esteroides más importantes producidos en el ovario son C 18 (Estradiol, Estron), C 21 (Progesteron) y C 19 (Testosteron, Androstendion). Estos hormons desempeñan un papel importante en la terapia del reemplazo en mujeres menopáusicas. Son sustancias importantes en el metabolismo del organismo.

Métodos: En comentario de A la importancia de estrógenos, del gestagen y de andrógenos en la terapia hormonal del reemplazo se resume.

Resultados: La falta de estrógenos es no sólo un riesgo para la osteoporosis, pero también negativa para el metabolismo de lípido, que causó a la alta incidencia de los ataques del corazón y de las enfermedades cardiovasculares. Los estrógenos tienen un efecto positivo sobre el sistema nervioso central. Una falta de estos hormons influencia la eficacia cognoscitiva del cerebro de una manera negativa y es una de las causas para el demenz temprano en años posteriores.

Conclusiones: La terapia del reemplazo con estrógenos y gestagens debe neutralizar los efectos negativos de los estrógenos y de la producción endógenos que falta del progesteron.



Los efectos de los diversos regímenes de la terapia de reemplazo hormonal sobre densidad mineral del hueso después de 2 años de tratamiento

Celikkanat H.; Moroy P.; Senoz S.; Cettindag I.; Gokmen O.
Ginecología de la obstetricia del departamento, Hosp del Dr. Zekai Tahir Burak Women., Ankara Turquía
Diario médico de Mármara (Turquía), 1996, 9/4 (165-168)

Objetivo: Los efectos de diversas terapias de reemplazo hormonal sobre densidad mineral del hueso después de 2 años de tratamiento fueron evaluados en este estudio.

Métodos: Un total de 138 pacientes tratados con estradiol beta estrógeno equino conjugado o 17 transdérmicos solamente o conjuntamente con el acetato o el dydrogesterone del medroxyprogesterone tenían medidas minerales de la densidad del hueso de las primeras cuatro vértebras lumbares usando un densitómetro digital cuantitativo de la radiografía de Hologic 1000 duales de la radiografía.

Resultados: Después de 2 años de tratamiento, un aumento significativo en densidad mineral del hueso espinal fue encontrado en todos los grupos. No se encontró ningunas diferencias significativas entre 6 grupos del tratamiento.

Conclusión: No había diferencias entre las terapias de reemplazo de estrógeno y las terapias de reemplazo hormonal combinadas. La progesterona no tenía ningún efecto adicional sobre densidad del mineral del hueso.



Haber seleccionado al azar, de doble anonimato, placebo-controlado, estudio de la cruce en el efecto del estradiol oral sobre síntomas menopáusicos agudos

Chungkin T.K.H.; Yip S.K.; Fuga P.; Chang A.M.Z.; Haines C.J.
Departamento de obstetricia/de ginecología, hospital del Príncipe de Gales, Shatin, NT Hong-Kong
Maturitas (Irlanda), 1996, 25/2 (115-123)

Los síntomas menopáusicos agudos ocurren menos con frecuencia en asiático que en mujeres caucásicas. La terapia del reemplazo del estrógeno se ha mostrado para ser eficaz en controlar síntomas agudos en caucásicos, pero el efecto de estrógenos no está bien documentado en mujeres asiáticas. Haber seleccionado al azar, de doble anonimato, placebo-controlado, estudio de la cruce del efecto del estradiol oral sobre la incidencia de síntomas menopáusicos agudos fue conducida en 83 mujeres de Hong Kong Chinese que habían experimentado una menopausia quirúrgica. Aunque hubiera un aumento significativo en la concentración del estradiol con el tratamiento comparado con placebo (P < 0,001), no había diferencias significativas en la información de síntomas entre el tratamiento y los grupos del placebo. No hay explicación obvia para esta falta evidente de efecto del estrógeno sobre síntomas menopáusicos agudos en mujeres chinas. Mientras que puede ser relacionado con la incidencia generalmente baja de síntomas o con una ingestión dietética más alta de phytoestrogens en mujeres chinas, otros estudios son necesarios explicar estos hallazgos.



La serie continua hypoestrogenic del cerebro femenino del síndrome premenstrual a la menopausia: Una hipótesis y un comentario de datos favorables

Arpels J.C.
Centro médico pacífico de California, calle de 3838 California, San Francisco, CA los 94118 E.E.U.U.
Diario de la medicina reproductiva para el obstétrico y el ginecólogo (los E.E.U.U.), 1996, 41/9 (633-639)

OBJETIVO: Para proponer una teoría para ayudar a unificar los síntomas del síndrome premenstrual (PMS), azules postparto y depresión, la transición perimenopausal y menopausia.

DISEÑO DEL ESTUDIO: Un comentario de datos favorables se utiliza para explicar el mecanismo neuroendocrino posible sobre el cual se basa la hipótesis.

CONCLUSIÓN: El cerebro en mujeres se ha mostrado para ser un órgano de blanco del estrógeno. Los síntomas comunes son compartidos quejándose de las mujeres de PMS, de azules postparto, de la transición perimenopausal y de la menopausia: depresión, disturbio del sueño, irritabilidad, ansiedad y pánico, memoria y disfunción cognoscitiva y un sentido disminuido del bienestar. Los antiestrogens progesterona, progestina y tamoxifen pueden también sacar estos mismos síntomas. Se propone que siempre que los niveles del estrógeno del cerebro caigan debajo del requisito mínimo del estrógeno del cerebro, por la razón que sea y en cualquier edad, disfunción de centro del cerebro puede seguir.



Tratamientos para el oestoporosis

Patri B.; Taurelle R.
Service de Gynecologie, Hopital Boucicaut, 78, Rue de la Convention, 75730 París Cedex 15 Francia
Revue Francaise de Gynecologie y d'Obstetrique (Francia), 1996, 91/6 (329-334)

La terapia preventiva para la osteoporosis se debe recomendar teóricamente a las mujeres en el cese de menses y a los individuos mayores de cualquier sexo. Sin embargo, las decisiones terapéuticas dependen pesadamente de los factores individuales, sobre todo masa del hueso evaluada usando medios absorptiometry u otros. La terapia de reemplazo hormonal (HRT) con combinaciones del estrógeno-progestógeno es el tratamiento más eficaz para las mujeres en la menopausia pero se contraindica en algunos pacientes; los resultados de algunos estudios que encontraron un pequeño aumento en el riesgo del cáncer de seno en los pacientes que recibían HRT están abiertos a la crítica. La terapia del fluoruro ha generado considerable controversia pero puede continuar siendo utilizado según reglas razonables. La terapia profiláctica de la calcitonina es costosa y requiere modalidades del tratamiento que los pacientes sean reacios aceptar. La terapia suplemental del calcio y de la vitamina D es innegable eficaz, por lo menos en temas muy mayores. Otros tratamientos también se discuten. Visiónes actuales llevadas a cabo por los pacientes, y quizás por algunos médicos, con respecto al valor del tratamiento preventivo para que necesidad de la osteoporosis sea cambiada.



Variaciones en contenido del receptor de la hormona esteroide en edad y períodos menopáusicos, y ciclo menstrual en pacientes del cáncer de seno

Nikolic-Vukosavljevic D.; Vasiljevic N.; Brankovic-magia M.; Polic D.
Inst. Oncología/radiología de Serbia, Dept. Experimental/oncología de Clinicl, 11 000 Belgrado Yugoslavia
Neoplasma (Eslovaquia), 1996, 43/3 (163-169)

Las variaciones en contenido del receptor de la hormona esteroide en edad y períodos menopáusicos definen a tres grupos del carcinoma del pecho: carcinomas premenopausal más jovenes (envejecidos hasta 45), carcinomas de mediana edad (pre-, peri y 45-59 envejecido posmenopáusico) y más viejos carcinomas posmenopáusicos (envejecidos sobre 59). El contenido relativo a la edad del receptor de la hormona esteroide dentro de grupos premenopausal y posmenopáusicos del carcinoma es caracterizado por el aumento importante de ambo contenido del receptor, mientras que el contenido menopáusico-relacionado del receptor de la hormona esteroide dentro del grupo de mediana edad del carcinoma (envejecido 45-59) es caracterizado por la disminución importante de la función del contenido del receptor de la progesterona y del receptor del estrógeno. No se obtuvo ningunas variaciones en contenido del receptor de la hormona esteroide en ciclo menstrual dentro de las fases foliculares y luteales. La disminución importante del contenido del receptor del estrógeno de la fase de mitad de ciclo contra la fase perimenstrual fue encontrada. Las variaciones en contenido del receptor de la hormona esteroide en edad y períodos menopáusicos, así como en ciclo menstrual no se podían asociar a variaciones en las concentraciones de la hormona esteroide de la sangre. Sin embargo, la asociación importante entre el contenido del receptor de la hormona esteroide y las concentraciones de la hormona esteroide de la sangre fue encontrada dentro del grupo del carcinoma de la fase luteal y dentro de un más viejo grupo posmenopáusico del carcinoma. Es interesante que dentro de grupo del carcinoma con la concentración más alta de progesterona, el contenido del receptor de la progesterona aumenta con un aumento del ratio de concentraciones de la sangre del estradiol y de la progesterona, mientras que dentro de grupo del carcinoma con la concentración más baja de la hormona esteroide y el contenido más alto del contenido del receptor del estrógeno, el contenido del receptor del estrógeno disminuye con un aumento de la concentración del estradiol de la sangre o del ratio de las concentraciones de la sangre del estradiol y de la progesterona de la sangre.



Terapia y Phytoestrogens de la hormona

Lien LL; Lien EJ
Departamento de ciencias farmacéuticas, escuela de USC de la farmacia, Los Ángeles 90033, los E.E.U.U.
Diario de la farmacia clínica y de la terapéutica (Reino Unido), 1996, 21/2 (101-111)

Mientras que progresa el envejecimiento los niveles de hormonas de sexo disminuyen en el cuerpo humano. En la población masculina, la disminución o la ausencia de testosterona lleva a la fuerza y vigor disminuido, huesos finos y un impulso sexual bajo

(1). En la población femenina, los síntomas inmediatos de la menopausia incluyen los períodos irregulares, cópula sexual dolorosa debido a la sequedad vaginal, rubores calientes y la noche suda

(2). La falta de estrógeno también lleva al riesgo de desarrollar osteoporosis y enfermedades cardiovasculares. En este informe, los autores discutirán principalmente los efectos de la terapia de la hormona (HT) en mujeres menopáusicas. Los datos clínicos actuales disponibles sobre los efectos de la suplementación del calcio con y sin el HT, el ejercicio, el ejercicio más el calcio y el ejercicio con el HT sobre pérdida del hueso se presentan. Los efectos de la terapia transdérmica y oral del estrógeno (OT) sobre los lípidos del suero se discuten. Se comparan los productos disponibles en el comercio del HT, sus indicaciones, las dosificaciones, las contraindicaciones, los efectos secundarios y las interacciones medicamentosas. Las terapias alternativas para los síntomas menopáusicos con las hierbas tradicionales chinas, y una comparación de las estructuras moleculares de phytoestrogens con estradiol y dietilestilbestrol se examinan (3, 4). Una lista de hierbas medicinales y de comidas divulgadas para sacar una respuesta estrógena en animales se compila.



La menopausia y la terapia de reemplazo hormonal: Lípidos, lipoproteínas, coagulación y factores fibrinolóticos

Tikkanen M.J.
Departamento de la medicina, división de cardiología, hospital central de la universidad de Helsinki, Hartmaninkatu 4, FIN-00290 Helsinki Finlandia
Maturitas (Irlanda), 1996, 23/2 (209-216)

Objetivos: Para revisar la literatura reciente referente a los efectos de la menopausia y de la terapia de reemplazo hormonal (HRT) sobre la lipoproteína del plasma y el sistema hemostático, así como sobre la interacción entre estos dos sistemas coronarios del factor de riesgo de la enfermedad cardíaca (CHD).

Métodos: Colección de información de los diarios científicos relevantes, y por el uso de Medline y del contenido actual.

Resultados: Los efectos principalmente beneficiosos del reemplazo oral sin oposición del estrógeno sobre el modelo de la lipoproteína del plasma se preservan a diversos grados después de la adición de progestina al régimen. las progestinas Nortestostorone-derivadas tienden a bajar niveles de colesterol de HDL más que derivados de la progesterona. El efecto de triglicérido-elevación leve de estrógenos equinos conjugados estaba en un estudio grande contrarrestado no perceptiblemente por los derivados de la progesterona pero se puede, según otros estudios, invertir por las progestinas nortestosterone-derivadas, un número limitado de estudios sobre la administración transdérmica del estradiol ha sugerido que los efectos sobre las lipoproteínas del plasma son más pequeños que durante la administración oral. No hay pruebas convincentes que los regímenes actualmente usados de HRT aumentarían perceptiblemente el riesgo de trombosis. Sin embargo, el hallazgo en alguno estudia que las elevaciones del triglicérido del plasma se podrían en teoría asociar a fibrinólisis empeorada y a la atención aumentada del mérito de la coagulación más lejos mientras que los regímenes de algún HRT tienden a aumentar niveles del triglicérido del plasma. Desde un punto de vista teórico, la entrega transdérmica del estrógeno sería preferible en mujeres en riesgo de trombosis, como han pronunciado menos efectos sobre funciones hepáticas, incluyendo la producción de factores hemostáticos y de triglicéridos de la lipoproteína de la muy-bajo-densidad.

Conclusiones: Mientras que los regímenes existentes numerosos de HRT proporcionan muchas posibilidades alternativas y útiles, otros estudios son el tratar necesario
(a) progestinas nuevas con el colesterol mínimo de HDL que baja efectos,
(b) rutas transdérmicas y otras no-orales para HRT,
(c) propiedades antioxidantes posibles del estrógeno y
(d) vínculos metabólicos entre la lipoproteína y los sistemas hemostáticos del factor de riesgo.



Prevención de la enfermedad cardiovascular por terapia de reemplazo hormonal en el ostmenopause

Windler E.
MED. Und Poliklinik, Universitats-Krankenhaus Eppendorf, Martinistrasse 52, 20246 Hamburgo Alemania de Klinik
Piel Gynakologie (Alemania), 1996, 118/4 de Zentralblatt (188-197)

La enfermedad cardiovascular es la causa de la muerte más importante incluso entre mujeres. Después de menopausia hay un aumento escarpado en factores de riesgo como el LDL-colesterol y la lipoproteína (a) así como la incidencia de la hipertensión y diabetes mellitus. Esto es seguida por una subida especialmente de la enfermedad de la arteria coronaria. Por lo tanto las mujeres tienen que ser incluidas también en los programas de la prevención para la enfermedad cardiovascular normalizando factores de riesgo. Los medios uno son terapia de reemplazo hormonal. Los estrógenos bajan el LDL-colesterol por el hasta 20% y aumentan el HDL-colesterol hasta el 30%. Sigue habiendo este efecto incluso después la adición de una progestina conveniente. Los estudios numerosos del gran escala indican que cada otra muerte cardiovascular se puede prohibir por la medida simple de terapia de reemplazo hormonal. Debido a la alta tasa de incidencias bajas de la enfermedad cardiovascular de eventos adversos no puede prevenir la disminución marcada de la mortalidad total.



Menopausia y osteoporosis: El papel de HRT

Carson D.S.
Universidad de Carolina del Sur médica, Charleston, SC LOS E.E.U.U.
Diario de la asociación farmacéutica americana (los E.E.U.U.), 1996, 36/4 (234-242)

La pérdida del hueso que resulta de deficiencia del estrógeno es la causa principal de la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas. El estrógeno oral y transdérmico puede prevenir osteoporosis. Para la mayoría de las mujeres, las ventajas de la terapia de reemplazo hormonal (HRT) sobrepasan cualquier riesgo que exista. La repetición de la sangría vaginal es la razón más común que las mujeres interrumpen HRT.



Caracterización de la dinámica hormonal reproductiva en el perimenopause

Santoro N.; Brown J.R.; Adel T.; Skurnick J.H.
Departamento de la endocrinología reproductiva, Facultad de Medicina de New Jersey, MED. /Dentistry Univ de New Jersey., 185 avenida anaranjada del sur, Newark, NJ 07103-2757 los E.E.U.U.
Diario de la endocrinología y del metabolismo clínicos (los E.E.U.U.), 1996, 81/4 (1495-1501)

La terapia médica para las mujeres en el período perimenopausal es polémica, en la parte debida en diversos grados de la secreción ovárica de la hormona característica de esta época de la vida. Para ampliar nuestra comprensión del entorno endocrino reproductivo de mujeres perimenopausal, estudiamos a 6 mujeres de ciclo, envejecidas 47 años y más viejos, porque 6 meses con las colecciones diarias de orina anulada primera mañana. Estudiaron a cinco más viejas mujeres envejecidas reproductivas adicionales (43-47 años) con el muestreo diario de la orina y del suero para un solo ciclo menstrual; sus datos urinarios de la hormona fueron combinados con el grupo anterior para las comparaciones del ciclo menstrual. La orina fue probada para la LH, FSH, las conjugaciones de la estrona, y el glucuronide del pregnanediol y normalizada para la creatinina (Cr). Utilizaron a once (19-38 años) mujeres normalmente de ciclo envejecidas midreproductive, a 5 mujeres con fracaso ovárico prematuro bien definido, y a 5 mujeres envejecidas 54 años y más viejos quién eran por lo menos 1 año de posmenopáusico para la comparación. Las mujeres de Perimenopausal tenían fases foliculares más cortas (11 más/menos 2 días contra 14 más/menos los días 1; P = 0,031) y, por lo tanto, ciclos menstruales más cortos que controles envejecidos midreproductive. La excreción de FSH en mujeres perimenopausal era mayor que ésa en mujeres más jovenes (gama de medios, 4-32 contra el Cr de 3-7 IU/g; P = 0,0005). La secreción de la LH era en conjunto mayor que ésa en temas normales más jovenes (gama de los medios, 1.4-6.8 contra el Cr de 1.1-4.2 IU/g; P < 0,026). La excreción de la conjugación de la estrona del medio total era mayor en las mujeres perimenopausal comparadas a ésa en las mujeres más jovenes (Cr de 76,9 ng/mg (gama, 13.1-135) contra el Cr de 40,7 ng/mg (gama, 22.8-60.3); P = 0,023) y fue elevado semejantemente en fases foliculares y luteales. La excreción del pregnanediol de la fase luteal fue disminuida en las mujeres perimenopausal comparadas a ésa en temas normales más jovenes (gama para el pregnanediol integrado, 1.0-8.4 contra 1.6-12.7 fase de microg/mg Cr/luteal; P = 0,015). Comparado a las mujeres posmenopáusicas, las mujeres perimenopausal tenían excreción más total de la estrona (Cr de 2.5-6.2 ng/mg en mujeres posmenopáusicas; P = 0,02) y más bajo FSH malo (gama de medios para el postmenopause, Cr de 24-85 IU/g; P = 0,017) y LH (gama para el postmenopause, Cr de 4.3-14.8 IU/g; P = 0,041). Comparado a las mujeres con menopausia prematura, las mujeres perimenopausal tenían otra vez FSH más bajo (gama de medios para la menopausia prematura, Cr de 36-82 IU/g; P = 0,0022), una LH más baja (gama de medios para la menopausia prematura, Cr de 5.5-23.8 IU/g; P = 0,0092), una estrona mala más alta de la frontera conjuga (gama de medios para la menopausia prematura, Cr de 4-44 ng/mg; P = 0,064), y períodos lejos más largos de ciclos ováricos de la actividad (una a dos en mujeres prematuramente menopáusicas contra tres a seis ciclos en mujeres perimenopausal). Concluimos que la función ovárica alterada en el perimenopause puede ser observada ya desde edad 43 años e incluir hyperestrogenism, hypergonadotropism, y la excreción disminuida de la progesterona de la fase luteal. Estas alteraciones hormonales bien pueden ser responsables de la morbosidad ginecológica creciente que caracteriza este período de vida.



Efecto de la terapia sustitutiva de la menopausia y del estrógeno sobre metabolismo del magnesio

McNair P.; Christiansen C.; Transbol I.
Departamento de química clínica, hospital de Glostrup, universidad de Copenhague, Glostrup Dinamarca
Minero. Electrólito Metabol. (Suiza), 1984, 10/2 (84-87)

No extracto.


Continuado en la página siguiente…