POTASIO



Contenido
imagen Magnesio y potasio en metabolismo de la diabetes y de carbohidrato. Comentario de la situación actual y de los resultados recientes.
imagen Síndrome de muerte súbita infantil (SIDS): utilización del oxígeno y producción energética.
imagen Estudio anticipado de factores alimenticios, de la presión arterial, y de la hipertensión entre mujeres de los E.E.U.U.
imagen Asociación de macronutrients y de la toma de la energía con la hipertensión.
imagen Agotamiento del potasio e hipertensión sensible a la sal en las ratas de Dahl: efecto sobre el calcio, el magnesio, y las excreciones del fosfato.
imagen Asociaciones entre la presión arterial y la excreción dietética del ingestión y urinaria de electrólitos en una población china.
imagen Efectos del microalimento sobre la regulación de la presión arterial.
imagen Prevención basada en la Comunidad del movimiento: mejora alimenticia en Japón
imagen Electrólitos e hipertensión: resultados de estudios recientes.
imagen La patogenesia del eclampsia: “la hipótesis de la isquemia del magnesio”.
imagen Mg2+, Ca2+, Na2+ y K+ intracelulares en plaquetas y eritrocitos de los pacientes de la hipertensión esencial: relación a la presión arterial.
imagen Un estudio anticipado de factores alimenticios y de la hipertensión entre hombres de los E.E.U.U.
imagen Electrólitos en la epidemiología, la patofisiología, y el tratamiento de la hipertensión.
imagen Minerales y presión arterial.
imagen Respuestas vasodilatadoras atenuadas a Mg2+ en pacientes jovenes con la hipertensión de la frontera.
imagen Moduladores dietéticos de la presión arterial en la hipertensión
imagen Toma diaria de la macro y de oligoelementos en la dieta. 4. Sodio, potasio, calcio, y magnesio
imagen Perspectivas del control alimenticio de la hipertensión
imagen La disminución en mortalidad del movimiento. Una perspectiva epidemiológica
imagen [Directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los ancianos, 1995--un plan provisional para los proyectos de investigación completos sobre el envejecimiento y la salud-- Miembros del grupo de investigación para las “directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los proyectos de investigación mayores”, completos sobre el envejecimiento y la salud, el Ministerio de Sanidad y el bienestar de Japón]
imagen Aceite de pescado y otros coadyuvantes alimenticios para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva
imagen Taquicardia supraventricular después de las bypass de la arteria coronaria que injertan variables de la cirugía y del líquido y del electrólito
imagen Liquidación del agua y equilibrio eficaces de la tonicidad: La excreción del agua nueva
imagen La concentración intersticial del miocardio elevada de la noradrenalina contribuye a la regulación de Na+, K+-ATPase en paro cardíaco
imagen Concentraciones de magnesio, de calcio, de potasio, y de sodio en músculo cardíaco humano después del infarto del miocardio agudo.
imagen [Suplementación oral del MAGNESIO al receivingdiuretics de los pacientes -- normalización del MAGNESIO, del POTASIO y del sodio, y de las bombas del POTASIO en los músculos esqueléticos].
imagen Interacciones de MAGNESIUM-POTASSIUM en arritmia cardiaca. Ejemplos de la medicina iónica.
imagen Caracterización interno de rectificar el canal de K+ en miocitos cardiacos humanos. Alteraciones en comportamiento del canal en los miocitos aislados de pacientes con cardiomiopatía dilatada idiopática.
imagen Magnesio del músculo y del suero en pacientes pulmonares de la Unidad de Cuidados Intensivos.
imagen Consideraciones del líquido y del electrólito en la terapia diurética para los pacientes hipertensos con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
imagen Diabetes subclínica pandémica desconocida de las naciones opulentas: Causas, coste y prevención
imagen Deficiencias de la vitamina y del mineral que pueden predisponer a la intolerancia de la glucosa del embarazo
imagen Magnesio y potasio en metabolismo de la diabetes y de carbohidrato. Comentario de la situación actual y de los resultados recientes.
imagen El magnesio y el potasio del músculo esquelético en asthmatics trataron con beta2-agonists oral
imagen Conducción sinoauricular de Wenckebach en parálisis periódica thyrotoxic: un informe del caso.
imagen Prevención basada en la Comunidad del movimiento: mejora alimenticia en Japón
imagen La disminución en mortalidad del movimiento. Una perspectiva epidemiológica.
imagen Los efectos de alta K sobre la relajación produjeron por las drogas en el músculo traqueal del conejillo de Indias
imagen Beta-agonistas con frecuencia nebulized para el asma: efectos sobre los electrólitos del suero.
imagen Efecto del albuterol nebulized sobre el potasio del suero y ritmo cardiaco en pacientes con asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
imagen CITRATO DEL POTASIO
La falta de influencia del citrato a largo plazo del potasio y el calcio tratan con citrato el tratamiento en la carga de aluminio de cuerpo entero en pacientes con los riñones de funcionamiento

barra



Magnesio y potasio en metabolismo de la diabetes y de carbohidrato. Comentario de la situación actual y de los resultados recientes.

Magnesio. 1984. 3(4-6). P 315-23

La diabetes mellitus es el estado patológico más común en el cual la deficiencia secundaria del magnesio ocurre. Las anormalidades del metabolismo del magnesio varían según las formas clínicas múltiples de diabetes: el magnesio del plasma se disminuye más a menudo que el magnesio rojo del glóbulo. Los niveles del magnesio del plasma se correlacionan principalmente con la severidad del estado diabético, de la disposición de la glucosa y de la secreción endógena de la insulina. Los diversos mecanismos están implicados en la inducción del agotamiento del magnesio en la diabetes mellitus, secreción es decir de la insulina y de la epinefrina, las modificaciones del metabolismo de la vitamina D, disminución de la sangre P, la vitamina B6 y los niveles del taurino, aumento de la vitamina B5, volumen de ventas de C y del glutatión, tratamiento con niveles de la insulina y los biguanides. El agotamiento de K en la diabetes mellitus es bien sabido. Algunos de sus mecanismos son concomitantes a los del agotamiento del magnesio. Pero su importancia jerárquica no es lo mismo: es decir, el hyposecretion de la insulina es más importante contra K+ que contra Mg2+. La insulina aumenta la afluencia celular de K+ más que el de Mg2+ porque hay K+ más libres (el 87%) que Mg2+ (el 30%) en la célula. Las consecuencias del agotamiento de MG-k del doble son cualquiera antagónica: i.e. contra la secreción de la insulina (creciente en K+, disminuido por Mg2+) o agonístico es decir en la membrana: (es decir Na+K+ATPase), tolerancia de la carga oral de la glucosa, disturbios renales. La importancia real de estos desordenes en las condiciones diabéticas es todavía mal entendida. La retinopatía y microangiopathy se correlacionan con el descenso del plasma y del magnesio rojo del glóbulo. La deficiencia en K aumenta los efectos cardiorrenales nocivos de la deficiencia del magnesio. El tratamiento debe asegurar sobre todo control diabético.



Síndrome de muerte súbita infantil (SIDS): utilización del oxígeno y producción energética.

Med Hypotheses (INGLATERRA) junio de 1993, 40 (6) p364-6

Reid encontró que los suelos deficientes del selenio (SE) era un factor común en dos poblaciones con la incidencia más alta de SIDS mundial (población india de rey County Washington State, los E.E.U.U. y la población de Cantorbery, de Nueva Zelanda). Reid comparó un mapa de las áreas responsivas del ganado del selenio en Nueva Zelanda con áreas del yodo bajo del suelo (i). Ella encontró que el informe 1989 de áreas de la incidencia más alta de SIDS coincidió con las áreas responsivas del ganado del SE combinadas con yodo bajo del suelo. Adoptivo encontró que la incidencia 1983-84 de SIDS en los E.E.U.U. tiene la correlación positiva más fuerte con la incidencia del bocio en las tropas de la Primera Guerra Mundial (1916). El sodio y el estroncio eran positivamente relacionados. El esmeril encontró a una víctima hypernatraemic de SIDS en un ambiente muy frío. Robertson y Parker asociaron el sodio creciente (Na) (usado en Scunthorpe, Inglaterra, como suavizador de agua) con la incidencia creciente de SIDS. El estudio de Godwin de la enfermedad blanca del músculo en corderos describe la protección del SE. Las mitocondrias del músculo esquelético de los animales distróficos mostrados bajaron tarifas respiratorias con palmitoyl-DL-carnitina y acetilo-DL-carnitina como substrato. Los organelos distróficos no pudieron responder al ADP. Rognun encontró la hipoxantina elevada y una inmunorespuesta aumentada en la mayoría de las víctimas de SIDS. Un síndrome asociado a deficiencia del potasio se ha descrito como asesino de hombres asiáticos sanos, jovenes, lo más a menudo posible durante sueño. Este papel describe las interacciones del sodio (Na), del potasio (k), del selenio (SE), y del yodo (i) a algunos factores que afectan a la utilización del oxígeno y a la producción de energía. (19 Refs.)



Estudio anticipado de factores alimenticios, de la presión arterial, y de la hipertensión entre mujeres de los E.E.U.U.

Hipertensión (ESTADOS UNIDOS) mayo de 1996, 27 (5) p1065-72

Examinamos anticipado la relación de factores alimenticios con los niveles de la hipertensión y de presión arterial entre 41.541 enfermeras predominante blancas de la hembra de los E.E.U.U., envejecimos 38 a 63 años, que terminaron un cuestionario semiquantitativo detallado de la frecuencia de la comida en 1984 y estaban sin la hipertensión diagnosticada, el cáncer, o la enfermedad cardiovascular. Durante 4 años de continuación, a partir de 1984 a 1988, 2.526 mujeres divulgaron una diagnosis de la hipertensión. Envejezca, peso relativo, y el consumo del alcohol era los calculadores más fuertes para el desarrollo de la hipertensión. El calcio, el magnesio, el potasio, y la fibra dietéticos no fueron asociados perceptiblemente al riesgo de hipertensión, después de ajustar según edad, índice de masa corporal, alcohol, y toma de la energía. Entre las mujeres que no divulgaron la hipertensión durante el período de la continuación, el calcio, el magnesio, el potasio, y la fibra eran cada uno asociado perceptiblemente inverso a presiones sistólicas y diastólicas uno mismo-divulgadas, después de ajustar según edad, índice de masa corporal, el consumo del alcohol, y la toma de la energía. Cuando los cuatro alimentos fueron añadidos simultáneamente al modelo de regresión, sólo las tomas de la fibra y del magnesio conservaron asociaciones inversas significativas con presiones sistólicas y diastólicas. En análisis de grupos de alimentos, las tomas de la fruta y verdura fueron asociadas inverso a presiones sistólicas y diastólicas, y las tomas de cereales y de la carne fueron asociadas directamente a la presión sistólica. Estos resultados apoyan las hipótesis que envejecen, peso corporal, y el consumo del alcohol es determinantes fuertes del riesgo de hipertensión en mujeres de mediana edad. Son compatibles con las posibilidades que el magnesio y la fibra así como una dieta más rica en frutas y verduras pueden reducir niveles de presión arterial.



Asociación de macronutrients y de la toma de la energía con la hipertensión.

J Coll Nutr (ESTADOS UNIDOS) febrero de 1996, 15 (1) p21-35

La hipertensión, un problema de salud pública importante, llega a ser más frecuente durante el envejecimiento. Los estudios epidemiológicos sugieren que los factores ambientales tales como nutrición puedan desempeñar un papel principal en la regulación de la presión arterial (BP). Está generalmente aceptado que la obesidad y el consumo del sodio/del alcohol es factores importantes, y muchas creen que el consumo del calcio, del magnesio y del potasio es regulador también. Menos énfasis se ha puesto encendido si los macronutrients influencian la presión arterial perceptiblemente. Este comentario se centró en la capacidad de exceso de calorías y el consumo de carbohidratos, de grasas, y de proteínas de regular la presión arterial. (207 Refs.)



Agotamiento del potasio e hipertensión sensible a la sal en las ratas de Dahl: efecto sobre el calcio, el magnesio, y las excreciones del fosfato.

Clin Exp Hypertens (ESTADOS UNIDOS) agosto de 1995, 17 (6) p989-1008

Las ratas innatas masculinas destetadas de Dahl (JR (s) sensible a la sal y (r) tensiones sal-resistentes) fueron colocadas en (0,2%, LK) las dietas altas (el 4%, HK) y bajas del potasio por 4 semanas. Ambas dietas contuvieron el cloruro sódico del 8%, 2,5% calcios, 0,8% magnesios, y 2,0% fosforados. Los estudios de la balanza fueron realizados durante la semana final en las dietas. La presión arterial arterial mala era resuelta, y la ingestión dietética y la salida urinaria del agua, del sodio, del cloruro, del potasio, del calcio, del magnesio, y del fosfato fueron supervisadas diariamente durante este período. Los datos muestran que las presiones arteriales de las ratas de S eran perceptiblemente más altas que las de las ratas de R en dietas de HK y de LK; sin embargo, el potasio dietético reducido fue asociado a la presión arterial creciente en ambas tensiones. Las excreciones urinarias del calcio y del magnesio eran más altas, y la excreción urinaria del fosfato era más baja, en S comparado a las ratas de R. La toma disminuida del potasio fue asociada a la excreción creciente del calcio, del magnesio y del fosfato en ambas tensiones. Los cambios en la excreción del calcio y del magnesio fueron correlacionados perceptiblemente a la presión arterial a través de tensiones y de dietas. Concluimos que los efectos de una alta dieta de la sal sobre la presión arterial cada vez mayor se pueden reforzar por la falta de potasio, incluso en ratas previamente sal-resistentes. La presión arterial creciente se asocia a la excreción bivalente creciente del catión. Todavía no se sabe si esto es una relación de la causa-efecto.



Asociaciones entre la presión arterial y la excreción dietética del ingestión y urinaria de electrólitos en una población china.

J Hypertens (INGLATERRA) enero de 1995, 13 (1) p49-56

OBJETIVO: Para examinar las asociaciones entre la presión arterial y sodio, potasio, calcio y magnesio en un estudio transversal por 24 colecciones y la comida de la orina de h que pesan con los expedientes de tres días de la comida en 328 varones y 335 hembras en Tianjin, República Popular China. RESULTADOS: Una toma del sodio y un sodio muy altos: el ratio del potasio fue confirmado en la población del estudio. Después de ajustar según las variables de la confusión, dietéticas y sodio urinario y sodio: el ratio del potasio fue correlacionado perceptiblemente y positivamente con la presión arterial. Aunque una correlación negativa fuera encontrada entre el potasio y la presión arterial, la asociación era significativa solamente entre el potasio urinario y la presión arterial sistólica en hembras y en ambos sexos combinados. No se encontró ningunas asociaciones significativas entre la presión arterial y toma de o excreción urinaria del calcio y del magnesio. La ingestión dietética correlacionó altamente con la excreción urinaria de electrólitos. En ambos sexos una asociación positiva fuerte fue encontrada entre la presión arterial y la edad, y entre la presión arterial y el índice de masa corporal. Una tensión arterial más alta fue mostrada en temas con una toma más alta del sodio y del alcohol, un índice de masa corporal más alto y una toma más baja del potasio. CONCLUSIÓN: Los actuales resultados indican que los factores que contribuyen a la tensión arterial alta en Tianjin, República Popular China, están relacionados con la edad, el índice de masa corporal, la alta toma del sodio y el sodio: ratio del potasio.



Efectos del microalimento sobre la regulación de la presión arterial.

Rev de Nutr (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1994, 52 (11) p367-75

Cinco microalimentos se han mostrado a directamente influencian la presión arterial: sodio, calcio, potasio, magnesio, y cloruro. Los datos presentados aquí se basan en hallazgos acumulados de epidemiológico, del laboratorio, y de las investigaciones clínicas, muchas cuyo están centrados sobre todo en un solo alimento. Sin embargo, según lo también discutido aquí, los alimentos no se consumen en el aislamiento, y sus interacciones fisiológicas y efectos combinados sobre la presión arterial son los temas de mucha de la investigación actual en el área de la dieta y de la hipertensión. (71 Refs.)



Prevención basada en la Comunidad del movimiento: mejora alimenticia en Japón

Representante de la salud (CANADÁ) 1994, 6 (1) p181-8

OBJETIVOS: (1) para demostrar la importancia de la nutrición, especialmente restricción del sodio y tomas crecientes del potasio y de la proteína, en la prevención de la hipertensión y el movimiento en un estudio experimental que implica a jubilados. (2) para diseñar una intervención sobre la base de la población en la prefectura de Shimane de Japón referente a factores dietéticos tales como sodio bajo y alto potasio, proteína, magnesio, calcio y fibra dietética en la prevención del movimiento. DISEÑO Y MÉTODOS: El estudio de la intervención fue realizado en una residencia de los jubilados y una educación sanitaria general incluida junto con una reducción de la toma dietética de la sal y aumenta de verdura y de proteína, especialmente de los mariscos. Sesenta y tres jubilados sanos (edad media: 74,8 +/- 7,7 años) tenidos sus comidas diarias modificadas a un ratio bajo del sodio/potasio por cuatro semanas sin su conocimiento por el uso de un cloruro de potasio substituyen para la sal, la salsa de soja y la goma de la haba, que contiene mucho menos sodio y más potasio. El monohidrato monosódico del L-glutamato usado para cocinar fue cambiado al monohidrato monopotásico del L-glutamato. La presión arterial fue medida con el paciente en la posición sentada. Las tomas dietéticas diarias del sodio y del potasio fueron evaluadas por fotometría de la llama de especímenes de orina de 24 horas. Los programas de intervención extensos fueron introducidos en la prefectura de Shimane, que tiene una población de 750.000, a través de las clases de la educación sanitaria para las amas de casa, las visitas del hogar de las enfermeras de salud y un programa educativo de la TV para la mejora dietética. La mortalidad del movimiento fue supervisada por 10 años y comparada con la media en Japón. RESULTADOS: La presión arterial que bajaba el efecto de reducir el ratio dietético del sodio/potasio fue confirmada con un estudio experimental de la intervención en la residencia de los jubilados. Las tasas de mortalidad para el movimiento en la población de mediana edad de la prefectura de Shimane durante los 10 años después de que la introducción de mejora dietética tenía una disminución más escarpada en hemorrágico, isquémico y todos los movimientos que la media para Japón.



Electrólitos e hipertensión: resultados de estudios recientes.

J Med Sci (ESTADOS UNIDOS) febrero de 1994, 307 Suppl 1 pS17-20

Los efectos de electrólitos dietéticos sobre la presión arterial pueden comenzar ya desde el período prenatal pues hay pruebas para sugerir que un altos calcio, magnesio, y toma maternales del potasio está reflejado en niveles de presión arterial infantiles más bajos. Un ensayo aleatorizado en niños recién nacidos sugirió que, en esto fase temprana, la alta toma del sodio esté asociada a un cambio creciente de la presión arterial. Tal efecto del sodio no está presente en que los niños crecen más viejos, y entre 6 y 16 años una alta toma del potasio aparece limitar el aumento en la presión arterial. Los estudios de población de observación recientes han mostrado que la asociación entre la toma dietética del sodio y el nivel de presión arterial en adultos es menos que divulgada inicialmente. En ensayos aleatorizados, la caída media en la presión arterial de la restricción moderada del sodio es pequeña, aunque las ventajas puedan ser más grandes en los ancianos. Una alta toma del potasio se ha mostrado constantemente para reducir niveles de presión arterial en temas hipertensos tratados y no tratados, aunque los efectos totales sean modestos. Los datos disponibles sobre el calcio son difíciles de interpretar. De estudios de observación una asociación inversa entre la toma dietética del calcio y los niveles de presión arterial se ha divulgado en varias ocasiones. También, varios disturbios en metabolismo del calcio en temas hipertensos se han demostrado. Los hallazgos en ensayos aleatorizados son menos constantes e indican una heterogeneidad marcada en respuesta. (36 Refs.)



La patogenesia del eclampsia: “la hipótesis de la isquemia del magnesio”.

Med Hypotheses (INGLATERRA) abril de 1993, 40 (4) p250-6

La “isquemia del magnesio” es un término usado para denotar la debilitación funcional de las bombas ATP-dependientes del sodio/del potasio y del calcio en las membranas celulares y dentro de la célula sí mismo. La producción de ATP y del funcionamiento de estas bombas es magnesio-dependiente y es críticamente sensible a la acidosis. Las deficiencias del cinc y de hierro pueden secundario empeorar estas bombas y contribuir así a la “isquemia del magnesio” (al igual que acidosis). Este término es bidimensional en su más simple; refiere a una deficiencia funcional del magnesio, es real o inducido. Se discute que la acidosis crónica es el factor de inducción más común. Esta hipótesis simple puede comenzar a unificar pathophysiologies diversos: algunos abortos espontáneos, aspectos del tipo II y diabetes gestacional y la observación curiosa que los adictos a heroína hacen diabéticos. Puede también unificar el pensamiento clínico en la hipertensión embarazo-inducida, pre-eclampsia/eclampsia y hígado graso agudo del embarazo, así como el coagulopathy del embarazo. Hace predicciones importantes sobre morbosidad perinatal y sugiere que la suplementación temprana pudo prevenir enfermedad mucho embarazo-inducida.



Mg2+, Ca2+, Na2+ y K+ intracelulares en plaquetas y eritrocitos de los pacientes de la hipertensión esencial: relación a la presión arterial.

Clin Exp Hypertens [A] (ESTADOS UNIDOS) 1992, 14 (6) p1189-209

Las alteraciones en metabolismo intracelular del catión se han implicado en la patofisiología de la hipertensión esencial. Los niveles totales del magnesio, del calcio, del sodio y del potasio fueron estudiados en eritrocitos y plaquetas del suero, a partir de 154 temas (76 hipertensos y 78 normotensives; 104 negros y 50 blancos). En el grupo hipertenso blanco y negro combinado, el sodio de la plaqueta y el calcio y el calcio del eritrocito fueron elevados y el potasio del suero, el magnesio del suero y el magnesio de la plaqueta disminuyeron. En los pacientes hipertensos negros, el sodio de la plaqueta y el calcio y el calcio del eritrocito fueron aumentados, mientras que el magnesio del suero, el potasio del suero, el magnesio de la plaqueta y el magnesio del eritrocito fueron disminuidos. En el grupo hipertenso blanco, el sodio de la plaqueta y el calcio del eritrocito fueron aumentados y el magnesio de la plaqueta fue disminuido. En los pacientes hipertensos negros, el suero y calcio del magnesio y del suero de la plaqueta estaban negativamente y calcio del eritrocito y de la plaqueta correlacionado positivamente con la presión arterial mala. En pacientes hipertensos blancos el sodio de la plaqueta fue relacionado directamente para significar la presión arterial. Estos resultados sugieren que la sobrecarga intracelular del sodio y del calcio y el agotamiento del magnesio puedan ser importantes en la patofisiología de la hipertensión. Los disturbios del magnesio son más constantes y extensos en pacientes hipertensos negros que en los pacientes hipertensos blancos.



Un estudio anticipado de factores alimenticios y de la hipertensión entre hombres de los E.E.U.U.

Circulación (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1992, 86 (5) p1475-84

FONDO. Un efecto de la dieta en la determinación de la presión arterial es sugerido por estudios epidemiológicos, pero el papel de alimentos específicos todavía se perturba. MÉTODOS Y RESULTADOS. La relación de diversos factores alimenticios con la hipertensión fue examinada anticipado entre 30.681 profesionales de salud masculinos predominante blancos de los E.E.U.U., 40-75 años, sin la hipertensión diagnosticada. Durante 4 años de continuación, 1.248 hombres divulgaron una diagnosis de la hipertensión. Envejezca, peso relativo, y el consumo del alcohol era los calculadores más fuertes para el desarrollo de la hipertensión. La fibra, el potasio, y el magnesio dietéticos eran cada perceptiblemente asociados con más poco arriesgado de la hipertensión cuando estaba considerada individualmente y después del ajuste para la edad, el peso relativo, el consumo del alcohol, y la toma de la energía. Cuando estos alimentos eran considerados simultáneamente, sólo la fibra dietética tenía una asociación inversa independiente con la hipertensión. Para los hombres con una toma de la fibra de < 12 g/day, el riesgo relativo de hipertensión era 1,57 (el intervalo de confianza del 95%, 1.20-2.05) comparado con una toma > de 24 g/day. El calcio fue asociado perceptiblemente a más poco arriesgado de la hipertensión solamente en hombres magros. La fibra, el potasio, y el magnesio dietéticos también fueron relacionados inverso con la presión arterial sistólica y diastólica de la línea de fondo y con el cambio en la presión arterial durante la continuación entre los hombres que no desarrollaron la hipertensión. El calcio fue asociado inverso a la presión arterial de la línea de fondo pero no al cambio en la presión arterial. No se observó para el sodio, suman ningunas asociaciones significativas con la hipertensión la grasa, o saturado, transunsaturated, y los ácidos grasos poliinsaturados. La fibra de la fruta pero la fibra no vegetal o cereal fue asociada inverso a la incidencia de la hipertensión. CONCLUSIONES. Estos resultados apoyan las hipótesis que una toma creciente de la fibra y del magnesio puede contribuir a la prevención de la hipertensión.



Electrólitos en la epidemiología, la patofisiología, y el tratamiento de la hipertensión.

Cuidado (ESTADOS UNIDOS) septiembre de 1991 remilgado, 18 (3) p545-57

Los datos con respecto al valor de electrólitos de manipulación en la hipertensión son polémicos. Aparece que hay subconjuntos de pacientes hipertensos que respondan con la baja de la presión arterial conjuntamente con cambios en la toma del sodio, del potasio, y del calcio. La información con respecto el fósforo y al magnesio es menos convincentemente. Este papel examina informes actuales con respecto estos electrólitos y a su papel en la patofisiología y el tratamiento de la hipertensión esencial. (52 Refs.)



Minerales y presión arterial.

Ann Med (FINLANDIA) agosto de 1991, 23 (3) p299-305

Los elementos minerales sodio, potasio, calcio y magnesio desempeñan un papel fundamental en la regulación normal de la presión arterial. Particularmente, estos elementos minerales tienen correlaciones importantes en el control de la resistencia arterial. Estos elementos, especialmente sodio y potasio, también regulan el equilibrio flúido del cuerpo y, por lo tanto, influencian el volumen cardiaco. Las pruebas muestran que los niveles actuales de la toma de elementos minerales no son óptimos para mantener la presión arterial normal pero lo predisponen al desarrollo de la hipertensión arterial. Los resultados de investigación sugieren que sin el cloruro sódico (sal común) y otros compuestos del sodio que son añadidos a la hipertensión arterial de la dieta serían virtualmente inexistentes. Por otra parte, la presión arterial no subiría con edad. En comunidades con un alto consumo de sodio añadido, una alta toma del potasio y, posiblemente, el magnesio parecen proteger contra el desarrollo de la hipertensión arterial y la subida de presión arterial con edad. Una reducción marcada de la toma del sodio es eficaz en tratar incluso la hipertensión severa. Una restricción moderada de la toma del sodio o un aumento en toma del potasio ejerce efectos notables del antihypertensive, por lo menos en algunos pacientes hipertensos. El magnesio y posiblemente también los suplementos del calcio puede ser eficaz en la reducción de la presión arterial en algunos hypertensives. En pacientes hipertensos trató con la restricción del sodio de las drogas y la suplementación del potasio y del magnesio aumenta el efecto terapéutico, reduce el número y la dosificación, y disminuye los efectos nocivos de las drogas de antihypertensive prescritas. Por lo tanto, una caída en el consumo del sodio y los aumentos en el consumo del potasio y del magnesio son útiles en la prevención y tratar de la hipertensión arterial. (62 Refs.)



Respuestas vasodilatadoras atenuadas a Mg2+ en pacientes jovenes con la hipertensión de la frontera.

Circulación (ESTADOS UNIDOS) agosto de 1990, 82 (2) p384-93

Las respuestas vasculares del miembro a los iones del magnesio (Mg2+) y del potasio (K+) fueron estudiadas en 19 pacientes jovenes con la hipertensión de la frontera (BHT) y comparadas con las de 22 temas normotensivos de edad comparable (NT) midiendo la respuesta del flujo de sangre del antebrazo a la infusión intrarterial del sulfato de magnesio y del cloruro de potasio usando la pletismografía venosa de la obstrucción. Los decrementos del por ciento de la resistencia vascular de antebrazo con infusiones de Mg2+ estaban perceptiblemente menos en temas del BHT que en NT (- 37,2 +/- 4,2% contra -53,0 +/- 2,0%, p menos de 0,05, durante la infusión de 0,1 meq Mg2+/min, y -52,2 +/- 4,3% contra -65,6 +/- 1,5%, p menos de 0,05, durante la infusión de 0,2 meq Mg2+/min). Por otra parte, la relación de la magnitud de la respuesta de Mg2+ a la resistencia vascular inicial en seis de 10 mentiras de los temas del BHT sobre el intervalo de confianza del 95% para los valores previstos calculados para la respuesta señala en 11 temas de NT, sugiriendo respuestas vasodilatadoras atenuadas de Mg2+ en una proporción significativa de temas del BHT. En cambio, los puntos de la respuesta a K+ en ocho de nueve temas del BHT caen dentro del intervalo de confianza del 95%, sugiriendo respuestas vasodilatadoras normales a K+ en la mayoría de temas del BHT. Además, el efecto de pequeños incrementos en concentraciones locales del calcio del suero sobre Mg2 (+) - y K (+) - la vasodilatación inducida fue estudiada en voluntarios normales. La solución del CaCl2 de Isosmolar infundida en la misma arteria braquial hasta una tasa de 0,09 meq/minuto embotó seriamente las acciones de vasodilatación de Mg2+ (- 30,1 +/- 6,5% contra -65,8 +/- 3,2%, p menos de 0,01, durante la infusión de 0,2 meq Mg2+/min) pero no afectó a los de K+ (- 63,1 +/- 3,1% contra -55,9 +/- 3,8%, NS, durante la infusión de 0,154 meq K+/min). Aparece que (+) - la vasodilatación inducida Mg2 debe ser debido a la acción antagónica de Mg2+ al calcio, pero a K (+) - la vasodilatación inducida no se pudo relacionar directamente con el movimiento del calcio. Así, estas respuestas atenuadas a Mg2+ pero las respuestas normales a K+ en temas del BHT pueden indicar un defecto subyacente en el metabolismo vascular de Mg2+, que se puede relacionar en última instancia con las alteraciones en el calcio que dirige por las membranas de plasma bastante que a las anormalidades del Na de la membrana (+) - actividad de la bomba de K+.



Moduladores dietéticos de la presión arterial en la hipertensión

EUR J Clin Nutr (INGLATERRA) abril de 1990, 44 (4) p319-27

Para estudiar el papel de la dieta, seleccionaron al azar a 197 pacientes de hipertensión esencial a la dieta experimental (agrupe A, 97 casos) o a la dieta normal (grupo B, 100 casos) con la diurética dada ambos los grupos. La edad variada entre 25 y 65 años y 154 era varones. La dieta del estudio incluyó un contenido perceptiblemente más alto del potasio (k), del magnesio (magnesio), del calcio (Ca), de la grasa poliinsaturada, y de los carbohidratos complejos comparados a la dieta normal. En la entrada al estudio, la edad, el sexo, los factores de riesgo, las presiones arteriales malas, el magnesio malo del suero, K, el Ca, y el Na, y la medicación eran comparables en ambos grupos. Después de 1 año de continuación, había perceptiblemente menos pacientes con la hipertensión resistente en el grupo A (5) que en el grupo B (17). (90,2 +/- 4,84 milímetros hectogramo) las presiones sistólicas (148,22 +/- 10,1 milímetros hectogramo) y diastólicas malas en grupo que A fue bajada compararon para significar (103,3 +/- 5,8 milímetros hectogramo) presiones sistólicas (160 +/- 12,0 milímetros hectogramo) y diastólicas en el grupo B y para rubricar (99,8 +/- 7,2 milímetros hectogramo) presiones sistólicas (152,2 +/- 12,8 milímetros hectogramo) y diastólicas malas. Los niveles malos de mEq/l) del magnesio del suero (1,86 +/- 9,22 y del potasio (4,86 +/- 0,39 mEq/l) en el grupo A eran perceptiblemente más altos comparados a los niveles malos de 1,56 +/- 0,11 y 4,0 +/- 0,29 mEq/l, respectivamente, en el grupo B. Al menos comparado a los niveles iniciales, K y el magnesio no mostraron ningún cambio significativo en los grupos A y B. Había una incidencia perceptiblemente más baja de complicaciones en el grupo A (58) comparado para agrupar B (100). Es posible que una dieta baja en ratio y ricos de Na/K en carbohidratos, polinsaturados, K y el magnesio complejos puede causar una reducción significativa en la presión arterial y sus complicaciones.



Toma diaria de la macro y de oligoelementos en la dieta. 4. Sodio, potasio, calcio, y magnesio

Ann Ig (ITALIA) septiembre-octubre de 1989, 1 (5) p923-42

Para terminar la imagen de la ingestión dietética diaria de minerales, el sodio, el potasio, el calcio y el magnesio ahora se han considerado. El estudio se ha realizado en la región italiana de los marzos después cuidadosamente de evaluar los hábitos del consumo de alimentos de la población. Los productos alimenticios que comprendían las 70 dietas examinadas fueron recogidos en cantinas y propiedades privadas institucionales inmediatamente antes de comidas. La comida estaba lista muestreado para el consumo pues había experimentado así la diversa preparación y los procedimientos el cocinar, durante los cuales los considerables cambios en contenido mineral ocurren. En comparación con los diversos estándares del consumo de alimentos, la cantidad de sodio encontrada aparece excesivamente - alta (4,8 g/d) mientras que el del magnesio es escaso (0,24 g/d). Una alta toma del sodio, y más recientemente un alto ratio de Na/K, se han asociado a la hipertensión. También una falta de magnesio y un alto ratio de Ca/Mg se han asociado en varias ocasiones a riesgo de la hipertensión. Los datos a emerger de nuestro estudio: una alta toma del sodio, una escasez del magnesio, y así los altos ratios de Na/K y de Ca/Mg, aparecerían probablemente aumentar riesgo de la enfermedad cardiovascular. Aunque no todos los autores están de acuerdo con la existencia de tales correlaciones, una dieta más correcta por lo que se refiere a toma mineral es indudablemente algo animar.



Perspectivas del control alimenticio de la hipertensión

Med Hypotheses (INGLATERRA) marzo de 1981, 7 (3) p271-83

La restricción del sodio no es la única medida alimenticia que es probable que pruebe el objeto de valor en el tratamiento y la prevención de la hipertensión. Los efectos hipotensos del estímulo adrenérgico central se pueden promover por la tirosina suplementaria, la potenciación de la insulina (como con GTF), y (posiblemente) la piridoxina de la alto-dosis. Los potenciadores de la insulina (GTF) y los precursores de la prostaglandina (ácidos grasos esenciales) deben tener efectos directos del relajante sobre el músculo vascular. Un alto potasio, una dieta baja del sodio, una coenzima Q, y una prevención de la toxicidad del cadmio (como con selenio dietético) pueden actuar para compensar influencias pressor renally-mediadas. Las combinaciones funcionales de estas medidas pudieron demostrar ser substancialmente eficaces, en este caso ofrecerían considerables ventajas sobre medicaciones potencialmente tóxicas.



La disminución en mortalidad del movimiento. Una perspectiva epidemiológica

Ann Epidemiol (ESTADOS UNIDOS) septiembre de 1993, 3 (5) p571-5

Las pruebas que el tratamiento de la hipertensión previene el movimiento son indiscutibles. Varias observaciones, sin embargo, sugieren que las mejoras en el predominio del tratamiento del antihypertensive no puedan explicar toda la disminución reciente en mortalidad del movimiento. Los cambios en modelos alimenticios pueden explicar algo de la disminución observada. Los estudios anticipados han demostrado concluyente un riesgo independiente, cada vez mayor de hemorrágico, pero de no trombótico, movimiento en niveles más altos de uso del alcohol. La mortalidad del movimiento se asocia inverso a la toma de la grasa y de la proteína. El sodio dietético se ha ligado para frotar ligeramente en estudios ecológicos pero no en estudios anticipados. Los estudios ecológicos han sugerido que el alto de las comidas en vitamina C y el potasio protegen contra movimiento; una asociación inversa de la toma del potasio con el movimiento fatal se ha demostrado en estudios ficticios. Dos estudios en seres humanos también sugieren un efecto protector del selenio del suero contra movimiento subsiguiente. La determinación de la influencia de alimentos en incidencia del movimiento ofrece el tormento de las oportunidades para la investigación futura y posiblemente, intervención.



[Directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los ancianos, 1995--un plan provisional para los proyectos de investigación completos sobre el envejecimiento y la salud-- Miembros del grupo de investigación para las “directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los proyectos de investigación mayores”, completos sobre el envejecimiento y la salud, el Ministerio de Sanidad y el bienestar de Japón]

Nipón Ronen Igakkai Zasshi (JAPÓN) diciembre de 1996, 33 (12) p945-75

Proponemos las instrucciones siguientes para el tratamiento de la hipertensión en los ancianos. 1. Indicaciones para el tratamiento. 1) Edad: La modificación de la forma de vida se recomienda para los pacientes envejecidos 85 años y más viejos. La terapia del Antihypertensive se debe limitar a los pacientes en quienes el mérito del tratamiento es obvio. 2) Presión arterial: BP sistólico > 160 mmHg, BP diastólico > 90 aproximadamente 10 mmHg. BP sistólico < la edad + 100 mmHg para ésos envejecieron 70 años y más viejos. Los pacientes con la hipertensión suave (140-160/90-95 mmHg) asociada a enfermedad cardiovascular deben ser considerados para la medicación del antihypertensive. 2. Meta de la terapia para BP: La meta BP en pacientes mayores es más alta que ésa en pacientes más jovenes (reducción de BP de 10-20 mmHg para BP sistólico y de 5-10 mmHg para BP diastólico). 140-160/< 90 mmHg se recomienda generalmente como la meta. Sin embargo, la baja de BP debajo de 150/85 se debe hacer con cautela. 3. Índice de bajar BP: Comience con mitad de la dosis usual, observe en la misma dosis por lo menos cuatro semanas, y alcance la blanco BP durante dos meses. El aumento de la dosis de las drogas de antihypertensive se debe hacer muy lentamente. 4. Modificación de la forma de vida: 1) Modificación dietética: (1) la reducción de la toma del sodio es altamente eficaz en los pacientes mayores debido a su alta sal-sensibilidad. La toma del NaCl de menos de 10 g/day se recomienda. El suero Na+ debe ser medido de vez en cuando. (2) la suplementación del potasio se recomienda, pero con cautela en pacientes con la escasez renal. (3) la suficiente toma del calcio y del magnesio se recomienda. (4) ácidos grasos saturados Reduce. La toma de pescados se recomienda. (2) actividad física regular: El ejercicio para los pacientes envejecieron 60 años y más viejo recomendados: el ritmo cardíaco máximo 110/minute, para 30-40 anota un día, 3-5 días a la semana. (3) perdida de peso. (4) moderación de la toma del alcohol, cese que fuma. 5. Tratamiento farmacológico: 1) Medicación inicial. Primera opción: (Una vez o dos veces al día) antagonistas de acción prolongada del Ca o inhibidores de ACE. Segunda opción: La diurética de Thiazide (combinada con diurético potasio-escasamente). 2) Terapia de la combinación. (1) para los pacientes sin complicaciones, cualquiera del siguiente se recomienda. i) El antagoinst del Ca + el inhibidor de ACE, ii) inhibidor de ACE + antagonista del Ca (o la diurética de la bajo-dosis), iii) diurético + antagonista del Ca (o inhibidor de ACE), iv) los betabloqueadores, moldes de la alfa 1, alfa + los moldes beta se pueden utilizar según el estado patofisiológico del paciente. (2) para los pacientes con complicaciones. Las drogas se deben seleccionar según cada complicación. 3) Drogas relativamente contraindicadas. contraindican los betabloqueadores y a los moldes de la alfa 1 relativamente en pacientes mayores con la hipertensión en Japón. Los agentes centralmente de actuación tales como reserpina, methyldopa y clonidina son también betabloqueadores relativamente contraindicados se contraindican en pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva, los obliterans de la arteriosclerasis, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la diabetes mellitus (o la intolerancia de la glucosa), o la bradicardia. Estas condiciones están a menudo presentes en temas mayores. Los temas mayores son susceptibles a la alfa 1 hipotensión ortostática molde-inducida, puesto que se disminuye su reflejo del baroreceptor. La hipotensión ortostática puede causar caídas y fracturas de hueso en los ancianos.



Aceite de pescado y otros coadyuvantes alimenticios para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva

Hipótesis médicas (Reino Unido), 1996, 46/4 (400-406)

La investigación clínica publicada, así como las diversas consideraciones teóricas, sugieren que las tomas suplementales de los “metavitamins” taurino, de la coenzima Q10, y de la L-carnitina, así como de los minerales magnesio, potasio, y cromo, pueden estar de ventaja terapéutica en insuficiencia cardiaca congestiva. Las altas tomas del aceite de pescado pueden además ser beneficiosas en este síndrome. El aceite de pescado puede disminuir el afterload cardiaco por una acción del antivasopressor y reduciendo viscosidad de la sangre, puede reducir riesgo arrítmico a pesar del apoyo de la sensibilidad beta-adrenérgica del corazón, puede disminuir el remodelado cardiaco fibrótico impidiendo la acción de la angiotensina II y, en pacientes con enfermedad coronaria, puede reducir el riesgo de complicaciones isquémicas atherothrombotic. Puesto que las medidas recomendadas aquí son alimenticias y llevan poco si cualquier riesgo tóxico, allí no es ninguna razón por la que su uso común no se debe estudiar como terapia alimenticia completa para la insuficiencia cardiaca congestiva.



Taquicardia supraventricular después de las bypass de la arteria coronaria que injertan variables de la cirugía y del líquido y del electrólito

Corazón y pulmón: Diario del cuidado agudo y crítico (los E.E.U.U.), 1996, 25/1 (31-36)

Objetivo: Para explorar la relación entre el líquido y las variables del electrólito y el desarrollo de la taquicardia supraventricular (SVT) después de las bypass de la arteria coronaria que injertan la cirugía (CABG). Diseño: Comentario retrospectivo de la carta. Selección al azar de una lista obtenida del departamento de informes médicos y con el uso de la clasificación internacional del código de las enfermedades de identificar a los pacientes que experimentan su CABG inicial. Determinación: El departamento de informes médicos de 600 del sudeste acuesta el hospital urbano de la remisión con un programa quirúrgico cardiovascular grande. Pacientes: Cuarenta pacientes que experimentan SVT y 40 pacientes que no experimentan SVT durante su estancia en una Unidad de Cuidados Intensivos después de CABG. Medidas del resultado: Variables del líquido y del electrólito y el desarrollo de SVT en la Unidad de Cuidados Intensivos después de CABG. Variables: Los datos recogieron variables demográficas preoperativas incluidas tales como edad y género; historia anterior de SVT, insuficiencia cardiaca congestiva, fallo cardiaco, cirugía anterior, diabetes, hipertensión, enfermedad de la válvula, uso del tabaco, obesidad; medicaciones preoperativas y postoperatorias; valores postoperatorios del laboratorio del potasio, del calcio, y del magnesio; toma intravenosa; salida por hora de la orina; y drenaje del tubo del pecho. Resultados: Las variables demográficas revelaron que los pacientes con SVT eran más viejos (p = 0,001) y tenían una incidencia más alta de SVT preoperativo (p = 0,04). Aunque los grupos no diferenciaran por números de pacientes con potasio, calcio, o magnesio alto o bajo, los pacientes que recibían el potasio intravenoso adicional por el bolo después de cirugía tenían una incidencia más alta de SVT (p = 0,02). Pacientes que la sangre perdida vía el tubo del pecho a una tarifa mayores de 100 ml por hora por lo menos 1 hora después de la cirugía tenía una incidencia más alta de SVT (p = 0,02). Los pacientes con una orina hecha salir mayor de 300 ml por la hora por más de largo de 9 horas tenían una incidencia creciente de SVT (p = 0,02). En los pacientes que experimentaban SVT, el 62% hizo que ocurriera 24 a 48 horas después de la cirugía. Conclusiones: Estos datos sugieren que los cambios en líquido y los electrólitos puedan ser características importantes de los pacientes en quienes SVT se convertirá, que podría llevar para mejorar la identificación y gestión del oficio de enfermera de SVT y mejorar la situación hemodinámica, paciente recuperación, y coste después de CABG.



Liquidación del agua y equilibrio eficaces de la tonicidad: La excreción del agua nueva

Medicina clínica e investigador (Canadá), 1997, 20/1 (16-24)

Objetivo: Para demostrar (1) que el hyponatremia es generalmente debido a un inadecuado de tarifa reducida de la excreción del agua electrólito-libre y (2) que la medida “liquidación eficaz del agua” (EWC) proporciona una mejor información sobre la defensa renal de la tonicidad del cuerpo que la liquidación clásica del libre-agua de la medida, y proporcionar el análisis razonado para calcular un “equilibrio de la tonicidad,” que implica usando el agua y el sodio más tomas del potasio y su excreción renal para revelar la base para los cambios en tonicidad del cuerpo. Diseño: Estudio anticipado. Participantes: Cuatro temas normales sin las condiciones que afectan a la excreción, a 10 pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva avanzada (CHF) y a 5 pacientes con el síndrome de la secreción inadecuada de la hormona antidiurética (SIADH). Intervención: Administraron los Normals y a los pacientes una carga estándar del agua (20 ml por el kilogramo de peso corporal) durante 45 minutos, y la sangre y las muestras de orina fueron recogidas antes, durante y después de la carga fueron dadas. Medidas principales del resultado: Orina y concentraciones del sodio y del potasio de la sangre, liquidación osmolar, liquidación del libre-agua, liquidación del electrólito y EWC. Resultados: La carga del agua fue excretada rápidamente por normals, más lentamente por los pacientes con el CHF, y en absoluto por los pacientes con SIADH. El EWC era positivo en normals y ésos con el CHF, pero negativa en ésos con SIADH. En pacientes con el CHF, el EWC, pero no la liquidación del libre-agua, ayudada a explicar porqué el hyponatremia fue corregido después de que la carga del agua fuera dada. Conclusiones: En temas con la excreción anormal del agua, el EWC proporciona la explicación fisiológica para el papel renal en variaciones en natremia. Los autores proponen una evaluación de la cabecera del agua renal y del electrólito que dirigen que las tomas en la consideración el papel del potasio urinario en tonicidad del cuerpo. Los cambios en tonicidad del cuerpo se pueden explicar por un “equilibrio de la tonicidad,” un cálculo en el cual la fuente y el equilibrio neto del sodio, del potasio y del agua se consideren.



La concentración intersticial del miocardio elevada de la noradrenalina contribuye a la regulación de Na+, K+-ATPase en paro cardíaco

Diario europeo de la farmacología (Países Bajos), 1996, 309/3 (235-241)

Na+ del miocardio, K+-ATPase se reduce en insuficiencia cardiaca congestiva. Para estudiar la regulación de Na+, K+-ATPase en insuficiencia cardiaca congestiva, realizamos análisis occidentales y septentrionales de la mancha blanca /negra del miocardio ventricular de perros con la insuficiencia cardiaca congestiva establecer el paso-inducida y la infusión crónica de la noradrenalina, usando los anticuerpos y las puntas de prueba isoform-específicos del cDNA. La infusión de la insuficiencia cardiaca congestiva y de la noradrenalina causó aumentos similares en la concentración intersticial del miocardio de la noradrenalina y reducciones de Na+ del miocardio, proteína de K+-ATPase alpha3-subunit, pero diferenció en sus efectos sobre Na+ del miocardio, expresión génica de K+-ATPase alpha3-subunit. La infusión crónica de la noradrenalina no produjo ningún cambio en el nivel de estado estacionario del mRNA para el alpha3-subunit de Na+, K+-ATPase, sugiriendo que los cambios en Na+, proteína de K+-ATPase fueron inducidos vía un mecanismo posts-transcriptivo. En cambio, la abajo-regulación del Na+, K+-ATPase alpha3-subunit en el corazón de fall fue acompañada por un nivel disminuido de alpha3-subunit mRNA, indicando la presencia de un evento transcriptivo. El contenido proteínico de alpha3-subunit y el nivel del mRNA no fueron afectados por la infusión de la noradrenalina o el establecimiento del paso ventricular rápido. Concluimos ese, mientras que los niveles intersticiales elevados de la noradrenalina del myocardiaI pueden contribuir substancialmente a la abajo-regulación del Na+, K+-ATPase alpha3-subunit en el miocardio que falla, los factores reguladores adicionales somos responsables de la expresión del miocardio disminuida de alpha3-subunit mRNA en insuficiencia cardiaca congestiva.



Concentraciones de magnesio, de calcio, de potasio, y de sodio en músculo cardíaco humano después del infarto del miocardio agudo.

Clin Chem (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1980, 26 (12) p1662-5

La espectroscopia de absorción atómica fue utilizada para medir el magnesio, calcio, y sodio, y espectrometría de la emisión para medir el potasio, en el miocardio (ventrículos izquierdos y derechos) de 26 temas del control que murieron de trauma agudo. Los resultados fueron expresados en mumol/g de proteínas. Los ratios de Mg/Ca y de K/Na también fueron determinados. Las mismas medidas fueron hechas en 24 pacientes que murieron del infarto del miocardio agudo. Las muestras también fueron recogidas del área necrótica. Los ratios de Mg/Ca y de K/Na eran perceptiblemente más altos en el ventrículo izquierdo de ambas poblaciones, así proporcionando pruebas de diferencias anatómicas y fisiológicas entre los dos ventrículos. Como resultado de citólisis y de anoxia, el ratio de Mg/Ca fue invertido muy perceptiblemente, y el ratio de K/Na muy perceptiblemente más pequeño, en estas arritmias clínicas de las condiciones podría ser considerado ciertamente probablemente, y hay razón para creer que el agotamiento del magnesio puede ser una causa de arritmias.



[Suplementación oral del MAGNESIO al receivingdiuretics de los pacientes -- normalización del MAGNESIO, del POTASIO y del sodio, y de las bombas del POTASIO en los músculos esqueléticos].

Ugeskr Laeger (DINAMARCA) 4 de julio de 1994, 156 (27) p4007-10, 4013

En 76 pacientes consecutivos que habían recibido la diurética por 1-17 años para la hipertensión o la insuficiencia cardiaca congestiva arterial, las concentraciones del músculo de MAGNESIO, el POTASIO, y las bombas de sodio-potasio perceptiblemente fueron reducidos comparadas a los controles de la edad 31 y sexo-hecho juego. Treinta y seis pacientes con MAGNESIO y/o POTASIO del músculo debajo del nivel de control recibieron el suplemento oral del hidróxido de MAGNESIO para 2-12 semanas (N = 20) o 26 semanas (N = 16). Después de músculo a corto plazo de la suplementación del MAGNESIO (de 2-12 semanas) los parámetros fueron aumentados, pero lejos de normalizado. Después de la suplementación del MAGNESIO por 26 semanas, las concentraciones del músculo de MAGNESIO, el POTASIO y las bombas de sodio-potasio fueron normalizados en la mayoría de los casos. La suplementación oral del MAGNESIO puede restaurar disturbios diurético-inducidos en las concentraciones de MAGNESIO, de POTASIO y de bombas de sodio-potasio en músculo esquelético. Un período suplemental por lo menos de seis meses parece requerido antes de que la normalización completa pueda ser esperada.



Interacciones de MAGNESIUM-POTASSIUM en arritmia cardiaca. Ejemplos de la medicina iónica.

Magnes Trace Elem (SUIZA) 92 1991, 10 (2-4) p193-204

La biología iónica que implica Ca2+, Na+, K+ y Mg2+ a través de la membrana celular y en el desarrollo del potencial de acción se revisa referente a arritmia cardiaca. La deficiencia de K+ y de Mg2+ que ocurren con frecuencia junta lleva a la transferencia iónica anormal de Na+, K+ y Ca2+ con el desarrollo de la automaticidad, los impulsos accionados y taquicardia reentrante. La taquicardia que ocurre en isquemia del miocardio aguda, insuficiencia cardiaca congestiva, hypertensives en la diurética y toxicidad de la digital se examina según el concepto de desequilibrio iónico. Un protocolo para la prevención y el tratamiento de la taquiarritmia cardiaca se propone con este concepto en mente.



Caracterización interno de rectificar el canal de K+ en miocitos cardiacos humanos. Alteraciones en comportamiento del canal en los miocitos aislados de pacientes con cardiomiopatía dilatada idiopática.

Circulación (ESTADOS UNIDOS) 15 de julio de 1995, 92 (2) p164-74

FONDO: Poco se sabe sobre las características del canal interno de rectificación de K+ (IK1) y la influencia de la enfermedad cardíaca preexistente en las propiedades del canal en el corazón humano. MÉTODOS Y RESULTADOS: Estudiamos las características de IK1 cardiaco en miocitos atriales y ventriculares humanos adultos recientemente aislados usando la técnica de la remiendo-abrazadera. Los especímenes fueron obtenidos de los atrios y los ventrículos de 48 pacientes que experimentaban cirugía o el trasplante cardiaca y a partir del cuatro explanted los corazones dispensadores de aceite. El potencial de acción en miocitos ventriculares exhibió una duración más larga (391,4 +/--30,2 los milisegundos en la repolarización del 90%, n = 10) que en atrio (289,4 +/- 23,0 milisegundos, n = 18, P < .001) y tenían una última fase rápida de la repolarización (fase 3). La fase final de repolarización en ventrículo era independiente de la frecuencia. la Entero-célula IK1 en ventrículo exhibió la mayor conductancia de la cuesta (84,0 +/- 7,9 nS en el potencial de la revocación, EK; n = 27) que en el atrio (9,7 +/--1,2 nS en EK; n = 8, P < .001). La relación de estado estacionario del actual-voltaje (IV) en IK1 ventricular demostró la rectificación interna con una región de cuesta negativa. Esta región negativa de la cuesta no era prominente en IK1 atrial. Las corrientes macroscópicas fueron bloqueadas por Ba2+ y Cs+. Las características del canal en miocitos ventriculares de pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva después de que la cardiomiopatía dilatada idiopática (DCM) exhibiera las propiedades distintas comparadas con ésas de pacientes con la cardiomiopatía isquémica (ICM). El potencial de acción en miocitos ventriculares de pacientes con DCM tenía una duración más larga (490,8 +/- 24,5 milisegundos, n = 11) comparada con ésa para el ICM (420,6 +/- 29,6 milisegundos, n = 11, P < .01) y tenía una fase lenta de la repolarización (fase 3) con un potencial de reclinación bajo de la membrana. La conductancia actual de la cuesta de la entero-célula para DCM era más pequeña (41,2 +/- 9,0 nS en EK, n = 7) que eso para ICM (80,7 +/- nS 17,0, n = 6, P < .05). En grabaciones monocanal de remiendos célula-atados, IK1 ventricular canaliza tenía características similares a las de IK1 atrial; canalice las aberturas ocurrió en explosiones duraderas con conductancia similar y cinética que bloquea. En cambio, el por ciento de los remiendos en los cuales IK1 canaliza fue encontrado era 34,7% (25 de 72) de remiendos en atrio y 88,6% (31 de 35) de remiendos en ventrículo. La sola actividad de canal IK1 para DCM exhibió las explosiones duraderas frecuentes separadas por breves intervalos del interburst en cada voltaje que se sostenía con la probabilidad abierta que exhibía poca sensibilidad del voltaje (aproximadamente 0,6). La actividad de canal fue observada en 56,2% (18 de 32) de los remiendos para DCM y 77,4% (24 de 31) de los remiendos para el ICM. Los resultados similares fueron obtenidos de los canales atriales IK1 para DCM. Además, las características del canal no eran perceptiblemente diferentes entre ICM y los corazones dispensadores de aceite explanted (donantes). Los canales IK1 en gato y conejillo de Indias tenían características virtualmente similares a las de seres humanos, a excepción de una probabilidad abierta más baja que eso en seres humanos. CONCLUSIONES: Estos resultados sugieren que las características electrofisiológicas de los canales atriales y ventriculares humanos IK1 fueran similares a las de otros corazones mamíferos, con la excepción posible que la probabilidad abierta del canal en seres humanos puede ser más alta, que la densidad de la entero-célula IK1 es más alta en ventrículo humano que en atrio, y que los canales IK1 en pacientes con DCM exhibieron las propiedades electrofisiológicas distintas de los canales IK1 encontró en pacientes con el ICM y en donantes.



Magnesio del músculo y del suero en pacientes pulmonares de la Unidad de Cuidados Intensivos.

Crit cuidado MED (ESTADOS UNIDOS) agosto de 1988, 16 (8) p751-60

Los especímenes del músculo mediante biopsia femoral de la aguja de cuadriceps y las muestras de sangre fueron obtenidos en 32 pacientes admitidos consecutivamente a un ICU pulmonar para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el fracaso respiratorio agudo, y en la edad 30 y sexo-hicieron juego temas sanos del control. El contenido del magnesio (magnesio) y del potasio del músculo (k) fue evaluado por espectrofotometría de la absorción atómica; los electrólitos del suero también fueron medidos. La presencia de correlativos clínicos y bioquímicos del magnesio bajo del suero y del músculo fue investigada. Tres (9,4%) pacientes de 32 tenían hypomagnesemia (Mgs inferior o igual 0,7 mmol/L) con valores normales del magnesio del músculo, mientras que los valores bajos del magnesio del músculo fueron encontrados en 15 (el 47%) de 32 pacientes, sin alteraciones de los niveles del magnesio del suero. El magnesio del músculo fue disminuido perceptiblemente en pacientes pulmonares de ICU con respecto a temas del control. No hay correlación significativa presente entre el suero y el magnesio del músculo, o entre el suero y las relaciones de K. Significant del músculo entre el magnesio del músculo y el músculo y las concentraciones intracelulares de K también fueron encontrados. Valores más bajos para el músculo y K intracelular y una incidencia más alta de ambos ICU prolongados permanecen y los golpes extrasystolic ventriculares caracterizaron a los pacientes de ICU con los niveles alterados del magnesio del músculo. Concluimos que, dado las complicaciones serias de los trastornos del metabolismo del magnesio, la presencia de contenido alterado del magnesio de la célula se debe tener en cuenta en pacientes pulmonares de ICU. Por otra parte, en estos pacientes, los niveles del magnesio del suero están de poco valor en la diagnosis de los déficits intracelulares del magnesio.



Consideraciones del líquido y del electrólito en la terapia diurética para los pacientes hipertensos con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Arquee interno MED (ESTADOS UNIDOS) enero de 1986, 146 (1) p129-33

Cuando un paciente con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD) requiere la terapia médica para la hipertensión sistémica, varias consideraciones especiales pueden afectar a la opción de la droga de antihypertensive y de la gestión subsiguiente. La diurética de Thiazide no tiene ningún efecto nocivo sobre la función de la vía aérea y es los agentes de la opción para la terapia inicial. Consideran a los beta-antagonistas generalmente los agentes de primera línea en terapia del antihypertensive, pero incluso las relativamente cardioselectivas pueden aumentar resistencia de vía aérea en pacientes con enfermedades pulmonares obstructoras, y deben ser utilizadas con cautela, si en absoluto, en tales pacientes. Aunque potasio-pierda la diurética sea los agentes preferidos para tratar la hipertensión en pacientes con COPD, pueden empeorar la retención del dióxido de carbono en pacientes hypoventilating y reforzar hypokalemia en ésos que reciben los corticosteroides. Además, los beta-agonistas pueden bajar substancialmente niveles del potasio del suero en los pacientes ya hechos hypokalemic por la diurética. Los pacientes con COPD que reciben la diurética potasio-que pierde que tengan acidosis respiratoria crónica o estén recibiendo los corticosteroides o los beta-agonistas deben experimentar la supervisión cercana de los niveles del electrólito y ser considerados para la terapia con suplementos del potasio o, preferiblemente, agentes potasio-escasamente.



Diabetes subclínica pandémica desconocida de las naciones opulentas: Causas, coste y prevención

Diario de la medicina ortomolecular (Canadá), 1996, 11/2 (95-99)

En relación con poblaciones en la “dieta opulenta occidental industrializada”, las discusiones se hacen eso: (1) la glucosa del plasma valora comúnmente - visto y aceptado como normal es anormal; (2) su tolerancia de la glucosa es naturalmente inestable; (3) la mayor parte de su morbosidad y mortalidad es producida por hiperglucemia lejos debajo de la glucosuria y/o de la arteriosclerasis que pueden ocurrir independientemente o juntas; (4) los métodos simples del bajo costo para prevenir y tratar ambo han estado en la literatura por las décadas (corrección de los excesos del azúcar, de la grasa y de la proteína; y suplementación controlada de la piridoxina (vitamina B6). Magnesio, Cr y coenzima Q10); y (5) estas lecciones fueron faltadas por la medicina principal de la corriente debido al tamaño extenso de la literatura, de la aplicación del “tratamiento de la opción”, y de la falta de diagnosis automatizada. Citado pues las pruebas destacadas de esta situación trágica son el fracaso de la medicina clínica de la corriente principal para entender la causa de la disminución notable en el CVD en los años 60 y los años 70 que siguieron el enriquecimiento de los E.E.U.U. de cereales con la piridoxina (vitamina B6). Las recomendaciones se hacen para la corrección de retrasos costosos innecesarios entre la publicación y la puesta en práctica de tales hallazgos de la investigación.



Deficiencias de la vitamina y del mineral que pueden predisponer a la intolerancia de la glucosa del embarazo

Diario de la universidad americana de la nutrición (los E.E.U.U.), 1996, 15/1 (14-20)

Hay un requisito creciente para los alimentos en embarazo normal, no sólo debido a la demanda creciente, pero también aumentó pérdida. Hay también un estado resistente creciente de la insulina durante el embarazo mediado por las hormonas placentarias estrógeno, progesterona, somatomammotropin humano de la anti-insulina; la prolactina pituitaria de la hormona; y la hormona suprarrenal, cortisol. Si el páncreas maternal no puede aumentar la producción de insulina para sostener normoglycemia a pesar de estas hormonas de la anti-insulina, la diabetes gestacional ocurre. La diabetes gestacional se asocia a las pérdidas nutritivas excesivas debido a la glucosuria. Las deficiencias nutritivas específicas del cromo, del magnesio, del potasio y de la piridoxina pueden reforzar la tendencia hacia hiperglucemia en mujeres diabéticas gestacionales porque cada uno de debilitación de estas cuatro causas de las deficiencias de la producción pancreática de la insulina. Este comentario describe la patofisiología de la hiperglucemia y la pérdida nutritiva en diabetes gestacional y postula más lejos el mecanismo por el que la vitamina/la suplementación mineral pueda ser útiles para prevenir o para mejorar intolerancia embarazo-relacionada de la glucosa.



Magnesio y potasio en metabolismo de la diabetes y de carbohidrato. Comentario de la situación actual y de los resultados recientes.

Magnesio (SUIZA) 1984, 3 (4-6) p315-23

La diabetes mellitus es el estado patológico más común en el cual la deficiencia secundaria del magnesio ocurre. Las anormalidades del metabolismo del magnesio varían según las formas clínicas múltiples de diabetes: el magnesio del plasma se disminuye más a menudo que el magnesio rojo del glóbulo. Los niveles del magnesio del plasma se correlacionan principalmente con la severidad del estado diabético, de la disposición de la glucosa y de la secreción endógena de la insulina. Los diversos mecanismos están implicados en la inducción del agotamiento del magnesio en la diabetes mellitus, secreción es decir de la insulina y de la epinefrina, las modificaciones del metabolismo de la vitamina D, disminución de la sangre P, la vitamina B6 y los niveles del taurino, aumento de la vitamina B5, volumen de ventas de C y del glutatión, tratamiento con niveles de la insulina y los biguanides. El agotamiento de K en la diabetes mellitus es bien sabido. Algunos de sus mecanismos son concomitantes a los del agotamiento del magnesio. Pero su importancia jerárquica no es lo mismo: es decir, el hyposecretion de la insulina es más importante contra K+ que contra Mg2+. La insulina aumenta la afluencia celular de K+ más que el de Mg2+ porque hay K+ más libres (el 87%) que Mg2+ (el 30%) en la célula. Las consecuencias del agotamiento de MG-k del doble son cualquiera antagónica: i.e. contra la secreción de la insulina (creciente en K+, disminuido por Mg2+) o agonístico es decir en la membrana: (es decir Na+K+ATPase), tolerancia de la carga oral de la glucosa, disturbios renales. La importancia real de estos desordenes en las condiciones diabéticas es todavía mal entendida. La retinopatía y microangiopathy se correlacionan con el descenso del plasma y del magnesio rojo del glóbulo. La deficiencia en K aumenta los efectos cardiorrenales nocivos de la deficiencia del magnesio. El tratamiento debe asegurar sobre todo control diabético. (EXTRACTO TRUNCADO EN 250 PALABRAS)



El magnesio y el potasio del músculo esquelético en asthmatics trataron con beta2-agonists oral

Diario respiratorio europeo (Dinamarca), 1996, 9/2 (237-240)

El magnesio dietético se ha mostrado para ser importante para la función pulmonar y la reactividad bronquial. El interés en electrólitos en asma se ha enfocado hasta ahora principalmente sobre el potasio del suero, ligado especialmente al tratamiento de beta2-agonist. Se sabe que los niveles del suero de magnesio y de potasio pueden no reflejar correctamente la situación intracelular. Por lo tanto investigamos si los asthmatics tratados con beta2-agonists oral tenían el magnesio o potasio bajo en músculo esquelético y suero, y si el retiro del beta2-agonists oral mejoraría el electrólito nivela. El magnesio y el potasio nivela en biopsias del músculo esquelético, el suero y la orina eran analizados en 20 asthmatics antes y 2 meses después del retiro de beta2-agonists oral a largo plazo, y para la comparación en 10 temas sanos. El magnesio del músculo esquelético en los asthmatics era más bajo ambos antes (3.62plus o minus0.69 mmol-100 g-1 (meanplus o el minusSD)) y después (3.43plus o minus0.60 mmol.100 g-1) de retiro de beta2-agonists oral comparado con el magnesio del potasio y del suero del músculo esquelético de los controles (4.43plus o minus0.74 mmol-100 g-1) no diferenció entre los grupos. El potasio del suero era perceptiblemente más bajo ambos antes (el mmol 4.0plus o minus0.2. L-1) y después de (mmol 3.9plus o minus0.2. L-1) el retiro de beta2-agonists oral comparado con el grupo de control (mmol 42plus o minus0.2. L-1). Los asthmatics tenían un magnesio más bajo del músculo esquelético y potasio más bajo del suero que los controles sanos, ambos con y sin beta2-agonists oral. Si los hallazgos están relacionados con la patofisiología o el tratamiento del asma se está investigando actualmente.



Conducción sinoauricular de Wenckebach en parálisis periódica thyrotoxic: un informe del caso.

Internacional J Cardiol (IRLANDA) 6 de enero de 1995, 47 (3) p285-9

Un varón de 28 años presentó con parálisis periódica thyrotoxic. En la admisión al hospital el nivel del potasio del suero era 1,4 Mmol/l. Las características clásicas mostradas ECG de la hipocaliemia. Además, el bloque sinoauricular con la conducción de Wenckebach estaba también presente. Con la normalización del potasio del suero, el ECG totalmente se normal y no se mostró ninguna prueba de cualquier arritmia.



Prevención basada en la Comunidad del movimiento: mejora alimenticia en Japón

Representante de la salud (CANADÁ) 1994, 6 (1)

OBJETIVOS: (1) para demostrar la importancia de la nutrición, especialmente restricción del sodio y tomas crecientes del potasio y de la proteína, en la prevención de la hipertensión y el movimiento en un estudio experimental que implica a jubilados. (2) para diseñar una intervención sobre la base de la población en la prefectura de Shimane de Japón referente a factores dietéticos tales como sodio bajo y alto potasio, proteína, magnesio, calcio y fibra dietética en la prevención del movimiento. DISEÑO Y MÉTODOS: El estudio de la intervención fue realizado en una residencia de los jubilados y una educación sanitaria general incluida junto con una reducción de la toma dietética de la sal y aumenta de verdura y de proteína, especialmente de los mariscos. Sesenta y tres jubilados sanos (edad media: 74,8 +/- 7,7 años) tenidos sus comidas diarias modificadas a un ratio bajo del sodio/potasio por cuatro semanas sin su conocimiento por el uso de un cloruro de potasio substituyen para la sal, la salsa de soja y la goma de la haba, que contiene mucho menos sodio y más potasio. El monohidrato monosódico del L-glutamato usado para cocinar fue cambiado al monohidrato monopotásico del L-glutamato. La presión arterial fue medida con el paciente en la posición sentada. Las tomas dietéticas diarias del sodio y del potasio fueron evaluadas por fotometría de la llama de especímenes de orina de 24 horas. Los programas de intervención extensos fueron introducidos en la prefectura de Shimane, que tiene una población de 750.000, a través de las clases de la educación sanitaria para las amas de casa, las visitas del hogar de las enfermeras de salud y un programa educativo de la TV para la mejora dietética. La mortalidad del movimiento fue supervisada por 10 años y comparada con la media en Japón. RESULTADOS: La presión arterial que bajaba el efecto de reducir el ratio dietético del sodio/potasio fue confirmada con un estudio experimental de la intervención en la residencia de los jubilados. Las tasas de mortalidad para el movimiento en la población de mediana edad de la prefectura de Shimane durante los 10 años después de que la introducción de mejora dietética tenía una disminución más escarpada en hemorrágico, isquémico y todos los movimientos que la media para Japón.



La disminución en mortalidad del movimiento. Una perspectiva epidemiológica.

Ann Epidemiol (ESTADOS UNIDOS) septiembre de 1993

Las pruebas que el tratamiento de la hipertensión previene el movimiento son indiscutibles. Varias observaciones, sin embargo, sugieren que las mejoras en el predominio del tratamiento del antihypertensive no puedan explicar toda la disminución reciente en mortalidad del movimiento. Los cambios en modelos alimenticios pueden explicar algo de la disminución observada. Los estudios anticipados han demostrado concluyente un riesgo independiente, cada vez mayor de hemorrágico, pero de no trombótico, movimiento en niveles más altos de uso del alcohol. La mortalidad del movimiento se asocia inverso a la toma de la grasa y de la proteína. El sodio dietético se ha ligado para frotar ligeramente en estudios ecológicos pero no en estudios anticipados. Los estudios ecológicos han sugerido que el alto de las comidas en vitamina C y el potasio protegen contra movimiento; una asociación inversa de la toma del potasio con el movimiento fatal se ha demostrado en estudios ficticios. Dos estudios en seres humanos también sugieren un efecto protector del selenio del suero contra movimiento subsiguiente. La determinación de la influencia de alimentos en incidencia del movimiento ofrece el tormento de las oportunidades para la investigación futura y posiblemente, intervención.



Los efectos de alta K sobre la relajación produjeron por las drogas en el músculo traqueal del conejillo de Indias

RESPIR. PHYSIOL. (PAÍSES BAJOS), 1985, 61/1 (43-55)

En el músculo liso traqueal del conejillo de Indias, los efectos de diversos relajantes fueron comparados en el soporte físico K normal (5,9 milímetros) y exceso (40 milímetros). El efect relajante de los moldes del calcio-canal, del nifedipine y del verapamil (grupo I) fue reforzado aumentando la concentración del externo K. El efecto de las drogas que se suponen aumentar el cíclico intracelular amperio, tal como isoprenalina, forskolin, isobutylmethylxanthine, teofilina, dibutiril amperio cíclico (el grupo II) fue reducido moderado por exceso de K. Nitroprusside, 8 GMP bromo-cíclico y nitrito de sodio (consideran al grupo III) generalmente aumentar el cíclico intracelular GMP y su efecto fue reducido marcado por el exceso K. Cuando el desarrollo de la tensión fue hecho lo mismo en 5,9 milímetros K y 40 milímetros K ajustando la concentración del Ca, el efecto relajante era similar y independiente de la concentración de K para el grupo II y las drogas del grupo III. Parece que las drogas del grupo II pueden mejorar superan una afluencia grande del Ca que las drogas del grupo III.



Beta-agonistas con frecuencia nebulized para el asma: efectos sobre los electrólitos del suero.

Ann Emerg Med (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1992, 21 (11) p1337-42

OBJETIVO DEL ESTUDIO: Para determinar la magnitud de los cambios en potasio, magnesio, y fosfato del suero durante el tratamiento del bronchospasm agudo con las dosis repetidas de agonistas beta-adrenérgicos. DISEÑO: Estudio anticipado de una muestra de la conveniencia de pacientes asmáticos. DETERMINACIÓN: Departamento de emergencia del hospital de enseñanza de la universidad. TIPO DE PARTICIPANTES: Veintitrés pacientes cumplieron los criterios de la inclusión de la edad de más de 16 años; una historia del asma o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica; y una exacerbación aguda. INTERVENCIONES: El flujo expiratorio máximo de la línea de fondo y el potasio del suero, el magnesio, y los niveles del fosfato fueron medidos. El albuterol de Nebulized (magnesio 2,5) fue administrado cada 30 minutos hasta que descargaran al paciente del ED. Antes de cada tratamiento del albuterol, los niveles del suero de la repetición de potasio, el magnesio, y el fosfato eran resueltos. MEDIDAS Y RESULTADOS DE LA TUBERÍA: El flujo expiratorio máximo de la línea de fondo hizo un promedio de 188 +/- 119 l/min. Los niveles del potasio del suero disminuyeron perceptiblemente (P = .0001 por el análisis de las repetir-medidas de variación) a partir del 4,10 de +/- 0,468 (línea de fondo) a 3,55 +/- 0,580 mmol/L (90 minutos) y a 3,45 +/- 0,683 mmol/L (180 minutos). El potasio disminuyó a menos de 3,0 mmol/L en el 22% de pacientes en algún momento durante el estudio. El magnesio disminuyó a partir de 1,64 +/- 0,133 mmol/L (línea de fondo) a 1,48 +/- 0,184 mmol/L (90 minutos) y de 1,40 +/- 0,219 mmol/L (180 minutos) (P = .0001). Fosfate los niveles también disminuidos, a partir del 3,74 de +/- 1,029 (línea de fondo) a 2,84 +/- 0,957 mmol/L (90 minutos) y a 2,55 +/- 0,715 mmol/L (180 minutos) (P = .0001). CONCLUSIÓN: La administración agresiva del albuterol nebulized durante el tratamiento de la emergencia del bronchospasm agudo se asocia a disminuciones estadístico significativas del potasio, del magnesio, y del fosfato del suero. El mecanismo y la significación clínica de estos hallazgos son desconocidos y la autorización fomenta estudio.



Efecto del albuterol nebulized sobre el potasio del suero y ritmo cardiaco en pacientes con asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Farmacoterapia (ESTADOS UNIDOS) noviembre-diciembre de 1994, 14 (6) p729-33

OBJETIVO DEL ESTUDIO. Para evaluar los efectos metabólicos y cardiopulmonares del albuterol nebulized en los pacientes que sufren al moderado a las exacerbaciones severas del asma o de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. DISEÑO. Abierto-etiqueta, estudio anticipado. DETERMINACIÓN. El departamento de emergencia de un centro médico de la universidad. PACIENTES. Diez pacientes con el moderado a la exacerbación severa del asma. INTERVENCIONES. Cada paciente recibido nebulized el magnesio del albuterol 2,5 por aproximadamente 10 minutos. MEDIDAS Y RESULTADOS DE LA TUBERÍA. El potasio del suero, el ritmo cardíaco y el ritmo, la presión arterial, y la función pulmonar fueron medidos antes del tratamiento y de cada 15 minutos por 2 horas después del tratamiento. Las concentraciones del potasio del suero disminuyeron perceptiblemente (p < 0,05) en el plazo de 75 minutos después de la iniciación del tratamiento, de un valor de línea de fondo de 4,5 +/- 0,6 mEq/L (mEq/L de la gama 3.5-5.5 mEq/L) a 3,7 +/- 0,5 (gama 2.8-4.4 mEq/L) en el final del período de colección (120 minutos). El volumen expiratorio forzado en 1 segundo aumentó perceptiblemente en un cierto plazo de pacientes con asma (p < 0,05). Ningunos cambios estadístico significativos en la presión arterial, el ritmo cardíaco, o intervalos corregidos del cuarto de galón ocurrieron. el uso del departamento de la Pre-emergencia de un agonista beta 2 por el inhalador de la medir-dosis no fue asociado a un potasio disminuido del suero en la admisión. CONCLUSIONES. Agonistas beta de Nebulized los 2 son generalmente eficaces y seguros en pacientes con los bronchospasms agudos. Sin embargo, la supervisión cercana de los electrólitos del suero, del ritmo cardíaco, y del ritmo en pacientes a riesgo (los ancianos, ésos con enfermedad cardiaca preexistente) se aconseja antes de que estos individuos reciban dosis de la repetición por la administración continua del aerosol.



La falta de influencia del citrato a largo plazo del potasio y el calcio tratan con citrato el tratamiento en la carga de aluminio de cuerpo entero en pacientes con los riñones de funcionamiento

Diario de la universidad americana de la nutrición (los E.E.U.U.), 1996, 15/1 (102-106)


Antecedentes: Se ha sugerido que las sales del citrato pudieron aumentar la absorción de aluminio (del Al) de una dieta normal, planteando una amenaza de la toxicidad del Al incluso en temas con la función renal normal. Hemos divulgado recientemente que en temas normales y pacientes con la insuficiencia renal moderada, el tratamiento a corto plazo con el dicitrate tricálcico (Ca, Cit2) no cambia perceptiblemente niveles urinarios y del suero del Al. Sin embargo, no hemos evaluado las tiendas de cuerpo entero del Al en pacientes en el tratamiento a largo plazo del citrato. Objetivo: El objetivo de este estudio era comprobar el contenido del cuerpo del Al no invasor usando el incremento en suero y del Al urinario que seguía la administración intravenosa del deferoxamine (DFO) en pacientes con las piedras de riñón y mujeres osteoporotic que experimentaban el tratamiento a largo plazo con el citrato del potasio (K3Cit) o Ca3Cit2, respectivamente. Métodos: Diez pacientes con nephrolithiasis del calcio y cinco con osteoporosis que fueron mantenidos el citrato del potasio (40 mEq/día o más) o el calcio del magnesio del citrato 800 del calcio/el día (citrato de 40 mEq) por 2 a 8 años, respectivamente, y voluntarios normales de 1 h sin una historia del uso antiácido aluminio-que contenía regular participaron en el estudio. Todos los participantes terminaron los 8 días de estudio, durante los cuales los mantuvieron en su dieta casera regular. La excreción urinaria del Al fue medida durante una línea de fondo de dos días antes (los días 5, 6) y para 1 día (día 7) inmediatamente después de una sola dosis intravenosa de DFO (40 mg/kg). La sangre para el Al fue obtenida ante la administración de DFO, y en 2, 5 y 24 horas que seguían el comienzo de la infusión. Resultados: La excreción urinaria de 24 horas mediana del Al (microg/día) en la línea de fondo contra valor de los posts-DFO era 15,9 contra 44,4 en los temas normales y 13,3 contra 35,7 en los pacientes. Estos valores estaban todos dentro de límites normales y no cambiaron la infusión perceptiblemente siguiente de DFO (p = 0,003 y p = 0,0001, respectivamente). El cambio mediano del microg 17,1/del día en Al urinario en los temas normales no era perceptiblemente diferente cambios del microg de los 18,7/del día medidos en el grupo paciente (p 0,30). Semejantemente, no se detectó ningún cambio en el Al malo del suero en cualquier momento después de la infusión de DFO, en el paciente o el grupo de control (ng/ml de los pacientes 4,1 a 4,3, ng/ml de los controles 7,4 a 4,6). Conclusión: Los resultados sugieren que la retención de cuerpo entero anormal del Al no ocurra durante el tratamiento a largo plazo del citrato en pacientes con los riñones de funcionamiento.