CITRATO DEL CALCIO



Contenido
imagen La falta de influencia del citrato a largo plazo del potasio y el calcio tratan con citrato el tratamiento en la carga de aluminio de cuerpo entero en pacientes con los riñones de funcionamiento

barra

La falta de influencia del citrato a largo plazo del potasio y el calcio tratan con citrato el tratamiento en la carga de aluminio de cuerpo entero en pacientes con los riñones de funcionamiento

Diario de la universidad americana de la nutrición (los E.E.U.U.), 1996, 15/1 (102-106)

Antecedentes: Se ha sugerido que las sales del citrato pudieron aumentar la absorción de aluminio (del Al) de una dieta normal, planteando una amenaza de la toxicidad del Al incluso en temas con la función renal normal. Hemos divulgado recientemente que en temas normales y pacientes con la insuficiencia renal moderada, el tratamiento a corto plazo con el dicitrate tricálcico (Ca, Cit2) no cambia perceptiblemente niveles urinarios y del suero del Al. Sin embargo, no hemos evaluado las tiendas de cuerpo entero del Al en pacientes en el tratamiento a largo plazo del citrato. Objetivo: El objetivo de este estudio era comprobar el contenido del cuerpo del Al no invasor usando el incremento en suero y del Al urinario que seguía la administración intravenosa del deferoxamine (DFO) en pacientes con las piedras de riñón y mujeres osteoporotic que experimentaban el tratamiento a largo plazo con el citrato del potasio (K3Cit) o Ca3Cit2, respectivamente. Métodos: Diez pacientes con nephrolithiasis del calcio y cinco con osteoporosis que fueron mantenidos el citrato del potasio (40 mEq/día o más) o el calcio del magnesio del citrato 800 del calcio/el día (citrato de 40 mEq) por 2 a 8 años, respectivamente, y voluntarios normales de 1 h sin una historia del uso antiácido aluminio-que contenía regular participaron en el estudio. Todos los participantes terminaron los 8 días de estudio, durante los cuales los mantuvieron en su dieta casera regular. La excreción urinaria del Al fue medida durante una línea de fondo de dos días antes (los días 5, 6) y para 1 día (día 7) inmediatamente después de una sola dosis intravenosa de DFO (40 mg/kg). La sangre para el Al fue obtenida ante la administración de DFO, y en 2, 5 y 24 horas que seguían el comienzo de la infusión. Resultados: La excreción urinaria de 24 horas mediana del Al (microg/día) en la línea de fondo contra valor de los posts-DFO era 15,9 contra 44,4 en los temas normales y 13,3 contra 35,7 en los pacientes. Estos valores estaban todos dentro de límites normales y no cambiaron la infusión perceptiblemente siguiente de DFO (p = 0,003 y p = 0,0001, respectivamente). El cambio mediano del microg 17,1/del día en Al urinario en los temas normales no era perceptiblemente diferente cambios del microg de los 18,7/del día medidos en el grupo paciente (p 0,30). Semejantemente, no se detectó ningún cambio en el Al malo del suero en cualquier momento después de la infusión de DFO, en el paciente o el grupo de control (ng/ml de los pacientes 4,1 a 4,3, ng/ml de los controles 7,4 a 4,6). Conclusión: Los resultados sugieren que la retención de cuerpo entero anormal del Al no ocurra durante el tratamiento a largo plazo del citrato en pacientes con los riñones de funcionamiento.

imagen