ARN


Contenido
imagen El papel de fuentes dietéticas de nucleótidos en la función inmune: un comentario
imagen La bioquímica y la fisiología de nucleótidos
imagen Los nucleótidos dietéticos invierten la desnutrición y la immunosupresión hambre-inducida

barra

El papel de fuentes dietéticas de nucleótidos en la función inmune: un comentario

J Nutr (ESTADOS UNIDOS) agosto de 1994, 124 (8 Suppl) p1442S-1446S

ANUNCIO de Kulkarni; Rudolph FB; Departamento de Van Buren CT de la cirugía, universidad de Texas Medical School en Houston 77030.

Las fuentes dietéticas de purinas y de pirimidinas preformadas parecen ser importantes para la función óptima de la inmunorespuesta celular. Fue asumido previamente que los nucleótidos no eran necesarios para el crecimiento normal y el desarrollo, pero los resultados descritos en este comentario demuestran una necesidad de nucleótidos en la respuesta a los desafíos inmunológicos. Este efecto es probablemente debido a un requisito para las pirimidinas preformadas para el desarrollo y la activación apropiados de las células de T. La necesidad de fuentes de nucleótidos preformados en fórmulas definidas tales como fórmulas parenterales y enterales y fórmulas infantiles es sugerida por los estudios revisados abajo. (19 Refs.)



La bioquímica y la fisiología de nucleótidos

J Nutr (ESTADOS UNIDOS) enero de 1994, 124 (1 Suppl) p124S-127S

Instituto de Rudolph FB de las ciencia biológicas y de la bioingeniería, Rice University, Houston, TX 77005.

Los nucleótidos son ésteres del fosfato de los nucleósidos que contienen un azúcar ligado a través de un acoplamiento glucosídico a las bases de la purina y de la pirimidina. Los nucleótidos de la purina y de la pirimidina son componentes importantes de las células que componen las unidades monoméricas de DNA y de ARN, y funcionan en todos los procesos celulares. La biosíntesis, la conversión inter, el catabolismo y otros aspectos del metabolismo del nucleótido, junto con diversa papeles celular de nucleótidos, serán discutidos, y el uso posible de fuentes dietéticas de purinas y de pirimidinas preformadas será considerado. (7 Refs.)



Los nucleótidos dietéticos invierten la desnutrición y la immunosupresión hambre-inducida

Pizzini RP; Kumar S; ANUNCIO de Kulkarni; Rudolph FB; Departamento de Van Buren CT de la cirugía, universidad de Texas Medical School, Houston 77030.

Arquee Surg (ESTADOS UNIDOS) enero de 1990, 125 (1) p86-9; discusión 90

El requisito de las fuentes dietéticas del nucleótido para la función máxima del linfocito T del ayudante se ha demostrado. El efecto de la restricción dietética del nucleótido fue probado durante dos formas de tensión alimenticia: hambre y desnutrición de la proteína. En el modelo del hambre, los ratones fueron alimentados dieta, el nucleótido libremente o el nucleótido del perro chino complementado libremente con 0,25% ARN de la levadura, por lo menos 4 semanas. Los animales entonces fueron muertos de hambre por 5 días, en cuya hora fueron matados y los análisis del mitógeno fue realizado usando las células del bazo. Los animales mantenidos previamente en la dieta nucleótido-libre complementada con ARN mostraron un aumento significativo en la concanavilina espontánea A y phytohemagglutinin-estimularon blastogénesis. La desnutrición de la proteína fue inducida alimentando a ratones de Balb/c una dieta sin proteína por 7 a 10 días. Estos ratones entonces recibieron la dieta sin proteína, la dieta nucleótido-libre, o la dieta nucleótido-libre complementada con 0,25% ARN de la levadura. Los análisis popliteales del ganglio linfático entonces fueron realizados. La dieta del perro chino, la dieta nucleótido-libre, y la dieta nucleótido-libre complementada con 0,25% ARN de la levadura llevados a una restauración del peso corporal, pero solamente del perro chino y de las dietas complementadas restauraron reactividad inmune del ganglio linfático popliteal significativo. Estos estudios usando modelos del hambre y de la proteína-desnutrición indican claramente el papel alimenticio de nucleótidos en el mantenimiento y la restauración de la inmunorespuesta.

imagen