SULFATO DE VANADYL



Contenido
imagen Respuesta aguda y crónica al vanadio que sigue dos métodos de inducción de la streptozotocin-diabetes.
imagen Efectos del sulfato del vanadyl sobre metabolismo del carbohidrato y de lípido en pacientes con la diabetes no-insulina-dependiente mellitus.
imagen El sulfato oral del vanadyl mejora sensibilidad de la insulina en NIDDM pero no en temas nondiabetic obesos.
imagen El sulfato oral del vanadyl mejora sensibilidad hepática y periférica de la insulina en pacientes con la diabetes no-insulina-dependiente mellitus.
imagen Estudios de toxicidad en el tratamiento anual de ratas no-diabéticas y streptozotocin-diabéticas con el sulfato del vanadyl.

barra



Respuesta aguda y crónica al vanadio que sigue dos métodos de inducción de la streptozotocin-diabetes.

Puede J Physiol Pharmacol (CANADÁ) febrero de 1997, 75 (2) p83-90

Los informes polémicos sobre la eficacia y la toxicidad posible del vanadio obtenidas de diversos estudios se pueden atribuir a las diferencias en el método de inducción de la diabetes y (o) a las diferencias en las tensiones animales. El objetivo de este estudio era evaluar la contribución de estos dos factores a los efectos del vanadio en el tratamiento de la diabetes experimental. Dos métodos de inducción del streptozotocin de la diabetes en ratas se han utilizado para estudiar los efectos antidiabéticos del vanadio. Uno implica una sola inyección intravenosa del streptozotocin de 60 mg/kg, y el otro utiliza dos inyecciones subcutáneas de streptozotocin de 40 mg/kg, a las ratas de Wistar o de Sprague-Dawley. En un estudio crónico de siete semanas, las ratas de Sprague-Dawley aparecían desarrollar una diabetes más severa (indicada por un colesterol más alto del plasma y niveles de ayuno más altos de la glucosa del plasma) que seguía la sola inyección intravenosa del streptozotocin que las ratas hechas diabéticas por dos inyecciones subcutáneas de streptozotocin. Con independencia del método de inducción de la diabetes, las respuestas de todos los animales diabéticos al tratamiento crónico del sulfato del vanadyl eran similares. En un estudio agudo, las ratas diabéticas de Wistar eran más responsivas que las ratas diabéticas de Sprague-Dawley al sulfato del vanadyl y a dosis más bajas (0,6 y 0,8 mmol/kg) de un nuevo compuesto orgánico del vanadio, oxovanadium del bis (maltolato) (i.v.).



Efectos del sulfato del vanadyl sobre metabolismo del carbohidrato y de lípido en pacientes con la diabetes no-insulina-dependiente mellitus.

Metabolismo (ESTADOS UNIDOS) septiembre de 1996, 45 (9) p1130-5

La seguridad y la eficacia del sulfato del vanadyl (CONTRA) fueron probadas en un estudio solo-ciego, placebo-controlado. Ocho pacientes (cuatro hombres y cuatro mujeres) con mellitus no-insulina-dependiente de la diabetes (NIDDM) recibida CONTRA (magnesio 50 dos veces al día oral) por 4 semanas. Seis de estos pacientes (cuatro hombres y dos mujeres) continuos en el estudio y fueron dados a placebo para 4 semanas adicionales. Las abrazaderas de Euglycemic-hyperinsulinemic fueron realizadas antes y después de CONTRA y de fases del placebo. CONTRA fue asociado a efectos secundarios gastrointestinales en seis de ocho pacientes durante la primera semana, pero bien tolerado después eso. CONTRA la administración fue asociado a una disminución del 20% de la concentración de ayuno de la glucosa (a partir de 9,3 +/- 1,8 a 7,4 +/- 1,4 mmol/L, de P < .05) y una disminución de la glucosa hepática hizo salir (HGO) durante hyperinsulinemia (a partir del 5,0 de +/- 1,0 pre-CONTRA a 3,1 +/- 0,9 minutos de micromol/kg x posts-CONTRA, a P < .02). La mejora en la glucosa de ayuno del plasma y HGO que ocurrieron durante CONTRA el tratamiento fue mantenida durante la fase del placebo. CONTRA no tenía ningún efecto significativo sobre índices de absorción de la glucosa, de síntesis del glicógeno, de glicolisis, de oxidación del carbohidrato (CHO), o de lipolisis de cuerpo entero durante las abrazaderas euglycemic-hyperinsulinemic. Concluimos que CONTRA en la dosis usada fue tolerado y dado lugar bien a reducciones modestas de la glucosa de ayuno del plasma y de la resistencia a la insulina hepática. Sin embargo, la seguridad de dosis y de un uso más grandes de las sales del vanadio por períodos más largos sigue siendo incierta.



El sulfato oral del vanadyl mejora sensibilidad de la insulina en NIDDM pero no en temas nondiabetic obesos.

Diabetes (ESTADOS UNIDOS) mayo de 1996, 45 (5) p659-66

Comparamos los efectos del sulfato oral del vanadyl (100 mg/día) en NIDDM moderado obeso y temas nondiabetic. (La infusión 30 MU/m/minuto de la insulina) las abrazaderas euglycemic-hyperinsulinemic de tres horas fueron realizadas después de 2 semanas de placebo y 3 semanas de vanadyl sulfatan el tratamiento en seis temas nondiabetic del control (edad 37 +/- 3 años; Kg/m2 de BMI 29,5 +/- 2,4) y siete temas de NIDDM (edad 53 +/- 2 años; BMI 28,7 +/--1,8 kg/m2). El volumen de ventas de la glucosa ([3-3 H] glucosa), la glicolisis de la glucosa del plasma, la síntesis del glicógeno, y la oxidación del carbohidrato del entero-cuerpo y del lípido fueron evaluados. Disminuciones de la glucosa de ayuno del plasma (por aproximadamente 1,7 mmol/l) y HbAlc (ambos P < 0,05) fueron observados en temas de NIDDM durante el tratamiento; la glucosa del plasma era sin cambios en temas del control. En estes último, la tarifa de la infusión de la glucosa (GIR) requeridos mantener los micromol/kilogramo del euglycemia (40,1 +/- 5,7 y 38,1 +/- 4,8 de masa sin grasa FFM/minuto) y la disposición de la glucosa (Rd) (41,7 +/- 5,7 y 38,9 +/--4,7 el micromol/kilogramo de FFM/minuto eran similares durante la administración del sulfato del placebo y del vanadyl, respectivamente. La salida hepática de la glucosa (HGO) fue suprimida totalmente en ambos estudios. En cambio, de temas de NIDDM, el sulfato del vanadyl aumentó GIR los micromol/kilogramo del aproximadamente 82% (17,3 +/- 4,7 a 30,9 +/- 2,7 de FFM/el minuto, P < 0,05); esta mejora en sensibilidad de la insulina era debido al estímulo aumentado de Rd (26,0 +/--4,0 contra 33,6 +/- 2,22 micromol/kilogramo de FFM/minuto, P < 0,05) y a la supresión aumentada de HGO (7,7 +/- 3,1 contra 1,3 +/- 0,9 micromol/kilogramo de FFM/el minuto, P < 0,05). La síntesis insulina-estimulada creciente del glicógeno explicó el >80% del Rd creciente con el sulfato del vanadyl (P < 0,005), pero el flujo de la glucosa del plasma vía glicolisis era sin cambios. En temas de NIDDM, el sulfato del vanadyl también fue asociado a la mayor supresión de los ácidos grasos libres del plasma (FFAs) (P < 0,01) y de la oxidación del lípido (P < 0,05) durante las abrazaderas. Reducción en HGO y el aumento en el Rd eran ambas correlacionado altamente con la disminución en concentraciones del plasma FFA durante el período de la abrazadera (P < 0,001). En conclusión, las pequeñas dosis orales del sulfato del vanadyl no alteran sensibilidad de la insulina en temas nondiabetic, sino que mejora sensibilidad de la insulina del músculo hepático y esquelético en temas de NIDDM en parte por el efecto inhibitorio de la insulina de aumento sobre lipolisis. Estos datos sugieren que el sulfato del vanadyl pueda mejorar un defecto en la insulina que señala específico a NIDDM.



El sulfato oral del vanadyl mejora sensibilidad hepática y periférica de la insulina en pacientes con la diabetes no-insulina-dependiente mellitus.

J Clin invierte junio de 1995 (de ESTADOS UNIDOS), 95 (6) p2501-9

Examinamos los efectos in vivo metabólicos del sulfato del vanadyl (CONTRA) en la diabetes no-insulina-dependiente mellitus (NIDDM). Seis temas de NIDDM tratados con dieta y/o los sulfonylureas fueron examinados en el final de tres períodos consecutivos: placebo por 2 semanas, CONTRA (100 mg/d) por 3 semanas, y placebo por 2 semanas. Las abrazaderas hyperinsulinemic de Euglycemic (30 mU/m2.min) y las pruebas de tolerancia de glucosa orales fueron realizadas en el final de cada período del estudio. El control Glycemic en la línea de fondo era pobres (glucosa de ayuno del plasma 210 +/- 19 mg/dl; HbA1c 9,6 +/- 0,6%) y mejorado después del tratamiento (181 +/- 14 mg/dl [P < 0,05], 8,8 +/- 0,6%, [P < 0,002]); el ayuno y la tolerancia de la posts-glucosa prueban concentraciones de la insulina del plasma eran sin cambios. Después CONTRA, la tarifa de la infusión de la glucosa durante la abrazadera fue aumentada (por el aproximadamente 88%, a partir 1,80 a 3,38 mg/kg.min, P < 0,0001). Esta mejora era debido a ambos estímulo insulina-mediado aumentado de la absorción de la glucosa (índice de la disposición de la glucosa [Rd], +0,89 mg/kg.min) y aumentó la inhibición de HGP (- 0,74 mg/kg.min) (P < 0,0001 para ambos). La síntesis insulina-estimulada creciente del glicógeno (+0,74 mg/kg.min, P < 0,0003) > el 80% explicado del Rd creciente después CONTRA, y la mejora en sensibilidad de la insulina fueron mantenidas después del segundo período del placebo. El kilómetro de synthase del glicógeno del músculo esquelético fue bajado por el aproximadamente 30% después CONTRA el tratamiento (P < 0,05). Estos resultados indican que 3 semanas del tratamiento con CONTRA mejoran sensibilidad hepática y periférica de la insulina en seres humanos insulina-resistentes de NIDDM. Estos efectos fueron sostenidos por hasta 2 semanas después de la discontinuación de CONTRA.



Estudios de toxicidad en el tratamiento anual de ratas no-diabéticas y treptozotocin-diabéticas con el sulfato del vanadyl.

Pharmacol Toxicol (DINAMARCA) noviembre de 1994, 75 (5) p265-73

las ratas Streptozotocin-diabéticas y no-diabéticas fueron dadas el sulfato del vanadyl en agua potable en las concentraciones de 0.5-1.5 mg/ml por un año. Fue encontrado que el tratamiento del vanadyl no produjo cambios persistentes en aminotransferasa del aspartato del plasma, aminotransferasa de la alanina, y urea, las anormalidades morfológicas específicas en el cerebro, timo, corazón, pulmón, hígado, bazo, páncreas, riñón, suprarrenal, o testículo, o ratio anormal del peso/peso corporal del órgano para estos órganos en animales no-diabéticos o diabéticos. El tratamiento redujo perceptiblemente la incidencia del acontecimiento de piedras urinarias en ratas no-diabéticas. En animales diabéticos el tratamiento del vanadyl redujo perceptiblemente la tasa de mortalidad y previno la elevación de los niveles del plasma de aminotransferasa y de urea de la alanina, de los aumentos de tamaño del órgano, y del acontecimiento del megacolon pero no afectó al desarrollo de tumores renales y testiculares. Las concentraciones del plasma y del tejido de vanadio eran resueltas y encontraron para tener la orden de la distribución siguiente: hueso > riñón > testículo > hígado > páncreas > plasma > cerebro. El vanadio fue conservado en estos órganos en 16 semanas que seguían retiro del vanadyl mientras que los niveles del plasma estaban debajo de límites de detección. Se concluye que el sulfato del vanadyl en las dosis antidiabéticas no es perceptiblemente tóxico a las ratas que siguen una administración anual en agua potable, pero el vanadio se puede conservar en los diversos órganos por meses después del cese del tratamiento.



Acción antidiabética del vanadyl en independiente de las ratas in vivo de la actividad de la cinasa del insulina-receptor.

Diabetes (ESTADOS UNIDOS) abril de 1991, 40 (4) p492-8

Los efectos del vanadyl oral sulfatan la administración por 9-12 días en el carbohidrato y el metabolismo de lípido en el estado básico y en dinámica de la glucosa durante las abrazaderas hyperinsulinemic submáximas fue investigado en ratas diabéticas nondiabetic y streptozocin-inducidas. Las disminuciones de la tasa de crecimiento y del consumo del agua y de alimentos eran las únicas alteraciones significativas conocidas en los animales de control que recibían vanadyl. La administración del vanadyl a las ratas diabéticas dio lugar a pérdida de peso; una disminución significativa de la glucosa del plasma, del triglicérido, y de niveles de colesterol; y disminuciones de la comida y del consumo de agua, sin un cambio concomitante en concentraciones de la insulina del plasma. El tratamiento de Vanadyl no modificó la utilización periférica de la glucosa o la producción hepática de la glucosa en ratas del control durante las abrazaderas submáximas de la insulina. En cambio, la terapia del vanadyl creciente insulina-indujo la utilización de la glucosa perceptiblemente y tenía un efecto pequeño pero no significativo sobre la supresión insulina-mediada de la producción de la glucosa en ratas diabéticas. La actividad de la cinasa de la tirosina de los receptores músculo-derivados del hígado y de la insulina de las ratas diabéticas que experimentaron el estudio de la abrazadera, que reflejó in vivo el estado de la fosforilación del receptor de la insulina, no fue alterada por el tratamiento del vanadyl. En conclusión, estos resultados muestran que el aumento de la utilización periférica de la glucosa es el determinante principal de la acción antidiabética del vanadyl y apoyan la noción que la acción del vanadyl es independiente de la actividad de la cinasa del insulina-receptor.

imagen