MAGNESIO



Contenido
imagen Metabolismo del magnesio y de carbohidrato
imagen Desordenes del metabolismo del magnesio
imagen La deficiencia del magnesio produce resistencia a la insulina y síntesis creciente del tromboxano
imagen Homeostasis del magnesio y de la glucosa
imagen Contenido del magnesio de eritrocitos en pacientes con angina vasospástica
imagen Angina variable debido a la deficiencia del magnesio intracelular
imagen Magnesio y muerte súbita
imagen La deficiencia del magnesio produce espasmos de arterias coronarias: Relación a la etiología de la enfermedad cardíaca isquémica de la muerte súbita
imagen Magnesio y potasio en metabolismo de la diabetes y de carbohidrato. Comentario de la situación actual y de los resultados recientes.
imagen Hypocalcemia se asoció a la terapia del estrógeno para la adenocarcinoma metastática de la próstata
imagen [Descripción--el efecto de la supresión de oligoelementos esenciales sobre el desarrollo arterioesclerótico y él es mecanismo]
imagen Regulación hormonal del magnesio e interrelaciones metabólicas
imagen Deficiencia del magnesio: El papel posible en osteoporosis se asoció a enteropathy gluten-sensible
imagen Energía y toma del alimento en pacientes con los CF
imagen Clínica de la piedra de riñón: Diez años de experiencia
imagen Niveles del cobre, del cinc y del magnesio del plasma en pacientes con síndrome premenstrual de la tensión
imagen El magnesio oral alivia con éxito cambios premenstruales del humor
imagen Magnesio y el síndrome premenstrual
imagen Concentración del magnesio en cerebros de pacientes de la esclerosis múltiple
imagen Concentración del cinc, del cobre y del magnesio en suero y la CFS de pacientes con desordenes neurológicos
imagen La susceptibilidad del escotoma centrocecal a los electrólitos, especialmente en esclerosis múltiple
imagen Estudios experimentales y clínicos en el dysregulation del metabolismo del magnesio y el aetiopathogenesis de la esclerosis múltiple.
imagen Concentración del magnesio en plasma y eritrocitos en el ms
imagen Hallazgos comparativos en el suero IMg2+ de temas humanos normales y enfermos con NOVA y el KONE ISE para Mg2+
imagen Jaqueca--diagnosis, diagnosis diferenciada y terapia]
imagen Profilaxis de la jaqueca con magnesio oral: resultados de un estudio seleccionado al azar anticipado, multicentro, placebo-controlado y de doble anonimato.
imagen Prueba isquémica de Electromyographical y concentración intracelular y extracelular del magnesio en la jaqueca y el tensión-tipo pacientes del dolor de cabeza.
imagen Suplementación y osteoporosis del magnesio
imagen Las tomas del calcio, del fósforo y del magnesio correlacionan con el contenido mineral del hueso en mujeres posmenopáusicas
imagen Magnesio en la fisiopatología y el tratamiento de las piedras renales del calcio
imagen Factores urinarios de formación de la piedra de riñón en pacientes con la enfermedad de Crohn
imagen Formación de piedra renal en pacientes con el síndrome del intestino irritable
imagen Metabolismo del magnesio en salud y enfermedad
imagen Profilaxis de piedras urinarias que se repiten: agua mineral dura o suave
imagen Lesión de Urothelial a la vejiga del conejo de las diversas soluciones alcalinas y ácidas usadas para disolver piedras de riñón
imagen Inmunidad celular y humoral en ratas después de la deficiencia gestacional del cinc o del magnesio
imagen Estudio anticipado de factores alimenticios, de la presión arterial, y de la hipertensión entre mujeres de los E.E.U.U.
imagen Asociación de macronutrients y de la toma de la energía con la hipertensión.
imagen Relaciones entre el magnesio, el calcio, y la actividad de renina de plasma en pacientes hipertensos blancos y negros
imagen Efecto de la presión renal de la perfusión sobre la excreción del calcio, del magnesio, y del fosfato en la rata.
imagen La concentración de magnesio intracelular libre en el miocardio de ratas espontáneamente hipertensas trató crónico con el antagonista o la angiotensina del calcio que convertía el inhibidor enzimático
imagen Tratamiento de Nonpharmacologic de la hipertensión.
imagen Efectos del microalimento sobre la regulación de la presión arterial.
imagen Papel del magnesio y calcio en la hipertensión alcohol-inducida y movimientos según lo sondado por in vivo microscopia de la televisión, microscopia de la imagen digital, espectroscopia óptica, 31P-NMR, espectroscopia y un electrodo ion-selectivo del magnesio único.
imagen Consecuencias de la deficiencia del magnesio en el aumento de las reacciones de la tensión; implicaciones preventivas y terapéuticas (un comentario).
imagen Efecto de la suplementación dietética del magnesio sobre el calcio y el magnesio libres intralymphocytic en espontáneamente ratas hipertensas movimiento-propensas.
imagen Electrólitos e hipertensión: resultados de estudios recientes.
imagen Antagonistas del calcio en embarazo como un antihypertensive y agente tocolytic
imagen La patogenesia del eclampsia: “la hipótesis de la isquemia del magnesio”.
imagen Mg2+, Ca2+, Na2+ y K+ intracelulares en plaquetas y eritrocitos de los pacientes de la hipertensión esencial: relación a la presión arterial.
imagen Un estudio anticipado de factores alimenticios y de la hipertensión entre hombres de los E.E.U.U.
imagen Electrólitos en la epidemiología, la patofisiología, y el tratamiento de la hipertensión.
imagen Minerales y presión arterial.
imagen El efecto de la suplementación del Ca y del magnesio y el papel del sistema opioidergic en el desarrollo de la hipertensión de la DOCA-sal.
imagen Respuestas vasodilatadoras atenuadas a Mg2+ en pacientes jovenes con la hipertensión de la frontera.
imagen Moduladores dietéticos de la presión arterial en la hipertensión
imagen Toma diaria de la macro y de oligoelementos en la dieta. 4. Sodio, potasio, calcio, y magnesio
imagen Efectos de una combinación de aceite de la onagra (ácido linolenic gamma) y de ácido (eicosapentaenoic + docahexaenoic) del aceite de pescado contra el magnesio, y contra placebo en la prevención de pre-eclampsia.
imagen Relación de la toma del magnesio y de otros factores dietéticos a la presión arterial: el estudio del corazón de Honolulu.
imagen Calcio, magnesio, cobre y cinc y riesgo del suero de muerte cardiovascular.
imagen Hipertensión, diabetes mellitus, y resistencia a la insulina: el papel del magnesio intracelular
imagen [Directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los ancianos, 1995--un plan provisional para los proyectos de investigación completos sobre el envejecimiento y la salud-- Miembros del grupo de investigación para las “directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los proyectos de investigación mayores”, completos sobre el envejecimiento y la salud, el Ministerio de Sanidad y el bienestar de Japón]
imagen Perfiles del microalimento en adultos del heterosexual de HIV-1-infected
imagen Aceite de pescado y otros coadyuvantes alimenticios para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva
imagen El uso del magnesio oral en insuficiencia cardiaca congestiva del suave-a-moderado
imagen Suplementación del magnesio en pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva
imagen Magnesio: Un aprecio crítico
imagen Significación del magnesio en insuficiencia cardiaca congestiva
imagen El análisis razonado del magnesio como terapia alternativa para los pacientes con el infarto del miocardio agudo sin terapia del thrombolytic
imagen Riesgo de la mortalidad y modelos de la práctica en 4606 pacientes agudos del cuidado con la insuficiencia cardiaca congestiva: La importancia relativa de la edad, del sexo, y de la terapia médica
imagen El estudio del magnesio renal que dirige en insuficiencia cardiaca congestiva crónica
imagen Gestión del infarto del miocardio agudo en los ancianos
imagen Taquicardia supraventricular después de las bypass de la arteria coronaria que injertan variables de la cirugía y del líquido y del electrólito
imagen [Magnesio: estudios actuales--evaluación crítica--consecuencias]
imagen Cambios deficiencia-relacionados del magnesio en la peroxidación del lípido y metabolismo del colágeno in vivo en corazón de la rata.
imagen [Valor del magnesio en infarto del miocardio agudo]
imagen Concentraciones de magnesio, de calcio, de potasio, y de sodio en músculo cardíaco humano después del infarto del miocardio agudo.
imagen [MAGNESIO en cardiología]
imagen Terapia del MAGNESIO en el infarto del miocardio agudo cuando los pacientes no son candidatos a terapia del thrombolytic
imagen [Suplementación oral del MAGNESIO al receivingdiuretics de los pacientes -- normalización del MAGNESIO, del POTASIO y del sodio, y de las bombas del POTASIO en los músculos esqueléticos].
imagen Efectos del sulfato de MAGNESIO intravenoso sobre arritmias en pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva.
imagen Interacciones de MAGNESIUM-POTASSIUM en arritmia cardiaca. Ejemplos de la medicina iónica.
imagen Pistas clínicas a la deficiencia del MAGNESIO.
imagen Magnesio del músculo y del suero en pacientes pulmonares de la Unidad de Cuidados Intensivos.
imagen Diabetes subclínica pandémica desconocida de las naciones opulentas: Causas, coste y prevención
imagen Deficiencias de la vitamina y del mineral que pueden predisponer a la intolerancia de la glucosa del embarazo
imagen Diversos efectos de Mg2+ sobre endothelin-1- y el hydroxytryptamine- 5 sacaron respuestas en cama cerebrovascular de la cabra
imagen contracción Etanol-inducida de arterias cerebrales en mamíferos diversos y su mecanismo de la acción
imagen Mgsup 2sup +-Casup 2sup + interacción en contractilidad del músculo liso vascular: Mgsup 2sup + contra moldes orgánicos del canal del calcio en tono miógeno y la sensibilidad agonista-inducida de los vasos sanguíneos
imagen El caso para el tratamiento intravenoso del magnesio de la enfermedad arterial en práctica general: Comentario de 34 años de experiencia
imagen Hypermagnesemia agudo después del uso laxante
imagen Drogas de los antiacidos: Múltiplo pero propiedades farmacológicas demasiado a menudo desconocidas
imagen [Magnesio: conceptos actuales de su fisiopatología, aspectos clínicos y terapia]
imagen Reactividad bronquial y antioxidantes dietéticos
imagen Estudios de los efectos del magnesio inhalado sobre reactividad de la vía aérea al monofosfato de la histamina y de adenosina en temas asmáticos
imagen El magnesio atenúa la explosión respiratoria del neutrófilo en pacientes asmáticos adultos
imagen Caracterización fisicoquímica de los hidratos bivalentes de la sal de metal del nedocromil. 1. Magnesio de Nedocromil
imagen El magnesio y el potasio del músculo esquelético en asthmatics trataron con beta2-agonists oral
imagen La toma nutritiva de pacientes con artritis reumatoide es deficiente en piridoxina, cinc, cobre, y magnesio
imagen Magnesio en arritmias supraventriculares y ventriculares
imagen Mecanismos iónicos de arritmias ventriculares isquemia-relacionadas
imagen Oligoelementos en pronóstico del infarto del miocardio y de la muerte coronaria súbita
imagen Flujo del magnesio durante y después de operaciones de corazón abiertas en niños.
imagen Un concepto ampliado de suplementación del “seguro”--protección del amplio-espectro contra enfermedad cardiovascular.
imagen Tomas de vitaminas y de minerales de las mujeres embarazadas con síntomas clínicos seleccionados.
imagen [Esclerosis lateral amiotrófica--papel causativo de oligoelementos]
imagen Deposición de aluminio en el sistema nervioso central de pacientes con esclerosis lateral amiotrófica de la península de Kii de Japón
imagen [Deficiencia de ciertos oligoelementos en niños con hiperactividad]
imagen [Llano del magnesio en suero de sangre en niños de la provincia de Rzesz'ow]
imagen Beta-agonistas con frecuencia nebulized para el asma: efectos sobre los electrólitos del suero.
imagen Efecto del albuterol nebulized sobre el potasio del suero y ritmo cardiaco en pacientes con asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
imagen Calcio, fosfato, vitamina D, y las paratiroides
imagen Efectos clínicos y bioquímicos de la suplementación alimenticia sobre el síndrome premenstrual
imagen Análisis razonados para la suplementación del microalimento en diabetes.
imagen Comparación de los efectos del hidróxido de magnesio y de un laxante a granel sobre los lípidos, los carbohidratos, las vitaminas A y E, y los minerales en internos geriátricos en el tratamiento del estreñimiento.
imagen Pequeña obstrucción del intestino causada por una medicación bezoar: informe de un caso.
imagen Taquicardia ventricular polimorfa no sostenida durante la terapia de la amiodarona para la fibrilación atrial que complica la cardiomiopatía. Gestión con el sulfato de magnesio intravenoso.
imagen Los mecanismos osmóticos e intrínsecos de la acción laxante farmacológica de altas dosis orales del sulfato de magnesio. Importancia del lanzamiento de polipéptidos digestivos y del óxido nítrico.
imagen Sulfato de magnesio intravenoso en el asma severo agudo que no responde a la terapia convencional
imagen El efecto del sulfato de magnesio inhalado sobre el sodio metabisulfite-indujo la broncoconstricción en asma
imagen Terapia del sulfato de magnesio en ciertas condiciones de emergencia
imagen Efecto del sulfato de magnesio intravenoso sobre calibre de la vía aérea y reactividad de la vía aérea a la histamina en temas asmáticos
imagen Terapia de la inhalación con el sulfato de magnesio y el sulfato del salbutamol en asma bronquial
imagen MgSO4 relaja el músculo liso de la vía aérea porcina reduciendo la entrada de Ca2+
imagen El efecto del sulfato de magnesio intravenoso sobre arritmias cardiacas en los pacientes críticamente III con el suero bajo ionizó el magnesio
imagen Los efectos antiarrítmicos del taurino solamente y conjuntamente con el sulfato de magnesio sobre arritmia de la isquemia/de la reperfusión
imagen Taurate y aceite de pescado del magnesio para la prevención de la jaqueca.

barra




Metabolismo del magnesio en salud y enfermedad

SID. LUNES. (Los E.E.U.U.), 1988, 34/4 (166-218)

El magnesio es un elemento importante para la salud y la enfermedad. El magnesio, el segundo catión intracelular abundante, se ha identificado como cofactor adentro sobre 300 reacciones enzimáticas que implicaban síntesis del metabolismo energético y de la proteína y del ácido nucléico. Aproximadamente la mitad del magnesio total en el cuerpo está presente por la mitad tejido suave, y la otra mitad en hueso. Menos el de 1% del magnesio de cuerpo entero está presente en sangre. No obstante, la mayoría de nuestra información experimental viene de la determinación del magnesio en suero y glóbulos rojos. Actualmente, tenemos poca información sobre equilibrio entre y el estado del magnesio dentro de piscinas del cuerpo. El magnesio se absorbe uniformemente del intestino delgado y de la concentración del suero controlados por la excreción del riñón. La evaluación clínica del laboratorio de la situación del magnesio se limita sobre todo a la concentración del magnesio del suero, a la excreción urinaria de 24 horas, y al por ciento de retención que sigue el magnesio parenteral. Sin embargo, los resultados para estas pruebas no correlacionan necesariamente con magnesio intracelular. Así, no hay prueba fácilmente disponible para determinar la situación intracelular/de cuerpo entero del magnesio. La deficiencia del magnesio puede causar la debilidad, temblores, asimientos, arritmias cardiacas, hypokalemia, y hypocalcemia. Las causas del hypomagnesemia son toma reducida (nutrición pobre o IV los líquidos sin magnesio), la absorción reducida (diarrea, mala absorción, o puente/resección crónicos del intestino), redistribución (transfusión del intercambio o pancreatitis aguda), y excreción creciente (medicación, alcoholismo, desordenes tubulares mellitus, renales de la diabetes, hypercalcemia, hipertiroidismo, aldosteronism, tensión, o lactancia excesiva). Un segmento grande de la población de los E.E.U.U. puede tener una toma inadecuada del magnesio y puede tener una deficiencia latente crónica del magnesio que se ha ligado a la ateroesclerosis, al infarto del miocardio, a la hipertensión, al cáncer, a las piedras de riñón, al síndrome premenstrual, y a los desordenes psiquiátricos. Hypermagnesemia se ve sobre todo en insuficiencia renal aguda y crónica, y es tratado con eficacia por la diálisis.



Profilaxis de piedras urinarias que se repiten: agua mineral dura o suave

MINERVA MED. (Italia), 1987, 78/24 (1823-1829)

La influencia de un agua mineral calcio-rica en la cristalización de la orina en pacientes con las piedras de riñón que se repetían fue investigada. Un agua rica del calcio y del magnesio como los aumentos probados una el contenido del calcio y del magnesio de la orina pero del oxaluria de las disminuciones incluso después una carga dietética del oxalato.



Lesión de Urothelial a la vejiga del conejo de las diversas soluciones alcalinas y ácidas usadas para disolver piedras de riñón

J. UROL. (BALTIMORE) (LOS E.E.U.U.), 1986, 136/1 (181-183)

Diversas soluciones de irrigación se utilizan clínico para disolver piedras del ácido úrico, del cistina y de la estruvita. Estos estudios fueron emprendidos para evaluar la toxicidad al epitelio de la vejiga del conejo de varias formulaciones de uso general. Las soluciones de la prueba eran anterógradas infundido con un de noche ureterotomy izquierdo. Las vejigas fueron quitadas y las secciones histológicas rutinarias fueron hechas. Una solución del pH 7,6 de NaHCOsub 3 aparecía inofensiva. La misma solución con el dos por ciento de acetilcisteína produjo lesión leve. Todas las soluciones del pH causaron daño significativo al urothelium. Hemiacidrin, que contiene el magnesio, produjo menos peligro que otras soluciones del pH 4 sin ese catión. Nuestros datos tienden a apoyar las conclusiones de Suby que la adición de magnesio reduce lesión urothelial aunque la presencia de magnesio reducirá la disolución de la estruvita.



Inmunidad celular y humoral en ratas después de la deficiencia gestacional del cinc o del magnesio

Diario de la bioquímica alimenticia (los E.E.U.U.), 1996, 7/6 (327-332)

Los efectos de la deficiencia gestacional del magnesio o del Zn sobre la inmunidad humoral o celular de ratas recién nacidas fueron investigados. La deficiencia del magnesio fue inducida alimentando una dieta que contenía 180 magnesio del PPM a partir del día 0 al día 21 de gestación y la deficiencia del Zn fue inducida alimentando una dieta que contenía 1,5 Zn del PPM a partir del día 0 al día 19. Los controles fueron alimentados una dieta con el magnesio de 1.000 PPM y el Zn de 100 PPM a partir del día 0 al día 21. Después de eso, alimentaron todas las ratas y recién nacidos maternales dietas con cantidades normales de magnesio o de Zn. Tres y seis semanas después del nacimiento, a las subpoblaciones del linfocito T en sangre y timo y las B-células en la sangre de los recién nacidos detectaron cytometry de flujo. El contenido del plasma de IgG, de IgM, y de IgA fue determinado por la inmunodifusión radial. La deficiencia del magnesio redujo tamaño de la litera y el peso del perrito. Tres semanas después del nacimiento, el número total de leucocitos y los linfocitos en sangre fueron disminuidos perceptiblemente, debido a una reducción del T-ayudante y de T-células citotóxicas. Las T-células activadas y las B-células eran sin cambios. Seis semanas después del nacimiento, las subpoblaciones del linfocito T se acercaron a valores de los controles, mientras que el contenido de IgG en plasma fue reducido levemente. La deficiencia gestacional del Zn redujo tamaño de la litera e indujo malformaciones. Tres y seis semanas después del nacimiento, no cambiaron el peso corporal, el número de leucocitos, el linfocito, y a las subpoblaciones del linfocito T perceptiblemente. El plasma IgM fue disminuida 3 semanas después del nacimiento en la correlación al número de B-células, que representaron el solamente 4% de linfocitos totales. Estos efectos fueron reparados por la sexta semana. El plasma IgG fue reducida en 6 semanas. No se detectó ningunos efectos sobre subpoblaciones del linfocito T en thymocytes aislados después de deficiencia gestacional del magnesio o del Zn.



Estudio anticipado de factores alimenticios, de la presión arterial, y de la hipertensión entre mujeres de los E.E.U.U.

Hipertensión (ESTADOS UNIDOS) mayo de 1996, 27 (5) p1065-72

Examinamos anticipado la relación de factores alimenticios con los niveles de la hipertensión y de presión arterial entre 41.541 enfermeras predominante blancas de la hembra de los E.E.U.U., envejecimos 38 a 63 años, que terminaron un cuestionario semiquantitativo detallado de la frecuencia de la comida en 1984 y estaban sin la hipertensión diagnosticada, el cáncer, o la enfermedad cardiovascular. Durante 4 años de continuación, a partir de 1984 a 1988, 2.526 mujeres divulgaron una diagnosis de la hipertensión. Envejezca, peso relativo, y el consumo del alcohol era los calculadores más fuertes para el desarrollo de la hipertensión. El calcio, el magnesio, el potasio, y la fibra dietéticos no fueron asociados perceptiblemente al riesgo de hipertensión, después de ajustar según edad, índice de masa corporal, alcohol, y toma de la energía. Entre las mujeres que no divulgaron la hipertensión durante el período de la continuación, el calcio, el magnesio, el potasio, y la fibra eran cada uno asociado perceptiblemente inverso a presiones sistólicas y diastólicas uno mismo-divulgadas, después de ajustar según edad, índice de masa corporal, el consumo del alcohol, y la toma de la energía. Cuando los cuatro alimentos fueron añadidos simultáneamente al modelo de regresión, sólo las tomas de la fibra y del magnesio conservaron asociaciones inversas significativas con presiones sistólicas y diastólicas. En análisis de grupos de alimentos, las tomas de la fruta y verdura fueron asociadas inverso a presiones sistólicas y diastólicas, y las tomas de cereales y de la carne fueron asociadas directamente a la presión sistólica. Estos resultados apoyan las hipótesis que envejecen, peso corporal, y el consumo del alcohol es determinantes fuertes del riesgo de hipertensión en mujeres de mediana edad. Son compatibles con las posibilidades que el magnesio y la fibra así como una dieta más rica en frutas y verduras pueden reducir niveles de presión arterial.



Asociación de macronutrients y de la toma de la energía con la hipertensión.

J Coll Nutr (ESTADOS UNIDOS) febrero de 1996, 15 (1) p21-35

La hipertensión, un problema de salud pública importante, llega a ser más frecuente durante el envejecimiento. Los estudios epidemiológicos sugieren que los factores ambientales tales como nutrición puedan desempeñar un papel principal en la regulación de la presión arterial (BP). Está generalmente aceptado que la obesidad y el consumo del sodio/del alcohol es factores importantes, y muchas creen que el consumo del calcio, del magnesio y del potasio es regulador también. Menos énfasis se ha puesto encendido si los macronutrients influencian la presión arterial perceptiblemente. Este comentario se centró en la capacidad de exceso de calorías y el consumo de carbohidratos, de grasas, y de proteínas de regular la presión arterial. (207 Refs.)



Relaciones entre el magnesio, el calcio, y la actividad de renina de plasma en pacientes hipertensos blancos y negros

Minero Electrolyte Metab (SUIZA) 1995, 21 (6) p417-22

La situación heterogénea del metabolismo del magnesio y del calcio en la población hipertensa se puede relacionar con la actividad de renina de plasma (PRA). Este estudio investiga las relaciones entre las concentraciones del suero y del magnesio (Mg2+) y del calcio del eritrocito (Ca2+) y PRA en pacientes hipertensos esenciales blancos y negros. Treinta y nueve (25 el negro, blanco 22) temas hipertensos normotensivos (el blanco 20 el negro, 19) y 47 fue estudiado. El PRA fue medido por radioinmunoanálisis, Mg2+ y Ca2+ por espectroscopia de la absorción atómica, y Ca2+ ionizado suero por un electrodo específico. PRA y Ca2+ ionizados eran perceptiblemente más bajos en el negro hipertenso con respecto al grupo hipertenso blanco (1,99 +/- 0,33 contra 5,96 +/- 1,02 ng/ml/h para PRA; 1,28 +/- 0,07 contra 1,42 +/- 0,01 mmol/l para Ca2+ ionizado: hypertensives negros contra los hypertensives blancos p < 0,05). Ca2+ ionizado fue aumentado perceptiblemente (p < 0,05) de los pacientes hipertensos blancos con respecto a los controles normotensivos (1,42 +/- 0,01 contra 1,29 +/- 0,04 mmol/l). En el grupo hipertenso negro, el suero y el eritrocito Mg2+ (p < 0,05) fueron disminuidos perceptiblemente con respecto a los otros grupos. La concentración del eritrocito Ca2+ fue elevada perceptiblemente en ambos pacientes hipertensos blancos y negros. En el grupo en conjunto, el suero Mg2+ y PRA fueron correlacionados negativamente y Ca2+ ionizados y PRA y Ca2+ ionizados y el eritrocito Ca2+ fueron correlacionados positivamente. Sin embargo, en los subgrupos, estas correlaciones eran solamente significativas en el grupo blanco: r = -0,67 y p < 0,05 sueros Mg2+ contra PRA; r = 0,64, y p < 0,05 ionizaron Ca2+ contra PRA; r = 0,82 y p < 0,01 ionizó [Ca2+] i contra el eritrocito Ca2+. Estos datos sugieren una relación entre PRA, Mg2+, y Ca2+ que pueda ser más importante en blanco que en pacientes hipertensos negros.



Efecto de la presión renal de la perfusión sobre la excreción del calcio, del magnesio, y del fosfato en la rata.

Clin Exp Hypertens (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1995, 17 (8) p1269-85

Las anormalidades en la dirección renal del calcio, del magnesio, o del fosfato se han implicado en el desarrollo y/o el mantenimiento de la hipertensión humana. Hemos mostrado recientemente que la excreción renal de estos iones está correlacionada a la presión arterial en las ratas sensibles a la sal así como sal-resistentes de Dahl. El actual estudio fue diseñado para determinar si la presión renal de la perfusión por sí mismo podría afectar a la excreción de estos iones. La excreción urinaria del calcio, del magnesio, y del fosfato fue estudiada en las ratas anestesiadas de Sprague-Dawley bajo condiciones básicas y durante una infusión intravenosa de la angiotensina II (ANG II), vasopressin (AVP) o fenilefrina (PE). Un puño, colocado alrededor de la aorta entre las dos arterias renales, permitió mantenimiento de la presión normal de la perfusión en el riñón izquierdo, mientras que ése en el riñón derecho fue permitido subir. Infusión de la presión arterial arterial mala aumentada agentes pressor a los niveles comparables (medios +/- SE): ANG II (n = 7), antes de = 102 de +/- 4, durante = 133 +/- 3 mmHg, AVP (n = 8), antes de = 110 de +/- 7, durante = 136 +/- 5 mmHg, PE (n = 6), antes de = 111 de +/- 6, durante = 141 +/- 6 mmHg. Aunque no hubiera diferencia en la excreción del calcio, del magnesio y del fosfato entre los dos riñones bajo condiciones básicas, la infusión de ANG II o del PE indujo hypercalciuria, hypermagnesiuria y hyperphosphaturia en el riñón derecho que fue expuesto a la presión arterial creciente. Tales efectos no aparecieron en el riñón izquierdo presión-controlado. La infusión de AVP fue asociada a la excreción reducida del calcio y del magnesio, y aumentó la excreción del fosfato, en el riñón normotensivo. La respuesta a la presión renal semejantemente creciente de la perfusión en este grupo también fue reducida para el calcio y el magnesio, y aumentada para el fosfato. Los resultados indican que (1) la excreción renal del calcio, del magnesio y del fosfato es perfusión renal presión-dependiente; cuanto más alta es la presión renal de la perfusión, mayor es la excreción de estos iones. (2) independientemente de la presión de la perfusión, AVP puede inhibir la reabsorción del fosfato y estimular la reabsorción bivalente del catión.



La concentración de magnesio intracelular libre en el miocardio de ratas espontáneamente hipertensas trató crónico con el antagonista o la angiotensina del calcio que convertía el inhibidor enzimático

Arquee Mal Coeur Vaiss (FRANCIA) agosto de 1994, 87 (8) p1041-5

En este estudio, determinamos a) si el tratamiento crónico del antihypertensive podría alterar concentraciones intracelulares libres del miocardio del magnesio, b) si los cambios en la concentración del magnesio correlacionarían con resistencia a la anoxia de los corazones hipertensos de la rata. Las ratas hipertensas de seis meses del varón (HT) (n = 11) fueron comparadas espontáneamente a las ratas de la misma tensión tratadas con un antagonista del canal del calcio, nitrendipine (60 mg/kg/j; n = 11) o con un inhibidor de la convertir-enzima, perindopril (2 mg/kg/j; n = 9) durante tres meses. Los corazones fueron inundados en modo isovoluminoso retrógrado y sometidos a un protocolo estandardizado de la anoxia-recuperación. La presión aórtica de la perfusión y la presión ventricular dejada fueron supervisadas constantemente. Los espectros de Rmn P-31 fueron registrados y permitidos simultáneamente cuantificar los cambios en fosfato inorgánico, fosfocreatina y el ATP del miocardio. El pH fue derivado de los cambios químicos del fosfato inorgánico y de la fosfocreatina, y de la concentración intracelular libre del magnesio de los cambios químicos alfa-beta del ATP. Ambos tratamientos bajaron la presión arterial sistólica e invirtieron la hipertrofia ventricular izquierda, perindopril que era levemente más eficiente en la dosis administrada. La concentración intracelular del magnesio, calculada de los espectros de Rmn P-31, era el microM 15 en el grupo del nitrendipine y 401 +/- 17 el microM 277 +/- 17 el microM en el grupo hipertenso no tratado, 311 +/- en el grupo del perindopril (p < 0,001 contra no tratado y nitrendipine). Había una correlación significativa entre la concentración intracelular del magnesio y dejó la presión desarrollada ventricular en el primero tiempo de la recuperación posts-anóxica (r = 0,61; p < 0,01). La espectroscopia de P-31 RMN demuestra un aumento en la concentración intracelular libre del miocardio del magnesio que sigue la administración crónica de un inhibidor enzimático angiotensina-que convierte, perindopril, espontáneamente ratas hipertensas. (EXTRACTO TRUNCADO EN 250 PALABRAS)



Tratamiento de Nonpharmacologic de la hipertensión.

Curr Opin Nephrol Hypertens (ESTADOS UNIDOS) octubre de 1992, 1 (1) p85-90

Una variedad de modificaciones de la forma de vida bajarán la presión arterial y los otros factores de riesgo cardiovasculares que están con frecuencia presentes en pacientes con la hipertensión. Los estudios recientes numerosos documentan la eficacia total de una cierta (perdida de peso, restricción del sodio, actividad física, moderación del alcohol) y falta relativa de efecto de otros (gestión del estrés y calcio, magnesio, y los suplementos del aceite de pescado). Particularmente, los ensayos de la prevención de la hipertensión, fase I (un ensayo del control financiado por el corazón, el pulmón, y el instituto nacionales de la sangre) proporcionan nuevos datos importantes en la capacidad de estas diversas modalidades de prevenir el desarrollo de la hipertensión, una meta igualmente o aún más importante que la reducción de la enfermedad ya-establecida. (32 Refs.)



Efectos del microalimento sobre la regulación de la presión arterial.

Rev de Nutr (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1994, 52 (11) p367-75

Cinco microalimentos se han mostrado a directamente influencian la presión arterial: sodio, calcio, potasio, magnesio, y cloruro. Los datos presentados aquí se basan en hallazgos acumulados de epidemiológico, del laboratorio, y de las investigaciones clínicas, muchas cuyo están centrados sobre todo en un solo alimento. Sin embargo, según lo también discutido aquí, los alimentos no se consumen en el aislamiento, y sus interacciones fisiológicas y efectos combinados sobre la presión arterial son los temas de mucha de la investigación actual en el área de la dieta y de la hipertensión. (71 Refs.)



Papel del magnesio y calcio en la hipertensión alcohol-inducida y movimientos según lo sondado por in vivo microscopia de la televisión, microscopia de la imagen digital, espectroscopia óptica, 31P-NMR, espectroscopia y un electrodo ion-selectivo del magnesio único.

Alcohol Clin Exp Res (ESTADOS UNIDOS) octubre de 1994, 18 (5) p1057-68

No se sabe porqué la ingestión del alcohol plantea un riesgo para el desarrollo de la hipertensión, del movimiento y de la muerte súbita. De todas las drogas, que dan lugar al agotamiento del cuerpo del magnesio (magnesio), el alcohol ahora se sabe para ser la causa más notoria de MG-perder. Los datos recientes obtenidos con el uso de la tecnología biofísica (y no invasor) sugieren que el alcohol puede inducir la hipertensión, el movimiento, y la muerte súbita vía sus efectos sobre Mg2+ libres intracelulares ([Mg2+] i), que a su vez alteran las bioenergéticas celulares y subcelulares y promueven sobrecarga del ion del calcio (Ca2+). Se revisan las pruebas que demuestran que la ingestión dietética del magnesio modula las acciones hipertensas del alcohol. Los experimentos con las ratas intactas indican que la ingestión crónica del etanol da lugar a estructural y las alteraciones hemodinámicas en la microcirculación, que, en ellos mismos, podrían explicar resistencia vascular creciente. El etanol crónico aumenta la reactividad de microvessels intactos a los vasoconstrictors y de resultados en reactividad disminuida a los vasodilatadores. La ingestión crónica del etanol da lugar claramente a las células musculares lisas vasculares que exhiben un aumento progresivo en Ca2+ cambiable y celular concomitante a una reducción progresiva en contenido del magnesio. Uso de 31P-NMR espectroscopia juntado con óptico-retrodifusor reflexión espectroscopia reveló ese agudo etanol el administración a rata resultado en dosis-dependiente déficit en fosfocreatina (polimerización en cadena), []/de la polimerización en cadena ratio [ATP], pH intracelular (phi), oxyhemoglobin, y el nivel mitocondrial de la oxidasis oxidada aa3 del citocromo concomitante a una subida del volumen de la cerebro-sangre y del fosfato inorgánico. Los estudios temporales realizados in vivo, en el cerebro intacto, indican que [Mg2+] i está agotado antes de cambios bioenergéticos uces de los. El tratamiento previo de animales con Mg2+ evita que el etanol induzca el movimiento y previene todos los cambios bioenergéticos adversos de ocurrir. El uso de la microscopia cuantitativa de la imagen digital, y mag-fura-2, en el músculo liso vascular cerebral canino solo-cultivado, las células endoteliales, y de la rata humanas del astrocyte revela que el alcohol induce el agotamiento dependiente de la concentración rápido [Mg2+] del I. Estos déficits celulares adentro [Mg2+] parezco precipitar disturbios celulares y subcelulares en los caminos bioenergéticos citoplásmicos y mitocondriales que llevan a la sobrecarga y a la isquemia de Ca2+. Un papel de alteraciones etanol-inducidas adentro [Mg2+] debo también ser considerado en las acciones del comportamiento bien conocidas del alcohol. (90 Refs.)



Consecuencias de la deficiencia del magnesio en el aumento de las reacciones de la tensión; implicaciones preventivas y terapéuticas (un comentario).

J Coll Nutr (ESTADOS UNIDOS) octubre de 1994, 13 (5) p429-46

La tensión intensifica el lanzamiento de catecolaminas y los corticosteroides que aumentan la supervivencia de animales normales cuando se amenazan sus vidas. Cuando existe la deficiencia del magnesio (magnesio), la tensión aumenta paradójico riesgo de daño cardiovascular incluyendo la hipertensión, la constricción y la obstrucción cerebrovascular y coronaria, las arritmias y la muerte cardiaca súbita (SCD). En sociedades opulentas, la deficiencia dietética severa del magnesio es infrecuente, pero los desequilibrios dietéticos tales como altas tomas de la grasa y/o del calcio (Ca) pueden intensificar insuficiencia del magnesio, especialmente bajo condiciones de la tensión. El estímulo adrenérgico de la lipolisis puede intensificar su deficiencia por el magnesio complexing con los ácidos grasos liberados (FA), el lanzamiento bajo de los aumentos del ratio de A Mg/Ca de catecolaminas, que baja niveles del magnesio del tejido (es decir del miocardio). También favorece exceso de lanzamiento o la formación de factores (derivados ambos de metabolismo del FA y del endotelio), de que es agregación vasoconstrictora y de la plaqueta; un alto ratio de Ca/Mg también favorece directamente la coagulación de sangre, que también es favorecida por exceso de grasa y su movilización durante lipolisis adrenérgica. La autooxidación de catecolaminas rinde radicales libres, que explica el aumento del efecto protector del magnesio por los alimentos antioxidantes contra el daño cardiaco causado por las beta-catecolaminas. Así, tensión, si comprobación (es decir esfuerzo, calor, frío, trauma--accidental o quirúrgico, quemaduras), o emocional (es decir dolor, ansiedad, entusiasmo o depresión) y disnea como en aumentos del asma necesite para el magnesio. Las diferencias genéticas en la utilización del magnesio pueden explicar diferencias en vulnerabilidad a la deficiencia del magnesio y diferencias en respuestas de cuerpo a la tensión. (259 Refs.)



Efecto de la suplementación dietética del magnesio sobre el calcio y el magnesio libres intralymphocytic en espontáneamente ratas hipertensas movimiento-propensas.

Clin Exp Hypertens (ESTADOS UNIDOS) mayo de 1994, 16 (3) p317-26

Los efectos de la suplementación dietética del magnesio (magnesio) sobre Ca2+ libre intralymphocytic ([Ca2+] i) y Mg2+ ([Mg2+] i) fueron examinados en espontáneamente las ratas hipertensas movimiento-propensas (SHRSP) a la edad de 10 semanas. Después de la suplementación del magnesio de 40 días (0,8% magnesios en la dieta), la presión arterial sistólica (SBP) era perceptiblemente más baja en el grupo complementado magnesio (grupo del magnesio) que el grupo de control (0,2% magnesios). [Ca2+] era perceptiblemente más bajo y [Mg2+] era perceptiblemente más alto en grupo del magnesio que en el grupo de control. Además, [Ca2+] estaba positivamente y [Mg2+] me correlacionaron negativamente con SBP. Estos resultados sugieren que la suplementación dietética del magnesio modifique [Ca2+] i y [Mg2+] i, y modulan el desarrollo de la hipertensión.



Electrólitos e hipertensión: resultados de estudios recientes.

J Med Sci (ESTADOS UNIDOS) febrero de 1994, 307 Suppl 1 pS17-20

Los efectos de electrólitos dietéticos sobre la presión arterial pueden comenzar ya desde el período prenatal pues hay pruebas para sugerir que un altos calcio, magnesio, y toma maternales del potasio está reflejado en niveles de presión arterial infantiles más bajos. Un ensayo aleatorizado en niños recién nacidos sugirió que, en esto fase temprana, la alta toma del sodio esté asociada a un cambio creciente de la presión arterial. Tal efecto del sodio no está presente en que los niños crecen más viejos, y entre 6 y 16 años una alta toma del potasio aparece limitar el aumento en la presión arterial. Los estudios de población de observación recientes han mostrado que la asociación entre la toma dietética del sodio y el nivel de presión arterial en adultos es menos que divulgada inicialmente. En ensayos aleatorizados, la caída media en la presión arterial de la restricción moderada del sodio es pequeña, aunque las ventajas puedan ser más grandes en los ancianos. Una alta toma del potasio se ha mostrado constantemente para reducir niveles de presión arterial en temas hipertensos tratados y no tratados, aunque los efectos totales sean modestos. Los datos disponibles sobre el calcio son difíciles de interpretar. De estudios de observación una asociación inversa entre la toma dietética del calcio y los niveles de presión arterial se ha divulgado en varias ocasiones. También, varios disturbios en metabolismo del calcio en temas hipertensos se han demostrado. Los hallazgos en ensayos aleatorizados son menos constantes e indican una heterogeneidad marcada en respuesta. (36 Refs.)



Antagonistas del calcio en embarazo como un antihypertensive y agente tocolytic

Wien Med Wochenschr (AUSTRIA) 1993, 143 (19-20) p519-21

En calcio del embarazo el antagonismo es de gran importancia. Las propiedades útero-relajantes del verapamil son demostraciones bien conocidas, del diltiazem una eficacia tokolytic excelente y son también eficaces como hipotensas en la hipotensión embarazo-inducida. En contraste con el verapamil y el diltiazem los dihydropyridines no eran clínico acertados como tokolytic o hipotensos en embarazo. El magnesio es una terapia de la primera opción en el EPH-gestosis. (44 Refs.)



La patogenesia del eclampsia: “la hipótesis de la isquemia del magnesio”.

Med Hypotheses (INGLATERRA) abril de 1993, 40 (4) p250-6

La “isquemia del magnesio” es un término usado para denotar la debilitación funcional de las bombas ATP-dependientes del sodio/del potasio y del calcio en las membranas celulares y dentro de la célula sí mismo. La producción de ATP y del funcionamiento de estas bombas es magnesio-dependiente y es críticamente sensible a la acidosis. Las deficiencias del cinc y de hierro pueden secundario empeorar estas bombas y contribuir así a la “isquemia del magnesio” (al igual que acidosis). Este término es bidimensional en su más simple; refiere a una deficiencia funcional del magnesio, es real o inducido. Se discute que la acidosis crónica es el factor de inducción más común. Esta hipótesis simple puede comenzar a unificar pathophysiologies diversos: algunos abortos espontáneos, aspectos del tipo II y diabetes gestacional y la observación curiosa que los adictos a heroína hacen diabéticos. Puede también unificar el pensamiento clínico en la hipertensión embarazo-inducida, pre-eclampsia/eclampsia y hígado graso agudo del embarazo, así como el coagulopathy del embarazo. Hace predicciones importantes sobre morbosidad perinatal y sugiere que la suplementación temprana pudo prevenir enfermedad mucho embarazo-inducida.



Mg2+, Ca2+, Na2+ y K+ intracelulares en plaquetas y eritrocitos de los pacientes de la hipertensión esencial: relación a la presión arterial.

Clin Exp Hypertens [A] (ESTADOS UNIDOS) 1992, 14 (6) p1189-209

Las alteraciones en metabolismo intracelular del catión se han implicado en la patofisiología de la hipertensión esencial. Los niveles totales del magnesio, del calcio, del sodio y del potasio fueron estudiados en eritrocitos y plaquetas del suero, a partir de 154 temas (76 hipertensos y 78 normotensives; 104 negros y 50 blancos). En el grupo hipertenso blanco y negro combinado, el sodio de la plaqueta y el calcio y el calcio del eritrocito fueron elevados y el potasio del suero, el magnesio del suero y el magnesio de la plaqueta disminuyeron. En los pacientes hipertensos negros, el sodio de la plaqueta y el calcio y el calcio del eritrocito fueron aumentados, mientras que el magnesio del suero, el potasio del suero, el magnesio de la plaqueta y el magnesio del eritrocito fueron disminuidos. En el grupo hipertenso blanco, el sodio de la plaqueta y el calcio del eritrocito fueron aumentados y el magnesio de la plaqueta fue disminuido. En los pacientes hipertensos negros, el suero y calcio del magnesio y del suero de la plaqueta estaban negativamente y calcio del eritrocito y de la plaqueta correlacionado positivamente con la presión arterial mala. En pacientes hipertensos blancos el sodio de la plaqueta fue relacionado directamente para significar la presión arterial. Estos resultados sugieren que la sobrecarga intracelular del sodio y del calcio y el agotamiento del magnesio puedan ser importantes en la patofisiología de la hipertensión. Los disturbios del magnesio son más constantes y extensos en pacientes hipertensos negros que en los pacientes hipertensos blancos.



Un estudio anticipado de factores alimenticios y de la hipertensión entre hombres de los E.E.U.U.

Circulación (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1992, 86 (5) p1475-84

FONDO. Un efecto de la dieta en la determinación de la presión arterial es sugerido por estudios epidemiológicos, pero el papel de alimentos específicos todavía se perturba. MÉTODOS Y RESULTADOS. La relación de diversos factores alimenticios con la hipertensión fue examinada anticipado entre 30.681 profesionales de salud masculinos predominante blancos de los E.E.U.U., 40-75 años, sin la hipertensión diagnosticada. Durante 4 años de continuación, 1.248 hombres divulgaron una diagnosis de la hipertensión. Envejezca, peso relativo, y el consumo del alcohol era los calculadores más fuertes para el desarrollo de la hipertensión. La fibra, el potasio, y el magnesio dietéticos eran cada perceptiblemente asociados con más poco arriesgado de la hipertensión cuando estaba considerada individualmente y después del ajuste para la edad, el peso relativo, el consumo del alcohol, y la toma de la energía. Cuando estos alimentos eran considerados simultáneamente, sólo la fibra dietética tenía una asociación inversa independiente con la hipertensión. Para los hombres con una toma de la fibra de < 12 g/day, el riesgo relativo de hipertensión era 1,57 (el intervalo de confianza del 95%, 1.20-2.05) comparado con una toma > de 24 g/day. El calcio fue asociado perceptiblemente a más poco arriesgado de la hipertensión solamente en hombres magros. La fibra, el potasio, y el magnesio dietéticos también fueron relacionados inverso con la presión arterial sistólica y diastólica de la línea de fondo y con el cambio en la presión arterial durante la continuación entre los hombres que no desarrollaron la hipertensión. El calcio fue asociado inverso a la presión arterial de la línea de fondo pero no al cambio en la presión arterial. No se observó para el sodio, suman ningunas asociaciones significativas con la hipertensión la grasa, o saturado, transunsaturated, y los ácidos grasos poliinsaturados. La fibra de la fruta pero la fibra no vegetal o cereal fue asociada inverso a la incidencia de la hipertensión. CONCLUSIONES. Estos resultados apoyan las hipótesis que una toma creciente de la fibra y del magnesio puede contribuir a la prevención de la hipertensión.



Electrólitos en la epidemiología, la patofisiología, y el tratamiento de la hipertensión.

Cuidado (ESTADOS UNIDOS) septiembre de 1991 remilgado, 18 (3) p545-57

Los datos con respecto al valor de electrólitos de manipulación en la hipertensión son polémicos. Aparece que hay subconjuntos de pacientes hipertensos que respondan con la baja de la presión arterial conjuntamente con cambios en la toma del sodio, del potasio, y del calcio. La información con respecto el fósforo y al magnesio es menos convincentemente. Este papel examina informes actuales con respecto estos electrólitos y a su papel en la patofisiología y el tratamiento de la hipertensión esencial. (52 Refs.)



Minerales y presión arterial.

Ann Med (FINLANDIA) agosto de 1991, 23 (3) p299-305

Los elementos minerales sodio, potasio, calcio y magnesio desempeñan un papel fundamental en la regulación normal de la presión arterial. Particularmente, estos elementos minerales tienen correlaciones importantes en el control de la resistencia arterial. Estos elementos, especialmente sodio y potasio, también regulan el equilibrio flúido del cuerpo y, por lo tanto, influencian el volumen cardiaco. Las pruebas muestran que los niveles actuales de la toma de elementos minerales no son óptimos para mantener la presión arterial normal pero lo predisponen al desarrollo de la hipertensión arterial. Los resultados de investigación sugieren que sin el cloruro sódico (sal común) y otros compuestos del sodio que son añadidos a la hipertensión arterial de la dieta serían virtualmente inexistentes. Por otra parte, la presión arterial no subiría con edad. En comunidades con un alto consumo de sodio añadido, una alta toma del potasio y, posiblemente, el magnesio parecen proteger contra el desarrollo de la hipertensión arterial y la subida de presión arterial con edad. Una reducción marcada de la toma del sodio es eficaz en tratar incluso la hipertensión severa. Una restricción moderada de la toma del sodio o un aumento en toma del potasio ejerce efectos notables del antihypertensive, por lo menos en algunos pacientes hipertensos. El magnesio y posiblemente también los suplementos del calcio puede ser eficaz en la reducción de la presión arterial en algunos hypertensives. En pacientes hipertensos trató con la restricción del sodio de las drogas y la suplementación del potasio y del magnesio aumenta el efecto terapéutico, reduce el número y la dosificación, y disminuye los efectos nocivos de las drogas de antihypertensive prescritas. Por lo tanto, una caída en el consumo del sodio y los aumentos en el consumo del potasio y del magnesio son útiles en la prevención y tratar de la hipertensión arterial. (62 Refs.)



El efecto de la suplementación del Ca y del magnesio y el papel del sistema opioidergic en el desarrollo de la hipertensión de la DOCA-sal.

J Hypertens (ESTADOS UNIDOS) enero de 1991, 4 (1 pinta 1) p72-5

El efecto de la suplementación del calcio y del magnesio y el papel del sistema opioidergic fueron examinados en el acetato del deoxycorticosterone (DOCA) - salan ratas hipertensas. Las ratas fueron divididas en cuatro grupos que recibían la dieta estándar de la rata del laboratorio (grupo de control; n = 9); una dieta calcio-rica con el CaCl2 del 2% añadido (CA-grupo; n = 12); una dieta magnesio-rica con 0,5% MgO añadidos (MG-grupo; n = 11); y un calcio y una dieta magnesio-rica con el CaCl2 del 2% y 0,5% MgO añadidos (Ca/Mg-group; n = 11); cada dieta contuvo el NaCl del 7%. Después de cuatro semanas en estas dietas, las ratas fueron descabezadas y la sangre fue obtenida para la medida de los electrólitos del plasma, el contenido del sodio del intraerythrocyte, del potasio y del magnesio (RBC-Na, - K, en células de mEq/L y RBC-MG, en células del mg/dL) y la concentración del beta-endorphin del plasma (beta-FIN, en pg/mL). En el grupo de control, la presión arterial sistólica y el RBC-Na eran obviamente más altos que en los otros grupos. La concentración del beta-endorphin del plasma era 45,1 +/- 13,4 en el grupo de control, 70,7 +/- 17,4 en el CA-grupo (P menos de .05 grupo de control de v), 58,0 +/- 20,1 en el MG-grupo y 83,8 +/- 24,8 en el Ca/Mg-group (P menos de .01 grupo de control de v). La presión arterial correlacionó perceptiblemente con el RBC-Na (r = 0,416, P menos de .01) y el beta-FIN (r = 0,436, P menos de .005). Una correlación negativa también fue observada entre el RBC-Na y el beta-FIN (r = 0,437, P menos de .005). (EXTRACTO TRUNCADO EN 250 PALABRAS)



Respuestas vasodilatadoras atenuadas a Mg2+ en pacientes jovenes con la hipertensión de la frontera.

Circulación (ESTADOS UNIDOS) agosto de 1990, 82 (2) p384-93

Las respuestas vasculares del miembro a los iones del magnesio (Mg2+) y del potasio (K+) fueron estudiadas en 19 pacientes jovenes con la hipertensión de la frontera (BHT) y comparadas con las de 22 temas normotensivos de edad comparable (NT) midiendo la respuesta del flujo de sangre del antebrazo a la infusión intrarterial del sulfato de magnesio y del cloruro de potasio usando la pletismografía venosa de la obstrucción. Los decrementos del por ciento de la resistencia vascular de antebrazo con infusiones de Mg2+ estaban perceptiblemente menos en temas del BHT que en NT (- 37,2 +/- 4,2% contra -53,0 +/- 2,0%, p menos de 0,05, durante la infusión de 0,1 meq Mg2+/min, y -52,2 +/- 4,3% contra -65,6 +/- 1,5%, p menos de 0,05, durante la infusión de 0,2 meq Mg2+/min). Por otra parte, la relación de la magnitud de la respuesta de Mg2+ a la resistencia vascular inicial en seis de 10 mentiras de los temas del BHT sobre el intervalo de confianza del 95% para los valores previstos calculados para la respuesta señala en 11 temas de NT, sugiriendo respuestas vasodilatadoras atenuadas de Mg2+ en una proporción significativa de temas del BHT. En cambio, los puntos de la respuesta a K+ en ocho de nueve temas del BHT caen dentro del intervalo de confianza del 95%, sugiriendo respuestas vasodilatadoras normales a K+ en la mayoría de temas del BHT. Además, el efecto de pequeños incrementos en concentraciones locales del calcio del suero sobre Mg2 (+) - y K (+) - la vasodilatación inducida fue estudiada en voluntarios normales. La solución del CaCl2 de Isosmolar infundida en la misma arteria braquial hasta una tasa de 0,09 meq/minuto embotó seriamente las acciones de vasodilatación de Mg2+ (- 30,1 +/- 6,5% contra -65,8 +/- 3,2%, p menos de 0,01, durante la infusión de 0,2 meq Mg2+/min) pero no afectó a los de K+ (- 63,1 +/- 3,1% contra -55,9 +/- 3,8%, NS, durante la infusión de 0,154 meq K+/min). Aparece que (+) - la vasodilatación inducida Mg2 debe ser debido a la acción antagónica de Mg2+ al calcio, pero a K (+) - la vasodilatación inducida no se pudo relacionar directamente con el movimiento del calcio. Así, estas respuestas atenuadas a Mg2+ pero las respuestas normales a K+ en temas del BHT pueden indicar un defecto subyacente en el metabolismo vascular de Mg2+, que se puede relacionar en última instancia con las alteraciones en el calcio que dirige por las membranas de plasma bastante que a las anormalidades del Na de la membrana (+) - actividad de la bomba de K+.



Moduladores dietéticos de la presión arterial en la hipertensión

EUR J Clin Nutr (INGLATERRA) abril de 1990, 44 (4) p319-27

Para estudiar el papel de la dieta, seleccionaron al azar a 197 pacientes de hipertensión esencial a la dieta experimental (agrupe A, 97 casos) o a la dieta normal (grupo B, 100 casos) con la diurética dada ambos los grupos. La edad variada entre 25 y 65 años y 154 era varones. La dieta del estudio incluyó un contenido perceptiblemente más alto del potasio (k), del magnesio (magnesio), del calcio (Ca), de la grasa poliinsaturada, y de los carbohidratos complejos comparados a la dieta normal. En la entrada al estudio, la edad, el sexo, los factores de riesgo, las presiones arteriales malas, el magnesio malo del suero, K, el Ca, y el Na, y la medicación eran comparables en ambos grupos. Después de 1 año de continuación, había perceptiblemente menos pacientes con la hipertensión resistente en el grupo A (5) que en el grupo B (17). (90,2 +/- 4,84 milímetros hectogramo) las presiones sistólicas (148,22 +/- 10,1 milímetros hectogramo) y diastólicas malas en grupo que A fue bajada compararon para significar (103,3 +/- 5,8 milímetros hectogramo) presiones sistólicas (160 +/- 12,0 milímetros hectogramo) y diastólicas en el grupo B y para rubricar (99,8 +/- 7,2 milímetros hectogramo) presiones sistólicas (152,2 +/- 12,8 milímetros hectogramo) y diastólicas malas. Los niveles malos de mEq/l) del magnesio del suero (1,86 +/- 9,22 y del potasio (4,86 +/- 0,39 mEq/l) en el grupo A eran perceptiblemente más altos comparados a los niveles malos de 1,56 +/- 0,11 y 4,0 +/- 0,29 mEq/l, respectivamente, en el grupo B. Al menos comparado a los niveles iniciales, K y el magnesio no mostraron ningún cambio significativo en los grupos A y B. Había una incidencia perceptiblemente más baja de complicaciones en el grupo A (58) comparado para agrupar B (100). Es posible que una dieta baja en ratio y ricos de Na/K en carbohidratos, polinsaturados, K y el magnesio complejos puede causar una reducción significativa en la presión arterial y sus complicaciones.



Toma diaria de la macro y de oligoelementos en la dieta. 4. Sodio, potasio, calcio, y magnesio

Ann Ig (ITALIA) septiembre-octubre de 1989, 1 (5) p923-42

Para terminar la imagen de la ingestión dietética diaria de minerales, el sodio, el potasio, el calcio y el magnesio ahora se han considerado. El estudio se ha realizado en la región italiana de los marzos después cuidadosamente de evaluar los hábitos del consumo de alimentos de la población. Los productos alimenticios que comprendían las 70 dietas examinadas fueron recogidos en cantinas y propiedades privadas institucionales inmediatamente antes de comidas. La comida estaba lista muestreado para el consumo pues había experimentado así la diversa preparación y los procedimientos el cocinar, durante los cuales los considerables cambios en contenido mineral ocurren. En comparación con los diversos estándares del consumo de alimentos, la cantidad de sodio encontrada aparece excesivamente - alta (4,8 g/d) mientras que el del magnesio es escaso (0,24 g/d). Una alta toma del sodio, y más recientemente un alto ratio de Na/K, se han asociado a la hipertensión. También una falta de magnesio y un alto ratio de Ca/Mg se han asociado en varias ocasiones a riesgo de la hipertensión. Los datos a emerger de nuestro estudio: una alta toma del sodio, una escasez del magnesio, y así los altos ratios de Na/K y de Ca/Mg, aparecerían probablemente aumentar riesgo de la enfermedad cardiovascular. Aunque no todos los autores están de acuerdo con la existencia de tales correlaciones, una dieta más correcta por lo que se refiere a toma mineral es indudablemente algo animar.



Efectos de una combinación de aceite de la onagra (ácido linolenic gamma) y de ácido (eicosapentaenoic + docahexaenoic) del aceite de pescado contra el magnesio, y contra placebo en la prevención de pre-eclampsia.

Salud de las mujeres (ESTADOS UNIDOS) 1992, 19 (2-3) p117-31

En un placebo controlado, el ensayo parcialmente doble-cegador, clínico, una combinación de aceite y de aceite de pescado de la onagra fue comparado al óxido de magnesio, y a un placebo en la prevención del Pre-Eclampsia del embarazo. Todos fueron dados como suplementos alimenticios por seis meses a un grupo de mujeres embarazadas primíparas y multíparas. Algunas de estas mujeres tenían antecedentes familiares personales o de la hipertensión (el 21%). Solamente incluyeron a esos pacientes que recibieron cuidado prenatal en el hospital de maternidad central para Luanda en el estudio. Comparado al grupo del placebo (el 29%), el grupo que recibía la mezcla de aceite de la onagra y del ácido Gamma-linolenic conteniendo aceite de los pescados (GLA), del ácido de Eicosapentaenoic (EPA), y del ácido Docosahexaenoic (DHA) tenía una incidencia perceptiblemente más baja del edema (el 13%, p = 0,004). El grupo que recibía el óxido de magnesio tenía estadístico significativo menos temas que desarrollaron la hipertensión del embarazo. Había 3 casos de eclampsia, todos en el grupo del placebo.



Relación de la toma del magnesio y de otros factores dietéticos a la presión arterial: el estudio del corazón de Honolulu.

J Clin Nutr (ESTADOS UNIDOS) febrero de 1987, 45 (2) p469-75

Las asociaciones entre la presión arterial y las tomas de 61 variables dietéticas evaluadas por 24 métodos de memoria de h fueron investigadas en 615 hombres de ascendencia japonesa que vivían en Hawaii que no tenía ninguna historia de la enfermedad cardiovascular o de la hipertensión tratada. El magnesio, el calcio, el fósforo, el potasio, la fibra, la proteína vegetal, el almidón, la vitamina C, y las tomas de la vitamina D eran las variables significativas que mostraron asociaciones inversas con la presión arterial en univariante y los análisis multivariantes. El magnesio tenía la asociación más fuerte con la presión arterial, que apoya interés reciente en su relación a la presión arterial. Sin embargo, no era posible separar el efecto del magnesio del de otras variables debido al problema de la alta intercorrelación entre muchos alimentos. Mientras que las recomendaciones basadas sobre estudios transversales se deben ver prudentemente, estos resultados sugieren que las comidas tales como verduras, frutas, granos enteros, y artículos bajos en grasa de la lechería sean fuentes importantes de alimentos que puedan ser protectores contra la hipertensión.



Calcio, magnesio, cobre y cinc y riesgo del suero de muerte cardiovascular.

EUR J Clin Nutr (INGLATERRA) julio de 1996, 50 (7) p431-7

OBJETIVO: Para estudiar la asociación de las concentraciones del calcio, del magnesio, del cobre y del cinc del suero con mortalidad cardiovascular. DISEÑO: Un estudio jerarquizado del caso-control dentro de un estudio de población anticipado. TEMAS Y MÉTODOS: 230 hombres que morían de enfermedades cardiovasculares y de 298 controles hicieron juego para la edad, domicilio el tiempo, el fumar y de la continuación. El tiempo malo de la continuación era 10 años. Las concentraciones del calcio, del magnesio, del cobre y del cinc del suero eran resueltas de las muestras mantenidas congeladas en los RESULTADOS de -20 grados C.: El alto cobre del suero y las concentraciones bajas del cinc de suero fueron asociados perceptiblemente a una mortalidad creciente de todas las enfermedades cardiovasculares y de la enfermedad cardíaca coronaria particularmente. El riesgo relativo de mortalidad coronaria de la enfermedad cardíaca entre los tertiles más altos y más bajos del cobre del suero y el cinc era 2,86 (P = 0,03) y 0,69 (P = 0,04), respectivamente. El ajuste para la clase social, el colesterol de suero, el índice de masa corporal, la hipertensión y la enfermedad cardíaca sabida en el examen de la línea de fondo no alteró materialmente los resultados. No se observó ningunas diferencias significativas en concentraciones de calcio y de magnesio del suero entre los casos y los controles. CONCLUSIONES: El alto cobre del suero y el cinc de suero bajo se asocian a mortalidad cardiovascular creciente mientras que no se encontró ninguna asociación con calcio del suero y magnesio y riesgo de la mortalidad.



Hipertensión, diabetes mellitus, y resistencia a la insulina: el papel del magnesio intracelular

J Hypertens (ESTADOS UNIDOS) marzo de 1997, 10 (3) p346-55

El magnesio es uno de los iones más abundantes presentes en células vivas y su concentración del plasma es notable constante en temas sanos. El plasma y las concentraciones intracelulares del magnesio son reguladas firmemente por varios factores. Entre ellos, la insulina parece ser una del más importante. De hecho, in vitro y in vivo los estudios han demostrado que la insulina puede modular el cambio del magnesio de extracelular al espacio intracelular. La concentración intracelular del magnesio también se ha mostrado para ser eficaz en la acción de modulación de la insulina (principalmente metabolismo oxidativo de la glucosa), el acoplamiento calcio-relacionado compensado de la excitación-contracción, y disminuye sensibilidad lisa de la célula a los estímulos de despolarización, estimulando los canales de Ca2+-dependent K+. Una concentración intracelular pobre del magnesio, como se encuentra en la diabetes no-insulina-dependiente mellitus (NIDDM) y en los pacientes hipertensos (de HP), puede dar lugar a una actividad defectuosa de la tirosina-cinasa en el nivel del receptor de la insulina y la concentración intracelular exagerada del calcio. Ambos eventos son responsables de la debilitación en la acción de la insulina y un empeoramiento de la resistencia a la insulina en pacientes diabéticos e hipertensos no-insulina-dependientes. Por el contrario, en la administración diaria del magnesio de los pacientes de NIDDM, restaurando una concentración intracelular más apropiada del magnesio, contribuye para mejorar la absorción insulina-mediada de la glucosa. Semejantemente, en los pacientes de HP la administración del magnesio puede ser útil en la disminución de la presión arterial arterial y la mejora de la absorción insulina-mediada de la glucosa. Las ventajas que derivan de la suplementación diaria del magnesio en pacientes de NIDDM y de HP son apoyadas más a fondo por los estudios epidemiológicos que muestran a ese alto la toma diaria del magnesio para ser proféticas de una incidencia más baja de NIDDM y de HP. En conclusión, un cuerpo cada vez mayor de estudios sugiere que el magnesio intracelular puede desempeñar un papel dominante en la modulación de la absorción insulina-mediada de la glucosa y del tono vascular. Sugerimos más lejos que una concentración intracelular reducida del magnesio pudiera ser el eslabón perdido que ayudaba a explicar la asociación epidemiológica entre NIDDM y la hipertensión. (74 Refs.)



[Directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los ancianos, 1995--un plan provisional para los proyectos de investigación completos sobre el envejecimiento y la salud-- Miembros del grupo de investigación para las “directrices sobre el tratamiento de la hipertensión en los proyectos de investigación mayores”, completos sobre el envejecimiento y la salud, el Ministerio de Sanidad y el bienestar de Japón]

Nipón Ronen Igakkai Zasshi (JAPÓN) diciembre de 1996, 33 (12) p945-75

Proponemos las instrucciones siguientes para el tratamiento de la hipertensión en los ancianos. 1. Indicaciones para el tratamiento. 1) Edad: La modificación de la forma de vida se recomienda para los pacientes envejecidos 85 años y más viejos. La terapia del Antihypertensive se debe limitar a los pacientes en quienes el mérito del tratamiento es obvio. 2) Presión arterial: BP sistólico > 160 mmHg, BP diastólico > 90 aproximadamente 10 mmHg. BP sistólico < la edad + 100 mmHg para ésos envejecieron 70 años y más viejos. Los pacientes con la hipertensión suave (140-160/90-95 mmHg) asociada a enfermedad cardiovascular deben ser considerados para la medicación del antihypertensive. 2. Meta de la terapia para BP: La meta BP en pacientes mayores es más alta que ésa en pacientes más jovenes (reducción de BP de 10-20 mmHg para BP sistólico y de 5-10 mmHg para BP diastólico). 140-160/< 90 mmHg se recomienda generalmente como la meta. Sin embargo, la baja de BP debajo de 150/85 se debe hacer con cautela. 3. Índice de bajar BP: Comience con mitad de la dosis usual, observe en la misma dosis por lo menos cuatro semanas, y alcance la blanco BP durante dos meses. El aumento de la dosis de las drogas de antihypertensive se debe hacer muy lentamente. 4. Modificación de la forma de vida: 1) Modificación dietética: (1) la reducción de la toma del sodio es altamente eficaz en los pacientes mayores debido a su alta sal-sensibilidad. La toma del NaCl de menos de 10 g/day se recomienda. El suero Na+ debe ser medido de vez en cuando. (2) la suplementación del potasio se recomienda, pero con cautela en pacientes con la escasez renal. (3) la suficiente toma del calcio y del magnesio se recomienda. (4) ácidos grasos saturados Reduce. La toma de pescados se recomienda. (2) actividad física regular: El ejercicio para los pacientes envejecieron 60 años y más viejo recomendados: el ritmo cardíaco máximo 110/minute, para 30-40 anota un día, 3-5 días a la semana. (3) perdida de peso. (4) moderación de la toma del alcohol, cese que fuma. 5. Tratamiento farmacológico: 1) Medicación inicial. Primera opción: (Una vez o dos veces al día) antagonistas de acción prolongada del Ca o inhibidores de ACE. Segunda opción: La diurética de Thiazide (combinada con diurético potasio-escasamente). 2) Terapia de la combinación. (1) para los pacientes sin complicaciones, cualquiera del siguiente se recomienda. i) El antagoinst del Ca + el inhibidor de ACE, ii) inhibidor de ACE + antagonista del Ca (o la diurética de la bajo-dosis), iii) diurético + antagonista del Ca (o inhibidor de ACE), iv) los betabloqueadores, moldes de la alfa 1, alfa + los moldes beta se pueden utilizar según el estado patofisiológico del paciente. (2) para los pacientes con complicaciones. Las drogas se deben seleccionar según cada complicación. 3) Drogas relativamente contraindicadas. contraindican los betabloqueadores y a los moldes de la alfa 1 relativamente en pacientes mayores con la hipertensión en Japón. Los agentes centralmente de actuación tales como reserpina, methyldopa y clonidina son también betabloqueadores relativamente contraindicados se contraindican en pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva, los obliterans de la arteriosclerasis, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la diabetes mellitus (o la intolerancia de la glucosa), o la bradicardia. Estas condiciones están a menudo presentes en temas mayores. Los temas mayores son susceptibles a la alfa 1 hipotensión ortostática molde-inducida, puesto que se disminuye su reflejo del baroreceptor. La hipotensión ortostática puede causar caídas y fracturas de hueso en los ancianos.



Perfiles del microalimento en adultos del heterosexual de HIV-1-infected

Diario de los síndromes y del Retrovirology humano (los E.E.U.U.), 1996, 12/1 inmune adquirido de la deficiencia (75-83)

Está obligando prueba que los microalimentos puedan profundo afectar a inmunidad. Examinamos uso del suplemento de la vitamina y las concentraciones de circulación de 22 alimentos y glutatión en 64 hombres HIV-1 y mujeres seropositivos y 33 controles seronegativos que participaban en un estudio de la transmisión heterosexual HIV-1. Probamos los antioxidantes (vitaminas A, C, y E; los carotenos totales), las vitaminas B6 y B12, folato, tiamina, niacina, biotina, riboflavina, ácido pantoténico, colina y carnitina libre y total, biopterin, inositol, cobre, cinc, selenio, y magnesio, los pacientes VIH-infectados tenían concentraciones de circulación malas más bajas de magnesio (p < 0,0001), los carotenos totales (p = 0,009), colina total (p = 0,002), y glutatión (p = 0,045), y concentraciones más altas de niacina (p < 0,0001) que controles. El cincuenta y nueve por ciento de pacientes de HIV+ hizo las concentraciones bajas de magnesio, comparar con el 9% de controles (p < 0,0001). Estas concentraciones anormales estaban sin relación a la etapa de la enfermedad. Los participantes que tomaron suplementos de la vitamina tenían constantemente menos concentraciones bajas de antioxidantes, a través de estratos de la etapa de la situación de la infección VIH y de la enfermedad (p = 0,0006). Sin embargo, el 29% de los pacientes de HIV+ que tomaban las vitaminas suplementales tenían niveles subnormales de uno o más antioxidantes. El acontecimiento frecuente del nutriture anormal del microalimento, como se encuentra en estos temas de HIV+, puede contribuir a la patogenesia de la enfermedad. Las concentraciones bajas del magnesio pueden ser particularmente relevantes a los síntomas VIH-relacionados del cansancio, del letargo, y del mentation empeorado.



Aceite de pescado y otros coadyuvantes alimenticios para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva

Hipótesis médicas (Reino Unido), 1996, 46/4 (400-406)

La investigación clínica publicada, así como las diversas consideraciones teóricas, sugieren que las tomas suplementales de los “metavitamins” taurino, de la coenzima Q10, y de la L-carnitina, así como de los minerales magnesio, potasio, y cromo, pueden estar de ventaja terapéutica en insuficiencia cardiaca congestiva. Las altas tomas del aceite de pescado pueden además ser beneficiosas en este síndrome. El aceite de pescado puede disminuir el afterload cardiaco por una acción del antivasopressor y reduciendo viscosidad de la sangre, puede reducir riesgo arrítmico a pesar del apoyo de la sensibilidad beta-adrenérgica del corazón, puede disminuir el remodelado cardiaco fibrótico impidiendo la acción de la angiotensina II y, en pacientes con enfermedad coronaria, puede reducir el riesgo de complicaciones isquémicas atherothrombotic. Puesto que las medidas recomendadas aquí son alimenticias y llevan poco si cualquier riesgo tóxico, allí no es ninguna razón por la que su uso común no se debe estudiar como terapia alimenticia completa para la insuficiencia cardiaca congestiva.



El uso del magnesio oral en insuficiencia cardiaca congestiva del suave-a-moderado

Insuficiencia cardiaca congestiva (los E.E.U.U.), 1997, 3/2 (21-24)

El magnesio se ha mostrado para aumentar volumen cardiaco y las concentraciones bajas del magnesio del suero se asocian a arritmias frecuentes y a una mortalidad más alta en pacientes con el HF. Investigamos el uso del óxido de magnesio oral en la disminución de la morbosidad y de la mortalidad en pacientes con suave-al HF del moderado. El óxido de magnesio o el placebo oral fue dado a 10 pacientes con la clase de NYHA II e III HF de una manera de doble anonimato. En visitas mensuales de la continuación, medimos los niveles del magnesio, valores de la calidad de vida de Euroquol, presiones arteriales del medio, ritmos cardíacos, y los pies caminaron en 6 minutos. La presión arterial mala aumentó una media de 5,3 milímetros hectogramo en el grupo del óxido de magnesio y disminuyó una media de 0,67 milímetros hectogramo en el grupo del placebo (p = 0,0174). Además, el ritmo cardíaco disminuyó en los pacientes que recibían el óxido de magnesio, y aumentó de los pacientes que recibían el placebo (p=0.0994). En cada grupo, la clase de NYHA disminuyó, mientras que los valores y los pies de escala de Euroquol caminaron en 6 minutos crecientes. Debido al pequeño número de pacientes alistados, estudios con mayores números de pacientes que analizan formulaciones orales adicionales del magnesio sea beneficioso. Además los pacientes del HF que alistan en programas del paciente no internado serían útiles.

imagen