DHEA (DEHYDROEPIANDROSTERONE)

Haga clic aquí para volver al contenido

barra


Concentraciones del andrógeno del plasma en mujeres diabéticas.

Diabetes (ESTADOS UNIDOS) diciembre de 1977, 26 (12) p1125-9

Los niveles del andrógeno del plasma fueron determinados en las mujeres asignadas a los grupos siguientes: idiopathically hirsuto, diabético, ambos idiopathically hirsutos y diabéticos, y normales. Los andrógenos examinados eran androstenediona (ANUNCIO), el dihydrotestosterone (DHT), la testosterona (t), y el dehydroepiandrosterone (DHEA). Encontramos diferencias estadísticas entre (más grande que o igual a 38 años) los controles jovenes (menos de 38 años) y más viejos en los niveles de confianza de p inferior o igual 0,01 para el ANUNCIO, DHT, y T y de p inferior o igual 0,05 para DHEA. Los resultados indican que los niveles de circulación del andrógeno del pico ocurren antes de edad 30-35 años para las mujeres. No hay diferencias significativas entre los controles jovenes y los temas idiopathically hirsutos de los jóvenes, pero una diferencia estadística existe entre más viejos controles hirsutos y más viejos para los cuatro andrógenos (p inferior o igual 0,05). Cuando una comparación se hace entre el diabético diabético, hirsuto, y los más viejos grupos de control (todos los grupos más grande que o igual a 38 años), el grupo diabético es perceptiblemente más alto que el control en ANUNCIO del plasma (p inferior o igual 0,01) y DHEA (p inferior o igual 0,05). Estos mismos dos esteroides son también más altos en el grupo diabético que en el grupo diabético hirsuto (p inferior o igual 0,05), mientras que este último diferencia de controles solamente en niveles de la testosterona (p inferior o igual 0,05). Los niveles de DHT son similares para los tres grupos.



Las enfermedades del tejido conectivo y la influencia total del género

Internacional J de la fertilidad y de los estudios menopáusicos (los E.E.U.U.), 1996, 41/2

Las enfermedades autoinmunes son mas comunes en mujeres que hombres. El predominio real se extiende del alto de 10 a 15 hembras para cada varón para el lupus erythematosus sistémico a cuatro hembras para cada varón con artritis reumatoide. Aunque estas enfermedades se encuentran en el muy joven y haber envejecido, el alto predominio se observa después de pubertad en la mayoría de los pacientes. Estas enfermedades varían con respecto a severidad, y la mayoría de los investigadores sospechan que las muestras y los síntomas de estas enfermedades varían con el ciclo menstrual y cambian severidad durante embarazo. Las enfermedades del colágeno son devastadoras a la salud de mujeres jovenes. La artritis reumatoide que ocurre en una edad media de 40 años da lugar a cambios erosivos debilitantes en hueso con tiesura de la mañana y lisiar eventual. Lupus erythematosus sistémico, el síndrome de Sjogren y otros, común a las mujeres de los años de la maternidad, acto de varias maneras de destruir los sistemas del órgano del cuerpo. Virtualmente cualquier sistema del órgano de la anatomía femenina se puede afectar por estas enfermedades. En el caso de lupus, la enfermedad tiene manifestaciones proteicas, tales como procoagulation, destrucción renal, enfermedad de la piel, arthroparhy implacable y artritis, y encefalopatía (nombrar solamente algunos). Los mecanismos subyacentes no se saben: sin embargo, el sistema inmune actúa para destruir el tejido vía la deposición del complejo inmune y con la acción de la actividad linfocítica citotóxica. Hay una asociación de muestras clínicas y de subpoblaciones del autoanticuerpo con los marcadores del lugar geométrico de HLA-D o de MHC II en el cromosoma 6. No se ha identificado ningún gen constitutivo para las enfermedades vasculares del colágeno un de los en el ser humano. Las pruebas existen para apoyar un metabolismo alterado de estrógenos y de andrógenos en pacientes con estas enfermedades. Los datos recientes también indican que los niveles crecientes del estrógeno pudieron iniciar enfermedades autoinmunes en muchas mujeres y hombres. La hidroxilación del estrógeno se aumenta de hombres y de mujeres con enfermedades autoinmunes como lupus. Los mecanismos son desconocidos, aunque los metabilitos del estrogene se hayan mostrado a la diferenciación del linfocito B del aumento y activen las células de T. Por otra parte, las cajas aisladas de hyperprolactinemia se han observado en asociación con estos estados hyperestrogenic, y el tratamiento del hyperprolactinemia se ha mostrado para mejorar enfermedades como lupus. La oxidación del andrógeno también se aumenta de pacientes con enfermedad autoinmune, pero esta anormalidad se ha observado solamente en pacientes con lupus, y solamente mujeres en eso. El resultado es que las mujeres con enfermedades autoinmunes como lupus y artritis reumatoide tienen andrógenos más bajos del plasma que casos. Estos datos han apoyado el uso de los andrógenos débiles, e.g., DHEA, para el tratamiento del lupus.



Los niveles bajos del suero de dehydroepiandrosterone pueden causar la producción deficiente IL-2 por los linfocitos en pacientes con el lupus erythematosus sistémico (SLE)

Inmunología clínica y experimental (Reino Unido), 1995, 99/2

La causa principal de la deficiencia IL-2, de una característica común del lupus murine y de SLE humano, sigue siendo indeterminada. Los estudios recientes nuestros los propio así como de otros han mostrado ese dehydroepiandrosterone (DHEA), un compuesto intermedio en la síntesis de la testosterona, perceptiblemente producción de los upregulates IL-2 de las células de T, y la esa administración de DHEA o de IL-2 exógeno vía una construcción del vaccinia al lupus murine invierte dramáticamente sus enfermedades autoinmunes clínicas. Así, hemos examinado niveles del suero de DHEA en pacientes con SLE para probar si la actividad anormal de DHEA está asociada a la deficiencia IL-2 de los pacientes. Encontramos que casi todos los pacientes examinados tienen niveles muy bajos del suero DHEA. Los niveles disminuidos de DHEA no eran simplemente una reflexión de un tratamiento a largo plazo del corticosteroide que puede causar atrofia suprarrenal, desde las muestras del suero dibujadas en el inicio de la enfermedad, que son faltas del tratamiento del corticosteroide, los niveles bajos también contenidos de DHEA. Además, DHEA exógeno restaurado empeoró la producción IL-2 de células de T de pacientes con SLE in vitro. Estos resultados indican que los defectos de la síntesis IL-2 de pacientes con SLE están por lo menos en la parte debido a la actividad baja de DHEA en el suero.



Cambios en concentraciones del suero de esteroides conjugados y sin conjugar en 40 - a los hombres de 80 años.

J Clin Endocrinol Metab (ESTADOS UNIDOS) octubre de 1994, 79 (4) p1086-90

Se reconoce bien que el envejecimiento en hombres es acompañado por una disminución en los niveles del suero de algunos esteroides suprarrenales y testiculares, pero poco o nada de atención se ha centrado en los metabilitos esteroides múltiples que son formados por las enzimas esteroide-que convierten en tejidos de la blanco. En el actual estudio, hemos examinado detalladamente las concentraciones del suero de una serie grande de esteroides suprarrenales y testiculares y sus de metabilitos más significativos producidos en tejidos el periférico del intracrine. Las concentraciones del suero de 26 conjugadas y C21-, C19-, y C18-steroids sin conjugar fueron medidos en 2423 hombres envejecidos 40-80 año. Las concentraciones del suero del comandante que circulaba C19-steroids suprarrenal, a saber dehydroepiandrosterone (DHEA) y su sulfato (DHEA-S), androst-5-ene-3 beta, el beta-diol 17 y su sulfato, y androstenediona, disminuyeron por el cerca de 60% entre las edades de 40-80 año. La pequeña disminución de las concentraciones del suero de progesterona y de pregnenolone en presencia de niveles crecientes de cortisol y de niveles marcado disminuidos de DHEA, de androst-5-ene-3 beta, del beta-diol 17, y de sus metabilitos polares sugiere que la liasa suprarrenal 17,20 es afectada particularmente envejeciendo. Además de una disminución marcada en las concentraciones del suero de C19-steroids suprarrenal, un más pequeño, pero un significativo, disminución ocurrió en testosterona del suero. Sin embargo, el dihydrotestosterone del suero nivela seguido siendo constante, pero los derivados glucuronidated de los metabilitos del dihydrotestosterone (alfa androstane-3, glucuronide de 17 beta-dioles, glucuronide de los beta-dioles beta, 17 de androstane-3, y glucuronide del androsterone) fueron reducidos por 45-50%, sugiriendo que la actividad de la alfa-reductasa 5 en tejidos periféricos puede mostrar un aumento compensatorio durante el envejecimiento. El análisis de los ésteres del ácido graso de DHEA (DHEA-FA) también reveló que estos esteroides no polares disminuyen marcado entre 40-80 año de la edad, aunque tal disminución de niveles de DHEA-FA fuera más pequeña que ésa en DHEA y DHEA-S, sugiriendo que la formación de DHEA-FA se puede aumentar específicamente durante el envejecimiento. En resumen, el actual estudio sugiere eso en contraste con la disminución en la actividad marcada de enzimas steroidogenic en las glándulas suprarrenales y de la pequeña disminución del testículo, la actividad de las enzimas esteroide-que convierten presentes en tejidos periféricos no disminuye durante el envejecimiento. De hecho, la disminución marcada de la formación de DHEA por las glándulas suprarrenales lleva a una disminución del cerca de 50% de andrógenos totales de hombres entre las edades de 40-80 año. Tal disminución afecta probablemente a muchos procesos fisiológicos durante el envejecimiento.



Supresión ovárica con triptorelin y estímulo suprarrenal con el adrenocorticotropin en hyperadrogenism funcional: papel de la alfa suprarrenal y ovárica del citocromo P450c17.

Fertil Steril (ESTADOS UNIDOS) septiembre de 1994, 62 (3) p521-30

OBJETIVOS: Para validar combinaron la supresión ovárica con triptorelin y el estímulo suprarrenal con las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS en la diagnosis del hyperandrogenism femenino y proporcionar nuevas penetraciones en la relación suprarrenal-ovárica presente en este desorden. DISEÑO: Comparación de esteroides sexuales y de niveles esteroides básicos y Hormona-estimulados antes y después de la supresión ovárica inducida por triptorelin. DETERMINACIÓN: Departamento de endocrinología, hospital Ramón y Cajal, Madrid, España. PARTICIPANTES: Treinta y nueve mujeres nonselected con hyperandrogenism. MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: Niveles del suero de T, 17 hydroxyprogesterone (17-OHP), 17 hidroxis-pregnenolone, DHEA y DHEAS, androstenediona (delta 4-A), deoxycortisol 11, y cortisol. RESULTADOS: La independiente elevada de T de la supresión ovárica señaló a un desorden suprarrenal en seis pacientes (uno con un adenoma andrógeno-que produce, dos con deficiencia de la hidroxilasa del tarde-inicio 21, tres con hyperandrogenism suprarrenal funcional). Diecinueve pacientes tenían hyperandrogenism ovárico funcional como T elevado normalizado después de la supresión ovárica y fueron subdivididos en ovDHEAS+ (n = 7) y ovDHEAS = (n = 12) los subgrupos dependiendo de la presencia de hipersecreción de DHEAS. Finalmente, 14 pacientes tenían hirsutismo idiopático según T normal antes y después de la supresión ovárica. Las comparaciones de valores hormonales iniciales entre los grupos y con los valores de referencia obtenidos de mujeres normales (n = 11) divulgaron en hyperandrogenism suprarrenal funcional una elevación de T y DHEAS básico y estimulado, el delta 4-A, y 17-OHP en cuanto a mujeres normales. Estas anormalidades estaban también presentes en ovDHEAS+ a excepción del delta básico 4-A, que era normal, mientras que solamente T y 17-OHP estimulados fueron elevados en ovDHEAS =. En el grupo idiopático todos los esteroides eran normales a excepción de una elevación suave en DHEAS estimulado. CONCLUSIONES: Estos resultados muestran una serie continua de anormalidades en mujeres hyperandrogenic, sugiriendo una actividad alfa aumentada del citocromo P450c17 en el suprarrenal y el ovario como el mecanismo compartido entre el hyperandrogenism suprarrenal funcional y el hyperandrogenism ovárico funcional.



el Memoria-aumento de efectos en los ratones machos del pregnenolone y los esteroides derivó metabólico de él.

Proc Acad Sci los E.E.U.U. (ESTADOS UNIDOS) 1 de marzo de 1992 nacional, 89 (5) p1567-71


La administración intracerebroventricular del posts-entrenamiento inmediato a los ratones machos del pregnenolone (p), del sulfato del pregnenolone (picosegundo), del dehydroepiandrosterone (DHEA), del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEAS), de la androstenediona, de la testosterona, del dihydrotestosterone, o de la aldosterona causó la mejora de la retención para el entrenamiento activo de la evitación del footshock, mientras que no lo hicieron la estrona, el estradiol, la progesterona, o 16 beta-bromoepiandrosterone. Las curvas de la respuesta a la dosis fueron obtenidas para P, el picosegundo, DHEA, y la testosterona. P y el picosegundo eran los más potentes, picosegundo que mostraba efectos significativos en el fmol 3,5 por ratón. Los esteroides activos no mostraron las características estructurales perceptibles o los efectos sabidos del membrana o bioquímicos que correlacionaron con su capacidad de memoria-aumento. Lo hacen el antedichos, así como los hallazgos que actuaba DHEA incluso cuando estuvo dado en 1 hora después de que entrenó y que P, picosegundo, y retención mejorada DHEA sobre una gama mucho más ancha de la dosis que los reforzadores excitadores de la memoria, llevados a la sugerencia que los efectos de los esteroides activos convergen en el facilitatio



Efectos del dehydroepiandrosterone sobre la proliferación de las células musculares lisas aórticas humanas

Ciencias de la vida (los E.E.U.U.), 1997, 60/11 (833-838)

Dehydroepiandrosterone (DHEA) y su éster del sulfato (DHEAS) tienen ession de la ateroesclerosis coronaria en clínico y in vivo estudios. Sin embargo, los mecanismos responsables de la asociación no se han determinado. En el actual estudio, encontramos que DHEA influencia el crecimiento in vitro de las células musculares lisas vasculares obtenidas de la aorta humana (hASMC). Las concentraciones de DHEA que se extendía a partir de la 10-8 M a 10-6 M estimularon perceptiblemente el mitogenesis del hASMC en cultura sin suero. Por otra parte, 4 horas de tratamiento previo con DHEA atenuaron el efecto proliferativo inducido suero fetal del becerro de una manera dosis-dependiente. Sin embargo, los efectos ines vitro de DHEA sobre el mitogenesis observado en hASMC no fueron considerados en las variedades de células aórticas rata-derivadas del músculo liso (células A10). En cuanto a DHEAS, la hormona, en las concentraciones hasta 10-5 M no afectó al crecimiento de cualquier células del hASMC orA10 in vitro. La respuesta del crecimiento del hASMC a DHEA in vitro fue afectada marcado por las condiciones de la cultura. Los efectos proliferativos diferenciados de DHEA sobre las células musculares lisas entre la rata y el ser humano están de interés. Concluimos que los efectos de DHEA sobre el mitogenesis del hASMC pueden, por lo menos en parte, explicar la asociación entre DHEA y la ateroesclerosis.



Dehydroepiandrosterone (DHEA) aumenta la producción y el lanzamiento de la proteína amiloidea del precursor de Alzheimer.

Vida Sci (INGLATERRA) 1996, 59 (19) p1651-7

Dehydroepiandrosterone (DHEA), el producto secretor principal de la corteza suprarrenal humana, disminuye perceptiblemente con edad avanzada. Hemos demostrado previamente que DHEA previene la reducción en el proceso no--amyloidogenic del APP, siguiendo el estímulo prolongado del receptor muscarinic, en las células PC12 que expresan el acetilcolina-receptor del ml. El actual estudio examinado si este efecto se puede mediar vía la modulación del metabolismo del APP. Fue encontrado que el tratamiento de DHEA aumenta el contenido del holoprotein membrana-asociado del APP en el 24%, y la acumulación de APP secretado en el medio por el 63%. No se observó ningún aumento en número viable de la célula ni en la producción no específica de la proteína en células DHEA-tratadas. Así, DHEA parece aumentar específicamente síntesis y la secreción del APP. Proponemos que la disminución edad-asociada en niveles de DHEA se pueda relacionar con el metabolismo patológico del APP observado en enfermedad de Alzheimer.



[Cambio de las concentraciones componentes amiloideas del suero P en mujeres]

Nipón Sanka Fujinka Gakkai Zasshi (JAPÓN) julio de 1996, 48 (7) p481-7

El componente amiloideo del suero P (SAP) es una glicoproteína que fue mostrada para ser depositada en los tejidos periarteriales y la membrana glomerular del sótano. Juega una parte en el envejecimiento, y el inicio del amyloidosis y de la enfermedad de Alzheimer. Para investigar los efectos de los esteroides del sexo sobre el nivel de SAP en mujeres menopáusicas, SAP fue purificado. Anti-SAP fue aumentado con la inmunización de conejos. El nivel de SAP fue probado por la sola inmunodifusión radial micro. Los niveles de SAP aumentaron con el envejecimiento a partir del 1,1 +/- 0.8mg/dl (medio +/- S.D.) a 5,08 +/- 1.31mg/dl en mujeres. Y el nivel de SAP en varones era perceptiblemente más alto en la categoría de edad de 15 a 50 años que en las hembras de edades similares (p < 0,001). Y en el ciclo menstrual, las concentraciones de SAP eran perceptiblemente más altas en el período menstrual (p < 0,05). Durante terapia hormonal en mujeres climatéricas, los niveles de SAP disminuyeron perceptiblemente (p < 0,001) después del tratamiento de Premarin (a partir del 5,66 +/- 1.45mg/dl a 4,15 +/- 0,94 mg/dl) y aumentaron (p < 0,001) después de terapia del dehydroepiandrosterone (a partir del 4,00 +/- 0.74mg/dl a 6,07 +/- 1.14mg/dl). De estos hallazgos, los niveles de SAP en ser humano fueron concluidos para ser edad dependiente creciente, y más alta en el período menstrual. Y se sugiere que una diferencia del sexo en SAP está referida al efecto de la fluctuación del estrógeno.



Dehydroepiandrosterone del suero (DHEA) y DHEA-sulfato (DHEA-S) en enfermedad de Alzheimer y en demencia cerebrovascular.

Endocr J (JAPÓN) febrero de 1996, 43 (1) p119-23

Una concentración disminuida del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-S) en pacientes con la enfermedad de Alzheimer (ANUNCIO) se ha divulgado pero es todavía polémica. En el actual estudio, las concentraciones del suero de DHEA y DHEA-S fueron determinados en 19 pacientes con el ANUNCIO, 21 pacientes con la demencia cerebrovascular (CVD) y 45 los individuos mayores hechos juego género envejecen y del control de la comunidad japonesa at large. La concentración del suero de DHEA entre controles, los pacientes con el ANUNCIO y los pacientes con el CVD no diferenciaron perceptiblemente a partir del uno otro. Sin embargo, encontraron a los pacientes con el ANUNCIO y a los pacientes con el CVD para tener concentración más baja del suero DHEA-S y una ración más baja de DHEA-S/DHEA comparó a los individuos normales del control. No se observó ninguna diferencia significativa en la concentración del suero DHEA-S o el ratio de DHEA-S/DHEA entre los pacientes con el ANUNCIO y ésos con el CVD. Estos resultados sugieren que las concentraciones reducidas del suero DHEA-S no puedan ser únicas al ANUNCIO, sino que por el contrario reflejan un fenómeno común en enfermedades dementing. Sin embargo, puesto que seguía habiendo la concentración del suero de DHEA en estos pacientes sin cambiar, la significación de DHEA en demencia sigue siendo confusa.



Productos naturales y sus derivados como agentes chemopreventive del cáncer

Progreso en la investigación de la droga (Suiza), 1997, 48/- (147-171):

Este comentario resume datos actualmente disponibles sobre los efficacies chemopreventive, mecanismos propuestos de la acción y de las relaciones entre las actividades y las estructuras de productos naturales como la vitamina D, el calcio, el dehydroepidandrosterone, la coenzima Q10, el aceite de semilla de apio, el aceite de la hoja del perejil, el sulforaphane, isoflavonoids, lignans, los inhibidores de proteasa, los polifenoles del té, curcumina, y los polisacáridos del género de Acanthopanax.



Nuevos agentes para el chemoprevention del cáncer

Nation996, 63/SUPPL. 26 (1-28)

Los ensayos clínicos del chemoprevention de más de 30 combinaciones de los agentes y del agente ahora son en curso o de planificaciones. Los agentes más avanzados son bien sabido y están en ensayos grandes de la intervención del chemoprevention de la fase III o estudios epidemiológicos. Estas drogas incluyen varios retinoids (e.g., retinol, palmitato del retinyl, ácido todo-transporte-retinóico, y ácido cis-retinóico 13), el calcio, el betacaroteno, la vitamina E, el tamoxifen, y el finasteride. Otros agentes más nuevos se están evaluando actualmente adentro o se están considerando para la fase II y los ensayos tempranos del chemoprevention de la fase III. Prominente en este grupo son (4-hydroxy fenilo) el retinamide todo-transporte-n (4-HPR) (solamente y conjuntamente con el tamoxifen), el difluoromethylomithine 2 (DFMO), las drogas antiinflamatorias nonsteroidal (aspirin, piroxicam, sulindac), el oltipraz, y el dehydroepiandrostenedione (DHEA). Un tercer grupo es nuevos agentes que muestran actividad chemopreventive en los modelos animales, estudios epidemiológicos, o en la intervención clínica experimental estudia. Ahora están en los ensayos preclínicos de la prueba de la toxicología o de la seguridad y de la farmacinética de la fase I preparatorios a los ensayos de la eficacia del chemoprevention. Estos agentes incluyen la S-alílico-l-cisteína, la curcumina, el análogo 8354 (fluasterone) de DHEA, el genistein, el ibuprofen, el carbinol de indole-3-, el alcohol del perillyl, el isotiocianato del fenetilo, el ácido 9, la sulfona del sulindac, los extractos del té, ursodiol, análogos de la vitamina D, y el selenocyanate cis-retinóicos del p-xylyl. Una nueva generación de agentes y de combinaciones del agente pronto incorporará los estudios clínicos del chemoprevention basados sobre todo en actividad chemopreventive prometedora en los modelos animales y en estudios mecánicos. Entre estos agentes son análogos más eficaces de drogas chemopreventive sabidas incluyendo los carotenoides nuevos (e.g., alfa-caroteno y luteína). También se incluyen análogos más seguros que conservan la eficacia chemopreventive de la droga del padre tal como análogos de la vitamina D3. Otros agentes de interés alto son inhibidores del aromatase (e.g., (+) - vorozole), e inhibidores de proteasa (e.g., inhibidor de la tripsina de la soja del arquero-Birk). Las combinaciones también se están considerando, por ejemplo la vitamina E con l-selenometionina. El análisis de los caminos de la transducción de la señal está comenzando a rendir las clases de drogas chemopreventive potencialmente activas y selectivas. Los ejemplos son isoprenylation de los ras e inhibidores epidérmicos del receptor del factor de crecimiento.



Acciones neuronales del dehydroepiandrosterone. Papeles posibles en el desarrollo, el envejecimiento, la memoria, y la influencia del cerebro.

Ana N Y Acad Sci (ESTADOS UNIDOS) 29 de diciembre de 1995, 774 p111-20

Citidina 5' - el diphosphocholine, CDP-colina o citicoline, es un intermedio esencial en el camino biosintético de los fosfolípidos estructurales de las membranas celulares, especialmente en el de la fosfatidilcolina. Sobre la administración oral o parenteral, la CDP-colina lanza sus componentes, citidina y la colina de dos principios. Cuando está administrado oral, se absorbe casi totalmente, y su biodisponibilidad es aproximadamente lo mismo que cuando está administrada intravenoso. Una vez que está absorbida, la citidina y la colina se dispersan extensamente en el organismo, cruzan la barrera hematoencefálica y alcanzan el sistema nervioso central (CNS), donde se incorporan en la fracción del fosfolípido de la membrana y de los microsomas. la CDP-colina activa la biosíntesis de fosfolípidos estructurales en las membranas neuronales, aumenta metabolismo cerebral y actúa en los niveles de diversos neurotransmisores. Así, se ha probado experimental que la CDP-colina aumenta niveles de la noradrenalina y de la dopamina en el CNS. Debido a estas actividades farmacológicas, CDP-colina tiene un efecto neuroprotective en situaciones de la hipoxia y de la isquemia, así como funcionamiento mejorado del aprendizaje y de la memoria en los modelos animales del envejecimiento del cerebro. Además, se ha demostrado que la CDP-colina restaura la actividad de la ATpasa mitocondrial y de la ATpasa del membranal Na+/K+, inhibe la activación de la fosfolipasa A2 y acelera la reabsorción del edema cerebral en diversos modelos experimentales. la CDP-colina es una droga segura, pues las pruebas toxicológicas han mostrado; no tiene ningún efecto serio sobre el sistema colinérgico y se tolera perfectamente. Estas características farmacológicas, combinadas con los mecanismos de las CDP-colinas de la acción, sugieren que esta droga puede ser conveniente para el tratamiento de la enfermedad vascular cerebral, el traumatismo craneal de la severidad diversa y los desordenes cognoscitivos de la etiología diversa. En los estudios realizados en el tratamiento de pacientes con traumatismo craneal, la CDP-colina aceleró la recuperación de coma posts-traumática y la recuperación de la capacidad que caminaba, alcanzada un mejor resultado funcional final y reducida la estancia del hospital de estos pacientes, además de mejorar los disturbios cognoscitivos y de la memoria que se observan después de un traumatismo craneal de poca severidad y que constituyen el desorden conocido como síndrome del postconcussion. En el tratamiento de pacientes con la enfermedad vascular cerebral aguda del tipo isquémico, la CDP-colina aceleró la recuperación de la conciencia y del déficit del motor, logrando un mejor resultado final y facilitando la rehabilitación de estos pacientes. El otro uso importante para la CDP-colina está en el tratamiento de la debilitación cognoscitiva senil, que es secundaria a las enfermedades degenerativas (e.g., enfermedad de Alzheimer) y a la enfermedad vascular cerebral crónica. En pacientes con isquemia cerebral crónica, la CDP-colina mejora cuentas en escalas cognoscitivas de la evaluación, mientras que en pacientes con la demencia senil del tipo del Alzheimer, reduce la evolución de la enfermedad. Se han descrito los efectos beneficiosos del neuroendocrine, neuroimmunomodulatory y neurofisiológicos. la CDP-colina también se ha mostrado para ser eficaz como co-terapia para la enfermedad de Parkinson. No se ha encontrado ningunos efectos secundarios serios en grupos uces de los de pacientes tratados con la CDP-colina, que demuestra la seguridad del tratamiento.



El suero disminuido IGF-I y el sulfato del dehydroepiandrosterone pueden ser factores de riesgo para el desarrollo de la masa reducida del hueso en mujeres posmenopáusicas con hipertiroidismo subclínico endógeno

Diario europeo de la endocrinología (Noruega), 1997, 136/3 (277-281)

Las mujeres posmenopáusicas con hipertiroidismo subclínico endógeno parecen haber reducido la masa del hueso, que no correlaciona con los niveles de hormona tiroidea del suero. Las escaseces relativas del sulfato de IGF-I y del dehydroepiandrosterone (DHEAS) pudieron ser factores de riesgo adicionales para la densidad baja del hueso en estos pacientes. Medimos IGF-I, IGF-atando protein-3 (IGFBP-3) y niveles de DHEAS así como la densidad mineral del hueso (BMD) del cuello femoral y de la espina dorsal lumbar en mujeres con un nódulo autónomo de funcionamiento de la tiroides. Clasificaron a sesenta y tres mujeres como el hyperthyroid subclínico (31 - y 32 posmenopáusicos) y 39 como el hyperthyroid público (16 - y 23 posmenopáusicos) y los resultados fueron comparados con los datos obtenidos de mujeres sanas eutiroides hechas juego 41age-. En mujeres premenopausal el BMD fue reducido solamente en el grupo público del hyperthyroid, y solamente en la espina dorsal, hasta el 92% (P < 0,05). El suero IGF-I e IGFBP-3 fue aumentado del grupo evidente del hyperthyroid, a 157% (P < 0,001) y a 129% (P < 0,05) respectivamente, mientras que los niveles de DHEAS no cambiaron en grupo paciente tampoco premenopausal. En mujeres posmenopáusicas el BMD fue reducido perceptiblemente el ambo adentro grupo subclínico del hyperthyroid (espina dorsal hasta el 90% y cuello femoral hasta el 88%; P < 0,05), así como en el grupo del hyperthyroid (espina dorsal hasta el 78% y cuello femoral hasta el 86%; P < 0,01). En contraste con mujeres premenopausal, el suero IGF-I e IGFBP-3 no cambiaron en los dos grupos que eran posmenopáusicos y los niveles del suero DHEAS fueron reducidos hasta el 58% (P < 0,001) en grupos posmenopáusicos con hipertiroidismo subclínico así como público. En los mismos dos grupos de pacientes, del suero IGF-I y de niveles de DHEAS correlacionados con BMD (cuello femoral; ambo r = 0,50, P < 0,05). En conclusión, las mujeres con un nódulo autónomo solitario de la tiroides con hipertiroidismo subclínico han reducido el BMD solamente si son posmenopáusicas. Esto es probablemente debido al efecto de aumentos sutiles en la producción de la hormona tiroidea así como la falta de protección del estrógeno del esqueleto. Pero los factores de riesgo adicionales para el desarrollo de la pérdida del hueso del enhancd pudieron ser un estado de la escasez relativa de IGF-I y de DHEAS en estos pacientes así como en mujeres posmenopáusicas con hipertiroidismo público.



Sulfato de Dehydroepiandrosterone como fuente de esteroides en menopausia

Acta Ginecologica (España), 1995, 52/9 (279-284)

En el actual trabajo, dirigimos el estudio de las hormonas pregnenolone-derivadas que se centran en el sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4), como la base de un uso potencial en la farmacología de mujeres posmenopáusicas. El objetivo es saber si rejuvenecer la acción de DHEA-S es debido a las propiedades intrínsecas de este esteroide con una actividad androgénica muy baja o si por el contrario, los efectos beneficiosos de esta hormona se liga a los efectos terapéuticos de esos esteroides en los cuales convierta periféricamente: estradiol y estrona. Hemos restringido nuestro estudio al análisis de 182 mujeres posmenopáusicas 75,8% cuyo estuvo alcanzado su menopausia de una manera natural y 24,2% experimentó la ooforectomía bilateral. Los niveles de DHEA-S04, de la estrona (E1), del estradiol (E2), de la androstenediona (A2) y de la testosterona (t) en base de la edad paciente, almacenaron la grasa, índice de masa corporal (BMI), contenido total del músculo, y el calcio orgánico total (TOCa) se estudia en ambos grupos. Describimos las técnicas usadas en el estudio (la densitometría del hueso, la composición de cuerpo entero, los niveles de sangre de la hormona por RIA, BMI, el peso y la altura y comparan los resultados en función de edad paciente y de BMI, así como del contenido mineral del hueso (BMC), y de TOCa.



La relación entre los niveles de hormona esteroide del sexo y los linfocitos CD4 en el VIH infectó a hombres

Endocrinología y diabetes experimentales y clínicas (Alemania), 1996,104

Las concentraciones del suero del esteroide, de los andrógenos y de los estrógenos, en los pacientes masculinos seropositivos fueron estudiadas. Estos hombres pertenecieron a uno de los tres grupos principales del comportamiento: heterosexual (él), drogadictos (DA) y homosexual (él) en los primeros tiempos (II e III) o en la etapa avanzada de AYUDA (IVC), clasificado según los centros para el control de enfermedades (CDC). Las concentraciones de circulación de esteroides del sexo entonces eran analizadas referente a los factores de riesgo, al recuento celular absoluto CD4 y a la progresión de la infección VIH. Sin importar factores de riesgo, la etapa II e III los pacientes VIH-infectados tenía sulfato del dehydro-epiandrosterone del suero (DHEAs) (el +37%, p < 0,03), la testosterona (t) (el +24%, p < 0,006) y la estrona (E1) (el +170%, p < 0,0001) los niveles más arriba que los de controles. La etapa de los pacientes IVC tenía el suero bajo DHEAs (- el 48%, p < 0,0001) y estradiol elevado (E2) (el +200%, p < 0,0001). Según factores de riesgo, el thew no era ninguna diferencia significativa en concentraciones del andrógeno y del estrógeno entre los grupos del comportamiento. Había correlaciones positivas significativas entre el recuento celular CD4 y las concentraciones del suero de DHEAs (p < 0,0001), DHEA (p < 0,01) y E1 (p < 0,006). Esto sugiere que el thew sea una relación entre los niveles de hormona de circulación de sexo, particularmente DHEAs, y la progresión de la depresión inmune en el VIH, sea cual sea el factor de riesgo. La asociación observada entre DHEAs y la progresión de la infección VIH sugiere que este andrógeno puede desempeñar un papel en la función normal del sistema inmune.



Esteroides urinarios en la época de la cirugía en mujeres posmenopáusicas con el cáncer de seno

Investigación y tratamiento (los E.E.U.U.), 1997, 44/1 del cáncer de seno (83-89)

Los metabilitos esteroides urinarios fueron medidos por la cromatografía de gas capilar en 22 mujeres posmenopáusicas con el cáncer de seno operable el día antes de la supresión del tumor y en 20 hospitalizaron control que estaban antes de una operación de la otra causa que cáncer. El dehydroepiandrosterone-sulphat del suero (DHEAS) y el nivel de la testosterona (t) fueron medidos por radioimmunassay en los mismos grupos y la misma hora. No había diferencia significativa en el nivel de metabilitos urinarios del andrógeno. El nivel de Pregnanediol era perceptiblemente más bajo (P < 0,05) en enfermos de cáncer. En los 5 pacientes con nodos axilares positivos los niveles del tetrahydrocortisol y de la alfa-cortolone estaban perceptiblemente (P < 0,05) más arriba que en negativa del nodo unas. No había diferencias significativas en el suero DHEAS y niveles de T. Estos resultados indican que los cambios metabólicos son existentes en los pacientes posmenopáusicos que pueden ser una causa o una consecuencia de la enfermedad.



Relación de los niveles del suero de testosterona y de sulfato del dehydroepiandrosterone al riesgo de cáncer de seno en mujeres posmenopáusicas

Diario americano de la epidemiología (los E.E.U.U.), 1997, 145/11 (1030-1038)

Los autores examinaron la relación entre los niveles posmenopáusicos del suero de la testosterona y del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEAS) y el riesgo subsiguiente de cáncer de seno en un estudio del caso-control jerarquizado dentro de la cohorte del estudio de la salud de Nueva York de las mujeres de la universidad. Un objetivo específico de su análisis era examinar si los andrógenos tenían un efecto sobre independiente del riesgo del cáncer de seno de su efecto sobre la disponibilidad biológica del estrógeno. Un total de 130 cajas de cáncer de seno fueron diagnosticadas antes de 1991 en una cohorte de 7.054 mujeres posmenopáusicas que habían donado sangre y los cuestionarios terminados en una clínica de la investigación del cáncer de seno en New York City entre 1985 y 1991. Para cada caso, dos controles fueron seleccionados, haciendo juego el caso en edad en la donación de sangre y la longitud del almacenamiento de los especímenes del suero. Los análisis bioquímicos fueron realizados en seco que había sido almacenada en -80degreeC desde el muestreo. El actual informe incluye un subconjunto de 85 sistemas hechos juego, para los cuales por lo menos 6 meses habían transcurrido entre la donación de sangre y la diagnosis del caso. En análisis univariante, la testosterona fue asociada positivamente al riesgo del cáncer de seno (ratio de las probabilidades (O) para la cuartila más alta de = el intervalo de confianza 2,7, del 95% (ci) 1.1-6.8, p < 0,05, prueba para la tendencia). Sin embargo, incluyendo % el estradiol limita después a la globulina hormona-obligatoria del sexo (SHBG) y al estradiol total en el modelo estadístico, los ratios de las probabilidades asociados a niveles más altos de testosterona fueron reducidos considerablemente, y había no más una tendencia significativa (O para la cuartila más alta de = ci 0.4-3.5 1,2, del 95%). Inversamente, el riesgo del cáncer de seno seguía siendo positivamente asociado con los niveles totales del estradiol (O para la cuartila más alta de = ci 1.0-8.3 2,9, del 95%) y negativamente asociado con % del estradiol limite a SHBG (O para la cuartila más alta de = ci 0.01-0.19 0,05, del 95%) después del ajuste para los niveles de la testosterona del suero. Estos resultados son constantes con la hipótesis que la testosterona tiene un efecto indirecto sobre riesgo del cáncer de seno, vía su influencia en la cantidad de estrógeno bioavailable. No se encontró ningunas pruebas de una asociación entre DHEAS y el riesgo de cáncer de seno en mujeres posmenopáusicas.



Hormonas de sexo y DHEA-SO4 en relación con mortalidad isquémica de la enfermedad cardíaca en temas diabéticos: El estudio epidemiológico de Wisconsin de la retinopatía diabética

Cuidado de la diabetes (los E.E.U.U.), 1996, 19/10 (1045-1050)

OBJETIVO - las hormonas de sexo se asocian a los cambios atherogenic en lipoproteínas y a los cambios en metabolismo de la glucosa y de la insulina, con todo pocos datos están disponibles en la relación de las hormonas de sexo y del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4) a la enfermedad cardíaca isquémica (IHD) en los temas diabéticos, grupo con mismo niveles de IHD. INVESTIGUE EL DISEÑO Y LOS MÉTODOS - examinamos la relación del total y testosterona gratuita, globulina de la hormona de sexo, estrona, estradiol, y DHEA-SO4 obligatorios a la mortalidad de cinco años de IHD en los temas diabéticos de un más viejo inicio en el estudio epidemiológico de Wisconsin de la retinopatía diabética (WESDR) en un diseño diabético hecho juego del tema-control (dos controlan los temas para cada tema diabético). RESULTADOS - en hombres (n = 123), ningunos de las hormonas de sexo o de la mortalidad perceptiblemente prevista de DHEA-SO4 IHD. En mujeres (n = 120), los niveles inferiores de DHEA-SO4 (P < 0,01) y la testosterona total (P = 0,07) predijeron mortalidad de IHD. Estos resultados eran esencialmente sin cambios después del ajuste para la duración de la diabetes, de GHb, del uso diurético, y de la creatinina del suero, que son calculadores importantes de la mortalidad de IHD en el WESDR. Encontrar niveles más bajos de la testosterona en temas diabéticos de IHD en mujeres es contrario a los datos sobre factores de riesgo, que sugiere que pueda la actividad creciente del andrógeno él se asociara a factores de riesgo peores de IHD. CONCLUSIONES - este estudio sugiere que las alteraciones en hormonas de sexo y DHEA-SO4 sean poco probables explicar una proporción importante de la variación en mortalidad de IHD en temas diabéticos.



Diferencias en metabolismo del substrato entre la “grande-consumición uno mismo-percibida” y la “pequeño-consumición” de mujeres.

Internacional J Obes Relat Metab Disord (INGLATERRA) abril de 1995, 19 (4) p245-52

OBJETIVO: Para comparar diversos aspectos del metabolismo intermediario en el uno mismo percibió la “pequeño-consumición” de hembras y uno mismo-percibió el peso casi normal “grande-que comía” a hembras y se relacionan los datos con ésos divulgados para los indios de Pima que tienen el predominio más alto del mundo de la diabetes dependiente de la no-insulina mellitus y de la obesidad. DISEÑO: Haga las medidas de la repetición de índices de consumo del oxígeno, de producción del dióxido de carbono y de metabilitos de sangre en “grande” y la “pequeño-consumición” de hembras en descanso, durante diversas actividades y después de la ingestión de una comida líquida estandardizada. TEMAS: El uno mismo nueve percibido, “grande-comiendo” a hembras y el uno mismo nueve percibieron la “pequeño-consumición” de hembras. MEDIDAS: Tasas metabólicas de reclinación (RMR), valores del cociente respiratorio (RQ) e insulina del plasma, glucagón insulina-como el factor de crecimiento (IGF-1), sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4) y glucosa. RESULTADOS: RMR (ajustado según FFM) hizo un promedio de 3891 +/- 93 J/min en los “pequeño-comedores” y de 3375 +/- 107 J/min en los “grande-comedores” para diez medidas consecutivas conducidas en 30 intervalos mínimos durante el período de control para la medida del efecto térmico de la comida. Durante este período el RQ medio para la “pequeño-consumición” de las mujeres (0,81) era perceptiblemente mayor que el de “grande-comer” a las mujeres (0,78). Los dos grupos respondieron semejantemente a una prueba de tolerancia de glucosa oral pero la concentración de DHEA-SO4 en plasma era el 35% más arriba en los “pequeño-comedores”. CONCLUSIÓN: La “pequeño-consumición” de mujeres puede tener un mayor riesgo de aumento de peso pero contrarrestan esta tendencia manteniendo altos niveles de actividad.



Expresión diferenciada de los sulphotransferases hepáticos del estrógeno, del fenol y del dehydroepiandrosterone en (ob/ob) ratones masculinos y femeninos diabéticos genético obesos.

J Endocrinol (INGLATERRA) enero de 1995, 144 (1) p31-7

Sulphotransferases (STs) es una familia de enzimas estrechamente vinculadas que desempeñan un papel dominante en la regulación de la biodisponibilidad y actividad de moléculas endógenas importantes tales como hormonas esteroides. Una relación entre la expresión del esteroide STs y el estado diabético se ha demostrado en diversos modelos del animal de laboratorio, y los sulfatos esteroides tales como sulfato del dehydroepiandrosterone se saben para tener propiedades antidiabéticas. Para fomentar nuestra comprensión de la base molecular para la asociación del sulphation y de la diabetes de la hormona esteroide, hemos examinado la expresión del estrógeno, del fenol y del dehydroepiandrosterone (DHEA) STs en los ratones que llevaban la mutación de la obesidad (ob), que en el estado homocigótico (ob/ob) produce los ratones que son obesos y diabéticos. Nuestros datos muestran que, en los ratones machos, las actividades del ST hacia la estrona (E1), el estriol (E3), DHEA y el 1 naftol xenobiótico están elevados en ratones de ob/ob, mientras que en ratones femeninos, sólo las actividades del ST del estrógeno fueron elevadas, con las actividades de DHEA y de 1 ST del naftol reducidas. Usando los anticuerpos dirigidos contra el ST del estrógeno, fue demostrado que la inducción de la actividad del ST E1 y E3 en ratones de ob/ob correlacionó con la expresión de un isoenzima del ST no no constitutivo expresado en hígado del ratón del control.



Las concentraciones disminuidas de la testosterona y del sulfato del dehydroepiandrosterone se asocian a concentraciones crecientes de la insulina y de la glucosa en hombres nondiabetic.

Metabolismo (ESTADOS UNIDOS) mayo de 1994, 43 (5) p599-603

Aunque muchos estudios indiquen que el androgenicity creciente está asociado a resistencia a la insulina y a hyperinsulinemia en mujeres premenopausal y posmenopáusicas, relativamente pocos datos están disponibles en esta relación en hombres. Examinamos la asociación de la testosterona hormona-obligatoria de la globulina del sexo (SHBG), totales y libres, del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4), y del estradiol a las concentraciones de la glucosa y de la insulina antes y durante una prueba de tolerancia de glucosa oral en 178 hombres del San Antonio Heart Study, un estudio sobre la base de la población de la diabetes y de la enfermedad cardiovascular. La testosterona total y libre y DHEA-SO4 fueron asociados perceptiblemente inverso a concentraciones de la insulina. La testosterona libre y DHEA-SO4 también fueron correlacionados perceptiblemente inverso con concentraciones de la glucosa. SHBG fue asociado débil positivamente a concentraciones de la glucosa. Estradiol no fue relacionado con las concentraciones de la glucosa o de la insulina. Después del ajuste para la edad, la obesidad, y la distribución de las grasas de cuerpo, concentraciones de la insulina seguían correlacionadas perceptiblemente inverso con testosterona libre (r = -.23), testosterona total (r = -.21), y DHEA-SO4 (r = -.21; todo el P < .01). En conclusión, observamos que la testosterona creciente y DHEA-SO4 están asociados a concentraciones más bajas de la insulina en hombres. Esto está en contraste llamativo a las mujeres, donde el androgenicity creciente se asocia a resistencia a la insulina y a hyperinsulinemia.



Obesidad, distribución de las grasas de cuerpo y hormonas de sexo en hombres.

Internacional J Obes Relat Metab Disord (INGLATERRA) noviembre de 1993, 17 (11) p643-9

Una distribución desfavorable de las grasas de cuerpo puede causar anormalidades metabólicas incluyendo la diabetes y el dyslipidemia. Estos efectos se pueden mediar por alteraciones en hormonas de sexo. En mujeres los datos disponibles sugieren que la adiposidad del cuerpo superior esté relacionada con el androgenicity creciente (especialmente según lo indicado por concentraciones bajas de globulina obligatoria de la hormona de sexo). Pocos datos, sin embargo, están disponibles en estas relaciones en hombres. Por lo tanto examinamos la asociación de la testosterona total, de la testosterona libre, del estradiol, del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4) y de la globulina obligatoria de la hormona de sexo (SHBG) al ratio de la cintura-a-cadera (WHR) y al índice de la conicidad en 178 hombres del San Antonio Heart Study, de un estudio sobre la base de la población de la diabetes y de la enfermedad cardiovascular. El índice de la conicidad es igual a la circunferencia abdominal dividida por 0,109 x la raíz cuadrada de (peso/altura). El índice de la conicidad y los WHR fueron relacionados perceptiblemente inverso con DHEA-SO4 y la testosterona libre. SHBG fue asociado solamente débil al índice de masa corporal (r = -0,18, P < 0,05). Después del ajuste para la edad y el índice de masa corporal, DHEA-SO4 seguía correlacionado inverso con WHR (r = -0,22, P < 0,01) y índice de la conicidad (r = -0,31, P < 0,001) y la testosterona libre seguía asociada inverso a índice de la conicidad (r = -0,21, P < 0,01). Así, en hombres, la asociación entre la distribución desfavorable de las grasas de cuerpo y el androgenicity creciente es inversa en contraste con la situación en mujeres.



Relación de las hormonas de sexo a los lípidos y a las lipoproteínas en hombres nondiabetic.

J Clin Endocrinol Metab (ESTADOS UNIDOS) diciembre de 1993, 77 (6) p1610-5

Aunque muchos estudios muestren que el androgenicity creciente está asociado al triglicérido creciente (TG) y al colesterol disminuido de la lipoproteína de alta densidad en ambos - y las mujeres posmenopáusicas, relativamente pocos datos están disponibles en la asociación de las hormonas de sexo para los lípidos y las lipoproteínas en hombres. Examinamos la asociación de la testosterona hormona-obligatoria de la globulina del sexo (SHBG), totales y libres, del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-SO4), y del estradiol con los lípidos y las lipoproteínas en 178 hombres nondiabetic del San Antonio Heart Study, un estudio sobre la base de la población de la diabetes y de la enfermedad cardiovascular. La concentración del TG fue relacionada perceptiblemente inverso con SHBG (r = -0,22), la testosterona libre (r = -0,15), la testosterona total (r = -0,22), y DHEA-SO4 (r = -0,16). El colesterol de la lipoproteína de alta densidad (HDL) fue correlacionado perceptiblemente positivamente a SHBG (r = 0,21), a la testosterona libre (r = 0,15), a la testosterona total (r = 0,17), y a DHEA-SO4 (r = 0,16). La testosterona total fue relacionada perceptiblemente con el colesterol total (r = -0,17) y el colesterol de la lipoproteína de la baja densidad (r = -0,15). Después del ajuste para la edad, el índice de masa corporal, la cintura al ratio de la cadera, y las concentraciones de la glucosa y de la insulina, concentraciones del TG seguían siendo perceptiblemente relacionados a SHBG (r = -0,20), a la testosterona libre (r = -0,15), y a DHEA-SO4 (r = -0,18), y el colesterol de HDL seguía siendo perceptiblemente asociado con SHBG (r = 0,17), testosterona libre (r = 0,15), testosterona total (r = 0,14), y DHEA-SO4 (r = 0,16). En conclusión, observamos un perfil menos atherogenic del lípido y de la lipoproteína con concentraciones crecientes de la testosterona. Esto no fue explicada por diferencias en concentraciones de la glucosa o de la insulina. Sin embargo, las hormonas de sexo explicaron solamente un pequeño porcentaje de la variación en las concentraciones del colesterol total del TG y de HDL. Estos hallazgos están en contraste llamativo a los datos de las mujeres, de quienes aumentó androgenicity se asocia fuertemente al TG creciente y a los niveles de colesterol disminuidos de HDL.



Exceso del androgenicity explica solamente parcialmente la relación entre la obesidad y la densidad del hueso en mujeres premenopausal.

Internacional J Obes Relat Metab Disord (INGLATERRA) noviembre de 1992, 16 (11) p869-74

Los temas obesos han aumentado temas no-obesos en relación con de la densidad del hueso con todo esta relación no se entiende completamente. Examinamos si las alteraciones en hormonas de sexo o proteínas obligatorias pudieron explicar el efecto de la obesidad sobre osteoporosis en 83 mujeres premenopausal del San Antonio Heart Study, un estudio sobre la base de la población de la diabetes. Medimos la testosterona total, el estradiol, la estrona, la globulina obligatoria de la hormona de sexo (SHBG), y el sulfato del dehydroepiandrosterone del suero (DHEA-SO4). La densidad del hueso fue evaluada por un absorptometer dual del fotón de Hologic. La espina dorsal lumbar y la densidad femoral del cuello fueron correlacionadas positivamente con el índice de masa corporal (BMI). Además, la densidad femoral del cuello fue correlacionada positivamente con DHEA-SO4. BMI fue correlacionado negativamente con SHBG. Después de que todavía exista el ajuste para las hormonas de sexo por la regresión linear múltiple una asociación positiva entre la densidad del hueso y la obesidad sugiriendo que la asociación entre la obesidad y la densidad del hueso es por lo menos parcialmente independiente de los esteroides del sexo en mujeres premenopausal.



Baje los niveles y el dyslipidemia endógenos del andrógeno en hombres con la diabetes no-insulina-dependiente mellitus

Ann Intern Med (ESTADOS UNIDOS) 15 de noviembre de 1992, 117 (10) p807-11

OBJETIVO: Para comparar niveles del andrógeno del plasma en hombres diabéticos y nondiabetic y determinar su relación al dyslipidemia diabético. DISEÑO: Un sobre la base de la población, estudio del caso-control. DETERMINACIÓN: Comunidad. PARTICIPANTES: Hombres 53 a 88 años de edad del Rancho Bernardo, California, cohorte que fueron defendidos para la diabetes usando una prueba de tolerancia de glucosa oral. MEDIDAS: Los niveles del andrógeno del plasma fueron comparados en 44 hombres con los hombres de edad comparable mellitus y 88 no-insulina-dependientes no tratados de la diabetes que tenían una prueba de tolerancia de glucosa normal. La relación de los niveles del lípido y de la lipoproteína al nivel del andrógeno y la situación diabética fueron evaluadas antes y después del ajuste según covariates. RESULTADOS: Los hombres con diabetes tenían niveles perceptiblemente más bajos del plasma de libre (4,96 nmol/L comparados con 5,58 nmol/L) y la testosterona del total (14,7 nmol/L comparados con 17,4 nmol/L), el dihydrotestosterone (428 pg/mL comparados con 533 pg/mL), y el sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA-S) (1,92 mumol/L compararon con 2,42 mumol/L) que hombres nondiabetic. También tenían un colesterol perceptiblemente más bajo de la lipoproteína de alta densidad (HDL) y niveles perceptiblemente más altos del triglicérido. Las diferencias no fueron explicadas por la obesidad, el uso del alcohol, o el hábito del cigarrillo. Total, el nivel total de la testosterona, pero no el nivel libre de la testosterona, fue correlacionado positivamente con el nivel de colesterol de HDL (P = 0,009) y correlacionado negativamente con el nivel del triglicérido (P = 0,0001). Las asociaciones similares fueron consideradas en los análisis restringidos a los hombres sin diabetes. CONCLUSIONES: Los niveles inferiores de andrógenos endógenos se consideran en más viejos hombres diabéticos, y los niveles bajos del andrógeno se asocian a dyslipidemia diabético.



Testosterona creciente en el tipo temas diabéticos de I con retinopatía severa.

Oftalmología (ESTADOS UNIDOS) octubre de 1990, 97 (10) p1270-4

La retinopatía diabética ocurre raramente antes de la pubertad, sugiriendo que los cambios en hormonas de sexo pueden influenciar el desarrollo de esta condición. Los autores midieron la testosterona del suero, el estradiol, DHEA-S, y niveles obligatorios de la globulina de la hormona de sexo en 26 hombres y 22 mujeres con el tipo diabetes de I del estudio epidemiológico de la retinopatía diabética (WESDR), un estudio sobre la base de la población de Wisconsin de complicaciones diabéticas. La edad media era 23 años y la duración mala de la diabetes era 14 años. Los temas con retinopatía proliferativa o preproliferative (mayor o igual el nivel 51-80 de la retinopatía) fueron hechos juego por la duración de la diabetes (+/- 2 años) y el sexo a los temas con mínimo o ninguna retinopatía (inferior o igual el nivel 21 de la retinopatía). Siete fotografías retinianas estereoscópicas de cada ojo fueron obtenidas y las fotografías fueron leídas por la universidad del centro de la lectura de Wisconsin. Las concentraciones de la testosterona del suero eran perceptiblemente más altas en los temas diabéticos masculinos con ng/dl proliferativo de la retinopatía (648 +/- 36) que en los temas diabéticos masculinos con ningún de la retinopatía (512 +/- 43 ng/dl) mínimo o (P = 0,017). No otras diferencias estadístico significativas en hormonas de sexo entre los temas con y sin retinopatía proliferativa fueron observadas. Aunque estos resultados se deban mirar como preliminar debido al pequeño número de temas, apoyan la hipótesis que las concentraciones de la testosterona se pueden asociar al desarrollo de la retinopatía en el tipo pacientes diabéticos de I.



Aumente de la alfa alpha-androstane-3, glucuronide del plasma 5 de 17 beta-dioles como marcador de la acción periférica del andrógeno en hirsutismo: un efecto secundario inducido por el cyclosporine A.

J esteroide bioquímica (INGLATERRA) enero de 1990, 35 (1) p133-7

la hipertricosis Dosis-dependiente es un efecto secundario dermatológico común que afecta a la mayoría de pacientes tratados con el cyclosporine A (CSA). Los estudios anteriores no han demostrado la influencia de CSA en niveles de hormona específicos de sexo. El objetivo de este estudio es investigar si CSA aumenta la actividad de la alfa-reductasa 5, una enzima que transforme los andrógenos en dihydrotestosterone en tejidos periféricos. El metabilito que refleja mejor esta actividad es 5 alpha-androstane-3 la alfa, glucuronide de 17 beta-dioles (Adiol G). El estudio fue realizado en 49 pacientes insulina-dependientes de la diabetes que participaban en el ensayo clínico de doble anonimato de “Cyclosporine-Diabete-Francia”, cuyo 28 fueron tratados con CSA (16 varones y 12 hembras), y 21 recibieron solamente el placebo (10 varones y 11 hembras). Todos los pacientes experimentaron evaluaciones clínicas y del laboratorio extensas antes y durante del actual estudio. Además de Adiol G, la testosterona (t), el sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEA S) y la globulina hormona-obligatoria del sexo (SHBG) fueron probados. Los niveles de Adiol G aumentaron perceptiblemente de grupos CSA-tratados: varones, 11,86 +/- 2,58 contra 7,83 +/- 2,30 nmol/l; hembras, 4,48 +/- 2,70 contra 2,10 +/- 1,22 nmol/l; P menos de 0,02 (comparación de medios). No había diferencias significativas en este parámetro antes y durante el tratamiento en los grupos masculinos o femeninos del placebo (t-prueba emparejada). Durante el período del tratamiento, T, DHEA S, SHBG y el ratio de T/SHBG no cambiaron perceptiblemente en cuanto a sus valores de línea de fondo en los grupos uces de los estudiados (comparación de medios). La comparación (usando t-prueba emparejada) mostró un aumento significativo de DHEA S en grupos CSA-tratados: varones, delta = 3,08 +/- 3,33 nmol/l, P menos de 0,01; hembras, delta = 0,98 +/- 1,13 nmol/l, P menos de 0,05. En conclusión, es posible que CSA induce hipertricosis o hirsutismo aumentando actividad de la alfa-reductasa 5 en tejidos periféricos. Sin embargo el papel de DHEA creciente S como precursor posible de Adiol G no puede ser excluido.



Particularidades de la estructura endocrina del tiempo en el adulto-inicio noninsulin-dependiente (tipo diabetes de II) mellitus.

Biol Res (ESTADOS UNIDOS) 1987, 227A p467-82 de Prog Clin

Veinte pacientes diabéticos mayores noninsulin-dependientes, diez de quién fueron tratados por los agentes hipoglicémicos orales y diez quién fueron reguladas por dieta solamente, y 20 temas sanos hicieron juego clínico para la edad, sexo, altura, y el peso fue examinado con seis sangres y seis muestras de orina en los intervalos de 4 horas sobre 24 palmos de la hora. Las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS, el cortisol, la aldosterona, y el dehydroepiandrosterone-sulfato del plasma (DHEA-S) fueron determinados por el radioinmunoanálisis (RIA); la epinefrina, la noradrenalina, y la dopamina en orina fueron determinadas por la cromatografía líquida de alta presión (CLAR); y el magnesio en orina fue determinado colorimétrico en un Du Pont ACA. Había varios cambios en algunas de estas funciones en el tipo pacientes diabéticos de II con y sin los agentes hipoglicémicos orales que aparecen estar de interés. El medio circadiano en la concentración de las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS del plasma en pacientes diabéticos con y sin agentes hipoglicémicos orales es perceptiblemente más alto que en controles nondiabetic hechos juego. La concentración de la aldosterona del plasma es similar en el tipo diabéticos de II tratados por dieta solamente y en controles hechos juego pero se eleva estadístico perceptiblemente en pacientes en agentes hipoglicémicos orales. Correspondientemente, la excreción urinaria del sodio en el tipo pacientes diabéticos de II en agentes hipoglicémicos orales es más baja que en controles hechos juego. La concentración del cortisol del plasma es sin cambios en el tipo pacientes diabéticos de II tratados por dieta solamente pero demostraciones un aumento leve en pacientes en agentes hipoglicémicos orales. Los medios circadianos de la concentración del plasma DHEA-S son levemente más altos en pacientes diabéticos con y sin agentes hipoglicémicos orales que en controles hechos juego. Esta elevación, sin embargo, no alcanza muy el nivel del 95% de significación estadística. La excreción urinaria de la noradrenalina en el tipo pacientes diabéticos de II es similar a ésa en controles hechos juego. La excreción urinaria de la epinefrina en diabéticos con y sin agentes hipoglicémicos orales, sin embargo, era más baja que en controles, y la excreción urinaria de la dopamina era más alta en los diabéticos. La excreción urinaria del magnesio en el tipo pacientes diabéticos de II era más baja que en controles hechos juego.



Estructura circadiana del tiempo de parámetros endocrinos y bioquímicos en el inicio adulto (tipo pacientes del diabético de II).

Endocrinologie (RUMANIA) octubre-diciembre de 1984, 22 (4) p227-43

Cuarenta y uno parámetros endocrinos y bioquímicos del suero fue estudiado sobre un palmo de 24 horas con 6 muestras en los intervalos de cuatro horas en dependiente de 20 no-insulinas (el tipo diabéticos de II) y en 20 temas no-diabéticos hizo juego para el sexo, la edad, la altura y el peso. Los ritmos circadianos fueron verificados por análisis del cosinor. los ritmos circadianos Grupo-sincronizados fueron detectados en temas diabéticos y no-diabéticos sin diferencia estadístico significativa en los parámetros uces de los del ritmo (medio, amplitud y acrophase ajustados ritmo) en: Aldosterona, cortisol, insulina, 17-OH progesterona, prolactina, testosterona, TSH, y en albúmina de suero, la fosfocinasa de creatina (CPK), el hierro de suero, el fosfato inorgánico y la proteína total. (P menos de .05) los ritmos circadianos estadístico significativos en grupos con una diferencia en algunos parámetros entre los temas diabéticos y no-diabéticos, que fueron verificados por Bingham Test (p menos de .05) fueron encontrados con una diferencia en el mesor en el colesterol, glucosa, nitrógeno de urea (BOLLO), en la amplitud en C-péptido y en el acrophase en los triglicéridos, la globulina y T3 reverso (rT3). Los ritmos circadianos significativos fueron detectados estadístico como fenómeno del grupo para los diabéticos solamente en progesterona, libremente y T4 total, cloruro, calcio, bilirrubina y LDH y en los temas no-diabéticos solamente en las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS, LH, T3 total, fosfatasa alcalina, ácido úrico y potasio. En el resto de las funciones estudiadas, el ritmo acircadian era perceptible con la significación estadística por análisis del cosinor como fenómeno del grupo ni en los diabéticos ni en los controles no-diabéticos hechos juego (DHEA-S, estradiol, FSH, GH, glucagón, T3 gratuito, sodio, CONSEGUIDO y gamma GT). En ausencia de los rhythmas circadianos perceptibles agrupan fenómeno, el medio circadiano eran diferentes entre los diabéticos y los temas no-diabéticos en sodio, el cloruro y el calcio que eran más altos en los pacientes y el suero diabéticos LDH que era más bajo. En una comparación de determinaciones endocrinas en los dos grupos, el medio o el mesor circadiano en el T3 era más bajo en los diabéticos y las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS más arriba, sin cambios correspondientes en TSH o en corticosteroides. La estructura circadiana del tiempo del tipo pacientes diabéticos de II parece así ser muy similar a ésa considerada en temas no-diabéticos del mismo sexo, edad, peso y altura. Las diferencias de menor importancia encontradas en algunos parámetros del ritmo tendrán que ser confirmadas o ser excluidas en números más grandes de temas. Las concentraciones malas circadianas más altas de las HORMONAS ADRENOCORTICOTRÓFICAS sin cambio en los parámetros esteroides del ritmo observados en este grupo son interesantes pero también requerirán la confirmación. (EXTRACTO TRUNCADO EN 400 PALABRAS)



Beta-endorphin del líquido amniótico y concentraciones beta-lipotropin durante los segundos y terceros trimestres.

J Obstet Gynecol (ESTADOS UNIDOS) 15 de julio de 1983, 146 (6) p644-51

El beta-endorphin del líquido amniótico (beta-EP) y beta-lipotropin (beta-LPH) fueron medidos por radioinmunoanálisis después de la extracción del ácido silícico y de la separación gelchromatographic de los dos péptidos en uncomplicatedsecond-trimestre y llaman embarazos, en pacientes diabéticos en el término, e inpregnancies complicado por el derecho-isoimmunization, el trabajo prematuro, y el retraso de crecimiento intrauterino. Además, la lecitina/los ratios de la esfingomielina (L/S) así como los niveles del sulfato (DHEA-S) y del cortisol del dehydroepiandrosterone fue determinada en la mayor parte de los especímenes del líquido amniótico. Ambos (+/- SE) el fmol/ml malo del beta-EP (65,3 +/- 9,1) y (150 +/--15,8 fmol/ml) las concentraciones beta-LPH eran perceptiblemente más altos en los 20 pacientes con embarazos normales de la duración de 16 a 21 semanas que ésos encontrados en 21 pacientes con embarazos sencillos del término de la gestación de 38 semanas, haciendo un promedio de 42,6 +/- 6,0 y 80,1 +/- 10,7 fmol/ml, respectivamente. El beta-EP malo del líquido amniótico y las concentraciones beta-LPH medidos en los últimos temas eran similares a ésos observados en 23 pacientes diabéticos con embarazos de otra manera sencillos del término. El beta-EP malo del líquido amniótico y los niveles beta-LPH encontrados en el número limitado de pacientes con el derecho-isoimmunization (N = 9), trabajo prematuro (n = 8), y retraso de crecimiento intrauterino (n = 5) con embarazos de la gestación de 24 a 36, 24 a 36, y 34 a 38 semanas, respectivamente, no era perceptiblemente diferente del beta-EP malo del líquido amniótico y de las concentraciones beta-LPH de embarazos sencillos del término. En todos los pacientes pero ésos con el derecho-isoimmunization, las concentraciones beta-EP exhibieron una correlación positiva con los niveles beta-LPH. Sin embargo, el beta-LPH molar: El ratio beta-EP era perceptiblemente más bajo en el término que durante el segundo trimestre temprano. Ni el beta-EP ni beta-LPH correlacionada con el ratio del líquido amniótico L/S y solamente beta-LPH exhibió una correlación inversa significativa con el líquido amniótico DHEA-S. Este último era perceptiblemente más alto en término sencillo que embarazos del segundo-trimestre. Estos resultados confirman que el beta-EP immunoassayable está presente en líquido amniótico y disminuye hacia término. Estos datos demuestran que beta-LPH immunoassayable está presente en líquido amniótico y muestran una disminución más pronunciada hacia el final del embarazo que el beta-EP. Ninguno de los dos péptidos, por lo menos debido a los niveles flúidos amnióticos, aparece ser asociado a la maduración fetal. Sigue habiendo la significación fisiológica del beta-EP del líquido amniótico y papel beta-LPH y su posible como marcadores de la respuesta fetal a la tensión ser aclarado.



El andrógeno y la progesterona nivela en hembras con artritis reumatoide

REUMATISMO (Italia), 1994, 46/2 (65-69)

Una relación entre las hormonas de sexo y la autoinmunidad se ha reconocido. Los andrógenos parecen desempeñar un papel protector contra enfermedades autoinmunes tales como artritis reumatoide (RA) y un papel inhibitorio de la progesterona (p) en la secreción IL1 de monocitos humanos se ha demostrado. Además los niveles del andrógeno fueron relacionados con la actividad del RA y los niveles bajos del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHEAS) fueron relacionados con el contenido mineral del hueso bajo en las mujeres posmenopáusicas (de PostM) con RA. La testosterona del suero (t), HDEAS, IL1 (beta) y los niveles de la proteína del hueso-GLA (BGP) fueron medidos en 22 premenopausal (PreM) y en 23 pacientes femeninos del RA de PostM. Dividieron a los pacientes de PreM y de PostM en dos grupos según actividad de la enfermedad. En la progesterona del suero de los pacientes de PostM (p) los niveles también fueron determinados. DHEAS era más bajo en las mujeres de PreM RA (p < 0,001) que en los temas femeninos sanos de edad comparable a los pacientes del RA. IL1 (beta) y el BGP eran más altos en pacientes del RA, a saber en pacientes activos del RA, que en controles. Estos datos revelan una situación alterada del andrógeno en pacientes femeninos del RA. Aunque no se encontrara ninguna correlación directa entre DHEAS e IL1 (beta), un papel inhibitorio del cytokine en síntesis de DHEAS podría ser presumido. Además P podía desempeñar un papel en la patogenesia del RA.



El sulfato del dehydroepiandrosterone de la sangre (DHEAS) nivela en penfigoide/pénfigo y psoriasis

Reumatología clínica y experimental (Italia), 1995, 13/3

Los niveles del sulfato del dehydroepiandrosterone del suero (DHEAS) y los títulos de diagnóstico del autoanticuerpo fueron medidos en pacientes con penfigoide/pénfigo (n = 46/4; 21 hombres y 29 años de edad de las mujeres, 42 a 93 (medio 79)). Veinticuatro pacientes estaban en Prednisolone peroral (n = 11), o el tratamiento tópico con betamethasone (n = 13), y los otros 26 eran cualquier drogas esteroidales no- de recepción o eran no tratados. Sus niveles de DHEAS fueron comparados a los de 20 pacientes con psoriasis, y a 23 pacientes con la osteoartritis secundaria (OA). Evaluando a los pacientes del grupo, el nivel malo de DHEAS era marcado más bajo en el penfigoide/pénfigo que en el psoriasis y los pacientes del OA (medio geométrico 600 contra 2130 y 2100 nmol/l, respectivamente; p < 0,001). Esta diferencia era independiente del tratamiento esteroide. No se encontró ninguna correlación entre los niveles de DHEAS y los títulos del anticuerpo. Los niveles bajos encontrados en penfigoide/pénfigo son concordantes con ésos divulgados para el lupus erythematosus sistémico, la artritis reumatoide y el rheumatica del polymyalgia/el arteritis gigante de la célula. La deficiencia de DHEAS es una característica permanente en estas enfermedades autoinmunes, y puede contribuir a su etiología y/o patofisiología.



El modelo del sulfato del dehydroepiandrosterone del plasma nivela en seres humanos del nacimiento a la edad adulta: pruebas de la producción testicular.

J Clin Endocrinol Metab (ESTADOS UNIDOS) septiembre de 1978, 47 (3) p572-7

Los niveles del plasma del sulfato del dehydroepiandrosterone (DHAS) fueron medidos en 513 recién nacidos llenos normales del término, los niños, los niños, los adolescentes, y los adultos y los resultados fueron expresados en microgramas por el DL. En infancia y niñez, los niveles de DHAS eran similares en ambos sexos. En 74 recién nacidos, los valores medios de la sangre del cordón umbilical mezclada/+- SD eran 134,6 +/- 64. Durante el primer día de vida, los niveles del plasma DHAS eran 140 +/- 125 en 33 recién nacidos. Durante el primer mes de la vida, DHAS disminuyó drástico, entonces más progresivamente hasta el 6to mes de la vida. Entre 1-6 meses de la edad, los niveles malos eran 5,9 +/- 4,7 en 40 niños. DHAS era muy bajo entre 1-6 año de la vida (2,3 +/- 1,6) y subió precipitadamente en el 7mo año de vida. Después de eso, DHAS continuó aumentando correlativo con edad y las etapas puberales en ambos sexos, un aumento posterior después de que la edad 16 o la etapa puberal P5 fuera observada solamente en los temas masculinos. En adultos, DHAS era perceptiblemente más alto en el varón (224 +/- 93) que en (138,3 +/- 51) temas femeninos. Los niveles de DHAS fueron comparados a los del dehydroepiandrosterone; en dos períodos de vida, de infancia temprana y de edad adulta, sus modelos diferenciaron. Después del estímulo a largo plazo del hCG, DHAS aumentó perceptiblemente de 45 muchachos prepubertal normales y de 2 muchachos con la escasez suprarrenal. Estos datos sugerirían una producción testicular directa de DHAS.



El sulfato del dehydroepiandrosterone del neurosteroid (DHEAS) aumenta la explosión preparada hippocampal, pero no a largo plazo, potenciación.

Neurosci Lett (IRLANDA) 5 de enero de 1996, 202 (3) p204-8

El sulfato de Dehydroepiandrosterone (DHEAS), que se sintetiza en el cerebro y en la periferia, se sabe para afectar a la excitabilidad de neuronas hippocampal. Sin embargo, su influencia en plasticidad electrofisiológica no se ha dirigido. Hemos estudiado los efectos de DHEAS sobre la explosión preparada (PB) y (LTP) la potenciación a largo plazo, dos modelos electrofisiológicos de memoria. La potenciación del PB es un aumento duradero en la amplitud del punto de la población CA1 producido por (umbral) el estímulo eléctrico mínimo; LTP es producido por un estímulo más extenso (del supra-umbral). Considerando que las dosis intermedias (24 y 48 mg/kg, s.c.) de DHEAS dado a las ratas aumentaron la potenciación del PB, el punto bajo (6 mg/kg) y las altas dosis (96 mg/kg) eran ineficaces. LTP no fue afectado por ninguna dosis de DHEAS. La relación invertida-U entre la potenciación de DHEAS y del PB es constante con el trabajo previo que demuestra un aumento dosis-dependiente invertido-U de la memoria por DHEAS. Los actuales hallazgos sugieren que DHEAS podría aumentar memoria facilitando la inducción de la plasticidad de los nervios.