DHEA (DEHYDROEPIANDROSTERONE)

Haga clic aquí para volver al contenido

barra


DHEA tópico inhibe tumores

JR Schwartz AG, Carcinogenesis (el 1984 de Pashko LL Rovito RJ Williams del EL de Sobel de abril) 5(4): 463-6

La administración oral a largo plazo del esteroide suprarrenal, dehydroepiandrosterone (DHEA), se ha mostrado previamente para inhibir el desarrollo del cáncer de seno espontáneo y de los tumores químicamente inducidos del pulmón y de los dos puntos en diversas tensiones del ratón. El uso tópico de DHEA inhibe ambo la iniciación del antraceno de 7,12 dimethylbenz [a] y la promoción de 12-O- tetradecanoylphorbol-13-acetate de estos tumores. El esteroide sintético, 3 beta-methylandrost-5-en-17-one, que, a diferencia de DHEA, no es demostrable estrogenic en la rata, también inhibe el desarrollo del papiloma.



DHEA y lesión termal de la piel

RA de Ryu SY Barton S Daynes de los VAGOS de Araneo, J Surg Res (el 1995 de agosto) 59(2): 250-62

La isquemia y la necrosis progresivas de la piel que sigue lesión termal son reducidas por la administración del postburn del dehydroepiandrosterone de la hormona esteroide (DHEA). Los animales termalmente heridos fueron proporcionados una inyección subcutánea de DHEA, o una especie relacionada de hormona esteroide, en diversas ocasiones después de quemar. Durante las 96 horas que seguían la administración de la quemadura del escaldar, la necrosis del tejido fue supervisada de cerca. La administración subcutánea de DHEA en aproximadamente 1 mg/kg/día alcanzó la protección óptima contra el desarrollo de la isquemia cutánea progresiva. DHEA, la alfa-bromo-DHEA 17 el pregnenolone alfa-hidroxi, 16, y el androstenediol cada uno demostraron, un nivel similar de protección. Otras formas de esteroides, incluyendo el sulfato de DHEA, androstenediona, 17 beta-estradiol, o dihydrotestosterone, no exhibieron ningún efecto protector bajo condiciones probadas. Además, la terapia de la intervención con DHEA se podía iniciar hasta 4 horas, pero no 6 horas, después de quemadura sin una reducción marcada en ventaja terapéutica. El examen de la microvascularización de la piel dorsal termalmente herida sugirió esa intervención del postburn con DHEA, ya sea directa o indirectamente, mantuvo una arquitectura normal en la mayor parte de los capilares y los venules cutáneos dentro del tejido quemadura-expuesto. Estos hallazgos sugieren que la terapia sistémica de la intervención de los pacientes de la quemadura con DHEA o una hormona esteroide temporaria similar pueda ser útil en la prevención de la destrucción progresiva del tejido causada por isquemia progresiva.



Alta biodisponibilidad de DHEA

Labrie C Flamand M Belanger un Labrie F, J Endocrinol (el 1996 de sept) 150 Suppl: S107-18

Dehydroepiandrosterone (DHEA) administrado percutáneo por el uso por 7 días a la piel dorsal de la rata estimula dos veces al día un aumento en peso ventral de la próstata con aproximadamente una mitad de la potencia del compuesto dado por la inyección subcutánea. Las dosis requeridas para alcanzar una revocación del 50% del efecto inhibitorio de orchiectomy son aproximadamente 3 y 1 magnesio respectivamente. Por la ruta oral, por otra parte. DHEA tiene solamente 10-15% de la actividad del compuesto dado percutáneo. Tomando la biodisponibilidad obtenida por la ruta subcutánea como 100%, se estima que las potencias de DHEA por las rutas percutáneas y orales son aproximadamente 33 y los 3% respectivamente. Los ratios similares de actividad fueron obtenidos cuando el peso de la próstata dorsal y de la vesícula seminal fue utilizado como parámetros de la actividad androgénica. Cuando estaba examinado en un parámetro estrógeno-sensible, a saber peso uterino en ratas ovariectomized, el efecto estimulante de DHEA era mucho menos potente que su actividad androgénica medida en el animal masculino, una revocación del 50% del efecto inhibitorio de la ovariectomía sobre el peso uterino que era observado en las 3 y 30 dosis del magnesio de DHEA administró por las rutas subcutáneas y percutáneas respectivamente. Cuando está medido en peso uterino, DHEA percutáneo muestra así una potencia del 10% comparada con la ruta subcutánea. El sulfato de DHEA (DHEA-S), por otra parte, era el aproximadamente 50% tan potente como DHEA en el aumento del peso ventral de la próstata después de la administración subcutánea o percutánea. Cuando el efecto fue medido sobre peso de la próstata dorsal y de la vesícula seminal, DHEA-S percutáneo tenía 10-25% de la actividad de DHEA. DHEA disminuyó los niveles en animales ovariectomized, un efecto de la LH del suero que fue invertido totalmente por el tratamiento con el flutamide del antiandrogen. Por otra parte, el flutamide no tenía ningún efecto significativo sobre el aumento en el peso uterino causado por DHEA, así sugiriendo un efecto estrogenic predominante de DHEA en el nivel del útero y un efecto estrogenic sobre el control de reacción de la secreción de la LH. Los actuales datos muestran una biodisponibilidad relativamente alta de DHEA percutáneo según lo medido por su actividad biológica androgénica y/o estrogenic en tejidos periféricos bien-caracterizados del intracrime de la blanco en la rata.



Actividad antioxidante de la dioscórea y del dehydroepiandrosterone (DHEA) en más viejos seres humanos

Araghiniknam M; Chungkin S; T Nelson-blanco; Eskelson C; Watson RR
Centro de la prevención de Arizona, Universidad de Arizona, Facultad de Medicina, Tucson, 85724, los E.E.U.U.
Vida Sci (INGLATERRA) 1996, 59 (11) pPL147-57,

La dioscórea es un extracto esteroide del ñame usado en síntesis esteroide comercial y consumido por la gente. DHEA es un esteroide que disminuye con edad, pero sin actividad sabida. Este estudio fue diseñado para determinar si la suplementación de la dioscórea podría aumentar el sulfato del dehydroepiandrosterone del suero (DHEAS) en seres humanos y modular niveles de lípido en una más vieja gente. Los temas eran voluntarios seleccionados envejecidos 65-82 años. El nivel del suero DHEAS, la peroxidación del lípido y el perfil del lípido fueron evaluados. Tres semanas de la suplementación de la dioscórea no tenían ninguna influencia en nivel del suero DHEAS. Sin embargo la toma de DHEA de 85 mg/día aumentó los niveles 100,3% del suero DHEA. DHEA y la dioscórea redujeron perceptiblemente la peroxidación del lípido del suero, bajaron los triglicéridos de suero, fosfolípido y aumentaron niveles de HDL. DHEA y el extracto esteroide del ñame, dioscórea, tienen actividades significativas como antioxidante para modificar niveles de lípido del suero.



Reemplazo de DHEA en hombres del envejecimiento y efectos correctores del mujer-potencial

Yenes SS; Morales AJ; Khorram O
Departamento de medicina reproductiva, Universidad de California, San Diego, La Jolla 92093, los E.E.U.U.
Ana N Y Acad Sci (los E.E.U.U.) 29 de diciembre de 1995, 774 p128-42,

DHEA en dosis apropiadas del reemplazo aparece tener efectos correctores en cuanto a su capacidad de inducir un factor de crecimiento anabólico, una fuerza muscular del aumento y una masa magra del cuerpo, de activar la función inmune, y de aumentar calidad de vida en hombres y mujeres del envejecimiento, sin efectos nocivos significativos. Otros estudios son necesarios confirmar y ampliar nuestros resultados actuales, particularmente las diferencias de género



Efectos de la dosis del reemplazo del dehydroepiandrosterone en hombres y mujeres de avanzar edad

Morales AJ; Nolan JJ; Nelson JC; Yenes SS
Departamento de medicina reproductiva, Facultad de Medicina de la Universidad de California, La Jolla 92093
J Clin Endocrinol Metab (los E.E.U.U.) En junio de 1994, 78 (6) p1360-7,

El envejecimiento en seres humanos es acompañado por una disminución progresiva en la secreción del dehydroepiandrosterone suprarrenal de los andrógenos (DHEA) y del sulfato de DHEA (DS), siendo paralelo al de GH-insulina-como eje del factor-Yo del crecimiento (GH-IGF-I). Aunque la relación funcional de la disminución del sistema y del catabolismo de GH-IGF-I se reconozca, el papel biológico de DHEA en el envejecimiento humano sigue siendo indefinido. Para probar la hipótesis que la disminución en DHEA puede contribuir al cambio del anabolism al catabolismo se asoció al envejecimiento, nosotros estudió el efecto de una dosis del reemplazo de DHEA en 13 hombres y 17 mujeres, 40-70 año de la edad. Un ensayo placebo-controlado seleccionado al azar de la cruce de la administración oral nocturna de DHEA (magnesio 50) de la duración de seis meses fue conducido. Durante cada período del tratamiento, las concentraciones de andrógenos, los lípidos, los apolipoproteins, IGF-I, protein-1 IGF-obligatorios (IGFBP-1), IGFBP-3, la sensibilidad de la insulina, el por ciento de grasas de cuerpo, la líbido, y el sentido del bienestar fueron medidos. Un subgrupo de hombres (n = 8) y mujeres (n = 5) experimentó 24 muestreos de h en 20 intervalos mínimos para las determinaciones del GH. Los niveles del suero de DHEA y del DS fueron restaurados a ésos encontrados en adultos jovenes en el plazo de 2 semanas del reemplazo de DHEA y sostenidos en los 3 meses del estudio. Un aumento de 2 dobleces en niveles del suero de andrógenos (androstenediona, testosterona, y dihydrotestosterone) fue observado en mujeres, con solamente una pequeña subida en androstenediona en hombres. No había cambio en niveles de circulación de globulina, de estrona, o de estradiol hormona-obligatoria del sexo en cualquier género. Los niveles de la lipoproteína de alta densidad disminuyeron levemente en mujeres, sin otros cambios del lípido conocidos para cualquier género. La sensibilidad de la insulina y el por ciento de grasas de cuerpo eran inalterados. Aunque el medio 24 los niveles GH e IGFBP-3 de h fuera sin cambios, los niveles del suero IGF-I aumentaron perceptiblemente, e IGFBP-1 disminuidos perceptiblemente para ambos géneros, sugiriendo una biodisponibilidad creciente de IGF-I a los tejidos de la blanco. Esto fue asociada a un aumento notable en el bienestar físico y psicológico percibido para los hombres (el 67%) y las mujeres (el 84%) y ningún cambio en líbido. En conclusión, la restauración de DHEA y del DS a los niveles adultos jovenes en hombres y mujeres de la edad de avance indujo un aumento en la biodisponibilidad de IGF-I, según lo reflejado por un aumento en IGF-I y una disminución de los niveles IGFBP-1. Estas observaciones así como la mejora del bienestar físico y psicológico en ambos géneros y de la ausencia de efectos secundarios constituyen la primera demostración de efectos nuevos del reemplazo de DHEA en hombres y mujeres edad-avanzados.



Los efectos de DHEA sobre peso

Coleman DL Schwizer RW Leiter EH
Diabetes (el 1984 de enero) 33(1): 26-32

Dehydroepiandrosterone (DHEA) fue alimentado en 0.1-0.4% en la dieta (ob/ob) a C57BL/KsJ genético diabético (db/db) u obeso (BL/Ks) o a C57BL/6J (BL/6) los ratones. El tratamiento de los ratones de BL/Ks-db/db o de ob/ob con 0,4% DHEA previno hiperglucemia, atrofia del islote, y la diabetes severa asociada a este fondo innato, pero no afectó a aumento de peso y al consumo de alimentos. Los ratones obesos (ob) o de la diabetes homocigóticos (DB) en el fondo BL/6 eran más sensibles a DHEA, y la hiperglucemia suave, transitoria asociada al ob o la expresión génica del DB en el fondo innato BL/6 se podría prevenir por 0,1% DHEA. El peso corporal y el consumo de alimentos fueron disminuidos en los mutantes BL/6 mantenidos en 0,1% DHEA mientras que este efecto no fue considerado en los mutantes de BL/Ks alimentados hasta 0,4% DHEA. Terapia temprana con 0,4% DHEA, iniciados en 2 semanas de la edad, prevenidos el desarrollo de la mayoría de los síntomas de la diabetes y disminuidos el índice de aumento de peso en los perritos de todos los genotipos. Además de efectos terapéuticos sobre ambos mutantes obesos, DHEA efectuó cambios significativos en un estudio del envejecimiento usando ratones normales de la hembra BL/6. Cuatro semanas del tratamiento de DHEA iniciadas en 2 años de edad mejoraron tolerancia de la glucosa y al mismo tiempo redujeron la insulina del plasma a un llano “más joven”. Esto sugiere que DHEA pueda actuar en ratones insulina-resistentes del mutante y en el envejecimiento de ratones normales para aumentar la sensibilidad a la insulina.



Propiedades de la Anti-obesidad de DHEA

Coleman DL
Biol Res de Prog Clin (1988) 265:161-75

Dehydroepiandrosterone (DHEA) alimentado en 0,4%, y sus metabilitos, hydroxyetiocholanolone beta 3 la alfa-hydroxyetiocholanolone (alfa-Y) y 3 (beta-Y), alimentados en 0,1%, habían marcado propiedades hyperglycemic y de la anti-obesidad antis en ratones del mutante con las solas mutaciones de la obesidad del gen (diabetes, DB; obeso, ob; amarillo viable, Avy). Los efectos terapéuticos diferenciaron dependiendo de la mutación así como del fondo innato en los cuales la mutación fue mantenida. Estos esteroides previnieron el inicio de la hiperglucemia y redujeron el índice de aumento de peso en ratones de C57BL/6J-db/db y de ob/ob, mientras que en ratones de C57BL/KsJ- db/db, sólo la hiperglucemia fue prevenida. El mutante amarillo viable (de Avy), exhibiendo una condición de la obesidad más lentamente que se convertía, respondió a todos los esteroides con una disminución marcada del índice de aumento de peso asociado a concentraciones disminuidas de la insulina del plasma. El tratamiento esteroide de la mayoría de los mutantes del ratón fue asociado a la toma de comida normal o creciente, una característica que sugiere una disminución de la eficacia metabólica. Para evaluar cualquier despilfarro de la energía potencial por el estímulo esteroide de ciclos vanos mirábamos los índices de lipogenesis, de gluconeogénesis y de consumo del oxígeno en ratones normales y del mutante tratados esteroide. Con la excepción posible del índice de gluconeogénesis que en mutantes de la obesidad fue reducida constantemente a normal por el tratamiento, no hay cambios metabólicos de la suficiente magnitud para explicar la disminución marcada de la eficacia metabólica. Todos los tratamientos reforzaron la acción de la insulina. Esta potenciación puede cambiar el equilibrio hormonal tales que los cambios de menor importancia en los índices de muchos caminos metabólicos pueden obrar recíprocamente para producir una disminución grande de la eficacia metabólica.



DHEA y lípidos

Bednarek-Tupikowska G Milewicz un Kossowska B Bohdanowicz-Pawlak un Sciborski R
Gynecol Endocrinol (el 1995 de marcha) 9(1): 23-8

Los autores estimaban la influencia de la administración del dehydroepiandrosterone (DHEA), un agente antiatherogenic potencial, en los lípidos del suero, las hormonas de sexo y los niveles de la insulina en los conejos masculinos alimentados en una dieta atherogenic. Concluyeron que (1) la administración de DHEA tiene un impacto desfavorable en el perfil del lípido del suero; (2) una dieta atherogenic causa resistencia a la insulina; (3) los niveles de la glucosa y de la insulina no se relacionan con DHEA en conejos normalmente alimentados y en conejos con hyperlipoproteinemia; (4) una dieta atherogenic causa un aumento leve de la concentración del estradiol; (5) el tratamiento de DHEA no tiene ningún efecto significativo sobre concentraciones de la testosterona y del estradiol en ambos conejos normalmente alimentados y ésos sobre una dieta atherogenic; (6) la administración de DHEA tiene un efecto de la anti-obesidad.


Los efectos de DHEA sobre peso

Coleman DL Schwizer RW Leiter EH Diabetes (el 1984 de enero) 33(1): 26-32

Dehydroepiandrosterone (DHEA) fue alimentado en 0.1-0.4% en la dieta (ob/ob) a C57BL/KsJ genético diabético (db/db) u obeso (BL/Ks) o a C57BL/6J (BL/6) los ratones. El tratamiento de los ratones de BL/Ks-db/db o de ob/ob con 0,4% DHEA previno hiperglucemia, atrofia del islote, y la diabetes severa asociada a este fondo innato, pero no afectó a aumento de peso y al consumo de alimentos. Los ratones obesos (ob) o de la diabetes homocigóticos (DB) en el fondo BL/6 eran más sensibles a DHEA, y la hiperglucemia suave, transitoria asociada al ob o la expresión génica del DB en el fondo innato BL/6 se podría prevenir por 0,1% DHEA. El peso corporal y el consumo de alimentos fueron disminuidos en los mutantes BL/6 mantenidos en 0,1% DHEA mientras que este efecto no fue considerado en los mutantes de BL/Ks alimentados hasta 0,4% DHEA. Terapia temprana con 0,4% DHEA, iniciados en 2 semanas de la edad, prevenidos el desarrollo de la mayoría de los síntomas de la diabetes y disminuidos el índice de aumento de peso en los perritos de todos los genotipos. Además de efectos terapéuticos sobre ambos mutantes obesos, DHEA efectuó cambios significativos en un estudio del envejecimiento usando ratones normales de la hembra BL/6. Cuatro semanas del tratamiento de DHEA iniciadas en 2 años de edad mejoraron tolerancia de la glucosa y al mismo tiempo redujeron la insulina del plasma a un llano “más joven”. Esto sugiere que DHEA pueda actuar en ratones insulina-resistentes del mutante y en el envejecimiento de ratones normales para aumentar la sensibilidad a la insulina.



Propiedades de la Anti-obesidad de DHEA

Coleman DL

Biol Res de Prog Clin (1988) 265:161-75

Dehydroepiandrosterone (DHEA) alimentado en 0,4%, y sus metabilitos, hydroxyetiocholanolone beta 3 la alfa-hydroxyetiocholanolone (alfa-Y) y 3 (beta-Y), alimentados en 0,1%, habían marcado propiedades hyperglycemic y de la anti-obesidad antis en ratones del mutante con las solas mutaciones de la obesidad del gen (diabetes, DB; obeso, ob; amarillo viable, Avy). Los efectos terapéuticos diferenciaron dependiendo de la mutación así como del fondo innato en los cuales la mutación fue mantenida. Estos esteroides previnieron el inicio de la hiperglucemia y redujeron el índice de aumento de peso en ratones de C57BL/6J-db/db y de ob/ob, mientras que en ratones de C57BL/KsJ- db/db, sólo la hiperglucemia fue prevenida. El mutante amarillo viable (de Avy), exhibiendo una condición de la obesidad más lentamente que se convertía, respondió a todos los esteroides con una disminución marcada del índice de aumento de peso asociado a concentraciones disminuidas de la insulina del plasma. El tratamiento esteroide de la mayoría de los mutantes del ratón fue asociado a la toma de comida normal o creciente, una característica que sugiere una disminución de la eficacia metabólica. Para evaluar cualquier despilfarro de la energía potencial por el estímulo esteroide de ciclos vanos mirábamos los índices de lipogenesis, de gluconeogénesis y de consumo del oxígeno en ratones normales y del mutante tratados esteroide. Con la excepción posible del índice de gluconeogénesis que en mutantes de la obesidad fue reducida constantemente a normal por el tratamiento, no hay cambios metabólicos de la suficiente magnitud para explicar la disminución marcada de la eficacia metabólica. Todos los tratamientos reforzaron la acción de la insulina. Esta potenciación puede cambiar el equilibrio hormonal tales que los cambios de menor importancia en los índices de muchos caminos metabólicos pueden obrar recíprocamente para producir una disminución grande de la eficacia metabólica.



DHEA y lípidos

Bednarek-Tupikowska G Milewicz un Kossowska B Bohdanowicz-Pawlak un Sciborski R

Gynecol Endocrinol (el 1995 de marcha) 9(1): 23-8

Los autores estimaban la influencia de la administración del dehydroepiandrosterone (DHEA), un agente antiatherogenic potencial, en los lípidos del suero, las hormonas de sexo y los niveles de la insulina en los conejos masculinos alimentados en una dieta atherogenic. Concluyeron que (1) la administración de DHEA tiene un impacto desfavorable en el perfil del lípido del suero; (2) una dieta atherogenic causa resistencia a la insulina; (3) los niveles de la glucosa y de la insulina no se relacionan con DHEA en conejos normalmente alimentados y en conejos con hyperlipoproteinemia; (4) una dieta atherogenic causa un aumento leve de la concentración del estradiol; (5) el tratamiento de DHEA no tiene ningún efecto significativo sobre concentraciones de la testosterona y del estradiol en ambos conejos normalmente alimentados y ésos sobre una dieta atherogenic; (6) la administración de DHEA tiene un efecto de la anti-obesidad.



¿La suplementación de DHEA afecta a la masa del músculo?

Juicio de expertos sobre las drogas de investigación (Reino Unido), 1996, 5/12 (1725-1728)

La producción de DHEA (dehydroepiandrosterone) disminuye dramáticamente con el aumento de edad en gente mientras que sueltan Massachusetts del músculo. Los estudios animales no han mostrado que el reemplazo de DHEA afecta al peso del cuerpo o del músculo en animales, pero reducen los lípidos y reducen la oxidación, creciente con el envejecimiento. Un grupo de investigación ha mostrado que las hormonas de crecimiento aumentan mientras que otras disminuyen durante la suplementación de DHEA de una más vieja gente. Sin embargo, el efecto de DHEA sobre masa del músculo en seres humanos es confuso. La suplementación de DHEA restaura niveles de DHEA sin toxicidad evidente.



Andrógenos y la menopausia; un estudio de las mujeres de 40-60 años

Endocrinología clínica (Reino Unido), 1996, 45/5 (577-587

Objetivo: El impacto de la menopausia en la producción del andrógeno es mal entendido. Hemos investigado el impacto de la menopausia, así como otros factores tales como edad, índice de masa corporal (BMI) y tabaquismo, en niveles ováricos y suprarrenales del andrógeno en las mujeres envejecidas 40-60 años. Diseño: El estudio transversal de las hormonas de la sangre muestreó el semanario durante un mes en voluntario las mujeres de 40-60 años. Temas: Cientos y cuarenta y uno mujeres, envejecidas entre 40 y 60, reclutado de las fuentes de la comunidad (no-clínicas), no usando el reemplazo de la hormona o los contraceptivos esteroidales, y con un socio sexual actual. Cincuenta eran tan premenopausal categorizado (ovulando), 37 como perimenopausal y 54 como posmenopáusicos. Medidas: Las variables siguientes fueron evaluadas; situación menopáusica (basada en la progesterona menstrual de la historia y del modelo y del plasma), edad, BMI, el fumar, estradiol (E2), estrona (E1), LH, FSH, testosterona total (TT), androstenediona (a), SHBG, índice libre del andrógeno (FAI), dihydroepiandrosterone (DHEA), sulfato del dihydroepiandrosterone (DHEAS) y cortisol. Resultados: Los resultados se basan en análisis de regresión múltiple. El TT fue relacionado positivamente con A, BMI y la LH. A fue relacionada negativamente con la edad y FSH, y positivamente con DHEA, DHEAS y la situación premenopausal. SHBG fue relacionado negativamente con BMI y positivamente con E1 y no fumador. DHEA y DHEAS fueron relacionados negativamente con la edad y eran más altos en fumadores. E1 y E2 fueron relacionados con la situación menopáusica y con FSH. Asombrosamente, E2 fue relacionado negativamente con BMI. Conclusiones: Una variedad de factores influencian la producción del andrógeno en esta categoría de edad. Considerando que es difícil predecir el efecto de la menopausia sobre niveles del andrógeno, estímulo de la LH de células intersticiales posmenopáusicas, modulado por una variedad de factores incluyendo la nutrición, y fumar, sea probable ser relevante.



Deficiencia suprarrenal y gonadal de la hormona esteroide en el etiopathogenesis de la artritis reumatoide

Diario de la reumatología (Canadá), 1996, 23/SUPPL. 44 (10-12

La artritis reumatoide (RA) es una enfermedad del multifactonal en la cual los factores ambientales y genéticos desempeñan un papel. Los datos también sugieren que los factores neuroendocrinos estén implicados. Resumo brevemente las observaciones que apoyan esta hipótesis. El RA es caracterizado pegando disparidades del edad-sexo. La incidencia de la enfermedad en mujeres aumenta constantemente de la edad de la menarquía a su incidencia máxima alrededor de menopausia. La enfermedad es infrecuente en la menor de edad 45 de los hombres, pero su incidencia aumenta rápidamente de más viejos hombres y se acerca a la incidencia en mujeres. Estas observaciones sugieren fuertemente que los andrógenos desempeñen un papel represivo importante, y, de hecho, los niveles de la testosterona se presionan en la mayoría de los hombres con RA. Mecánico, muchos datos indican que la testosterona suprime inmunorespuestas celulares y humorales. Dehydroepiandrosterone (DHEA), un producto suprarrenal, es el andrógeno principal en mujeres. Su producción es llamativo dependiente sobre edad. La producción máxima es en las 2das y 3ro décadas, pero los niveles disminuyen de forma empinada después de eso. Los niveles de DHEA son bajos en hombres y mujeres con RA, y los datos recientes muestran que los niveles de esta hormona pueden ser deprimidos antes del inicio de la enfermedad. El papel de DHEA en enfermedades inmunes, sin embargo, es polémico. El pico menopáusico del inicio del RA sugiere papel del juego-uno de la deficiencia del estrógeno y/o de la progesterona en la enfermedad, y muchos datos indican que los estrógenos suprimen inmunidad celular pero estimulan inmunidad humoral, es decir, la deficiencia promueve la inmunidad celular (Th1-type). Los datos recientes también indican que la progesterona estimula un interruptor para Th1 a las inmunorespuestas de Th2-type, RA se convierten o señalan por medio de luces a menudo en el período postparto, particularmente si la madre amamanta. Esto es otra vez constante con la deficiencia esteroide gonadal que desempeña un papel en el inicio de la enfermedad. El amamantamiento se asocia a la función itary-suprarrenal hipotalámica-pitu embotada y a la síntesis elevada de la prolactina. La deficiencia gonadal y suprarrenal de la hormona esteroide, más prolactina elevada, facilita probablemente grandemente la expresión de la inmunidad de Th1-type, que se cree extensamente para ser crítica en la patogenesia del RA. Por el contrario, el RA remite típicamente durante embarazo, paralelamente a los niveles cada vez mayores de corticosteroides, de estrógenos, y de progesterona. El embarazo es caracterizado por un cambio en la función inmune de Th1-type a Th2-type. Los contraceptivos orales, que generan una condición del pseudopregnancy, también disminuyen el riesgo de RA. Estos datos sostienen que las hormonas esteroides suprarrenales y gonadales suprimen el desarrollo. del RA. Varios estudios indican que la producción del corticosteroide es inadecuado baja en pacientes con RA, y son evocadores de observaciones en modelos de la rata de Lewis de la artritis erosiva crónica. En resumen, un cuerpo cada vez mayor de datos indica que el RA se convierte como consecuencia de una deficiencia en la producción suprarrenal y gonadal de la hormona esteroide. Esta hipótesis tiene claramente implicaciones clínicas potenciales.



Cambios en esteroides de circulación con el envejecimiento en mujeres posmenopáusicas

OBSTET. GYNECOL. (Los E.E.U.U.), 1981, 57/5 (624-628)

Para examinar los efectos posibles del envejecimiento sobre la circulación de las hormonas esteroides en mujeres posmenopáusicas, las muestras de sangre fueron extraídas a partir de 155 mujeres, envejecidas 34 a 83 años, con fracaso ovárico espontáneo. Los esteroides C-21, el pregnenolone y el hydroxypregnenolone 17; las progestinas Delta4, la progesterona y el hydroxyprogesterone 17; y el cortisol no cambió con edad y era similar en la concentración a los niveles medidos durante la fase folicular de mujeres premenopausal. Los andrógenos Delta5, el dehydroepiandrosterone y el dehydroepiandrosterone sulfatan, disminuido perceptiblemente (P<.001) con edad, mientras que no se observó ningún cambio en los andrógenos Delta4, la androstenediona y la testosterona. Los niveles de estradiol (Esub 2) y estrona (Esub 1) fue correlacionado fuertemente con el peso ideal del por ciento pero no cambió con edad. Los autores concluyen que 1) la producción de progestinas no cambia con edad en mujeres adultas normales, con excepción de ése que resulta de la pérdida de secreción asociada a la función ovárica del luteum de la recopilación. 2) La disminución de los andrógenos Delta5 sin cambios correspondientes en sus precursores sugiere un cambio relativo a la edad de la actividad suprarrenal del desmolase 17,20. 3) Los niveles de Esub 2 y de Esub 1 reflejan un efecto del tamaño de cuerpo pero no de la edad sobre la aromatización periférica de los andrógenos del precursor.



Los efectos del dehydroepiandrosterone oral sobre parámetros endocrina-metabólicos en mujeres posmenopáusicas

J. CLIN. ENDOCRINOL. METAB. (Los E.E.U.U.), 1990, 71/3 (696-704)

Para discernir los efectos farmacológicos del dehydroepiandrosterone (DHEA) en más viejas mujeres con el sulfato endógeno bajo de DHEA y de DHEA (DS), 1600 mg/día (en cuatro dosis divididas) fueron administrados oral a seis mujeres posmenopáusicas por 28 días en un estudio placebo-controlado de doble anonimato de la cruce. Las concentraciones del suero de andrógenos después de que la primera dosis del magnesio 400 de DHEA aumentara rápidamente y alcanzara un máximo en el minuto 180-240, dando por resultado aumentos sobre la línea de fondo del doblez 6 para DHEA (5,8 más/menos 2,1 a 28,8 más/menos 5,5 nmol/L), doblez 12 para DS (3,0 más/menos 1,6 a 28,2 más/menos 4,6 micromol/L) y la androstenediona (1,4 más/menos 0,3 a 19,5 más/menos 9,8 nmol/L), doblez 2,5 para la testosterona (0,7 más/menos 0,1 a 2,2 más/menos 0,6 nmol/L), y el doblez 15 para el dihydrotestosterone (0,2 más/menos 0,06 a 2,73 más/menos 1,0 nmol/L), pero la estrona, el estradiol, y la globulina hormona-obligatoria del sexo (SHBF) eran sin cambios. La evaluación en los intervalos semanales reveló un aumento posterior en todos los andrógenos que era máximo en 2 semanas y seguía habiendo elevado marcado, aunque disminuyera algo por 4 semanas. Los incrementos observados después de 2 semanas de la administración de DHEA alcanzaron el doblez 15 para DHEA (71,9 más/menos 14,2 nmol/L), doblez 9 para la testosterona (6,5 más/menos 1,7 nmol/L), y el doblez 20 para DS (65,1 más/menos 14,9 nmol/L), androstenediona (30,5 más/menos 11,5 nmol/L), y dihydrotestosterone (3,8 más/menos 1,5 nmol/L). La estrona y el estradiol mostraron a aumento progresivo al doblez 2 el valor básico en 4 semanas. Los niveles obligatorios integrados de la globulina de SHBG y de la tiroides disminuyeron (P < 0,05) durante el tratamiento de DHEA. Sin embargo, la LH, FSH, el peso corporal, y el por ciento de grasa bvody, según lo medido por el pesaje subacuático, eran inalterados durante el experimento de cuatro semanas. Una disminución marcada de 11,3% (P < 0,05) en colesterol de suero y 20,0% (P < 0,05) en la lipoproteína de alta densidad conocida dentro de la primera semana de la administración de DHEA persistió para el período de 28 días y fue acompañada por una tendencia a baja no significativa en lipoproteína de la baja densidad, lipoproteína de la densidad muy baja, y triglicéridos. Los niveles máximos de la insulina durante la prueba de tolerancia de glucosa oral de 3 h eran perceptiblemente más altos (P < 0,05) después de los 289 días de DHEA (1126 más/menos 165 contra 746 más/menos 165 pmol/L) y fueron acompañados por un aumento del 50% en la respuesta integrada de la insulina (P < 0,01) sin un cambio significativo en insulina de ayuno de la glucosa o valores de la deshidrogenasa de glucose-6-phosphate. Estos datos muestran que DHEA oral está absorbido rápidamente, y una conversión pronto al DS así como todos los andrógenos y estrógenos potentes ocurre con un efecto continuo para la duración de 28 días del tratamiento. Así, en mujeres posmenopáusicas aparece ser sistemas enzimáticos abundantes y eficaces para la biotransformación de DHEA a los esteroides del sexo C-19 y C-18. Además, DHEA farmacológico impuesto en mujeres posmenopáusicas indujo resistencia a la insulina, alteró el colesterol y el alto al ratio de la lipoproteína de la baja densidad, y disminuyó concentraciones obligatorias de circulación de la globulina de SHBG y de la tiroides. Nuestros hallazgos, que ponen en contraste agudamente con los de un experimento anterior en hombres jovenes, aparecen resultar de la inducción de un estado altamente androgénico y de su impacto en varios parámetros endocrina-metabólicos en más viejas mujeres posmenopáusicas.



Efectos catabólicos y la influencia en variables hormonales bajo tratamiento con el oenanthate del Gynodian-depósito (Reg.trademark) o del dehydroepiandrosterone (DHEA)

SUECIA MATURITAS (PAÍSES BAJOS), 1981, 3/3-4 (225-234)

trataron a 53 pacientes de una población principalmente climatérica mensualmente con el oenanthate del dehydroepiandrosterone del magnesio 200 (DHEA) o con 1 Gynodian-depósito de la ampolla (Reg.trademark). La adiposidad pronunciada estaba presente en 15 de estos casos. Las variables hormonales eran resueltas antes del tratamiento y durante el efecto del depósito de las preparaciones para estudiar el principio que apoya la influencia estrógena y cualquier influencia de peso-reducción bajo administración de DHEA. La eliminación de estrógenos bajo-polares aumentó considerablemente de 4 cajas posmenopáusicas de 13 tratadas con DHEA. Este efecto es probablemente indirecto y presupone ovarios intactos. La incorporación de DHEA exógeno en la excreción de 17 ketosteroids y de 17 esteroides quetogénicos, tales como los del androsterone + del aethiocholanolone, depende del tamaño de la piscina inicial ya que es más alta en pequeñas piscinas iniciales que en las piscinas saturadas - el tamaño de la piscina que es edad-dependiente. Una pérdida de peso media de >1 kg/mth fue observada bajo tratamiento de DHEA en 7 hacia fuera 15 casos adiposos. Con respecto a los otros 8 casos adiposos, estos 7 eran valores más altos más jovenes y por lo tanto también exhibidos para 17 ketosteroids y sus fracciones individuales. Estos ircumstances aparecían explicar porqué la administración de DHEA dio lugar a niveles más altos del plasma libre DHEA que, en contraste con los casos sin la pérdida de peso, también dieron lugar a un aumento de la liquidación renal del DHEA-sulfato. Fue concluido de los hallazgos que ésta es la explicación para el efecto catabólico de DHEA exógeno. Los posts menopausally aumentaron FSH y las fracciones de la LH fueron suprimidas marcado por la mitad alrededor de las determinaciones después de la administración del Gynodian-depósito, los hallazgos que indicaban que DHEA está implicado probablemente en la supresión de la fracción de la LH.



Regulación de la inmunorespuesta por dehydroepiandrosterone y sus metabilitos

Diario de la endocrinología (Reino Unido), 1996, 150/SUPPL. (S209-S220)

Dehydroepiandrosterone (5-androsten-3beta-ol-17-one, DHEA) se ha mostrado para proteger ratones contra una variedad de infecciones mortales. Esto incluye, pero no se limita a, infección con los virus (tipo del virus de herpes - 2, virus B4 (CB4) del coxsackie), bacterias (enterococo faecalis, Pseudomonas aeruginosa), y un parásito (parvum de Cryptosporidium). Hemos divulgado previamente ese androstenediol (5-androstene-3beta, 17beta-diol, AED), derivado de DHEA, somos por lo menos 100 x más eficaces en la para arriba-regulación de resistencia sistémica contra la infección CB4 que su precursor. Además, el androstenetriol (5-androstene-3beta, 7beta, 17beta-triol, AET) que es formada por la hidroxilación 7beta del AED, era más eficaz contra la infección CB4 que su precursor, AED. Ninguno de los dos esteroides, sin embargo, ha mostrado cualquier efecto antivirus directo significativo. Las influencias ines vitro de DHEA, del AED y de AET en un análisis mezclado mitógeno-inducido de la proliferación del splenocyte eran resueltas. Los resultados mostraron que DHEA suprimió la proliferación de la concanavilina A (ConA) - o las culturas lipopoly-sacárido-activadas de una manera dosis-dependiente. El AED tenía poca influencia en la respuesta de la activación. Sin embargo, AET reforzó la respuesta a ambos mitógenos perceptiblemente sobre el nivel de control. La regulación del interleukin (IL) - 2 y la secreción IL-3 de linfocitos ConA-activados era análoga a estas observaciones. Estas funciones fueron presionadas por DHEA, inafectado por el AED, y potente aumentadas en AET. Por otra parte, los efectos inmunosupresivos clásicos de la hidrocortisona sobre la proliferación ConA-inducida del linfocito, así como la producción IL-2 e IL-3, eran inafectados por la co-cultura con DHEA y contrarrestada solamente como mínimo por el AED. En cambio, AET contrarrestó perceptiblemente el efecto de la hidrocortisona cuando co-estaba cultivado junto. Estos datos muestran eso mientras que DHEA, los AED y AET cada función de la misma manera in vivo, in vitro sus efectos son dramáticamente diferentes a partir del uno otro con solamente AET que refuerza la respuesta celular aumentando la activación del linfocito y contrarrestando la actividad inmunosupresiva de la hidrocortisona.



supresión Tensión-inducida de las reacciones inmunes celulares: En el control neuroendocrino del sistema inmune

Hipótesis médicas (Reino Unido), 1996, 46/6 (551-555)

La capacidad inmune se considera como estado del equilibrio entre la inmunidad humoral y celular. Esta noción cabe bien con los perfiles funcionalmente antagónicos del cytokine en grupos de la célula de células de CD4+-helper según lo descrito por Mosmann y Coffman. Las células Th-1 lanzan principalmente IL-2, IL-12 e IFNgamma y de tal modo estimulan las reacciones inmunes celulares. Inversamente, las células Th-2 producen predominante IL-4, IL-6 e IL-10, así aumentando reacciones inmunes humorales. Recientemente, se ha mostrado que los perfiles del lymphokine en Th-2 están ligados a los cambios del equilibrio humoral entre el cortisol y el dehydroepiandrosterone. Estos estudios muestran que existen los estados del equilibrio entre las reacciones B-célula-mediadas del t e inmunes, que se pueden alterar selectivamente en perjuicio de la inmunidad T-celular por un aumento tensión-inducido del comunicado del cortisol. En un intento por el restitute tensión-indujo la immunosupresión, un humedecimiento de la hormona del lanzamiento del cortisol en el hipotálamo debe, por lo tanto, ser de importancia primaria.



El tratamiento de Dehydroepiandrosterone (DHEA) invierte la inmunorespuesta empeorada de ratones viejos a la vacunación de la gripe y la protege contra la infección de la gripe.

Vacuna (INGLATERRA) 1995, 13 (15) p1445-8

Dehydroepiandrosterone (DHEA) es un esteroide nativo con una actividad inmunomodulador. Fue sugerido recientemente que su disminución edad-asociada está relacionada con immunosenescence. Para examinar si la administración de DHEA podría invertir con eficacia la disminución edad-asociada de la inmunidad contra la gripe vaccínea, envejeció ratones fueron vacunados y tratados simultáneamente con DHEA. La revocación de la disminución edad-asociada y de un aumento constante significativo de la respuesta humoral fue observada en ratones tratados. La resistencia creciente al desafío intranasal de la posts-vacunación con el virus de gripe vivo fue observada en ratones envejecidos DHEA-tratados. Así, el tratamiento de DHEA superó el defecto relativo a la edad en la inmunidad de ratones viejos contra gripe.



Reemplazo de DHEA en hombres y mujeres del envejecimiento. Efectos correctores potenciales.

Ana N Y Acad Sci (ESTADOS UNIDOS) 29 de diciembre de 1995, 774 p128-42

DHEA en dosis apropiadas del reemplazo aparece tener efectos correctores en cuanto a su capacidad de inducir un factor de crecimiento anabólico, una fuerza muscular del aumento y una masa magra del cuerpo, de activar la función inmune, y de aumentar calidad de vida en hombres y mujeres del envejecimiento, sin efectos nocivos significativos. Otros estudios son necesarios confirmar y ampliar nuestros resultados actuales, particularmente las diferencias de género.



Modulación de Dehydroepiandrosterone de la citotoxicidad lipopolysaccharide-estimulada del monocito.

J Immunol (ESTADOS UNIDOS) 1 de enero de 1996, 156 (1) p328-35

Dehydroepiandrosterone (DHEA), el andrógeno predominante secretado por la corteza suprarrenal, se puede convertir a ambos andrógenos y estrógenos potentes. Además de su papel como precursor para otras hormonas esteroides, DHEA se ha propuesto para desempeñar un papel importante en inmunidad. Este estudio ha investigado la modulación de DHEA de la citotoxicidad LPS-inducida del monocito. Los marcadores de la citotoxicidad evaluados incluyen la matanza de la célula del tumor, la secreción IL-1, la liberación del oxígeno reactivo, la actividad de la ligasa del óxido nítrico según lo medido por la liberación de los intermedios reactivos del nitrógeno, la proteína de la superficie de la célula del complemento receptor-1, y la presencia intermedias de la proteína de la TNF-alfa. Los monocitos estimulados con concentraciones de los LPS de 1,0 micrograms/ml exhibieron a los marcadores citotóxicos antedichos, mientras que no lo hicieron los monocitos estimulados con DHEA solo o con los LPS en una concentración más baja de 0,2 ng/ml. Sin embargo, cuando estaba utilizado simultáneamente, DHEA y los LPS 0,2 ng/ml exhibieron un efecto sinérgico sobre la proteína de la citotoxicidad del monocito, y las variedades de células cacerígenas de la TNF-alfa, la secreción IL-1, el lanzamiento del nitrógeno reactivo, la proteína de la célula-superficie del complemento receptor-1, y la proteína intermedios de la TNF-alfa a los niveles comparables con los niveles obtuvieron usando LPS 1,0 microgram/ml. Finalmente, el análisis del diagrama de Scatchard demostró la presencia de un receptor de DHEA en monocitos, sugiriendo que los efectos de DHEA sobre monocitos LPS-estimulados están mediados con un proceso receptor-dependiente.



Dehydroepiandrosterone modula la producción espontánea e IL-6 estimulada el fibrinógeno de células humanas del hepatoma.

La microbiología Immunol del acta colgó (HUNGRÍA) 1995, 42 (2) p229-33

El papel de un andrógeno, dehydroepiandrosterone (DHEA) se ha estudiado en la producción constitutiva e IL-6 inducida el fibrinógeno de las células HepG-2. DHEA aumenta marcado la producción constitutiva el fibrinógeno de las células del hepatoma en una moda dependiente de la dosis. Opuesto, porque IL-6 indujo la producción el fibrinógeno, DHEA es fuertemente inhibitorio. La eficacia de DHEA en la producción constitutiva el fibrinógeno se refuerza más a fondo si las células del hepatoma se preincuban con un glucocorticosteroid, dexamethasone. Estos hallazgos demuestran que la interacción compleja entre la regulación del esteroide y cytokine-dirigida de la producción de proteínas agudas de la fase es coloreada más a fondo por la acción de andrógenos en sistemas inmunes y hormonales.



La administración del dehydroepiandrosterone invierte la supresión inmune inducida por el antígeno de la alta dosis en ratones.

Immunol invierte mayo de 1995 (de ESTADOS UNIDOS), 24 (4) p583-93

Varios factores incluyendo la concentración del antígeno, la ruta de la administración del antígeno, las hormonas y los cytokines han mostrado para afectar a las células de T para producir los modelos distintos de lymphokines cuáles ejercen funciones reguladoras y del determinante de la inmunorespuesta. En este estudio, preguntamos si la administración del dehydroepiandrosterone (DHEA) a los ratones cuáles tolerized por la alta dosis del antígeno podría modular funciones del linfocito T para restaurar la inmunorespuesta celular suprimida y para producir los lymphokines distintos. Una inyección intravenosa de la alta dosis de los glóbulos rojos de las ovejas indujo la supresión del tipo retrasado hipersensibilidad (DTH) y una sola inyección subcutánea de los ratones tolerantes con DHEA restauró la respuesta suprimida de DTH. Además, el tratamiento in vitro de las células del bazo de ratones tolerantes con DHEA suprimió la transferencia de la tolerancia a los beneficiarios ingenuos. Los linfocitos de los ratones tolerantes DHEA-tratados produjeron más IFN-gamma y menos IL-4 e IL-6 que las células de animales tolerantes sin el tratamiento de DHEA. Estos hallazgos indican que DHEA podría recuperar la supresión inmune antígeno-específica diferenciado afectando a las células de T para producir los lymphokines distintos.



Efectos del dehydroepiandrosterone en los ratones adultos immunosuppressed infectados con el parvum de Cryptosporidium.

J Parasitol (ESTADOS UNIDOS) junio de 1995, 81 (3) p429-33

Cryptosporidiosis es una enfermedad diarreica en los seres humanos y otros animales causados por el parásito coccidian, parvum de Cryptosporidium. Este estudio fue emprendido para determinar la eficacia del dehydroepiandrosterone (DHEA) en la reducción de infecciones del parvum de la C. en ratones adultos immunosuppressed de C57BL/6N y para identificar los efectos inmunomoduladores de DHEA que dan lugar a resistencia creciente al cryptosporidiosis. Los ratones de Dexamethasone-immunosuppressed fueron infectados fácilmente con el parvum de la C. que seguía la intubación orogástrica con 10(6) los oocysts/ratón. El tratamiento de DHEA de estos ratones redujo perceptiblemente (P < 0,01) vertimiento fecal del oocyst y colonización del parásito de los íleos. Los ratones de Immunosuppressed tratados con DHEA tenían células de T más esplénicas del total, las células de T de CD4+, y células de T de CD8+ que los ratones immunosuppressed que no fueron tratados, pero las diferencias no eran siempre significativas. Por otra parte, los ratones nonimmunosuppressed tratados con DHEA tenían significantly more (P < 0,05) células de T esplénicas del total, las células de T de CD4+, y células de B totales que los ratones nonimmunosuppressed que no recibieron DHEA. Del interés particular era (P < 0,05) el número perceptiblemente más grande de células de T de CD8+ en immunosuppressed, C. parvum-infectada, ratones DHEA-tratados comparados con los mismos ratones que no fueron tratados. la Para arriba-regulación del sistema inmune por DHEA exógeno puede ser útil en el tratamiento y el palliation del cryptosporidiosis.



Relación entre el dehydroepiandrosterone y el péptido gen-relacionado de la calcitonina en el timo del ratón.

J Physiol (ESTADOS UNIDOS) enero de 1995, 268 (1 pinta 1) pE168-73

Dehydroepiandrosterone (DHEA) y el péptido gen-relacionado de la calcitonina (CGRP) son las sustancias naturales que se divulgan para tener ambos que se oponen y efectos complementarios sobre funciones inmunes. En el estudio actual, intentamos determinar cómo puede ser que trabajen juntos para influenciar la proliferación mitógeno-estimulada de thymocytes. En la concanavilina A (ConA) - análisis inducidos de la proliferación del thymocyte, CGRP y DHEA cada proliferación inhibida. Cuando añadieron al antagonista CGRP- (8-37) de CGRP a los thymocytes Uno-estimulados estafa, la respuesta proliferativa era perceptiblemente mayor que la respuesta de ConA solamente a través de una gama de dosis de ConA. Por otra parte, CGRP- (8-37) bloqueó el efecto inhibitorio de DHEA. Individualmente, CGRP- (8-37), CGRP, DHEA, o su combinación no estimularon la proliferación del thymocyte en ausencia de ConA. CGRP afecta a la proliferación de las células de T de CD4+ y así puede ser un inhibidor endógeno regional de la proliferación de las células de T maduras virginales mientras que él permanece en el timo. Además, DHEA puede actuar vía CGRP endógeno en la población del linfocito T del timo CD4+.



Dehydroepiandrosterone funciona como más que un antiglucocorticoid en preservar immunocompetence después de lesión termal.

Endocrinología (ESTADOS UNIDOS) febrero de 1995, 136 (2) p393-401

Las inmunorespuestas celulares reducidas y la producción alterada del cytokine por las células de los ratones expuestos a lesión termal se minimizan si el dehydroepiandrosterone (DHEA) se administra después de herida por quemaduras experimental en ratones. Un análisis de las pruebas similares de la función inmune desarrolladas por los ratones dados el antiglucocorticoid, 17 beta-hydroxy-11 [4-dimethylaminophenyl] 17 alpha-propynyl-estra-4,5-diene-3-one beta (RU486), después de la quemadura reveladores ninguna diferencia en la función inmune entre los ratones de RU486-treated y el grupo no tratado de la quemadura. En los niveles de droga usados, DHEA y RU486 podían bloquear totalmente los efectos del tratamiento glucocorticoide sobre la función inmune en ratones, estableciendo una actividad directa del antiglucocorticoid de cada esteroide. Porque los cambios lesión-mediados termales en inmunidad se podrían superar por la administración de DHEA, pero no RU486, los datos sugieren que las elevaciones en la salida suprarrenal de glucocorticoids no sean responsables de las alteraciones en la función inmune después de lesión termal experimental de ratones. Los resultados de este estudio han proporcionado la penetración adicional en el mecanismo de la acción de DHEA en este modelo experimental. La capacidad de DHEA de preservar la función inmune en ratones seriamente termalmente heridos aparece extender más allá de una actividad del antiglucocorticoid.



Pregnenolone y el dehydroepiandrosterone como precursores del natural 7 hidroxilaron los metabilitos que aumentan la inmunorespuesta en ratones.

J esteroide bioquímica Mol Biol (INGLATERRA) julio de 1994, 50 (1-2) p91-100

Dehydroepiandrosterone (DHEA) y el pregnenolone (PREG) eran ambos metabolizados por los homogenados del cerebro, del bazo, del timo, de la piel perianal, de los tejidos ventrales de la piel, del intestino, de los dos puntos, del coecum y del músculo de ratones. El uso de los substratos 2H-labeled y de la técnica gemela del ion de la cromatología gaseosa-espectrometría de masa permitió la identificación de 7 alfa-hidroxis-DHEA y de 5 androstene-3 beta, beta-diol 17 como metabilitos de DHEA en los resúmenes de todos los tejidos. El grado del metabolismo de PREG era mucho más bajo que para DHEA con todos los tejidos pero las cantidades del producto principal de la transformación eran suficientes en cerebro, bazo y los resúmenes ventrales de la piel para la identificación con 7 alfa-hidroxis-PREG. Las soluciones del dimetilsolfóxido (DMSO) de DHEA, PREG y de sus 7 metabilitos hidroxilados fueron inyectadas en las diversos dosis e intervalos de tiempo antes de la administración subcutánea próxima de un antígeno de la lisozima. Las cantidades de anti-lisozima IgG fueron medidas en el suero de ratones tratados y comparadas con ésa de animales impostor-tratados. El aumento de la anti-lisozima IgG fue obtenido con DHEA y PREG (1 g/kg) cuando 2 inyectados h antes de la lisozima. Dosis mucho más bajas (160 veces menos) de 7 alfa-hidroxis-DHEA y - PREG también fueron encontrados para ser perceptiblemente activos cuando estaban administrados en el momento de la inyección de la lisozima. Una dosis más grande de 7 beta-hidroxis-DHEA (50 mg/kg) era necesaria para un efecto similar. Estos resultados sugieren que en los tejidos donde ocurre la inmunorespuesta, los 7 metabilitos hidroxis local-producidos de PREG y DHEA están implicados en un proceso que pueda participar en la regulación fisiológica de la inmunorespuesta del cuerpo.



Potenciación in vitro de la activación del linfocito por dehydroepiandrosterone, androstenediol, y androstenetriol.

J Immunol (ESTADOS UNIDOS) 15 de agosto de 1994, 153 (4) p1544-52

Dehydroepiandrosterone (5-androstene-3 beta-ol-17-one, DHEA) se ha mostrado para proteger ratones contra infecciones virales y bacterianas mortales. Sin embargo, recientemente, el androstenediol (beta-diol de 5-androstene-3 beta-17, AED) y el androstenetriol (beta-triol de 5-androstene-3 beta-7, AET), metabilitos de DHEA, tienen cada uno mostrada para ser reguladores endocrinos más potentes de la inmunorespuesta. En contraste con glucocorticosteroids, in vivo, estas hormonas esteroides para arriba-regularon la inmunorespuesta celular del anfitrión a la patología virus-mediada límite. Estos experimentos primero examinaron las influencias ines vitro de DHEA, y AED, o AET en la activación mitógeno-estimulada de linfocitos murine. De fisiológico a las dosis farmacológicas, DHEA suprimió la proliferación de las culturas mezcladas del splenocyte activadas con la estafa A o los LPS por 20 al 70% mientras que el AED tenía poca influencia en la respuesta. En contraste agudo, AET reforzó la respuesta con ambos mitógenos a 50 al 70% sobre control. Análoga a estas observaciones era la regulación de IL-2 y la secreción IL-3 de la estafa Uno-activó linfocitos por cada uno de estas hormonas que era otra vez deprimido analizada. Los efectos represivos de la hidrocortisona sobre la proliferación del linfocito y la producción Uno-inducidas estafa del cytokine fueron contrarrestados fuertemente por coculture con AET. DHEA no contrarrestó actividad de la hidrocortisona mientras que función moderada mostrada AED del antiglucocorticoid.



Senectud inmune y esteroides suprarrenales: dysregulation inmune y la acción del dehydroepiandrosterone (DHEA) en animales viejos.

EUR J Clin Pharmacol (ALEMANIA) 1993, 45 Suppl 1 pS21-3; discusión S43-4

La senectud inmune es caracterizada por el dysregulation del sistema inmune. El desorden ocurre durante edad avanzada y es manifestado por una producción creciente de autoanticuerpos y una producción disminuida de anticuerpos a la mayoría de los antígenos extranjeros. Estos eventos parecen reflejar un ratio alterado de actividad entre los subconjuntos del linfocito B del CD5+ y de CD5-. Asimismo, hay dysregulation de la producción del cytokine con una producción creciente de IL-4, de IL-5 y de IL-6 asociados a una producción disminuida de IL-2. Esto aparece reflejar un ratio alterado de actividad entre los subconjuntos de la célula Th1 y Th2. Dehydroepiandrosterone (DHEA) es uno de los tres esteroides suprarrenales principales; su concentración del suero disminuye con edad. Los resultados recientes sugieren esa cultura in vitro de linfocitos, de donantes envejecidos, con DHEA o in vivo el tratamiento de ratones viejos con resultados del sulfato del DHA en el aumento de la respuesta del anticuerpo a los antígenos extranjeros y una revocación en la producción dysregulated del cytokine por las células de T. Así, una disminución en uno de los tres esteroides suprarrenales principales se asocia a los cambios edad-asociados en el sistema inmune. Algunos de estos cambios se pueden invertir por la exposición a DHEA. (11 Refs.)



Efectos del dehydroepiandrosterone en las ratas immunosuppressed infectadas con el parvum de Cryptosporidium.

J Parasitol (ESTADOS UNIDOS) junio de 1993, 79 (3) p364-70

El parvum de Cryptosporidium es un parásito coccidian que causa enfermedad diarreica en animales y seres humanos. Las infecciones cryptosporidial severas fueron observadas en las ratas adultas jovenes immunosuppressed con el dexamethasone del glucocorticosteroid (DEX). Las respuestas del linfocito B y del linfocito T a los mitógenos lipopolysaccharide y la concanavilina A, respectivamente, fueron presionadas en las ratas DEX-tratadas. Además, el tratamiento de DEX suprimió los niveles de IgG del suero, la producción in vitro de IgG, y actividades de la célula de asesino natural. Los resultados anteriores han mostrado que las ratas de DEX-immunosuppressed trataron con reducciones significativas del objeto expuesto del dehydroepiandrosterone (DHEA) en cryptosporidiosis según lo determinado supervisando el oocyst que vertía en la colonización de las heces y del parásito del intestino delgado. Los resultados de este estudio indicaron que las respuestas del b y del linfocito T a sus mitógenos respectivos, niveles de IgG del suero, y producción in vitro de IgG eran mayores en ratas immunosuppressed DHEA-tratadas que en las ratas no tratadas de DEX-immunosuppressed infectadas con parvum de la C. Los resultados similares fueron demostrados adentro DHEA-trataron contra las ratas normales del control infectadas con parvum de la C. Estos resultados sugieren que los efectos de DHEA en la reducción de cryptosporidiosis sean el resultado de una potenciación del sistema inmune en las ratas immunosuppressed.



Dehydroepiandrosterone protege los ratones inoculados con el virus del Nilo del oeste y expuestos a la tensión fría.

J Med Virol (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1992, 38 (3) p159-66

El efecto protector del tratamiento previo con el dehydroepiandrosterone (DHEA) sobre encefalitis viral tensión-aumentada fue estudiado en los ratones expuestos a frío después de la inoculación con el virus del Nilo del oeste (WNV). La exposición de ratones WNV-inoculados de C de la agua (1 +/- 0,5 a los grados fríos, a 5 minutos/día por 8 días) dio lugar a una tasa de mortalidad del 83% con respecto al 50% en ratones sin acentuar (p < 0,05). El efecto de la tensión fría era más pronunciado cuando los ratones fueron inoculados con WN-25, una variante neurovirulent no invasor de WNV. Los ratones infectados con WN-25 no mostraron ninguna mortalidad, mientras que el frío subrayó los ratones inoculados con el mismo virus tenía una tasa de mortalidad del 67% (p < 0,05). La administración de DHEA (inyecciones seriales de 10-20 mg/kg con o sin una dosis de ataque de 1 gm/kg) dio lugar a una reducción significativa en la tasa de mortalidad de ratones subrayados inoculados con cualquier virus (p < 0,05). Los niveles del virus en la sangre y el cerebro de los ratones DHEA-tratados, eran perceptiblemente más bajos que en los grupos de control. DHEA también previno la involución de órganos linfoides en ratones subrayados. El actual estudio proporciona pruebas directas de los efectos protectores de DHEA como agente “antiesfuerzo”. Su capacidad de prevenir la mortalidad asociada a WNV o a WN-25, y la involución de los órganos linfoides causados por la immunosupresión tensión-inducida, apoya la noción que su actividad está basada en la modulación de la respuesta del anfitrión.



La relación del suero DHEA-S y del cortisol nivela a las medidas de la función inmune en enfermedad virus-relacionada de la inmunodeficiencia humana.

J Med Sci (ESTADOS UNIDOS) febrero de 1993, 305 (2) p79-83

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es una causa importante del immunoincompetence. Si el virus, sí mismo, explica todo el sigue habiendo la deficiencia en la pregunta. Los esteroides pueden también influenciar la función inmune; immunoincompetence de la causa de los glucocorticoids mientras que el dehydroepiandrosterone (DHEA) aumenta la función inmune. Los cambios en los niveles de tales hormonas durante el curso de la enfermedad del VIH pudieron dar lugar a cambios significativos en capacidad inmune. El propósito de este estudio es investigar si el dehydroepiandrosterone-sulfato (DHEA-S) o los niveles del cortisol correlacionan con los niveles absolutos del linfocito CD4. El plasma para el cortisol y DHEA-S fue extraída a partir de 98 adultos con el VIH. De éstos, 67 tenían niveles simultáneos CD4. Los niveles del cortisol eran 12,4 +/- 4,6 micrograms/dl, micrograms/dl de DHEA-S 262 +/- 142, y los niveles CD4 eran 308 +/- 217/mm3 (medio +/- SD). El análisis correlacional reveló una relación significativa entre los niveles DHEA-S y CD4 (r = 0,30; p = 0,01) pero no entre los niveles CD4 y el cortisol (r = 0,11; p = 0,36) o ratios de cortisol/DHEA-S (r = 0,17; p = 0,16). Cuando eran analizadas por los subgrupos clínicos, las diferencias significativas también fueron encontradas con una disminución de los niveles de DHEA-S considerados en personas con una enfermedad más avanzada. Los datos exhiben una relación positiva entre la situación inmune de pacientes con enfermedad VIH-relacionada y DHEA, llevando a la hipótesis que la deficiencia de DHEA puede empeorar la situación inmune.



Movilización de la inmunidad cutánea para la protección sistémica contra infecciones.

Ana N Y Acad Sci (ESTADOS UNIDOS) 15 de abril de 1992, 650 p363-6

Este laboratorio divulgó que una sola inyección subcutánea (SC) del dehydroepiandrosterone natural de la hormona esteroide (DHEA) dio lugar a la protección significativa contra un tipo mortal del virus de herpes - encefalitis 2 o una infección sistémica del coxsackievirus B4. Nuestros resultados anteriores han mostrado que la inyección del SC de DHEA dio lugar al upregulation de la inmunorespuesta del anfitrión específico dando por resultado la protección contra una infección mortal. Esta hormona no tenía ningunos los efectos antivirus directos in vitro. Además, los resultados indican que, in vivo, DHEA no es el agente que media directamente el upregulation de la inmunorespuesta. En la piel, DHEA se convierte al androstenediol (AED) y, a su vez, se convierte al androstenetriol; éste es un proceso metabólico que aparece único a la piel. Este informe demuestra esa inyección del SC de los resultados del AED en resistencia marcado mayor contra la infección viral y bacteriana. DHEA y los AED aparecen funcionar facilitando y upregulating inmunorespuestas del anfitrión vía la movilización de la inmunidad cutánea para obtener la protección sistémica contra infecciones. Porque estos esteroides son nativos al anfitrión y son regulados por el sistema nervioso central, se sugiere que pueden ser un elemento integral del neuroimmunomodulation.



reducción Dehydroepiandrosterone-inducida de las infecciones del parvum de Cryptosporidium en hámsteres de oro sirios envejecidos.

J Parasitol (ESTADOS UNIDOS) junio de 1992, 78 (3) p554-7

Cryptosporidiosis, un desorden parásito causado por el parvum de Cryptosporidium, es con frecuencia el fulminar y una enfermedad peligrosa para la vida en anfitriones immunocompromised. La situación inmune del anfitrión desempeña un papel crítico en la determinación de la longitud y de la severidad de la enfermedad. Dehydroepiandrosterone (DHEA) es un immunomodulator que se ha demostrado a los parámetros inmunes del upregulate. Diez envejecieron (20-24 MES) hámsteres de oro sirios fueron tratados con DHEA por 7 días antes de la inoculación intragástrica con 1 x 10(6) los oocysts del parvum de la C. Los 10 hámsteres envejecidos adicionales fueron infectados semejantemente pero conservaron como controles no tratados. Los hámsteres no tratados presentaron con infecciones generalizadas según lo determinado por el oocyst que vertía en la colonización de las heces y del parásito del intestino delgado. Los hámsteres trataron con DHEA exhibieron una reducción significativa en la infección cryptosporidial cuando estaban comparados a los hámsteres no tratados. Estos resultados sugieren que DHEA pueda ser un agente profiláctico eficaz para el cryptosporidiosis en pacientes immunocompromised.



Dehydroepiandrosterone aumenta la producción IL2 y la función citotóxica del determinante de las células de T humanas.

Clin Immunol Immunopathol (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1991, 61 (2 pintas 1) p202-11

Dehydroepiandrosterone (DHEA) es la hormona esteroide suprarrenal más abundante de seres humanos. Aunque sea establecido que DHEA sirve como intermedio en síntesis esteroide del sexo, los estudios recientes en ratones sugieren que DHEA pueda también ser un regulador fisiológico de la secreción IL2. Para explorar el efecto de DHEA sobre el sistema inmune humano, los linfocitos de T de adultos sanos fueron expuestos a DHEA seguido por el estímulo con los mitógenos o el antígeno. Sobre la activación con una variedad de estímulos, las células de T pretratadas con 10 (- 8) a 10 (- 11) M DHEA produjeron cantidades perceptiblemente mayores de IL2 y mediaron una citotoxicidad más potente que las células de T activadas en ausencia de esta hormona esteroide. El efecto máximo de DHEA fue observado en 10 (- 9) M, la concentración de hormona presente en la sangre de adultos normales. En contraste con su efecto sobre las células de T murine, el IL2 que aumentaba el efecto de DHEA sobre linfocitos humanos fue limitado a las células de T frescas de CD4+ y a las copias de CD4+; ni las células frescas de CD8+ ni las copias de CD8+ fueron afectadas directamente por el tratamiento de DHEA, aunque las células de CD8+ estimuladas en presencia de las células de CD4+ y DHEA demostrado aumentaran citotoxicidad. El efecto de aumento de DHEA también fue detectado en el nivel de IL2 mRNA, sugiriendo que DHEA puede actuar como reforzador transcriptivo del gen IL2 en células de T de CD4+. Estos resultados corroboran y amplían estudios anteriores en ratones y sugieren un papel fisiológico de DHEA en la regulación de la inmunorespuesta humana.



Protección contra la involución tímica inducida glucocorticoide por dehydroepiandrosterone.

Vida Sci (INGLATERRA) 1990, 46 (22) p1627-31

Dehydroepiandrosterone (DHEA), el esteroide suprarrenal humano lo más abundante posible secretado, no tiene ninguna función específica sabida. A pesar de este hecho hay una abundancia de datos que asocian DHEA a “salud” en hombre y animales de experimento. La investigación en nuestro laboratorio ha demostrado las pruebas de una interacción antagónica entre DHEA y los glucocorticoids (CROMATOGRAFÍA GASEOSA) en tejido adiposo del hígado y del marrón. Presumimos que DHEA también puso efectos en contra de la CROMATOGRAFÍA GASEOSA sobre el sistema inmune y que este “efecto protector inmune” pudo explicar los efectos positivos difusos de DHEA divulgó en la literatura. Los efectos de la CROMATOGRAFÍA GASEOSA sobre el sistema inmune incluyen la involución del timo cuando están dados en animales in vivo y la muerte de linfocitos tímicos in vivo con la exposición a estos esteroides. Presumimos que DHEA bloquearía esta destrucción mediada CROMATOGRAFÍA GASEOSA del thymocyte in vivo y in vitro. El tratamiento previo con DHEA por tres días bloqueó el aproximadamente 50% de la involución tímica considerada con dexamethasone. Los resultados de experimentos ines vitro confirmaron efectos protectores de DHEA en animales pretratados. (menos el de 50% de la muerte celular en linfocitos de los ratones pretratados comparados con los linfocitos de ratones del control.) Concluimos de estos estudios que DHEA protege contra por lo menos un efecto anti-inmune de la CROMATOGRAFÍA GASEOSA, lisis tímica del linfocito.



Regulación de la producción murine del lymphokine in vivo. II. Dehydroepiandrosterone es un reforzador natural de la síntesis del interleukin 2 al lado de las células de T del ayudante.

EUR J Immunol (ALEMANIA, DEL OESTE) abril de 1990, 20 (4) p793-802

Dehydroepiandrosterone (DHEA) es una hormona esteroide suprarrenal producida en abundancia por los seres humanos y la mayoría de los otros animales de sangre caliente, se sulfata únicamente (DHEAS) antes de la exportación en el plasma, y de objetos expuestos una disminución relativa a la edad en la producción con edad progresiva. Las funciones fisiológicas no importantes se han atribuido a la actividad de este esteroide, aunque DHEA se sepa para servir como intermediario en síntesis del esteroide del sexo. Los estudios en los efectos de los glucocorticoids (GCS) sobre el sistema inmune nos llevaron a preguntar si DHEA tenía efectos sobre la capacidad de linfocitos activados de producir el interleukin 2 (IL 2). Determinamos que (a) los linfocitos DHEA- o de ratones DHEAS-tratados produjeron constantemente niveles mucho mayores de IL 2 que normals en respuesta al estímulo, (b) exposición directa del linfocito a DHEA en las dosis bajas (10 (- 10) - 10 (- 7) M) causaron una capacidad aumentada de secretar la activación de siguiente de IL 2, (c) la producción de IL 2 por variedades de células reproducidas activadas de T se podría aumentar por el tratamiento de DHEA, y (d) las depresiones GCS-inducidas en síntesis de IL 2 por las células de T o las copias del linfocito T se podrían superar in vitro y in vivo por la exposición a los efectos de DHEA. Estos hallazgos sugieren que DHEA, probablemente a través de los mecanismos receptor-mediados similares a otros tipos de hormonas esteroides, pueda representar un regulador natural e importante de la producción de IL 2 en condiciones normales y patológicas.



Protección contra infecciones virales mortales agudas con el dehydroepiandrosterone esteroide nativo (DHEA).

J Med Virol (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1988, 26 (3) p301-14

Un efecto protector significativo de un esteroide suprarrenal nativo, dehydroepiandrosterone (DHEA), fue demostrado en estudios de dos modelos mortales de la infección viral en ratones: el coxsackievirus sistémico B4 y el herpes simple mecanografían - a 2 encefalitis. El esteroide era activo por el largo plazo que alimentaba o por una sola inyección subcutánea. Un esteroide estrechamente vinculado, etiocholanolone, no era protector en estos modelos. El análisis histopatológico, leucocito cuenta, y los números de anticuerpo del bazo que forman las células en el modelo del coxsackievirus B4 sugieren que DHEA funciona manteniendo o reforzando la capacidad inmune de los ratones presionados de otra manera por la infección viral. DHEA no era eficaz en ratones genético inmunodeficientes de HRS/J hr/hr y no demostró actividad antivirus in vitro. Mientras que la base molecular para el efecto de DHEA sobre el sistema inmune no se sabe, los estudios por otros sugieren que pueda contrarrestar los efectos inmunosupresivos relacionados tensión de los glucocorticoids estimulados por la infección viral. Porque DHEA es un esteroide nativo que se ha utilizado clínico con efectos secundarios mínimos, la utilidad de DHEA en la modulación terapéutica de infecciones virales agudas y crónicas incluyendo el síndrome inmune adquirido de la deficiencia merece estudio intensivo.



La reducción de la toma de comida y las alteraciones inmunológicas en ratones alimentaron dehydroepiandrosterone.

Exp Gerontol (INGLATERRA) 1984, 19 (5) p297-304

Una dieta que contenía 0,4% DHEA fue alimentada a los ratones machos de una tensión duradera a partir de 3 semanas hasta 18 semanas de la edad. Estos ratones fueron comparados con otros alimentaron una dieta del control ad libitum y con los ratones par-alimentaron la dieta del control en las cantidades que aproximaban la toma del grupo DHEA-alimentado. Los ratones alimentaron la dieta de DHEA no podida para comer toda la comida presentada a ellos mientras que los ratones par-alimentados comieron toda su comida. Todos los ratones fueron estudiados en 18 semanas de la edad para dos parámetros inmunes edad-sensibles (proliferación del linfocito del bazo inducida por los mitógenos del linfocito T [PHA o ConA] y la lisis de la célula de asesino natural de un tumor allogeneic). Alimentación de DHEA llevada a: 1) una disminución de la toma de comida (el aproximadamente 30% menos que para los ratones alimentaron la dieta del control ad libitum), 2) al peso corporal de parte inferior del cuerpo en 18 semanas de la edad (el aproximadamente 40% más bajo que para ad libitum los controles) de debido a una disminución del peso corporal ganado a partir 3 semanas a 18 semanas de la edad (el aproximadamente 55% más bajo que controles), 3) un peso más bajo del bazo (el aproximadamente 30% más bajo que controles) pero sin números más bajos de células nucleated por bazo, 4) un aumento en la proliferación PHA-inducida por los linfocitos del bazo (el aproximadamente 100% más alto que para los controles) y, 5) ninguna influencia en actividad esplénica de la célula de asesino natural. La inhibición del aumento del peso corporal para los ratones alimentó DHEA aparecía debido a una reducción en toma de comida y a un efecto metabólico puesto que los ratones que comían DHEA ganaron menos peso corporal por el gramo de comida comido que hizo los ratones en cualquier grupo que comía la dieta del control.



La inducción esteroide de la gonadotropina se afloja en la rata no madura. I. Efectos del oscurecimiento de andrógenos.

Endocrinología (ESTADOS UNIDOS) noviembre de 1978, 103 (5) p1822-8

Las ratas femeninas sexual no maduras fueron preparadas con benzoato del estradiol en el día 23 o las inyecciones diarias dadas de diversos andrógenos el los días 23--25. El plasma para las determinaciones de la LH y de FSH fue recogida el día 26, 5 h después de una inyección de la progesterona. Las oleadas masivas de la gonadotropina fueron encontradas después de preparar con benzoato del estradiol o tratamiento con el dehydroepiandrosterone (DHEA), androstenediona del delta 4, y testosterona, pero no con el anillo Uno-redujeron la alfa 5 alfas-dihydrotestosterone, 5 alpha-androstane-3 de los andrógenos (, el beta-diol 17, sus 3 beta-epimer, y androsterone) o el 11 beta-hidroxis nonaromatizable y 11 ketoderivatives de la androstenediona del delta 4. Las ratas que llevan DHEA-conteniendo el silastic implantan oleadas también producidas de la LH en respuesta a la progesterona. Una sola inyección de las oleadas suprimidas antisuero de una gonadotropina del antiestrogen en las ratas preparadas con benzoato del estradiol o DHEA y grandemente reducidas la hipertrofia uterina de acompañamiento. DHEA y la androstenediona del delta 4 eran apenas uterotrophic en ratas ovariectomized pero oleadas progesterona-inducidas continuas de la gonadotropina. Los resultados indican que ciertos (suprarrenal?) andrógenos pueden inducir la maduración del sistema esteroide-sensible de la oleada vía la aromatización extragonadal, mientras que su efecto uterotrophic es mediado en gran parte por los ovarios. La conversión creciente coordinada de andrógenos en los sitios centrales y periféricos puede ser de importancia fisiológica para accionar de la pubertad.