Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension





LE Magazine octubre de 1999


Noticia de portada
 



 

Osteoartritis
Y artritis reumatoide


             

Hay muchos estudios que confirman el efecto y la seguridad excelentes del sulfato de la glucosamina. En un estudio bien diseñado de 178 pacientes que sufrían de la osteoartritis de la rodilla (Qiu GX y otros, 1998), trataron a un grupo por 4 semanas con el magnesio 1500 del sulfato de la glucosamina diariamente y el otro grupo con ibuprofen en el magnesio 1200 por día. La glucosamina alivió los síntomas tan con eficacia como ibuprofen, y era perceptiblemente mejor tolerada que ibuprofen. La seguridad y la tolerabilidad de la glucosamina se pueden explicar fácilmente por el hecho de que es una sustancia fisiológica usada normalmente por el cuerpo.

Como con la mayoría de los remedios naturales el efecto terapéutico de la glucosamina no viene inmediatamente, y tarda generalmente algunas semanas para aparecer (1-8 semanas). Una vez que está alcanzado, tiende a persistir por un tiempo notable incluso después la discontinuación del tratamiento.

Una junta sana
Para entender los procesos patológicos en la junta, necesitamos hechar una ojeada la junta sana normal. Las juntas son ligadas por una cápsula común y diseñadas para permitir el movimiento liso entre los huesos adyacentes. En el tipo de junta afectado comúnmente por enfermedades artríticas, las juntas altamente movibles, encontramos los extremos del hueso cubiertos por el cartílago articular y el espacio común incluido por una membrana sinovial. Esta membrana fina secreta el líquido sinovial que lubrica el espacio entre los huesos de junta-formación cartílago-cubiertos. El cartílago no contiene ningunos vasos sanguíneos o nervio y recibe sus alimentos por la difusión del líquido sinovial y del hueso.

La función común depende de la salud del cartílago en la junta. El cartílago es una sustancia tipo gel que actúa como amortiguador de choque, esencial para el movimiento liso y fácil en la junta. El cartílago consigue su elasticidad de fibras del colágeno y su esponja-como calidad del agua, sostenida por una estructura de las moléculas grandes llamadas los proteoglycans. El colágeno y los proteoglycans son producidos por las células especiales, llamadas los chondrocytes, en el cartílago. Las juntas pueden soportar la presión enorme lentamente lanzando el agua del cartílago.

Pues envejecemos la capacidad de restaurar y de mantener una estructura normal del cartílago comienza a disminuir. La actividad de los zymes importantes de la reparación se reduce, el contenido en agua disminuido, y las juntas se convierten en un daño más propenso. Pero el mecanismo patológico completo para el desarrollo de la artritis todavía no se sabe.

Sulfato de la condroitina
El sulfato de la condroitina es un componente importante del cartílago. Es una molécula muy grande, integrada por repitió su del sulfato de la glucosamina. Como la glucosamina, el sulfato de la condroitina atrae el agua en la matriz del cartílago y estimula la producción de cartílago. Asimismo tiene la capacidad de prevenir las enzimas del cartílago de disolución. Aunque la absorción del sulfato de la condroitina sea mucho más baja que la de la glucosamina (10-15% contra 90-98%), algunos estudios recientes han mostrado resultados muy buenos del tratamiento a largo plazo con el sulfato de la condroitina, reduciendo dolor y aumentando la gama de movimiento.

- Un estudio clínico largo, de doble anonimato anual incluyendo 42 pacientes con osteoartritis mostró que el sulfato de la condroitina fue tolerado bien y dolor perceptiblemente reducido y aumentó movilidad común. Dieron los pacientes el sulfato de la condroitina del magnesio 800 por el día o el placebo (Uebelhart D y otros, 1998).

- En otros pacientes del estudio de doble anonimato 119 con osteoartritis de la finger-junta fueron seguidos por 3 años. La dosificación de la condroitina era el magnesio 400 tres veces diarias. Las radiografías de las juntas del finger fueron realizadas al principio y en los intervalos anuales. El número de pacientes que desarrollaron la progresión de la enfermedad estaba perceptiblemente menos en el grupo tratado con el sulfato de la condroitina (Verbruggen G y otros, 1998).

- La mejora en tiempo que caminaba fue estudiada en 80 pacientes con osteoartritis en la rodilla. En este estudio de doble anonimato el período del tratamiento era 6 meses y el magnesio de la dosificación 400 del sulfato de la condroitina dos veces al día. La época mínima de realizar un paseo de 20 metros mostró una reducción constante del tiempo solamente en el grupo de la condroitina. Un consumo más bajo de drogas de la dolor-matanza y de tolerabilidad excelente también fue observado (Bucsi y otros, 1998).

La glucosamina solamente o conjuntamente con el sulfato de la condroitina cada vez más se está reconociendo como el tratamiento de la opción para la osteoartritis incluso en los Estados Unidos. Su capacidad de reparar y de mejorar realmente la función común además de proporcionar alivio del dolor le da una ventaja significativa comparada al tratamiento convencional.

Corteza del sauce
El ácido salicílico, la base de aspirin, primero fue preparado de corteza del sauce por un químico italiano en 1838. El nombre del compuesto se deriva del Salix, el nombre latino para el género del sauce. Aspirin, o el ácido acetilsalicílico, es una forma sintética de ácido salicílico. La corteza del sauce es rica en salicin y los salicilatos relacionados que metabolicen en el ácido salicílico. Muchas plantas, tales como meadowsweet y wintergreen, también contienen estos compuestos. Tienen una larga tradición del uso en Europa, y lejos menos efectos secundarios que aspirin.

Mientras que aspirin/salicin se ha mostrado para tener un efecto de baja sobre algunos de los factores favorable-inflamatorios, puede también aumentar el ukotriene LTB4, que es una inflamación importante que promueve al mediador. Un estudio interesante (Engstrom K y otros, 1997) comparó el efecto sobre sustancias favorable-inflamatorias de aspirin solamente con una combinación de bajo-dosis aspirin y de aceite de pescado. Los resultados mostraron que la combinación de aceite de pescado y de bajo-dosis aspirin tiene significantly more efectos favorables sobre el modelo de favorable-y los factores antiinflamatorios que aspirin solamente. LTB4 aumentó el 19% cuando aspirin fue tomado en sí mismo, pero disminuyó el 69% después de la toma de aspirin y del aceite de pescado junto.

Tratamiento médico actual
El tratamiento convencional básico para la osteoartritis y la artritis reumatoide consiste en NSAIDs incluyendo aspirin. Incluso drogas más fuertes tales como corticosteroides, sales del oro y methotrexate se prescriben a menudo para el RA en una tentativa agresiva de parar el desarrollo de la enfermedad. Estas drogas todas se dirigen a aliviar dolor y a reducir la inflamación. Pueden a veces ser eficaces, pero más a menudo, sin embargo, prueban muchos de las épocas intolerables insatisfactorios y debido a la toxicidad. Aspirin, por ejemplo, que es el más de uso general, es muy eficaz, pero él causa a menudo la irritación gástrica y el zumbido (que suenan en los oídos) con las altas dosificaciones necesarias. El otro NSAIDs puede ser haber tolerado algo mejor sino tener un riesgo incluso mayor para los efectos secundarios serios, que limita su uso. Estos tratamientos son solamente sintomáticos, porque no actúan en las causas de la artritis y no paran la progresión de la enfermedad. De hecho, el contrario ha demostrado ser verdad. Se ha demostrado en muchos estudios que NSAIDs tiene un efecto inhibitorio sobre la reparación del cartílago y acelera realmente la destrucción del cartílago (arroyos P.M. y otros, 1982; Escudo MJ, 1993; Newman nanómetro y otros, 1985; Solomon L, 1973; Ronningen H y otros, 1979). ¿Cómo puede ser que ayuda de NSAIDs y destruye al mismo tiempo?

NSAIDs ejerce sus efectos analgésicos y antiinflamatorios con la inhibición del cyclooxygenase de la enzima ($COX). El descubrimiento (Needleman P y otros, 1979) que existen dos formas de $COX, COX-1 y COX-2, ha aclarado la naturaleza dual de NSAIDs. Mientras que alivian dolor y la inflamación a través del bloqueo COX-2, también bloquean, vía COX-1, la biotransformación del ácido araquidónico a las sustancias que realizan diversas funciones fisiológicas (de equilibrio) homeostáticas, uno de los cuales son proteger la mucosa gastrointestinal y limitar salida ácida gástrica. Mientras que NSAIDs inhibe síntesis de la prostaglandina y del leukotriene a través del bloqueo COX-2, no pueden influenciar la activación de TNF-a y de IL-1b de las enzimas de destrucción del cartílago.

Con esto la comprensión aumentada de los mecanismos subyacentes para el tratamiento médico actual, investigadores ahora está buscando los nuevos compuestos que aliviarán dolor y la inflamación y aumentan el proceso de la reparación en las juntas, sin la inhibición de funciones fisiológicas importantes. Un COX-2 - el inhibidor específico ha salido recientemente en el mercado farmacéutico y otros productos están en curso.

Aceite de pescado
Se establece que los ácidos grasos dietéticos determinan la composición de lípidos en las membranas celulares, que influencia la producción de prostaglandinas y de leukotrienes que regulen la inflamación, un hecho que ha dado lugar a interés en el potencial de estas sustancias dietéticas.

Omega-3-oils, tales como aceite de pescado (EPA y DHA) y aceite de la semilla de lino, tienen la capacidad de suprimir la producción de mediadores inflamatorios y de tal modo de influenciar el curso de enfermedades inflamatorias crónicas tales como RA. (Kremer JM y otros 1985 y 1992).

Aceite de pescado Una nueva preparación entérico-revestida del aceite de pescado fue utilizada en un estudio anual, de doble anonimato de 78 pacientes con el síndrome del intestino irritable. La tarifa de absorción y la tolerabilidad eran altas con esta preparación, y después de un año el 59% del grupo del aceite de pescado permanecían en la remisión comparada hasta el 36% en el grupo del placebo, indicando un efecto antiinflamatorio significativo (Belluzzi A y otros, 1996)

En estudios recientes, los aceites dietéticos omega-3 han mostrado un efecto represivo sobre la producción de los cytokines IL-1b y TNF-a, que estimulan la producción de la colagenasa y de las prostaglandinas favorable-inflamatorias (PGE2) (James MJ y otros, 1997; Caugey GE y otros, 1996). Cuando la suplementación del aceite de pescado fue dada a los pacientes de la artritis reumatoide, los niveles del ácido araquidónico fueron reducidos por el 33% comparado al presupplement los valores (Sperling RI y otros, 1987), sugiriendo que el aumento de los aceites dietéticos omega-3 puede ser complementario en tratar artritis reumatoide.

Un gran número de publicaciones de todo el mundo han confirmado la utilidad de la suplementación dietética con los aceites omega-3 en el alivio de juntas blandas y de tiesura de la mañana en pacientes con RA, eliminando en algunos casos la necesidad de la medicación de NSAID (Kremer JM y otros, 1995). Skoldstam y otros (1992) y Lau y otros (1993) encontraron que los pacientes que consumían el aceite de pescado podían reducir perceptiblemente su dosis de NSAID comparada con un grupo de control.

De 12 publicó de doble anonimato y los estudios placebo-controlados con una duración de 12-52 semanas, dulzura común disminuida eran el resultado favorable más común divulgado. La suplementación del aceite de pescado disminuyó perceptiblemente el uso de NSAIDs en los tres estudios en los cuales NSAIDs fue utilizado. A diferencia de uso de NSAID, el consumo del aceite de pescado no se asocia a toxicidad gastrointestinal. Los resultados de los estudios sugieren que la dosis efectiva del aceite de pescado sea aproximadamente 3-6 gramos por día. Dosificaciones más altas no dieron mejores resultados. Hay las indicaciones que la combinación de EPA y de DHA, pues se encuentra en aceite de pescado, tiene un efecto sinérgico (Robinson dr y otros, 1989).

Un estudio de James que el MJ y otros (1997) acentúa el potencial para la eficacia creciente de drogas antiinflamatorias, al usar omega-3 engrasa en la dieta. Fue observado que las dietas ricas en los aceites omega-3 y bajo en las grasas omega-6 tenían un efecto escasamente de la droga con efectos secundarios disminuidos. La toxicidad de la droga se estima para contribuir el 60% del coste total de tratar a pacientes del RA en los Estados Unidos (Prashker MJ y otros, 1995). El uso de omega3-oils en la dieta aparecería ofrecer una manera simple, segura y barata de reducir toxicidad y efectos secundarios de medicaciones del RA.

Daño oxidativo
La comida no se acepta convencionalmente como influyente en el curso de enfermedades inflamatorias o degenerativas (en contraste con la diabetes y la enfermedad cardíaca vascular).

Sabemos, sin embargo, que el daño de la tensión oxidativa o del radical libre es un factor de importancia en el desarrollo de la osteoartritis, apenas pues es una causa importante de la mayoría de las enfermedades así como del envejecimiento degenerativos crónicos. Hay también prueba evidente que el daño oxidativo ocurre en pacientes del RA. La oxidación creciente de lípidos (peroxidación) así como de agotamiento del ascorbato en suero y líquido sinovial se ha observado. Las altas dosis de la vitamina E, que es un antioxidante potente, se divulgan para disminuir dolor. Más importante, la alfa del factor de necrosis de tumor (TNF-a), que desempeña un papel dominante en RA, es bien sabido causar la tensión oxidativa.

Para contrarrestar daño del radical libre, los antioxidantes son necesarios. Los ricos de una dieta en verduras y frutas son probables añadir los antioxidantes importantes al cuerpo. Éste puede siempre no ser bastante, sin embargo. Los suplementos de la vitamina C y de la vitamina E se han estudiado y encontraron para ser importantes en el tratamiento de la osteoartritis. La toma deficiente de la vitamina C, que es común con las personas mayores, empeora la síntesis del colágeno, la proteína principal del cartílago (Bates CJ, 1977). Los estudios en la vitamina E han mostrado su capacidad de estimular la producción de componentes del cartílago, tales como glycosaminoglycans, así como de inhibir la avería del cartílago.

La comida sana y un mínimo de toxinas pueden ser más importantes para nuestra salud que queremos creer. El cuerpo se esfuerza curarse, si es un finger del corte, un frío o una junta dañada o inflamada. Tiene sentido de encontrar maneras de apoyar el cuerpo con las sustancias naturales que el cuerpo puede utilizar en el proceso curativo.

La investigación reciente ha proveído de nosotros nuevas penetraciones en los mecanismos de la artritis, y nos dejó con una comprensión científica de cómo los remedios naturales trabajan en armonía con el cuerpo bastante que contra él.