Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

LE Magazine julio de 1997

Proteína tímica A: Su desarrollo puede señalar una nueva herramienta para rejuvenecer la función inmune

Los estudios con esta proteína tímica patentada demuestran inmunorespuesta aumentada en la lucha contra cáncer e infecciones virales crónicas, así como el envejecimiento.

En 1981, el Life Extension Foundation primero publicó un artículo acerca de las ventajas antienvejecedoras de la actividad de impulso de la glándula de timo. La actividad tímica es crítica a la maduración de T-células, y solamente las T-células maduras pueden montar un ataque coordinado en las células cancerosas y los agentes infecciosos. Sin embargo, a pesar de la publicidad, y los considerables dólares de la investigación gastados durante los últimos 30 años, Food and Drug Administration no ha aprobado las drogas de inmune-impulso tales como Isoprinosine y thymosin. El fracaso de FDA para aprobar medicaciones timo-estimulantes ha dejado hacia fuera en el frío ésos que sufrían de la debilitación y de enfermedades inmunes edad-asociadas tales como cáncer.

Una búsqueda de la Dos-década

La fundación ha estado persiguiendo para dos terapias naturales de las décadas capaces de restaurar actividad tímica joven. Destapamos pruebas que el cinc puede ayudar a restaurar la función tímica; ahora hemos encontrado un nuevo compuesto que activa actividad tímica con mayor especificidad, invirtiendo de tal modo parcialmente la disminución inmune relativa a la edad.

Los datos preliminares publicados de ensayos clínicos indican que esta proteína tímica, llamada Thymic Protein A, puede ser una terapia de ayuda eficaz para el cáncer, infecciones virales crónicas como la hepatitis C, y posiblemente algunas enfermedades autoinmunes.

El timo es una glándula endocrina apenas debajo del esternón. Está sobre el tamaño del corazón en un niño neonatal, crece hasta sobre la edad 3, y mantiene este peso hasta pubertad, después de lo cual comienza a encogerse. Por la edad 40, la persona media todavía tiene solamente una pequeña porción de su timo intacto, pues el tejido glandular convierte al tejido conectivo y graso.

Porque el timo es tan pequeño en adultos, fue pensado para tener poca importancia hasta que su función verdadera fuera descubierta en 1960. Los investigadores de una técnica usados para descubrir la función del timo debían quitarla de animales jovenes y estudiar los cambios resultantes.

Cuando los pequeños animales tienen el timo quitado (thymectomy), experimentan “enfermedad que pierde profunda,” caracterizado por una incidencia creciente de la infección y cáncer, supresión del sistema inmune, fracaso de crecer, las alergias, parálisis neuromuscular y las enfermedades autoinmunes.

La mayor susceptibilidad a la infección y al cáncer se ha mostrado para ser directamente atribuible a una disminución dramática de los linfocitos periféricos de la sangre (linfopenia), responsables de la inmunidad del cuerpo. Alzar los animales en un ambiente estéril previene la incidencia creciente de la infección y del cáncer, pero no elimina todos los síntomas causados por el thymectomy.

Las hormonas evitan el perder

En 1964 fue demostrado que hormona-como factores del timo el tejido puede prevenir muchos de los síntomas del síndrome que pierde causado por el thymectomy. En los últimos 30 años, la investigación ha mostrado que los nuevos T-linfocitos responsables de inmunidad celular emigran de la médula al timo, donde “se programan.” Pasan con un procedimiento de selección riguroso del cual solamente cerca de uno de cada 10 células se elija para la acción, los otros nueve siendo destruido.

El entrenamiento dado a las T-células permite que distingan entre el “uno mismo” y el “no-uno mismo,” y produce tres clases principales de células: Células de ayudante T-4, que ayudan a girar ciertas funciones inmunes, y estimular la producción de anticuerpos por los B-linfocitos, responsable de inmunidad de la sangre; Células citotóxicas T-8 (del asesino), que son dirigidas por las células de ayudante T-4 para atacar y para destruir las células invasoras tales como virus y células cancerosas; y células del supresor T-8, que son necesarias terminar ataque por las células del asesino T-8. El ratio normal entre el T-ayudante y las células del T-supresor es 1,5 ayudantes a un supresor. Si este ratio varía perceptiblemente en cualquier dirección, se perturba el sistema inmune, que puede llevar a muchos problemas de salud.

Regulador del sistema inmune

De todas las células en el sistema inmune, la célula de ayudante T-4 es la más importante porque controla muchas funciones dominantes de la inmunidad. Pues un conductor mantiene a una orquesta el jugar en tempo y tono, la célula T-4 controla el equilibrio delicado del sistema inmune. Hace esto por la secreción de lymphokines y de cytokines, entre ellos interleukin-2 y el interferón, que actúan como “mensajeros” para decir las células específicas atacar y destruir patógeno invasores.

Programación del Special necesaria

La célula T-4 también transforma las B-células en producir los anticuerpos a los antígenos particulares. Además, la célula T-4 invita la médula para fabricar más de sí mismo y otros tipos de T-células, y tiene un papel en la producción de niveles totales del glóbulo blanco, de glóbulos rojos, y de las células de asesino naturales importantes CD56 que también atacan y destruyen a las células cancerosas.

Sin embargo, puesto que las células T-4 son “ingenuas” (no maduro) cuando son nacidas, no realizarán estas funciones a menos que sean primeras “programadas” por una proteína tímica específica. El descubrimiento de esta proteína, de la proteína tímica A, y de su función fue logrado principalmente por el Dr. Terry Beardsley, que también era el primer científico para producirlo intacto en el laboratorio.

Una vez que fue descubierto que la glándula de timo produce hormona-como factores, varios grupos de científicos comenzaron a intentar extraer y purificar las hormonas del timo. El modelo para esta investigación era la preparación de la insulina para el uso terapéutico en diabetes. Sin embargo, puesto que el timo produce cantidades extremadamente pequeñas de factores activos, los investigadores requirieron un gran número de glándulas de timo o de litros de suero extraer pequeñas cantidades de material. Este acercamiento hecho frente con solamente éxito limitado.

Esta investigación produjo thymosin en 1967, el primer de muchos péptidos (pequeños fragmentos de la proteína) que se extraerán del timo y estudiados. La fracción V de Thymosin del timo bovino es una mezcla de 30 o más péptidos. Un componente activo aislado de esta mezcla es una alfa llamada fragmento 1 (Ta1) del thymosin del aminoácido 28, que ha exhibido una variedad de propiedades estimulantes inmunes en el laboratorio, y ha tenido cierto éxito como tratamiento para la hepatitis B conjuntamente con el alfa-interferón.

Varios otros fragmentos del péptido se han extraído de timo del becerro o del cerdo o del suero humano. Éstos incluyen el thymopoietin, el thymulin y el factor humoral tímico (THF). Estos pequeños péptidos son probablemente fragmentos de moléculas mucho más grandes que se han localizado en los tejidos favorables del timo.

La investigación ha mostrado que las proteínas tímicas completas son producidas por las células epiteliales de la glándula de timo que activan las T-células, que a su vez promueven inmunidad. Las células epiteliales habían sido difíciles de mantener en cultura continua en el laboratorio, pero Beardsley superó esa barricada técnica en 1983 estableciendo una línea cultivada de células epiteliales tímicas y de varias variedades de células humanas.

Una proteína intacta natural

De este cultivo celular, Beardsley purificó una proteína específica que produce dramáticamente el mayor estímulo inmune que los extractos tímicos porque se deriva de las células vivas y es purificado por un método biológico apacible para producir una proteína intacta natural. La proteína tímica A es 500 de cadena del aminoácido producida por la variedad de células de Beardsley en exactamente la misma forma que es producida por el timo en el cuerpo.

Más adelante, el Dr. Esther Hayes, en colaboración con Beardsley, demostró que esta misma proteína es producida por la glándula de timo humana. Trasplantaron las células epiteliales del timo humano en la estructura del riñón de ratones sin las glándulas de timo. Los ratones tratados podían entonces demostrar una inmunorespuesta viviendo fuera de un ambiente estéril sin la infección que se convertía.

Además, los ratones no mostraron ninguna muestra del rechazo del trasplante, que a su vez demostró que proteína-haber inducido, inmunidad transmitida por células en los ratones no reconocieron el trasplante como extranjero. Esta ausencia de rechazo prueba que la proteína tímica humana es idéntica o tan casi idéntica a la proteína del timo del ratón que está aceptado como uno mismo.

Vital Component de la salud

Muchos médicos están comenzando a ver que el sistema inmune es un componente vital de la salud humana, y tiene un papel en la mayoría de las enfermedades. Esto es contrario hace a algunas décadas cuando el sistema inmune era mal entendido y no dado mucha importancia por la medicina tradicional. Está claro ahora que, al usar terapias tóxicas tales como quimioterapia y radiación, el sistema inmune puede ser dañado seriamente, dando por resultado el aspecto de infecciones oportunistas.

De hecho, muchos enfermos de cáncer no mueren directamente de su cáncer, sino bastante de una infección contra la cual no puedan montar una suficiente inmunorespuesta. Se coloca así para razonar eso que consolida la inmunorespuesta bien puede ser la sola meta más importante de cualquier individuo que desee convertirse, o permanecer, sano.

Sesenta y cinco millones de americanos sufren de un sistema inmune disfuncional, llevando a una variedad de enfermedades, entre ellas que son infección viral crónica, cansancio, SIDAS crónicos y cáncer resultando de la supresión inmune. Las enfermedades autoinmunes tales como artritis, asma, alergia, lupus, diabetes y problemas respiratorios crónicos son causadas por la disfunción inmune.

El sistema inmune es tan complejo que la disfunción y la supresión inmunes pueden tener varias diversas causas. Sin embargo, el denominador común en toda la disfunción inmune aparece ser la glándula de timo debido a su papel crítico en la función inmune. Nos todos sujetan a la atrofia del timo debido al envejecimiento, a la enfermedad, a la radiación, a las sustancias químicas, y al trauma.

Los extractos tímicos consisten en generalmente el timo entero de tierra, que después se seca o se filtra en líquido y se administra en cápsulas o descensos sublinguales. Por la misma naturaleza de cómo se procesan estos extractos, el producto resultante es una conglomeración del tejido del timo, ruina de célula, fragmentos de las proteínas del timo y subproductos del timo. Tales extractos han estado disponibles por años y han mostrado un cierto grado de eficacia en tratar diversas deficiencias inmunes y dolencias.

Los extractos tímicos son ligeramente eficaces porque son simples fragmentos. Para lograr eficacia completa, una proteína debe tener una forma específica con los sitios exactos del transmisor y del receptor. Solamente se esperaba que una biomolécula entera tuviera actividad biológica completa.

Beardsley ha patentado su nueva tecnología para crecer las células del timo en el laboratorio y después para purificar la proteína tímica A del producto del metabolismo de las células. Ahora se ha probado en laboratorio que esta proteína específica del timo es la proteína que hace el linfocito T-4 madurarse, de tal modo iniciando una inmunorespuesta transmitida por células específica. También se ha demostrado que esta proteína específica está conservada entre especie.

Una cascada de eventos

Esta proteína se ha probado con éxito químicamente. Ha sido mostrado para ser un estimulante para la producción de producción interleukin-2 por las células T-4, que es la medida de la prueba patrón para la madurez del linfocito T y la iniciación de la inmunorespuesta. La proteína se ha probado rutinario en los ratones para la supresión del virus de la gripe, que demuestra más lejos la iniciación de la cascada de eventos dando por resultado una inmunorespuesta a un patógeno específico (inmunorespuesta transmitida por células).

Un estudio con esta proteína en 22 gatos infectados con el virus felino de la inmunodeficiencia (FIV) concluyó que aumentó inmunorespuesta a los agentes infecciosos medidos serológico, los síntomas disminuidos de la enfermedad, supervivencia alargada, y los valores crecientes del linfocito.

Puesto que el timo es atrofiado por la edad 40, produce no más las suficientes proteínas “para programar correctamente” las T-células nuevamente llevadas. Estas células se fabrican constantemente en la médula, pero no pueden funcionar a menos que sean programadas por la proteína tímica apropiada. Es muy posible que la atrofia del timo sea uno de los métodos de la naturaleza de “muerte programada” en seres humanos. La medicina de la longevidad intenta ampliar vida midiendo las funciones vitales del cuerpo, determinando qué órganos se están realizando en la capacidad reducida, e intentando restaurar su función substituyendo sustancias naturales perdidas tales como hormonas. Atestigüe el uso de la hormona de crecimiento humano, del melatonin, de DHEA y de otras sustancias. Ahora hemos añadido a este arsenal uno del más importante de estas sustancias naturales, proteína tímica A.

Años del cáncer más adelante

Una dosis diaria de simples 4 microgramas de la proteína tímica A podía diferenciar una diferencia principal en longevidad consolidando el sistema inmune con su papel “programado” del linfocito T. Se dice que todos consigue a cáncer cada día de sus vidas, puesto que por lo menos algunas células nuevamente manufacturadas son “defectuosas.” Un sistema inmune sano está bien equipado manejar estas las “aberraciones,” pero si se debilita bastante, células de un “mutante” puede sobrevivir y multiplicarse. Los años más adelante, un cáncer puede ser descubierto.

Las ventajas de consolidar el sistema inmune con la proteína tímica A incluyen vigor, energía, bienestar y capacidad crecientes de rechazar infecciones.

Mientras que la investigación clínica está ya en curso, los informes anecdóticos han vertido de los usuarios que describían la protección contra la gripe, la resolución de muchos tipos de infecciones, y las ventajas para las enfermedades serias tales como cáncer. La mayoría del significativos son informes de los enfermos de cáncer que experimentan la quimioterapia que han mantenido su hemograma blanco total en los niveles aceptables después de tomar la proteína tímica A.

Los análisis de sangre se han desarrollado para medir la fuerza del sistema inmune. La prueba usual implica una cuenta de los glóbulos blancos dominantes T-4, T-8, B-linfocitos así como células de asesino naturales CD56. Sin embargo, esta prueba mide solamente la cuenta total de estas células, no la “actividad” llana. Es posible para una persona con una cuenta total de 1.000 células T-4 tener solamente 50 por ciento de estas células “activadas” por el timo. El otro 50 por ciento es inútil y no funcional.

Ahora hay pruebas adicionales disponibles medir actividad del linfocito T. Esto es hecha sujetando T-8 citotóxico o las células de asesino naturales, extraídas de la sangre de una persona, las células cancerosas conocidas. El número de células cancerosas matadas en un período específico se expresa como porcentaje de la actividad. En el caso de las células T-4, las medidas se hacen de la secreción interleukin-2 cuando están expuestas a ciertas células. Un laboratorio que realiza estas pruebas es laboratorio de ciencias inmuno, en Los Ángeles. Pueden ser alcanzados llamando (310) 657-1077. La pedido de un doctor escrito es necesaria realizar estas pruebas.

Actualmente, este laboratorio está implicado en un ensayo abierto de la proteína tímica A usada para el cáncer de próstata. La capacidad inmune de los participantes se está midiendo antes y después del ensayo de tres meses en una dosis de 12 microgramas de diario. Los resultados no sólo revelarán cualquier reducción en antígenos próstata-específicos, pero también si la situación inmune de estos individuos está mejorada. Otros estudios clínicos con la hepatitis C y el virus de Epstein-Barr también están en curso.

Una falta de control allí es una escuela de pensamiento común en medicina que la inmunidad estimulante es dañina para las que sufran de enfermedades autoinmunes porque exacerbarán el ataque del cuerpo en sí mismo. Sin embargo, Beardsley es uno de un número cada vez mayor de científicos y de médicos que vean enfermedades autoinmunes como resultado de un “dysregulation,” o de falta de control, del sistema inmune, en el cual el timo está funcionando mal y en qué inmunidad transmitida por células se ha bajado perceptiblemente.

En este caso, “humoral” inmunidad-que es, de los anticuerpos en la sangre en comparación con celular inmunidad-no puede ser controlado suficientemente por las células de ayudante T-4, y puede correr salvaje, produciendo los anticuerpos a las propias células del cuerpo. Esta situación bien puede ser ayudada dando la proteína suplemental del timo para rejuvenecer las células inactivas T-4, para fomentar las nuevas T-células de la producción, y para restablecer control sobre las B-células.

Es importante entender cómo las B-células trabajan. El linfocito B con el receptor específico para los agregados de un antígeno a él y lo engulle. El linfocito B entonces presenta un pedazo de este antígeno a la célula T-4, que lanza los interleukins que transforman el linfocito B en una célula de anticuerpo-secreción, para hacer los anticuerpos necesarios derrotar el antígeno.

Está claro que la presencia de la célula T-4 es necesaria regular la producción de anticuerpos por las B-células. Si hay demasiado poca proteína tímica A disponible, se activan demasiado pocas T-células, y hay control escaso sobre las B-células. Las células de B incontroladas pueden producir los anticuerpos “errantes” contra los propios tejidos del cuerpo. Mientras que esto es solamente una teoría, señala a la posibilidad que la consolidación de inmunidad transmitida por células puede ser útil para la enfermedad autoinmune. Los informes anecdóticos de usuarios de la proteína tímica A con enfermedades autoinmunes no han mostrado ningún efecto nocivo con algunas ventajas.

La proteína tímica A es la manera más potente con todo ideado de rejuvenecer la glándula de timo para consolidar la función inmune con edad de avance.

Para la lectura adicional

Miller, J.F. 1961. Función inmunológica del timo. 2:748 de la lanceta.

Osoba, D. y Miller, J.F. 1964. Los tejidos linfoides y las inmunorespuestas de los ratones neonatally thymectomized que llevan el tejido del timo en cámaras de la difusión del Millipore. J. Exp. MED. 119:177.

Blanco, A. y Goldstein, A. 1967. Thymosin: un extracto de timo del becerro. Proc. Acad nacional. Sci. 64:964.

MacKay, J.R. y Goldstein, G. 1966. El timo: Patología experimental del physioloand en hombre. Austral. Anuncio. MED. 15:24.

Tonelero, M.D., Gabrielson, A.E. y bueno, R.A. 1967. Papel del timo y de otros tejidos linfoides centrales en enfermedad inmunológica. Anuncio. Rev. Med. 18:113.

Lau. C.Y. y Goldstein G. el an o 80. Efectos funcionales del thymopoietin. J. Immunol. 124:1861.

Blanco, A. y Burton, P. 1979. Aislamiento del plasma humana de una fracción de la proteína con el timo hormona-como actividad. Anuncio. N.Y. Acad. Sci. 332:1.

Heno, E. y Beardsley, T.R. 1984. Efectos inmunológicos de injertos y de variedades de células stromal tímicos humanos. Clin. Immunol. Immunopath. 33:381.

Waksal, S.D., Cohen, I.R., Waksal, H.W., St Pierre, R.L., Wekerie H. y Feldman, F. 1975. Inducción de la diferenciación del linfocito T in vitro por las células epiteliales del timo. Anuncio. N.Y. Acad. Sci. 249:493.

Beardsley, T.R., Pierschbacher, M., Wetzel, G.D. y heno, E.F. 1983. Inducción de la maduración del linfocito T por una línea reproducida del epitelio tímico (TEPI). Proc. Nacional. Acad. Sci. 80:6005.

Beardsley, heno. Gane en total las alteraciones inducidas por virus Murine de Leukin en el timo de los ratones pre-leucémicos de AKR. Asociación americana de la investigación de cáncer, vol. 39 págs. 480-486, febrero de 1979.

El VIH de Bonyhadi ml y otros induce el agotamiento del timo in vivo. Naturaleza el 1993 de junio 24.363 (6431): 728-32.

Involución tímica del heno SM y otros en ratones apolillados viables. Inmunología 1992 del revelador; 3(3): 191-205.

Beardsley, zagal, y Dutton, mecanismos de la activación del linfocito, (Resch y Kirchner, Eds.), P. 384. Elsiever/Holanda Septentrional, Amsterdam, 1981.