Liquidación de la primavera de Life Extension

Revista de Life Extension

Edición 2013-2014 del invierno de la revista de Life Extension
Informe  

Efectos asombrosamente de Probiotics fuera de la zona intestinal

Por Michael Downey
Efectos asombrosamente de Probiotics fuera de la zona intestinal

Pensamos típicamente en probiotics como solamente beneficiando a salud intestinal. Ahora estamos aprendiendo eso que tiene el equilibrio apropiado de los juegos sanos de las bacterias de la tripa un papel en la protección contra una amplia gama de desordenes comunes.1-21

La cultura occidental moderna puede agotar buenas bacterias en nuestra tripa. Todo de dieta a los antibióticos a la higiene excesiva crea un desequilibrio de bueno-a-malas bacterias. Una vez que se destruyen las buenas bacterias, las malas bacterias multiplican y abren rápidamente la puerta para las enfermedades degenerativas.

Afortunadamente, la prueba evidente demuestra eso que toma la mezcla correcta de probiotics puede restaurar la protección natural de su cuerpo contra un anfitrión de enfermedades.1-20

Cómo el desequilibrio intestinal afecta al cuerpo entero

Cómo el desequilibrio intestinal afecta al cuerpo entero  

¿Tan porqué es que un desequilibrio en bacterias de la tripa afecta a las áreas del cuerpo fuera de los intestinos?

La respuesta miente en el hecho de que la zona intestinal contiene moléculas más químicas de la detección y de la señalización que cualquier otro órgano— las moléculas que afectan a muchos aspectos de la salud.22

Sus bacterias intestinales producen las proteínas que tienen una influencia potente en estos sustancia química detector-y como con cualquier influencia, ésta pueden ser positivas o negativas.23 en un cierto plazo, un desequilibrio en el ratio de bueno-a-malas bacterias activa estos muchos detectores de las maneras negativas que pueden accionar el desarrollo de un anfitrión de enfermedades en muchas áreas-no del cuerpo apenas ésos asociados a la tripa.

Afortunadamente, usando suplementos probióticos restablecer un equilibrio sano a sus bacterias de la tripa puede invertir estas interrupciones a los mecanismos de señalización intestino-basados. Esto a su vez invierte la influencia negativa que acciona el desarrollo de la enfermedad crónica.24

Ventajas de cuerpo entero

Se ha sabido de largo que las buenas bacterias de la tripa tienen varios efectos beneficiosos sobre salud intestinal.22 por ejemplo, han mostrado el lactobacilo yBifidobacteria, dos de los tipos estudiados de bacteriano beneficioso, para mejorar diarrea y el estreñimiento, mientras que reduce síntomas del hinchazón abdominal.25-27 los suplementos probióticos que aumentan los niveles de estas bacterias beneficiosas han ayudado a mejorar la calidad de vida y el síntoma decenas de pacientes con el síndrome de intestino irritable (IBS) y la colitis ulcerosa, así como los de gente generalmente sana.26,28-30

Pero las nuevas pruebas que obligan indican que las buenas bacterias también desempeñen un papel beneficioso fuera del aparato digestivo también.1-20 los estudios científicos han demostrado que diversas especies de lactobacilo (lactobacilo acidófilo, rhamnosus del lactobacilo, y paracasei del lactobacilo) aumentan HDL,31 mejoran el síndrome metabólico,31 y reducen a los marcadores de la inflamación, respectivamente.31

Además, diversas especies de Bifidobacterium (lactis de Bifidobacterium, bifidum de Bifidobacterium, y longum de Bifidobacterium) mejoran el control del azúcar de sangre, inflamación del hígado de 32 disminuciones,31 y reducen el daño de la DNA que puede accionar el desarrollo malo de la célula,33 respectivamente.

Probiotics protege contra enfermedades crónicas

Probiotics protege contra enfermedades crónicas

Los estudios numerosos han confirmado eso que tomaba un suplemento probiótico para restablecer el equilibrio de las bacterias de la tripa que las ayudas protegen contra varias enfermedades específicas, incluyendo la diabetes, la enfermedad cardiovascular, e infecciones respiratorias.34

Los estudios han mostrado que el probiotics que contiene ayuda del lactobacilo y de Bifidobacteria mejora la diabetes y el síndrome metabólico. De hecho, los estudios animales y los ensayos clínicos humanos han demostrado la mejora en resistencia a la insulina y la reducción en concentraciones del azúcar de sangre.32,35,36 después de apenas 6 semanas de consumir un yogur probiótico que contenía el lactobacilo acidófilo y lactis de Bifidobacterium, el tipo diabéticos de II mejoró perceptiblemente la glucosa y la hemoglobina de ayuno A1c (una medida de control del azúcar de sangre).32

El animal y los estudios humanos han demostrado que el probiotics mejora factores de la enfermedad cardiovascular también, incluyendo la disminución del colesterol total y de LDL mientras que impulsa HDL de arteria-limpiamiento.35,37-44 los suplementos de bacterias beneficiosas se han mostrado para reducir la absorción del colesterol y la inflamación de tiendas gordas.45,46 que estos cambios contribuyen a una disminución significativa de la formación de placas inflamatorias, colesterol-cargadas observadas en ateroesclerosis temprana.45,47,48

Además, los estudios han mostrado que el probiotics puede suprimir infecciones respiratorias tales como el frío común y la gripe-especial si usted comienza a complementar antes de frío y de temporada de gripe. Los estudios muestran que esa gente que complementó con diversas tensiones de Bifidobacteria o el lactobacilo por 3 a 6 meses delante del frío y de la temporada de gripe del invierno redujo la duración de síntomas por una media de un a dos (o aún más) días, con una reducción semejantemente impresionante en severidad del síntoma.49,50

El uso regular del probiotics ha sido encontrado para reducir la colonización de la nariz por las bacterias potencialmente patógenas por el 19%.51 este efecto podrían ahorrar las vidas de los de que son más viejos, o de que tienen diabetes, o de que han experimentado a un comandante operación-todo quién tienen un riesgo más alto de ser abrumado por la infección bacteriana.

El papel potente de Probiotics en cáncer

Probiotics se ha encontrado para ser increíblemente potente contra una enfermedad mortal particularmente: cáncer. El riesgo de cáncer, especialmente en los dos puntos, se puede reducir con el uso del probiotics.La suplementación 52 con el lactobacilo acidófilo y longum de Bifidobacterium disminuye perceptiblemente el daño de la DNA que puede accionar el desarrollo malo de la célula.33 bacterias beneficiosas de abastecimiento con suplementos se han encontrado para impulsar las enzimas naturales del antioxidante y de la desintoxicación que previenen la activación de agentes carcinógenos dietéticos potenciales.52,53

Los pacientes con el cáncer de colon y ésos con los pólipos precancerosos habían reducido agudamente la proliferación de las células anormales de los dos puntos y una disminución significativa en bacterias dañinas del clostridium cuando estaban complementados con el synbiotics (las bacterias probióticas combinadas con prebiotics, que son las sustancias que alimentan o promueven las bacterias de acompañamiento).54

Además, los científicos han demostrado que los organismos probióticos interruptor-en los mecanismos protectores de la señalización que desempeñan un papel en la prevención del cáncer, incluyendo:

  • Suprimiendo las bacterias que convierten las moléculas inofensivas del favorable-agente carcinógeno en los agentes carcinógenos.55,56
  • Atando a los agentes carcinógenos potenciales, promoviendo su excreción.55
  • Abajo-regulando una enzima que convierte las moléculas inofensivas en los agentes carcinógenos.55
  • Expresión estimulante de las enzimas del hígado que desintoxican los agentes carcinógenos.55
  • Poblaciones de impulso de células que buscan y destruyen cánceres.56-58
  • Cytokines inflamatorios de Upregulating durante una etapa aguda del cáncer o de la otra amenaza.56,59
  • La supresión de la respuesta inflamatoria como la amenaza del cáncer o de la infección se descolora.56,59

Obesidad del revés de la ayuda de Probiotics

Una asociación entre el abuso y la obesidad antibióticos se ha demostrado, que se pueden invertir con la suplementación probiótica apropiada.60 estudios de la suplementación probiótica en animales y seres humanos de la investigación mostraron una reducción significativa en el peso corporal y el índice de masa corporal (BMI). ¡35,37-44 en un estudio, los suplementos probióticos fueron dados a las madres prenatal (significado a partir de cerca de cinco meses antes, y hasta de un mes después, de nacimiento), y el aumento de peso excesivo fue reducido posteriormente en madre-y en sus niños de la derecha de nacimiento a través a 10 años de edad!61,62

Factores detrás del desequilibrio de la tripa

Factores detrás del desequilibrio de la tripa  

Hay varios factores que contribuyen a un desequilibrio peligroso de las bacterias de la tripa. El uso excesivo de antibióticos interrumpe las proporciones óptimas de bacterias de la tripa; la higiene excesiva ha reducido drástico nuestra capacidad de adquirir naturalmente ciertas bacterias dominantes de nuestro ambiente;63 y varios tratamientos médicos modernos tales como ventilación artificial, los tubos y los catéteres, y uso farmacéutico frecuente, se conocen para empeorar seriamente el equilibrio apropiado de las bacterias de la tripa.64

La dieta occidental— alta en las proteínas y grasas animales, azúcares, y carbohidrato-causas refinadas a la subida de bacterias indeseables. Incluso el uso moderno de la fórmula infantil en vez de la leche materna ha interferido con la larga historia de la humanidad de transferir diversidad bacteriana de madre al niño.63,65 hallazgos recientes sugieren que incluso el envejecimiento interrumpa el maquillaje bacteriano de la tripa.66-68

Aunque las buenas bacterias puedan ser encontradas en pequeñas cantidades en comida, el cambio del ratio entero de bacterias de la tripa requiere la dosificación sustancial y constante con los suplementos que proporcionan niveles potentes de bacterias para permitir su supervivencia.

También, mientras que muchos suplementos proporcionan apenas un tipo de bacterias- la mayoría del ser popular lactobacilo— la combinación de dos diversos tipos entrega mejores probabilidades de invertir los efectos negativos del dysbacteriosis, una condición donde las bacterias sanas de la tripa se matan de dejar un desequilibrio entre bueno y las bacterias. Bifidobacterium es otra bacteria potente que apoya fuertemente la microflora.

Resumen

¡Los científicos han mostrado que un desequilibrio prolongado en bacterias intestinales puede hacer más que intestinal o digestivo problema-puede accionar enfermedades crónicas numerosas fuera del intestino!

El vínculo entre las bacterias intestinales imbalanced y las enfermedades más frecuentes de hoy está claro. Sin embargo, la dieta de hoy, la forma de vida, las prácticas médicas, y otros factores tienden a interrumpir el equilibrio bacteriano de la tripa.

Afortunadamente, el complemento con las tensiones bacterianas dominantes contradice estos destructivos influencia-restaurando su cuerpo natural, intestino-basado ¡protección contra un anfitrión de enfermedades intestinales no-!

Si usted tiene cualesquiera preguntas sobre el contenido científico de este artículo, llame por favor a un consejerode la salud del ® de Life Extension en 1-866-864-3027.

Referencias

  1. Vyas U, Ranganathan N. Probiotics, prebiotics, y synbiotics: tripa y más allá. Gastroenterol Res Pract. 2012;2012:872716.
  2. Kovatcheva-Datchary P, Arora T. Nutrition, el microbiome de la tripa y el síndrome metabólico. El mejor Pract Res Clin Gastroenterol. El 2013 de febrero; 27(1): 59-72.
  3. $cox LM, Blaser MJ. Caminos en obesidad microbio-inducida. Célula Metab. 4 de junio 2013; 17(6): 883-94.
  4. DY de Li, Yang M, Edwards S, YE SQ. Enfermedad del higado grasa sin alcohol: ¿para bien o para mal, culpe el microbiota de la tripa? JPEN J Parenter Nutr enteral. 28 de marzo 2013.
  5. Everard A, paladio de Cani. Diabetes, obesidad y microbiota de la tripa. El mejor Pract Res Clin Gastroenterol. El 2013 de febrero; 27(1): 73-83.
  6. Lumen intestinal de Chen W, de Liu F, de Ling Z, de las pinzas X, de Xiang C. Human y microbiota mucosa-asociado en pacientes con el cáncer colorrectal. PLoS uno. 2012; 7(6): e39743.
  7. Kanauchi O, Mitsuyama K, Andoh A. La nueva estrategia profiláctica para el cáncer colitic en síndrome del intestino irritable modulando microbiota. Scand J Gastroenterol. El 2013 de abril; 48(4): 387-400.
  8. Kato I, Boleij A, Kortman GA, y otros asociaciones parciales del hierro dietético, el fumar y bacterias intestinales con riesgo de cáncer colorrectal. Cáncer de Nutr. 2013;65(2):169-77.
  9. Macdonald RS, Wagner K. Influence de phytochemicals y del microbiota dietéticos en riesgo de cáncer de colon. Comida quím. de J Agric. 31 de mayo 2012.
  10. Magrone T, Jirillo E. La interacción entre el sistema inmune de la tripa y el microbiota en salud y enfermedad: intervención nutraceutical para restaurar homeostasis intestinal. DES de Curr Pharm. 2013;19(7):1329-42.
  11. Microbiota de Orlando A, de Russo F. Intestinal, probiotics y cánceres gastrointestinales humanos. Cáncer de J Gastrointest. El 2013 de junio; 44(2): 121-31.
  12. Hu X, Wang T, Li W, Jin F, Wang L. Effects de las tensiones del lactobacilo del NS en el metabolismo de lípido de ratas alimentó una dieta rica en colesterol. Salud SID de los lípidos. 2013;12:67.
  13. Knaapen M, Kootte RS, Zoetendal EG., y otros obesidad, enfermedad del higado grasa sin alcohol, y atherothrombosis: ¿un papel del microbiota intestinal? La microbiología de Clin infecta. El 2013 de abril; 19(4): 331-7.
  14. Lim GB. Factores de riesgo: Microbiota intestinal: “una nueva dirección en la investigación cardiovascular”. Nat Rev Cardiol. 14 de mayo 2013; 10(7): 363.
  15. Ley CON REFERENCIA A. Obesidad y el microbiome humano. Curr Opin Gastroenterol. El 2010 de enero; 26(1): 5-11.
  16. Ley CON REFERENCIA A, Turnbaugh PJ, Klein S, Gordon JI. Ecología microbiana: microbios humanos de la tripa asociados a obesidad. Naturaleza. 21 de diciembre 2006; 444(7122): 1022-3.
  17. Sanz Y, Rastmanesh R, Agostonic C. Understanding el papel de los microbios y del probiotics de la tripa en obesidad: ¿hasta dónde somos? Pharmacol Res. El 2013 de marcha; 69(1): 144-55.
  18. Shin NR, Lee JC, Lee HY, y otros. Un aumento en el Akkermansia spp. la población inducida por el tratamiento del metformin mejora homeostasis de la glucosa en ratones obesos dieta-inducidos. Tripa. 26 de junio 2013.
  19. Stachowicz N, Kiersztan A. El papel del microbiota de la tripa en la patogenesia de la obesidad y de la diabetes. Postepy Hig Med Dosw (en línea). 2013;67:288-303.
  20. Verdam FJ, Fuentes S, de Jonge C, y otros composición intestinal humana del microbiota se asocia a la inflamación local y sistémica en obesidad. Obesidad (Silver Spring). 21 de marzo 2013.
  21. SE de Lakhan, Kirchgessner Annette. Inflamación de la tripa en síndrome crónico del cansancio. Nutr y Metab. 2010;7:79.
  22. Prueba de Furness JB, de Kunze WA, de Clerc N. Nutrient y mecanismos de la señalización en la tripa. II. El intestino como órgano sensorial: inmunorespuestas de los nervios, endocrinas, y. J Physiol. El 1999 de nov; 277 (5 pintas 1): G922-8.
  23. Yan F, Cao H, cubierta TL, Whitehead R, Washington MK, DB de Polk. Las proteínas solubles producidas por las bacterias probióticas regulan supervivencia intestinal y crecimiento de la célula epitelial. Gastroenterología. El 2007 de febrero; 132(2): 562-75.
  24. Esposito E, Iacono A, Bianco G, y otros Probiotics reduce la respuesta inflamatoria inducida por una dieta de alto grado en grasas en el hígado de ratas jovenes. J Nutr. 2009 mayo; 139(5): 905-11.
  25. CA de Ouwehand, Tiihonen K, Saarinen M, Putaala H, Rautonen N. Influence de una combinación del lactobacilo NCFM acidófilo y lactitol en ancianos sanos: parámetros intestinales e inmunes. Br J Nutr. El 2009 de febrero; 101(3): 367-75.
  26. GM de Buzas. Probiotics en gastroenterología -- de un diverso ángulo. Orv Hetil. 24 de febrero 2013; 154(8): 294-304.
  27. Kondo J, Xiao JZ, Shirahata A, y otros efectos de Modulatory del longum BB536 de Bifidobacterium sobre la defecación en los pacientes mayores que reciben la alimentación enteral. Mundo J Gastroenterol. 14 de abril 2013; 19(14): 2162-70.
  28. Guyonnet D, Schlumberger A, Mhamdi L, Jacobo S, lactis con leche DN-173 010 de Bifidobacterium de Chassany O. Fermented mejora bienestar gastrointestinal y síntomas digestivos en las mujeres que divulgan síntomas digestivos de menor importancia: un estudio seleccionado al azar, de doble anonimato, paralelo, controlado. Br J Nutr. DEC 2009; 102(11): 1654-62.
  29. OS de Ringel-Kulka T, de Palsson, Maier D, y otros lactobacilo probiótico lactis acidófilo Bi-07 de NCFM de las bacterias y de Bifidobacterium contra el placebo para los síntomas del hinchazón en pacientes con desordenes de intestino funcionales: un estudio de doble anonimato. J Clin Gastroenterol. El 2011 de julio; 45(6): 518-25.
  30. Pregliasco F, Anselmi G, Fonte L, Giussani F, Schieppati S, Soletti L. Una nueva ocasión de prevenir enfermedades del invierno por la administración de formulaciones synbiotic. J Clin Gastroenterol. El 2008 de sept; 42 Suppl 3 pinta 2: S224-33.
  31. Microbiota de Hakansson A, de Molin G. Gut e inflamación. Alimentos. El 2011 de junio; 3(6):637-82.
  32. Ejtahed HS, Mohtadi-Nia J, Homayouni-Rad A, Niafar M, Asghari-Jafarabadi M, yogur de Mofid V. Probiotic mejora la situación antioxidante en el tipo - 2 pacientes diabéticos. Nutrición. 2012 mayo; 28(5): 539-43.
  33. Oberreuther-Moschner DL, Jahreis G, Rechkemmer G, piscina-Zobel BL. La intervención dietética con el lactobacilo 145 del probiotics y el longum acidófilos 913 de Bifidobacterium modula el potencial del agua fecal humana para inducir daño en células de HT29clone19A. Br J Nutr. El 2004 de junio; 91(6): 925-32.
  34. Roberfroid M, Gibson GR, Hoyles L, y otros Prebiotic efectúa: subsidios por metabólicas y enfermedad. Br J Nutr. El 2010 de agosto; 104 Suppl 2: S1-63.
  35. Moroti C, Souza Magri LF, de Rezende Costa M, Cavallini DC, Sivieri K. Effect del consumo de una nueva sacudida simbiótica sobre niveles del glycemia y de colesterol en personas mayores con el tipo - diabetes 2 mellitus. Salud SID de los lípidos. 2012;11:29.
  36. Hsieh FC, CL de Lee, Chai CY, PESO de Chen, Lu YC, CS de Wu. La administración oral del reuteri GMNL-263 del lactobacilo mejora resistencia a la insulina y mejora esteatosis hepática en ratas fructosa-alimentadas alto. Nutr Metab (Lond). 2013;10(1):35.
  37. Chang BJ, parque SU, Jang YS, y otros efecto del yogur funcional NY-YP901 en la mejora del rasgo del síndrome metabólico. EUR J Clin Nutr. El 2011 de nov; 65(11): 1250-5.
  38. Chen JJ, Wang R, Li XF, Wang RL. La suplementación del longum de Bifidobacterium mejorada alto-gordo-alimentar-indujo síndrome metabólico y promovió la expresión génica intestinal del registro I. MED del Biol del Exp (Maywood). 1 de julio 2011; 236(7): 823-31.
  39. Ejtahed HS, Mohtadi-Nia J, Homayouni-Rad A, y otros efecto del yogur probiótico que contiene el lactobacilo acidófilo y lactis de Bifidobacterium sobre perfil del lípido en individuos con el tipo - diabetes 2 mellitus. Lechería Sci de J. El 2011 de julio; 94(7): 3288-94.
  40. Kmar M, Nagpal R, Kumar R, y otros Colesterol-bajando probiotics como biotherapeutics potencial para las enfermedades metabólicas. Diabetes Res del Exp. 2012;2012:902917.
  41. Kadooka Y, Sato M, Imaizumi K, y otros regulación de la adiposidad abdominal por el probiotics (gasseri SBT2055 del lactobacilo) en adultos con tendencias obesas en un ensayo controlado seleccionado al azar. EUR J Clin Nutr. El 2010 de junio; 64(6): 636-43.
  42. Ji YS, Kim HN, parque HJ, y otros modulación del microbiome murine con un efecto concomitante de la anti-obesidad por GG y el sakei NR28 del rhamnosus del lactobacilo del lactobacilo. Microbios de Benef. 1 de marzo 2012; 3(1): 13-22.
  43. Parquee DY, Ahn YT, parquee SH, y otros la suplementación del curvatus HY7601 del lactobacilo y del lactobacilo KY1032 plantarum en ratones obesos dieta-inducidos se asocia a los cambios y a la reducción microbianos de la tripa en obesidad. PLoS uno. 2013; 8(3): e59470.
  44. El SENIOR de Yoo, el DY de Kim YJ, del parque, y otros Probiotics L. plantarum y curvatus del L. en la combinación alteran metabolismo de lípido hepático y suprimen obesidad dieta-inducida. Obesidad (Silver Spring). 20 de marzo 2013.
  45. Mencarelli A, Cipriani S, Renga B, y otros VSL#3 reajusta la señalización de la insulina y la protege contra NASH y ateroesclerosis en un modelo del dyslipidemia genético y de la inflamación intestinal. PLoS uno. 2012; 7(9): e45425.
  46. Yoon HS, Ju JH, Kim HN, y otros reducción en la absorción del colesterol en las células Caco-2 con la abajo-regulación de la Niemann-selección C1-like 1 por el rhamnosus probiótico supuesto BFE5264 del lactobacilo de las tensiones y lactobacilo NR74 plantarum de las comidas fermentadas. Comida Sci Nutr de la internacional J. El 2013 de febrero; 64(1): 44-52.
  47. Mohania D, Kansal VK, Sah D, y otros efecto del dahi probiótico sobre plasma, aórticos terapéuticos, y perfil hepático del lípido de ratas hipercolesterolémicas. J Cardiovasc Pharmacol Ther. 12 de mayo 2013.
  48. Cavallini DC, Suzuki JY, Abdalla DS, y otros influencia de un producto probiótico de la soja en microbiota fecal y su asociación con factores de riesgo cardiovasculares en un modelo animal. Salud SID de los lípidos. 2011;10:126.
  49. Pregliasco F, Anselmi G, Fonte L, Giussani F, Schieppati S, Soletti L. Una nueva ocasión de prevenir enfermedades del invierno por la administración de formulaciones synbiotic. J Clin Gastroenterol. El 2008 de sept; 42 Suppl 3 pinta 2: S224-33.
  50. Leyer GJ, Li S, Mubasher YO, Reifer C, CA de Ouwehand. Efectos probióticos sobre frío y gripe-como incidencia y la duración del síntoma en niños. Pediatría. El 2009 de agosto; 124(2): e172-9.
  51. Gluck U, JO de Gebbers. El probiotics injerido reduce la colonización nasal con las bacterias patógenas (estafilococo áureo, estreptococo pneumoniae, y estreptococos beta-hemolíticos). J Clin Nutr. El 2003 de febrero; 77(2): 517-20.
  52. Stein K, Borowicki A, Scharlau D, y otros efectos de los productos synbiotic de la fermentación sobre el chemoprevention primario en células humanas de los dos puntos. Bioquímica de J Nutr. El 2012 de julio; 23(7): 777-84.
  53. Verma A, GG del rhamnosus de Shukla G. Probiotics Lactobacillus, lactobacilo acidófilo suprime las enzimas fecales procarcinogenic DMH-inducidas y los focos aberrantes preneoplásicos de la cripta en carcinogénesis temprana de los dos puntos en las ratas de Sprague Dawley. Cáncer de Nutr. 2013;65(1):84-91.
  54. El viga J, Bennett M, Caderni G, y otros synbiotics dietético reduce factores de riesgo de cáncer en pacientes polypectomized y de cáncer de colon. J Clin Nutr. El 2007 de febrero; 85(2): 488-96.
  55. Kumar M, Kumar A, Nagpal R, y otros Cáncer-previniendo cualidades del probiotics: una actualización. Comida Sci Nutr de la internacional J. El 2010 de agosto; 61(5): 473-96.
  56. de Moreno de LeBlanc A, Matar C, Perdigon G. El uso del probiotics en cáncer. Br J Nutr. El 2007 de oct; 98 Suppl 1: S105-10.
  57. Pronio A, Montesani C, Butteroni C, y otros la administración probiótica en pacientes con la anastomosis bolsa-anal iléica para la colitis ulcerosa se asocia a la extensión de células reguladoras de la mucosa. Intestino SID de Inflamm. 2008 mayo; 14(5): 662-8.
  58. LH de Makala, Suzuki N, remiendos de Nagasawa H. Peyer: estructuras linfoides organizadas para la inducción de inmunorespuestas de la mucosa en el intestino. Pathobiology. 2002;70(2):55-68.
  59. Mencarelli A, Distrutti E, Renga B, y otros Probiotics modula la expresión intestinal del receptor nuclear y proporciona señales contador-reguladoras a la activaciónnflammation-conducida i del tejido adiposo. PLoS uno. 2011; 6(7): e22978.
  60. Millón de microbiota de M, de Lagier JC, de Yahav D, de Paul M. Gut y obesidad bacterianos. La microbiología de Clin infecta. El 2013 de abril; 19(4): 305-13.
  61. Luoto R, Kalliomaki M, Laitinen K, Isolauri E. El impacto de la intervención probiótica perinatal en el desarrollo del exceso de peso y de la obesidad: estudio complementario del nacimiento a 10 años. Internacional J Obes (Lond). El 2010 de oct; 34(10): 1531-7.
  62. Ilmonen J, Isolauri E, Poussa T, Laitinen K. Impact del asesoramiento dietético e intervención probiótica en medidas antropométricas maternales durante y después del embarazo: un ensayo placebo-controlado seleccionado al azar. Clin Nutr. El 2011 de abril; 30(2): 156-64.
  63. Van den Abbeele P, Verstraete W, EL Aidy S, Geirnaert A, Van de Wiele T. Prebiotics, trasplantes fecales y unidades microbianas de la red para estimular la biodiversidad del microbiome humano de la tripa. Microb Biotechnol. El 2013 de julio; 6(4): 335-40.
  64. Bengmark S. Nutrition de la perspectiva del siglo XXI críticamente enferma-UNo. Alimentos. El 2013 de enero; 5(1):162-207.
  65. Penders J, Vink C, Driessen C, Londres N, Thijs C, Stobberingh EE. Cuantificación de Bifidobacterium spp., de Escherichia Coli y del clostridium difficile en las muestras fecales de niños criados al pecho y fórmula-alimentados por la polimerización en cadena en tiempo real. Microbiología Lett de FEMS. 2005;243:141-7.
  66. Claesson MJ, Jeffery IB, Conde S, y otros composición del microbiota de la tripa correlaciona con dieta y salud en los ancianos. Naturaleza. 9 de agosto 2012; 488(7410): 178-84.
  67. Jeffery IB, O'Toole picovatio. Interacciones de la dieta-microbiota y sus implicaciones para la vida sana. Alimentos. El 2013 de enero; 5(1): 234-52.
  68. Rehman T. Role del microbiota de la tripa en la inflamación crónica relativa a la edad. Blancos inmunes de la droga de Endocr Metab Disord. DEC 2012; 12(4): 361-7.