Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista septiembre de 2013
Extractos  

Lentejas

Flavonoles dietéticos y toma de comidas flavonol-rica y el riesgo de cáncer de seno.

El laboratorio y los estudios animales sugieren que los flavonoles dietéticos puedan reducir riesgo del cáncer de seno pero hay estudios epidemiológicos limitados. Computábamos tomas del flavonol de los datos dietéticos recogidos por los cuestionarios validados de la frecuencia de la comida en 1991 y 1995 a partir de 90.630 mujeres en el estudio II. de la salud de las enfermeras. Usando los riesgos relativos multivariantes (RR) y los intervalos de confianza del 95% (ci del 95%), evaluamos la asociación de la toma del flavonol con riesgo del cáncer de seno en las mujeres que eran premenopausal y envejecimos entre 26 y 46 años en la línea de fondo en 1991. Durante 8 años de continuación, documentamos 710 casos del cáncer de seno invasor. El RR multivariante (ci del 95%), comparando lo más arriba posible a los quintiles más bajos de la toma media acumulativa, era 1,05 (0,83, 1,34; el p-valor para la prueba de trend=0.96) para la suma de flavonoles y allí no era ninguna asociación considerada entre los flavonoles individuales tales como camferol, quercetina y miricetina y riesgo del cáncer de seno. El RR multivariante (ci del 95%), comparando lo más arriba posible a los quintiles más bajos de la toma media acumulativa, era 0,94 (0,72, 1,22; p-valor para la prueba de trend=0.54) para la suma de comidas flavonol-ricas. Entre las fuentes principales de la comida de flavonoles, encontramos una asociación inversa significativa con la toma de habas o de lentejas pero no con té, cebollas, manzanas, hilo, el bróculi, la pimienta verde y los arándanos. El RR multivariante (ci del 95%), comparando la categoría más alta (2 o más mide el tiempo de una semana) de toma media acumulativa de las habas o de las lentejas con la categoría más baja (menos que una vez al mes), era 0,76 (0,57, 1,00; p-valor para la prueba de trend=0.03). Mientras que no encontramos ninguna asociación total entre la toma de flavonoles y el riesgo de cáncer de seno, había una asociación inversa con la toma de habas o las lentejas esas merecen la evaluación adicional.

Cáncer de la internacional J. 20 de abril 2005; 114(4): 628-33

Toma de la legumbre y el riesgo de cáncer: un estudio multisite del caso-control en Uruguay.

FONDO: Los estudios anteriores han sugerido que una alta toma de legumbres puede disminuir el riesgo de cáncer del estómago y de próstata y de algunos otros cánceres. Sin embargo, las pruebas todavía se limitan. Para explorar más lejos la asociación entre la toma de la legumbre y el riesgo de cáncer condujimos un estudio del caso-control de 11 sitios del cáncer en Uruguay entre 1996 y 2004, incluyendo 3.539 casos del cáncer y 2.032 controles del hospital. RESULTADOS: El más alto contra el tertile más bajo de la toma de la legumbre fue asociado a una disminución significativa del riesgo de cánceres de la cavidad bucal y de la faringe (O = 0,48, ci del 95%: 0.34-0.68), esófago (O = 0,54, ci del 95%: 0.38-0.77), laringe (O = 0,55, ci del 95%: 0.40-0.77), zona aerodigestive superior (O = 0,50, ci del 95%: 0.40-0.63), estómago (O = 0,69, ci del 95%: 0.49-0.97), colorrecto (O = 0,43, ci del 95%: 0.32-0.59), riñón (O = 0,41, ci del 95%: 0.24-0.71), y todos los sitios combinados (O = 0,68, ci del 95%: 0.59-0.78). No se observó ninguna asociación significativa entre la toma de la legumbre y los cánceres del pulmón (O = 1,03, ci del 95%: 0.83-1.27), pecho (O = 0,89, ci del 95%: 0.65-1.20), próstata (O = 0,87, ci del 95%: 0.64-1.18) o vejiga (O = 0,82, ci del 95%: 0.57-1.17). Los resultados similares fueron encontrados para las habas y las lentejas. CONCLUSIÓN: Una toma más alta de legumbres fue asociada a un riesgo disminuido de varios cánceres incluyendo los de la zona, del estómago, del colorrecto, y del riñón, pero no del pulmón, del pecho, de la próstata o de la vejiga aerodigestive superior. Las posteriores investigaciones de estas asociaciones en estudios ficticios anticipados se autorizan.

El cáncer causa control. El 2009 de nov; 20(9): 1605-15

Factores de riesgo dietéticos para el cáncer de colon en una población poco arriesgada.

En un estudio anticipado de seis años, los autores examinaron la relación entre la dieta y el cáncer de colon del incidente entre 32.051 miembros blancos de la cohorte de los no-hispanos del estudio adventista de la salud (California, 1976-1982) que, en la línea de fondo, no tenía ninguna historia documentada o divulgada del cáncer. El riesgo de cáncer de colon era resuelto de la regresión proporcional de los peligros con el ajuste para la edad y otros covariates. Los autores encontraron una asociación positiva con la toma total de la carne (ratio del riesgo (RR) para > o tiempo =1/semana contra ninguna toma de la carne = 1,85, intervalo de confianza del 95% (ci) 1.19-2.87; p para la tendencia = 0,01) y, entre los temas que favorecieron los tipos específicos de carne, asociaciones positivas con el tiempo RR para > o =1 de la toma de la carne roja (/la semana contra ninguna toma de la carne roja = 1,90, ci 1.16-3.11 del 95%; p para la tendencia = 0,02) y tiempo RR para > o =1 de la toma de la carne blanca (/semana contra ninguna toma de la carne blanca = 3,29, ci 1.60-6.75 del 95%; p para la tendencia = 0,006). Una asociación inversa con la toma de la legumbre (RR por >2 las épocas/semana contra el tiempo <1/la semana = 0,53, ci 0.33-0.86 del 95%; p para la tendencia = 0,03) fue observado. Entre hombres, una asociación positiva con el índice de masa corporal fue observada (en relación con el RR para III tertile (>25.6 kg/m2) contra I tertile (<22.5 kg/m2) = 2,63, ci 1.12-6.13 del 95%; p para la tendencia = 0,05). Una relación compleja era por el que los temas que exhibían una alta toma de la carne roja, una toma baja de la legumbre, y una alta masa del cuerpo experimentaran más elevación que triple identificada en riesgo en relación con el resto de los modelos basados en estas variables. Este modelo de los factores de riesgo supuestos contribuiría probablemente a los aumentos en la resistencia a la insulina (alta masa del cuerpo, alta toma de la carne roja) y la carga glycemic (toma baja) de la legumbre, una sinergia que, si es causal, implica la exposición hyperinsulinemic en carcinogénesis de los dos puntos. Los hallazgos totales de esta cohorte identifican la toma de la carne roja y la toma de la carne blanca como factores de riesgo dietéticos importantes para el cáncer de colon y mencionan la posibilidad que el riesgo debido a la toma de la carne roja refleja una etiología más compleja.

J Epidemiol. 15 de octubre 1998; 148(8): 761-74

Efecto de Chemopreventive de las lentejas crudas y cocinadas (culinaris de la lente L) y sojas (glicocola máxima) contra focos aberrantes azoxymethane-inducidos de la cripta.

Aunque lentejas (los culinaris de la lente L) contienen varios compuestos bioactivos que se han ligado a la prevención del cáncer, la capacidad in vivo chemopreventive de lentejas contra cáncer colorrectal químicamente inducido no se ha examinado. Nuestro actual estudio examinó la hipótesis que las lentejas podrían suprimir la carcinogénesis temprana in vivo en virtud de su micro bioactivo y macroconstituents y que el tratamiento termal culinario podría afectar a su potencial chemopreventive. Para lograr esta meta, utilizamos las lentejas enteras crudas (RWL), las lentejas crudas de la fractura (RSL), las lentejas enteras cocinadas (CWL), y las lentejas partidas cocinadas (CSL). Sojas crudas (RSB; La glicocola máxima) fue utilizada con el fin de la comparación con un agente chemopreventive bien estudiado. Asignaron sesenta Fischer destetados 344 ratas masculinas, 4 a 5 semanas de la edad, aleatoriamente a 6 grupos (10 ratas/grupo): el grupo de control (c) recibió dieta de AIN-93G, y los grupos leguminosos del tratamiento de RWL, de CWL, de RSL, de CSL, y de RSB recibieron contener de las dietas del tratamiento AIN-93G+5% de las legumbres antedichas. Después de la aclimatación para 1 semana (en la 5ta a 6ta semana de la edad), todos los animales fueron puestos en el control y el tratamiento adieta por separado por 5 semanas (a partir 6ta a 11ma semana de la edad). En el final de la 5ta semana de la alimentación (final de la 11ma semana de la edad), todas las ratas recibieron 2 inyecciones subcutáneas de agente carcinógeno del azoxymethane en 15 mg/kg de la rata del peso corporal por dosis una vez por semana por 2 semanas consecutivas. Después de 17 semanas de la inyección pasada del azoxymethane (a partir 12ma a 29na semana de la edad), todas las ratas euthanized. La capacidad de Chemopreventive fue evaluada usando focos de la cripta y la actividad aberrantes colónicos de glutatión-S-transferasas hepáticas. Las reducciones significativas (P < .05) fueron encontradas en focos aberrantes totales de la cripta numeran (medio +/- SEM) para RSB (27,33 +/- 4,32), CWL (33,44 +/- 4,56), y RSL (37,00 +/- 6,02) en comparación con el grupo c (58,33 +/- 8,46). Las actividades hepáticas de las glutatión-S-transferasas crecientes perceptiblemente (P < .05) de ratas alimentaron todas las dietas del tratamiento (a partir de minuto del magnesio del micromol 51,38 +/- 3,66 a 67,94 +/- 2,01 (- 1) (- 1)) en comparación con la dieta del control (c) (26,13 +/- minuto 1,01 del magnesio del micromol (- 1) (- 1)). Nuestros hallazgos indican que el consumo de lentejas pudo ser protector contra carcinogénesis de los dos puntos y que el tratamiento hidrotérmico dio lugar a una mejora en el potencial chemopreventive para las lentejas enteras.

Nutr Res. 2009 mayo; 29(5): 355-62

Estudio ficticio de la dieta, de la forma de vida, y del cáncer de próstata en hombres adventistas.

Las características dietéticas y de la forma de vida fueron evaluadas en relación con riesgo de cáncer prostático subsiguiente en una cohorte de aproximadamente 14.000 hombres adventistas del Séptimo-día que terminaron un cuestionario detallado de la forma de vida en 1976 y que fueron supervisados para la incidencia del cáncer hasta finales de 1982. Durante el período de seis años de la continuación, 180 cánceres prostáticos histológico confirmados fueron detectados entre unos 78.000 años-hombre de continuación. El logro educativo cada vez mayor fue asociado al riesgo perceptiblemente disminuido de cáncer de próstata en este estudio; la edad en la primera boda también fue asociada inverso a riesgo, aunque ésta no fuera significativa. No había relación entre el índice de masa corporal (según lo medido por el índice de Quetelet) y el riesgo. Una historia de la próstata “problema” fue asociada a un aumento del 60% en el riesgo que era altamente significativo. Aunque hubiera relaciones sugestivas entre el consumo cada vez mayor del producto animal y el riesgo creciente, estos resultados no persistieron después de explicar la influencia del consumo de la fruta y verdura. Ni era la exposición a la forma de vida vegetariana durante los años de la niñez asociados a alteraciones en riesgo subsiguiente. Sin embargo, el consumo cada vez mayor de habas, las lentejas y los guisantes, los tomates, la pasa, las fechas, y otros frutos secos todos fueron asociados a riesgo de cáncer perceptiblemente disminuido de próstata.

Cáncer. 1 de agosto 1989; 64(3): 598-604

Aumento persistente del predominio del síndrome metabólico entre adultos de los E.E.U.U.: NHANES III a NHANES 1999-2006.

OBJETIVO: Para comparar el predominio en el síndrome metabólico (MetSyn) entre 1988-1994 y 1999-2006 entre los adultos de los E.E.U.U. de diversas razas o pertenencias étnicas. DISEÑO Y MÉTODOS DE LA INVESTIGACIÓN: Análisis de datos sobre 6.423 hombres adultos y mujeres no embarazadas envejecidos años ≥20 a partir de la tercera encuesta sobre nacional el examen de la salud y de la nutrición (hicieron NHANES III) y a 6.962 participantes del NHANES combinado 1999-2006. La definición adulta revisada del panel III del tratamiento del programa educativo nacional del colesterol fue utilizada para calcular MetSyn. RESULTADOS: El predominio sin ajustar (27,9 ± 1,1% a 34,1 el ± 0,8%, P < 0,001) y el predominio edad-ajustado (29,2 ± 1,0% a 34,2 el ± 0,7%, P < 0,001) aumentaron NHANES III a NHANES 1999-2006, respectivamente. Aunque el predominio de MetSyn fuera el más alto en mexicoamericanos, los aumentos significativos en predominio ocurrieron entre blancos de los no-hispanos y negros de los no-hispanos, especialmente entre mujeres más jovenes. CONCLUSIONES: El aumento persistente de MetSyn entre adultos de los E.E.U.U. es una preocupación seria de la salud pública porque aumenta la probabilidad del predominio creciente del tipo - diabetes 2.

Cuidado de la diabetes. El 2011 de enero; 34(1): 216-9

La toma de la legumbre se asocia inverso a síndrome metabólico en adultos.

FONDO: Los estudios en la asociación entre la toma y el síndrome metabólico (Mets) de la legumbre son escasos. El objetivo de este estudio es evaluar la asociación entre la toma de la legumbre, Mets, y sus componentes. MÉTODOS: Este estudio fue conducido en 80 temas (hembra del 48%) con Mets como casos y 160 envejecen y género-hicieron juego controles sanos. Las medidas antropométricas, la presión arterial, la glucosa en sangre de ayuno, y los perfiles del lípido fueron evaluados por métodos estándar. Los datos dietéticos fueron recogidos usando un cuestionario de la frecuencia de la comida (FFQ) y la toma de la legumbre era resuelta. Definieron a Mets según la definición del panel adulto III. del tratamiento. RESULTADOS: La toma mala (SD) de legumbres era 1,4 (0,9) porciones/semana para las cajas y 2,3 (1,1) porciones/semana para los temas del control (P < 0,05). Después del ajuste para los factores de confusión potenciales, las disminuciones de la presión arterial sistólica mala, la glucosa en sangre de ayuno, y el aumento en niveles de colesterol de HDL fueron observados a través de categorías cada vez mayores de la cuartila de toma de la legumbre. Después de los ajustes para el estilo y los grupos de alimentos de vida, los temas en la cuartila más alta de la toma de la legumbre tenían probabilidades más bajas del tener Mets comparado con ésos en la cuartila más baja [ratio de las probabilidades (O): 0.25; Ci del 95%: 0,11 - 0,64, P < 0,05], una asociación que se debilitó después del ajuste para el índice de masa corporal (BMI), pero seguían siendo significativo (O: 0.28; Ci del 95%: 0,12 - 0,81, P < 0,05). CONCLUSIONES: La toma de la legumbre se asocia inverso al riesgo de tener Mets y algo de sus componentes.

MED de Irán del arco. El 2012 de sept; 15(9): 538-44

Una dieta hypocaloric legumbre-basada reduce la situación proinflammatory y mejora características metabólicas en temas gordos/obesos.

FONDO: La composición alimenticia de la ingestión dietética podía producir efectos específicos sobre variables metabólicas y concentraciones inflamatorias del marcador. Este estudio evaluó los efectos de dos dietas hypocaloric (legumbre-restrictas contra dieta legumbre-basada) sobre los cambios metabólicos e inflamatorios, acompañando pérdida de peso. MÉTODOS: Treinta temas obesos (17 M/13F; BMI: 32,5 ± 4,5 kg/m (2); el ± 36 8 años) fue asignado aleatoriamente a uno de los tratamientos hypocaloric siguientes (8 semanas): dieta legumbre-libre Caloría-restricta (control: C-dieta) o dieta legumbre-basada caloría-restricta (L-dieta), prescribiendo 4 diversas cocinar-porciones semanales (160-235 g) de lentejas, de garbanzos, de guisantes o de habas. La composición del cuerpo, la presión arterial (BP), las concentraciones bioquímicas e inflamatorias de la sangre del marcador así como la ingestión dietética fueron medidas en la línea de fondo y después de la intervención alimenticia. RESULTADOS: La L-dieta alcanzó una mayor pérdida del peso corporal, cuando estaba comparada a la C-dieta (- 7,8 ± 2,9% contra -5,3 el ± 2,7%; p = 0,024). El total y los niveles de colesterol de LDL y BP sistólico fueron mejorados solamente al consumir la L-dieta (p < 0,05). la L-dieta también dio lugar a una reducción más alta significativa en la proteína C-reactiva (CRP) y las concentraciones del complemento C3 (C3) (p < 0,05), comparadas a la línea de fondo y a los valores de la C-dieta. Interesante, la reducción en las concentraciones de CRP y C3 seguían siendo un grupo perceptiblemente más alto de la L-dieta, después de ajustar por peso pérdida (p < 0,05). Además, la reducción (%) en concentraciones de CRP fue asociada positivamente a las disminuciones (%) de BP sistólico y a la concentración total del colesterol específicamente en el grupo de la L-dieta, independiente de la pérdida de peso (p < 0,05). CONCLUSIÓN: El consumo de legumbres (4 porciones/semana) dentro de una dieta hypocaloric dio lugar a una reducción específica en marcadores proinflammatory, tales como CRP y C3 y una mejora clínico significativa de algunas características metabólicas (perfil y BP del lípido) en los temas obesos gordos, que eran en algunos casos independientes de pérdida de peso.

EUR J Nutr. El 2011 de febrero; 50(1): 61-9

Efecto del descortezamiento y de cocinar de las lentejas (lente Culinaris, L.) sobre la glucosa del suero y de los niveles de la lipoproteína en ratas diabéticas Streptozotocin-inducidas.

Este estudio fue conducido para investigar el efecto de lentejas sobre niveles de lípido de la glucosa del suero y del suero en ratas diabéticas. Cuarenta ratas de Sprague-Dawley del varón adulto, 12 semanas de la edad que pesaban 220-290g, fueron utilizadas. La diabetes fue inducida por streptozotocin en un nivel de 35 mg/kg intraperitoneal. Los animales fueron divididos aleatoriamente en cinco grupos, ocho animales cada uno: una dieta de la caseína (control), lenteja entera cruda (RWL), lenteja entera cocinada (CWL), lenteja descortezada cruda (RDL) y lenteja descortezada cocinada (CDL). Los animales fueron alimentados con las dietas experimentales por seis semanas, sacrificadas y las muestras de sangre fueron recogidas. El nivel de la glucosa del suero del grupo de CDL (± 387,9 53,3 mg/dl) era perceptiblemente más bajo (P<0.05) que el del control, de los grupos de RDL y de RWL (529,0 ± 11,7, 538,6 el ± 45,0, el ± 542,1 32,2 mg/dl respectivamente). Además, la concentración de HDL de grupo del CWL (± 66,3 1,9 mg/dl) era perceptiblemente más alta (P<0.01) que la del control, de los grupos de RWL y de RDL (54,9 ± 3,5, 50,8 el ± 4,2, el ± 54,0 3,4 mg/dl respectivamente). Sin embargo, no había diferencia significativa en la glucosa y el suero HDL del suero entre los grupos de CDL y del CWL. No se detectó ningunas diferencias significativas (p>0.05) en triglicéridos, colesterol total y colesterol de LDL entre los grupos experimentales. Se concluye que las lentejas cocinadas bastante que las lentejas crudas eran más eficaces en la baja de la glucosa en sangre y la mejora del colesterol de HDL en ratas diabéticas. No había diferencia entre las lentejas enteras y descortezadas con respecto a efectos sobre niveles de la glucosa en sangre y de colesterol de HDL.

Malayos J Nutr. DEC 2010; 16(3): 409-18