Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista marzo de 2013
Extractos  

Carnitina

Escasez de la carnitina causada por funcionamiento mitocondrial de los compromisos del envejecimiento y del overnutrition y control metabólico.

Además de su papel esencial en el permiso de la importación y de la oxidación mitocondriales de ácidos grasos con cadena larga, las funciones de la carnitina también como un acil agrupan el aceptador que facilita la exportación mitocondrial de exceso de carbonos bajo la forma de acylcarnitines. Las pruebas recientes sugieren que los requisitos de la carnitina aumente bajo condiciones de la tensión metabólica continua. Por consiguiente, presumimos que la escasez de la carnitina pudo contribuir a la disfunción mitocondrial y a las debilitaciones obesidad-relacionadas en tolerancia de la glucosa. Constante con esta disminución de la carnitina del cuerpo entero de la predicción fue identificado como una característica común de estados insulina-resistentes tales como edad avanzada, diabetes genética, y obesidad dieta-inducida. En los roedores alimentados (12 meses) una dieta de alto grado en grasas de por vida, la situación comprometida de la carnitina correspondió con la acumulación creciente del músculo esquelético de ésteres del acylcarnitine y la expresión hepática disminuida de los genes biosintéticos de la carnitina. Las reservas disminuidas de la carnitina en el músculo de ratas obesas fueron acompañadas por perturbaciones marcadas en metabolismo mitocondrial del combustible, incluyendo índices bajos de oxidación completa del ácido graso, de beta-oxidación incompleta elevada, y de transferencia empeorada del substrato del ácido graso al piruvato. Estas anormalidades mitocondriales fueron invertidas por 8 semanas de la suplementación oral de la carnitina, conjuntamente con la emanación creciente del tejido y la excreción urinaria de la acetilcarnitina y la mejora de la tolerancia de la glucosa del cuerpo entero. La acetilcarnitina es producida por la enzima mitocondrial de la matriz, acetiltransferasa de la carnitina (CrAT). Un papel de esta enzima en intolerancia de lucha de la glucosa fue apoyado más a fondo por el hallazgo que el énfasis excesivo de CrAT en miocitos esqueléticos humanos primarios aumentó la absorción de la glucosa y atenuó la supresión lípido-inducida de la oxidación de la glucosa. Estos resultados implican la escasez de la carnitina y la actividad reducida de CrAT como componentes reversibles del síndrome metabólico.

Biol quím. de J. 21 de agosto 2009; 284(34): 22840-52

la para arriba-regulación Acetilo-L-CARNITINA-inducida de las proteínas del choque del calor protege las neuronas corticales contra la tensión y la neurotoxicidad oxidativas mediadas 1-42- amiloide-beta del péptido: implicaciones para la enfermedad de Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer (ANUNCIO) es un desorden neurodegenerative progresivo caracterizado por la pérdida de memoria y de cognición y por las placas seniles y los enredos neurofibrillary en cerebro. péptido Amiloide-beta, particularmente el péptido del aminoácido 42 (Abeta (1-42)), es un componente principal de placas seniles y es probablemente central a la patogenesia de la enfermedad. El cerebro del ANUNCIO está bajo tensión oxidativa significativa, y el péptido de Abeta (1-42) se sabe para causar la tensión oxidativa in vitro y in vivo. la Acetilo-L-carnitina (ALCAR) es un compuesto mitocondrial endógeno de la membrana que las ayudas para mantener las bioenergéticas mitocondriales y baja la tensión oxidativa creciente asociada al envejecimiento. El glutatión (GSH) es un antioxidante endógeno importante, y sus niveles se ha mostrado a la disminución con el envejecimiento. La administración de ALCAR aumenta niveles celulares de GSH en astrocytes de la rata. En el estudio actual, investigamos si ALCAR desempeña un papel protector en células neuronales corticales contra Abeta (1-42) - tensión y neurotoxicidad oxidativas mediadas. La supervivencia disminuida de la célula en las culturas neuronales tratadas con Abeta (1-42) correlacionó con un aumento en la formación de la oxidación de la proteína (carbonyl de la proteína, nitrotyrosine 3) y de la peroxidación del lípido (4-hydroxy-2-nonenal). El tratamiento previo de culturas neuronales corticales primarias con ALCAR atenuó perceptiblemente la citotoxicidad de Abeta (1-42) -, la oxidación de la proteína, la peroxidación del lípido, y el apoptosis inducidos de una manera dosis-dependiente. La adición de ALCAR a las neuronas también llevadas a un GSH celular elevado y a los niveles de las proteínas del choque del calor (HSPs) comparó con las células no tratadas del control. Nuestros resultados sugieren que ALCAR ejerza efectos protectores contra la toxicidad de Abeta (1-42) y la tensión oxidativa en parte para arriba-regulando los niveles de GSH y de HSPs. Estas pruebas apoyan el potencial farmacológico de la carnitina del acetilo en la gestión de Abeta (1-42) - tensión y neurotoxicidad oxidativas inducidas. Por lo tanto, ALCAR puede ser útil como estrategia terapéutica posible para los pacientes con el ANUNCIO.

J Neurosci Res. 1 de agosto 2006; 84(2): 398-408

Volumen de ventas y envejecimiento mitocondriales de células postmitotic duraderas: la teoría mitocondrial-lysosomal del eje del envejecimiento.

Está generalmente aceptado ahora que el envejecimiento y la muerte eventual de organismos multicelulares es relacionado en gran parte con el daño macromolecular por la especie reactiva mitochondrially producida del oxígeno, afectando sobre todo a las células postmitotic duraderas, tales como neuronas y miocitos cardiacos. Estas células se substituyen raramente o en absoluto durante vida y pueden ser tan viejas como el organismo entero. La incapacidad inherente de los mecanismos autophagy y otros de la celular-degradación para quitar dañó las estructuras da lugar totalmente a la acumulación progresiva de basura, incluyendo los agregados cytosolic de la proteína, las mitocondrias defectuosas, y el lipofuscin, un material indigesto intralysosomal. En este comentario, subrayamos la importancia de la interferencia entre las mitocondrias y los lisosomas en el envejecimiento. La acumulación lenta de lipofuscin dentro de lisosomas parece presionar autophagy, dando por resultado el volumen de ventas reducido de mitocondrias eficaces. Estes último no sólo son funcionalmente deficientes pero también producen las cantidades crecientes de especies reactivas del oxígeno, incitando lipofuscinogenesis. Por otra parte, las mitocondrias defectuosas y agrandadas autophagocytosed y constituyen una población en crecimiento de los organelos gravemente de funcionamiento que no se funden e intercambian mal su contenido por mitocondrias normales. El progreso de éstos cambia parece dar lugar a la tensión oxidativa aumentada, a la producción disminuida del ATP, y al hundimiento de la maquinaria catabólica celular, que es eventual incompatible con supervivencia.

Señal de los redox de Antioxid. El 2010 de abril; 12(4): 503-35

Teoría mitocondrial del envejecimiento en sarcopenia relativo a la edad humano.

Los counterstrategies relativos a la edad de comprensión del sarcopenia y, más importantemente, de la concepción requieren un conocimiento íntimo de los mecanismos subyacentes del sarcopenia. La teoría mitocondrial del envejecimiento (MTA) ha sido una teoría principal en el envejecimiento para la década pasada; sin embargo, hay relativamente poca información del tejido humano para apoyar o para refutar la implicación del MTA en el envejecimiento del músculo esquelético. Se cree que las mitocondrias pueden contribuir al sarcopenia en una moda estocástica donde las regiones de fibras que contienen las mitocondrias disfuncionales se fuerzan para atrofiar. El ejercicio de resistencia, un estímulo hipertrófico sabido, se ha mostrado para mejorar el fenotipo mitocondrial del músculo esquelético envejecido. Además, la activación de las células madres del músculo esquelético por ejercicio de resistencia puede atenuar sarcopenia de dos maneras. Primero induciendo la adición nuclear a las fibras postmitotic, y, el segundo, aumentando la proporción de mitocondrias funcionales donadas en las células madres del músculo en un proceso llamó el “gen que desplazaba”. En este capítulo revisamos las pruebas que apoyan el MTA, el potencial para atenuar el MTA con los estímulos hipertróficos sabidos y para explorar el papel de las células madres del músculo en el desplazamiento del gen para determinar la conexión entre la disfunción mitocondrial y el sarcopenia relativo a la edad.

Top Gerontol de Interdiscip. 2010;37:142-56

Disfunción mitocondrial durante Brain Aging: Papel de la tensión y de la modulación oxidativas por la suplementación antioxidante.

La disfunción mitocondrial y la tensión oxidativa son dos interdependientes y los mecanismos de refuerzo del daño que desempeñan un papel fundamental en el envejecimiento del cerebro. La tensión oxidativa iniciada y propagada por oxyradicals activos y otros radicales libres en presencia de los iones catalíticos del metal no sólo puede dañar el fosfolípido, la proteína y las moléculas de la DNA dentro de la célula pero pueden también modular la célula que señala caminos y el modelo de la expresión génica y todos estos procesos pueden ser de importancia crítica en el envejecimiento del cerebro. El actual artículo describe el mecanismo de la formación de oxyradicals reactivos dentro de las mitocondrias y después explica cómo éstos pueden iniciar programa mitocondrial de la biogénesis y activar diversos factores transcriptivos en el cytosol para impulsar encima de la capacidad antioxidante de las mitocondrias y de la célula. Sin embargo, un de alto nivel de la tensión oxidativa finalmente inflige daño crítico a la maquinaria y a la DNA mitocondrial (mtDNA) de la fosforilación oxidativa. La última parte del artículo es un catálogo que muestra las pruebas de acumulación a favor de la inactivación oxidativa de funciones mitocondriales en cerebro envejecido y de los informes detallados de diversos estudios con la suplementación antioxidante que demanda éxito variable en la prevención del decaimiento mitocondrial del cerebro relativo a la edad y de la disminución cognoscitiva. El acercamiento antioxidante de la suplementación puede estar de ayuda potencial en la gestión de enfermedades neurodegenerative como enfermedad de Alzheimer. Los antioxidantes mitocondria-apuntados desarrollados recientemente han traído una nueva dirección a los estudios experimentales relacionados con el daño oxidativo y pueden proporcionar las drogas potenciales en el futuro próximo para una variedad de enfermedades o de condiciones degenerativas incluyendo el envejecimiento del cerebro y desordenes neurodegenerative.

Envejecimiento SID. El 2011 de junio; 2(3): 242-56.

Contribución de autophagy mitocondrial empeorada al envejecimiento cardiaco: mecanismos y oportunidades terapéuticas.

El predominio de la enfermedad cardiovascular aumenta con edad de avance. Aunque la exposición a largo plazo a los factores de riesgo cardiovasculares desempeñe un papel principal en el etiopathogenesis de la enfermedad cardiovascular, el envejecimiento cardiaco intrínseco aumenta la susceptibilidad a las patologías del corazón que se convierten en última vida. La disminución progresiva de la función mitocondrial del cardiomyocyte se considera una senectud subyacente del corazón del mecanismo importante. La producción dañada de las mitocondrias no sólo menos ATP pero también genera cantidades crecientes de especies reactivas del oxígeno y exhibe una mayor propensión a accionar apoptosis. Dado la naturaleza postmitotic de cardiomyocytes, el retiro eficiente de mitocondrias disfuncionales es crítico para el mantenimiento del homeostasis de la célula, porque los organelos dañados no se pueden diluir por la proliferación de célula. El único mecanismo sabido por el que las mitocondrias estén volcadas está con macroautophagy. La eficacia de este proceso disminuye con la edad de avance, que puede desempeñar un papel crítico en senectud del corazón y enfermedad cardiovascular relativa a la edad. El actual comentario ilustra los mecanismos supuestos por el que las alteraciones en el retiro autophagic de mitocondrias dañadas intervengan en curso de envejecimiento cardiaco y en la patogenesia de las enfermedades cardíacas específicas que son especialmente frecuentes en última vida (eg., hipertrofia ventricular izquierda, enfermedad cardíaca isquémica, paro cardíaco, y cardiomiopatía diabética). Las intervenciones propuestas para contrarrestar el envejecimiento cardiaco con mejoras en macroautophagy (eg., mimetics de la restricción de la caloría y de la restricción de la caloría) también se presentan.

Circ Res. 13 de abril 2012; 110(8): 1125-38

Mitocondrias, grasas de cuerpo y tipo - diabetes 2: ¿cuál es la conexión?

Este comentario considerará el concepto que el desarrollo de una disfunción mitocondrial en adipocytes es un paso temprano en la patogenesia para el tipo - diabetes 2. Sobre la extensión de la masa adiposa llega a ser inflamado gradualmente e hipóxico. la TNF-alfa, localmente producida, induce la resistencia a la insulina de los adipocytes que llevan a la lipolisis aumentada. El exceso de ácidos grasos, conjuntamente con hipoxia local, da lugar a la inducción del daño mitocondrial en los adipocytes. Como resultado de esta disminución en actividad mitocondrial los ácidos menos grasos se pueden quitar dentro de adipocytes por la beta-oxidación mitocondrial desacoplada y por la nueva esterificación, pues la actividad mitocondrial proporciona los substratos para el glyceroneogenesis. Como consecuencia estos ácidos grasos redistribuyen a otros compartimientos del cuerpo donde se almacenan como depósitos ectópicos del triglicérido. Esta situación se asocia al desarrollo de la resistencia a la insulina del hígado y del músculo. Además, contribuye para dañar las beta-células pancreáticas. En última instancia, esta situación da lugar al desarrollo de un estado hyperglycemic.

Minerva Med. El 2008 de junio; 99(3): 241-51

Disfunción mitocondrial en insensibilidad de la insulina: implicación del papel mitocondrial en el tipo - diabetes 2.

Las pruebas abundantes se han acumulado para sugerir que la disfunción mitocondrial está asociada al tipo - diabetes 2. Los hallazgos de la investigación de esto y otros laboratorios han apoyado la noción que empeoró la función mitocondrial es una causa de la insensibilidad de la insulina en miocitos y adipocytes como resultado de la fuente de energía escasa o de los defectos en el camino de la señalización de la insulina. Demostramos que la inhibición de la respiración y de la fosforilación oxidativa por los inhibidores respiratorios o la precipitación de los genes implicados en biogénesis mitocondrial puede empeorar la diferenciación de preadipocytes y la respuesta de adipocytes a la insulina. Por otra parte, las mitocondrias defectuosas también causan una disminución de la secreción del adiponectin que ésa lleva para disminuir la utilización de la glucosa de otros tejidos. Además, se ha aclarado que algunos factores ambientales, agentes contaminadores, y toxinas mitocondriales están implicados en la patogenesia del tipo - diabetes 2. Tomados juntos, sugerimos que la disfunción mitocondrial desempeña un papel en la patofisiología de la insensibilidad de la insulina, y que la activación de la biogénesis mitocondrial puede ser una estrategia eficaz en la prevención o el tratamiento de la resistencia a la insulina y mecanografiar - la diabetes 2.

Ana N Y Acad Sci. El 2010 de julio; 1201:157-65

suplementación de la L-carnitina y disminución edad-asociada del restablecimiento del ejercicio físico en algunas funciones mitocondriales en la rata.

En mamíferos, durante el proceso del envejecimiento, una atrofia de las fibras de músculo, un aumento en masa de las grasas de cuerpo, y una disminución de capacidades oxidativas del músculo esquelético ocurren. Los compuestos y las actividades que obran recíprocamente con metabolismo oxidativo del lípido pueden ser útiles en la limitación de los daños que ocurren en músculo del envejecimiento. En este estudio, evaluamos el efecto de la L-carnitina y el ejercicio físico en varios parámetros se relacionó con la fisiología del músculo. Describimos eso que complementaba ratas viejas con L-carnitina en 30 mg/kg del peso corporal por 12 semanas que (a) permitió la restauración del nivel de la L-carnitina en células musculares, (b) actividad oxidativa restaurada del músculo en el soleus, y (c) el positivo inducido cambia en la composición del cuerpo: una disminución de la masa gorda abdominal y un aumento en capacidades del músculo sin ningunos cambian en toma de comida. El ejercicio físico moderado era también eficaz en (a) la limitación de aumento total gordo y (b) induciendo un aumento en las capacidades del soleus de oxidar los ácidos grasos.

J Gerontol un Biol Sci Med Sci. El 2008 de oct; 63(10): 1027-33

la suplementación de la Acetilo-L-carnitina restaura niveles disminuidos de la carnitina del tejido y metabolismo de lípido empeorado en ratas envejecidas.

Los efectos de la suplementación a largo plazo de la carnitina sobre cambios relativos a la edad en niveles de la carnitina del tejido y en metabolismo de lípido fueron investigados. La carnitina del total nivela en el corazón, músculo esquelético, corteza cerebral, y el hipocampo era el aproximadamente 20% menos en las ratas envejecidas (22 meses) que en las ratas jovenes (6 meses). Por el contrario, los niveles de la carnitina del plasma no fueron afectados envejeciendo. Suplementación de la acetilo-l-carnitina (ALCAR; 100 mg/kg del peso corporal/día por 3 meses) aumentaron perceptiblemente niveles de la carnitina del tejido en ratas envejecidas pero tenían poco efecto sobre niveles de la carnitina del tejido en ratas jovenes. Los análisis de la lipoproteína del plasma revelaron que los niveles del triacilglicerol en VLDL y los niveles de colesterol en LDL y en HDL eran todo el perceptiblemente más altos en ratas envejecidas que en ratas jovenes. El tratamiento de ALCAR disminuyó todas las fracciones de la lipoproteína y por lo tanto los niveles de triacilglicerol y de colesterol. La reducción en contenido del colesterol del plasma en ratas envejecidas ALCAR-tratadas era atribuible principalmente a una disminución de los ésteres del colesterilo bastante que a una disminución del colesterol libre. Otro efecto notable de ALCAR era que disminuyó el ratio del contenido y del colesterol-fosfolípido del colesterol en los tejidos cerebrales de ratas envejecidas. Estos resultados indican que la suplementación crónica de ALCAR invierte los cambios edad-asociados en metabolismo de lípido.

Lípido Res de J. El 2004 de abril; 45(4): 729-35

la suplementación de la Acetilo-L-carnitina a las ratas viejas invierte parcialmente el decaimiento mitocondrial relativo a la edad del músculo de soleus por biogénesis mitocondrial proliferator-activada peroxisome de la gamma coactivator-1alpha-dependent del receptor que activa.

El decaimiento relativo a la edad de la función mitocondrial es un principal contribuyente al proceso del envejecimiento. Probamos los efectos de la suplementación de la acetilo-L-carnitina de 2 meses-diariamente (ALCAR) sobre biogénesis mitocondrial en el músculo de soleus de ratas envejecidas. Este músculo es pesadamente dependiente en metabolismo oxidativo. (Mt) el contenido mitocondrial de la DNA, la actividad del synthase del citrato, los niveles de la transcripción de algunos genes nucleares y mitocondrial-cifrados (subunidad IV [COX-IV], 16S rRNA, COX-I) de la oxidasis del citocromo c y de algunos factores implicados en el camino mitocondrial de la señalización de la biogénesis (gamma proliferator-activada peroxisome del receptor [PPARgamma] coactivator-1alpha [PGC-1alpha], el factor mitocondrial el factor mitocondrial [TFAM], mitocondrial 2B [TFB2] de A de la transcripción de la transcripción), así como el contenido proteínico de PGC-1alpha eran resueltos. Los resultados sugieren que el tratamiento de ALCAR en ratas viejas active biogénesis mitocondrial de PGC-1alpha-dependent, así parcialmente la inversión del decaimiento mitocondrial relativo a la edad.

Rejuvenecimiento Res. 2010 abril-junio; 13 (2-3): 148-51

La L-carnitina atenúa la proliferación Ii-inducida angiotensina de fibroblastos cardiacos: papel de la inhibición de la oxidasis de NADPH y de la generación disminuida de sphingosine-1-phosphate.

El corazón no puede sintetizar L-carnitina y es estrictamente dependiente en la L-carnitina proporcionada por la corriente de la sangre; sin embargo, los estudios adicionales son necesarios entender mejor el mecanismo de la suplementación de la L-carnitina al corazón. El objetivo de este estudio era evaluar los efectos de la L-carnitina sobre la angiotensina II (ANG II) - proliferación cardiaca inducida del fibroblasto y explorar sus mecanismos intracelulares. Los fibroblastos cardiacos cultivados de la rata fueron pretratados con la L-carnitina (1-30 milímetros) entonces estimulada con ANG II (100 nanómetro). El ANG II aumentó la proliferación del fibroblasto y la expresión endothelin-1, que fueron inhibidos parcialmente por la L-carnitina. la L-carnitina también atenuó actividad Ii-inducida ANG de la oxidasis de NADPH, la formación reactiva de la especie del oxígeno, la fosforilación señal-regulada extracelular de la cinasa, la actividad del reportero del activador protein-1-mediated y la generación de sphingosine-1-phosphate. Además, la L-carnitina aumentó la prostaciclina generación (de PGI (2)) en fibroblastos cardiacos. transfección del siRNA de PGI (2) synthase PGI L-carnitina-inducido perceptiblemente reducido (2) y sus efectos de la anti-proliferación sobre fibroblastos cardiacos. Además, bloqueando el potencial PGI (2) los receptores, incluyendo los receptores de la inmunoprecipitación (IP) y alfa proliferator-activada peroxisome de los receptores (alfa de PPAR) y delta, revelaron que el bloqueo siRNA-mediado de la alfa de PPAR redujo considerablemente el efecto de la anti-proliferación de la L-carnitina. En resumen, estos resultados sugieren que la L-carnitina atenúe efectos Ii-inducidos ANG (activación incluyendo de la oxidasis de NADPH, generación de sphingosine-1-phosphate y proliferación de célula) en parte con PGI (2) y los caminos de la alfa-señalización de PPAR.

Bioquímica de J Nutr. El 2010 de julio; 21(7): 580-8

la suplementación de la Acetilo-L-carnitina invierte la disminución relativa a la edad en palmitoyltransferase de la carnitina 1 actividad (CPT1) en mitocondrias interfibrilares sin el cambio del contenido de la L-carnitina en el corazón de la rata.

El corazón del envejecimiento exhibe una pérdida de capacidad bioenergética de la reserva mediada parcialmente con una utilización más baja del ácido graso. Investigamos si la debilitación relativa a la edad del catabolismo cardiaco del ácido graso ocurre, por lo menos parcialmente, a través de los niveles disminuidos de L-carnitina, que afectarían al contrario al palmitoyltransferase 1 (CPT1) de la carnitina, la enzima tarifa-limitadora para la absorción grasa acil-CoA en las mitocondrias para la β-oxidación. Viejo (MOS 24-28) Fischer 344 ratas era la fed±acetyl-L-carnitina (ALCAR; 1,5% [peso/volumen]) por hasta cuatro semanas antes del sacrificio y del aislamiento de las mitocondrias interfibrilares (IFM) y subsarcolemmal cardiacas (SSM). IFM exhibió una pérdida relativa a la edad del 28% (p<0.05) de la actividad CPT1, que correlacionó con una disminución (el 41%, p<0.05) en la respiración palmitoyl-CoA-conducida del estado 3. Interesante, los SSM habían preservado la función de la enzima y el palmitato eficientemente utilizado. El análisis de la cinética de IFM CPT1 mostró ambos V disminuidos (máximos) y K (m) (el 60% y el 49% respectivamente, p<0.05) cuando el palmitoyl-CoA era el substrato. Sin embargo, no hay cambios relativos a la edad en cinética de la enzima evidentes en cuanto a L-carnitina. La suplementación de ALCAR restauró la actividad CPT1 en el corazón IFM, pero no al parecer con el remedio de los niveles de la L-carnitina. Bastante, ALCAR influenció actividad enzimática en un cierto plazo, potencialmente modulando condiciona en el corazón del envejecimiento que afecta en última instancia al atascamiento palmitoyl-CoA y a la cinética CPT1.

Revelador de envejecimiento Mech. 2012 febrero-marzo; 133 (2-3): 99-106

tratamiento de la L-carnitina para el estudio fracaso-experimental y clínico congestivo del corazón.

Para evaluar la eficacia terapéutica de la l-carnitina en paro cardíaco, los niveles del miocardio de la carnitina y la eficacia terapéutica de la l-carnitina fueron estudiados en BIO 14,6 hámsteres cardiomyopathic y en pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva crónica y la enfermedad cardíaca isquémica. Encontraron los BIO 14,6 hámsteres y pacientes con paro cardíaco para tener carnitina libre del miocardio reducida nivelan (BIO 14,6 contra el FI, 287 +/- 26,0 contra 384,8 +/- 83,8 nmol/g mojaron el peso, p menos de 0,05; pacientes con paro cardíaco contra sin paro cardíaco, 412 +/- 142 contra 769 +/- 267 nmol/g p menos que 0,01). Por otra parte, el nivel de cadena larga del acylcarnitine era perceptiblemente más alto en los pacientes con el paro cardíaco (532 +/- 169 contra 317 +/- 72 nmol/g, p menos de 0,01). El daño del miocardio significativo en BIO 14,6 hámsteres fue prevenido por la administración intraperitoneal de la l-carnitina en el primero tiempo de la cardiomiopatía. Semejantemente, la administración oral de la l-carnitina por 12 semanas mejoró perceptiblemente la tolerancia del ejercicio de pacientes con angina de esfuerzo. En 9 pacientes con la insuficiencia cardiaca congestiva crónica, mejoraron a 5 pacientes (el 55%) movidos a una clase más baja de NYHA y el estado general en 6 pacientes (el 66%) después del tratamiento con l-carnitina. la L-carnitina es capaz de invertir la inhibición del translocase del nucleótido de la adenina y puede restaurar así el mecanismo de la oxidación del ácido graso que constituye la fuente de energía principal para el miocardio. Por lo tanto, estos resultados indican que la l-carnitina es un agente terapéutico útil para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva conjuntamente con terapia farmacológica tradicional.

Jpn Circ J. el 1992 de enero; 56(1): 86-94

Los efectos antiischemic adicionales de L-propionylcarnitine a largo plazo en pacientes anginosos trataron con terapia antianginosa convencional.

El contenido de la L-carnitina, esenciales cardiacos para el transporte mitocondrial del ácido graso y el intercambio de ATP-ADP, disminuye durante isquemia. En los modelos animales, la administración del derivado natural, L-propionylcarnitine, puede reducir isquemia y mejorar la función cardiaca. Para evaluar efectos antiischemic posibles de L-propionylcarnitine fue comparada con placebo en haber seleccionado al azar, de doble anonimato, diseño del paralelo, además de terapia preexistente. Los pacientes con > o = 2 ataques anginosos por semana y muestras objetivas de la isquemia con angina durante la prueba del ejercicio de la bicicleta eran incluidos. Después de una fase de dos semanas, solo-ciega inicial del placebo, 37 pacientes recibieron 500 el tid del magnesio L-propionylcarnitine, y 37 pacientes recibieron el placebo por 6 semanas. Ambos grupos eran comparables en la línea de fondo. Tres pacientes interrumpieron el estudio mientras que en el placebo (dos debido a incumplimiento, uno debido a palpitaciones) y uno mientras que en L-propionylcarnitine (incumplimiento). Aunque el ritmo cardíaco, la presión arterial en descanso, y el ejercicio máximo no fueran afectados, L-propionylcarnitine aumentó el tiempo a 0,1 depresiones del ST-segmento del milivoltio [44 +/- 3 contra 8 +/- 2 segundos (medio +/- SEM) en el grupo del placebo; p = 0,05], y la duración del ejercicio mejoraron por el 5% comparado con placebo. Los ataques anginosos y el consumo de nitroglicerina no fueron afectados en cualquier grupo. Así, después de un período del tratamiento de 6 semanas, L-propionylcarnitine indujo efectos adicionales, no obstante marginales, antiischemic en los pacientes anginosos que eran todavía sintomáticos a pesar de terapia antianginosa convencional máxima. Es cuestionable si en estos pacientes esta forma de tratamiento metabólico alcanzará la gran ventaja, aunque en una cierta mejora puede ser esperado.

Cardiovasc droga Ther. DEC 1995; 9(6): 749-53

Valor de la terapia de la carnitina en pacientes de diálisis del riñón y efectos sobre la función cardiaca de estudios humanos y animales.

Las complicaciones cardiovasculares son la causa principal de la mortalidad, explicando el 50% de todas las muertes entre pacientes con la enfermedad renal de la fase final (ESRD). La mayoría de estas muertes es de causas cardiacas. Los mecanismos que son la base de la susceptibilidad aumentada a la isquemia del miocardio y de la morbosidad subsiguiente en ESRD siguen siendo mal definidos. Los trastornos metabólicos numerosos acompañan isquemia y la reperfusión del miocardio y desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de la disfunción del miocardio concurrente. La carnitina desempeña un papel crítico en metabolismo energético del miocardio, como el transportador de los intermedios grasos con cadena larga del acil a través de la membrana mitocondrial interna para la oxidación y como regulador central del metabolismo de carbohidrato. La carnitina del miocardio se agota perceptiblemente durante isquemia y más particularmente en pacientes urémicos y ésos en terapia de la diálisis. El tratamiento de la carnitina tiene ventajas cardiovasculares incluyendo la modulación del metabolismo del miocardio, la reducción en muerte celular y tamaño necróticos del infarto, la disminución de la incidencia de arritmias y la preservación de la función mecánica. Este comentario detalla el perfil del metabolismo del substrato en el corazón urémico y el impacto de la suplementación de la carnitina en metabolismo y la función del corazón reperfused y finalmente de las pruebas experimentales y clínicas de la terapia del reemplazo de la carnitina, particularmente su impacto en el corazón urémico vía la modulación de la función y energética.

Blancos de la droga de Curr. El 2012 de febrero; 13(2): 285-93

Estudio controlado en eficacia terapéutica de la L-carnitina en posts-infarto.

Un estudio controlado fue realizado en 160 pacientes de ambos sexos (edad entre 39 y 86 años) descargados del departamento de cardiología de Santa Chiara Hospital, Pisa, con una diagnosis del infarto del miocardio reciente. la L-carnitina fue administrada aleatoriamente a 81 pacientes en una dosis oral de g 4/die por 12 meses, además del tratamiento farmacológico usado generalmente. Para el período entero de 12 meses, estos pacientes mostraron, en comparación con los controles, una mejora en ritmo cardíaco (p < 0,005), la presión arterial sistólica (p < 0,005) y la presión arterial diastólica (NS); una disminución de ataques anginosos (p < 0,005), de los desordenes del ritmo (NS) y de muestras clínicas de la contractilidad del miocardio empeorada (NS), y una mejora clara en el modelo del lípido (p < 0,005). Los cambios antedichos fueron acompañados por una mortalidad más baja en el grupo tratado (1,2%, p < 0,005), mientras que en el grupo de control había una mortalidad de 12,5%. Además, en el grupo de control había un predominio definido de las muertes causadas por el reinfarto y la muerte súbita. En base de estos resultados, se concluye que la L-carnitina representa un tratamiento eficaz en cardiopatía isquémica del posts-infarto, puesto que puede mejorar la evolución clínica de esta condición patológica así como de la esperanza de la calidad de vida y de la vida del paciente.

Drogas Exp Clin Res. 1992;18(8):355-65

la Propionyl-L-carnitina mejora la recuperación postischemic del flujo de sangre y la revascularización arteriogenetic y reduce la producción mediada del superóxido de la NADPH-oxidasis 4 endoteliales.

OBJETIVO: El efecto beneficioso de la propionyl-l-carnitina compuesta natural (PLC) sobre el claudication intermitente en pacientes con enfermedad arterial periférica se atribuye a su función anaplerótica en tejidos isquémicos, pero la información inadecuada está disponible refiriéndose a la acción en la vasculatura. MÉTODOS Y RESULTADOS: Investigamos los efectos del PLC en buques colaterales del miembro trasero del conejo después de la supresión de la arteria femoral, de la bolsa dorsal del aire del ratón, de la membrana corioalantoidea del pollo, y de células vasculares por flujo angiográfico, de Doppler, y análisis histomorphometrical y biomoleculares. La inyección del PLC aceleró la recuperación del flujo de sangre del miembro trasero después de 4 días (P<0.05) y el vascularization colateral creciente del cuadriceps angiográfico después de 7 días (P<0.001) Histomorphometry confirmó el área vascular creciente (P<0.05), con densidad capilar intramuscular sin cambios. la adaptación dilatative PLC-inducida, y el crecimiento fueron encontrados asociado con synthase inducible creciente del óxido nítrico y la expresión endotelial vascular arterial reducida del factor de crecimiento e intracelular de la adherencia molecule-1. El PLC también aumentó el vascularization en la bolsa y la membrana corioalantoidea (P<0.05) del aire, particularmente en buques grandes. El PLC aumentó la proliferación de célula endotelial vascular umbilical endotelial y humana y redujo rápidamente synthase inducible del óxido nítrico y la NADPH-oxidasis 4 medió la producción reactiva de la especie del oxígeno en células endoteliales vasculares umbilicales humanas; expresión intracelular también regulada de la adherencia molecule-1 de la N-F-kappaB-independiente de la NADPH-oxidasis 4. CONCLUSIONES: Nuestros resultados proporcionaron prueba evidente que el PLC mejora la recuperación y la revascularización postischemic del flujo y reduce la producción NADPH-oxidasis-relacionada endotelial del superóxido. Recomendamos que el PLC debe ser incluido entre las intervenciones terapéuticas que apuntan la función endotelial.

Biol de Arterioscler Thromb Vasc. El 2010 de marcha; 30(3): 426-35

Efectos de la propionyl-L-carnitina sobre lesión de la isquemia-reperfusión en la microcirculación de la bolsa de mejilla del hámster.

FONDO Y PROPÓSITO: la Propionyl-l-carnitina (pLc) ejerce efectos protectores en diversos modelos experimentales de la isquemia-reperfusión (I/R). El objetivo del actual estudio era evaluar los efectos pLc de intravenoso y tópico aplicado sobre el aumento microvascular de la permeabilidad inducido por I/R en la preparación de la bolsa de mejilla del hámster. MÉTODOS: La microcirculación de la bolsa de mejilla del hámster fue visualizada por microscopia de fluorescencia. La permeabilidad microvascular, adherencia del leucocito a las paredes venulares, inundó la longitud capilar, y la velocidad roja capilar del glóbulo (V (RBC)) fueron evaluados por métodos de ayuda de computadora. La expresión de E-selectin fue evaluada por análisis in vitro. La peroxidación del lípido y la formación reactiva de la especie del oxígeno (ROS) fueron determinadas por las sustancias ácido-reactivas tiobarbitúricas (TBARS) y 2' - 7' - la diclorofluoresceína (DCF), respectivamente. RESULTADOS: En animales de control, I/R causó un aumento significativo en permeabilidad y en la adherencia del leucocito en venules. Perfusión capilar y V (RBC) disminuidos. Niveles de TBARS y fluorescencia de DCF perceptiblemente creciente comparada con la línea de fondo. La dosis-dependiente intravenoso infundida del pLc previno salida y la adherencia del leucocito, preservó la perfusión capilar, e indujo la vasodilatación en el final de la reperfusión, mientras que la concentración del ROS disminuyó. La inhibición del synthase del óxido nítrico antes del pLc causó la vasoconstricción y embotó parcialmente los efectos protectores pLc-inducidos; la inhibición del factor hyperpolarizing endotelio-derivado (EDHF) suprimió efectos del pLc. El uso tópico del pLc en la membrana de la bolsa de mejilla produjo los mismos efectos según lo observado con la administración intravenosa. el pLc disminuyó la expresión de E-selectin. CONCLUSIONES: el pLc previene los cambios microvasculares inducidos por lesión de I/R. La reducción del aumento de la permeabilidad podía ser principalmente debido al lanzamiento de EDHF induce el vasodilatation así como NO. La reducción de la expresión de E-selectin previene la adherencia del leucocito y el aumento de la permeabilidad

Front Physiol. 19 de octubre 2010; 1:132