Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista agosto de 2012
Extractos

Vitamina E

Análisis de la CLAR de los isoforms de la vitamina E en epidermis humana: correlación con la dosis del eritema y la actividad mínimas del barrido del radical libre.

El contenido y la composición de diversos isoforms de la vitamina E eran analizados en piel humana normal. La epidermis contuvo interesante la alfa-tocotrienol del 1%, la gamma-tocotrienol del 3%, el alfa-tocoferol del 87%, y el gamma-tocoferol del 9%. Aunque los niveles de tocotrienol en epidermis humana aparezcan ser considerablemente más bajos que divulgados en el ratón sin pelo, la presencia de cantidades significativas de niveles del tocotrienol lleva a la especulación sobre la función fisiológica de tocotrienols en piel. Además de actividad antioxidante y del photoprotection, los tocotrienols pueden tener la barrera de piel y propiedades de crecimiento-modulación. Una buena correlación fue encontrada para el alfa-tocoferol epidérmico (r = 0,7909, p <.0003), el gamma-tocoferol (r = “0,556,” p <.025), y el contenido total de la vitamina E (r = “0,831,” p <.0001) con el barrido del radical libre 1,1 diphenyl-2-picrylhydrazyl (DPPH) en epidermis, según lo evaluado por espectroscopia de la resonancia paramagnética de electrón (EPR). En epidermis humana, el alfa-tocoferol es cuantitativo el presente más importante del isoform de la vitamina E y comprende el bulto de la primera línea defensa del radical libre en el compartimiento del lípido. Los niveles epidérmicos del tocotrienol no fueron correlacionados con actividad del barrido de DPPH. La dosis mínima del eritema (MED), una medida individual para la sensibilidad del sol y un indicador crudo para la susceptibilidad del cáncer de piel, no correlacionaron con el contenido epidérmico de los isoforms de la vitamina E. Por lo tanto se concluye que la vitamina E solamente no es un determinante de la fotosensibilidad individual en seres humanos.

MED libre del Biol de Radic. 1 de febrero 2003; 34(3): 330-6

Vitamina E y su función en membranas.

La vitamina E es una vitamina soluble en la grasa. Se comprende de una familia de compuestos del hidrocarburo caracterizados por un anillo del chromanol con una cadena lateral del phytol designada los tocoferoles y los tocotrienols. Los tocoferoles poseen una cadena lateral saturada del phytol mientras que la cadena lateral de tocotrienols tiene tres residuos no saturados. Los isómeros de estos compuestos son distinguidos por el número y el arreglo de los sustitutos metílicos atados al anillo del chromanol. El isómero predominante encontrado en el cuerpo es el alfa-tocoferol, que tiene tres grupos metílicos además del grupo de hidróxido atado al anillo de benceno. La dieta de animales se comprende de diversas proporciones de isómeros del tocoferol y las proteínas alfa-tocoferol-obligatorias específicas son responsables de la retención de este isómero en las células y los tejidos del cuerpo. Debido a las propiedades lipofílicas de la vitamina divide en los organelos del almacenamiento del lípido y las membranas celulares. , Por lo tanto, se distribuye extensamente adentro en el cuerpo. La distribución subcelular del alfa-tocoferol no es uniforme con los lisosomas que son enriquecidos particularmente en la vitamina comparada a otras membranas subcelulares. La vitamina E se cree para ser implicada en una variedad de funciones fisiológicas y bioquímicas. El mecanismo molecular de estas funciones se cree ser mediado por la acción antioxidante de la vitamina o por su acción como estabilizador de la membrana. El alfa-tocoferol es un limpiador eficiente de los radicales del peroxyl del lípido y, por lo tanto, puede romper las reacciones de cadena de la propagación del peroxyl. El electrón desparejado del radical del tocopheroxyl formado así tiende a delocalised haciendo el radical más estable. La forma radical se puede convertir de nuevo al alfa-tocoferol en las reacciones redox del ciclo que implican la coenzima Q. La regeneración del alfa-tocoferol de su radical del tocopheroxyloxyl aumenta grandemente la eficacia del volumen de ventas del alfa-tocoferol en su papel como antioxidante del lípido. Complejos de las formas de la vitamina E con los lysophospholipids y los ácidos grasos libres liberados por la acción de la hidrólisis del lípido de la membrana. Estos productos forman complejos estequiométricos del 1:1 con la vitamina E y por consiguiente el equilibrio total de hidrofóbico: la afinidad hydrophillic dentro de la membrana se restaura. De esta manera, la vitamina E se piensa para negar detergente-como las propiedades de los productos hidrolíticos que interrumpirían de otra manera estabilidad de la membrana. La ubicación y el arreglo de la vitamina E en membranas biológicas es actualmente desconocidos. Hay, sin embargo, un considerable cuerpo de la información disponible de estudios de los sistemas modelo de la membrana que consisten en los fosfolípidos dispersos en sistemas acuosos. De tales estudios usando una variedad de métodos biofísicos, se ha mostrado que el alfa-tocoferol intercala en bilayers del fosfolípido con el de eje largo del paralelo orientada molécula a las cadenas del hidrocarburo del lípido. La molécula puede girar sobre su de eje largo y difuso lateralmente dentro de los bilayers flúidos del lípido. La vitamina no distribuye aleatoriamente en bilayers del fosfolípido sino los complejos de las formas de la estequiometría definida que coexisten con bilayers del fosfolípido puro. El alfa-tocoferol forma preferencial complejos con phosphatidylethanolamines bastante que las fosfatidilcolinas, y tales complejos forman más fácilmente las estructuras nonlamellar. El hecho de que se esperara que el alfa-tocoferol no distribuya aleatoriamente en bilayers del fosfolípido y no tienda a formar complejos del nonbilayer con phosphatidylethanolamines redujera la eficacia de la vitamina en su acción como lípido antioxidante y desestabilizara bastante que las membranas. La disparidad evidente entre las funciones supuestas de la vitamina E en membranas biológicas y del comportamiento en las membranas modelo necesitará ser reconciliada.

Lípido Res de Prog. El 1999 de julio; 38(4): 309-36

La jerarquía de radicales libres y de antioxidantes: peroxidación, alfa-tocoferol, y ascorbato del lípido.

Los radicales libres varían extensamente en sus propiedades termodinámicas, extendiéndose muy de oxidar muy a la reducción. Estas propiedades termodinámicas se pueden utilizar para predecir una jerarquía, o la jerarquía, gratis reacciones radicales. Usando potenciales de la reducción del uno-electrón, la jerarquía prevista está de común acuerdo con reacciones experimental observadas de la transferencia del electrón del radical libre (átomo de hidrógeno). Estos potenciales están también de común acuerdo con los datos experimentales que sugieren esa vitamina E, antioxidante soluble de la molécula del lípido primario el pequeño, y la vitamina C, el pequeño antioxidante soluble en agua terminal de la molécula, cooperan para proteger los lípidos y las estructuras del lípido contra la peroxidación. Aunque la vitamina E esté situada en membranas y la vitamina C está situada en fases acuosas, la vitamina C puede reciclar la vitamina E; es decir, la vitamina C repara el radical del tocopheroxyl (chromanoxyl) de la vitamina E, de tal modo permitiendo que la vitamina E funcione otra vez como un antioxidante de cadena-fractura del radical libre. Este comentario discute: (i) la termodinámica de las reacciones radicales libres que están de interés a las ciencias de la salud; (ii) las propiedades termodinámicas y cinéticas fundamentales que se asocian a los antioxidantes de cadena-fractura; (iii) la naturaleza diedra única de la reacción evidente del radical libre del tocoferol (radical de la vitamina E) y de la vitamina C; y (iv) presenta una jerarquía, o la jerarquía, gratis reacciones radicales de la transferencia del electrón (átomo de hidrógeno).

Bioquímica Biophys del arco. 1 de febrero 1993; 300(2): 535-43

Ácido Alfa-lipoico como antioxidante biológico.

El ácido alfa-lipoico, que desempeña un papel esencial en reacciones mitocondriales de la deshidrogenasa, ha ganado recientemente la considerable atención como antioxidante. Lipoate, o su forma reducida, dihydrolipoate, reacciona con especie reactiva del oxígeno tal como radicales del superóxido, radicales de hidróxido, ácido hipocloroso, radicales del peroxyl, y oxígeno de la camiseta. También protege las membranas obrando recíprocamente con vitamina C y el glutatión, que puede a su vez reciclar la vitamina E. además de sus actividades antioxidantes, dihydrolipoate puede ejercer acciones prooxidant con la reducción del hierro. La administración ácida alfa-lipoica se ha mostrado para ser beneficiosa en varios modelos oxidativos de la tensión tales como lesión de la isquemia-reperfusión, diabetes (ácido alfa-lipoico y atascamiento hidrofóbico del objeto expuesto ácido dihydrolipoic a las proteínas tales como albúmina, que puede prevenir reacciones del glycation), formación de la catarata, activación del VIH, neurodegeneration, y lesión de radiación. Además, el lipoate puede funcionar mientras que un regulador redox de proteínas tales como mioglobina, la prolactina, el thioredoxin y la transcripción de N-F-Kappa B descomponen en factores. Revisamos las propiedades del lipoate en términos de (1) reacciones con especies reactivas del oxígeno; (2) interacciones con otros antioxidantes; (3) efectos beneficiosos en modelos oxidativos de la tensión o condiciones clínicas.

MED libre del Biol de Radic. El 1995 de agosto; 19(2): 227-50

Aspectos moleculares de la acción de la alfa-tocotrienol y de la señalización antioxidantes de la célula.

La vitamina E, el antioxidante lípido-soluble más importante, fue descubierta en la Universidad de California en Berkeley en 1922 en el laboratorio de Herbert M. Evans (ciencia 1922, 55: 650). Por lo menos ocho isoforms de la vitamina E con actividad biológica se han aislado de fuentes de la planta. Desde su descubrimiento, principalmente antioxidante y recientemente también aspectos de la señalización de la célula de tocoferoles y de tocotrienols se han estudiado. Los tocoferoles y los tocotrienols son parte de un sistema de la ligadura de ciclos antioxidantes, que se ha llamado la red antioxidante. Aunque la actividad antioxidante de tocotrienols sea más alta que la de tocoferoles, los tocotrienols tienen una biodisponibilidad más baja después de la ingestión oral. Tocotrienols penetra rápidamente a través de piel y combate eficientemente la tensión oxidativa inducida por ULTRAVIOLETA o el ozono. Tocotrienols tiene efectos beneficiosos en enfermedades cardiovasculares inhibiendo la oxidación de LDL y por la reductasa de abajo-regulación de 3 hydroxyl-3-methylglutaryl-coenzyme A (CoA de HMG), una enzima dominante del camino del mevalonate. Los efectos antiproliferativos y neuroprotective nuevos importantes de los tocotrienols, que pueden ser independiente de su actividad antioxidante, también se han descrito.

J Nutr. El 2001 de febrero; 131(2): 369S-73S

La supresión del tocotrienol gamma en UVB indujo la inflamación en los keratinocytes de HaCaT y los ratones sin pelo HR-1 vía la señalización múltiple de los mediadores inflamatorios.

Se ha esperado que el tocoferol (Toc) por ejemplo el alfa-Toc actúe como el agente photochemopreventive de la piel, pero el efecto de las otras formas de la vitamina E [tocotrienols (el T3)] no se ha entendido completamente. Evaluamos el efecto antiinflamatorio del T3 sobre la reacción inflamatoria UVB-inducida usando keratinocytes humanos inmortalizados y ratones sin pelo. PGE UVB-inducido suprimido gamma-T3 (2) producción mientras que las dosis similares alfa-Toc no tenían ningún efecto. Las acciones antiinflamatorias de gamma-T3 fueron explicadas por su capacidad de reducir la expresión inflamatoria UVB-inducida del gen y de la proteína [cyclooxgenase-2 (COX-2), interleukin (IL) - 1beta, IL-6, y monocito protein-1 quimiotáctico]. El análisis occidental de la mancha blanca /negra reveló p38 inhibido gamma-T3, la cinasa señal-regulada extracelular, y cinasa del N-terminal de c-junio/activación tensión-activada de la cinasa de proteína. En los ratones sin pelo HR-1, el T3 oral los cambios UVB-inducidos suprimidos en la expresión del grueso de piel, de la proteína COX-2, e hiperplasia, sino alfa-Toc no hizo. Estos resultados sugieren que el T3 tenga uso potencial de proteger contra la inflamación UVB-inducida de la piel.

Comida quím. de J Agric. 9 de junio 2010; 58(11): 7013-20

Vitamina E: función y metabolismo.

Aunque la vitamina E se haya conocido como alimento esencial para la reproducción desde 1922, estamos lejos de entender los mecanismos de sus funciones fisiológicas. La vitamina E es el término para un grupo de tocoferoles y de tocotrienols, cuyo el alfa-tocoferol tiene la actividad biológica más alta. Debido a las propiedades antioxidantes potentes de tocoferoles, el impacto del alfa-tocoferol en la prevención de las enfermedades crónicas creídas ser asociado a la tensión oxidativa se ha estudiado a menudo, y se han demostrado los efectos beneficiosos. Las observaciones recientes que la proteína de la transferencia del alfa-tocoferol en el hígado arregla específicamente el RRR-alfa-tocoferol de todos los tocoferoles entrantes para la incorporación en las lipoproteínas del plasma, y que el alfa-tocoferol tiene funciones de la señalización en las células musculares lisas vasculares que no se pueden ejercer por otras formas de tocoferol con las propiedades antioxidantes similares, han aumentado interés en el papeles de la vitamina E más allá de su función antioxidante. También, el gamma-tocoferol pudo tener funciones aparte de ser un antioxidante. Puede un nucleophile atrapar mutágenos electrofílicos en compartimientos lipofílicos y genera un metabilito que facilite natriuresis. El metabolismo de la vitamina E es igualmente confuso. Exceso del alfa-tocoferol se convierte en alfa-CEHC y se excreta en la orina. Otros tocoferoles, como gamma y el delta-tocoferol, se degradan y se excretan casi cuantitativo en la orina como el CEHCs correspondiente. Todo el alfa-tocoferol del rac comparado al RRR-alfa-tocoferol se degrada preferencial a la alfa-CEHC. Así, debe haber un papel específico, molecular del RRR-alfa-tocoferol que es regulado por un sistema que clasifique, distribuya, y degrade las diversas formas de la vitamina E, pero todavía no se ha identificado. En este artículo intentamos resumir conocimiento actual en la función de la vitamina E, con énfasis sobre su antioxidante contra otras propiedades, la preferencia del organismo para el RRR-alfa-tocoferol, y su metabolismo a CEHCs.

FASEB J. el 1999 de julio; 13(10): 1145-55

Vitamina E en salud humana y enfermedad.

La vitamina E en naturaleza se comprende de una familia de tocoferoles y de tocotrienols. Estudiado más de éstos es alfa-tocoferol (alfa-TOH), porque esta forma se conserva dentro del cuerpo, y la deficiencia de la vitamina E se corrige con este suplemento. la alfa-TOH es un antioxidante lípido-soluble requerido para la preservación de las membranas celulares, y potencialmente actúa como defensa contra la tensión oxidativa. Muchos estudios han investigado el metabolismo, el transporte, y la alfa-TOH de la eficacia en la prevención de las secuelas asociadas a la enfermedad cardiovascular (CVD). La suplementación con la vitamina E se considera proporcionar subsidios por enfermedad contra el CVD con su actividad antioxidante, la prevención de la oxidación de la lipoproteína, y la inhibición de la agregación de la plaqueta. Sin embargo, los resultados de ensayos clínicos anticipados, seleccionados al azar, placebo-controlados grandes con alfa-TOH han sido en gran parte negativos. Un meta-análisis reciente sugiere que los suplementos de la alfa-TOH puedan aumentar realmente mortalidad por todas causas; sin embargo, el mecanismo para este riesgo creciente es desconocido. Los estudios ines vitro se realizaron en cultivos celulares humanos y los modelos animales sugieren que la vitamina E pudiera aumentar la producción hepática del citocromo P450s y MDR1. La inducción de CYP3A4 o de MDR1 por la vitamina E podía potencialmente bajar la eficacia de cualquier droga metabolizada por CYP3A4 o MDR1. Otras posibilidades incluyen un efecto nocivo de la alfa-TOH sobre la presión arterial en poblaciones de alto riesgo. Debido al renombre y el uso amplios de los suplementos de la vitamina E, la investigación adicional en efectos nocivos potenciales se autoriza claramente.

Rev Clin Lab Sci de Crit. 2008;45(5):417-50

Reciclaje libre del radical y movilidad del intramembrane en las propiedades antioxidantes del alfa-tocoferol y de la alfa-tocotrienol.

el d-Alfa-tocoferol (2R, 4' R, 8' R-Alfa-tocoferol) y el tocotrienol de la d-alfa son dos componentes de la vitamina E que tienen el mismo chromanol aromático “cabeza” pero que diferencian en su hidrocarburo “cola”: tocoferol con haber saturado y toctrienol con una cadena no saturada del isoprenoid. el d-Alfa-tocoferol tiene la actividad más alta de la vitamina E, mientras que la d-alfa-tocotrienol manifiesta el solamente cerca de 30% de esta actividad. Puesto que la vitamina E se considera ser fisiológico el antioxidante de cadena-fractura lípido-soluble más importante de membranas, estudiamos alfa-tocotrienol con respecto al alfa-tocoferol bajo condiciones que son importantes para su función antioxidante. La d-alfa-tocotrienol posee una actividad antioxidante más alta de las épocas 40-60 contra (Fe2+ + ascorbato) - y (Fe2+ + NADPH) - peroxidación inducida del lípido en membranas microsomales del hígado de la rata y la protección de 6,5 veces mejor del citocromo P-450 contra daño oxidativo que el d-alfa-tocoferol. Para aclarar los mecanismos responsables de la potencia antioxidante mucho más alta de la d-alfa-tocotrienol comparó al d-alfa-tocoferol, estudios del ESR fue realizada de reciclar la eficacia de los chromanols de sus radicales del chromanoxyl. medidas 1H-NMR de la movilidad molecular del lípido en los liposomas que contienen chromanols, y medidas de la fluorescencia que revelan la uniformidad de la distribución (clusterizations) de chromanols en el bilayer del lípido. De los resultados, concluimos que esta potencia antioxidante más alta de la d-alfa-tocotrienol es debido a los efectos combinados de tres propiedades exhibidas por la d-alfa-tocotrienol con respecto al d-alfa-tocoferol: (i) su eficacia de reciclaje más alta de radicales del chromanoxyl, (ii) sus más distribución del uniforme en bilayer de la membrana, y (iii) su disordering más fuerte de los lípidos de la membrana que hace la interacción de chromanols con los radicales del lípido más eficiente. Los datos presentados muestran que hay una considerable discrepancia entre la actividad antioxidante in vitro relativa del d-alfa-tocoferol y la d-alfa-tocotrienol con las pruebas biológicas convencionales de su actividad de la vitamina.

MED libre del Biol de Radic. 1991;10(5):263-75