Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Revista de Life Extension

Life Extension revista enero de 2011
Informe

¡Alimente su cerebro!

Por Alan Smithee
¡Alimente su cerebro!

Millones de gente en todo el mundo se están adhiriendo a las dietas bajas en grasa, bajas en colesterol en un esfuerzo para reducir el impacto de calorías enfermedad-que promueven. Qué no realizan son también están muriendo de hambre sus cerebros de los alimentos específicos necesarios para la memoria y la función cognoscitiva sana.

las dietas “Corazón-sanas” que restringen los huevos, las carnes, el queso, y otras fuentes de colesterol y de grasas saturadas pueden no ser tan sanos para el cerebro. Tales dietas pueden llevar a las escaseces de dos alimentos, colinas ( como alfa-glycerylphosphorylcholine )y serinas esenciales (como fosfatidilserina), requeridas por el cerebro para fabricar los neurotransmisores memoria-relacionados y los lípidos funcionales de la membrana.

La demanda del cerebro para la colina y la serina llega a ser aún más crítica con el envejecimiento. Las tendencias recientes en la incidencia de la disfunción cognoscitiva sugieren que eso la optimización de nuestra toma de estos compuestos podría ayudar a revés la subida alarmante de la demencia entre más viejos americanos. Un 10-20% estimado de gente durante 65 años de edad sufre ya de la debilitación cognoscitiva suave1 y tanto mientras que 5,2 millones de personas de en los E.E.U.U. están viviendo actualmente con la enfermedad de Alzheimer.2 investigadores predicen que tanto pues 10 millones de nacidos en el baby boom podrían desarrollar a Alzheimer durante su curso de la vida.2

La nueva investigación sugiere que representen los procesos bioquímicos que llevan a la disminución cognoscitiva un factor de riesgo modificable para el desarrollo de la demencia, incluyendo enfermedad de Alzheimer, y que dos alimentos del cerebro, fosfatidilserinas y alfas-glycerylphosphorylcholine esenciales (GPC), puede permitir a seres humanos del envejecimiento prevenir o aún invertir disminuciones en memoria y funcionamiento cognoscitivo.

Fosfatidilserina: Una manera documentada de luchar a Brain Aging

La fosfatidilserina es esencial ayudar a las neuronas del cerebro a apoyar y a mantener la función de memoria y el neuroplasticity— la capacidad dinámica de substituir las neuronas dañadas y de hacer nuevos. la comunicación y el neuroplasticity de la Neurona-a-neurona dependen de una fuente constante de fosfatidilserina y de otros alimentos “elegantes”.

Mantener una toma óptima de la fosfatidilserina es crucial a prevenir la disminución cognoscitiva relativa a la edad. Incluso si usted es un individuo sano hoy, la investigación muestra que usted podría experimentar eventual una disminución dramática en sus capacidades cognoscitivas para el momento en que usted alcance a 70 años de edad.3

Fosfatidilserina: Una manera documentada de luchar a Brain Aging

En 2003, incluso el FDA en polarización negativa concedió la situación “de la demanda calificada de la salud” a la fosfatidilserina, permitiendo que los fabricantes del suplemento indiquen que el “consumo de fosfatidilserina pueda reducir el riesgo de demencia en los ancianos” y el “consumo de fosfatidilserina puede reducir el riesgo de disfunción cognoscitiva en los ancianos.”4

Los estudios sugieren que la fosfatidilserina pueda beneficiar a la gente de todas las edades. En el de mediana edad y los ancianos, la fosfatidilserina se ha mostrado para prevenir y para restaurar la pérdida de memoria5 y para aliviar la tensión6 y la ansiedad.La investigación de 7 preliminares indica que la fosfatidilserina puede también beneficiar a niños con la atención, el aprendizaje, o problemas del comportamiento.8-10

Un componente significativo de la leche materna humana, fosfatidilserina11 se clasifica como fosfolípido. Los fosfolípidos son los orthomolecules12 (ésos presentan naturalmente en el cuerpo) ese juego un papel vital en la comunicación de la célula-a-célula en el cerebro y se requieren para mantener la fluidez de todas las membranas celulares. Las membranas son las “superficies de funcionamiento” de cada célula, realizando la comunicación celular y la transducción hormonal de la señal.

13-17preclínico y los estudios humanos5,18,19 ha mostrado que la fosfatidilserina puede afectar favorable a las membranas, a metabolismo de la célula, y a niveles neuronales de neurotransmisores del cerebro tales como acetilcolina. Dos “meta-análisis” de estudios clínicos múltiples concluyeron que la fosfatidilserina podría proporcionar las ventajas significativas para las funciones cognoscitivas que disminuyen típicamente con edad, incluyendo la concentración, el aprendizaje, la memoria, y habilidades del vocabulario.20,21

Impulsando metabolismo de la glucosa y la producción estimulante de acetilcolina, la fosfatidilserina suplemental (magnesio 100 tres veces diariamente) se ha mostrado para mejorar funcionamiento cognoscitivo en los pacientes que experimentaban la debilitación edad-asociada de la memoria u otras muestras de la disminución cognoscitiva.22,23

En un ensayo de doble anonimato, placebo-controlado que implicaba 425 edades de los pacientes 65-93 con la disminución cognoscitiva moderado-a-severa, investigadores dio a participantes del estudio dosis orales del magnesio 300 del diario de la fosfatidilserina por hasta seis meses. Esos individuos en el grupo del tratamiento mostraron la mejora constante en la impresión global clínica y tales actividades de la vida diaria como memoria, el aprendizaje, y la socialización.24

Los resultados de un ensayo clínico de la fase IV israelí reciente mostraron que un nutraceutical formulada con la fosfatidilserina (magnesio 100) y GPC (magnesio 600) podría mejorar perceptiblemente memoria y restaurar la pérdida de habilidades mentales esenciales en hombres y mujeres 67-80 años de edad.25 los investigadores del estudio podían medir esta mejora notable en 15 semanas. En otros estudios, la mayoría usando la fosfatidilserina en una dosificación de 300-400 mg/día, mejora tendió a ser el más grande de ésos con menos debilitación cognoscitiva severa.22,26-28

GPC: Una forma Cerebro-amistosa de colina para la salud mental

GPC: Una forma Cerebro-amistosa de colina para la salud mental

La colina se encuentra en comidas tales como carne de vaca y hígado de pollo, yema de huevo, las sojas, carne de vaca, leche, y los cacahuetes. Sin embargo, los vegetarianos estrictos, los atletas de la resistencia, la gente que beben mucho alcohol, y las que siguen dietas bajas en grasa/bajas en colesterol pueden estar a riesgo de deficiencia de la colina.

GPC (alfa-glycerylphosphorylcholine), como la fosfatidilserina, es un compuesto ortomolecular (encontrado naturalmente en el cerebro), donde sirve como precursor de la acetilcolina.La acetilcolina 29,30 es un neurotransmisor esencial implicado en memoria, la cognición, el sueño, y el control neuromuscular.La disminución de la acetilcolina 31 coincide con edad de avance, y es un sello de la enfermedad neurodegenerative.

En Europa, GPC se regula como medicamento de venta con receta usado para tratar la enfermedad de Alzheimer, donde se sabe bajo nombre genérico, alphoscerate de la colina. En los Estados Unidos, GPC está disponible como suplemento dietético. GPC se cree para prevenir y para mejorar demencia y memoria y pérdida el aprendizaje porque aumenta niveles del plasma de colina y por lo tanto aumenta la producción de acetilcolina y de fosfatidilcolina.32,33

Qué usted necesita conocer: Función cognoscitiva
  • Adieta que contienen las comidas procesadas y los que limitan el consumo de comidas ricas en colesterol, incluyendo los huevos y las carnes, pueden no contener suficientes cantidades de los alimentos esenciales que apoyan la estructura cognoscitiva de la función y de la membrana.
  • Un cuerpo cada vez mayor de la investigación sugiere que la disminución cognoscitiva suave es evitable y a veces reversible con el uso de tales los suplementos como la fosfatidilcolina y GPC, que se saben para apoyar la estructura óptima y la función de neuronas.
  • Después de la edad de 30, hacemos cada vez más vulnerables al envejecimiento del cerebro y a sus consecuencias, incluyendo memoria empeorada y la pérdida progresiva de función cognoscitiva que puede llevar al desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y a otras formas de demencia.
  • La prevención de la disminución cognoscitiva en vida requiere la intervención temprana las décadas antes del inicio de los síntomas de la disminución cognoscitiva.
  • Un acercamiento dinámico y preventivo a preservar y a aumentar la función cognoscitiva usando la fosfatidilserina y GPC puede ayudar a proteger contra la disminución cognoscitiva suave y puede ser eficaz en gente de ayuda con demencia senil, incluyendo enfermedad de Alzheimer.
  • Los datos de los estudios animales y del ser humano que han probado la fosfatidilserina y GPC sugieren fuertemente que estos compuestos neuroprotective y neurotrophic desempeñen un papel esencial en la prevención y funciona la restauración de pérdida de cerebro sano mientras que envejecemos.
  • Los estudios muestran que GPC y la fosfatidilserina disfrutan de un perfil de seguridad más alto y de perfil superior del ventaja-a-riesgo que las drogas prescritas actualmente para tratar demencia.
  • Los estudios sugieren que GPC y la fosfatidilserina actúen en niveles y trabajo múltiples sinérgico para prevenir la disminución cognoscitiva y para restaurar la función sana del cerebro.

En un estudio multicentro bien-controlado que incluyó a 261 participantes, GPC mejoró perceptiblemente la función cognoscitiva en pacientes con la enfermedad de Alzheimer del suave-a-moderado.34 los pacientes fueron asignados aleatoriamente para recibir el magnesio 1.200 de GPC o el placebo diario por seis meses, y empeoraron a ambos grupos semejantemente antes de incorporar el estudio. Los pacientes que recibieron GPC anotaron mejor que los que recibieron placebo en tres meses y en seis meses. Una medida de la función cognoscitiva mejorada substancialmente en el GPC trató al grupo, pero empeoró en el grupo del placebo. Comparado al placebo, el grupo de GPC también se fue mejor en la mejora del comportamiento y estandardizó grados del médico. Qué hace estos resultados que animan particularmente es que se asemejan a ésos obtenidos con el uso de las tres drogas de Alzheimer actualmente prescrito: Aricept®, Exelon®, y Razadyne®.

Otros ensayos humanos de GPC revelan resultados igualmente impresionantes. Un comentario de datos clínicos publicados sobre GPC y de disminución cognoscitiva en 10 controló ensayos con un total de 1.570 pacientes con las diversas formas de demencia concluyó que GPC era mejor o igual a ésos observados en grupos de control bajo tratamiento farmacológico activo y superior a los resultados observados en grupos del placebo.35

GPC puede proteger y facilitar la comunicación entre los nervios con su efecto sobre los receptores para el factor de crecimiento del nervio

GPC también se ha utilizado para tratar a la gente que sufre del movimiento y del ataque isquémico transitorio (TIA). En un estudio, 2.044 pacientes recibieron GPC dentro del posts-movimiento o de TIA (1.000 magnesio/day de 10días intramuscular por 28 días seguidos por el magnesio 400 diario de tres veces oral para los cinco meses próximos). En el final del ensayo, un 71% notable no mostraron ninguna disminución o falta de memoria cognoscitiva.36

GPC puede proteger y facilitar la comunicación entre los nervios con su efecto sobre los receptores para el factor de crecimiento del nervio, una sustancia natural que regule los receptores de la acetilcolina. Con el envejecimiento, el número de receptores del factor de crecimiento del nervio disminuye típicamente. GPC promueve el crecimiento, la reparación, y la expresión creciente de receptores del factor de crecimiento del nervio en la corteza cerebelosa, una región del cerebro responsable de la coordinación y control del movimiento.37

GPC: Vital Brain Nutrient

Los estudios animales han mostrado que el tratamiento de GPC contradice la reducción edad-dependiente de la densidad de la célula nerviosa y de los receptores de la acetilcolina en el hipocampo de ratas más viejas.38,39 estos resultados sugieren que el tratamiento de GPC sea eficaz en el retraso de la expresión de los cambios estructurales que ocurren en el cerebro del envejecimiento.

Otro estudio animal encontró que tratamiento a largo plazo con la compensación de GPC, en parte, la pérdida de fibras de nervio y las neuronas que ocurre típicamente con el envejecimiento. En ratas GPC-tratadas, la densidad y el área ocupada neuroconnecting fibras eran perceptiblemente más altas que en controles de edad comparable. El número de neuronas del hipocampo, una parte del cerebro que se asocia de cerca a la corteza cerebral, era más alto en animales GPC-tratados que en ratas de 24 meses del control. Estudie a los investigadores indicó que aparece que tratamiento de GPC “contrarresta algunos cambios anatómicos del hipocampo de la rata que ocurre en edad avanzada.”40

Más seguro que los medicamentos de venta con receta

Se reconoce extensamente que una disminución en niveles de la acetilcolina del cerebro coincide con edad de avance y que tal disminución puede llevar al neurodegeneration, una hipótesis que fue propuesta hace casi 30 años.45

Ahora se cree que una disfunción de neuronas acetilcolina-relacionadas y sus “líneas de transmisión” (los axones y las dendritas) en el cerebro contribuyen a la disminución cognoscitiva observada en seres humanos del envejecimiento y en ésas diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer. Esta hipótesis ha proporcionado el análisis razonado dominante para el desarrollo de las drogas para tratar demencia, que se diseñan para desactivar una enzima que degrade la acetilcolina. Deplorable, los medicamentos de venta con receta tales como Aricept® (donepezil) que fueron diseñados para bloquear la enzima del acetylcholinesterase en el cerebro sufren de perfiles pobres del ventaja-a-riesgo y plantean riesgos para la salud numerosos a más viejos pacientes que los utilicen.46,47

GPC: Vital Brain Nutrient

GPC realiza varios papeles esenciales en mantener la función cognoscitiva óptima en la vida humana:

  1. GPC aumenta la comunicación entre nervios en la corteza cerebelosa, una región del cerebro responsable de la coordinación y el control del movimiento con su efecto sobre los receptores de factor de crecimiento del nervio. Mientras que envejecemos, los receptores del factor de crecimiento del nervio tienden a disminuir a menos que suficiente GPC esté presente.41
  2. GPC estimula el lanzamiento del neurotransmisor, GABA (ácido gamma-aminobutírico) en un estudio modelo animal, poniendo más GABA a disposición las neuronas.42 GABA son el principal neurotransmisor inhibitorio en el sistema nervioso mamífero, y los niveles decrecientes de GABA se han ligado a desordenes neurológicos tales como ansiedad, depresión, dolor, pánico, enfermedad de Parkinson, y enfermedad de Alzheimer.43
  3. GPC también está implicado en la síntesis y el reciclaje de fosfolípidos en el cerebro. Los estudios de laboratorio sugieren que GPC pueda aumentar el índice de síntesis del fosfolípido, incluyendo los phosphoinositides, que se utilizan para la transducción de la señal en el sistema nervioso central.44

Como inhibidores del acetylcholinesterase, estas drogas aumentan la concentración de acetilcolina en la sinapsis (empalme del nervio-a-nervio) por períodos más largos, de tal modo aumentando actividad en los caminos de nervio que utilizan la acetilcolina. A diferencia de las drogas que inhiben la avería de la acetilcolina, GPC estimula la fabricación de nueva acetilcolina. Ésta podía ser una razón del mayor expediente de la seguridad de GPC comparado a los medicamentos de venta con receta.

Resumen

La disminución cognoscitiva suave no más se considera solamente una parte normal de envejecimiento.

Los déficits de la memoria pueden ocurrir debido a las tomas subóptimas de alimentos neuroprotective y neurotrophic a través “del colesterol bajo en grasa” y bajo que adieta, consumiendo las comidas faltas de tales alimentos, y daño crónico relacionado con el modo de vida del inflamación y oxidativo a las neuronas del cerebro.

Aprovechándose de avances recientes en nuestra comprensión de la cognición, de la memoria, y de la función de la célula nerviosa, los adultos salud-conscientes pueden utilizar los alimentos cerebro-protectores seguros y de manera efectiva tales como fosfatidilserina y GPC para prevenir y para invertir los déficits nutritivos mismos que pueden llevar a la disminución cognoscitiva. Un cuerpo grande de las pruebas publicadas indica que la fosfatidilserina y GPC desempeñan papeles vitales en la ayuda envejeciendo a individuos para mantener una memoria más aguda y otras capacidades cognoscitivas.

Si usted tiene cualesquiera preguntas sobre el contenido científico de este artículo, llame por favor a un consejero de la salud de Extension® de la vida en 1-866-864-3027.

Referencias

1. Disponible en: http://www.alz.org/national/documents/report_alzfactsfigures2010.pdf. 25 de septiembre de 2010 alcanzado.

2. Disponible en: http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2008/03/18/AR2008031802101.html. 28 de septiembre de 2010 alcanzado.

3. Disponible en: http://www.nih.gov/news/health/sep2010/nia-07.htm. 28 de septiembre de 2010 alcanzado.

4. Disponible en: http://www.fda.gov/Food/LabelingNutrition/LabelClaims/QualifiedHealthClaims/ucm073006.htm. 28 de septiembre de 2010 alcanzado.

5. TH del ladrón, Tinklenberg J, Yesavage J, Petrie W, Nunzi MG, Massari DC. Efectos de la fosfatidilserina en la debilitación edad-asociada de la memoria. Neurología. 1991 mayo; 41(5): 644-9.

6. Baumeister J, Barthel T, KR de Geiss, Weiss M. Influence de la fosfatidilserina en funcionamiento cognoscitivo y actividad cortical después de la tensión inducida. Nutr Neurosci. El 2008 de junio; 11(3): 103-10.

7. Hellhammer J, fritadas E, Buss C, y otros efectos del complejo del ácido fosfatídico y de la fosfatidilserina de la lecitina de la soja (PAS) sobre las respuestas endocrinas y psicológicas al stress mental. Tensión. El 2004 de junio; 7(2): 119-26.

8. Fosfatidilserina. Monografía. Altern Med Rev. El 2008 de sept.; 13(3): 245-7.

9. Kidd P.M. Omega-3 DHA y EPA para la cognición, el comportamiento, y el humor: hallazgos clínicos y sinergias estructural-funcionales con los fosfolípidos de la membrana celular. Altern Med Rev. El 2007 de sept.; 12(3): 207-27.

10. Kidd P.M. Déficit de atención/desorden de la hiperactividad (ADHD) en niños: análisis razonado para su gestión integrante. Altern Med Rev. El 2000 de oct; 5(5): 402-28.

11. Holmes-McNary MQ, Cheng WL, marcha Mh, Fussell S, Zeisel SH. Colina y ésteres de la colina en leche del ser humano y de la rata y en fórmulas infantiles. J Clin Nutr. El 1996 de oct; 64(4): 572-6.

12. Psiquiatría de Pauling L. Orthomolecular. La variación de las concentraciones de sustancias normalmente presentes en el cuerpo humano puede controlar enfermedad mental. Ciencia. 19 de abril 1968; 160(825): 265-71.

13. Lee B, Sur BJ, Han JJ, y otros fosfatidilserina del camarón antártico mejora el aprendizaje y la memoria en laberinto del agua de Morris en ratas envejecidas. Psiquiatría del Biol de Prog Neuropsychopharmacol. 16 de agosto 2010; 34(6): 1085-93.

14. Suzuki S, Yamatoya H, Sakai M, Kataoka A, Furushiro M, la administración oral de Kudo S. de la fosfatidilserina transphosphatidylated lecitina de la soja mejora la debilitación de la memoria en ratas envejecidas. J Nutr. El 2001 de nov; 131(11): 2951-6.

15. Blokland A, Honig W, Brouns F, propiedades de Cognición-aumento de Jolles J. del tratamiento subcrónico de la fosfatidilserina (picosegundo) en ratas de mediana edad: comparación de la corteza bovina picosegundo con el huevo picosegundo y la soja picosegundo. Nutrición. El 1999 de oct; 15(10): 778-83.

16. Zanotti A, Valzelli L, tratamiento de la fosfatidilserina de Toffano G. Chronic mejora memoria espacial y la evitación pasiva en ratas envejecidas. Psicofarmacología (Berl) .1989; 99(3): 316-21.

17. Fagioli S, Castellano C, Oliverio A, Pavone F, Populin R, la administración de Toffano G. Phosphatidylserine durante el desarrollo postnatal mejora memoria en ratones adultos. Neurosci Lett. 19 de junio 1989; 101(2): 229-33.

18. Ladrón T, Petrie W, Wells C, Massari DC. Efectos de la fosfatidilserina en enfermedad de Alzheimer. Boletín de Psychopharmacol. 1992;28(1):61-6.

19. Engel RR, Satzger W, Gunther W, y otros estudio de doble anonimato de la cruce de la fosfatidilserina contra placebo en pacientes con la demencia temprana del tipo de Alzheimer. EUR Neuropsychopharmacol. El 1992 de junio; 2(2): 149-55.

20. Kidd P.M. Fosfatidilserina; alimento de la membrana para la memoria. Una evaluación clínica y mecánica. Altern Med Rev .1996; 1(2): 70-84.

21. Pepeu G, y otros. Un comentario de los efectos farmacológicos y clínicos de la fosfatidilserina. ¿Es la fosfatidilserina una droga para el cerebro del envejecimiento? Pharmacol Res. El 1996 de febrero; 33(2): 73-80.

22. Schreiber S, Kampf-Sherf O, Gorfine M, Kelly D, Oppenheim Y, Lerer B. Un ensayo abierto de la planta-fuente derivó el phosphatydilserine para el tratamiento de la disminución cognoscitiva relativa a la edad. Psiquiatría Relat Sci de Isr J. 2000;37(4):302-7.

23. Kidd P.M. Neurodegeneration de la escasez mitocondrial: alimentos, células madres, factores de crecimiento, y perspectivas del cerebro que reconstruye usando la gestión integrante. Altern Med Rev. DEC 2005; 10(4): 268-93.

24. Cenacchi T, Bertoldin T, harina de cereales C, Fiori MG, disminución de Crepaldi G. Cognitive en los ancianos: un estudio multicentro de doble anonimato, placebo-controlado en la eficacia de la administración de la fosfatidilserina. Envejecimiento (Milano) de .1993 abril; 5(3): 123-33.

25. Disponible en: http://clinicaltrials.gov/ct2/show/study/NCT00719953?sect=X6015. 30 de septiembre de 2010 alcanzado.

26. Klinkhammer P, Szelies B, Heiss WD. Efecto de la fosfatidilserina sobre metabolismo cerebral de la glucosa en enfermedad de Alzheimer. Demencia. 1990;1(4):197-201.

27. Cenacchi T, Baggio C, tolerabilidad de Palin E. Human de la fosfatidilserina oral evaluada a través de exámenes del laboratorio. Ensayos J. 1987 de Clin; 24:125-30.

28. Ransmayr G, Plorer S, Gerstenbrand F, ensayo placebo-controlado de Bauer G. Double-blind de la fosfatidilserina en pacientes mayores con encefalopatía arterioesclerótica. Ensayos J. 1987 de Clin; 24:62-72.

29. Blusztajn JK. Colina, una amina vital. Ciencia. El 1998 de agosto; 281(5378): 794-5.

30. de Moliner P, y otros farmacinética del alphoscerate de la colina en el voluntario sano. Le Basi Raz Ter .1993; 23 (Suppl 3): 75.

31. Zeisel SH. Colina: un alimento esencial para los seres humanos. Nutrición. 2000 julio-agosto; 16 (7-8): 669-71.

32. Gatti G, Barzaghi N, Acuto G, Abbiati G, Fossati T, Perucca E. Un estudio comparativo de la colina libre del plasma nivela la administración intramuscular de siguiente de la L-alfa-glycerylphosphorylcholine y del citocholine en voluntarios normales. Internacional J Clin Pharmacol Ther Toxicol. 1992;30:331-5.

33. Di Perri R, Coppola G, LA de Ambrosio, Grasso A, Puca FM, Rizzo M. Un ensayo multicentro para evaluar la eficacia y la tolerabilidad de la alfa-glycerylphosphorylcholine contra diphosphocholine de la citosina en pacientes con demencia vascular. J internacional Med Res. 1991 julio-agosto; 19(4): 330-41.

34. Mejora del De Jesus Moreno Moreno M. Cognitive en suave para moderar la demencia de Alzheimer después del tratamiento con el alfoscerate de la colina del precursor de la acetilcolina: un ensayo multicentro, de doble anonimato, seleccionado al azar, placebo-controlado. Clin Ther. El 2003 de enero; 25(1): 178-93.

35. Parnetti L, Amenta F, alphoscerate de Gallai V. Choline en la disminución cognoscitiva y en enfermedad cerebrovascular aguda: un análisis de datos clínicos publicados. Revelador de envejecimiento Mech. El 2001 de nov; 122(16): 2041-55.

36. Barbagallo Sangiorgi G, Barbagallo M, Giordano M, Panzarasa R. Alfa-glycerophosphocholine en la recuperación mental de ataques isquémicos cerebrales: Un ensayo clínico multicentro italiano. Ana N Y Acad Sci. 30 de junio 1994; 717:253-69.

37. Vega JA, Cavallotti C, del Valle YO, Mancini M, immunoreactivity del receptor del factor de crecimiento de Amenta F. Nerve en la corteza cerebelosa de ratas envejecidas: efecto del tratamiento del alfoscerate de la colina. Revelador de envejecimiento Mech. El 1993 de junio; 69 (1-2): 119-27.

38. Amenta F, Ferrante F, Vega JA, tratamiento del alfoscerate de la colina de Zaccheo D. Long-term contradice cambios microanatomical edad-dependientes en cerebro de la rata. Psiquiatría del Biol de Prog Neuropsychopharmacol. El 1994 de sept; 18(5): 915-24.

39. Amenta F, Franch F, Ricci A, Vega JA. Neurotransmisión colinérgica en el hipocampo de ratas envejecidas: influencia del tratamiento de la L-alfa-glycerylphosphorylcholine. Ana N Y Acad Sci. 24 de septiembre 1993; 695:311-3.

40. Ricci A, Bronzetti E, Vega JA, alfoscerate de la colina de Amenta F. Oral contrarresta la pérdida edad-dependiente de fibras cubiertas de musgo en el hipocampo de la rata. Revelador de envejecimiento Mech. 1992;66(1):81-91.

41. Vega JA, Cavallotti C, del Valle YO, Mancini M, immunoreactivity del receptor del factor de crecimiento de Amenta F. Nerve en la corteza cerebelosa de ratas envejecidas: efecto del tratamiento del alfoscerate de la colina. Revelador de envejecimiento Mech. El 1993 de junio; 69 (1-2): 119-27.

42. Ferraro L, Tanganelli S, Marani L, Bianchi C, Beani L, Siniscalchi A. Evidence para in vivo y modulación in vitro del lanzamiento cortical endógeno de GABA por la alfa-glycerylphosphorylcholine. Neurochem Res. 1996 mayo; 21(5): 547-52.

43. Gajcy K, Lochynski S, Librowski T. Un papel de los análogos de GABA en el tratamiento de enfermedades neurológicas. Curr Med Chem. 2010;17(22):2338-47.

44. Alepo G, Nicoletti F, Sortino mA, Casabona G, Scapagnini U, Canonico PL. La L-alfa-gliceril-phosphoryl-colina crónica aumenta la formación del fosfato del inositol en rebanadas del cerebro y culturas neuronales. Pharmacol Toxicol. El 1994 de febrero; 74(2): 95-100.

45. Bartus RT, decano RL 3ro, cerveza B, Lippa COMO. La hipótesis colinérgica de la disfunción geriátrica de la memoria. Ciencia. 30 de julio 1982; 217(4558): 408-14.

46. JR de Gilstad, Finucane TE. Resultados, retórico, y ensayos aleatorizados: el caso del donepezil. J Geriatr Soc. El 2008 de agosto; 56(8): 1556-62.

47. Raschetti R, Albanese E, Vanacore N, inhibidores de Maggini M. Cholinesterase en la debilitación cognoscitiva suave: un comentario sistemático de ensayos aleatorizados. MED de PLoS. 27 de noviembre 2007; 4(11): e338.