Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista octubre de 2011
Extractos

Omega-3

Efecto del aceite de pescado sobre arritmias y mortalidad: comentario sistemático.

OBJETIVO: Para sintetizar la literatura en los efectos del ácido aceite-docosahexaenoic de los pescados (DHA) y del ácido eicosapentaenoic (EPA) - en mortalidad y arritmias y explorar efectos de la reacción a y de la formulación cierta dosis. DISEÑO: Comentario y meta-análisis sistemáticos. ORÍGENES DE DATOS: Medline, Embase, la biblioteca de Cochrane, PubMed, CINAHL, IPA, Web de la medicina aliada y complementaria de la ciencia, de Scopus, de Pascal, OneFile académico, disertaciones y tesis de ProQuest, medicina complementaria Prueba-basada, y LILAS. Los estudios revisaron ensayos controlados Randomised del aceite de pescado como suplementos dietéticos en seres humanos. EXTRACCIÓN DE DATOS: Los resultados primarios del interés eran los puntos arrítmicos del extremo de la intervención cardiaca implantable apropiada del defibrillator y de la muerte cardiaca súbita. Los resultados secundarios eran toda la mortalidad y muerte de la causa de causas cardiacas. Los análisis del subgrupo incluyeron el efecto de formulaciones de EPA y del DHA sobre muerte de causas y de efectos cardiacos del aceite de pescado en pacientes con enfermedad de la arteria coronaria o el infarto del miocardio. SÍNTESIS DE LOS DATOS: 12 estudios que sumaban a 32 779 pacientes cumplieron los criterios de la inclusión. Un efecto neutral fue divulgado en tres estudios (n=1148) para la intervención cardiaca implantable apropiada del defibrillator (ratio de las probabilidades el intervalo de confianza de 0,90, del 95% 0,55 a 1,46) y en seis estudios (n=31 111) para la muerte cardiaca súbita (0,81, 0,52 a 1,25). 11 estudios (n=32 439 y n=32 519) proporcionaron datos en los efectos del aceite de pescado sobre toda la mortalidad de la causa (0,92, 0,82 a 1,03) y una reducción en muertes de las causas cardiacas (0,80, 0,69 a 0,92). La relación de la respuesta a la dosis para el DHA y EPA en la reducción en muertes de causas cardiacas no era significativa. CONCLUSIONES: La suplementación del aceite de pescado fue asociada a una reducción significativa en muertes de causas cardiacas pero no tenía ningún efecto sobre arritmias o toda causa mortalidad. Las pruebas para recomendar una formulación óptima de EPA o del DHA para reducir estos resultados son escasas. Los aceites de pescado son un producto heterogéneo, y las formulaciones óptimas para el DHA y EPA siguen siendo confusas.

BMJ. 23 de diciembre 2008; 337: a2931

Prevención de la muerte cardiaca súbita con los ácidos grasos omega-3 en pacientes con enfermedad cardíaca coronaria: un meta-análisis de ensayos controlados seleccionados al azar.

AIM: Para revisar sistemáticamente ensayos referentes a los efectos de los ácidos grasos omega-3 sobre la muerte cardiaca súbita (SCD), la muerte cardiaca, y la mortalidad por todas causas en la enfermedad cardíaca coronaria (CHD) patients.METHODS: PubMed, Embase, y la base de datos de Cochrane (1966-2007) fueron buscados. Identificamos los ensayos controlados seleccionados al azar que compararon la toma dietética o suplementaria de los ácidos grasos omega-3 con dieta del control o del placebo en pacientes de CHD. Los estudios elegibles tenían por lo menos 6 meses de datos de la continuación, y SCD citado como punto final. Dos revisores evaluaron independientemente calidad metodológica. El meta-análisis del riesgo relativo fue realizado usando el modelo al azar del efecto. RESULTADOS: Ocho ensayos fueron identificados, comprendiendo a 20.997 pacientes. En pacientes con el infarto del miocardio anterior (MI), los ácidos grasos omega-3 redujeron el riesgo relativo (RR) de SCD (RR = 0,43; Ci del 95%: 0.20-0.91). En pacientes con angina, los ácidos grasos omega-3 aumentaron el RR de SCD (RR = 1,39; Ci del 95%: 1.01-1.92). Totales, RR para la muerte cardiaca y mortalidad por todas causas eran 0,71 (ci del 95%: 0.50-1.00) y 0,77 (ci del 95%: 0.58-1.01), respectivamente. CONCLUSIONES: La suplementación dietética con los ácidos grasos omega-3 reduce la incidencia de la muerte cardiaca súbita en pacientes con el MI, pero puede tener efectos nocivos en pacientes de la angina.

Ann Med. 2009;41(4):301-10

Suplementos dietéticos Omega-3 y el riesgo de eventos cardiovasculares: un comentario sistemático.

FONDO: Los datos epidemiológicos sugieren que los ácidos grasos omega-3 derivados del aceite de pescado reduzcan enfermedad cardiovascular. La ventaja clínica de la suplementación dietética del aceite de pescado en la prevención de eventos cardiovasculares en pacientes altos y poco arriesgados es unclear.OBJECTIVE: Para evaluar si suplementos dietéticos de los eventos cardiovasculares del ácido eicosapentaenoic (EPA) y de la disminución ácida docosahexaenoic (DHA) a través de un espectro de pacientes. ORÍGENES DE DATOS: MEDLINE, Embase, la base de datos de Cochrane de comentarios sistemáticos, y comentario de la citación de las críticas primarias y relevantes. SELECCIÓN DEL ESTUDIO: Los ensayos clínicos anticipados, seleccionados al azar, placebo-controlados que evaluaron los puntos cardiovasculares clínicos del extremo (muerte cardiovascular, muerte súbita, y eventos cardiovasculares no fatales) y mortalidad por todas causas en pacientes seleccionaron al azar a EPA/DHA o al placebo. Incluimos solamente los estudios que utilizaron suplementos dietéticos de EPA/DHA que fueron administrados por lo menos 1 año. EXTRACCIÓN DE DATOS: Los datos fueron resumidos en diseño del estudio, tamaño del estudio, tipo y dosis del suplemento omega-3, los eventos cardiovasculares, mortalidad por todas causas, y duración de la continuación. Los estudios fueron agrupados según el riesgo de eventos cardiovasculares (riesgo de alto riesgo y moderado). Las técnicas meta-analíticas fueron utilizadas para analizar los datos. SÍNTESIS DE LOS DATOS: Identificamos 11 estudios que incluyeron a un total de 39.044 pacientes. Los estudios incluyeron pacientes después del infarto del miocardio reciente, ésos con un defibrillator implantado del cardioverter, y a pacientes con paro cardíaco, enfermedad vascular periférica, e hipercolesterolemia. La dosis media de EPA/DHA era 1,8 +/- 1,2 g/day y la duración mala de la continuación era 2,2 +/- 1,2 años. La suplementación dietética con los ácidos grasos omega-3 redujo perceptiblemente el riesgo de muertes cardiovasculares (ratio de las probabilidades [O]: 0,87, intervalo de confianza del 95% [ci]: 0.79-0.95, p = 0,002), muerte cardiaca súbita (O: 0,87, CI del 95%: 0.76-0.99, p = 0,04), mortalidad por todas causas (O: 0,92, CI del 95%: 0.85-0.99, p = 0,02), y eventos cardiovasculares no fatales (O: 0,92, CI del 95%: 0.85-0.99, p = 0,02). La ventaja de la mortalidad era en gran parte debido a los estudios que alistaron a pacientes de alto riesgo, mientras que la reducción en eventos cardiovasculares no fatales fue observada en los pacientes del riesgo moderado (prevención secundaria solamente). la Meta-regresión no pudo demostrar una relación entre la dosis diaria del ácido graso omega-3 y el resultado clínico. CONCLUSIONES: La suplementación dietética con los ácidos grasos omega-3 se debe considerar en la prevención secundaria de eventos cardiovasculares.

Clin Cardiol. El 2009 de julio; 32(7): 365-72

Consumo de ácidos grasos poliinsaturados, pescados, y nueces y riesgo de mortalidad de la enfermedad inflamatoria

FONDO: los ácidos grasos poliinsaturados n-3 (omega-3) (PUFAs), los pescados, y las nueces pueden regular procesos inflamatorios y responses.OBJECTIVE: Investigamos si las ingestiones dietéticas de PUFAs [n-3, n-6 (omega-6), y ácido α-linolenic], de pescados, y de nueces fueron asociadas a la mortalidad de 15 y atribuida a las enfermedades inflamatorias noncardiovascular, noncancer. DISEÑO: Los análisis implicaron 2514 ≥49 envejecidos los participantes y en la línea de fondo. Los datos dietéticos fueron recogidos usando un cuestionario semiquantitativo de la comida-frecuencia, y PUFA, los pescados, y las tomas de la nuez eran calculados. La mortalidad de la enfermedad inflamatoria fue confirmada del índice nacional australiano de la muerte. RESULTADOS: Sobre 15 y, 214 temas murieron de enfermedades inflamatorias. Las mujeres en los tertiles más altos de la toma total de n-3 PUFA, comparados con ésos en el tertile más bajo de la toma en la línea de fondo, tenían un riesgo reducido el 44% de inflamatorio

mortalidad de la enfermedad (P para la tendencia = 0,03). Esta asociación no fue observada en hombres. En ambos hombres y mujeres, cada aumento 1-SD en toma energía-ajustada del ácido α-linolenic fue asociado inverso a la mortalidad inflamatoria (ratio del peligro: 0.83; Ci del 95%: 0.71, 0.98). Los temas en los segundos y terceros tertiles del consumo de la nuez tenían un 51% y el 32% redujeron riesgo de mortalidad de la enfermedad inflamatoria, respectivamente, comparada con ésas en el primer tertile (referencia). Las ingestiones dietéticas de n-3 de cadena larga y de n-6 PUFAs y los pescados no fueron asociados a mortalidad de la enfermedad inflamatoria. CONCLUSIONES: Divulgamos sobre un vínculo nuevo entre la ingestión dietética de n-3 total PUFA y arriesgamos de mortalidad de la enfermedad inflamatoria en más viejas mujeres. Además, nuestros datos indican un papel protector de nueces, pero no de pescados, contra mortalidad de la enfermedad inflamatoria.

J Clin Nutr. 2011 mayo; 93(5): 1073-9

La suplementación del ácido graso Omega-3 reduce riesgo anual de fibrilación atrial en los pacientes hospitalizados con el infarto del miocardio.

PROPÓSITO: Las estrategias actuales para evitar la fibrilación atrial (AF) están de valor límite. Apuntamos evaluar la relación entre los ácidos grasos omega-3 (n-3 PUFA) y el acontecimiento del AF en pacientes postmiocardiales del infarto (MI). MÉTODOS: Un estudio de población, ligando expedientes de la descarga del hospital, las bases de datos de la prescripción, y las estadísticas vitales, fue conducido e incluyó a todos los pacientes consecutivos con MI (ICD-9: 410) en seis autoridades sanitarias locales italianas durante un período de tres años. Una cuenta de la propensión (picosegundo) - basado, 5 to-1, 1:1 codicioso que hacía juego algoritmo fue utilizada para comprobar la consistencia de resultados. El análisis de sensibilidad fue realizado para evaluar la robustez de hallazgos. RESULTADOS: N-3 PUFA redujo el riesgo relativo de la hospitalización para AF [ratio del peligro (hora) ci 0.07-0.51 de 0,19, del 95%] y fue asociado a otra y complementaria reducción en la mortalidad por todas causas (hora ci 0.05-0.46 de 0,15, del 95%). el análisis hecho juego Picosegundo-basado y el análisis de sensibilidad confirmaron los resultados principales. CONCLUSIÓN: n-3 PUFA redujo mortalidad por todas causas e incidencia del AF de un año en los pacientes hospitalizados con el MI.

EUR J Clin Pharmacol. El 2008 de junio; 64(6): 627-34

Ácido eicosapentaenoic de la sangre y ácido docosahexaenoic como calculadores de la mortalidad por todas causas en pacientes con el infarto del miocardio agudo--datos del registro del estudio del pronóstico del infarto (IPS).

FONDO: Aunque los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 se sepan para tener efectos beneficiosos sobre enfermedades cardiovasculares, su valor pronóstico no se ha estudiado anticipado en pacientes con el infarto del miocardio agudo (AMI). MÉTODOS Y RESULTADOS: Los niveles del plasma de fosfolípidos, del ácido eicosapentaenoic (EPA) y del ácido docosahexaenoic (DHA) (% de ácidos grasos totales), fueron medidos en 508 pacientes (365 varones; edad media, 63 años) con el AMI. El modelo de regresión de manera gradual de $cox identificaron a los calculadores clínicos y del biomarker de la mortalidad por todas causas y cardiovascular. Durante una continuación mala de 16,1 meses, 36 (7,1%) pacientes murieron. Después de controlar para las variables de la confusión, edad (ratio del peligro (hora): 1,09, P<0.001), escasez renal (hora: 2,84, P=0.01) y nivel de EPA (hora: 0,29, P=0.004) fueron identificados como calculadores independientes de toda la causa-mortalidad. Cuando es estratificado por género, envejezca (hora: 1,08, P=0.001) y escasez renal (hora: 4,49, P=0.003) eran calculadores de la todo-causa-mortalidad en varones, mientras que el nivel de EPA (hora: 0,18, P=0.009) y angiotensina-convirtiendo el uso del inhibidor enzimático (hora: 0,24, P=0.03) fueron identificados como profético de todo-causa-mortalidad en hembras. CONCLUSIONES: Un nivel más bajo del plasma de EPA, pero no el DHA, era un calculador independiente para la todo-causa-mortalidad en pacientes con el AMI, pero esta relación era significativa solamente en pacientes femeninos.

Circ J. DEC 2009; 73(12): 2250-7

Un ensayo clínico seleccionado al azar en la suplementación poliinsaturada de los ácidos grasos n-3 y mortalidad por todas causas en hombres mayores en el alto riesgo cardiovascular.

FONDO: La ventaja de la suplementación poliinsaturada de los ácidos grasos n-3 (PUFA) para la mortalidad y los eventos cardiovasculares después de que el infarto del miocardio esté bien documentado, solamente el efecto de n-3 PUFA en caucásicos sin enfermedad cardiovascular establecida no se sabe. Nuestro objetivo era examinar la influencia de la suplementación con el ácido eicosapentaenoic y el ácido docosahexaenoic en mortalidad por todas causas y de eventos cardiovasculares en hombres mayores en de alto riesgo de la enfermedad cardiovascular. DISEÑO: En el ensayo de la dieta y de la intervención Omega-3, seleccionaron al azar a 563 hombres noruegos, 64-76-year viejos y el 72% sin enfermedad cardiovascular pública, a un ensayo clínico diseñado factorial de tres años 2×2 de PUFA de asesoramiento y/o 2,4 de la dieta suplementación de g n-3. El brazo de n-3 PUFA era placebo-controlado (aceite de maíz). MÉTODOS: Los parámetros demográficos y los factores de riesgo clásicos fueron obtenidos en la línea de fondo. Las muertes y los eventos cardiovasculares fueron registrados con 3 años, y los efectos de la PUFA-intervención n-3 sobre estos resultados fueron evaluados en los grupos reunidos del PUFA-brazo n-3. RESULTADOS: Había 38 muertes y 68 eventos cardiovasculares. Los ratios sin ajustar del peligro de mortalidad por todas causas y de eventos cardiovasculares eran 0,57 (intervalo de confianza del 95%: 0.29-1.10) y 0,86 (0.57-1.38), respectivamente. Ajustado según edad de la línea de fondo, el fumar, la hipertensión, el índice de masa corporal y la glucosa actuales del suero, ratios del peligro eran 0,53 (0.27-1.04, P=0.063) y 0,89 (0.55-1.45, P=0.641), respectivamente. CONCLUSIÓN: Observamos una tendencia hacia la reducción en mortalidad por todas causas en los grupos de n-3 PUFA que, a pesar de un número bajo de participantes, alcanzaron la significación estadística de la frontera. La magnitud de riesgo-reducción sugiere que un ensayo más grande sea considerado en poblaciones similares.

EUR J Cardiovasc Prev Rehabil. El 2010 de oct; 17(5): 588-92

Biología de sistemas y longevidad: un acercamiento emergente para identificar blancos y estrategias antienvejecedoras innovadoras.

El envejecimiento y la longevidad humanos son los rasgos complejos y multifactoriales que resultan de una combinación de factores ambientales, genéticos, epigenéticos y estocásticos, cada uno que contribuye al fenotipo total. El proceso multifactorial del envejecimiento actúa en diversos niveles de complejidad, de la molécula a la célula, del órgano a los sistemas del órgano y finalmente al organismo, dando lugar al “mosaico dinámico del envejecimiento”. Actualmente, una cantidad cada vez mayor de datos experimentales sobre genéticas, genómica, proteomics y otro - el omics es gracias disponibles a las nuevas tecnologías de la alto-producción pero un modelo completo para el estudio del envejecimiento y de la longevidad humanos todavía está careciendo. La biología de sistemas representa una estrategia para integrar y para cuantificar el conocimiento existente de diferentes fuentes en modelos proféticos, para ser probado más adelante y después para ser ejecutado con los nuevos datos experimentales para la validación y el refinamiento en un proceso recurrente. El objetivo último es condensar el nuevo conocimiento adquirido en una sola imagen, idealmente capaz de caracterizar el fenotipo en el nivel sistémico/del organismo. En este comentario discutiremos brevemente el fenotipo en una perspectiva de la biología de sistemas, ejemplos específicos del envejecimiento de la demostración cuatro en diversos niveles de complejidad, de un proceso sistémico (inflamación) a los caminos de un cascada-proceso (coagulación) y del organelo celular (proteasome) para escoger la gen-red (PON-1), que podría también representar las blancos para las estrategias antienvejecedoras.

DES de Curr Pharm. 2010;16(7):802-13

Inflamación relativa a la edad: la contribución de diversos órganos, tejidos y sistemas. Cómo hacerle frente para los acercamientos terapéuticos.

Una característica típica del envejecimiento es una inflamación crónica, de calidad inferior caracterizada por un aumento general en la producción de cytokines favorable-inflamatorios y marcadores inflamatorios (“inflamm-envejecimiento "). Esta situación puede dañar lentamente un o vario órganos, especialmente cuando los polimorfismos genéticos desfavorables y las alteraciones epigenéticas son concomitantes, llevando a un riesgo creciente de debilidad así como el inicio de enfermedades crónicas relativas a la edad. La contribución de diversos tejidos (tejido adiposo, músculo), de los órganos (cerebro, hígado), del sistema inmune y de los ecosistemas (microbiota de la tripa) a la inflamación relativa a la edad (“inflamm-envejecimiento ") será discutida en este comentario en el contexto de su inicio/progresión que llevan a los efectos sitio-restrictos y sistémicos. Por otra parte, algunas de las estrategias y de las terapias posibles para contrarrestar las diferentes fuentes de mediadores moleculares que lleven al fenotipo inflamatorio relativo a la edad serán presentadas.

DES de Curr Pharm. 2010;16(6):609-18

Ácidos grasos de pescados: el potencial antiinflamatorio de los ácidos grasos de cadena larga omega-3.

Los ácidos grasos poliinsaturados Omega-6 (n-6) y omega-3 (n-3) (PUFA) son precursores de los mediadores potentes del lípido, llamados los eicosanoids, que desempeñan un papel importante en la regulación de la inflamación. Eicosanoids derivó de n-6 PUFAs (e.g., ácido araquidónico) tiene funciones proinflammatory e immunoactive, mientras que los eicosanoids derivados de n-3 PUFAs [e.g., ácido eicosapentaenoic (EPA) y ácido docosahexaenoic (el DHA)] tenga propiedades antiinflamatorias, atribuidas tradicionalmente a su capacidad de inhibir la formación de eicosanoids PUFA-derivados n-6. Mientras que la dieta occidental típica tiene un ratio mucho mayor de n-6 PUFAs comparado con n-3 PUFAs, la investigación ha mostrado que aumentando el ratio de n-3 a los ácidos grasos n-6 en la dieta, y por lo tanto favoreciendo la producción de EPA en el cuerpo, o aumentando la ingestión dietética de EPA y del DHA a través del consumo de suplementos grasos de los pescados o del aceite de pescado, las reducciones se pueden alcanzar en la incidencia de muchas enfermedades crónicas que impliquen procesos inflamatorios; especialmente, éstos incluyen enfermedades cardiovasculares, el síndrome del intestino irritable (IBD), el cáncer, y la artritis reumatoide, pero las enfermedades psiquiátricas y neurodegenerative son otros ejemplos.

Rev. 2010 de Nutr mayo; 68(5): 280-9

Los ácidos grasos esenciales omega-6 y omega-3: de su descubrimiento a su uso en terapia.

En 1929 las rebabas y las rebabas descubrieron los ácidos grasos esenciales omega-6 y omega-3. Desde entonces, los investigadores han mostrado un interés cada vez mayor en los ácidos grasos esenciales no saturados como forman el marco para las membranas celulares del organismo, particularmente las neuronas en el cerebro, están implicados en el proceso de la energía-transformación, regulan los flujos de información entre las células. Los ácidos grasos poliinsaturados son también precursores “” moléculas del hormonal de las “, a menudo con efectos de oposición, las prostaglandinas, prostaciclinas, tromboxanos, leukotrienes, lipossines, resolvines, los protectines que regulan inmunidad, la agregación de la plaqueta, la inflamación, el etc. Mostraron que los niveles aumentados de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 en tejido correlacionan con una incidencia reducida de la enfermedad cardiovascular degenerativa, de algunas enfermedades mentales tales como depresión, y de enfermedades neuro-degenerativas tales como Alzheimer” S. El equilibrio entre los ácidos omega-3 y omega-6 permite que las membranas celulares se conviertan con exactamente la flexibilidad y la fluidez correctas, para llevar mensajes entre las neuronas, que es factor determinante en bienestar físico y mental y tiene una influencia profunda en las respuestas inflamatorias de todo el cuerpo. Los resultados de varios estudios científicos sugieren que los ácidos omega-3 contribuyan a medir y a restringir síntomas inflamatorios, mientras que los ácidos omega-6 (y las grasas saturadas) dan la gama libre a las respuestas inflamatorias y amplifican reacciones alérgicas. Hoy en los países occidentales, el ratio de los ácidos omega-3 a omega-6 en la dieta se carga 1:10 a favor de omega-6 hasta al 1:25 en algunas áreas, mientras que para el funcionamiento apropiado un ratio del 4:1 de los ácidos omega-6 a los ácidos omega-3 generalmente se considera el grado óptimo. Además, el tipo de dieta seguido en los países occidentales es muy rico en grasas saturadas como las grasas del mantequilla y animales, pero debido a una fuente excesiva de estas grasas menos nobles, las membranas celulares pierden flexibilidad y ésta puede afectar a la manera que trabajan. Un suplemento apropiado puede ser una manera eficiente, eficaz y a menudo necesaria de cubrir las necesidades del cuerpo, de aumentar sus funciones diarias y de promover salud y longevidad.

Minerva Pediatr. El 2008 de abril; 60(2): 219-33

Los ácidos grasos Omega-3 para el desorden depresivo importante se asociaron a la transición menopáusica: un ensayo abierto preliminar.

OBJETIVOS: Intentamos obtener datos preliminares con respecto a la eficacia de los ácidos grasos omega-3 para el desorden depresivo importante asociado a la transición menopáusica. Los resultados secundarios fueron evaluados para los síntomas vasomotores (o los flashes calientes). MÉTODOS: Después de una toma solo-ciega del placebo, los participantes recibieron 8 semanas del tratamiento con las cápsulas del ácido graso de la abierto-etiqueta omega-3 (el ácido eicosapentaenoic y ácido docosahexaenoic, 2 g/d). La escala de alimentación de la depresión de Montgomery-Asberg (MADRS) era la medida primaria del resultado. Los flashes calientes fueron supervisados anticipado usando los diarios diarios y el flash caliente relacionó la escala diaria de interferencia. Las muestras de sangre para el tratamiento previo del plasma y los análisis esenciales posttreatment del ácido graso fueron obtenidos. Debido al pequeño tamaño de muestra, los datos eran analizados usando técnicas no paramétricas. RESULTADOS: De 20 participantes trató con omega-3 los ácidos grasos, 19 (el 95%) terminó el estudio. Ninguno interrumpida debido a efectos nocivos. Las cuentas malas del tratamiento previo y del final MADRS eran 24,2 y 10,7, respectivamente, reflejando una disminución significativa de cuentas de MADRS (P < 0,0001). La tasa de respuesta era el 70% (disminución de la cuenta de MADRS del ≥50%), y la tarifa de la remisión era el 45% (cuenta final de MADRS del ≤). Los respondedores tenían niveles ácidos docosahexaenoic de un tratamiento previo perceptiblemente más bajo que lo hicieron los no respondedores (P = 0,03). Los flashes calientes estaban presentes en 15 participantes (del 75%). Entre ésos con los flashes calientes en la línea de fondo, el número de flashes calientes por el día mejorado perceptiblemente de línea de fondo (P = 0,02) y las cuentas diarias relacionadas de la escala de interferencia del flash caliente disminuyeron perceptiblemente (P = 0,006). CONCLUSIONES: Estudio adicional de la ayuda de estos datos de los ácidos grasos omega-3 para el desorden depresivo importante y de los flashes calientes en mujeres durante la transición menopáusica.

Menopausia. El 2011 de marcha; 18(3): 279-84

Ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 y desordenes de ansiedad.

Los desordenes de ansiedad son un grupo común de enfermedades psiquiátricas que tengan personal significativo, familia y costes sociales. Los tratamientos actuales han limitado eficacia en muchos pacientes que destacaban una necesidad de nuevos acercamientos terapéuticos de ser explorado. El objeto expuesto de los desordenes de ansiedad marcó comorbity con los desordenes de humor que sugerían la existencia de semejanzas mecánicas. Tal noción es apoyada por observaciones que algunas farmacoterapias convencionales son ambos antidepresivos y anxiolíticos eficaces. Como tal, dado que la suplementación de omega-3 PUFA puede ser eficaz en el tratamiento del desorden depresivo importante lo es razonable proponer que pueden también poseer propiedades del anxiolítico. Los datos experimentales en apoyo de tal hipótesis están careciendo actualmente aunque la abundancia reducida de omega-3 PUFA se haya divulgado en pacientes con ansiedad, mientras que la suplementación con omega-3 PUFA aparece inhibir la activación del eje de HPA y puede mejorar algunos de los síntomas de la ansiedad. Las investigaciones clínicas realizadas hasta la fecha, sin embargo, han implicado a una pequeña cantidad de participantes. Ensayos más grandes usando una variedad de especies de omega-3 PUFA en pacientes clínico bien definidos con ansiedad serán requeridos para demostrar un papel terapéutico de omega-3 PUFA en estos desordenes. Dado el perfil excelente del efecto secundario de omega-3 PUFA así como su análisis razonado teórico fuerte, tales ensayos futuros aparecen justificados.

Ácidos grasos esenciales de Leukot de las prostaglandinas. 2009 noviembre-diciembre; 81 (5-6): 309-12