Venta del cuidado de piel de Life Extension

Extractos

Life Extension revista noviembre de 2011
Extractos

Aceite del camarón antártico

Camarón antártico para el consumo humano: valor alimenticio y subsidios por enfermedad del potencial.

El camarón antártico crustáceo marino (Euphausiacea de la orden) no ha sido una comida tradicional en la dieta humana. La aceptación pública del camarón antártico para el consumo humano dependerá en parte de su valor nutritivo. El objetivo de este artículo es evaluar el valor nutritivo y las subsidios por enfermedad del potencial del camarón antártico, una fuente abundante de la comida con alto valor alimenticio y una variedad de compuestos relevantes a la salud humana. El camarón antártico es una fuente rica de proteína de alta calidad, con la ventaja sobre otras proteínas animales de ser bajo en gordo y una fuente rica de los ácidos grasos omega-3. Los niveles antioxidantes en camarón antártico son más altos que en pescados, el sugerir se beneficia contra daño oxidativo. Finalmente, la basura generada por el proceso del camarón antártico en productos comestibles se puede desarrollar en productos de valor añadido.

Rev. el 2007 de Nutr de febrero; 65(2): 63-77

La suplementación de la dieta con aceite del camarón antártico protege contra artritis reumatoide experimental.

Aunque la eficacia del aceite de pescado estándar haya sido el tema de la investigación en artritis, el efecto del aceite del camarón antártico en esta enfermedad tiene todavía ser investigado. El objetivo del actual estudio era evaluar una preparación estandardizada del aceite y del aceite de pescado del camarón antártico en un modelo animal para la artritis. MÉTODOS: los ratones susceptibles Colágeno-inducidos DBA/1 de la artritis eran ad libitum acceso proporcionado a una dieta o a dietas del control complementados con aceite del camarón antártico o aceite de pescado en el estudio. Había 14 ratones en cada uno de los 3 grupos del tratamiento. El nivel de EPA + DHA era 0,44 g/100 g en la dieta del aceite del camarón antártico y 0,47 g/100 g en la dieta del aceite de pescado. La severidad de la artritis era resuelta usando un sistema de calificación clínico. Las juntas de la artritis eran analizadas por la histopatología y calificadas. Las muestras del suero fueron obtenidas en el final del estudio y los niveles de IL-1alpha, de IL-1beta, de IL-7, de IL-10, de IL-12p70, de IL-13, de IL-15, de IL-17 y de TGF-beta fueron determinados por un sistema de ensayo de Luminex. RESULTADOS: El consumo de aceite del camarón antártico y de dieta complementada redujo perceptiblemente las cuentas de la artritis y la hinchazón trasera de la pata cuando estaba comparado a una dieta del control no complementado con EPA y el DHA. Sin embargo, la cuenta de la artritis durante la última fase del estudio fue reducida solamente perceptiblemente después de la administración del aceite del camarón antártico. Además, los ratones alimentaron la infiltración más baja demostrada dieta del aceite del camarón antártico de células inflamatorias en la junta y la hiperplasia sinovial de la capa, cuando estaban comparados al control. La inclusión del aceite de pescado y el camarón antártico engrasan en las dietas llevadas a una reducción significativa en cuenta de la histología de la hiperplasia y del total. El aceite del camarón antártico no moduló los niveles de cytokines del suero mientras que el consumo de aceite de pescado aumentó los niveles de IL-1alpha y de IL-13. CONCLUSIONES: El estudio sugiere que el aceite del camarón antártico pueda ser una estrategia de intervención útil contra las muestras clínicas e histopatológicas de la artritis inflamatoria.

BMC Musculoskelet Disord. 29 de junio 2010; 11:136

Eficacia y seguridad clínicas de la glucosamina, del sulfato de la condroitina, de su combinación, del celecoxib o del placebo llevados la osteoartritis de la invitación de la rodilla: resultados de dos años del PASO.

La osteoartritis de la rodilla (OA) es una causa importante del dolor y de la limitación funcional en más viejos adultos, con todo estudios más a largo plazo del tratamiento médico del OA es limitada. OBJETIVO: Para evaluar la eficacia y la seguridad del sulfato de la glucosamina y de la condroitina (CS), solamente o en la combinación, así como celecoxib y placebo en la rodilla dolorosa OA durante 2 años. MÉTODOS: Un estudio de 24 meses, de doble anonimato, placebo-controlado, conducido en nueve sitios en el ancilario de los E.E.U.U. al ensayo de la intervención de la artritis de la glucosamina/de la condroitina, alistó a 662 pacientes con la rodilla OA que satisfizo los criterios radiográficos (los cambios del grado 2 o 3 de Kellgren/de Lorenzo y anchura común del espacio de la línea de fondo por lo menos de 2 milímetros). Este subconjunto continuó recibiendo su tratamiento seleccionado al azar: magnesio de la glucosamina 500 tres veces diarias, magnesio del CS 400 tres veces diarias, la combinación de glucosamina y CS, magnesio del celecoxib 200 diario, o placebo durante 24 meses. El resultado primario era una reducción del 20% en dolor occidental del índice de la osteoartritis de la universidad de Ontario y de McMaster (WOMAC) durante 24 meses. Los resultados secundarios incluyeron medidas de un resultado en respuesta y cambio internacionales de la sociedad de la reumatología/de la investigación de la osteoartritis de la línea de fondo en dolor y la función de WOMAC. RESULTADOS: Comparado con placebo, las probabilidades de alcanzar de una reducción del 20% en dolor de WOMAC eran celecoxib: 1,21, glucosamina: 1,16, combinación glucosamine/CS: 0,83 y CS solamente: 0,69, y no eran estadístico significativos. CONCLUSIONES: Durante 2 años, ningún tratamiento alcanzó una diferencia clínico importante en dolor de WOMAC o la función con respecto a placebo. Sin embargo, la glucosamina y el celecoxib mostraron tendencias beneficiosas pero no significativas. Las reacciones adversas eran similares entre grupos del tratamiento y los eventos adversos serios eran raros para todos los tratamientos.

Ann Rheum Dis. El 2010 de agosto; 69(8): 1459-64

Hyaluronan reduce la inflamación en artritis experimental modulando la expresión del cartílago TLR-2 y TLR-4.

Los estudios anteriores han divulgado esa masa de poco peso molecular ha y favorables de la ha respuestas respectivamente y antiinflamatorias sacadas altamente polimerizadas modulando peaje-como el receptor 4 (TLR-4) y el TLR-2. La activación de TLR-4 y de TLR-2 mediada por la artritis colágeno-inducida (Cia) induce la proteína primaria de la respuesta de la diferenciación mieloide (MyD88) y el factor receptor-asociado 6 (TRAF6) del factor de necrosis de tumor, y extremos con la liberación del N-F-kB que, a su vez, estimula la producción favorable-inflamatoria del cytokine. El objetivo de este estudio era investigar la influencia del peso de molecularidad elevada ha en diversas concentraciones en la modulación TLR-4 y TLR-2 en la Cia en ratones. La artritis fue inducida en ratones vía la inyección intradérmica de una emulsión que contenía el tipo bovino colágeno de II en el coadyuvante de Freund completo. Los ratones fueron tratados con la ha intraperitoneal diariamente por 30 días. La Cia aumentó TLR-4, TLR-2, expresión de MyD88 y de TRAF6 mRNA y la proteína relacionada en el cartílago de juntas artríticas. Los niveles del mRNA y de la proteína relacionada también fueron detectados para la alfa del factor de necrosis de tumor (TNF-α), el interleukin 1 beta (IL-1-β), interleukin-17 (IL-17), la matriz metalloprotease-13 (MMP-13) y el synthase inducible del óxido nítrico (iNOS) en la junta de ratones artríticos. El tratamiento de la ha limitó perceptiblemente incidencia de la Cia y disminuyó todos los parámetros para arriba-regulados por la Cia. La mejora de parámetros bioquímicos también fue apoyada por los niveles histológicos de la ha del análisis, del plasma y del líquido sinovial. Estos resultados sugieren que los TLR-4 y los TLR-2 desempeñen un papel importante en el mecanismo de la artritis y la interacción/el bloque de ha en la masa de molecularidad elevada puede reducir la inflamación y lesión del cartílago.

Acta de Biochim Biophys. El 2011 de sept; 1812(9): 1170-81

El efecto del sulfato de la glucosamina y/o de la condroitina sobre la progresión de la osteoartritis de la rodilla: un informe del ensayo de la intervención de la artritis de la glucosamina/de la condroitina.

OBJETIVO: La osteoartritis (OA) de la rodilla causa morbosidad significativa y el tratamiento médico actual se limita al alivio del síntoma, mientras que las terapias capaces de reducir daño estructural siguen siendo evasivas. Este estudio fue emprendido para evaluar el efecto del sulfato de la glucosamina y de la condroitina (CS), solamente o en la combinación, así como celecoxib y placebo sobre pérdida progresiva de la anchura común del espacio (JSW) en pacientes con la rodilla OA. MÉTODOS: Un estudio de 24 meses, de doble anonimato, placebo-controlado, conducido en 9 sitios en los Estados Unidos como parte del ensayo de la intervención de la artritis de la glucosamina/de la condroitina (PASO), alistó a 572 pacientes con la rodilla OA que los criterios radiográficos satisfechos el grado 2 (de Kellgren/de Lorenzo [K/L] o el grado 3 cambia y JSW por lo menos de 2 milímetros en la línea de fondo). Excluyeron a los pacientes con el compartimiento sobre todo lateral que estrechaba en cualquier momento el punto. Los pacientes que habían sido seleccionados al azar a 1 de los 5 grupos en el PASO continuaron recibiendo el magnesio de la glucosamina 500 3 veces diariamente, magnesio del CS 400 3 veces diariamente, la combinación de glucosamina y CS, diario del magnesio del celecoxib 200, o placebo durante 24 meses. El JSW tibiofemoral intermedio mínimo fue medido en la línea de fondo, 12 meses, y 24 meses. La medida primaria del resultado era el cambio malo en JSW de la línea de fondo. RESULTADOS: La pérdida mala de JSW en 2 años en rodillas con el OA en el grupo del placebo, ajustado según diseño y factores clínicos, era 0,166 milímetros. No se observó ninguna diferencia estadístico significativa en pérdida mala de JSW en cualquier grupo del tratamiento comparado con el grupo del placebo. Los efectos del tratamiento sobre K/L califican 2 rodillas, pero no en rodillas del grado 3 de K/L, mostraron una tendencia hacia la mejora en relación con el grupo del placebo. El poder del estudio fue disminuido por el tamaño de muestra limitado, la variación de la medida de JSW, y una pérdida más pequeño que prevista en JSW. CONCLUSIÓN: En 2 años, ningún tratamiento alcanzó un umbral predefinido de la diferencia clínico importante en pérdida de JSW con respecto a placebo. Sin embargo, las rodillas con K/L califican 2 que el OA radiográfico aparecía tener el potencial más grande para la modificación por estos tratamientos.

Rheum de la artritis. El 2008 de oct; 58(10): 3183-91

Glucosamina, sulfato de la condroitina, y los dos en la combinación para la osteoartritis dolorosa de la rodilla.

FONDO: El sulfato de la glucosamina y de la condroitina se utiliza para tratar osteoartritis. La glucosamina/el ensayo multicentros, de doble anonimato, del placebo y celecoxib-controlada de la intervención de la artritis de la condroitina (PASO) evaluó su eficacia y seguridad como tratamiento para el dolor de la rodilla de la osteoartritis. MÉTODOS: Asignamos aleatoriamente a 1583 pacientes con osteoartritis sintomática de la rodilla para recibir el magnesio 1.500 del diario de la glucosamina, magnesio 1.200 del diario del sulfato de la condroitina, glucosamina y sulfato de la condroitina, el magnesio 200 del diario del celecoxib, o placebo por 24 semanas. El magnesio hasta 4.000 del diario del acetaminophen fue permitido como analgesia del rescate. La asignación era estratificada según la severidad del dolor de la rodilla (suave [N=1229] contra moderado a severo [N=354]). La medida primaria del resultado era una disminución del 20 por ciento del dolor de la rodilla de la línea de fondo a la semana 24. RESULTADOS: La edad media de los pacientes era 59 años, y el 64 por ciento era mujeres. El sulfato total, de la glucosamina y de la condroitina no era perceptiblemente mejor que placebo en la reducción de dolor de la rodilla por el 20%. Con respecto al índice de respuesta al placebo (60,1%), el índice de respuesta a la glucosamina era 3,9 puntos de porcentaje más arriba (P=0.30), el índice de respuesta al sulfato de la condroitina era 5,3% puntos más alto (P=0.17), y el índice de respuesta al tratamiento combinado era 6,5% más altos (P=0.09). El índice de respuesta en el grupo de control del celecoxib era 10,0 puntos de porcentaje más arriba que eso en el grupo de control del placebo (P=0.008). Para los pacientes con dolor moderado-a-severo en la línea de fondo, el índice de respuesta era perceptiblemente más alto con terapia combinada que con el placebo (el 79,2 por ciento contra el 54,3 por ciento, P=0.002). Los eventos adversos eran suaves, infrecuentes, y distribuido uniformemente entre los grupos. CONCLUSIONES: La glucosamina y la condroitina sulfatan solamente o en la combinación no redujeron dolor con eficacia en el grupo total de pacientes con la osteoartritis de la rodilla. Los análisis exploratorios sugieren que la combinación de sulfato de la glucosamina y de la condroitina pueda ser eficaz en el subgrupo de pacientes con dolor moderado-a-severo de la rodilla.

MED de N Inglés J. 23 de febrero 2006; 354(8): 795-808

Efectos del sulfato de la glucosamina y de la condroitina sobre metabolismo del cartílago en el OA: La perspectiva en el otro alimento Partners especialmente los ácidos grasos Omega-3.

La osteoartritis (OA) es una enfermedad de junta degenerativa que es caracterizada aumentando la pérdida de cartílago, remodelado del hueso periarticular, e inflamación de la membrana sinovial. Además del OA común la terapia con antiinflamatorio no esteroideo droga (NSAIDs), el tratamiento con chondroprotectives, tales como sulfato de la glucosamina, sulfato de la condroitina, ácido hialurónico, hidrolizado del colágeno, o los alimentos, tales como antioxidantes y ácidos grasos omega-3 son un acercamiento terapéutico prometedor. Los estudios clínicos numerosos han demostrado que la administración apuntada de microalimentos seleccionados lleva a una reducción más eficaz de los síntomas del OA, con eventos menos adversos. Su acción chondroprotective se puede explicar por un mecanismo dual: (1) como componentes básicos del cartílago y del líquido sinovial, estimulan el proceso anabólico del metabolismo del cartílago; (2) su acción antiinflamatoria puede retrasar muchos procesos catabólicos inflamación-inducidos en el cartílago. Estos dos mecanismos pueden reducir la progresión de la destrucción del cartílago y pueden ayudar a regenerar la estructura común, llevando al dolor reducido y a la movilidad creciente de la junta afectada.

Internacional J Rheumatol. 2011;2011:969012

Un estudio preliminar de los efectos del sulfato de la glucosamina y del sulfato de la condroitina sobre daño focal quirúrgico tratado y no tratado del cartílago.

Los efectos del sulfato de la glucosamina (GS) y del sulfato de la condroitina (CS) sobre la cura del cartílago articular dañado y reparado fueron investigados. Este estudio fue conducido usando 18 conejos blancos de Nueva Zelanda como modelos experimentales. Los defectos focales del cartílago, creados quirúrgico en el cóndilo femoral intermedio, fueron tratados mediante la implantación autóloga del chondrocyte (ACI) o no tratado izquierdo como controles. Los conejos entonces fueron divididos en los grupos que recibieron GS+/-CS o ninguna farmacoterapia. Tres conejos de cada grupo fueron sacrificados en 12 y 24 posts-cirugías de las semanas. Las rodillas disecadas de conejos entonces fueron evaluadas usando la cuantificación gruesa del tejido de la reparación, de los análisis glycosaminoglycan (de la MORDAZA), de los immunoensayos y de las evaluaciones histológicas. Fue observado que, en contraste con sitios no tratados, las superficies de los sitios ACI-reparados aparecían lisas y continuas con el cartílago nativo circundante. El examen histológico demostró una estructura típica del cartílago hialino; con los proteoglycans, el tipo colágeno de II y las mordazas que son expresadas altamente en áreas de reparaciones. La regeneración mejorada de estos sitios de la reparación también fue observada para ser significativa en un cierto plazo (6 meses contra 3 meses) y en los grupos del GS y de GS+CS comparados (sin farmacoterapia) al grupo no tratado. La combinación de ACI y de farmacoterapia (con el sulfato de la glucosamina solamente o con el sulfato de la condroitina) puede probar beneficioso para curar del cartílago dañado, particularmente en relación con defectos focales del cartílago.

Célula Mater del EUR. 15 de marzo 2011; 21:259-71; discusión 270-1

Efecto del sulfato de la glucosamina con o sin los ácidos grasos omega-3 en pacientes con osteoartritis.

INTRODUCCIÓN: Probaron a un total de 177 pacientes con la osteoartritis moderado-a-severa de la cadera o de la rodilla (OA) durante 26 semanas en un dos-centro, con dos brazos, seleccionado al azar, de doble anonimato, estudio de comparación. El objetivo era considerar si una combinación del sulfato de la glucosamina (1500 mg/día) y del ácido eicosapentaenoic poliinsaturado de los ácidos grasos omega-3 (EPA) y del ácido docosahexaenoic (DHA) (grupo A), mostrado la equivalencia (noninferiority) o la superioridad en comparación con el sulfato de la glucosamina solamente (el grupo B). MÉTODOS: La evaluación primaria de la terapia fue realizada usando la cuenta occidental del índice de la artrosis de las universidades de Ontario y de McMaster (WOMAC). En el final del estudio, una reducción en la cuenta del dolor de > o el =20% fue requerida (criterio del objetivo principal) y la diferencia cuantitativa en el dolor, la tiesura, y la función de los subscores de WOMAC era analizada (los criterios de la blanco secundaria). RESULTADOS Y CONCLUSIÓN: Cuando una reducción mínima del dolor de > o el =20% fue elegida, no había diferencia estadístico significativa en el número de respondedores entre los dos grupos (92,2% agrupan A, 94,3% grupos B). Un criterio más alto del respondedor (> o la reducción del =80% en la cuenta del dolor de WOMAC) fue elegido. Por lo tanto, la frecuencia de respondedores mostró una superioridad terapéutica y estadística para el producto de la combinación del sulfato de la glucosamina y de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 en los pacientes que cumplieron con el protocolo del estudio (agrupe Al 44%, grupo B el 32%; P=0.044). Los síntomas del OA (tiesura de la mañana, dolor en caderas y rodillas) fueron reducidos en el final del estudio: por 48.5%-55.6% en el grupo A y por 41.7%-55.3% en el grupo B. La reducción era mayor en el grupo A que en el grupo B. Había una tendencia hacia la superioridad mostrada en los criterios de la blanco secundaria y las variables concurrentes. En la evaluación global de la seguridad, ambos productos se han demostrado para ser muy seguros en el tratamiento a largo plazo durante 26 semanas. A nuestro conocimiento, éste es el primer ensayo clínico en el cual la glucosamina fue dada conjuntamente con los ácidos grasos omega-3 a los pacientes con el OA.

Adv Ther. El 2009 de sept; 26(9): 858-71

Papel de los ácidos grasos poliinsaturados de larga cadena omega-3 en la reducción de factores de riesgo cardiio-metabólicos.

La enfermedad cardiovascular es la causa principal de la mortalidad en muchas naciones económicamente desarrolladas, y su incidencia está aumentando a una tarifa rápida en economías emergentes. Los problemas de la dieta y de forma de vida se asocian de cerca a una miríada de los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular incluyendo los lípidos anormales del plasma, hipertensión, resistencia a la insulina, diabetes y obesidad, sugiriendo que los acercamientos dieta-basados pueden estar de ventaja. Los ácidos grasos de larga cadena-poliinsaturados Omega-3 (ω3 LC-PUFA) se están utilizando cada vez más en la prevención y la gestión de varios factores de riesgo cardiovasculares. Consideran los ω3 y a las familias de ω6 PUFA esenciales, pues el cuerpo humano no puede sí mismo sintetizarlos. La conversión de los dos ácidos grasos del precursor - ácido linoleico (18:2ω6) y ácido α-linoleico (α18: 3ω3) - de estos dos caminos más de largo (≥C (20)) PUFA es ineficaz. Aunque haya una abundancia de ω6 PUFA en el suministro de alimentos; en muchas poblaciones la toma relativa de ω3 LC-PUFA es baja con las autoridades sanitarias que abogan el consumo creciente. El aceite de pescado, rico en (DHA, 22:6ω3) ácidos eicosapentaenoic (EPA, 20:5ω3) y docosahexaenoic, se ha encontrado para causar una reducción modesta en la presión arterial en un nivel de dosis de >3g/d en hypertensives no tratados y tratados. Mientras que una multitud de mecanismos puede contribuir a la presión arterial que baja la acción de ω3 LC-PUFA, la función endotelial vascular mejorada de la célula aparece desempeñar un papel fundamental. Los estudios recientes que evaluaron las ventajas potenciales del aceite de pescado en el tipo-2 diabetes han ayudado a aliviar las inquietudes despertadas en algunos estudios anteriores que utilizaron la dosis relativamente grande (5-8 g/d) y divulgado un empeoramiento del control glycemic. Varios meta-análisis han confirmado que la acción más constante de ω3 LC-PUFA en la resistencia a la insulina y el tipo-2 diabetes es la reducción en triglicéridos. En algunos estudios, el aceite de pescado se ha encontrado para causar una pequeña subida en LDL-colesterol, pero un cambio en el tamaño de partícula de LDL, de la forma más atherogenic más pequeña al tamaño de partícula más grande, menos perjudicial, también se ha observado. ω3 LC-PUFA son moduladores eficaces de la inflamación que acompaña varias anormalidades cardiio-metabólicas. Tomando en la consideración la naturaleza pleiotrópica de sus acciones, puede ser concluido que la suplementación dietética con ω3 LC-PUFA llevará a las mejoras en parámetros cardiio-metabólicos de la salud. Estos ácidos grasos plantean solamente efectos secundarios de menor importancia y más importantemente, no obran recíprocamente al contrario con las medicaciones comunes usadas en la gestión y el tratamiento de la hipertensión, del dyslipidemia, del tipo-2 diabetes, y de la obesidad/del síndrome metabólico, pero a veces trabajan sinérgico, de tal modo proporcionando ventajas cardiovasculares adicionales.

Blancos inmunes de la droga de Endocr Metab Disord. 1 de septiembre 2011; 11(3): 232-46

Los ácidos grasos no saturados se asocian inverso y los ratios n-6/n-3 se relacionan positivamente con los marcadores de la inflamación y de la coagulación en el plasma de adultos al parecer sanos.

FONDO: Los lípidos de la sangre y los niveles inflamatorios de los marcadores se han asociado al desarrollo y a la progresión de la ateroesclerosis. Como la asociación de marcadores inflamatorios con plasma los ácidos grasos no se han evaluado extensivamente y entendido, intentamos investigar las asociaciones entre los ácidos grasos dietéticos y del plasma con los diversos marcadores de la inflamación y de la coagulación. MÉTODOS: La proteína C-reactiva de la alta sensibilidad (hsCRP), interleukin-6 (IL-6), la factor-alfa de la necrosis del tumor (TNF-alfa), el fibrinógeno, y la homocisteina fueron medidos en el suero de 374 disipados, de hombres sanos y de mujeres, seleccionados aleatoriamente de la base de datos del estudio de la Atica. Los ácidos grasos del plasma total fueron determinados por cromatografía de gas. Los ácidos grasos dietéticos fueron evaluados con un FFQ semiquantitativo. RESULTADOS: los análisis de regresión Multi-ajustados revelaron que los ácidos grasos del plasma n-3 fueron asociados inverso a CRP, a IL-6 y a TNF-alfa; los ácidos grasos del plasma n-6 fueron asociados inverso a CRP, a IL-6 y a fibrinógeno; los ácidos grasos monounsaturated fueron asociados inverso a CRP y a IL-6 (todo el p-values<0.05). Interesante, los ratios n-6/n-3 exhibieron las correlaciones positivas más fuertes con todos los marcadores estudiados. No se observó ningunas asociaciones entre los ácidos grasos dietéticos y los marcadores investigados. CONCLUSIONES: Las medidas de los ácidos grasos del plasma total podían proporcionar penetraciones en las relaciones entre la dieta y la enfermedad aterosclerótica. Por otra parte, el ratio n-6/n-3 puede constituir a un calculador de la inflamación y de la coagulación de calidad inferior.

Acta de Clin Chim. 2 de abril 2010; 411 (7-8): 584-91

Los efectos metabólicos del aceite del camarón antártico son esencialmente similares a ésos del aceite de pescado pero en una dosis más baja de EPA y del DHA, en voluntarios sanos.

El propósito del actual estudio es investigar los efectos del aceite y del aceite de pescado del camarón antártico sobre los lípidos del suero y los marcadores de la tensión y de la inflamación oxidativas y evaluarlos si diversas formas moleculares, triacilglicerol y fosfolípidos, de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (PUFAs) influencian el nivel del plasma de EPA y de DHA diferentemente. Cientos trece temas con los niveles totales normales o levemente elevados del colesterol y/o del triglicérido de la sangre fueron seleccionados al azar en tres grupos y dado o seis cápsulas de camarón antártico engrase (N = 36; 3,0 g/day, EPA + DHA = magnesio 543) o tres cápsulas de aceite de pescado (N = 40; 1,8 g/day, EPA + DHA = magnesio 864) diario por 7 semanas. Un tercer grupo no recibió ninguna suplementación y servido como controles (N = 37). Un aumento significativo en el plasma EPA, DHA, y DPA fue observado en los temas complementados con n-3 PUFAs con respecto a los controles, pero no había diferencias significativas en los cambios en n-3 un de los PUFAs entre el aceite de pescado y los grupos del aceite del camarón antártico. No se observó ningunas diferencias estadístico significativas en cambios en lípidos uces de los del suero o los marcadores de la tensión oxidativa y la inflamación entre los grupos de estudio. El aceite y el aceite de pescado del camarón antártico representan así fuentes dietéticas comparables de n-3 PUFAs, incluso si la dosis de EPA + del DHA en el aceite del camarón antártico era 62,8% de eso en el aceite de pescado.

Lípidos. El 2011 de enero; 46(1): 37-46

La suplementación de la dieta con aceite del camarón antártico protege contra artritis reumatoide experimental.

FONDO: Aunque la eficacia del aceite de pescado estándar haya sido el tema de la investigación en artritis, el efecto del aceite del camarón antártico en esta enfermedad tiene todavía ser investigado. El objetivo del actual estudio era evaluar una preparación estandardizada del aceite y del aceite de pescado del camarón antártico en un modelo animal para la artritis. MÉTODOS: los ratones susceptibles Colágeno-inducidos DBA/1 de la artritis eran ad libitum acceso proporcionado a una dieta o a dietas del control complementados con aceite del camarón antártico o aceite de pescado en el estudio. Había 14 ratones en cada uno de los 3 grupos del tratamiento. El nivel de EPA + DHA era 0,44 g/100 g en la dieta del aceite del camarón antártico y 0,47 g/100 g en la dieta del aceite de pescado. La severidad de la artritis era resuelta usando un sistema de calificación clínico. Las juntas de la artritis eran analizadas por la histopatología y calificadas. Las muestras del suero fueron obtenidas en el final del estudio y los niveles de IL-1alpha, de IL-1beta, de IL-7, de IL-10, de IL-12p70, de IL-13, de IL-15, de IL-17 y de TGF-beta fueron determinados por un sistema de ensayo de Luminex. RESULTADOS: El consumo de aceite del camarón antártico y de dieta complementada redujo perceptiblemente las cuentas de la artritis y la hinchazón trasera de la pata cuando estaba comparado a una dieta del control no complementado con EPA y el DHA. Sin embargo, la cuenta de la artritis durante la última fase del estudio fue reducida solamente perceptiblemente después de la administración del aceite del camarón antártico. Además, los ratones alimentaron la infiltración más baja demostrada dieta del aceite del camarón antártico de células inflamatorias en la junta y la hiperplasia sinovial de la capa, cuando estaban comparados al control. La inclusión del aceite de pescado y el camarón antártico engrasan en las dietas llevadas a una reducción significativa en cuenta de la histología de la hiperplasia y del total. El aceite del camarón antártico no moduló los niveles de cytokines del suero mientras que el consumo de aceite de pescado aumentó los niveles de IL-1alpha y de IL-13. CONCLUSIONES: El estudio sugiere que el aceite del camarón antártico pueda ser una estrategia de intervención útil contra las muestras clínicas e histopatológicas de la artritis inflamatoria.

BMC Musculoskelet Disord. 29 de junio 2010; 11:136

El aceite de pescado, pero no el aceite de linaza, disminuye la inflamación y previene la disfunción cardiaca sobrecarga-inducida presión.

OBJETIVOS: Los estudios clínicos sugieren que la toma de los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 (omega-3 PUFA) pueda bajar la incidencia del paro cardíaco. La suplementación dietética con omega-3 PUFA ejerce los efectos metabólicos y antiinflamatorios que podrían prevenir la patología del ventrículo izquierdo (LV); sin embargo, es confuso si estos efectos ocurren en las dosis clínico relevantes y si hay diferencias entre omega-3 PUFA de los pescados [ácido eicosapentaenoic (EPA) y ácido docosahexaenoic (el DHA)] y fuentes vegetales [ácido alfa-linolenic (ALA)]. MÉTODOS Y RESULTADOS: Evaluamos el desarrollo del LV que remodelaba y la patología en ratas sujetó a las bandas aórticas tratadas con omega-3 PUFA sobre una gama de la dosis que atravesó la toma de los seres humanos que tomaban suplementos de omega-3 PUFA. Las ratas fueron alimentadas una comida estándar o dietas complementadas con EPA+DHA o el ALA en 0,7, 2,3, o el 7% de toma de la energía. Sin la suplementación, las bandas aumentaron la masa del LV y fin-sistólico aórticos y - los volúmenes diastólicos. La suplementación del ALA tenía poco efecto sobre el remodelado y la disfunción del LV. En cambio, la dosis-dependiente de EPA+DHA aumentó EPA y DHA, ácido araquidónico disminuido en fosfolípidos cardiacos de la membrana, y prevenido el aumento en el LV fin-diastólico y - los volúmenes sistólicos. EPA+DHA dio lugar a un aumento dosis-dependiente en el adiponectin antiinflamatorio del adipokine, y había una correlación fuerte entre la prevención de la ampliación de la cámara del LV y los niveles del plasma de adiponectin (r = -0,78). La suplementación con EPA+DHA tenía efectos antis-aggregatory y antiinflamatorios según lo evidenciado por disminuciones del tromboxano urinario B (2) y factor-alfa de la necrosis del tumor del suero. CONCLUSIÓN: Suplementación dietética con omega-3 PUFA derivado de pescados, pero no de las fuentes vegetales, adiponectin creciente del plasma, inflamación suprimida, y remodelado y disfunción cardiacos prevenidos bajo condiciones de sobrecarga de la presión.

Cardiovasc Res. 1 de febrero 2009; 81(2): 319-27