Venta estupenda del análisis de sangre de Life Extension

Extractos

Life Extension revista mayo de 2011
Extractos

Aspirin

Efecto de aspirin diario sobre el riesgo a largo plazo de muerte debido al cáncer: análisis de datos pacientes individuales de ensayos aleatorizados.

FONDO: El tratamiento con aspirin diario por 5 años o reduce más de largo riesgo subsiguiente de cáncer colorrectal. Varias líneas de pruebas sugieren que aspirin pudiera también reducir el riesgo de otros cánceres, particularmente del aparato gastrointestinal, pero la prueba en hombre está careciendo. Estudiamos las muertes debido al cáncer durante y después de ensayos aleatorizados de aspirin diario contra el control hecho originalmente para la prevención de eventos vasculares. MÉTODOS: Utilizamos datos pacientes individuales de todos los ensayos aleatorizados de aspirin diario contra ningún aspirin con la duración mala del tratamiento de ensayo programado de 4 años o más largo para determinar el efecto de la asignación a aspirin sobre el riesgo de muerte del cáncer en relación con la duración programada del tratamiento de ensayo para los cánceres gastrointestinales y no-gastrointestinales. En tres ensayos BRITÁNICOS grandes, la continuación a largo plazo del posts-ensayo de pacientes individuales fue obtenida de registros de las partidas y del cáncer de defunción. RESULTADOS: En ocho ensayos elegibles (25.570 pacientes, 674 muertes del cáncer), la asignación a aspirin redujo la muerte debido al cáncer (ratio reunido de las probabilidades [O] 0·79, CI 0 del 95%·68-0·92, p=0·003). En el análisis de los datos pacientes individuales, que estaban disponibles a partir de siete ensayos (23.535 pacientes, 657 muertes del cáncer), la ventaja era evidente solamente después que la continuación de 5 años (todos los cánceres, ratio del peligro [hora] 0·66, 0·50-0·87; cánceres gastrointestinales, 0·46, 0·27-0·77; ambos p=0·003). El riesgo de 20 años de la muerte del cáncer (1.634 muertes en 12.659 pacientes en tres ensayos) seguía siendo más bajo en los grupos de aspirin que en los grupos de control (todos los cánceres sólidos, hora 0·80, 0·72-0·88, p<0·0001; cánceres gastrointestinales, 0·65, 0·54-0·78, p<0·0001), y ventaja creciente (interacción p=0·01) con la duración programada del tratamiento de ensayo (≥7·5 años: todos los cánceres sólidos, 0·69, 0·54-0·88, p=0·003; cánceres gastrointestinales, 0·41, 0·26-0·66, p=0·0001). El período latente antes de que un efecto sobre muertes fuera cerca de 5 años para esofágico, pancreático, el cerebro, y el cáncer de pulmón, pero fue retrasado más para el cáncer del estómago, colorrectal, y de próstata. Para el pulmón y el cáncer esofágico, la ventaja fue confinada a las adenocarcinomas, y el efecto total sobre el riesgo de 20 años de muerte del cáncer era el más grande para las adenocarcinomas (hora 0·66, 0·56-0·77, p<0·0001). La ventaja estaba sin relación a la dosis de aspirin (magnesio 75 hacia arriba), al sexo, o a fumar, pero aumentado con la reducción absoluta de la edad- en el riesgo de 20 años de la muerte 7 que alcanzaban del cáncer·el 08% (2·42-11·74) a la edad de 65 años años y más viejos. INTERPRETACIÓN: Aspirin diario redujo las muertes debido a varios cánceres comunes durante y después de los ensayos. La ventaja creciente con la duración del tratamiento y era constante a través de las diversas poblaciones del estudio. Estos hallazgos tienen implicaciones para las directrices sobre el uso de aspirin y para entender de la carcinogénesis y de su susceptibilidad a la intervención de la droga.

Lanceta. 1 de enero 2011; 377(9759): 31-41

Efecto a largo plazo de aspirin sobre incidencia y mortalidad colorrectales del cáncer: continuación 20-year de cinco ensayos aleatorizados.

FONDO: la Alto-dosis aspirin (magnesio ≥500 diario) reduce incidencia a largo plazo del cáncer colorrectal, pero efectos nocivos pudo limitar su potencial para la prevención a largo plazo. La eficacia a largo plazo de dosis más bajas (magnesio 75-300 diario) es desconocida. Evaluamos los efectos de aspirin sobre la incidencia y la mortalidad debido al cáncer colorrectal en relación con dosis, a la duración del tratamiento, y al sitio del tumor.

MÉTODOS: Seguimos cuatro ensayos aleatorizados de aspirin contra control en (ensayo bajo de la dosis de Aspirin del sueco, ensayo de UK-TIA Aspirin) la prevención primaria (ensayo de la prevención de la trombosis, británicos doctor a Aspirin Trial) y secundaria de eventos vasculares y un ensayo de diversas dosis de aspirin (holandés TIA Aspirin Trial) y establecimos el efecto de aspirin sobre riesgo de cáncer colorrectal durante 20 años durante y después de los ensayos por el análisis de datos pacientes individuales reunidos. RESULTADOS: En los cuatro ensayos de aspirin contra el control (duración mala del tratamiento programado 6·0 años), 391 (2·el 8%) de 14 033 pacientes tenían cáncer colorrectal durante una continuación mediana de 18·3 años. La asignación a aspirin redujo el riesgo de 20 años de cáncer de colon (ratio del peligro de la incidencia [hora] 0·76, 0·60-0·96, p=0·02; mortalidad hora 0·65, 0·48-0·88, p=0·005), pero cáncer no rectal (0·90, 0·63-1·30, p=0·58; 0·80, 0·50-1·28, p=0·35). Donde estaban disponibles los datos del subsite, aspirin redujo el riesgo de cáncer de los dos puntos próximos (0·45, 0·28-0·74, p=0·001; 0·34, 0·18-0·66, p=0·001), pero no los dos puntos distales (1·10, 0·73-1·64, p=0·66; 1·21, 0·66-2·24, p=0·54; para la diferencia p=0 de la incidencia·04, para la diferencia p=0 de la mortalidad·01). Sin embargo, la ventaja aumentó con la duración programada del tratamiento, de tal que asignación a aspirin de 5 años o de un riesgo reducido más largo de cáncer de colon próximo en el cerca de 70% (0·35, 0·20-0·63; 0·24, 0·11-0·52; ambos p<0·0001) y riesgo también reducido del cáncer rectal (0·58, 0·36-0·92, p=0·02; 0·47, 0·26-0·87, p=0·01). No había aumento en ventaja en las dosis del mayor magnesio de 75 de aspirin diario, con una reducción absoluta de 1·el 76% (0·61-2·91; p=0·001) en riesgo de 20 años de cualquier cáncer colorrectal fatal después de 5 años programaron el tratamiento con el diario del magnesio 75-300. Sin embargo, el riesgo de cáncer colorrectal fatal era más alto en el magnesio 30 contra el magnesio 283 diario en la continuación a largo plazo del ensayo holandés de TIA (ratio 2 de las probabilidades·02, 0·70-6·05, p=0·15). INTERPRETACIÓN: Aspirin tomado por varios años en las dosis por lo menos del magnesio 75 redujo diariamente incidencia a largo plazo y la mortalidad debido al cáncer colorrectal. La ventaja era la más grande para los cánceres de los dos puntos próximos, que no son prevenidos de otra manera con eficacia defendiendo con sigmoidoscopy o colonoscopia.

Lanceta. 20 de noviembre 2010; 376(9754): 1741-50

Efecto de aspirin sobre riesgo a largo plazo de cáncer colorrectal: pruebas constantes de estudios seleccionados al azar y de observación.

FONDO: Los ensayos aleatorizados han mostrado que aspirin reduce el riesgo a corto plazo de adenomas colorrectales periódicos en pacientes con una historia de adenomas o del cáncer, pero los ensayos grandes no han mostrado ningún efecto en la prevención primaria del cáncer colorrectal durante la continuación de 10 años. Sin embargo, el retraso del desarrollo temprano del adenoma a la presentación con el cáncer es por lo menos 10 años. Apuntamos evaluar el efecto más a largo plazo de aspirin sobre la incidencia de cánceres. MÉTODOS: Estudiamos el efecto de aspirin en dos ensayos aleatorizados grandes con la continuación confiable del posts-ensayo por más de 20 años: los doctores Aspirin Trial de británicos (N=5,139, dos tercios asignó 500 el magnesio aspirin por 5 años, un tercero para abrir control) y ensayo de UK-TIA Aspirin (N=2,449, dos tercios asignó 300 el magnesio o 1.200 el magnesio aspirin por 1-7 años, un tercer control del placebo). También hicimos un comentario sistemático de todos los estudios de observación relevantes para establecer si las asociaciones eran constantes con los resultados de los ensayos aleatorizados y, si es así qué se podría concluir sobre los efectos probables de la dosis y de la regularidad del uso de aspirin, otras drogas antiinflamatorias no-esteroidales (NSAID), y el efecto de características pacientes. RESULTADOS: En los ensayos aleatorizados, la asignación a aspirin redujo la incidencia del cáncer colorrectal (reunido la hora 0,74, ci 0.56-0.97, p=0.02 del 95% total; 0,63, 0.47-0.85, p=0.002 si aspirin asignado por 5 años o más). Sin embargo, este efecto fue considerado solamente después de un estado latente de 10 años (años 0-9: 0,92, 0.56-1.49, p=0.73; años 10-19: 0,60, 0.42-0.87, p=0.007), eran dependientes en la duración del tratamiento y de la conformidad de ensayo programados, y eran los 10-14 años más grandes después de que distribución aleatoria en los pacientes que habían tenido tratamiento de ensayo programado de 5 años o más (0,37, 0.20-0.70, p=0.002; 0,26, 0.12-0.56, p=0.0002, si es obediente). No se registró ningún efecto significativo sobre la incidencia de cánceres no-colorrectales (1,01, 0.88-1.16, p=0.87). En 19 estudios del caso-control (20 815 casos) y 11 estudios ficticios (1 136 110 individuos), uso regular de aspirin o NSAID fue asociado constantemente a un riesgo reducido del cáncer colorrectal, especialmente uso posterior por 10 años o más, sin diferencia entre el aspirin y el otro NSAIDs, o en relación con edad, sexo, raza, o los antecedentes familiares, sitio o agresividad del cáncer, o cualquier reducción en efecto evidente con el uso por 20 años o más. Sin embargo, una asociación constante fue considerada solamente con el uso del magnesio 300 o más de aspirin al día, con los resultados disminuidos y contrarios para dosis más bajas o menos frecuentes. INTERPRETACIÓN: El uso del magnesio 300 o más de aspirin al día por cerca de 5 años es eficaz en la prevención primaria del cáncer colorrectal en ensayos controlados seleccionados al azar, con un estado latente de cerca de 10 años, que es constante con hallazgos de estudios de observación. La continuación a largo plazo se requiere de otros ensayos aleatorizados establecer los efectos de dosis más bajas o menos frecuentes de aspirin.

Lanceta. 12 de mayo 2007; 369(9573): 1603-13

Bajo-dosis aspirin en la prevención primaria del cáncer: el estudio de la salud de las mujeres: un ensayo controlado seleccionado al azar.

CONTEXTO: La investigación básica y las pruebas así como los resultados de observación de ensayos de la repetición del pólipo de los dos puntos sugieren un papel de aspirin en el chemoprevention del cáncer. OBJETIVO: Para examinar el efecto de aspirin sobre el riesgo de cáncer entre mujeres sanas. DISEÑO, AJUSTE, Y PARTICIPANTES: En el estudio de la salud de las mujeres, un ensayo factorial seleccionado al azar 2 x 2 de aspirin y la vitamina E conducida entre septiembre de 1992 y marzo de 2004, las 39.876 mujeres de los E.E.U.U. envejecidas por lo menos 45 años e inicialmente sin la historia anterior del cáncer, la enfermedad cardiovascular, o la otra enfermedad crónica importante fueron asignados para recibir aspirin o el placebo de aspirin y seguidos aleatoriamente para una media de 10,1 años. INTERVENCIÓN: Una dosis del magnesio 100 de aspirin (n=19,934) o del placebo de aspirin (n=19,942) administró cada otro día. MEDIDAS PRINCIPALES DEL RESULTADO: Cáncer invasor nuevamente diagnosticado confirmado en cualquier sitio, a excepción del cáncer de piel del nonmelanoma. La incidencia del cáncer del pecho, colorrectal, y de pulmón era puntos secundarios del extremo. RESULTADOS: No se observó ningún efecto de aspirin sobre cáncer total (n = 2.865; riesgo relativo [RR], 1,01; intervalo de confianza del 95% [ci], 0.94-1.08; P = .87), cáncer de seno (n = 1.230; RR, 0,98; Ci del 95%, 0.87-1.09; P = .68), cáncer colorrectal (n = 269; RR, 0,97; Ci del 95%, 0.77-1.24; P = .83), o cáncer de cualquier otro sitio, a excepción del cáncer de pulmón para el cual había una tendencia hacia la reducción en riesgo (n = 205; RR, 0,78; Ci del 95%, 0.59-1.03; P = .08). No había tampoco reducción en la mortalidad del cáncer o total (n = 583; RR, 0,95; Ci del 95%, 0.81-1.11; P = .51) o por el sitio, a excepción de la mortalidad del cáncer de pulmón (n = 140; RR, 0,70; Ci del 95%, 0.50-0.99; P = .04). No se encontró ningunas pruebas de efectos diferenciados de aspirin por tiempo de la continuación o de la interacción con la vitamina E. CONCLUSIONES: Los resultados de este ensayo en grande, a largo plazo sugieren que lo haga el uso del día del suplente de la bajo-dosis aspirin (magnesio 100) por 10 años medios de tratamiento no más poco arriesgado del total, pecho, colorrectal, u otros cánceres sitio-específicos. Un efecto protector sobre cáncer de pulmón o una ventaja de dosis más altas de aspirin no puede ser eliminado.

JAMA. 6 de julio 2005; 294(1): 47-55

Chemoprevention de Aspirin del cáncer gastrointestinal en la década próxima. Un comentario de las pruebas.

Junto, los cánceres gastrointestinales (del SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO) ahora explican el 25% de muertes neoplásticas en el oeste. En Polonia, las tarifas del cáncer del SOLDADO ENROLLADO EN EL EJÉRCITO son probables aumentar más lejos pues progresa el westernization. Dado que las terapias convencionales del cáncer han hecho solamente reducciones modestas en mortalidad del cáncer, hay un gran interés en el chemoprevention de prevenir o de reducir la transformación mala de lesiones premalignas. Las presiones financieras en el futuro inmediato requieren los criterios aún más rigurosos para los agentes chemopreventive - deben ser baratas pero también seguro y eficaz. A este respecto, varios comentarios han indicado que aspirin posee muchas calidades favorables para el chemoprevention. Además, los meta-análisis indican que aspirin puede disminuir el cáncer por el aproximadamente 30%. Varios ensayos clínicos grandes están en curso, incluyendo el aspecto (Aspirin y ensayo de Esomeprazole Chemoprevention) ese los objetivos no sólo prevenir el cáncer pero también disminuir los efectos secundarios gástricos combinando aspirin con las drogas de ácido-supresión potentes. En conclusión, si será aspirin el primer agente chemopreventive probado del mundo es actualmente desconocido pero las miradas de las pruebas esperanzadas.

Pol Arch Med Wewn. El 2010 de oct; 120(10): 407-12

Aspirin, salicilatos, y cáncer.

Las pruebas de una amplia gama de fuentes sugieren que los individuos que tomaban aspirin y las drogas antiinflamatorias no-esteroidales relacionadas hayan reducido riesgo de cáncer grande del intestino. El trabajo en animales apoya la reducción del cáncer con aspirin, pero ningunos ensayos clínicos seleccionados al azar largo plazo existen en seres humanos, y la distribución aleatoria sería ético inaceptable porque la protección vascular tendría que ser negada a una proporción de los participantes. Sin embargo, los ensayos oportunistas de aspirin, diseñados para probar la protección vascular, proporcionan un ciertas pruebas de una reducción en cáncer, pero sólo después por lo menos de 10 años. Resumimos las pruebas de la ventaja potencial de aspirin y de salicilatos naturales en la prevención de cáncer. Los mecanismos posibles de la acción y de las direcciones para el trabajo adicional se discuten, y las implicaciones para la práctica clínica se consideran.

Lanceta. 11 de abril 2009; 373(9671): 1301-9

Asociación protectora de aspirin/NSAIDs y cáncer del esófago: un comentario y un meta-análisis sistemáticos.

FONDO Y OBJETIVOS: Los carcinomas del esófago tienen altas tarifas de fatalidad, haciendo agentes del chemoprevention deseables. Realizamos un comentario sistemático con el meta-análisis de estudios de observación que evaluaban la asociación de aspirin/del uso de la droga del antiinflamatorio no esteroideo (NSAID) y del cáncer del esófago. MÉTODOS: Evaluamos el MEDLINE, los BÍOS, y el Web de las bases de datos electrónicas de la ciencia (1980-2001); revisó manualmente la literatura; y consultado con los expertos. Los estudios eran incluidos si ellos: (1) exposición evaluada a NSAIDs, a aspirin, o a ambos; (2) cáncer del esófago evaluado; y (3) riesgos o ratios relativos divulgados de las probabilidades o con tal que datos para su cálculo. Los datos fueron resumidos independientemente por 2 investigadores. Los análisis primarios y de sensibilidad utilizaron los modelos fijada y de los al azar-efectos. RESULTADOS: Nueve estudios (cohorte 2, control de caso 7) conteniendo 1.813 casos del cáncer fueron identificados. Todas las estimaciones sumarias primarias eran homogéneas. La reunión estadística mostró una asociación protectora entre cualquier uso de aspirin/NSAID y cáncer del esófago (ratio de las probabilidades [O] = 0,57; intervalo de confianza del 95% [ci], 0.47-0.71). Ambos intermitentes (O = 0,82; Los ci, 0.67-0.99) y uso frecuente de la medicación eran protectores (O = 0,54; Ci, 0.43-0.67), con la mayor protección con un uso más frecuente. Estratificado por el tipo de la medicación, el uso de aspirin era protector (O = 0,5; El ci, 0.38-0.66), y NSAIDs tenía una asociación protectora de la frontera (O = 0,75; Ci, 0.54-1.0). Cualquier uso era protector contra ambos adenocarcinoma del esófago (O = 0,67; Ci, 0.51-0.87) y carcinoma de células escamosas (O = 0,58; Ci, 0.43-0.78). CONCLUSIONES: Los resultados reunidos apoyan una asociación protectora entre aspirin y NSAIDs y el cáncer del esófago (de ambos tipos histológicos) y proporcionan las pruebas para un efecto de la dosis. Estos hallazgos apoyan la evaluación de estos agentes en ensayos clínicos de pacientes de alto riesgo.

Gastroenterología. El 2003 de enero; 124(1): 47-56

Aspirin y riesgo de cáncer: un comentario sumario a 2007.

Aspirin se ha asociado a un riesgo reducido de cáncer colorrectal y-basado en limitado prueba-a los cánceres del esófago, del estómago, del pecho, del ovario y del pulmón. El papel de aspirin en otros cánceres, tales como cáncer pancreático, de la próstata y de vejiga y linfomas y mieloma no--Hodgkin's está menos claro, y un aumento del riesgo se ha sugerido para el cáncer del riñón. Para la mayoría de los sitios del cáncer, sin embargo, la heterogeneidad significativa entre los estudios, y particularmente entre el diseño del estudio, fue encontrada, con una reducción en el riesgo generalmente más fuerte en caso-control estudia que en cohorte unas.

Cáncer reciente Res de los resultados. 2009;181:231-51

Uso a largo plazo de aspirin y de cáncer total, de alto grado, regionalmente avanzado y mortal del riesgo de próstata en una cohorte anticipada de los profesionales de salud, 1988-2006.

Los estudios experimentales sugieren que un papel de aspirin en el chemoprevention del cáncer de próstata y de las pruebas epidemiológicas apoye una asociación inversa modesta entre el uso de aspirin y el riesgo de cáncer regulares de próstata, especialmente para la enfermedad avanzada. En un estudio ficticio anticipado de 51.529 profesionales de salud envejeció 40-75 años en la línea de fondo, nosotros evaluó el uso a largo plazo y de la incidencia del cáncer del total, de alto grado (Gleason 8-10, n=488), regionalmente a partir de 1988-2006 avanzado (T3b-T4 o N1, n=228) y mortal de próstata (M1, metástasis huesudas o muerte del cáncer de próstata, n=580) de aspirin. Utilizamos la regresión proporcional de los peligros de $cox para evaluar el riesgo asociado a la frecuencia (días por semana), a la cantidad (tabletas/semana), al recency y a la duración del uso de aspirin después del ajuste multivariable para los factores de confusión y a otros calculadores del riesgo de cáncer de próstata. Diagnosticaron a un total de 4.858 hombres con el cáncer de próstata durante el período del estudio de 18 años. Los hombres que toman la adulto-fuerza aspirin del ≥ 2 hacen tabletas una semana tenían un 10% más poco arriesgado del cáncer de próstata (p-for-trend=0.02). Para el cáncer regionalmente avanzado, no observamos ninguna asociación significativa con el uso de aspirin. Para la enfermedad de alto grado y mortal, los hombres que tomaban a ≥ 6 tabletas/semana de la adulto-fuerza experimentaron reducciones similares en el riesgo (HR=0.72 (ci del 95%: 0,54, 0,96) y HR=0.71 (ci del 95%: 0.50, 1.00)). Los acercamientos analíticos a dirigir en diagonal de una investigación más frecuente del PSA entre los usuarios de aspirin no rindieron diversas conclusiones. Observamos reducciones en el riesgo de cáncer de próstata de alto grado y mortal asociado a dosis más altas de aspirin, pero no a mayor frecuencia o duración, en una cohorte grande, anticipada de los profesionales de salud. Nuestros datos apoyan observaciones anteriores de asociaciones inversas modestas con el cáncer de próstata avanzado.

Cáncer de la internacional J. 2 de diciembre 2010

Uso de aspirin y de otras medicaciones antiinflamatorias nonsteroidal en relación con riesgo de cáncer de próstata.

El interés reciente se ha centrado en el papel que la inflamación puede desempeñar en el desarrollo del cáncer de próstata y si el uso de aspirin o de otras drogas antiinflamatorias nonsteroidal (NSAIDs) afecta a riesgo. En caso-control sobre la base de la población un estudio diseñó investigar la relación entre estas medicaciones y el riesgo de cáncer de próstata, los datos detallados de la exposición era analizado a partir de 1.001 cajas diagnosticadas con el cáncer de próstata entre el 1 de enero de 2002 y el 31 de diciembre de 2005, y de 942 controles de edad comparable de rey County, Washington. Una reducción significativa del 21% en el riesgo de cáncer de próstata fue observada entre usuarios actuales de aspirin comparó con los no utilizadores (intervalo de confianza del 95% (ci): 0.65, 0.96). Uso a largo plazo de aspirin (años >5: ratio de las probabilidades = 0,76, ci del 95%: 0,61, 0,96) y uso diario de la bajo-dosis aspirin (ratio de las probabilidades = 0,71, ci del 95%: 0,56, 0,90) también fueron asociados a riesgo disminuido. No había pruebas que la asociación con el uso de aspirin variado por agresividad de la enfermedad, pero allí era la modificación del efecto (P (interacción) = 0,02) con una variante genética en el synthase 2 (PTGS2) (rs12042763) de la prostaglandina-endoperóxido. El riesgo de cáncer de próstata no fue relacionado con el uso del nonaspirin NSAIDs o del acetaminophen. Estos resultados contribuyen otras pruebas que aspirin puede tener actividad chemopreventive contra cáncer de próstata y destacar la necesidad de la investigación adicional.

J Epidemiol. 1 de septiembre 2010; 172(5): 578-90